Vicisitud & Sordidez

6
Cualquier persona asocia el término “sordidez” con la imagen de un viejo que, en un bar portuario, mete mano a los chavalucos que están jugando al futbolín. Bueno, con esa imagen o con otra parecida. No, pensándolo mejor, vivo en el convencimiento de que todo el mundo piensa en pederastas portuarios a la hora de visualizar la sordidez. En qué si no.

Bueno, pues éste no es mi caso. Como persona portuaria que soy, prefiero obviar la existencia del futbolín y considerar la sordidez como la expresión máxima de la alegría de vivir. O, por lo menos, de tomarnos nuestra lamentable existencia con alegría.

Vean a continuación este vídeo que expresa a la perfección la esencia de lo que yo entiendo por sordidez:




“The hair, the look, the attitude”… Es todo tan gozosamente sórdido. ¿Os seducen los efectos de vídeo? ¿La convicción con la que Mr. T expresa su loable mensaje? Bien, toda la vergüenza ajena experimentada es la conclusión de la experiencia de la sordidez.

Otro ejemplo. Véase esta foto del Fary. Si la lección de Mr. T ha quedado suficientemente clara, lo único que se puede exclamar ante tal visión es un mayestático “¡SÓRDIDO!”. Los ejemplos no tienen fin: Mayra Gómez Kemp en topless, Aznar en pareo, el video de Ricardo Bofill “Chabeli: enamorada”, el álbum de fotos familiares ochenteras de las infantas… Pero cuidado, ésta es sólo una de las formas más evidente de la sordidez. Hay muchas más. Por ejemplo, ¿cómo definiríais los tapetes de encaje encima de los sofás y televisores de tu salón (no me engañéis, todos hemos convivido con ellos)? Bien, la palabra es “Sórdido”. ¿Los pantalones a la altura del sobaco, cual actor porno alemán? ¿Jugar al bingo? O mejor aún ¿Despertar en la cama de un hospital y pronunciar “¡bingo!” como forma de vuelta a la consciencia? Creo que ya nos vamos entendiendo... Por supuesto, podemos descender al matiz y negarle el beneficio de la sordidez a todo aquello ya asimilado por la contracultura – y por la cultura – con apelativos como “camp”, “kitsch”, “serie Z”… La sordidez auténtica, la que vale, la que emociona, no busca el reconocimiento de nadie, simplemente es sórdida porque sí. Cuando Camela emocionan a las masas con su “Corazón Indomable”, cuando Junco proclama en sus hits de gasolinera que querrá a su hijo aún no nacido aunque sea subnormal, no existe ironía, no hay falso cool, sólo sordidez en su máxima y sublime expresión. Bienvenidos a este blog, lugar de celebración de la sordidez cotidiana. Esperemos que también seáis unos sórdidos cum laude. Y si no, al tiempo.

Publicar un comentario en la entrada

La navaja en el ojo dijo... 25 febrero, 2006 16:36

Dirigido a El Fary: ¿Y fuera de la cama no eres, también, un monstruo... de feo?

Schiffo dijo... 27 febrero, 2006 19:46

¡¡Dios mío!! Jamás pude imaginar que darías el gran paso. Dar a conocer a todo el mundo, el valor de una gran palabra: ¡SORDIDO! Que sonido tan peculiar, que evocadora palabra. Conseguirás que pase de ser unicamente célebre a famosa!

Que sepas que pasaras a los anales de la historia, junto con Torbe, maestro freak donde los haya (www.putalocura.com). Echo de menos una sección sórdida, pero sórdida, donde analicemos el movimiento freak con todas sus peculiaridades y aportaciones históricas. Similar a la de grandes mitos de las gasolineras: las casettes de camioneros, ciertos elementos de TVE en los años 80 (cabeceras, ráfagas).

Animo con la página, intentaré aportar mi granito de frikismo para lograr una censura total.

Un abrazo!

Vicisitud y Sordidez dijo... 27 febrero, 2006 19:48

Gracias por el apoyo, Schiffo. Un análisis serio y riguroso del frikismo es uno de los más inminentes proyectos.

Respecto a Torbe, tengo una ínfima historia en común con ese señor que puede que, algún día, aparezca en este blog. Permanezcan en sintonía.

Amor y rock sinfónico.

Anónimo dijo... 15 abril, 2006 13:51

Hola Vicisitud y sordidez.
Alguien me chivo que tenías un blog. Me puse a buscar como un detective, con la única pista, que llevaba una palabra que solías decir a menudo. Y Bingo (jiji)!!! Te encontré. Reconozco allí a mi super alonso...
En cuanto a Torbe, ya he tenido otras noticias suyas... ya te las contaré.

Un beso fuerte. J.Mamón como diría ya sabes mi querido retoño.

Anónimo dijo... 24 abril, 2006 21:30

Sabes q queremos más fotos de Mayra.

Elperejil dijo... 30 diciembre, 2009 11:02

aquí ya había más...

 
Subir