Vicisitud & Sordidez

1
Si sois, como yo, unos sórdidos irredentos, estáis obligados a visitar esta pequeña “galería” de arte ubicada en el cruce de la calle Rodríguez San Pedro con Valle Suchil. Este cuadro aquí mostrado es su estandarte, confalón y declaración de principios, amén de reclamo para que te inscribas a las clases de pintura que allí imparten.

Cuando ví a la Espe tan mayestática, me pregunté: ¿Pero quién va comprar esto y ponerlo en su casa? ¿Quién puede ser tan sórdido? Y la respuesta llegó a la décima de segundo: “¡Joder, pues yo!”. Durante quince minutos me extasié ante la visión del lienzo (lo admito, mi visita al museo Thyssen consistió en admirar los oleos de Tita y Heini expuestos en el vestíbulo) y, a continuación dediqué otros quince minutos a analizar que hueco en las paredes de mi casa estaba libre para acoger tan bello lienzo. Justo encima de la taza del váter tengo un espacio de 91x124 cm. que creo que podría servir, volveré a la tienda para chequearlo. Eso sí, para que mis visitas al inodoro sean plenas necesito vuestra ayuda: por favor, pinchad en los anuncios de la parte alta de la página y, algún día, podré permitirme comprar el cuadro como éste se merece: con la ayuda de los sórdidos de la tierra. Furthermore, los anuncios están llegando a verdaderas cotas de delirio: parece ser que mi estilo literario debe tener alguna influencia jesuítica porque, de un tiempo a esta parte, adsense sólo me linka a páginas religiosas para hallar la salvación a través de nuestro señor Jesucristo.

Alguno dirá ¿y si, durante tu “colecta” alguien se te adelanta y compra el cuadro? Bueno, primero sentiría auténtico estupor ante el hecho de que otra persona tuviese esta misma e idea. Luego, pragmáticamente, invertiría el dinero en unas clases de dibujo en ese sitio, hasta conseguir alcanzar la refinación artística y de espíritu que me lleve a la madurez creativa necesaria para inmortalizar a la Espe. Y, luego, claro, reproducir ese lienzo en serie, para regalarlo en la Plaza Mayor a sórdidos como vosotros.

¡Venga, a pinchar, podemos lograr ese lienzo, lo sé!

Publicar un comentario en la entrada

Fran dijo... 08 mayo, 2006 10:30

Jejejeje... no sé qué me impresiona más: el fotomontaje Rusell Crow/La Espe (¡¡qué peligro tienes con el potochó!!) o el anuncio de "Kabbalah - Una Sabiduria llena de herramientas para ayudarte a encontrar satisfacción."

P.D. El cuadro es mítico.

 
Subir