Vicisitud & Sordidez

26
“Este disco se comenzó a elaborar en el año 1972 y se ha terminado en 1995. Está dedicado a todas las mujeres de España y a todos los hombres valientes. Un amigo, una amistad y una canción. Santiago Rouco"

Sí, señoras y señores, las dieciocho canciones que componen el mítico cd “Oye Niña” (copla que muchos conoceréis por su inclusión en el cd de Gomaespuma) son la obra artística de toda una vida. Sólo un indocumentado – o, lo que es peor, un fans de Bjork – no podría apreciar que la obra de Rouco no es una clásica casete de gasolinera cualquiera. Donde esas “obras” consisten en un hit sórdido rodeado de reiterativo e ininspirado relleno, el cd de Rouco es un concienzudo trabajo sobre todos los ritmos musicales que los botones de su Casio le permiten: desde la cumbia al pasodoble, pasando por la guaracha, la ranchera, el funky-pop, el calipso, el swing lento o el country. Ningún botón ha quedado sin pulsar.

Si bien el torrente de creatividad musical de Rouco es abrumador, sus letras son su auténtico as en la manga. Empezar una canción diciendo “Es porque yo soy igual que una nube de verano/ Que por donde pasa oh, sí, yeah/ Siempre hace dañooooooooo” pondría amarillo de envidia a Bob Dylan, pero arrancar otra coplilla diciendo “No tengo perdón de dios” se anticipa al oyente de una forma sobrecogedora. Sus rimas, por supuesto, oscilan entre los ripios más imprevisiblemente previsible (”Tengo yo un barquito velero/ que me deja en medio del Duero") y su negación más absoluta ("Este amor maravilloso/ Que yo siento muy adentro de mi ser/ Ha de hacerme muy dichoso/ Mientras dure nuestro amor") ¿"Mientras dure tu querer"? Esa rima sería para débiles. Y Rouco no es débil: es un artista tan grande como el mismísimo Chimo Bayo.

Toda esta devoción por Rouco comenzó hace unos doce años cuando, en una emisora de radio en Vigo me expusieron al mítico single “Negrita Bombón”. Aquí os la podéis bajar y no dar crédito. Las seis personas que estábamos en el control la oímos unas cinco veces seguidas. Y, ojo, la cara B era aún mejor. Arrancaba con un “A Coruña Lugo Ourense e Pontevedra/ Estas son as provincias da miña terra”. Esas dos canciones se grabaron a fuego en nuestras mentes durante un año. Y fue entonces cuando llegó el momento mágico: la emisora de radio recibió el cd con los 18 temas que resumían esa vida dedicada al arte de Santiago Rouco. Nos sentamos en el suelo del control dispuestos a una hora de experiencia mística. Y qué gran experiencia fue aquella. Especialmente cuando ese arrebatador pasodoble romántico que es “Así es como siento cariño” termina con un inesperado “No hay cariño de mujer que se compare/Ayyyiiiiiyyyyyyiiiiiiiyyyyyyyy/ ¡Al de una madre!”. Durante el verano del 95, ese cd fue la banda sonora exclusiva y, claro, ya tocaba ir tomando partido: ¿Saltaríamos la fina linea que separa la vida del arte? Esto es ¿Nos animaríamos a conocer a Santiago Rouco "The Man" himself? La respuesta, obviamente, era que sí.

En aquella época yo trabajaba en el programa “Red Infernal”, donde ya había hecho la entrevista a mi Primo Porno con la Mítica Olga. Así pues, decidí aprovechar todos los medios puestos a mi disposición para conseguir una interview con ese gran señor. ¿Cómo contactar con él? Sencillo: en mi habitación tuviera yo un cartel del lanzamiento del "Oye Niña" en el cual se hallaba el número de teléfono para encargar el cd. De esta manera, además de comprar su gran obra, concerté una entrevista con Santiago.

Cuando llegó a las oficinas de Canal C el contraste fue bellísimo: entre todo ese ambiente moderno-tecnoso, una chica, acostumbrada a cosas de Portishead para abajo, el preguntaba “¿Qué clase de música hace usted?”. Sin comentarios. Acto seguido, subimos a la terraza donde Polanco solía desayunar contemplando sus dominios para hacerle una mítica entrevista que, de momento, se halla perdida. Sorry. En ella, nos comentó que sedujo a su mujer cantándole “Oye Niña”. Eso son almas gemelas. También mostró su respeto por Julio Iglesias, al que retó a un concierto conjunto para que la audiencia decidiese quién era el mejor. “Ganará él porque tiene la pasta, pero ahí queda el desafío”. Yo soy fans de Yulio, pero hubiese apoyado incondicionalmente a Santiago. Una vez terminó la entrevista, decidimos rodarle el videoclip de "Soy como un Vagabundo" caminando por la Gran Vía mientras realizaba un playback para estupor de los viandantes. Mientras lo rodaba, un antiguo compañero del Colegio Mayor se cruzó conmigo. Probablemente pensaría “Dios, este antes hacía sus cortos cutres en VHS con música de Rouco y, ahora, rueda su videoclip en Betacam Digital". Sí, soy un sórdido irredento. Lo sé.

Lo que sí os puedo ofrecer es una selección de los videoclips caseros que Rouco himself me ofreció. Una épica retahíla de playbacks en la habitación de su hijo con el atrezzo yaciendo en la cama. Causa especial turbación el sombrero mejicano que se termina poniendo durante la ranchera en la cual proclama "Eres bonita bonita bonita bonita muy bonita/ Eres bonita de verdad/ El sol te da en la cara/ Cuando te saco a pasear”.
Después de esto, Rouco siguió dando algún concierto que otro acompañando a artistas muy inferiores a él, como Leonardo Dantés o Luixi Toledo. A todos esos conciertos acudió su hijo. “Yo estoy aquí para, si alguien se descojona de mi padre, inflarle a ostias. Porque lo que hace es una mierda. Pero él cree en lo que hace”. Y es que todos creemos en lo que hacemos, pero ¿estaremos invirtiendo 22 años de nuestra vida en crear nuestro personal “Oye Niña” sin saberlo? Una vez más: acojona, tronco, acojona. No sólo eso: las canciones que os habéis bajado no son las versiones originales, sino una regrabación que el propio Rouco realizó unos años más tarde. “Es que entonces no tenía la voz educada. Pero ahora ya ha quedado profundamente bien”. ¿Profundamente bien? En todo caso son canciones, más afectadas, épicas y susceptibles de causar más estupor que las originales.

Como conclusión, este blog os regala, para que sus descarguéis, una selección de hits del disco. Eso sí, esta vez más que nunca, os OBLIGO a que COMPRÉIS el disco. Un joya como el “Oye Niña” no puede languidecer en una tarrina de cds. Hay que tenerlo con su sofisticado artwork original y DEDICADO (como el mío). Este es el número de teléfono al que podéis encargarlo con su firmilla y todo: 915 448 778.

PS: Otro regalo. "Oye Niña" versión karaoke para que os animéis a cantalla en vuestra propia casa. ¡Enviad los resultados!

Publicar un comentario en la entrada

La navaja en el ojo dijo... 12 junio, 2006 18:58

Sí, conocer a este tipo de personas hace entrar un miedo aterrador a si todos tendremos la misma incapacidad para juzgar nustra obra y si haremos todos nuestro "Oye, niña" particular. Como dijo mi amiga Ángela: si somos todos una secta dentro de nosotros mismos.

mosca cojonera dijo... 13 junio, 2006 10:00

ayy que miedo a mi propio "Oye Niña"... por eso creo que es importante:
1. Rodearse de gente con criterio. Colegas de profesión de reconocido prestigio internasional, para que ellos vean tu curro y mirarles a los ojos, por si se están conteniendo la risa.
2. Amigos que te digan las cosas claras. Muy claras.

Recomiendo leer el artículo mientras se escucha la obra de este hombre... Impresionante.

Fran dijo... 16 junio, 2006 12:46

Hombre... ¡El ínclito Santiago Rouco!

¡¡Qué vicisitud!!

Recuerdo, particularmente, el momento de descojone con la canción del "barquito velero"...

Por cierto... ¿ya han pasado 12 años?

Un abrazo :)

Cucaracha dijo... 18 junio, 2006 17:02

Gracias por este verdadero tesoro. llevaba mucho tiempo buscando parte de esta información. Soy un fan de Rouco.

UN saludo de parte de Los Santos:

http://www.graphplus.com/hostweb/lossantos/

rober dijo... 07 septiembre, 2006 16:23

Ey, muy bueno, oye no podrias resubir las canciones y demas, esque no funcionan los enlaces, gracias

Vicisitud y Sordidez dijo... 07 septiembre, 2006 19:44

Las canciones están en orbitfiles.com quienes, temporalmente, están en plena reforma de sus servicios. Supongo que, dentro de nada, los enlaces volverán a funcionar. Keep on visiting.

Y si no, pues habrá que buscarse otro sitio. Pero con ese estaba más que contento.

Noemi dijo... 18 septiembre, 2006 20:41

Hola somos unas fans de Santiago Rouco!!!!...

Te hemos oido cantar en directo y eres unico...

un besazo!!!

Anónimo dijo... 21 abril, 2007 18:02

QUIERO SALIR DE UNA DUDA: ¿ES EN SERIO O EN BROMA LOS TEMAS DE SANTIAGO ROUCO? ¿LA DESAFINACION ES ADREDE O NATURAL? GRACIAS

Anónimo dijo... 20 mayo, 2007 19:58

joer, la verdad k toy asombrao...pero esto k es? caxondeo? estoy de acuerdo k cada uno hace lo k kiera y lo k pueda...pero le recomendaria a Santiago Rouco k se buske a alguin k le hable claro o k le cambie de estilo musical...xk no se k demonios es esto. Un saludo desde Tenerife.

Patricia Rouco dijo... 24 julio, 2007 19:02

OLA!!!
Gracias x poner esas fotos,nunca lo vi cuando era asi de joven.xD

yo se de muy buena fuente k cuando santiago se compro su primera guitarra española,su madre le golpeo en la cabeza con ella,xD y si no me creeis me importa un pepino,xk esk vosotros no visteis como kedo la guitarra,k aora despues de tanto tiempo aun suena y esta vien conservada,excepto x lo de la marca del golpe.

Y una cosa +,sabiais k esta pasando las fiestas del apostol en casa de sus padres?


Santiago,si lees lo de la guitarra no me eches bulla,sk me parece mu gracioso.Y saluda a Santi y a Jesus.





PD:Pa k lo sepais no soy una fan,solo soy familiar directa de el.


PDD:Lo de la guitarra lo se xk la tiene mi ermanito,xk fue su regalo x la primera comunion.



DEW


*B*K*S*


**Patrika**

Patricia Rouco dijo... 24 julio, 2007 19:05

PDD:Kien se ria de el lo voi a buscar y le parto la cara yo y unas personas +

Vicisitud y Sordidez dijo... 25 julio, 2007 09:10

Y hará usted muy bien Patricia. Desde este blog sólo se ha pretendido facer loa de uno de mis artistas preferidos (véase el perfil) y que quede constancia de su legado en internet. Además, la SGAE debería tener un listado con las canciones suyas que usé en mi etapa en Sogecable. ¡Que reclame ese dinero!

Pocas veces me he oído más un disco que el "Oye niña"

YO SOY LA NOE!!! dijo... 03 agosto, 2007 12:48

PATRICIA....TU ERES TONTA???PUES BIEN QUE ME GUSTAN LAS CANCIONES DE SANTIAGO ROUCO,QUE NO ES FACIL COMPONER UNA CANCION!!!Y NO HACE FALTA QUE CUENTES TODA SU VIDA,PORQUE AUN NO SABES SI EL QUIERE QUE LAS CUENTES!!

BUENO SANTIAGO UN SALUDO DE GALICIA

UN BESO!!

YO SOY LA NOE...VERDAD SANTIAGO?JEJE!!

Carlos Palentino dijo... 23 agosto, 2007 01:34

¿Así que te debo a ti conocer la gran música de Santiago Rouco? Fue en "Red Infernal" donde escuché a ese tío pedir a una negrita que le tocase la colita, creo que de fondo a un segmento sobre porno o algo así. Por cierto, es que soy un recién llegado al blog (aunque pienso quedarme mucho tiempo)... ¿has contado ya algo sobre ese programa? Me interesaría saber cosas sobre la historia interna de Red Infernal, y por qué el cambio bizarro de protagonistas y eso. Joder, si hay algo que echo de menos en el Digital + es ese puñetero canal de los videojuegos.

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 agosto, 2007 20:53

¿La intrahistoria de Red Infernal? Buf, cada uno de los que allí participó tiene su versión de los hechos. Para un servidor, por supuesto, la válida es la mía, pero tengo claro que hay cosas que es mejor no remexer...

Con lo cual puede vuecencia intuir que lo de "Infernal" iba muy en serio. Como único apunte le diré que yo dirigí la segunda "temporada" del programa, tras el cambio de protagonistas. Si acaso, puedo decir que las cosas habían llegado a un punto por el que por algún sitio todo tenía que explotar.

Still, esa pieza de Santiago Rouco fue mi gran tarjeta de presentación, y estoy muy orgulloso de ella, como de otras muchas que vinieron después. En este blog, tiene una en el post "Mi primo porno (Y la mítica Olga)".

Mr. Terrores dijo... 01 septiembre, 2007 18:58

Bueno, a estas alturas Jorge Riera tiene reputación de ser un completo impresentable, así que cualquier cosa que digas no servirá para empeorar su imagen así que todo lo contrario. A ver si un día te animas a contar las cosas como fueron.

Carlos Palentino dijo... 02 septiembre, 2007 23:04

Es que es muy fácil decir lo que sea de desconocidos, pero cuando se trata de gente con la que has trabajado... ahí está el límite de la "independencia periodística".

filomeno2006 dijo... 19 enero, 2008 23:55
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo... 20 enero, 2008 18:02

Q raro, juraria que ese programa estaba dirigido y creado por JORGE RIERA, que por cierto ahora se encarga de ADULT SWIM y SPACE GHOST y escribe en CAMERA CAFE. ¿te lo estas inventando esto?

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 enero, 2008 22:12

Estimado señor anónimo, no hace falta repetir TRES veces un comentario para que me dé por aludido (aunque me turba la vehemente reivindicación de la autoría de Riera).

En efecto, Jorge Riera dirigió Red Infernal (en cuya creación y diseño participaron más personas) hasta el capítulo 17. Un servidor lo hizo del 18 al 39, de donde provienen los clips que he colgado.

En Camara Cafe creo que sólo estuvo al principio, pero de eso sabrá más usted...

filomeno2006 dijo... 20 enero, 2008 22:21

No habeis captado la ironía galaica de Rouco.......

Anónimo dijo... 07 febrero, 2008 22:53

Oye niña mira ven asomate a la ventana , oye niña mira ven la arena esta muy mojada , oye niña mira ven , esta se ha quedado trabada , oye niña mira ven y yo que se que decir.

Juan dijo... 24 mayo, 2009 23:33

(Modo Homer hablando con su cerebro on: "¡Rouco!, ¡Rouco!. Es que sólo las reminiscencias del nombre, que oscilan entre Varela y Siffredi, ya me ponen").

Vamos a ver: la frase "También mostró su respeto por Julio Iglesias, al que retó a un concierto conjunto para que la audiencia decidiese quién era el mejor" puede venir a demostrar que Rouco tiene los cojones de titanio.

Pero la siguiente declaración demuestra que realmente los tiene de adamantium. Y al ser una cita textual, seguro que tiene bonus de algo.

Juan L. Iglesias dijo... 24 julio, 2010 12:19

Cuando conocí a Santiago, como colega en el centro de Madrid, no le dí más importancia que la que realmente tenía: un estupendo compañero, excelente trabajador y alguien que se desviviría por ayudarte en cualquier necesidad. Como no conozco personalmente a los y las comentaristas, no voy a compararles, pero lo mismo Santiago es mejor tipo que la mayoría de sus paisanos.

Luis Mario González dijo... 17 noviembre, 2011 02:48

¿Podrían volver a subir el disco? Me han dejado como el trasero de Michael Phelps: anonadado.

 
Subir