Vicisitud & Sordidez

35
Autor: Jalop
Quien piense que los géneros cinematográficos son sólo la comedia, el melodrama, el fantástico, el musical, el western y algún otro es porque tiene una visión cuadriculada y joseluisgarciana del cine y la vida en general. Un buen sórdido sabe que existe todo un descenso a los infiernos de subgéneros tan interesantes como el era yo y el que aquí proponemos y bautizamos como cine Dillinger.

Una película Dillinger (bautizada de tal guisa en honor de la piedra angular del género, Dillinger ha muerto de Marco Ferreri) narra las andanzas de un personaje autista, o movido al autismo por las circunstancias. ¿Que como se puede sostener una película con un solo personaje? He ahí el mérito y la sordidez de estas obras. Si la alienación y / o enajenación del protagonista son importantes, y las cosas que hace son absurdas y sin sentido, entonces estaremos ante un dillingerismo puro y encomiable. Naturalmente, los diálogos deben ser escasos o inexistentes en una película Dillinger, salvo que el protagonista hable consigo mismo o con objetos y seres imaginarios (aunque cuidado, porque si esos seres se visualizan y se comportan como personajes normales estaríamos haciendo trampa, El sexto sentido y las películas era yo no reciben diploma Dillinger).

El dillingerismo real ha sido vivido a lo largo de la historia por anacoretas, ermitaños, agorafóbicos, esquizofrénicos, y seres antisociales de toda índole, y también expuesto en otras artes además del cine, teniendo uno de sus más bellos ejemplos en los comics de Peter Bagge con el personaje de Junior, un freak cuya máxima aspiración vital es no tener que salir de casa y vivir feliz viendo gente simpática y sonriente en la tele en lugar de horribles personas reales, y que nos propone una útil guía práctica de cómo conseguir alcanzar este nirvana.

Pero existen otros teóricos de fuste de la filosofía dillingeriana, verbigracia:
  • el personaje de Bridget Fonda en Jackie Brown, que tiene muy clara su actitud ante la vida (“colocarme y ver la tele”, algo loable cuando su programa favorito es Cheeks who love guns)
  • el grupo Statler Brothers, otra referencia tarantiniana, puesto que su canción Dillinger Flowers on the wall aparecía en Pulp fiction (me voy de aquí, mis ojos no están acostumbrados a tanta luz ..... tengo que contar las flores de la pared, fumar y ver Capitán Canguro, ¡¡¿cómo dices que no tengo nada que hacer?!!)
  • los geniales Depeche Mode con Enjoy the silence (words are very unnecesary, they can only do harm)
  • el deliciosamente sórdido grupo femenino Divinyls con su sensata oda al onanismo I touch myself (I don’t want anybody else, when I think about you I touch myself, aunque luego matizan que when I feel down I want you above me, frase igualmente sabia pero que se desvía del dillingerismo ortodoxo)
  • la ilustre María Teresa Campos, uno de nuestros grandes ídolos espirituales, en un memorable programa en el que, estando ausente la marujilla que debía darle la réplica en un debate, decidió discutir consigo misma: ella argumentaba frente a su oponente imaginaria, luego se cambiaba de sitio y se rebatía esquizofrénicamente lo que ella misma acababa de decir: uno de los más grandes y sórdidos momentos de la historia de la televisión nacional.
  • Last but not least, la injustamente incomprendida Yoko Ono. El mundo sigue equivocado pensando que el que tenía talento era el cursi de John Lennon, un cateto con aspiraciones de cultureta creador de himnos de la ñoñez tardoadolescente tan vomitivos como Imagine, Woman o Give peace a chance, que además tenía la poca vergüenza de cantar él mismo con una insufrible voz a medio camino entre la psicofonía y el gato al que le pisan el rabo; Yoko, en cambio, no era una quiero y no puedo como John, sino una pedante pura y genuina con ideas tan divertidas como que el lenguaje estaba demasiado intelectualizado y que la gente debería comunicarse a través de formas de expresión más sencillas como el grito. Lo mejor es que ella llevó a la práctica sus delirantes teorías en temas tan imprescindibles y dillingerianos como Why; bájeselo ahora mismo, y amenice sus fiestas poniéndoselo a sus amistades y provocándoles ataques de pánico y de risa a partes iguales. Yoko forever!!
Bien, una vez demostrada, a través de estos ilustres referentes, la gran entidad intelectual del dillingerismo, podemos pasar a conceder los diplomas Dillinger; entre los films reconocidos hay un abismal predominio del cine de autor depravado, ya que el género resulta demasiado bizarro para los encorsetados cánones del cine clásico. De hecho, Billy Wilder tuvo que recurrir a flash-backs y tretas varias para narrar la historia del primer aviador que cruzó el atlántico en la poco interesante e inmerecedora del diploma Dillinger El héroe solitario. Como siempre, son todas las que están, pero no están todas las que son, para esas lagunas está la sección de comentarios, ¡aporten ustedes!

Diplomas Dillinger:

El viejo y el mar (The old man and the sea, John Sturges, 1958)

Spencer Tracy solo en un barco durante 90 minutos merece de entrada un diploma Dillinger sin más contemplaciones. Reconociendo este gran mérito, como lo cortés no quita lo valiente, lo cierto es que esta película es prueba de lo anteriormente dicho, el cine clásico de Hollywood y sus corsés comerciales no dejan que la depravación dillingeriana fluya con alegría; la película resulta tan castaña pilonga como el relato de Hemingway en el que se inspira, y se sostiene a base de voz en off. Un Dillinger con todas las de la ley, pero menor.

Naufrago (Cast away, Robert Zemeckis, 2000)

Aunque esta película tenga un grave error de raíz, que es que si hay un accidente de avión ninguna persona de bien va a querer que el único superviviente sea un individuo como Tom Hanks, autor de crímenes contra la humanidad tan imperdonables como Philadelphia, Forrest Gump y Salvar al soldado Ryan, no podemos obviar la valentía de Robert Zemeckis al recrear la dillingeriana historia de Robinson Crusoe sin apoyarse en ningún Viernes (aunque seguramente lo haga en parte para evitarse lecturas gays, porque en estos tiempos pocos se iban a creer que con tanta soledad Crusoe y Viernes no se dieran consuelo mutua y jovialmente). Lo de los náufragos, por otra parte, recuerda a la gran canción de Police Message in a bottle, en la que un hombre Dillinger envía un mensaje en una botella y al día siguiente se encuentra miles de botellas de otros autistas en respuesta. ¡¡Todos somos Dillingers!!

Episodio de navidad de Mister Bean (Mr. Bean, John Birkin, 1990-95)

El inefable Mister Bean, un personaje ya habitualmente dillingeriano, prepara las navidades. Escribe sus postales, sale para echarlas al correo, pero ... ¡las introduce en su propio buzón y luego lo abre y las recibe alborozado! Tal grado de autosuficiencia solo se vio superado por el caso real de la mujer que se casó consigo misma, una noticia dada por Alfonso Arús hace años y que no he tenido ocasión de verificar ni confirmar. Se agradece cualquier información al respecto.

Terror ciego (Blind terror, Richard Fleischer, 1971)

Thriller protagonizado por Mia Farrow haciendo de ciega. La trama no tiene mayor interés salvo por una magistral escena de más de veinte minutos en la que Mia va por su casa haciendo su vida cotidiana, entrando aquí y allí, y poco a poco nos damos cuenta de que en su hogar han ocurrido cosas chungas. Finalmente llegamos a la conclusión de que las habitaciones .... ¡están llenas de cadáveres! Unos hombres malos han matado a su familia y la pobre mujer tendrá que huir de ellos y sufrir múltiples vicisitudes, pero esa trama es un simple apéndice a la gran secuencia Dillinger que vertebra la película.

Las aventuras de Jeremiah Johnson (Jeremiah Johnson, Sydney Pollack, 1972)

Robert Redford, siempre ecologista él, se apartaba del mundanal ruido para vivir rousseaunianamente con los bichillos y las flores en este western revisionista, con una mínima interacción no verbal con un indio durante los últimos 20 minutos de película. Kevin Costner se inspiró probablemente en este one man show de Redford para la parte más interesante de Bailando con lobos, su experiencia Dillinger en el fuerte abandonado, antes de que aparezca el buenrollismo con los indios y el film caiga en el panfletillo y las buenas intenciones perdiendo el derecho a diploma.

La pesadilla (Chasing sleep, Michael Walker, 2000)

Curioso cruce entre Polanski y David Lynch, en el que Jeff Daniels se preocupa porque su mujer todavía no ha vuelto a casa; la expresión chunga de nuestro amigo y las cosas no menos malsanas que empiezan a ocurrir nos llevan pronto a la conclusión de que la mujer no va a volver, a lo mejor porque el propio Jeff la ha quitado de en medio ... El insomnio, sumado a la propia enajenación del personaje, provocará un desfile de delirios que incluyen agua que desborda de la bañera, dedos humanos que se pasean libres por la casa, y lindezas similares, un estimulante paseo por los infiernos del dillingerismo.

Hierro 3 (Bin-jip, Kim Ki-Duk, 2004)

El dillingerismo a dúo parece una contradicción a priori, pero Kim Ki-Duk nos demuestra que es posible. Una mujer maltratada le pone los cuernos a su marido con un hombre tan sumamente Dillinger que nadie nota su presencia salvo ella, por ser igual de depravada, formando una pareja dillingeriana capaz de comunicarse sin hablar, y hasta sin estar (¡!?). Por si alguien tenía alguna duda, el director ha vuelto a demostrar que no es trigo limpio con su última película, El arco, también poco pródiga en diálogos.

Une vraie jeune fille (Catherine Breillat, 1976)

Que si la mujer ofrece sexo para conseguir amor mientras que el hombre ofrece amor para conseguir sexo .... que si el hombre es polígamo por naturaleza y la mujer monógama .... que si la mujer necesita seguridad y estabilidad en una relación y el hombre aventura .... Quien haya trabajado o colaborado en servicios de atención a señoras de la tercera edad, que ya no tienen nada que perder y se han quitado todas las caretas, puede atestiguar la TREMENDA MILONGA que son todos estos tópicos sexistas y llegar a la conclusión que la grande y sincera Catherine Breillat plasmó en su opera prima: la mujer es igual de sórdida que el hombre y está igualmente salida. ¡Viva la igualdad! Como muestra, esta chica Dillinger que le da alegría a su cuerpo Macarena y descubre su sexualidad protagonizando un sinfín de secuencias a cada cual más delirante. Diploma cum laude.

Tamaño natural (Luis García Berlanga, 1973)

Michel Piccoli, digno acreedor del título de l’acteur le plus sordide de l’histoire du cinéma, unía al rosario de fetichistas y gente chunga que constituyen los personajes de su carrera el del propietario de una muñeca hinchable que inicia con ella toda una relación de pareja: chico conoce muñeca, se enamoran, se enfadan, discuten y tienen celos como todas las parejas .... ejem. ¿La película acaba con que la chica se desinfla? Tendrán que comprársela de oferta o bajársela del emule para saberlo.

Medalla de bronce: Spider (David Cronenberg, 2002)

Cronenberg no engaña: la película empieza con Ralph Fiennes, muy enajenado él, llegando a un campo de tierra, echándose al suelo y poniéndose a escarbar o hacer movimientos absurdos .... gran cumbre del dillingerismo. A partir de ahí, cuesta arriba de visiones esquizofrénicas del amigo Spider, que se pasea por las calles de un Londres imaginario y desierto, construye telas de araña en su habitación y reinterpreta su infancia y la historia de su familia, confundiendo un poco los personajes. Nada sorprendente en una película del director de Videodrome, para que nos vamos a engañar, aunque ahora con la complaciente y cultureta Una historia de violencia Cronenberg corre el peligro de hacerse respetable.

Medalla de plata: Repulsión (Repulsion, Roman Polanski, 1965)

Las mujeres Dillinger son escasas, y Catherine Deneuve brilla con luz propia entre ellas. Primero intenta con poco éxito salir a la calle e ir a trabajar, pero luego se da cuenta de que lo suyo es encerrarse en casa, sumirse en morbosas pesadillas de violación y cargarse a todo hombre que entre en su apartamento con intenciones libidinosas ... claro que esta chica se toma muy en serio el consejo de la abuela de que todos los hombres llevan intenciones libidinosas, así que mejor no intentar venderle enciclopedias. Polanski posteriormente se ha ganado a pulso el premio especial al director más Dillinger ever al repetir la jugada en la todavía más sórdida El quimérico inquilino, donde él mismo interpreta a un freak pelín paranoico al que no le llega con obsesionarse con que a la anterior arrendataria de su piso se la cargaron sus vecinos, no, el señor tiene además que asumir la personalidad de la mujer y travestirse para gran vicisitud de los espectadores. No contento con tanta depravación, Roman nos deleita en su última obra maestra, El pianista (porque lo de Oliver Twist es un rollo), con media película de dillingerismo total por parte del prota intentando sobrevivir en un piso vacío. Dentro de Adrien Brody hay un Dillinger, y dentro de Polanski, unos cuantos.

Medalla de oro: Dillinger ha muerto (Dillinger è morto, Marco Ferreri, 1969)

No jugamos la baza de la sorpresa final si decimos que la mejor y más pura película Dillinger es ... Dillinger. Michel Piccoli, como no, se aliena y, mientras en la radio suenan cancioncillas italianas de los 60 en consonancia con los colorines pop de la fotografía, empieza un recital de actos absurdos como lavar una pistola y pintarla de colores, proyectarse películas en el salón, bailar danzas indescriptibles y demás sinsentidos ante los ojos abiertos de par en par del incauto espectador. ¿Una obra maestra? Sin duda. ¿Una tomadura de pelo? También. Nos hallamos probablemente ante la película más importante de la historia, aunque en dura pugna con Un hombre y una mujer de Claude Lelouch, y Femme fatale de Brian de Palma. Ya sabemos que la gente sin imaginación dirá que su película favorita es Ciudadano Kane o El padrino, pero estoy seguro de que lo afirman de carretilla sin verdadera fe, y de que, en el fondo de su corazón, saben que son obras claramente inferiores.

Publicar un comentario en la entrada

La navaja en el ojo dijo... 18 agosto, 2006 18:39

Qué bueno. Ha hecho usted una gran síntesis, señor Jalop. Un recorrido sin desperdicio. Como casi todo ya lo conocía había menos posibilidades de sopresa que las que tendrán, supongo, otros lectores; pero ante las cosas nuevas para mí, como lo de María Teresa Campos contestándose a sí misma, no doy crédito. Lo de ver capitán canguro así que no me digas que no tengo nada que hacer recuerdo que me había hecho mucha gracia en su día y se lo comentaba a mi amiga Petra cuando yo vivía un poco dillingermente en Chicago.

The Devil Rules the World dijo... 19 agosto, 2006 00:43

La de cosas que estoy aprendiendo con este blog... peticion ya mismo al ministerio de cultura para que imponga como asignatura obligatoria la sordidez en los instituos españoles!!
Aunque eso sí, lo de tirar a matar contra Lennon y después contra "Salvar al soldado Ryan" y "Forrest Gump" en un mismo artículo es demasiado extremista incluso para mí.
Por suerto luego te redimes dando el lugar que se merece a la "Femme Fatale" de De Palma, casi casi tan genial como "En nombre de Caín" o "La Furia".

Paco Fox dijo... 19 agosto, 2006 10:33

No hay problema: yo mismo soy defensor de 'Forrest Gump', a pesar de ser un poco fascista. El Lennon me da un poco que igual: siempre he sido más de MacCartney. ¿Y qué tienen en común mi gusto por ambas cosas? ¡Que soy más ñoño que Dios!
Por otra parte: curioso artículo, Jalop. Curioso porque durante un rato pensé que era del propio Vicisitudysordidez. No pensé que era mío porque se metía con Forrest, que si no... Se ve que nos hemos convertido en una trinidad de cuatro (hay que alabar la participación sórdida de Panadero) casi intercambiable.

jalop dijo... 19 agosto, 2006 13:41

¡Si es que somos uno y trino, la santísima trinidad de la sordidez! Yo también soy ñoño y acepto de buen grado la ñoñería simpática de Paul McCartney (sobre todo acompañada de la muy sórdida presencia de Linda), pero la ñoñería pretenciosa y hippiosa de John Lennon me ataca. The devli rules the world, entiendo que el camino de la sordidez puede hacerse duro y que te rayes y tengas dudas, pero está claro que tienes vocación y que vas en la dirección correcta. Cuando te des cuenta estarás tan corrompido como lanavajaenelojo (a quien agradezco vehementemente su apoyo) y un blog como este te parecerá no solo normal, sino hasta bueno. Que cosas.

The Devil Rules the World dijo... 19 agosto, 2006 15:14

Si bueno ya me parece... lo que espero que no sea nunca es normal. Eso significaría que lo sórdido se pondría de moda y entonces tendríamos que reinventarnos todos (otra vez) siempre buscando el lado oscuro de todo.
Por cierto, no había caído en que sois varios autores los que perpetráis esto. Desde luego se os ve compenetrados porque apenas se notan diferencias de estilo... ¿o sois una sola persona con esquizofrénicas tendencias de personalidad multiple? uhmm, ahora que lo pienso, tanto alabar el "dillingerismo" es sospechoso...
Y por cierto, a ñoño no me gana nadie, cada vez que oigo el "winds of change" de Scorpions enciendo un mechero, aunque esté en el metro rodeado de desconocidos...

Vicisitud y Sordidez dijo... 19 agosto, 2006 16:15

Welcome to the madhouse, señor devil rules the world.

El DePalmianismo, evidentemente, califica a cualquiera como persona de bien, por lo que nos enorgullecemos de un lector tan erudito. In fact, de su excelso blog me quedo con el culto a Brian y la evidencia de que siente usted el poder del metaaaaal. Todo correcto.

Respecto al genero Dillinger, decir que el reciente triunfo de Carmen Russo en "La isla de los famosos" demuestra que el Dillingerismo es la única expresión lícita y sincera de esta sociedad en que vivimos. De hehco, la obra maestra de Ferreri que es "Dillinger morreu" (su traducción que emitió la televisión de Galicia) dedica sus dos primeros minutos a enunciar, explícitamente, esta tesis. A partir de ahí, se toma 90 minutos para ilustrarla detenidamente. Entre el aplauso y la apertura de venas decidí que hay muy pocas pelis tan grandes como esta. Deberían haberla emitido después de que los espectadores españoles aplaudiesen las largas semanas de Dillingerismo de Carmen Russo en una isla desierta.

Y, sí, Zemeckis es un gigantesco director (hasta jalop lo defiende, especialmente en la primera mitad de "Lo que la verdad esconde" o en la cierta valentía atea de la incomprendida "Contact") pero es que la traca final de Forrest Gump es de pena de muerte, de un fascismo ñoño inédito desde los peores films de Paco Martínez Soria. Sí, aquellos en los que él cortaba el pelo al cero a un grupo de ye-yés. John Waters considera a Forrest Gump un bodrio a la altura de Patch Adams, y a John Waters - al igual que a Hans Magnus Enzensberger - no se le puede discutir NADA.

Y al soldado Ryan, cuando no disparan, es celuloide desperdiciado de qué manera. Cuando la escena de Edith Piaf quise alistarme en las SS. Claro que no es nada al lado del "Hijo, dime que he tenido una buena vida" del final. ¿Cómo lo hubiese rodado Verhoeven (director un quintillón de veces superior en TODO al meapilas mongoloide de Spielberg)? Pues, en vez de ilustrar "una buena vida" con una copiosa descendencia rubia cual buen supernumerario, nos hubiese presentado al Ryan mayor cual megaputero à la Tony Curtis arropado por una zorra siliconada de Playboy. Qué gran final hubiese sido. Pero eso, directores responsables de cosas como "Always" o "Polar Express" no sabrían hacerlo. Por eso somos fans fatales de Brian y Paul.

Ah, y John Lennon era el peor Beatle. Yoko le supera, pero debo recomendar URGENTEMENTE el bajarse el disco "Electronic Sound" de George Harrison como la mayor depravación sónica jamás perpetrada. No tiene nombre ni desperdicio.

The Devil Rules the World dijo... 21 agosto, 2006 01:49

Dios mio, ¿eres de esos que ve mensajes fascistas en Bambi y Fantasía y películas así? Y aún peor, ¿haces caso de lo que dice John Waters? A semejante mediocridad cinematográfica debieron quitarle la licencia después de la gracia-y-ya-vale de Pink Flamingos...

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 agosto, 2006 07:19

Noooo. No creo que Walt diese tanto de sí. Y Pink Flamingos me interesa poco. Es el 'Pecker' donde John alcanza la madurez sin tener que comer caca.

Lee el libro 'Majareta', una cumbre del pensamiento occidental y de la crítica cinematográfica. Hay muy pocas cosas mejores. Hasta serías libre de pensar que es mejor ensayista que cineasta.

PS: Me encantan Bambi y Fantasía. Pero ese atentado contra Tezuka y el resto de la humanidad que es el Rey Leon se lo pueden meter por el orto.

Paco Fox dijo... 21 agosto, 2006 11:07

Pues a mi Bambi me parece demasiado ñoña. Voy a repetirlo: ME parece A MÍ demasiado ñoña...
Soy fan de Forrest, pero entiendo que la película puede leerse como que 'lo mejor en esta vida es ser conformista y tradicional'. No es un mensaje fascista, sino puramente americano. Lo que pasa es que prefiero olvidar ese supuesto subtexto y disfrutar la peli tal cual.
Comparto con Vicisitudysordidez la mirada sobre la obra de Waters: es justo cuando sus fans acérrimos le dan la espalda (cuando fue mainstream con Cry Baby) cuando empieza a ser interesante, especialmente la reflexión que sobre ese mismo paso hace en 'Pecker'. 'A Dirty Shame' es un poco paso atrás tras esa madurez, pero una película que acaba con un lefazo digital a la cámara tiene que tener mi simpatía y cariño.

Y lo de El Rey León es una vergüenza.

The Devil Rules the World dijo... 21 agosto, 2006 11:07

Yo también ODIO el Rey Leon...

Dr. Elektro dijo... 21 agosto, 2006 20:38

Wel, well, Manuel...

Aunque ya escuché de boca de los mismos Professor Vicisitud y Maestro Fox parte de los postulados que definen al Dillingerismo, me ha encantado este repaso documentado, y disfrutado lo he, en gran cantidad ademas; mas que el anterior ( que mi enfermedad AntiSpoilerFobia no me dejó disfrutar).

Despues de esta frase larga y fatalmente construida, debo mostrar mi Amor por Waters en "Los asesinatos de mamá" y mi desencanto con Pecker y mi ASCO TOTAL con la escena final de Pink Flamingos (lo que perseguia Waters, claro).

Mejor Verhoeven que algunos ultimos Spielbergs ( estoy de acuerdo en el desperdicio de metraje en el que no se apiolan unos a otros, contradiciendose a si mismo con su mensaje buenrollista, y lo malosmaloscabrones que son los alemanes).

DePalma mooooola, pero Femme Fatale es evidentemente una oda gigantesca a la salida facil, casi parece una coña en plan Adaptation, pero de DePalma no me creo que hile tan fino... El resto me parece muuuuuuuy disfrutable.

Pero decir que Zemeckis tiene "valentia atea" en "Contact", cuando es una bajada de pantalones en toda regla (quede registrado aqui que no leí el libro)me parece un amor mal entendido por el por otro lado fantástico auteur.

Cierto lo de el estilo "Trino y uno", yo tambien sorprendido me he cuando la firma he asumido.

Me he partido con lo del mecherito y "Winds of change".

Me enorgullece burguesmente el entrar en una pagina en la cual los comentarios no incluyen cosas como esta (real), que supongo no sorprenderan a estas alturas a ningun usuario de estas redes del demonio, pero que me ha hecho plantearme de nuevo la necesidad de una educancia en condiciones


kaka dijo,


El 28 de Julio de 2006 a las 17:23 #
404

che me hize kaka. quiero escuchar un tema de una ramera que se la esten poniendo por el culo y le sale el choto lleno de bosta ahi que feo la negra no se habia labado el ano es una sucia chikas lavense el ano por q sino me ensucian el choto manga de trolas



Seguidor de las enseñanzas de Yoda, despidome yo.

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 agosto, 2006 22:27

Joer con el kaka...

En efecto,sé que Zemeckis suaviza un hueeeeevo el libro en el que se base "Contact". Así y todo, sigue siendo too much para Amblin.

Se agradecen comentarios tan bellos y eruditos, by the way.

Señor the devil rules the world, su blog ya se ha ganado un lugar de honor en nuestros links. Se lo merece, por sórdido.

Paco Fox dijo... 22 agosto, 2006 09:25

Pero, Dr Elektro: ¿qué tipo de foros visita usted para encontrar semejantes mensajes? Sin duda, sería uno sobre la higiene personal, ¿no?
Respecto a 'Contact', pues no puedo opinar: me aburrí demasiado.
Respecto a Spielberg: Fue el más grande. Ahora sigue siendo un gran director, sólo que le puede:
a) Esa temática ñoña conservadora de 'la famalia es lo más importante' que mete en todas sus películas. Qué pesado.
b) Que el señor Michael Kahn ya no le rechista y le deja que todas sus películas tengan tres finales o, como en el caso de Munich, cuatro actos.

jalop dijo... 22 agosto, 2006 13:25

Me temo que lo de Forrest Gump va bastante más lejos de un supuesto subtexto, amigo Paco Fox ... cuando la chica le dice a Forrest "¿qué he hecho todos estos años en lugar de estar a tu lado?" (años en los que ella ha vivido toda la contracultura y él ha hecho .... nada), Zemeckis deja muy clara su visión del papel de la mujer en la sociedad. Además, por supuesto, ella debe coger el SIDA y morir por haberse drogado y acostado con gente. Gary Sinise ha hecho lo mismo pero es un hombre, así que puede redimirse y formar una familia ... En los años 70 la gente está viviendo al límite, desesperada y al borde del suicidio .. tras una elipsis nos encontramos en el ochenta y algo, Reagan está en el poder, América está en orden y todo el mundo es feliz .... No se me ocurre otra película que ilustre tan bien el punto de vista de la extrema derecha sobre la historia americana que Forrest Gump. ¿Zemeckis es técnicamente bueno? Sí. ¿Es facha? Sííííí ...

Respecto a Spielberg, su cine se resume en "corre corre que te pillo", Indiana Jones es eso y está más o menos bien, Parque jurásico y Minority Report podrían y deberían haber sido algo más que eso pero no le pidamos peras al olmo, y cuando intenta hacer algo que se salga de ahí (el soldado Ryan o Gilipollez artificial, por no hablar de Amistad o Always) ya es el horror ... Su mejor película es El diablo sobre ruedas, que es un corre corre que te pillo tan puro que llega a la abstracción. Pero sobre todo ... ¡¡Spielberg nunca haría bien una película Dillinger ni una Era yo!! ¡¡Brian de Palma sí!! Punto y final

The Devil Rules the World dijo... 23 agosto, 2006 02:37

No puedo reflejar con palabras el inmenso honor que representa estar entre vuestros ilustres links, hoy me acuesto feliz y contento...
Honorable jalop, respecto a Forrest Gump... sí, vale, muy bien, pero yo no creo ni remotamente que Zemeckis se plantease nada de la sesgada y algo parcial mirada con la que diseccionas la película. Pienso sinceramente que él trataba de hacer una buena película y en mi opinión lo consiguió con creces. Si queremos buscar ese tipo de subtextos, como ya mencionaba antes, los podemos encontrar en Bambi, Blancanieves y en la puñetera Toy Story si me pongo a ello. Sin ir muy lejos, Verhoeven en Starship Troopers hace gala de un fascismo de lo más saludable que todos sus defensores vimos como todo lo contrario... ¿pero quién nos dice que realmente Verhoeven no defiende en su película los mismos preceptos que Henlein en su (esa sí) más que fascista novela? Pues solamente nuestra buena fe. Eso sí, Contact me parece un ladrillo insufrible.
Y en cuanto a Spielberg... le sigo considerando un genio. Lo siento, soy así de tradicional, y odio hacer de abogado del diablo... pero hasta De Palma tiene "Wiseguys" o "Mision a Marte"... así que no me parece justo sacar "Amistad" o "Always" a la hora de criticar al director de "Tiburon", "E.T." y su obra maestra absoluta: "1941".
Espero ansioso vuestro nuevo artículo, arf arf.

Paco Fox dijo... 23 agosto, 2006 09:30

Je, je... Devil rules: el abogar por 1941 me ha recordado muchísimo al propio Vicisitudysordidez en su forma de hablar de cine... 10 puntos a la valentía por formar este 'Comando suicida 1941' sin importar los posibles represalias.

Respecto a Forrest, entiendo la lectura de jalop (que yo también hago, aunque recalco que no es lo mismo fascismo que conservadurismo), pero mantengo que se trata de un subtexto, y que nunca me asalta virulentamente como en otras películas conservadoras americanas. Incluso el mejor chiste es antimilitarista... Pero, como todo en esta vida, es algo muy subjetivo. No la veo como una película panfletaria o de tesis (entonces, el subtexto sería el texto), pero entiendo perfectamente a quienes les salta la ideología a la cara y les hace odiar o amar determinada película. Y yo no estoy libre de pecado. El caso de Starship Troopers es un buen ejemplo en positivo. ¿Seguro que si no hubiera subvertido (que lo hace) ideológicamente a Heinlein nos hubiera gustado igual?

Respecto Spielberg, pues no sé: Ser el maetro del corre que te pillo me parece algo tan loable como serlo del Dillingerismo o de las películas de pueblecito encantador. No olvidemos tampoco que en los ochenta fue un productor inmenso. El que se volviera seriote fue un problema, pero aun así ya les gustaría a más de uno hacer 'Parque Jurásico' o 'Minority Report'.

Respecto a nuevo artículo, pues no sé que tendrán Jalop o Vicisitudysordidez en mente. Yo no me decido entre uno de Thomas Covenant (literatura sórdida), uno de Rick Wakeman (música de vicisitud), uno de Gibraltar (lugares de vicisitud) o uno de Juan Piquer (cine sórdido). Aunque al final, seguro que haré otro totalmente distinto.

Vicisitud y Sordidez dijo... 23 agosto, 2006 09:43

"wiseguys" y "Mision a Marte" son lo peor de Brian. Pero por anodinas. "Amistad" o "Always" o, qué coño "El Color Púrpura", "ET", "Hook", "La Terminal", "AI", "La Guerra de los Mundos", "Munich", o Christopher Walken en "Catch Me If You Can" tienden más a provocar la arcada que la admiración hacia el oficio de Steven. El marcador creo que es claramente favorable a Brian. Y Paul SIEMPRE gana. Hasta en "Delicias Holandesas" hay bellos detalles de calidad en medio de una historia de derribo.

Como dijo Paco Fox, "1941" es, en mi fuero interno, mi peli favorita de Steven. La tenía grabada en Betamax y la habré visto unas veinte veces en mi sórdida infancia. Ahora tengo un Divx con el director's cut pero me da miedo revisalla.

¿Próximos artículos? Una reflexión sobre el hecho del bigotón; o loas a esas dos obras maestras que son "Showgirls" y "La Familia Stupid"; o cómo Hans Magnus Enzensberger demostró que Hugh Grant tenía razón; o material nuevo de Santiago Rouco; o una artículo sobre el "Peringo" de Alfonso Tamayo; o cómo Fernando Esteso acuñó la leyenda del Real Madrid. O, como dijo Paco Fox, ninguno de los anteriores.

The Devil Rules the World dijo... 23 agosto, 2006 09:58

Jeje, Paul no siempre gana: "El Hombre sin sombra".
"Showgirls" y "La familia stupid": OBRAS MAESTRAS.
"1941" no pierde nada con los años, de hecho sigue ganando en cada visionado.
El final de "Mision a Marte" es mucho peor que "anodino", ojalá sólo fuera eso (sigh).
PacoFox: de acuerdo en casi todo.
...y todas vuestras propuestas de artículo suenan tremendamente sordidas e interesantes ¡a por ellas!

La navaja en el ojo dijo... 23 agosto, 2006 18:04

Con respecto a Forrest Gump y a casi todo el cine de Spielberg estoy de acuerdo con Jalop, pero, ¿por qué estamos con este tema? ¿Qué tiene que ver con el dilingerismo?

Vicisitud y Sordidez dijo... 23 agosto, 2006 20:47

Es verdad. Sr. Devil, Sr. Elektro... ¿Se están descargando ya Dillinger?

¿Están recogiendo firmas para que, en cualquier rave o local cool español proyecten un sinfín de las andanzas de Michel Picoli en vez de formas abstractas para drogainómanos videoartistas?

¡A chollar! El dilligerismo se gana día a día (y, vista la cantidad de comentarios que tenemos tiempo de postear, todos somos Dillinger).

By the way... "Sleepy" de Andy Warhol... ¿Es dillingerismo o una vagancia intolerable? ¿o las dos cosas?

¿Y "Mon Oncle" de Tati? Aunque Rowan Atkinson le gane por goleada, la alienación ante la gilipollez arquitectónica moderna es dillingerismo se mire por donde se mire.

jalop dijo... 23 agosto, 2006 21:17

Una canción Dillinger que se me olvidó comentar en el artículo: "Me quiero" de los extremadamente sórdidos Los inhumanos, en el que parodiaban "Te quiero", un tema de Hombres G con el dudoso o gran mérito de ser realmente malo incluso comparándolo con el resto de su repertorio, imagínense la vicisitud .... ¿Y nadie sabe nada de la mujer que se casó consigo misma, si fue feliz o si pidió el divorcio? Saludos y amor sórdido a todos

La navaja en el ojo dijo... 23 agosto, 2006 22:07

Esta canción de Nilsson, "Everybody's talking" no sé si es de un Dillinger o de un enfermo de trastorno de identidad disociativo:

Everybody's talking at me! I don't hear a word they're saying. Only the echoes of my mind. People stopping, staring. I can't see their faces. Only the shadows of their eyes.

Paco Fox dijo... 23 agosto, 2006 22:42

Con Zemeckis, Spielberg, Verhoeven y De Palma nos hemos apartado del tema principal. Pero gracias a ese debate, este post ha logrado el record de comentarios de la página. ¡Cómo se nota lo ocioso del verano!

Paco Fox dijo... 25 agosto, 2006 10:00

¡Ah! Se me olvidaba: por si a alguno de los fans presentes de DePalma le interesa, se va a editar (en USA, claro) la verdadera primera película suya, 'Murder a la mod', un flim del mismo año que 'Greetings' que no ha visto ni el tato.

The Devil Rules the World dijo... 25 agosto, 2006 14:44

Jeje... Precisamente lo comentaba en mi artículo sobre De Palma de próxima aparición...

Paco Fox dijo... 31 agosto, 2006 16:20

Estoy viendo una nueva película bastante Dillinger: Le Dernier Combat. Hay más de un personaje, pero la verdad es que el prota se entrega durante los 30 minutos que llevo al dillingerismo más depravado, incluyendo hacer cosillas con una muñeca hinchable, emborracharse y, lo pero, intentar leer un libro en francés. Hombre, para ser una película postapocalíptica muda francesa en blanco y negro no está tan mal. Pero dudo que mañana le vuelva a dar al play.

Vicisitud y Sordidez dijo... 31 agosto, 2006 21:34

Gran película de Dilligerismo trágico: "Simón del Desierto" de Luis Buñuel. El pobre Simón trata de ser feliz en su Dillingerismo bendiciendo todo lo que le rodea y depravándose en su ascetismo y hete aquí que el diablo y gentuza varia vienen a sacarle de su felicidad Dillingérica. Eso debe ser el infierno...

Beauty of Chaos dijo... 25 septiembre, 2006 20:50

joseluisgarciana? no se me ocurre ningún insulto peor! jajaja

La navaja en el ojo dijo... 03 marzo, 2008 19:47

Películas Dillinger de los últimos meses: la que más, Soy leyenda, por supuesto. También Enfrentados (Seraphim Falls) de próximo estreno... había más, pero siempre pasa lo mismo: me acuerdo en cualquier momento, menos cuando me pongo a mencionarlas.

La navaja en el ojo dijo... 11 septiembre, 2008 20:32

Otra, aunque en este caso antigua: La conversación.

simple men dijo... 15 septiembre, 2008 13:47

referencias a osamu tezuka, a peter bagge, a las importantes ambiciones de bridget fonda en jackie brown.. que bueno!

...y yo preguntandome porque me sentia identificado en paranoid park o last days o porque sentia simpatia por yokoono y era todo cosa del dillingerismo. 20 años sumido en una existencia divida en una dualidad marcada por la presion social y marcada por mis desordenes mentales autistas vividos gozosamente en la plenitud de mi soledad y ahora todo lo comprendo.

quizas tenga que dejar mi doble vida, quizas tenga que dejar a mi novia o quizas solo tenga que dejar las drogas y a mis amigos y ser mas honesto y en consecuencia mas sordido.

jajaeste blog es el B-L-O-G

La navaja en el ojo dijo... 07 julio, 2009 18:41

Una película Dillinger, que lo es, pero no por pertenecer a este género: http://spanish.imdb.com/title/tt1152836/

Enemigos públicos, de Michael Mann.

hijo de onan dijo... 14 febrero, 2011 03:12

Te olvidas de otra peli dillinger perfecta: Themroc, en la que michael piccoli se vuelve de la noche a la mañana de un honrado trabajador de una fábrica a un lider de una tribu de ocupas urbanos que malviven desnudos en una casa abandonada. También se puede poner en el género la onanista La gran comilona que es como una dillinger multiplicada por 4 . Desde luego si tuviesemos que elegir al actor dillinger ese sería el bueno de piccoli.

Por cierto, en un día de aburrimiento en el que no podía dormir me puse en la tele de delante de la cama la citada ¨la pistola de dillinger¨ por si se me ponía morcillona pero nada, al final no hubo tomate con la frígida de la mujer y el pequeñín tuvo que descansar otra vez. Que haya una francesa en una peli y que no haga nada (ni se duche ni nada) realmente es imperdonable...

aaF dijo... 07 diciembre, 2012 11:52

Descubrí el género apodado Dillinger hace unos meses por esta entrada (Viniendo el "Era yo", grandiosa expresión que nos hemos tomado el lujo de adoptar por aquí) y ayer mi curiosidad se vió saciada con la película italiana.

Pues oye, ante la trama inexistente, la dirección y el montaje me han gustado, y aunque al final fuera todo una especie de macguffin brutal (porque no hay historia en realidad), me ha tenido enganchado e interesado toda la peli, más que muchos blocbusters.

Anónimo dijo... 10 mayo, 2014 06:14

Pues leyendo esto recorde a Cristopher Lambert enamorado de un llavero que decía "i love you" cuando el silbaba, revisando me llevo la sopresa de que esa obra maestra de Dillingerismo no podía haber sido dirigida por nadie más que el mismísimo Marco Ferreri; con lo cual yo a este maestro le daría no solo un diploma sino un magister y PhD.

Dr Pirata

 
Subir