Vicisitud & Sordidez

9
Allá va. Hoy cuento el sueño completo.

Estaba mi cuñado en Vilagarcía concentrado con la selección española de baloncesto. Con toda su jovialidad, le decía a Gasol “Ven conmigo, Pau, que sé un sitio de puta madre para tomarnos unas cañitas antes del partido”. De pronto, toda esta jovialidad se ve turbada cuando un ignominioso excompañero de piso – Cor – se le aparece ondeando al viento unas melenas donde otrora hubiera calva. “Hombre, Cor ¿Cómo tú por aquí?”. Cor le retira la mirada despectivamente y los dos sujetos que le acompañaban empiezan a llamar cabronhijoputa a mi cuñao. Turbado por tal comportamiento, mi cuñado señala el escudo de su chándal y dice. “¡Un respeto a la selección!”.

Y, como ya dije, desde ese día el respeto a la selección es algo tan sacrosanto como el respeto a Brian de Palma. Por eso, era impepinable el presenciar la final del mundobasket en el palacio de deportes – y la semifinal: si véis a alguien alto gritando xenofobieces de diversa índole hacia la asquerosa selección argentina “¡¡¡Era yo!!!”-. Sé que mi talante nada deportista me hace merecedor de que me llamen oportunista. Pero no se trata de apuntarse al éxito deportivo: se trata del respeto a la selección. Esta victoria es de mi novia y su hermana (que tienen una foto con Yannakis en la época en que jugaba y no se desesperaba como entrenador de Grecia) y de mi cuñao, que echó su lagrimita en la final mientras mi hermana me llamaba con el único mensaje de “¡Un respeto a la selección!”.

Grandes días, sí señor. En medio del furor sórdido – retratado en esta foto donde estamos Paco Fox y un servidor de ustedes – me dan pena no sólo los necios que no conocen el respeto, sino también aquellos nacionalistas que, en vez de despelotarse con la masa gritando coplas de Manolo Escobar – protagonista de nuestra idolatrada película “For Sale” – y demás sordideces, sólo pueden enarcar la ceja y expresar su mismidad con bailes regionales tan aburridos como machistas o con gaitas desafinadas (ah… ese gaiteiro yonki de Vigo, ya le dedicaré un artículo…). En suma, esa gente triste que no puede llenarse la boca de España mientras lamentan que Gasol no sea un gilipollas como Guardiola. Pues que se jodan. Como decían Faemino y Cansado “¡¡Éspaña!! ¡¡Españá!! ¡¡Espáña!!”. Y a corear todos lo que, en la final, se demostró que era el auténtico himno español: Paquito Chocolatero. Esa catarsis de la verbena desde donde construir una identidad nacional. Un orgullo por ser sórdidos y no nacionalcatólicos. aA palabra “España” no es ni será patrimonio de los capillitas que tienen que ver cómo los gays, en este país, se casan ante sus narices. La palabra “España” no es propiedad de los que ven cómo el PP no remonta en las encuestas. “España” es propiedad de mi cuñado, mi novia, su hermana y de toda la gente de bien que la usó para respetar a la selección. Y no lo digo yo, que también lo dice Hans Magnus Enzensberger.



Pa quien no pillara lo de “Paquito Chocolatero” como catarsis de la verbena, he aquí el video que lo explica y demuestra por qué hay que huir de los bares timofashion catalanes y refocilarse toreramente con la selección:

Publicar un comentario en la entrada

Pepe dijo... 05 septiembre, 2006 16:19

Joder, que se me saltan las lagrimitas... Viva España, el basket, la pocha (mis dos deportes favoritos) y Ricky López!!!

El Gran Chimp dijo... 05 septiembre, 2006 16:48

El balonsesto siempre ha sido y será la mejor aportasión yanki al mundo sivilisado!
Llorando de emosión me quedé el domingo, recordando mis épocas de pivot dominante dentro de la sona, bajo la canasta...
Si tenemos manos, ¿por qué jugar con los pies?

The Monch dijo... 05 septiembre, 2006 17:40

Je,je...

La versión del sueño es reducida pero suficiente para ilustrar un sentimiento. Hay que respetar a la selección y a los sueños de juventud. Ya llevara yo unos cuantos años conformándome con el cúlmen de la semifinal de Los Ángeles contra Yugoslavia y que hizo que 3/4 de los xavales del pueblo quisieramos ser Iturriaga (tampoco era eso exactamente) Se han renovado ilusiones. ¡Qué gozada!

Ah! y otra cosa, por mucho que se compare y se diga, mucho tendrá que cambiar el cuento para que los futboleros hagan algo parecido. Para empezar, que amueblen la cabeza!!
"Bueno... sí, la verdad es que sí, ¿no?..." responderían, ¿o no?

The Devil Rules the World dijo... 05 septiembre, 2006 22:07

Emocionado me hayo ante tan sabias palabras... Para mi fue absolutamente revelador como, con el (fugaz, como siempre) éxito e ilusión que despertó la selección en el mundial de futbol, de pronto todo Dios se echó a la calle con la bandera en la espalda y las camisetas rojas... se acabó el sentir pudor por lucir los colores nacionales, hostias ya... todos somos, de nacimiento, fans obligados de la selección en todas y cada una de sus formas, aunque sólo lo expresemos, con nuestro característico oportunismo, cuando ganemos (ese ya es otro tema).
A mi, el éxito del baloncesto, sólo me apena porque haya llegado tantos años después de que mis hermanos mayores (fieles irredentos del basket español de los ochenta) me obligarana a ver todos los partidos de la selección en cada mundobasket, europeo y olimpiadas pertinentes. Este exito, por el que tanto se desgañitaron tiempo atrás, les ha pillado viejos y cascados, y casi les deja indiferentes. Qué triste. Su afición terminó en las olimpiadas de Barcelona '92, y ahora son adultos grises y sin un gramo de vicisitud.
Yo, por mi parte, no puedo esperar al europeo del año que viene ¡¡¡en Madrid!!!

mosca cojonera dijo... 06 septiembre, 2006 09:49

me apunto a Paquito el Chocolatero (escrito con mayúsculas y minúsculas como los personajes históticos) como himno de España!

Y sobre deportes,... ¿por qué tanto dar la brasa con el futbol, si está Fernando Alonso en F1, Nadal en tenis, los de baloncesto, nada mal en golf, tuvimos a la mejor del mundo de patinaje y camino de convertirse en la mejor deportista española del siglo (http://www.noticias.info/asp/aspcomunicados.asp?nid=178266), y seguro mucho que se me olvida...?
A la mierda el futbol, hombre...

(

Bueno, que entiendo que se vea por la tele (ingresos generados, 1.100 millones [http://www.20minutos.es/noticia/148723/0/ingresos/ligas/futbol/]), como se hace con las series de televisión, pero tras un siglo (?) de no dar una, creo que está demostrado. Los futbolistas españoles (no la Liga) son malos malos malos.... Pero mucho. Tiene tanto sentido seguirlos, como animar a la seleccion española de lanzamiento de boomerang.

mosca cojonera dijo... 06 septiembre, 2006 15:06

a lo mejor interesa este link...
http://www.artesonado.com/musica/freaky.htm

Vicisitud y Sordidez dijo... 06 septiembre, 2006 17:46

Para que nadie me tache de cínico, he de decir que soy virulentamente antideporte. No por el deporte en sí - cada cual se divierte como le venga en gana - sino porque nos hagan comulgar con él por su "grandeza" y demás gilipolleces que se inventaron los necios de los griegos - joer, que lo que Aristóteles quería era ver a los púberes bien cachitas... - y, sobre todo, porque aún exista ese retraso espartano de "educación para la guerra" que es la educación física. A esa "clase" - contra la que todo buen friki debe despotricar, como ya ilustró la magnífica película "Matilda"- se le debe dar el mismo tratamiento que a la religión: optativa y que no evalúe.

El deporte es sólo una manifestación estética y punto. El único que me apasiona de siempre es la F1 (ese maquinismo aplastando al ser humano). Pero, claro, hay cosas más importantes que uno mismo y, como dijo The Monch, el respeto a la selección es algo que no se negocia. Ya de pequeño odiaba a gentuza como Santillana, Juanito y Hugo Sánchez. Sin embargo, me caían más que bien Itu, Romay y Corbalán. Algo tiene el baloncesto, sin duda...

Dejemos ya el futbol hasta que vuelva los bigotones...

mosca cojonera dijo... 07 septiembre, 2006 10:31

o a lo mejor este.... el vídeo promocional del disco de Sonia Arenas... aquello de los 80 de que cualquiera grababa para el mercado gasolinero sigue en pie, nunca se ha ido...

http://www.youtube.com/watch?v=2GhABHOUWP8

Miguel Ángel Santacruz dijo... 12 septiembre, 2006 22:44

España, España!!! A ver si aprenden los de fútbol.
Paco, este la semana que viene te quiero ver en China viendo a Alonso. Espero esa foto.

 
Subir