Vicisitud & Sordidez

14
El maestro Will Eisner – el segundo mejor autor de la historia del cómic después de Osamu Tezuka – en su obra “Invisible People” se dedicaba a rescatar vidas anónimas de entre la multitud que circulaba por la gran ciudad. La lección de Eisner me quedó muy clara: son muchos los que se merecen un pequeño momento en el spotlight, y todos tenemos la responsabilidad de enfocar las luces hacia ellos.

Con este artículo se inicia una serie de duración no determinada en la cual haremos odas a héroes más o menos anónimos que probablemente no merezcan un artículo full-length como María Teresa Campos o Hans Magnus Enzensberger, pero que sí merecen que los tengáis en cuenta durante unos veintiséis segundos de vuestra vida. La saga “ente onvre” nos ofrece tres vidas en un instante, y los elegidos hoy son…

Eduardo Molet

“Dos de cada diez casas de Chamberí las vendo YO”. En Europa no estamos acostumbrados a la egolatría de la publicidad americana (“El honrado Sam te vende un coche de segunda mano”) así que ver la inmensa jeta de este señor acojona como que un poco. No sólo eso: Eduardo Molet se ha erigido como “valedor” del barrio en reivindicaciones al ayundamiento, como locutor radiofónico, y lo que es mejor: en sendas ocasiones envió a TODO el barrio invitaciones al bautizo de su nieto – si algún depravado se lo tomó en serio, por favor quiero ver el vídeo de tal evento – y lo que es peor: ir a tomar las uvas de fin de año… ¡a su agencia inmobiliaria! A las almas solitarias que allí acudieren les digo lo mismo que a las del bautizo. Yo, por mi parte, debo admitir que aún conservo el mini-set de costura que su agencia, Era inmobiliaria, entregó puerta a puerta por todo el barrio: la egolatría conduce a una creatividad bien bizarra.

Spiritual Shade

Si eres de los que estabas hasta los pendexelines de aguantar que todos los músicos callejeros fuesen pesadas flautas andinas desafinadas, o lo que es peor: acordeonistas, o lo que es peor: perroflautas aporreando bongos de etnicidad yonkarra, entonces eres de los que recibiste con los brazos abiertos la figura del señor Spiritual Shade. Los Spiritual Shade fueron un grupo de death metal fundado en Madrid por dos hermanos rumanos que, en un momento de su existencia, decidieron que un lugar como la plaza del Callao era un sitio idóneo para que implacables riffs deathmetaleiros hiciesen convivir a los transeúntes con Satán. Y lo que es mejor: al lado del chavalillo melenas que torturaba la guitarra ¡¡¡posaba impasiblemente su señora madre sosteniendo el carrito de la compra!!! El metal como reducto de frikis irredentos no encontrará mejor metáfora visual que esa. Y Madrid no conocerá mejor música callejera que esa: gracias, señor Spiritual Shade.

El vecino del quinto de la casa de mi amigo Fran
Lo que voy a contar suena a leyenda urbana, pero juro por San Feck que es verdad. Cuando salía de casa de mi amigo Fran en Vigo (calle Manuel de Castro) veía que un sórdido señor mayor en silla de ruedas con cara de homicida le saludaba afablemente. Fran le respondía con un saludo huidizo y asustado. Le pregunté el porqué de su vicisitud y me raltó la historia de su sórdido vecino. Todo comenzó con una uña encarnada: decidió no lavarse y ésta se convirtió en una gangrena que acabó con su pierna. Le recomendaron una higiene extrema para evitar que ocurriese lo mismo en su otra extremidad sana. Como era de esperar, terminaron amputándosela también al muy guarro. Tullido como estaba, un día, en plena discusión conyugal intentó acuchillar a su mujer, pero perseguirla por el pasillo en silla de ruedas era algo muy complicado, con lo cual se quedó solo en su casa y sin un duro con el que pagar la electricidad, que le cortaron. Así pues, pasó a chorizársela al vecino, a la vez que pensaba a qué carallo se podía dedicar en su estado: ¡coño, pues a trapichear! Durante sus trapicheos, a veces intnetó subirse a alguna niña pequeña a su piso con la promesa de algún caramelo. Afortunadamente, sin éxito. Pero las droghas, pese a darle dinero no le proporcionaban la atención personal que el requería. ¿Cómo conseguir asistencia sanitaria gratuita? ¡Pues haciéndose mormón! La penúltima vez que ví a ente onvre una pareja de mormones empujaban su silla de ruedas por la rampa de la escalera. La última vez que le ví, sin embargo, iba con su silla en dirección contraria al tráfico por en medio de la Avenida Castelao. De eso hace muchos años, así que doy como propuesta para su epitafio: “Guarro, tullido, homicida, chorizo, pederasta, trapichero, incívico y mormón”.

Y esto es todo por hoy, emplazo a Paco Fox para que hable de gente como el presidente del club de castidad, a jalop para que lo haga del gran Blanco o a Panadero para que nos glose la vida y milagros de Ángel Espíritu Libre. Muchos son los onvres que esperan un poquito de vuestra atención. Dádsela.

Publicar un comentario en la entrada

mosca cojonera dijo... 30 octubre, 2006 09:48

Mi profesor de salsa (sí, tengo de eso!) me comentó que hace años seleccionaba gente, no sé si para un programa de la tele o para qué,...
Me comentó como, estupefacto, conoció a un chico que se llamaba (comprobado viendo su carnet de identidad) Michael Jackson... como nombre!
Michael Jackson Martinez, o Pérez, no recuerdo el primer apellido...

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 octubre, 2006 10:34

Un amigo mío, cuando se encargaba de hacer carnets para el Xabarín Club de la televisión de Galicia, vió a un chaval bastante tirillas cuyo padre le había puesto por nombre "Taison", bella versión iletrada de Mike Tyson.

Pero, bueno, yo ya he reivindicado el llamarle a un niño Hans MAgnus Enzensberger de Jesús así que no tengo derecho a hablar...

Paco Fox dijo... 30 octubre, 2006 10:51

Mi señora madre, santa profesora de colegio chungo, tuvo una vez un niño que se llamaba... Maiquel. Asín, con toas las letras.

El Gran Chimp dijo... 30 octubre, 2006 15:35

Siguiendo el hilo de los nombres: un muchacho que trabaja en un ciber de mi pueblo se llama CONAN Serrano.
Verídico.
En cuanto a pro-onvres como los que se comentan en el artículo he de decir que yo conocí a Michele, peluquero italiano (del táranto) trotamundos que se dedicaba a recorrer Inglaterra con su maletín-kit del buen barbero (peine, tijeras de todos los sizes, brocha, etc.) para ofrecer sus servicios por el módico precio de 5 pounds.
Ah! y siempre que iba a cortar el pelo a alguien se tomaba un cuarto de tripi.
Verídico Bis.

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 octubre, 2006 16:38

Interesante precisión la del barbero Michele. En esta era nefanda en que vivimos parece que sólo podemos elegir entre el peluquero fashionlocaza o el barberillo facha con su bigotillo y su conversación inaguantable. Pero olvidamos que es una profesión que se presta a estilos de vida alternativos. En breve, mi próximo ente onvre abordará la figura de mi gran barbero y pintor expresionista Luís Limés.

Panadero dijo... 31 octubre, 2006 00:50

Coño, los Spiritual Shade.
Tuve ocasión de ver a ese grupo en directo en la sala Lago de Sanabria (Calle Hermanos García Noblejas, junto a la emisora libre Radio Carcoma).
No aguanté más de 10 minutos porque eran unos virgueros de la guitarra, mucho floripondio pero poca caña.
Y cuando vi al chaval tocando en Callao, dije, tate, aquí está ganandose el pan.
Sin duda, son otros de los pilares del death metal madrileño que, seguro, ocultan una historia que merece la pena contarse.
Por cierto: por aquellos años había otro chaval rumano, no sé si relacionado con ellos, al que todo el mundo llamaba "el rumano". Especialista en thrash metal europeo, siempre portando una bolsa de discos la Metralleta, con grabaciones imposibles...
¡Ay, esas historias anónimas que tanto nos gustan a los sórdidos! ;)

Saludos desde Vallekas.
PS: recordadme la siguiente vez que nos veamos que os hable de El holandés errante, vallekano de adopción, experto en performances, icono generacional y mentor para todo niurromantic que se precie.

konsumprodukt dijo... 31 octubre, 2006 04:41

Buzoneando propaganda se ven nombres también cojonudos. Sin duda el más raro que ví nunca que en el letrero de un buzón fue "Caliope Espeis"...y no no era ni el piso de una golfa, ni de una drag queen, ni de un saltimbanqui ostrogodo.
Si les gusta Eisner supongo que conocerán
"La avenida Dropsie":Es una historia maravillosa. La Alcarria, donde me hallo, es un lugar prodigo en anecdotas si sconoce quien se las cuente con gracia. En cierto pueblo (Jadraque) había un chaval al que le llamaban WalkerTexasRanger, que se escondía al caer la tarde en las cunetas y caminos, se dedicaba a asustar a las viejas tirándoles piñas a modo de granadas de mano (hacía el sonido con la boca). Eso por no hablar del párroco
de otro pueblo que era, además de cura,aficionado a la formula uno (muchos años antes de la Alonso-manía) y sobre todo a los Rallyes. Cerraba las misas felicitando a Nigel Mansell, e iba de pueblo en pueblo en un R5 Copa turbo "tuneao" (con espoilers) para mayor velocidad, usando al sacristan de copiloto para que le cantara las curvas y los baches.
Algún día les contaré como metieron a mi bisabuela muerta dentro de un taxi con un televisor al lado, para evitar pagar un coche fúnebre...o cuando cierto familiar muy cercano compró un container lleno de papel moneda angoleño, con la intención de venderselo a la flota de Pescanova (Estas dos últimas pasaron en Coruña,claro ¿donde si no?)...
Pero eso es otra historia.

Muy bueno lo suyo como siempre.
Me ha gustado sobre todo la historia del tullido mafioso pederasta mormón.

Cuídense

K.

Vicisitud y Sordidez dijo... 31 octubre, 2006 08:42

Bellísimos comentarios, señores Panadero y Konsumprodukt. Este artículo es largo por aquello de ser introductorio, pero en la concisión de sus comentarios ustedes han realizados sus bellos y particulares "ente onvre" donde se sigue honrado a esos héroes anónimos que tanto nos gustan. Vamos, que han hecho artículos de portada por los cuales les estoy muy agradecido. In fact, "ente onvre" nece con el propósito de intercambiar historias épicas: pero no como palabras de bar que se lleva el viento, sino para la posteridad de internez.

Y, sí: "La avenida Dropsie" es una obra maestra. Si hacemos salvedad de sus últimos, panfletarios y menores "Fagien el judío" y "Los protocolos de los sabios de Sión" es parte de esa gigantesca traca final con la que Eisner nos recordó lo terrible que fue su muerte: alguien capaz de Dropsie, "Una cuestión de familia" o "Las reglas del juego", sin duda era Dios. Lo cual no sé en qué lugar deja a Tezuka (es que lo de Adolf, Black Jack o Fénix es too much).

jalop dijo... 31 octubre, 2006 21:09

Bella introducción a un tema que casi se prestaría para un blog propio de homenaje a todos los freaks que en el mundo han sido. El tema es inabarcable, pero se pueden ofrecer unos cuantos fascinantes ejemplos de personajes ilustres cuyas vidas puedan servir de referente para la comunidad sórdida, como los mencionados y más. Habrá que ponerse manos a la obra.

Panadero dijo... 01 noviembre, 2006 03:19

Cito a Jalop:
"A todos los freaks que en el mundo han sido".
¡Es un nombre excelente para un blog!
Y sigo citando: "cuyas vidas puedan servir de referente para la comunidad sórdida".
Jalop, macho, estás sembrao;)

Abrazotes.

Vicisitud y Sordidez dijo... 01 noviembre, 2006 18:48

jalop, es cierto el hecho de que este tema da para un blog paralelo. De hecho, tanto el peluquero del gran chimp como la cuadrilla rural de konsumprodukt (un cura que redondease sus homilías con mi idolatrado bigotón Nigel Mansell me hubiese convertido al cristianismo ipso facot) lo demuestran. Pero, bueno, si lo sabemos integrar, los "ente onvre" serán bellas píldoras entre ensayos sórdidos más sesudos (o no).

Panadero, ya tengo maquetado tu bello y sentido artículo sobre "Ángel (espíritu libre)" para que nuestra bienamada comunidad sórdida lo disfrute en breve).

Permanezcan en sintonía, mientras tanto... ¡sigan compartiendo sus apasionantes onvres con nosotros!

carrascus dijo... 02 noviembre, 2006 19:18

Pues yo una vez que estaba en Urgencias del Hospital Virgen Macarena (por nada serio, que no cunda el pánico), mientras estaba sentado en la sala de espera escuché perfectamente como por los altavoces decían: "Atención... la señorita Magdalena Bella Easo... acuda a la consulta número cinco"... Lo juro, y no era efecto de que yo tuviera fiebre ni nada porque solo estaba de acompañante de mi mujer, que era la enfermita.

O las administrativas de Urgencias eran unas frikies que estaban de cachondeo, o los frikies eran los padres de la señorita... o ésta quería pasar desapercibida y dió el nombre que primero se le ocurrió... pero eso no se puede hacer, ¿no?, porque te piden papeles y esas cosas con tu nombre...

Igual la tía se llamaba así de verdad y todo...

The Devil Rules the World dijo... 03 noviembre, 2006 02:50

Imposible competir con semejantes personajes, tanto los del artículo en sí como los de los comentarios adyacentes. Yo, como mucho, puedo hablaros del cura que se quedó a vivir en casa de mi tía (en el pueblo de mi madre), mientras preparaba un exorcismo a un chaval del pueblo que al parecer estaba poseído por el demonio. El caso, ocurrido años antes de estos fantásticos programas sensacionalistas de Antena 3, salió en la mayoría de los periódicos durante la época (finales de los ochenta). Lo mejor es que, una vez realizado el pertinente exorcismo, a la gente del pueblo le cayó tan bien el remedo castizo de Max Von Sydow que echaron al antipático cura que tenían por aquel entonces y adoptaron al nuevo como párroco oficial.
Y mi tía, orgullosa, claro.

padawan dijo... 20 julio, 2008 23:54

llego tarde a este artículo, pero es que, como chamberilero de adopción, soy fan irredento de Eduardo Molet (o Eduardo Mullet). También tengo el kit de costura!!!!!!!

Si este comentario se lee, pido un nuevo artículo sobre Molet, en especial sobre la "Gran Capea de Chamberí" y su campaña para batir el record de visitas en youtube

si hace falta, busco alguna foro de las pintadas de "¡Gora Molet!" que hay por el barrio

 
Subir