23 noviembre 2006

Borat: La cumbre de la vicisitud fílmica

Hace unos meses hacía una breve reseña sobre lo que para mí era la mayor vicisitud nunca perpetrada por un músico. Y justo ahora, el destino (o la mala suerte, según se mire), nos ha servido en bandeja el mayor producto de vicisitud cinematográfica de la historia.
Vergüenza ajena proyectada desde la pantalla con alevosía ha habido siempre. Tanto intencionada (sobre todo de la mano del idolatrado y odiado Peter Sellers y ese jran onvre llamado Blake Edwards) como casualmente (mis amigos Uwe Boll, Albert Pyun y toda la caterva de italianos ochenteros). Pero nunca había llegado a este nivel. Claro que tantos años de sordidez nos han preparado para esta cumbre. Así que, el fin de semana de su estreno, con la cara lavada y bien peinada, me puse voluntario para ver… ¡BORAT!


La película está escrita y protagonizada por un tipo sórdido que responde al nombre de Sacha (parece un personaje de El Osito Misha). No voy a ahondar en la carrera de este señor, que ya de eso se han encargado todas las revistas y sitios webs durante los últimos días. Sólo diré que, además de ser así de chungo, está liado con Isla Fisher, pelirroja de gran erotismo que salía haciendo de pija guarrilla en ‘De Boda en Boda’. Y sólo por eso, ya merecería todo mi respeto.


La película es un falso documental que sigue las andanzas por Estados Unidos de un supuesto reportero de Kazajistán (¿por qué no de Chiquitistán? ¿Acaso pensaban que en la américa profunda alguien sabría que es un país falso?) poniendo en aprietos políticamente incorrectos a todo el que se le pone por delante. Vamos, como el momento ‘Gibatrtá, E-pañó’ de ‘To Er Mundo e… ¡Mejó!’, pero con chistes de homofobia, xenofobia, misoginia (coño, parece una lista de enfermedades), pamelanadersonfilia y, por supuesto, cacafilia. Porque no hay nada más bello que un chiste de caca. Bueno, sí: Borat y su agente de 180 kilos peleándose. Totalmente desnudos. Ante todo un cine descojonándose. Y ni una persona saliendo despavorida de la sala en busca de ayuda psicológica.

¡Cine de calidad!

14 comentarios:

mosca cojonera dijo...

como no contestáis a los emails queridos primos, me estoy especializando en los offtopic

http://www.josemariainigo.com/
http://www.josemariainigo.com/portadasdiscos.htm

disculpas y buen día :)

Tocotó dijo...

En mi facultad utilizan los manteles de papel del comedor para promocionar cualquier cosa. Lo último es la promoción de esta película y he de decir que comer una paella viendo a este individuo con el tanga verde produce muuuucha vicisitud y un poco de ardor.

Anónimo dijo...

Qué gran vicisitud da ya solo ver el tanga estirado hasta debajo de las orejas. En todo caso, optaré por un visionado casero y pirata por dos motivos. A: si efectivamente se produce la vicisitud por usted anunciada, sr. Fox, así podré patalear y chillar libremente sin que nadie se moleste. B: si no es de mi agrado, no me arrepentiré de haber gastado esos euros ganados con el sudor de mi frente.

Primo: no contesté, pero reenvié el link que me mandaste al sr. Vicisitud.

Saludos.

Paco Fox dijo...

Mmm... No sé si es una decisión acertada... tenga usted en cuenta que se pierde la experiencia de una comedia de verdad en un cine. Lo de toda una sala riéndose a la vez durante casi toda una película es algo que no se ve a menudo. Y la comedia es el género más apropiado para el visionado común, por aquello de que la risa es contagiosa.
Sobre el grito y pataleo yo no me preocuparía. Medio cine estará igual. Yo mismo grité e incluso me tiré al suelo en el ataque de vicisitud más grande de mi vida desde que Peter Sellers se lio con el papel del retrete.

SuperSantiEgo dijo...

Yo reconozco que en mi blog la he puesto a caer de un burro, pero quizá precisamente porque se queda a dos aguas, y la escatología y los insultos gratuitos poniendo como excusa un supuesto mensaje de crítica social y política me cabreó no poco.

La sal gruesa y lo sórdido sólo es tolerable en estado puro.

El Gran Chimp dijo...

El problema de esta peli es que con el doblaje pierde mucho, si la viesen subtitulada se darían cuenta de que está a la altura de Brácula o el Séptimo Sello...

Paco Fox dijo...

¿Cómo juzgas una película como ésta? Si ya cualquier flim con una narrativa clásica divide a todo el mundo, en este caso no hay manera de objetivizar nada.
Todas las opiniones medianamente argumentadas me parecerán bien. Sólo una cosa no tiene discusión: que pocas películas han dado tantísima vicisitud en toda la historia del cine. Y ya eso es un valor, como cuando Divine se comió la caca.

Vicisitud y Sordidez dijo...

Bien escogido el ejemplo de Divine: "Pink Flamingos" puede ser de las pelis menos interesantes de John Waters ("Serial Mom" o "Pecker" le dan mil vueltas). Pero la escena de la caca es, con merecimiento, historia del cine con mayúsculas, y eso no queda más remedio que aceptallo.

Como "Brácula" y "El séptimo sello".

Panadero dijo...

¿Pero salen zombis? ¿Ninjas? ¿Cyborgs?

Entonces no me interesa.

Vicisitud y Sordidez dijo...

Panadero, Borat, al igual que Franco Nero, es un referente ineludible del bigotón.

Anónimo dijo...

Muy bueno, Panadero.

Panadero dijo...

El caso es que me apetece ver Borat; fijaos en el evidente parecido entre éste y mi amigo y escritor Mariano Sánchez Soler, que es otro bigotón pero de izquierdas.

Un saludo!

Monsieur Jacobine dijo...

Lo de ‘Borat’ es uno de esos fenómenos de ilusión colectiva que se dan de tanto en tanto en el mundo del cine. No entiendo como tantos críticos sesudos han elogiado este petardo como una obra maestra de la sátira, sin caer en que el grueso de su humor grueso es el las comedias adolescentes yanquis del que tanto abominan en sus escritos. Como bien apunta el señor Fox, un par de chistes ingeniosos no justifican tanta obsesión sexual de alumno de instituto. La culpa la tiene Bush Jr., cuya presidencia es tan desastrosa que hasta hace que cosas como ‘Borat’ tengan su cuele porque se valora todo lo que le de un coscorrón al imperio americano. Yo viendo esta película tuve una de estas experiencias de ciudadano que aún no ha sido absorbido por las vainas de los ultracuerpos, con la sala riéndose y yo con mi mejor cara de palo.

La navaja en el ojo dijo...

Vaya, Paquito, sí que he acertado. Fuera hoy yo a ver una película protagonizada por esta chiquilla que pesca en una isla, The Pleasure of Your Company, aquí traducida con el original título de Cásate conmigo. Y no recordaba que habías dicho estas cosas sobre ella en absoluto. Pero he estado tota la película pensando que era una chica muy pútica y que te tenía que gustar.

¿De verdad es la novia de Borat/Ali G? No pegan nada.

Related Posts with Thumbnails