Vicisitud & Sordidez

21
El penúltimo artículo del perínclito Paco Fox, entre otras muchas virtudes, sirvió para que recuperásemos la más grande aportación jamás fecha por la cultura catalana: el caganer. En el acalorado debate que siguió a la elegía a Robert Altman, la mosca cojonera nos recordó, con su habitual mesura y sabiduría, que quien es capaz de hacer algo bueno aunque sólo sea por una vez en su vida, merece ya un cierto grado de respeto. Bien, pues con el caganer el muy noble pueblo catalán consigue que les perdonemos tonterías como prácticamente todos sus políticos, como la gilipollez timofashion de muchos rincones de Barcelona, como prácticamente todo lo que ha dicho la cúpula directiva del Barça en su historia y, lo que es peor, la aburridísima ceremonia inaugural de Barcelona 92, con los pretenciosos y odiables Els Comediants (donde esté la infinitamente superior ceremonia de Atlanta 96, con sus jeeps y sus bigardos en leotardos tocando trompetas sacadas de “Cristóbal Colón de oficio descubridor”, que se quite todo lo demás).

Sí, muchas son las críticas injustas que recibe el pueblo catalán – recomiendo este bello tbeo para hacerles un poco de justicia y no caer en Jimenezlosantismo – pero TODAS obvian lo fundamental. ELLOS INVENTARON EL CAGANER. Y tú no, hijo de puta. Yo soy de los que no quieren regalar la bandera de España a los fascistas porque
respeto a la selección. Por ese motivo, no quiero regalar Cataluña a Laporta, Bofill o cualquier gilipollas fashion presuntamente “cosmopolita” (cuando en realidad son más de su pueblo que nadie). No, señores, no: Cataluña es de esa mayoría silenciosa de buena gente que, cada año, en sus Belenes, pone un caganer. Es de esa gente que sabe perpetuar las buenas tradiciones y extenderlas hasta lograr que un Ciudadano Soberano, en la otra punta de España, haga un caganer viviente al lado de la carretera. Es de toda esa buena gente – Marc, Eric, Josep, Oriol, no os olvido y sé que adoráis al caganer – que nos recuerda que es mejor hacer caca y no entrar en el debate falso que se inventan Acebes y Zaplana.

Es por ello por lo que os remito, para vuestra información humana y formación sórdida, a este bellísimo
link facilitado, once more, por la mosca cojonera. Es la web de amics del caganer, y su galería fotográfica no tiene el más mínimo desperdicio: las horas de amor y rock sinfónico están garantizadas.

Como ya dije otra vez: hala, me voy a cagar.

Publicar un comentario en la entrada

SuperSantiEgo dijo... 07 diciembre, 2006 11:51

Permítaseme ser el primero en felicitarles por una nueva perla de sabiduría en este augusto blog, y que a la vez ilustre un poco su quehacer con breve apunte filológico, que es este:

La escatología, paradógicamente para el profano, hace referencia tanto al saber que trata sobre la vida ultraterrena, como a todo lo que se refiere a las heces, dado esto por la raíz griega escatós, o sea es el fin último de las cosas. Por tanto la escatología trata tanto del fin último del alma y su destino, como de el inevitable y pútrido final de los alimentos transmutados en caca después de la concocción de los alimentos en el tracto digestivo, sea éste una XXL de McDonalds como el menú de degustación de Adriá, y demostración palpable de que el acto de excretar es democrático y anticlasista.

El caganer es una metáfora hermenéutica en sí misma: al deponer sus restos el sujeto de la imagen icónica devuelve a la tierra parte de su ser, parte de aquello que lo mantiene con vida, el alimento, y a la vez así el sujeto activo de la cagada (llamemos a las cosas por su nombre), se religa con su conciencia tanática y mortal. Las actuales formas de evacuar el vientre en inodoros cerrados a cal y canto nos privan del acto genuíno de cagar de campo al aire libre, hecho que convierte tanto al caganer como al Ciudadano Soberano en verdaderos FILÓSOFOS, y dignos sucesores de Sócrates.

Por mi parte yo, en mi segunda e inédita novela (hasta el domingo, que arreglaré ese desafortunado error de la Historia), me inventé el Argumento Escatológico, con el que no los aburriré para no hacer esta humilde intervención más larga de lo que se debiera.

Paco Fox dijo... 07 diciembre, 2006 13:30

¡Amplíe usted esa información, please!
Gran comentario, por otra parte. No hay nada que me procure más placer que leer en la misma frase las palabras 'cagada' y 'tanática'.
¡He tenido que telefonear al Ciudadano Soberano para leérselo entero!

Vicisitud y Sordidez dijo... 07 diciembre, 2006 14:24

Recuerdo cómo me sorprendió de joven lo del "esjatós" griego.

Y respecto al anticlasismo, nunca se debería olvidar esa joya de Siniestro Total "Tengo que inventar algo para poder hacer la caca de colores. No volveré jamás a cagar la caca marrón: qué vulgaridad, qué mediocridad".

Ya se sabe, un buen vigués es fan de Siniestro, del Celta, y ha ido alguna vez al bar de Karina Falagán. (Que le diga sino Panadero el itinerario turístico al cual jalop le sometió).

SuperSantiEgo dijo... 07 diciembre, 2006 14:48

Pues verá: la novela en cuestión responde al nombre de Carmiña Burana, y es sórdida en cada un de las tres dimensiones que ocupa cada uno de sus ejemplares en el espacio-tiempo. Por conspiraciones varias y otras vicisitudes del destino cruel lleva durmiendo el sueño de la injusticia desde hace casi diez años, y sólo después de tan prolongado reposo y de su maceramiento en el polvo de la desesperación y el olvido me he llegado a dar cuenta de su sordidez, que a mí mismo me ha espantado.

No contento con eso, tuve la genial idea de escribirla en un apartado dialecto noroccidental latino llamado gallego, y por si fuera poco en la última reescritura y refundición que culminará este domingo para su publicación en www.lulu.com la he terminado adaptando en un reintegracionismo normativista propio que puede que termine por convertir en caganers a más de uno.

Como sé que al menos uno de ustedes pertenece a la estirpe galiciana, variante sureña, quizá se animen a echarle un ojo, y como me imagino que tendrán la firme intención de no gastarse ni un dureuro en el proceso, tendré que acceder a enviarles un pdf o .lit, llegado el caso.

Respecto a lo que íbamos antes de tan subrepticia autopromoción o cuña publicitaria, el Argumento Escatológico, una de las tesis centrales de lo que la obra se narra, es ni más ni menos que una argumentación lógica sobre la existencia o inexistencia de la Divinidad. Defenderá pues uno de los personajes principañes que, si ésta no existiera, habría más o menos partes iguales de bien que de mal, pero la simple y plana observación del mundo nos revela, sin sombra de duda y con claridad adamantina, que el mundo, es UNA MIERDA (de ahí lo de Argumento Escatológico), y por lo tanto es inevitable que no esté hecho a conciencia por un ente que lo ha diseñado de éste, y no de otro modo mejor, e igualmente eso lleva a la conclusión de que si los seres humanos están hechos a su imagen y semejanza Dios no sólo tiene que existir por lo antes dicho, sino que además unido a lo otro su naturaleza no es buena, sino un concepto contrario a la bondad, o sea malvado, cabroncete o sencillamente algo gilipollas. Por eso este personaje terminará concluyendo: "Creo en la existencia de Dios, pero no creo en Él".

Lo cual, reflexionando sobre ello, me ha desvelado el profundo método de autoconocimiento que es la literatura en el esclarecimiento del auténtico yo y del falso yo, pues capaz de pergueñar semejante argumento, a la vez me declaro ¡ferviente cartesiano!, siendo como es el adorado Renato Cartesio paladín de la necesaria creencia de la bondad divina para cualquier ejercicio de lo racional. Y no contento con esto he convertido a Descartes en bandera y santo patrón de mi blog, e incluso pretendo, si mis mermadas capacidades me lo permiten, ser fundador tanto del cartesianofrikismo como del anarcocartesianismo.

Sin más me despido y quedo a su entera disposición tan agradecido como emocionado por permitírseme la oportunidad de expresarme en compañía de tan respetados ídolos de mi particular blogosfera personal.

Nüx dijo... 07 diciembre, 2006 14:50

Jejejeje!! Gracias por recordarme que tendré que ir quitando los montones de mierda acumulados en el salón para hacer un huco a LA MIERDA.
Nunca falla mi "cagané", siempre esta ahí, a mi lado, en las arduas y gélidas noches de invierno, fiel a pesar de las dificultades que hemos pasado... (no sabéis lo dificil que es convivir un caganer)
Pos eso! que mu maja la entrada! Y feliz día del nacimiento de nuestro salvador y redentor! Saludos!

Nüx dijo... 07 diciembre, 2006 14:54

P.D.: Viva Gene Simmons!! ;)

Vicisitud y Sordidez dijo... 07 diciembre, 2006 15:48

¡Que vivan Descartes y Gene Simmons indeed!

Aunque, filosóficamente, yo me declaro un 50% empirista. 50% porque sólo me quedo con el principio de su máxima "Nihil est in intellectum". Y punto.

Habrá que leer Carmiña Burana. En este blog somos dos los vigheses... Una vicisitud como otra cualquiera. Aprovecho para ecir que de su blog deusted me han fascinado las trading cards existencialistas. Nunca fui roleiro - aunque sí Sartriano - y me parece un crossover de bellísima depravación.

Anónimo dijo... 07 diciembre, 2006 17:30

Aunque me fascina el hecho de que exista la figura del caganer, me daría vicisitud ponerla en un Belén en mi casa. Pero qué bonito, con mi comentario en el post ante-anterior he dado pie a un nuevo.

SuperSantiEgo dijo... 07 diciembre, 2006 17:32

¿Sartreano? Eso es una muestra de sordidez sólo superada por el hecho de ser beauvoriana, cosa que como tantas otras está reservada casi en exclusiva al género femenino.

Algún día, si así lo desean, hablaremos del Sartre gallego, el señor Ferrín.

Panadero dijo... 07 diciembre, 2006 21:13

Cagar es lo más íntimo que hacemos, ese sótano del alma al que no queremos que nadie llegue. Es algo muy privado, más que el sexo, aunque heces y sexo sean a menudo una misma cosa.
Una vez una chica me dejó, y para combatir la angustia y la sensación de fracaso, a menudo invadía imaginariamente su intimidad imaginándola en el water. Entonces el deseo, el amor, desaparecían.
Porque cagar es algo muy íntimo. Podríamos incluso entrar en el debate: ¿qué es peor, cagar o que te caguen? Pero eso ya es delicatessen.
Solo añadiré que los Caganer se me antojan simpáticos por el aire despreocupado con que defecan, ajenos al bullicio que los rodea, sin importarles que les veamos.

Saludos cordiales.

The Devil Rules the World dijo... 07 diciembre, 2006 22:27

Interesante, sin duda. Pero yo no creo en la caca...

SuperSantiEgo dijo... 07 diciembre, 2006 22:51

Además, ahora que caigo, este artículo viene que ni pintado en esta época del año, la más hermosa, en la que recibimos la visita del Sr Mojón. (Cuántos daños cerebrales nos ha causado ver South Park, pero qué felices somos gracias a ellos.)

carrascus dijo... 08 diciembre, 2006 09:45

Oye Vicisitud, a lo mejor te interesa conocer una noticia que escuché ayer en la radio mientras iba en el coche (los habituales atascos navideños sevillanos mezclados con las obras). El caso es que estaban diciendo que una empresa de laxantes (claro está) ha montado un belén en el que todas las figuras son caganers, los pastores, San José y la Virgen, los Reyes Magos... todos.

Cuando comencé a prestarle atención ya estaban casi al final del comentario, pero a lo mejor en internet encuentras algo.

Paco Fox dijo... 08 diciembre, 2006 11:42

¡Jarl! ¡Hay que buscar fotos de ese belén YA!

Anónimo dijo... 08 diciembre, 2006 17:44

Y ya que mencionan noticias: ¿qué me dicen de la señora que provocó un aterrizaje forzoso de un avión por sus flatulencias? Hasta en TVE 1 se lo estaban tomando a cachondeo y decían: "cómo tendría que ser el fruto de su vientre. ¡Jesús!, qué olor". O: "los demás pasajeros comprobaron que la señora se había apeado... literalmente". La cosa fue que encendió una cerilla para disipar el olor y lo tomaron como un acto de terrorismo... medioambiental, supongo.

Miguel Ángel dijo... 09 diciembre, 2006 13:07

¡¡¡ja,ja,ja,ja,ja!!! nunca hubiera pensado que habría figuritas así.
Me quedo con las piezas de coleccionista, son mucho más gráficas y muestran mejor la filosofía original de estos muñequitos. Si no vemos la mierda no es lo mismo.

Anónimo dijo... 10 diciembre, 2006 12:55

Off topic:

Deberían hacerle un post homenaje a este señor, que fue un gran sórdido:

Fallece Lauren Postigo de un ataque cardíaco en Madrid.
El cadáver del presentador televisivo será incinerado a las nueve horas del próximo lunes en el Cementerio de La Almudena

http://www.elpais.com/articulo/Fallece/Lauren/Postigo/ataque/cardiaco/Madrid/elpepugen/20061210elpepuage_1/Tes

Panadero dijo... 10 diciembre, 2006 13:08

Además Lauren Postigo fue socio fundador de Lauren Films.

Paco Fox dijo... 11 diciembre, 2006 09:45

¡Joer, eso no lo sabía!.

Panadero dijo... 11 diciembre, 2006 11:02

Esa culturilla cinematográfica! ;)
No solo de giallos vive el cinéfilo.

La navaja en el ojo dijo... 28 diciembre, 2006 19:18

Los anónimos son de La navaja en el ojo

 
Subir