Vicisitud & Sordidez

19
El círculo se cierra: cada vez me quedan menos películas de bárbaros por ver. Mi novia ya no hace un master y está un poco menos explotada en el trabajo, pero esto ya es como las pajas: si empiezas, te las terminas.
Andaba yo preocupado porque uno de los flims más extraños del infra-género, Tunka el guerrero, me iba a ser difícil de conseguir. No está en la mula, y la página web de su director ha desaparecido. Sin embargo, por motivos profesionales conocí al gran señor Jesús Cano, hombre con acceso a la película. Aterrado ante lo chungo de la petición y preocupado por mi salud mental, accedió con gran amabilidad a conseguirme una copia. Todos tenemos que estar agradecidos a este bienhechor de la humanidad sórdida.

La película fue dirigida por un tal Joaquín Gómez Sainz, especialista metido a actor y director que venía de escribir y protagonizar junto a Jacinto Molina un peplum ochentero titulado Los cántabros. Con éstas, y armado con su pseudónimo Dan Barry, decidió que, como aficionado al tebeo que probablemente fuera, lo suyo era el cine fantástico. Se fue al campo y rodó su gran épica.

El flim comienza con el usual hongo nuclear de archivo. ¡Se trata, en el fondo, de una peli post-apocalíptica! El amigo Gómez Sáinz hábilmente mata dos pájaros de un tiro y une los dos mayores subgéneros de la caspa mediterranea ochentena, metiéndoles un gol a los amigos italianos. Esto me hace sentir patriota otra vez.
Misteriosamente, no nos acompaña ninguna voz en off, sino que el director prefiere recrearse en unos casi estéticos detalles de la nube nuclear. ¿Será una película diferente?
Pues no. Tras los créditos llega el usual sintetizador cutre que haría morirse de vergüenza a Keith Emerson y, como no, el esperado amigo narrador, que entra a soltar su parrafada cósmica. Y, sí: es el mismo que el de Gunan, el guerrero (y que el de los dibujillos de El Quijote, by the way), pero con un inesperado bonus track: el buen señor aparece en pantalla, y, encima, con el aspecto de un Barry Gibb mal maquillado. Además gesticula como loco mientras que el doblador no acierta a meter en boca ni una sílaba. El factor de diversión de la película aumenta automáticamente diez puntos.
El espídico narrador nos cuenta básicamente que tras el holocausto quedan sobre todo señoras (¡bieeen!), unos tipos que las sirven (esas fantasías de dominación femenina) y otros que se oponen y quieren que se pongan voluntarias a cualquier palabra amorosa (fantasía de dominación masculina. Efectivamente: al guionista le van todos los tipos de sadomasoquismo).

Tras unos largos planos y zooms sin sentido de un acantilado cántabro, vemos a un grupo de amazonas. En sus vestimentas se nota que las únicas mujeres supervivientes del holocausto son las descendientes de las pijas de Serrano: el colorido de modelitos que lucen en sobrecogedor. Además, para ser una tribu de bárbaras, pronto demostrarán que tienen varios trapillos de repuesto, siendo mi preferido el momento en el que todas se visten de luto en plan La Casa de Bernarda Alba mientras que la sacerdotisa se pone un bikini de leopardo.

El caso es que unos tipos malos raptan a las señoras. A continuación, conocemos al resto, que vive entre una playa (¡como en Gunan!) y unas ruinas romanas (se ve que ésas sí que han resistido la guerra nuclear. Y es que ya no se hacen anfiteatros como los antes). Las aguerridas amazonas, que parecen mitad salidas de un casting de Interviú, mitad de la discoteca PK2 del pueblo, deciden que hay que mandar a alguien al rescate. Como no son tontas, envían a un tipo primero, que muere porque un halcón le deja manchas de pintura en las mejillas. El pobre hombre era el hermano de… ¡Tunka! Así que ya tenemos servida nuestra usual trama de venganza (TM). Que, por qué no repetirlo, es igual que la de Gunan.


¡Tunka!, que es una especie de Tony Genil reconvertido en cantante de heavy hispano pasado de esteroides, se va a ver a las chavalas. Tras unas peleas en las que demuestra su pericia con la espada, se marcha al rescate de las prisioneras. Naturalmente, escoge como compañero de periplo a un enano. Y es que no sólo se nota que la película es española por las jarras de barro y el look Curro Jiménez general. Esta especie de versión freak de Don Quijote y Sancho Panza le da una coartada sórdido-cultural que para sí quisiera Ator el poderoso.

Sin embargo, los malos apresan a ¡Tunka!, mientras que el enano consigue escapar, dejando de paso bien clarito en qué país se desarrolla la acción:


Todo esto no ha servido para nada, pues no es el enano, sino una metáfora en forma de niño, quien libera a ¡Tunka! De vuelta con las amazonas, mi bárbaro favorito (y es que también tiene un aire a mi padre mezclado con el cantante de Journey) decide hacer las cosas bien. Reúne a todas las amazonas y sus amigos los pringaos y se lanza al ataque del campamento de los malos. Una épica batalla se desencadena a continuación, en el que brillará la gallardía, la cámara en mano y la magia. Porque no sé cómo explicar si no es algo de brujería el hecho de que la gente caiga muerta sin que las espadas rasguen siquiera la ropa. Ni una gotita de sangre, oigan. Sin duda, se trata de una batalla consciente de sus propias limitaciones presupuestarias.

Finalmente, ¡Tunka! vence a los malos, si bien tanto el jefe como su lugarteniente (un sórdido pintado en plan Drácula interpretado por Bartabás, reputado jinete francés que probablemente no ponga esta película en su currículum) salen ilesos, dejando la puerta abierta a una secuela que todos esperamos con ardor y problemas intestinales.

En definitiva, ¿en qué lugar queda Tunka, el guerrero, la única barbaridad ochentera cien por cien española, en compañía del resto de series Z del subgénero? Quizá por encima de Gunan, principalmente porque no hay cámaras lentas y, sobre todo, por el corte de mangas del enano. Y debido a que, en el fondo, transmite bastante cariño. Sí, es cutre y con la originalidad de una canción de Stock, Aitken & Waterman, pero se nota que es una película personal, muy por encima de los trabajos de encargo de sus rivales italianas. Y si hay una cosa que apreciamos aquí por encima de la sordidez es el amor.

Publicar un comentario en la entrada

SuperSantiEgo dijo... 16 marzo, 2007 13:12

¿Y a partir de ahora se podrá emulear esta joyita?

Paco Fox dijo... 16 marzo, 2007 13:46

No tengo ni idea de cómo se pasan pelis a mpeg o DIVX. De hecho, quería poner el corte de mangas en You Tube, pero me he tenido que conformar en armar un buen pifostio para que me hicieran las capturas de pantalla en el trabajo con un AVID (ya se sabe, matando moscas a cañonazos)...

El Viti dijo... 16 marzo, 2007 17:02

¡Por Crom! ¡Por la gloria de la tempestuosa edad hybórea! ¡Soberbia exposición cimmerio! ¡Toma una jarra de cerveza y deja ahora que lo festeje a mi modo…!
(Voz en off)

¡ISTA, ISTA, ISTA, TUNKA/GUNAN FEMININISTA!

Muchas cosas tienen en común Gunan il guerriero (1982) y Tunka el guerrero (1983): amazonas que viven en la playa y dominan al hombre (a esto nos puede conducir tanta paridad…), dos hermanos bárbaros, tramas de desarrollo caprichoso,… Y a pesar de que la segunda es una muy apreciable producción, con interesantes aportaciones autóctonas, y precursora de filmes posteriores como Lady halcón o Willow, por citar sólo algunas… ¡Yo digo no! ¡Gunan es mejor!

Es evidente, el amigo Dan se puso calentorro viendo a las gunias de Gunan, y quiso desarrollarlo más con una troupe de cachondillas vestidas con retales del último carnaval de Cortylandia. Sin embargo Piero Regnoli muestra un mejor conocimiento de las bases del género creado por Howard con El rey Kull. La providencia ha querido que yo lea muchos buenos tebeos de La Espada Salvaje de Conan y Conan Rey, de forma que soy capaz de apreciar aquellas verdades absolutas a la vista de todos (¿?):

● Gunan empieza con el principio del mundo y los dinosaurios. Tunka empieza con el fin del mundo y la bomba atómica. So far, so good…hasta aquí van iguales.

● Guionísticamente es más brillante la muerte del hermano sin nombre de Gunan: “ ¡Yo soy Gunan!¡Aaaagghh…!” dice el pobre mientras le apuñalan por la espalda. Sin embargo aquí reconozco que gana Tunka con la doble interpretación de Dan Barry como su propio hermano bárbaro (¡era él!).

● Gunan va en pantalón de deporte y se parece a Bruce Dickinson, Tunka se parece a Tony Genil, en eso empatan. Pero Tunka no aparece en ningún momento con el pecho al aire ¿Qué tipo de bárbaro no pierde su jubón, al más puro estilo William Shatner, en 90 minutos de trifulcas?

● No hay objetos que le sirvan. No vemos ningún objeto de poder como los escudos de las gunias en Gunan o la ballesta en Krotar.

● No hay enfrentamiento final cara a cara entre héroe y villano. Quizá porque el villano de Tunka (esa especie de príncipe de Beukelaer carroza) ya tenía bastante con no caerse del caballo.

● No hay interés en ir a cama. Tunka ni siquiera le come los morros a la bárbara morena del PK2 (que se le nota toda la peli que va caliente). Lejos del momento sórdido de Gunan en que su madre adoptiva, una tía cardada de nombre Marga (por lo menos en la versión doblada), reclama al bárbaro el placer de prespitación.

● No hay empelote. Aunque las Itilas (o como se llamen las amazonas de Trunka) parecen salidas de un casting de Ozores, no hay el más leve asomo de destape. Con decir que, en mitad de la contienda final, a una de ellas se le escapa una teta y se tapa avergonzada aún a riesgo de recibir un golpe mortal de esos sin sangre. En Gunan, en cambio, hay tetas, pequeñas, pero hay. Recordemos también el bello sandwich humano que protagonizan Gunan y su novia rubia anorexica Lenna (el mismo nombre que la de Krotar pero la actriz de Ator, aunque también sale en Krotar, de bruja) torturados por el pérfido Nuriak. Fulci se enorgullecería de habérsele ocurrido.

● Gunan es más demente. Es una película que me hace pensar, no estoy seguro de entenderla bien. Parece que, por querer meter demasiadas cosas, no saben como encajarlas, así que hay tramas de guión que no llevan a ninguna parte. ¿Por qué tanto rollo del espíritu de Gunan y los dos hermanos bárbaros si Gunan ya tiene una motivación para vengarse de Nuriak y, además, a mitad de película se le olvida que había matado a su hermano? No lo entiendo, pero será por eso que el espíritu de Gunan es tan importante para el devenir cósmico. Por otra parte ¿Quién es el padre de Gunan? A mitad de película se insinúa que podría ser el malvado Nuriak, en un inesperado plagio a Lucas. Luego se enfrentan y no dicen nada ¿Por qué? ¿Cómo capturan a Gunan la segunda vez? ¿O es que me había quedado dormido y no me enteré?


Para terminar diré que en realidad me gusta más Gunan porque hay empelote. Alguién sabio definió una vez la fantasía heroica como género de “Teta y hachazo”. Yo estoy de acuerdo, el bárbaro quiere ir a cama, hacer guarreridas, y para ello tiene que enfrentarse a un monstruo, derrotar un culto antiguo y salvar a la hija de un rey. Eso es el barbarismo, no hay duda.

Paco Fox dijo... 16 marzo, 2007 19:59

Es cierto que en Tunka no hay tetas. Pero Gunan juega con ventaja en tu subconsciente, pues juraría que la ballesta king-size es más bien de 'La espada salvaje de Krotar'.

Con todo un análisis muy válido... y escrito con un lenguje muy propio del blog, todo sea dicho. ¿Para cuándo una colaboración?

El Viti dijo... 16 marzo, 2007 22:14

En efecto, eché mano de la ballesta de Sangraal (Krotar), pero me había olvidado que, en un sorprendente twist final, nuestro amigo el narrador revela que la espada de Gunan es… ¡la propia Excalibur! Ante eso, uno sólo puede repetir aquel mítico exabrupto del Vip Guay: ¡Que barbaridad!

The Devil Rules the World dijo... 16 marzo, 2007 22:23

¡Qué grandes descubrimientos aportáis a la humanidad! Primero el estudio antropológico sobre el Colegio Mayor de Vicistud y ahora una nueva entrega de "clásicos de las pelis de bárbaros".

Estoy casi seguro, por las descripciones que haces, que he visto el impresionante climax de ésta película una tarde perdida en Canal 7. He de decir que quedé tan gratamente sorprendido como tú ante el impresionante uso de la ¡épica! y el evidente casticismo de la producción. Lástima que sólo llegase a los minutos finales. Aunque yo también me quedo con Gunan, pero porque la vi en el cine de verano de mi pueblo con 6 años y salían tías pelotas. Y cuando tienes 6 años, las tías en pelota tiran mucho.

Por otro lado, nuestra sincronía es muy impresionante, puesto que mi reciente post sobre Manowar sería la banda sonora perfecta para hablar y discutir sobre Gunan y ¡Tunka!

¿Para cuando una quedada temática "cine de bárbaros y postapocalíptico de los ochenta"? Tengo preparado mi taparrabos de piel de leopardo y mi espada toledana...

Paco Fox dijo... 16 marzo, 2007 23:46

Sin duda, está pendiente la gran quedada transbloguera Vicisitud/Devil para ver 'In the Name of the King'. A ver cuando le da al Boll por estrenarla.

De bárbaros me quedan ya pocas no vistas: 'Thor el conquistador' y seguro que algo más que no recuerdo... Hundra (¡que he comprado para la emisión en DCine Español del Digital Plus!)y El Guerrero rojo las tengo pendientes de volver a ver, junto con el truño de El caballero verde (¿tendrá alguien la versión del 74, que dicen es peor?).

Buen artículo el de Manowar. Justo lo leí después de escuchar la canción 'Camino a Moria': "Voy camino a Moria/ tú hacia dónde vas / Y vamos toa la peña / cantando Ma-no-war." No me canso de repetirlo: estas coincidencias me acojonan.

mr.softie dijo... 18 marzo, 2007 02:52

Tiene q ver y no tiene q ver...

http://www.youtube.com/watch?v=6v5ZdfMFs6k

4 minutos q dan ejemplo sobre como sintetizar y poner al publico en antecedentes y mientras meterte los creditos.

Cuando acaban sabes perfectamente donde estas, no hay voz en off, solo una cartela.

mr.softie dijo... 18 marzo, 2007 03:00

Paco Fox una pregunta MUY importante.

Esa discoteca PK2 ¿es real?
¿tienes alguna relacion con el pueblo de la mancha en q se encontraba?

By the way, soy Galocha.

Paco Fox dijo... 18 marzo, 2007 09:21

PK2 era en los 90 a las discotecas de pueblo como 'Gran Muralla' a los restaurantes chinos: proliferaban como hongos por la geografía nacional. Durante una época las contaba, pero eso sólo cuando no solía salir de la provincia de Cádiz. Luego, eran ya demasiadas.

No he visto 'La cruz de hierro', y ya va siendo hora de que solucione esa laguna.

El Gran Chimp dijo... 19 marzo, 2007 13:54

Solo me cabe decir: hostia puta.

La navaja en el ojo dijo... 20 marzo, 2007 21:19

Viti: tienes ahí tu blog sin escribir y le dedicas tanto a uno ajeno. Anímate e inaugura el tuyo, hombre.

Anónimo dijo... 23 marzo, 2007 10:07

Sr. Fox:
Cómo puedo hacerme con una copia de esta estupenda película (TUNKA)?
Tengo que visionarla!!!
También me gustaría mucho consegur 'LA GUERRA DEL HIERRO'(1982), de Umberto Lenzi, otra Conan-xplotation alla spaguetti style!
Por favor, ayúdenme, catadráticos del cine-caspa!!
Gracias de antemano

Paco Fox dijo... 23 marzo, 2007 10:20

Pues, como comentaba en un post anterior, no tengo ni idea de cómo subirla a la mula y ese tipo de cosas. Si la Sgae nos deja, siempre puedo hacer una copia (¡ES PARA USO PRIVADO, SIN ÁNIMO DE LUCRO Y CON UN DVD QUE EN EL QUE ESTÁ INCLUIDO EL CANON!).

Perdón. Es que estos tipos acojonan más que Tunka.

La guerra del hierro está en la mula, sacada de un VHS guarrindongo. Es la versión que yo tengo.

Javier (el anónimo de antes) dijo... 23 marzo, 2007 16:37

Sr. Fox, si usted me puede facilitar una copia en DVD, yo le recompensaría de forma adecuada. Mi email es :
gryzor87@hotmail.com

Por cierto, he encontrado 'La guerra del hierro' en la mula, pero está en... italiano??
(figura como: 'Guerra del ferro , La - (Ironmaster - Vindicator) - ITA - 1982 - (Umberto Lenzi) - [Silvia&Marco] - VLQ - VHS', supongo que se refiere a esta, no?)
Gracias de antemano, un saludo

Soy una de las amazonas dijo... 22 mayo, 2007 16:11

Hola soy una delas amazonas "pijas" como tu dices.
Tenía 18 años cuando rodamos Tunka el Guerrero (Inicialmente llamada Perdidos en el Tiempo).
Por favor Paco te puedes poner en contacto conmigo, no sabes la ilusión que me haría conseguir la peli (sobre todo si la tienes en DVD). Estoy en una de las fotos que tienes en el blog, en la foto del comienzo de la película, soy la segunda (me tapa la lanza de la otra), la que luego el jefe de los malos (Tom Hernandez) sube al caballo.
Te dejo una dirección de email, por favor ponte en contacto conmigo, no sabes la ilusión que me hace tener la peli.
GRETAMONAMOUR@HOTMAIL.COM.
Gracias anticipadas

Anónimo dijo... 18 agosto, 2010 12:33

La pelicula se puede conseguir en la pagina http://nostalgyfilms.110mb.com/index.html, aunque no está listada en la web, pregunté al tipo encargado y la tiene, eso sí, algo carilla, pero es lo que tiene. Yo he comprado joyitas post-apoc y barbaros, y es de fiar, te las pasa a dvd. De nada, troncos.

Anónimo dijo... 30 mayo, 2014 01:51

¡Increíble, hay una actriz aquí! ¿No serás a la que se le sale la teta en la batalla final y se la coloca como si nada para seguir luchando? ¿Por qué no borraron esa escena? Hace una semana me bajé esta peli de The Pirate Bay, pensando que sería entretenida, y resultó ser una de esas películas muy mal hechas y muy baratas de las de a kilo el vhs que la gente ve para reírse de lo malo que puede llegar a ser el cine. ¿La peli ha salido alguna vez en DVD o habéis hecho una copia de VHS a DVD?

Michel lobo dijo... 27 octubre, 2014 14:12

Soy nacido en "el bosque" ,pueblo donde se rodaron las imágenes ,estuve de espectador cuando tenia 9 años y me encantaría ponerme en contacto con alguno de los actores ,me trae buenos recuerdos esas vivencias .
Un saludo

 
Subir