Vicisitud & Sordidez

44
Nadie lo niega: en este blog somos unos mitómanos. Puede que, en el transcurso de nuestras vidas, y por aquello de trabajar en el audiovisual, se haya hecho mucho más fácil el llegar a conocer a gentecilla de la farándula. Pero no por ello dejaremos de perder esa emoción que se tiene al hacerte una foto con uno de tus héroes o, lo que es peor aún, al pedirle un autógrafo a Ania de Gran Hermano en medio del Vips (jalop ¿lo tienes enmarcado?). Si algún día, tirándome en el sofá, decido que es más importante sacarme las pelusas del ombligo antes que intentar chupar cámara detrás del gran Phil Collins, entonces ese día me habré convertido en un auténtico gilipollas. Claro que soy fans de “Pil” ¿Qué os creíais? ¿Acaso no tengo dos orejas y un corazón?

Esto nos lleva forzosamente – o no – a nuestra militancia desaforada en el rock progresivo. Una de las grandes bellezas de esa música es que, en su época, fue el ne va plus del gafapastismo sólo para luego conocer la mayor caída en desgracia de la historia. A día de hoy, sólo Pink Floyd, King Crimson y Robert Wyatt se salvan del esputo generalizado: el resto del rock sinfónico se ha convertido en un show minoritario para una pandilla de sórdidos que, tras tres conciertos, ya nos conocemos con nombre y apellidos. En cada concierto de progresivo al que asistimos, siempre está el clásico grupo de los “sospechosos habituales” que nos producen tanto respeto como pavor.

Tanta familiaridad conduce, por supuesto, a que el grupo termine mezclándose con los fans para delirio de unos mitómanos como nosotros. ¡Que lejanos aquellos tiempos en los que Emerson, Lake y Palmer llegaban al estadio montados cada uno en su limousine! Ahora, puedes ir al foro de la Fnac y decirle a Ray Wilson – el onvre que sustituyó a Pil – “Ray, is it posible that I might have seen you last year at a mall in Marbella?”. Huelga decirlo, esta interacción con nuestros héroes sórdidos sólo puede provocar las más bellas y altas cotas de la vicisitud. A continuación, para su vergüenza ajena y la nuestra propia, pasamos a relatarles nuestras vicisitudes progresivas favoritas.

Pil

La convicción de que Phil Collins era mucho mejor que Peter Gabriel es uno de los mayores anatemas que se pueden pronunciar en un ámbito de rock progresivo. Pero eso es lo que yo pienso. La verdad, la pretenciosidad de Peter Gabriel no llega ni a producir gracia. Si aún hablase de Budas cósmicos cristalizados fundiéndose en el hiperespacio… Pero no. Por el contrario, el éxito de Pil, desde su barba de bucanero a su look de empleado de banca cutrongo es algo que siempre parecerá justicia poética. A quien no le haya convencido la reivindicación que, en ‘
American Psycho’, se hacía de Pil sólo puedo decirle aquello de “¿Es que sólo sientes cuando te comen la polla?”.



Bien, pues en 1999, cuando el estreno de ‘Tarzan’, gracias a Ane Igartiburu, Vitijito y un servidor de ustedes descubrimos que Pil venía a Madrid. Nos colamos en el cine inventándonos que éramos de prensa sin enseñar una miserable acreditación. Una vez dentro, para evitar sospechas de gente que se empezaba a mosquear, se nos ocurrió apuntarnos al grupo de azafatos (y es que las camisas que daban de ‘Tarzan’ molaban mucho…). Pero fue breve: las camisas estaban contadas y nuestro look azafatil estaba más allá de lo lamentable. Cuando, por fin, llegó Pil, comenzamos a hacerle fotos con una cámara cutronga entre una nube de fotógrafos profesionales. Para terminar de añadir insulto al dolor, comenzamos a cantarle ‘Mama’ aun atónito Pil. Este hecho lamentable fue superado cuando nos dedicamos a chupar cámara detrás de Pil y Patricia Conde, la del informal. La estupefacción de nuestras familias al ver la tele alcanzó cotas que, gracias a Peich, no se han vuelto a igualar. O eso creo.

Dave Cousins & The Strawbs

“A mi lo que me gusta es el rock progresivo rural y a vicisitud lo que le gusta es el progresivo putero”. Con esta declaración de principios – que le valió el merecido repudio de la comunidad –
Paco Fox decidió que Strawbs era SU grupo. Otrora algo relevantes – allí tocaron Rick Wakeman y Sandy Denny – actualmente se conforman con dar unos pocos conciertos al año en pubs perdidos por los pueblos ingleses. Evidentemente, ese aglutinador de frikis que es Internet hizo que Paco Fox supiese que no era la única persona del mundo apasionada por los Strawbs. Había otras once o doce personas más en Inglaterra que compartían su depravación. Tras esta epifanía, Paco Fox decidió que, en vez de gastarse los ahorros en viajar a Amsterdam para emporrarse como un interraileiro cualquiera, mejor sería ir a un pub donde oiría a David Cousins – cantante de Strawbs – vociferar canciones en contra del euro y otras lindezas rurales similares. Peor aún: haría que su novia, Snowymary, le acompañase en lo que sería la prueba definitiva de la solidez de su matrimonio.

Dave Cousins llegó al escenario y comenzó a chillar con su idiosincrasia tan característica. Mientras Snowymary capeaba el temporal lo mejor que podía, Paco Fox estaba en otra dimensión, pero lo peor estaba por llegar. Al final del concierto, Paco se acerca a David Cousins himself y le dice “He viajado desde España para verle”. Cousins se queda alucinado, acto seguido se ríe y dice “¿Estas de coña, no?”. Paco Fox le replica que no, y entonces, para Dave Cousins, el mundo se convierte en un lugar extraño y maravilloso. Comienza a besar a Paquito y Snowymary se pregunta dónde va a terminar todo eso.

Y todo comienza a ir a peor (como se puede intuir por la cara “ente onvre me va a borrá el serito sesuá” de Paquito en esta foto del año 2000).



A la que Cousins ve a Snowymary, pregunta “And this girl?” “-She’s my Blue Angel” (canción, por cierto, bastante buena de Strawbs). Cousins exclama “My best song!” y refuerza su manoseo hacia Paco. Entonces, para echar leña al fuego, Paco le pide un autógrafo, pero no en un cd como un mediocre cualquiera, no. Va el muy freak y saca el libro de poemas de Mr. Cousins (de un lirismo arrebatador donde la imagen más recurrente es la de pezones cual castañas pilongas). Sólo puedo decir que, entre otras lindezas, Paquito recibió el mail personal de nuestro sórdido rural favorito (junto con Ian Anderson, claro).



Años después, reincidió en su más que fea actitud incluyendo el cantar a duo el “No estamos locos/ que sabemos lo que queremos” con el batería de Strawbs. Además, arrancó el compromiso de que podría oficiar su boda en medio de un concierto del gran Cousins. Pero creo que Paco sabe que haber sometido a Snowymary a tanta vicisitud es la prueba de un amor inquebrantable, así que mejor es no meneallo.


Topographic y el universo Adiego

Luís Adiego es un señor con bigotón que decidió, a golpe de rock progresivo, animar la noche madrileña. Si bien dichas iniciativas quijotescas estaban abocadas al fracaso, es de justicia reconocer que nos permitieron no pocos momentos de disfrute propio y tortura para nuestros amig@s y señoras.

Jalop sufrió en su momento una noche en Malasaña – en el Tabú – oyendo música de Camel, en otra ocasión pudimos estar con Steve Hackett (exguitarrista de Genesis) y ver a
Caravan. Y de entre todas estas aportaciones de Adiego, una brilla con luz propia: Topographic.

Haciendo cola para ver a Camel, una mujer le dio a Paco Fox un folleto fotocopiado de un grupo que hacía versiones de Yes y de Genesis. Un día me llamó y me dijo: “la novia de alguno del grupo me ha dado esto. Seguro que la cagan… ¿le echas valor y vamos?”.

Fuimos.

Contra todo pronóstico, el grupo fue la ostia, especialmente el cantante (enfrentarse a Jon Anderson, Peter Gabriel y, por supuesto, Pil, no es tarea fácil, creedme). El guitarrista y el bajo la gozaban sobre todo con los temas de Yes, demostrando que por sus venas corría el poder del metal. El teclista lograba igualar las mil notas por segundo de Rick Wakeman pero era incapaz de poner la cara de culo de Tony Banks y la chica, si bien era, como supusimos, la novia del teclista, también cantaba en el grupo (muy bien aunque sin llegar a los agudos de Jon Anderson) además de tocar los crótalos para gran vicisitud de los asistentes (“No os riáis, es un instruemento” nos reprochaba Vitijito). El concierto era en una sala pequeña y con mesitas, pero al tercer tema Paco Fox y un servidor ya habíamos perdido la poca compostura que alguna vez tuvimos: nos comportábamos cual locazas en un concierto de Cher durante el “Watcher of the Skies”, hacíamos la ola durante el “Close to the Edge”, gritábamos cual strippers en un concierto de cock rock… Durante el descanso, los anonadados Topographic quisieron invitarnos a unas cañas y, en el fin de fiesta putero con el “Owner of a Lonely Heart” y el “Turn it on Again” nos pusieron un micrófono en la mesa para que les regalásemos con los coros más lamentables ever.

Después de aquello, no faltamos a casi ningún concierto suyo. Y lo que es peor: arrastramos a todos nuestros conocidos a las simas del progresivo. Incluyendo ocasiones tan especiales como el cumpleaños de lanavajaenelojo, durante el cual los Topographic le dedicaron el “Yours is No Disgrace” para su monumental rubor. Tanto, que no le dio luego vergüenza cuando nos dedicamos a bailar el “É festa” de Premiata Forneria Marconi con el teclista: el gran Carlos Arboleda, un ecuatoriano alto que nos demuestra que América del Sur no sólo es salserío infame, sino que siguen guardando las esencias del progresivo y del
AOR (recordemos que Rush llena Maracaná, mientras que en España nadie los conoce).

Pero todas las cosas llegan a su fin. En este caso, la chica se fue a los States – y acabó siendo vecina de Jon Anderson, flipa - y el grupo se disolvió, con Carlos Arboleda yéndose al Benelux, y los restantes miembros formando un excelente grupo de funk rock llamado “El quinto elemento”. Eso sí, se despidieron por todo lo grande con un concierto en La Sal y, acto seguido, con una pequeña fiestecilla en el sótano de una discoteca calorra. Cuando vimos que, en aquel sótano, éramos los únicos que no éramos familiares de la banda sentimos un importante complejo de fans fatales. El pobre jalop fue arrastrado a aquella celebración mientras intentaba pensar cómo, en aquella visita a Madrid, había pasado de infames discotecas vallekanas donde sonaba Bisbal a un sótano donde le atormentaban con Van Der Graaf Generator o la mítica “El perro, el perro, qué guarro el perro”. Al volver a casa, un calorro nos preguntó a qué discoteca podía ir y le remitimos a ese sótano. O aún sigue cagándose en nuestras madres o ha descubierto que oir reaggetón era desperdiciar su patética vida.

Después de aquello vimos a “El quinto elemento” y un concierto de Carlos Arboleda donde, acompañado por un cantante/bajista, hicieron varias versiones de Genesis, especialmente de su pretencioso “The Lamb Lies Down on Broadway”. Los highlights incluyeron ver a un onvre cuyos padres habían tenido la feliz idea de llamarle Rael (como el prota del citado disco) cantar, maquillado como Peter Gabriel, “The Carpet Crawlers” y, en otro arrebato de vicisitud, vernos a Paco Fox, Vitijito y un servidor andando sórdidamente por el bar como en el vídeo de “I Can’t Dance”. Como postre, nos pusieron un micro para cantar el “In the Air Tonight” de Pil y le dedicaron “Blood on the Rooftops” a Paco diciendo que, cuando una mujer te pide un tema, te desvives por satisfacerla, mientras que a un hombre lo ignoras. “Pero, como en este caso, el hombre era un poco afeminado…”.

Vas a ver progresivo y te llevas lo que te mereces.


Marillion

Mi grupo favorito. Punto. Por mi carácter excesivo soy talibán de demasiadas bandas, pero Marillion llegan a ese sitio emotivo del intimismo freak donde ningún otro grupo – es algo estrictamente personal, ojo – ha logrado llegar. Canciones como “Script For a Jester’s Tear”, “Hard as Love”, “Kayleigh”, “Neverland”, “Go” o “Now She’ll Never Know” me hacen llorar según tenga el día, así que está claro que tarde o temprano tenía que conocer a esta gente.



Marillion, además, son un caso particular: triunfaron en los 80 ¡¡¡haciendo rock progresivo!!! para luego, con el cambio de cantante – Fish por Steve Hogarth – lograr no sólo vender muchos menos discos sino también ser repudiados por los
integristas del rock sinfónico: esa gente que considera que, con Steve Hogarth, se dedicaron a hacer pop blandurrio y sin fuste. Vamos, según Lázaro Carreter eso sería la definición de apestado: odiados por el mainstream y por el frikismo progresivo. Pero nadie se esperaba que un grupo desahuciado, a golpe de Internet, lograse meter un single en el top 10 británico. Esta es su historia:



El que redactó y montó esa pieza… ¡¡¡Era yo!!! Como siempre digo, el universo tiene catorce dimensiones espaciales y dos temporales y, por ese motivo, unos
DJ referentes de la música electrónica española, gallegos como un servidor, y con los que me une no poca diarrea mental y frikismo jovial, consiguieron que colase una pieza de progresivo… ¡en “La hora wiki”! De no ser por su baja audiencia, los cimientos de occidente ya se estarían tambaleando. Lo importante es que logré entrevistarlos y maravillarme de lo buena gente que eran. Hablando con Mark Kelly, el teclista, le dije “Mi hermana ha viajado desde Vigo para este concierto”. Mark dijo “Pues si está ya en Madrid, dile que venga”. Así pues, cogí el teléfono y conminé a Tocotó a coger un taxi hacia la sala Aqualung donde pudo conocer al grupo. Huelga decillo, Mark le produjo no poco erotismo, como esta foto en la que se separa de The Monch para acercarse a Mark demuestra. Durante todo esto, Mark cometió el error de darme su teléfono, cosa que aproveché para quedar con el grupo cuando vino al años siguiente a Barcelona, esta vez con la pretensión de que conociesen a un gran realizador publicitario – y mejor persona y mejor fistro: me regaló un caganer, tú – con el que trabajo muy a menudo. A lo mejor, hasta se animaban a encargarnos un videoclip.

Cuando entramos en los camerinos, pensábamos encontrar una orgía de desparrame y farloperío pero, en su lugar, vimos fruta y ordenadores portátiles en los que el guitarrista jugaba al Quake. So much for the rock’n’roll despeloting. De entre las perlas logradas, la imprescindible foto de Marc con Mark, donde el tonillo filogay se justifica por la ingesta masiva de cervezas previas a la entrada en los camerinos (“No quiero que los Marillion me conozcan en este estado”).

Pero tal vez la perla de la vicisitud de Marillion se produjo la semana pasada, en el concierto de su reciente gira del álbum Somewhere Else (iniciada en
Gibraltar, cágate). Cuando me volví a reunir con ellos – y poner a Tocotó al teléfono con Mark Kelly, que conserva su erotismo intacto – me acerqué a Hogarth con la sana intención de hacer pasar un momento de vicisitud a lanavajaenelojo. A la que iba a posar para hacerse una foto con ella, le dije: “En la gira pasada, me hice una foto con vuestra telonera y lanavajaenelojo me pegó cuando me vió con aquella rubia”. Al oír esto, Hogarth dijo “¿Ah, sí? Espera: ahora vais a quedar empatados. Revenge is sweet”. Y esta foto fue el resultado.



By the way, varios freaks de Marillion me reconocieron por una megaentrevista que un servidor de ustedes había colgado en el youtube (pronúnciese "lloutube"). "¡Eras tú!". As´´i de pequeño es el mundo del progresivo y así de larga esa entrevista que la propia manager de los Marillion tiene en sus favoritos del youtube.




Leyendo todo este artículo llego a la inequívoca conclusión de que Paco Fox y yo no nos merecemos a nuestras respectivas. Y que, a pesar de ese hecho irrebatible, el rock sinfónico sigue siendo sinónimo de amor. De verdad, oye.

Publicar un comentario en la entrada

Paco Fox dijo... 27 abril, 2007 18:53

Lo más emotivo del momento Dave Cousins, sin embargo, fue cuando el tipo se emocionó tanto de tener a un fan español (cuando volví años más tarde, siempre me presentaban como El fan español), que fue él mismo el que insistió en que nos hiciéramos más fotos juntos. ¿El momento cumbre de mi vida fans? Maybe...

Paco:

PD: Escribiendo desde un despacho en Boston, he dedecir que New England no es tan sórdido como puede esperarse de los States, pero con sólo comprarte el 'News Of The World' ya puedes entrar en la dimensión chunga... Eso, o los buzones con forma de R2D2.

Miguel dijo... 27 abril, 2007 19:26

Sí, efectivamente sois unos sórdidos. A nadie más se le ocurriría una historia de semejante calaña a la de la rubia del concierto de Marillion. Y que no se me olvide, la frase "y entonces, para Dave Cousins, el mundo se convierte en un lugar extraño y maravilloso" es simplemente perfecta. ¿Es ese el que parece un familar de Paul McCartney?

Cambiando de tema, ¿eso de Van der Graaf Generator es un grupo? Fíjate tú que siempre pensé que era una bola metálica gigante conectada a tierra por una cinta girando de manera endiablada. ¿Alguna relación con la vida real?

Hablando de vicisitudes y amoríos... ¿aguantaría mi novia un viajecito a Le Mans? ¿A Spa? mmm...

Hablando de los EEUU, mi escasa experiencia se reduce a unas conferencias con individuos que o hacen matemáticas surreales o comprimen un diamante contra otro para presionar una cajita intermedia. A parte de eso, la revelación de que los autobuses necesitan la pasta exacta fue reveladora.

Saludos,

Miguel

PS: Tengo que confesaros que, junto con notebookreview.com, sois mi única entrada RSS. Ni siquiera los avisos de seguridad de mi distribución gozan de tal privilegio.

Vicisitud y Sordidez dijo... 27 abril, 2007 21:08

Le Mans is WAY to go.

Vamos, no vaciles en ir ahí. Lanavajaenelojo se sacrificó para que, dentro de un viaje por el norte de Francia, yo pudiese ver el circuito y, al final, nos llevamos una gratísima sorpresa.

Le Mans no tiene ningún hit específico, pero es una ciudad muy agradable con un casco viejo medieval que da mucho swing. Ahí se rodó Cyrano, de hecho. Por la noche, entramos en la catedral, donde había un concierto de órgano y cantidades ingentes de murciélagos. Muy recomendable.

Y el ciercuito, aparte de su historia, tiene una gran ventaja sobre otros muchos: está muy cerca del centro y, a la vez, tiene un museo del automóvil donde hay cada pieza de flipar. Cuando llegamos, vimos a unos señores viejunos poniendo a andar al primer Ferrari que obtuvo una victoria ever (en la Mille Miglia, creo) y fue una experiencia feérica y telúrica.

Además, estando en le Mans, tienes a tiro de piedra a Chartres (obligatorio), París y otras maravillas.

Y, of course, gracias por el RSS. Siempre hemos dicho que el facer feliz a la gente es nuestra mayor recompensa. Además, durante un par de días fuimos los PRIMEROS de google si se buscaba "sordidez". ¡Superando al diccionario! Es formidable repartir algo de amor por el mundo. Ya lo decía Paul "Baby Baby" Rodgers: "I believe if you give a little bi of love to those around you it's gotta come your way". Y que cada cual traduzca "come" como quiera.

La navaja en el ojo dijo... 27 abril, 2007 21:19

Pobre de mí.

En su día el dedicarme "Yours is no disgrace" se suponía que tenía el significado de que superase la crisis de los 30 con alegría y jovialidad.

Ahora, al recordar aquello y pensando que llegar a la treintena es algo que poco debe preocupar, pues ya se han cumplido algunos más, le encuentro a la dedicatoria de esa canción en concreto un significado mucho más válido y lógico. Algo así, como "hay novios peores, aunque éste te haga pasar el cumpleaños en un concierto de unos imitadores de Yes y Genesis", grupo que el mismo novio me ha hecho odiar por toda la insistencia que ha puesto en hablar de él.

Así que, efectivamente, sólo me queda el consuelo de pensar que "mine is no disgrace".

Paco Fox dijo... 27 abril, 2007 23:11

Efectivamente, el Van Der Graff Generator es ese parato. Una muestra más de lo pretenciosos que eran los progresivos y lo chungos que son vistos ahora. Sin embargo, Hay que añadir que Peter Hamill (el líder del grupo en cuestión) sí que tiene cierto reconocimiento hoy en día debido a algunas relaciones con el punk.

Vicisitud y Sordidez dijo... 28 abril, 2007 00:23

Vitijio vio a Peter Hammill en directo, sentado en una mesa de café. Ese onvre, que chilla más que Fish se dedicaba a pasear cual crooner sinfónico entre las mesas para luego, firmas sus discos en ediciones... ¡fotocopiadas! El poco reconocimiento que l epuede quedar es underground de cojones.

By the way, el batería de Marillion usa un directo de Van Der Graaf para vaciar su casa después de un fiestorro.

lanavajaenelojo dijo... 28 abril, 2007 09:02

En el concierto de Marillion había un montónd e jevorretas coreando emocionados canciones acarameladísimas y aclamando a una locaza que lloraba sobre el escenario al cantar canciones de amor.

Y luego esos tíos les dirán a sus novias que son unas ñoñas si les gusta Eros Ramazzoti.

Vicisitud y Sordidez dijo... 28 abril, 2007 09:49

Ya viste que Hogarth era hetero...

Still, una canción como "Beautiful", con su "atrévete a" para reivindicar lo bello en la vida, para ser y sentirse beautiful, tiene MUCHO de salir del armario, para qué negallo. Y Hogarth la cantaba con toda la convicción que tenía que ponerle, sin importar las consecuencias.

Los jebis que teníamos delante así supieron entenderlo.

Miguel dijo... 29 abril, 2007 18:33

Muchas gracias por los comentarios de Le Mans. Cada vez tengo menos dudas al respecto. Ya sólo me falta usar mis "dotes" de persuasión. Muahahaha

Por cierto, dentro de unas semanas tocan los Who en Bilbao. ¿Tenéis alguna idea de cómo están estos señores últimamente? A ver, el ruso gafotas califica el "Live at Leeds" como el best-live-ever, pero ya ha llovido un poco desde entonces.

Aunque estoy casi convencido para ver a los Rolling (a pesar de lo escandaloso de los precios), tengo la sensación de que Pete Townshend ha madurado, y no va a lanzarnos su guitarra (Stratocaster? Les Paul? SG?). Es decir, no sé si el directo llegará a la altura de los discos que firmaron.

Saludos

PS: Hace un par de años, en un concierto de Scorpions tuve una revelación. Me di cuenta que tanto Klaus Mein como el guitarra tenían la edad de mi padre. ¿Mi padre, con greñas, pantalones de cuero ceñidos, y dando botes con una Flying V? Dios mío.

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 abril, 2007 14:04

Pete Townshend es Dios bendito. Y un sórdido.

De la última gira de los Who - a la que fui - te digo la frase hecha que pronunció toda persona con criterio: "The kids are alright".

NO PUEDES PERDÉRTELOS. ES UNA PUTA ORDEN.

En serio, está claro que son unos señores viejunos, incapaces de según que acrobacias, y sólo de Pascuas a Ramos Pete rompe la guitarra. Pero... ¿los Who son sólo eso o el mejor grupo de los 60? Pete Townsend, en un día malo, y con un brazo paralizado por un chute, componía mejores canciones que Lennon, McCartney, Jagger, Richards, Dylan, Ray Davies y Santiago Rouco juntos. "Tommy", "Who's Next" y "Quadrophenia" serían discos para mi top 20. No te los puedes perder. Simplemente, oir como Pete toca es un prodigio de macarrismo y actitud. Cuando sóno "Amazing Journey" en el conciertazo de Madrid viví en la más pura enajenación.

Y otra cosa: en este blog nos regodeamos, aplaudimos, reivindicamos y militamos en las teóricas "decadencias" de los grupos. ¿Quién decide cuándo a un grupo se le ha pasado el arroz? ¿G. Sanz? ¿Por qué nadie dijo que el último discazo de Maiden fue el disco más vendido en Europa el mes de su lanzamiento? ¿O el single "The Reincarnation of Benjamin Bregg" el más vendido en España durante dos semanas consecutivas? Los que AMAMOS de verdad a un grupo sabemos que lo de los "puristas" es una mierda. Mírame a mi, talibán de Deep Purple si no estaré curado de cachondeos. Sí: Entwhistle y Keith Moon son irremplazables, pero coplas como "Drowned" o "Baba O'Riley" están por encima de tantas cosas...

carrascus (blogin' in the wind) dijo... 01 mayo, 2007 16:36

Peter Hammill es mucho más que lo que apunta Paco Fox y lo que desconoce Miguel... pero mucho, mucho...

...tanto que tiene una faceta SORDIDA que seguro que desconoceis.

¿Sabes quien (debido a extrañas conexiones familiares y vecindarias) estuvo aprendiendo música de él cuando era un jovencito que quería ser alguien en ésto...? pues ni más ni menos que Miguel Bosé.

Milgrom dijo... 01 mayo, 2007 19:38

Es alegre ver que hay gente que comparte filias y talibanismos con grupos incomprendidos. Rush sin ir más lejos es mi grupo favorito. Apenas conozco a nadie capaz de reivindicarlos, no ya como banda, sino por la influencia que ha tenido en grupos pseudoprogresivos para jevis como Dream Theatre. Gente incapaz de saber que Portnoy viene totalmente de Neil Peart y que la manera de cantar de James Labrie debe más de lo que quisiera a Geddy Lee. Se que jamás vendrán a España, porque el desconocimineto musical que hay aquí sigue siendo enorme y nadie va a mover un dedo para traerlos. Pero un grupo que ha proporcionado el que es para mi una de los momentos más sórdidos del rock (y a la vez más cumbre), cómo es tener a 30.000 personas cantando una canción enteramente instrumental, como YYZ, merece ser mil veces reivindicado.

Marillion es un grupo que estoy empezando a redescubrir ahora. Nunca me llamaron demasiado la atención pero hace poco he ido adquiriendo sus obras remasterizadas y me están emocionando. Sobretodo Brave y Script for a Jester's Tears.

Eso si, la mayoría del progresivo nunca me ha llamado demasiado la atención. Aunque entiendo la reivindicación que hacéis desde aquí.

Un saludo

Hanasu dijo... 02 mayo, 2007 14:01

Hola!
Hace poco que he descubierto tu blog (a través de "Switch off and let's go") y ahora soy adicta. Me río muchísimo con todo esto y, aunque no coincidimos en muchos gustos, me río igual.
Sólo comento para decirte que ayer, mientras veía a una manga de capullos arremolinarse en la calle debajo de mi ventana esperando a que llegara la policía (por lo que está pasando en Malasaña), lo único que se me ocurrió decir fue: "¡Vaya panda de sórdidos!"
Ya ves, vas haciendo mella.

Vicisitud y Sordidez dijo... 03 mayo, 2007 09:54

¡Bienvenida, hanasu!

Aquí nos tienes para aportarte el masoquista placer de gozar con dosis desmesuradas de vicisitud.

También me hace ilusión que se vaya extendiendo el término "sórdidos". En el caso del 2 de Mayo, más aplicable a la sordidez "canónica", aunque, en el caso de la bronca tan preorganizada de ayer sólo puedo pensar que qué cutrerío: tantas cosas por las que partirse la cara a ostias en la vida y, al final, la única reivindicación que queda es la de unos perroflautas - o gente tan ida que es capaz de soportar el olor de la calle Daoiz - reivindicando su derecho a hacer el pijo en una plaza. Vivan los debates con calidad.

Carrascus, lo de Peter Hammill me ha parecido épico: invítese a unas cañas a mi salud por tan bella aportación.

Milgrom, sobre esos grandes que son Rush, ya ves en mi perfil que son uno de mis grupos favoritos. En este gran artículo
http://www.markprindle.com/rusha.htm
, aunque no los pone 100% bien precisamente, atina en una cosa primordial:

RUSH SON EL GRUPO FRIKI DEFINITIVO.

Sobre todo, al hablar de la voz de Gedy Lee (¿Cuántas veces hemos tenido que decir los fans a los neóifitos "No, no es una tía"?) dice "Tiene la voz de una persona que se ha pasado 25 años jugando ininterrumpidamente, y sin dormir, a "Dragones y Mazmorras". 'Nuff said. Había tantas coñas con Geddy que un periódico publicó su foto diciendo "La mujer más fea del mundo". Un indocumentado la vió y dijo "¡Pero si es preciosa!" y se plantó en el camerino de Geddy con la intención de seducir"la". Tras un acalorado debate, al bueno de Geddy no le quedó otra opción que bajarse los pantalones para estupor del freak.

De Marillion, el siguiente paso sería oirse mil veces el "Misplaced Childhood" y el "Marbles". A por lo hardcore.

Camarada Bakunin dijo... 03 mayo, 2007 10:54

¡Ah, esa referencia a Aviador Dro 4000 me ha llegado al alma...!

Un sórdido abrazo.

Vicisitud y Sordidez dijo... 03 mayo, 2007 19:33

Descubrí a Aviador Dro gracias a la carga del videojuego de Commodore 64 "Skyfox". Claro, compras juegos de Dro soft y ponen las canciones que les sale de las narices durante aquellos interminables minutos que Aviador Dro hicieron extrañamente livianos.

Por supuesto, ante un título de canción como "Buda cósmico cristalizado" el espíritu que no se conmueva sólo me merece repudio.

Paco Fox dijo... 04 mayo, 2007 00:02

Y, a todo esto, que Rush acaba de sacar nuevo disco, el cual, como no, está en todas las tiendas de los Estates como gran novedad, pero en España seguro que pasa desapercibido. ¿Lo ha escuchado usted?

Vicisitud y Sordidez dijo... 04 mayo, 2007 08:55

"Snakes and Arrows" es MUY bueno, bastante cañero a la par que filoprogresivo. Varios temazos a ser descubiertos. Cierto, en los States Rush son enormes pese a la tremenda sordidez de ser de Toronto, pero aquí parece que nos merecemos oir a Bisbal mientras que coplas como "The Spirit of Radio", "Freewill" o "Tom Sawyer" son habituales en las radios yankis.

Por cierto, en una web, este bello comentario sobre Rush: "Seguro que si estudiaste en un ámbito muy nerd o ingenieril tocaron "Closer to the Heart" en tu prom". Y es que Rush es lo que es...

Miguel dijo... 04 mayo, 2007 16:38

Bueno, tal y como el capitán sordidez ha ordenado, ya tengo entradas para los Who. En pista. Si Pete Townshend sigue dando vueltas con 61 tacos, yo no puedo ser menos). Me han costado 40 euros, ya os contaré qué tal.

Sobre lo de rush, yo no es que estudiase en un ambiente ingenieril, pero considero la física teórica como algo (más o menos) nerd así que, como penitencia, no voy a volver a entrar en este blog hasta que no encuentre en yo tuve el "Closer to the Heart" ese.

¡Ah! Hay un video en yo tuve de un solo de Entwistle en 5.15, al igual que un filtrado de Won't Get Fooled Again en el que sólo se ve y oye a Entwistle. ¿Decepciona mucho el bajo actual?

Vicisitud y Sordidez dijo... 05 mayo, 2007 13:50

Entwistle es irreplazable, Moon también. La gente que llevan es más que buena y profesional, pero te juro por Peich que Pete y Roger van sobrados para que no te acuerdes del solo de bajo de "My Generation". Feck, su último disco, el "Endless Wire" me mola MUCHO.

Lo de la física teórica is hard enough, sin duda.

Milgrom dijo... 07 mayo, 2007 20:33

Sobre el nerdismo de Rush, sólo hay que ver el video de Subdivisions. Un claro ejemplo de grupo para inadaptados. "Snakes and Arrows" me recuerda en varios momentos a "Counterparts", por momentos a "Signals" y en muchos otros a "Test for Echo". Es un disco que tiene muchas escuchas y me parece genial el toque de mandolina en un par de canciones. Yo cometí la osadía de ir a Milán solo, en la gira pasada, a verles. La mejor decisión de mi vida. Que la peña se pelee, por Police, Springsteen o el último grupo que sale en el mondosonoro, que yo seguiré tatareando YYZ.

La navaja en el ojo dijo... 07 mayo, 2007 21:57

Muy bonito el fondo nuevo del blog.

¿Qué tal por los Esteits, puto?

Paco Fox dijo... 10 mayo, 2007 12:00

Mu mono el fondo: además, nos ha permitido descubrir que Bigote Arrocet y el de Pimpinela son hermanos secretos.

Los Esteits bien: Boston parece un poco más civilizado que el resto. Aunque lo más chocante ha sido el descubrir que BROADway es más estrecho que la Gran Vía.

Jairon dijo... 11 mayo, 2007 10:00

Acabo de descubrir el blog a través de Halón Disparado y me he emocionado. Un pequeño paraíso progresivo en la blogosfera, directos al cuarto puesto en mi lista de marcadores. Eso si, siento una ligera frustración al no encontrar ninguna referencia al mejor (y único) grupo español (jubilados ya hace tiempo) de ye-yé progresivo de la historia : Módulos . Tan ñoños pero TAN buenos...

Paco Fox dijo... 11 mayo, 2007 10:13

Muy buenas y bienvenido, Jairon:

Me alegran mucho tus comentarios, pues no nos cansaremos de decir que everything we do, we do it for you all.

En el tema progresivo, Vicisitud y yo nos complementamos, si bien a veces hay crossover. Vicisitud es el prog-putero-jebi (a pesar de su amor por Pil). Yo soy el prog-ñoño. Es por ello que me toca a mí disculparme por mi absoluto desconocimiento de la obra de Módulos. Es que lo más cercano al prog español que hay en mi discoteca es 'Carmen'. Miento: tengo sendos discos de 'Cai' e 'Imán, califato independiente'. Pero no los escucho. Y eso mi novia lo agradece mucho.

Anónimo dijo... 11 mayo, 2007 10:58

Paco, hay que poner solución a eso. Por lo pronto te enlazo la biografía:

http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article2404.html

Por otra parte , dado que vives en Madrid y dada la posible dificultad de encontrar sus discos en el mercado, me ofrezco gustoso a depositar una recopilación de sus mejores temas en el buzón que me indiques. En todo caso te sugiero que escuches "EL Sonido del Silencio" , ejemplo perfecto de cómo se hace una versión de un clásico sin plagiar y convirtiéndola en un tema diferente y magnífico.

Saludos.

Jairon dijo... 11 mayo, 2007 10:59

mmmmmm..... Se me olvidó poner la autoría del comentario anterior

Paco Fox dijo... 11 mayo, 2007 11:06

Joer, pues ya que se ofrece, y si su correo y conexión aguantan esos tamaños, agradeceré si puediera enviarme usted un par de temas al mail con nombre de usuario quietmanes y situado en gmail com. Lo escribo así por aquello de evitar que se me sature de spam, ya sabe usted.

Vicisitud y Sordidez dijo... 11 mayo, 2007 16:20

Acabo de bajarme los grandes éxitos de los Módulos y tengo que estar de acuerdo con jairon: "El sonido del silencio" es una magnífica versión que logra salvar el idioma español - y la canción de Simon y Garfunkel - de las garras de la Iglesia: Peich santo, la versión para misa casi le hace a uno odiar la música forever.

Gracias mil por la aportación:

Creo, por cierto, que en el sinfónico hay más puntos de coincidencia entre Fox y un servidor de los que a él le gustaría creer. Más aún: a la que yo me sorprendo con alguna ñoñez, a Paco le da por apreciar los dos últimos - y filoprogresivos - discos de Maiden.

Paco Fox dijo... 11 mayo, 2007 16:55

Efectivamente: jairon acaba de mandarme 'El sonido del silencio' y es todo un modelo de lo que debe de ser una versión. Gran trabajo de bajo, by the way.

PD: Vicisitud, debería darnos vergüenza: ningún post en lo que va de Mayo. De verdad que ando muy liado...

Bardo dijo... 11 mayo, 2007 17:59

Lo reconozco, me jode, pero lo reconozco. Sois los putos amos. A menudo cuando revoloteo aburrido en las guardias del curro por este blog pienso "vaya panda freaks" (y es que uno reconoce a sus iguales) "pero estos no están a mi altura", la verdad que me consideraba muy hombre por haber logrado que el mismísimo Joey DeMaio me dedicase un lindísimo "No me toces los cohones" a rotulador permanente en la "Cazadora del Metal", pero este artículo me ha abierto los ojos, si hay alguien dispuesto a ignorar su condición de ente humano con tal de gozar de un instante de placer depravado esos sois vosotros. Me descubro.

Vicisitud y Sordidez dijo... 11 mayo, 2007 18:35

Señor bardo, sepa usted que Joey DeMaio es uno de mis ídolos sórdidos, y el "Fighting the World" y el "Kings of Metal" dos de los pilares de mi discoteca. Que te pongan un "No me toces los cohones" en la chupa jebi es de una grandeza cósmica. Usted gana. Otra cosa es que su actitud sea de orgullo en la comunidad jebi y la nuestra sea causa de vicisitud en el género humano.

Y qué buenos los Módulos. Cuesta hacerse un poco a la voz - especialmente en "Beatles" que produce mucha vicisitud - y las letras tienen la belleza de su tiempo - "Cristo". Y qué decir de la mítica "Todo tiene su fin"...

¡Que todo el mundo se los baje!

Jairon dijo... 11 mayo, 2007 22:07

Celebro que os haya gustado. Otro día toca hablar de Triana ("En el lago", "Sentimiento de amor", "Del crepúsculo lento nacerá el rocío")y Medina Azahara ("Paseando por la mezquita", "En la mañana")...

Bardo dijo... 14 mayo, 2007 15:43

Sepa usted que en el corazoncito de todo buen metalero subyace un sórdido que puja por salir; el único problema es que unos lo saben y lo aceptan y otros tienen que darse cuenta en un concierto de Obus viendo al Fortu hacer el pino con pantalón de leopardo.

La actitud "Warrior of Metal" no es más que un achaque de juventud que da paso a la aceptación de su propia sordidez cuando las primeras canas nos tiñen las sienes.

Quienes hoy corean al cuarto tenor (Eric Adams está a la altura de Pavarotti, o al menos lo estaba cuando aún tenía cuerdas vocales) sufrirán un acceso de carcajada en un futuro concierto en los próximos años, los que lo sepan asumir seguirán gozando con su propia vicisitud, los que no lo hagan se convertirán en oficinistas cuarentones y negarán tres veces a su cristo metalero.

Vicisitud y Sordidez dijo... 14 mayo, 2007 16:27

Totalmente de acuerdo con la sordidez metalera. El tema, al madurar, es entender que tus gustos musicales no son algo que determine tu aceptación en un colectivo, sino algo con lo que pasárselo bien. ¿Hay, realemente, tanta diferencia entre Mick Jagger endroghao en Hyde park vs. Fortu haciendo el pino? Todo son convenciones absurdas en ese maravilloso mundo del rock, en el que te pagan por ahcer el indio.

Así pues, disfrutemos con el gran Eric Adams, con Rob Halford, con Dio, Bruce y con quien haga falta. ¿Acaso crees que las instalaciones de vídeo de Massive Attack son menos chungas que los murales falleros de los conciertos de Maiden? Dentro de 20 años te darás cuenta de que todo es lo mismo...

Up the irons!

La navaja en el ojo dijo... 31 mayo, 2007 17:14

¿Sólo yo pienso que la foto de Pil de me(j)xicano es un montaje?

Paco Fox dijo... 31 mayo, 2007 17:22

Es una foto un poco rara, pero si has visto el video de "Illegal Alien", se ve hasta normal. Con Pil te lo puedes esperar todo:

http://www.youtube.com/watch?v=p7q1H3VKdp0

Pornosawa dijo... 14 junio, 2007 01:37

Génesis es el grupo de favorito de muchos profesores de secundaria, lo que les hace increiblemente infumables pero a la vez Punk.

Las camisetas de Génesis con más Punk que las de los Ramones. Jamás lo olvidéis.

Paco Fox dijo... 14 junio, 2007 09:09

Este acertado comentario de Pornosawa me hace pensar en una banda progresiva muy peculiar: The Enid. Se trataba de un gay gordo barbudo y su cohorte que se decían imbuidos del espíritu punk... pero hacían grandes obras orquestales (con sintetizador, claro), plagadas de citas a compositores como Vaughan Williams o los románticos alemanes. Y terminaban los conciertos gritando 'Wild Thing'. Eso sí que es rebeldía con cabeza, y no unos pringaos drojadictos tocando tres acordes.

Vicisitud y Sordidez dijo... 14 junio, 2007 10:43

...Y no olvide citar lo mejor, Sr. Fox. Llegado a un punto, TODOS los discos de The Enid era financiados por los fans previa colecta.

Obviously, Paco Fox nos ha puesto el Dvd en directo de ese gordo cabró ngritando el "Wild Thing" y aún no he logrado olvidallo. ¡Súbalo al youtube ya!

PD: A veces tengo mis arrebatos punkarras. De hecho, creo que los mejores discos del 77 son el Going for the one de Yes y el Never Mind the Bollocks. That's life.

Vicente dijo... 10 agosto, 2007 17:53

Enhorabuena por el blog. Emociona encontrar progresivos por ahi. Debo reconocer que, con el tiempo, me he ido inclinando por el lado más gafapastero del prog: VdGG, King Crimson y Canterbury (muy bueno lo del For Girls, no había reparado en esa faceta porno de Caravan). Pero Marillion, Rush y Strawbs son una parte importante de mi -bastante sórdida, creo- educación musical y sentimental.

Siguiendo con Canterbury: ¿qué os parecen Hatfield and the North? Sus dos discos me parecen dos obras maestras.

Veo que mencionais, pero no hablais mucho de ellos, a ELP. Los más grandes. Aunque haya devenido en gafapastero, entré en el progresivo con ellos. Creo que su época finales de los setenta (orquestas, desvaríos diversos) merecería un post. ¿Hay algo más sórdido que la portada del Love Beach?

http://www.ferhiga.com/progre/traducciones/traducciones-elp-lbeach.htm

(bueno, las canciones no le van a la zaga tampoco)

Sobre Hammill: es cierto, parece que tiene cierto prestigio entre los punks. Cuando volvieron los VdGG hace un año, la RockdeLux les dedicó un especial (!). Por supuesto, dejando claro desde un principio que no tenían nada que ver con el progresivo, y mencionando para ello que a los Sex Pistols les gustaban (claro, si lo dicen ellos). No sé, pero era bastante divertido ver a aquel crítico musical haciendo contorsiones para justificar aquello.

Bueno, perdón por la chapa. Gracias y enhorabuena otra vez.

Don Pistacho dijo... 23 agosto, 2007 04:27

Tremendas fotos con Trewavas y toda la peña marillionesca. No sabía que la gente de este blog pertenecía (como un servidor) a lo que el guitarrista de mi grupo actual denomina "el guetto del progresivo". Más motivo entonces para visitar y leer estas líneas.

Juan Manuel dijo... 01 julio, 2009 17:24

Yo soy breve y digo: viva Peter Gabriel.

Anónimo dijo... 08 febrero, 2012 00:12

Hay que estar operado del cerebro y con los oídos del alma tapíados e inutilizables para afirmar que Phil Collins es mejor que Peter Gabriel. Qué lástima que la libertad de internet dé lugar a éste tipo de espupideces. Con todo respeto.

 
Subir