17 mayo 2007

Literatura masoquista: Las Crónicas de Thomas Covenant, el Incrédulo

Hola, me llamo Paco Fox y he leído nueve libros de la Dragonlance.


Así debería empezar cualquier conversación sobre literatura. De esta manera, el interlocutor estará, de entrada, prevenido ante tres hechos:

a) Que soy un freak
b) Que mi cota de tolerancia hacia el género fantástico no sólo supera con creces lo saludable, sino que más bién coge lo saludable, le da una paliza, lo emborracha y lo enrola en la legión extranjera.
c) Que me pongo voluntario para ser objeto de cachondeo.

Mi problema es que no puedo parar de leer libros de fantasía heroica. Y todo aquel que ha entendido la carga trágica de la primera frase del artículo sabrá que he tenido que lidiar con mucha mugre. Aunque, gracias a dios, nunca he caído en las garras de R.A. Salvatore o Christopher Paolini, mi infancia me llevó por los tortuosos caminos de, por ejemplo, Margaret Weis y Tracy Hickman.

Con todo, el haber seguido durante la adolescencia toda la obra de estos dos personos es hasta disculpable. Personos que, a propósito, son una munjé y un onvre, a pesar de lo que parece indicar el nombre ‘Tracy’. Una vez me comentaron que los de la empresa de rol que los contrataron le pusieron el pseudónimo para poner calentorros a los adolescentes. ¿Dos mujeres freaks escribiendo sobre dragones? Eso sí que era una fantasía sexual casi a la altura de María Whittaker en la portada del Barbarian.

La trama es más sencilla que… bueno, más sencilla que el inicio de un juego de rol. Un guerrero, un semi-elfo, un mago, un enano, un caballero y un plagio de hobbit que hace de ladrón (esto parece un chiste de ‘un alemán, un francés…’) se reúnen en una posada y emprenden una aventura para derrotar a la Entidad Indeterminada Maligna® mediante el uso del Objeto Mágico® Dragonlance, que es, como su propio nombre indica, una lanza de dragones. Para matarlos, supongo. Aunque también había dragones buenos. Creo. Yo qué sé. Ya no me acuerdo de casi nada.Y, básicamente con esto ya tienen para tres libros, a lo largo de los cuales se suceden las peripecias sin dejar de escuchar, como dicen en la página de ‘Book a minute’, dados rodando de fondo. Luego se liaron con una secuela (también, como no, trilogía) de cuya trama no recuerdo casi nada excepto que viajaban en el tiempo y había un poco del subgénero “era él”.

Más tarde, seguí leyendo otras series de los mismos autores. Algunas no del todo malas ('El Ciclo de la Puerta de la Muerte' era demasiado largo pero, al menos, no plagiaba a Tolkien) y otras totalmente what-the-fuck ('La espada de Joram', que a eso del tercer libro mutaba como pez de Springfield y se convertía en ciencia ficción con naves espaciales y todo).

Pero era joven, sin criterio, en un pueblo con pocas opciones para comprar libros y tremendamente freak. Lo que todavía no entiendo es cómo, con ya una edad respetable, peinando canas y, sí, todavía freak, me dio por meterme en el estupefaciente mundo de 'Las Crónicas de Thomas Covenant, el Incrédulo'.

Esta serie fantástica escrita por Stephen R. Donaldson es famosa por dos motivos. El primero es que se trata de una de los primeros éxitos en el género de fantasía sobre un mundo secundario después de la fiebre Tolkien. Publicada en 1977, coincidió más o menos en el tiempo con el primer libro de Shannara de Terry Brooks, y ambos arrasaron en ventas aprovechando que en más de dos décadas a nadie se le había ocurrido plagiar a ‘El Señor de los Anillos’.
El segundo motivo es que el manuscrito original fue rechazado por cuarenta y siete editoriales. Lo repetiré en número, por si acaso: 47. Y luego fue un éxito de ventas (e incluso un poco de crítica). Otra muestra clara tanto de que nadie sabe nada en el mundo del entretenimiento, como de que el universo es poliédrico y tiene catorce dimensiones espaciles y dos temporales. Si no, no se explica.

¿Y de qué van las crónicas estas? Pues a ver. Primero tenemos los elementos Tolkien:

- Un mundo fantástico (llamado, en un alarde de economía de palabros, ‘The Land’) con más terreno verde que los fondos del retrete de la casa de mi hermano y con su tierra oscura con menos vegetación que Galicia después del verano.

- Un héroe con un anillo. No, en serio. Cuando me lo contaron por primera vez, creí morir de vicisitud. Donaldson se justifica diciendo que lo del anillo ya estaba en la mitología germánica, y que de ahí es de donde su obra toma la mayor parte de los elementos. Así queda más culto y, al menos, tiene su parte de razón. No como el pesado de Tad Williams que en ‘Añoranzas y pesares’ invocaba al espíritu de ‘Guerra y paz’ en un claro aviso al lector de que la obra no tendrá nada que ver con la narrativa rusa del diecinueve ni, especialmente, con ‘Guerra y paz’. (He de decir que tardé 3 años en leer, de manera intermitente, el primer libro del Williams. Y que, aun así, seguí con el resto de la serie. Porque esto de las sagas fantásticas es como las pajas: una vez que empiezas, ya te las acabas).

- Un malo incorpóreo conocido por el sutil nombre de ‘Amo execrable’. Hay que ser hijoputa para llamar así a alguien. Seguro que los compañeros de clase no se le arrejuntaban y, claro, acabó destrozando el mundo.

- Unos sirvientes de la oscuridad que son espectros y que, esta vez, andan poseyendo a la gente en plan ‘Hidden’, pero sin bichos que pasan de boca en boca. Más higiénico.

- Gente de los bosques que viven en los árboles, los cuales, en acto de contención depredadora de Donaldson, no son elfos, sino humanos.

- Los orcos y goblins de toda la vida, aquí llamados Ur-viles y Cavewights respectivamente, aunque son conocidos cariñosamente por los protagonistas como ‘esos tocapelotas sin pelotas’.

Estos son los elementos tolkiendilis. Donaldson, sin embargo, no es un mero plagiador. Así que aporta su propio punto de vista. Esa visión es lo que hace que le tenga cariño a la obra. Donde Tolkien era un poco meapilas, Donaldson cogió por la vía dura y realizó una versión bestia y, sobre todo, sórdida, de ‘El Señor de los Anillos’. Nada de mariconadas: el tal Thomas Covenant (Tomás Alianza, esto es, Tomás Anillo… ¿sutil, eh?) es un hideputa impresionante. Un tipo extremadamente molesto con serios problemas mentales derivados del pequeño contratiempo que supone ser leproso y que te haya dejado la mujer, probablemente harta de encontrar tropezones en la comida cuando le tocaba cocinar a él. Además, lo primero que hace al ser transportado desde nuestro mundo a The Land y recuperar su sensibilidad en el miembro viril es… ¡violar a la primera que se encuentra! Vaya mierda de embajador terráqueo.
Esto podría hacernos suponer que el resto de la novela es una bonita orgía de gorrinadas en plan ‘Gor’ (fantasía sadomaso para los que no lo sepan. Y espero que seáis todos). Pero no. El amigo Tomás añadirá el sentimiento de culpa a su carga de perturbaciones mentales durante todos los libros (y van siete), convirtiéndolo en todo un coñazo de hombre. Menos mal que, para la segunda trilogía, el autor nos pone a una protagonista (Linden Avery) que, en un alarde de sordidez americana, está inspirada físicamente en Susan Dey, la abogada de ‘La Ley de Los Ángeles’.

Veamos a continuación cómo resume la trama de las dos primeras trilogías la excelente página ‘Book-A-Minute’. Os aseguro que básicamente es eso (¡Ah, sí!: ¡SPOILERS AHEAD!):

LAS PRIMERAS CRÓNICAS DE THOMAS COVENANT

Lord Mhoran: Thomas Covenant, eres el salvador de ‘The Land’.

Thomas Covenant: Que te jodan.

(Thomas Covenant salva a ‘The Land’)

FIN

LAS SEGUNDAS CRÓNICAS DE THOMAS COVENANT

Thomas Covenant: Soy el salvador de ‘The Land’.

Linden Avery: ¿Puedo ayudar?

Thomas Coventant: Sobre mi cadáver. (muere)

(Linden Avery salva a ‘The Land’)

FIN

Ahí lo tenéis: ya os han ahorrado un buen puñado de horas de lectura. Si alguno insiste de todas maneras en someterse a la tortura de aguantar al amigo Tomás a lo largo de seis libros, ha de estar avisado de unas cuantas cosas: De entrada, que esto no va de intrigas palaciegas como ‘Canción de Hielo y Fuego’ o aventuras cortacabezas en plan Conan. Más bien trata de un tipo lamentable que se pasa un puñado de libros siendo un malaje simplemente porque piensa que todo lo que le pasa es producto de su imaginación. En segundo lugar, que son libros difíciles de encontrar en español, por lo que tuve que leerlos en inglés. Y Donaldson, para demostrar que es culto, se mata a utilizar palabros. Después de averiguar cómo algunos angloparlantes tuvieron que dejar el libro porque no entendían ni pijo, mi ego subió más alto que la antorcha humana con un ataque de aerofagia. Más tarde, releyendo los términos de la discordia en Internet (cosas como ‘chasuble’, ‘chrism’ o ‘coquelicot’; efectivamente, hay gente que ha hecho un diccionario en la red de esto), me di cuenta de que yo tampoco tenía ni idea del significado. La diferencia estaba mi determinación de acabar el libraco.
Finalmente, todo buen sórdido ha de saber que se dice que la canción ‘Home by the Sea’ de Génesis (etapa Pil) está basada en un momento de las Segundas Crónicas. Y, sí, es un dato irrelevante. Y no, no me avergüenzo de hacer gala de mi frikismo llamando la atención sobre él.

Lo más curioso de todo es que Donaldson, en un momento Lucasiano, se desmarcó hace unos años diciendo que, realmente, la historia no termina en las segundas crónicas, y que él siempre tuvo pensada una continuación mientras las escribía. Así que, ni corto ni perezoso, ha empezado a publicar ‘Las Últimas Crónicas de Thomas Covenant’, que esta vez, y para ir de original, va a ser una TETRALOGÍA. Y lo peor no es eso. Lo más chungo es que no sólo me he leído el primer libro (en el que, por si alguien se lo pregunta, el impresentable de Covenant vuelve a aparecer no se sabe muy bien cómo y que apunta a viajes en el tiempo con unas secuelas ‘era yo’ de dimensiones psicocósmicas), sino que además sé que continuaré con los otros tres. Porque ya os lo he dicho: las sagas de fantasía son como las pajas. Cuando haces pop, ya no hay stop.

62 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Yo me leí El Señor de los Anillos a los 12 añitos, y para ser más original que nadie, antes que El Hobbit, y eso que me los compré a la vez en el Círculo de Lectores.

Las dos primeras trilogías de la Dragonlance, Crónicas y Héroes, me las leí en su momento como un campeón. Sí, era joven e impresionable.

Luego, "sin solución de continuidad", pasé a Kafka y Faulkner. Con un par.

Paco Fox dijo...

Extrañamente, yo también me leí 'Los anillos del señor' antes que 'El hobbit' en el mismo arranque de incoherencia.
Gracias a dios que paró usted en las dos primeras trilogías. La tercera, no relacionada con los personajes principales, era lamentable. Pero nada comparado con el primer libro de la siguiente trilogía (Preludios). Porque me falló la memoria: he leido diez, no nueve libros de la Dragonlance. Sólo que mi mente había borrado todo recuerdo de 'El guardián de Lunitari', que así se llamaba el que probablemente sea el peor libro que he leído en mi vida.

Milgrom dijo...

Yo tb me leí el "Señor de los Anillos" con 12 años, antes de leerme, El Hobbit. También me lei las tres trilogias de las Dragonlance de MW y TH, pero ya no pude con más. Y la saga de Añoranzas y Pesares me encantó (pero creo que más que nada porque me daba morbo ir de geek con ese libro, en el cole, le quitaba la tapa y como abultaba como un cabrón, la peña me confundía por un intelectual). Me compré de saldo la trilogia de Shanarra y en casa está sin haberse leído, más que nada porque ya me produce vicisitud. Pero tengo amigos que se han leído TODOS los libros de las Dragonlance, TODOS los libros de Salvatore. Además a uno de ellos Eragon le pareció una puta obra maestra y Paolini es Dios, para él. Su respuesta, siempre que le decía:-"Pero tio como va a ser un plagio de Tolkien y de Star Wars una obra maestra",- su respuesta era: -"¿te lo has leído?, pues entonces no puedes opinar. Este tipo de literatura (que la hay buena y a mí me ha hecho y me hace pasar grandes ratos, engendra monstruos.

Pisof dijo...

Ejem... he de confesar que antes de mi cura de desintoxicación, llegúe a superar la treintena de libros de la DL. Y aún peor: era capaz de recitar los nombres y atribuciones de los 21 dioses de memoria (¿cuantos recuerdan mas de 5? No valen seudónimos para el mismo Dios.... )

Lamentablemente, el tratamiento para desintoxicarme consistió en un enganche a Stephen King, y despues, a Asimov..... y con eso, como prueba de mi -falta de- salud mental, me atrevo a no catalogarme de frikazo indecente.

¿Hay alguien que no se leyera primero El señor de los Anillos? Si existe, no le conozco... Es más ¿alguien conocía El Hobbit antes de leerse El Señor de los Anillos?

SuperSantiEgo dijo...

Es que en la triste era antes del advenimiento del internete era más bien chungo informarse. Yo vi que uno era mucho más tocho que el otro y me dije: Venga, éste primero.

Luego cuando leí el Hobbiet me dije: A que va a ser que éste iba antes.

Al año o así salió el Sillmarilion y cuando lo leí también me dije: Anda, si esto era anterior.

¿Qué pasa? Yo leo a Tolkien como los periódicos: de atrás hacia delante.

Paco Fox dijo...

¿TODOS los libros de la Dragonlance? ¿TODOS? Joer, endeluego que hay gente pa'tó.

De Eragon me avisaron varios amigos de lo vergonzoso de su plagio. No me hizo falta ver la película. Sólo me dijeron que:
- Un chico granjero, destinado a grandes cosas
- Matan a su tío
- Hay un malo en la sombra y un lugarteniente
- El lugarteniente rapta a una princesa
- Van a rescatarla a una fortaleza
- Hay un antiguo guerrero que vive cerca de su granja. Le adiestra y muere a manos del lugarteniente.
- Hay un compañero morenete durete que aparece para acompañar al héroe.

Bueno, ya se ve claramente que no hay que haber leido el libro para sonrojarse ante lo enorme del plagio. Una cosa es centrar los hechos en mundos a lo Tolkien con tramas usuales de búsqueda (que es un recurso literario clásico), tal y como hacen en Dragonlance o en Covenant, y otra es calcar tal cual la trama de otra obra. Como resulte en las secuelas que el prota es hijo del malo, ya es que me descojono.

Paco Fox dijo...

Mmm... buena reflexión, Pisof. Preguntaré por ahí. Pa mí que somos mayoría los que leimos primero 'El señor de los anillos'.

Y he de declarar con gran orgullo que no recuerdo ni uno de los dioses de la Dragonlance. Bueno, excepto la mala. ¿No era la taal Thaikisis o como se escribiera una diosa? Es que han pasado ya un buen puñado de años...

Jairon dijo...

Para aportar una nota discordante a los comentarios diré que yo me leí el Hobbit antes de ElSeñetcétera... pero fue en catalán a una edad en la que no dominaba demasiado el idioma así que no me enteré de nada, no se si eso cuenta...

Por otra parte, Paco, Joram era un héroe infinitamente más molón , por lo marginal , que el moñas de Tanis , dónde va a parar...

Paco Fox dijo...

Tiene usted razón: recuerdo poco de Joram (más allá de la vaga noción de que los dos primeros libros me entretuvieron mucho), pero desde luego Tanis es un moñas. (disculpas a mi amigo Tanis por esto. Sí, tengo un amigo Tanis. También Boromir, Legolas y hasta un Thorin)
Sin embargo, en el terreno marginal, Thomas Covenant se coge a Tanis, Joram y quien se ponga por delante en el terreno fantástico (porque nadie gana en sordidez a Ignatius O'Reilly) y los sodomiza, les escupe y luego pide que le den las gracias.

Milgrom dijo...

De lo último que he leído del estilo y me ha gustado, están "Canción de Hielo y Fuego", Waylander (pese a que se notan las referencias a Conan y a Moorcock).Y me parecieron pretenciosas y aburridas, Hyperion, American Gods de Gaiman y la trilogia de Aquasilva.

Paco Fox dijo...

'Canción de Fuego y Hielo' es, por ahora, de lo mejor que se ha hecho en el género.
'Aquasilva', que leí por pura casualidad, empezaba más o menos bien (al menos, se inspiraba más en Dune que en Tolkien), pero a eso del segundo libro se le fue de las manos al chaval.
Disiento, sin embargo, en 'Hyperion'. El primer binomio me pareció muy bueno, especialmente el relato del tipo con la hija que rejuvenecía y el pastiche de novela negra del clon. El segundo mantuvo mi interés todo el tiempo y me sorprendió cuando dio respuestas a casi todos los interrogantes (lo que hace que todavía tenga esperanzas en que puedan resolver el lío de 'Perdidos'). Además, varios de sus conceptos fueron adecuadamente, er, 'tomados prestados' por los tipos de 'Matrix'. 'Endymion' era una simpática novela de aventurillas, mientras que la última me gustó más o menos, pero realmente es la que menos recuerdo.

Vicisitud y Sordidez dijo...

Nunca pude con Tolien y similares (¡anatema!) pero, influído por Paco Fox me recorrí varias librerías preguntando "¿Tiene "Las crónicas de Thomas Covenant" de Stephen R. Donaldson?" no es comparable a pedir Las guerras civiles moleculares de Hans Magnus enzensberger, pero causaba turbación en los dependientes. Sólo uno, en una librería coruñesa, me dijo con orgullo freak "No lo tengo... ¡Pero lo conozco!".

Hay cosas que es mejor no proclamar.

By the way Paco, alguien que leyó este artículo y que se encontrará contigo este sábado dijo "Como me hable de la Dragonlance, yo le hablo de Garcilaso".

Be warned.

Charlie dijo...

Cada uno tiene su vicio, por ende. Paco entiende que yo sea de otro tipo de fantasía y que por alejarme de lo medieval, me meta intravenosa "La torre oscura" de King (lo que no entiende ni Clifford es que compren los derechos para hacer una serie). Es más el caso de que el conjunto te gusta, pero ya lo has visto mil veces. Yo mismo ando liado con Cell, también de King. ¿Aporta algo al género de zombis? Va a ser que no, pero cuando uno se ha leído algo de Resident Evil (novelizaciones), bajas el listón.
El caso de Gaiman es distinto. En las portadas de libros como American Gods o Jonathan Strange y el sr. Norrell deberían colgar etiquetas que rezasen "ojo, no ocurre nada en todo el libro". Que en más de quinientas páginas ya es decir.
Algún día, un hombre santo le prenderá fuego a Timun Mas para evitar que destroce las infancias de más chavalitos.

Paco Fox dijo...

Cierto es que en Jonathan Strange no pasa casi nada durante todo el libro, y la trama sólo se acelera al final (¡anda! ¡como La Regenta!).

Con el Hombre Gai me pasa una cosa curiosa: Debería encantarme por los temas que trata, pero todo lo que he leido/visto suyo me decepciona (excepto 'Good Omens', aunque claro...). No es que me parezca malo: Veo sus virtudes, pero la magia... no me llega.

Milgrom dijo...

Con el señor trucha me pasa igual que a Paco Fox. Tiene buenos planteamientos, buenas premisas que no acaban de desarollarse de la manera adecuada. Neverwhere parte de una idea que podría haber sido la leche, pero como que no acaba de despegar del todo (no he visto la serie, pero la novela me dio esa sensación). American Gods exactamente igual y la descompensación entre Pratchet y Gaiman en Good Omens lastra un poco el libro. Gaiman, el Burton de los cómics falla en las novelas, por eso, por no saber desarrollar la trama en el tempo adecuado para mantener su interés.

Portrait dijo...

Los argumentos de este tipo de literatura tienen un caracter mántrico, cuanto más se repiten más interiorizas su grandeza.

Si no, ¿como explicar la ingente cantidad de sagas dedicadas a la leyenda arturica llevadas a cabo con éxito?

Btw la mejor saga de clon tolkeniano son las Cronicas de Belgarath, sin lugar a dudas.

Saludos de un admirador!

Paco Fox dijo...

Saludos, portrait:

Nunca leyera yo Belgarath, pero apunto su sugerencia e investigaré sobre ella. Cuando el señor Martin me deje un hueco. Y, en vista de lo creciente del grosos de sus libros, me temo que me va a faltar tiempo...

Maelstrom dijo...

¿Quieren llenarse de vicisitud? Pues les hago una bonita recomendación amiguitos: L'illa de les taronges/La isla de las tres naranjas, de Jaume Fuster. Es la obra cumbre (porque es la única) de la Fantasía peninsular (como mínimo catalana). Princesas, caballeros, dragones y un sinfín de criaturas fantásticas que harán las delícias de los buscadores de la vicisitud gracias a la maestría de la pluma de Jaume Fuster.

Por fin, y ya era hora, un autor patrio que supera en el género a los libros de Fray Perico y su borrico, y Las Aventuras de Vania el Forzudo. Porque los profesores de primaria no pueden estar equivocados.

Milgrom dijo...

Con párrafos directamente COPIADOS de Tolkien, La Isla de las Tres Naranjas supera en vicisitud ampliamente todo lo comentado, gracias Maelmstrom por recordarlo. Tiene hasta premios y todo.

Kike dijo...

Señores: Su blog es una puta obra maestra.
A enlaces de Poder Friki directamente.

Mario dijo...

Yo me he leido 8 libros de la Dragonlance, con dos cojones, y encima también lo digo!

Épica intro del artículo.

Danna dijo...

mmm.. no he leido mucho de dragonlance pero he leido otras cosas lo mejorsito que se puede encontrar son las cronicas de belgarath y las subsecuentes sagas. mmm el cuento del elfo oscuro de salvatore me parecio bueno al principio pero luego de 7 libros se hizo tan evidente la trama como la de una novela mexicana, y creo que perdi un poco el tiempo. Las cronicas de covenant no fueron las mejores pero ahi sirvieron para pasar el rato y creo que la decripcion de nuestro amigo Paco es muy adecuada. les recomiendo el tapiz de finibar y si quieren descargar sagas que no se encuentran en las librerias les recomiendo la de http://www.bibliotecadigital.sld.cu/ tienen un catalogo bueno de sagas en español.

Miguel dijo...

Hola a todos,

Mi nombre es Miguel y, afortunadamente, sólo he leído 3 libros de Dragonlance. Ahora algo más en serio, yo estoy con Jairon, me leí antes el Hobbit que el Señor de los Anillos. Si es que a veces merece la pena escuchar a tu padre. La verdad es que no he leído más libros de los que comenta Paco Fox, aunque había oído hablar de Salvatore en lugares más sórdidos... con un dado de ocho caras y otro de 20... con un tal Drizzt Do'Urden blandiendo una cimitarra +3 y otra +5... ejem, bueno, mejor paro.

Cambiando de tema, estuve viendo a los Who en el BEC el otro día y he de mostrar mi agradecimiento a Vicisitud y Sordidez. Mereció *mucho* la pena.

Paco Fox dijo...

Ante todo, saludos a Kike, Mario y Danna

Respecto al comentario de Miguel:

Lo de la doble cimitarra tiene que ser para el elfo de Salvatore como el látigo para Indiana Jones, pues cada vez que escucho o leo a alguien cachondearse de esta obra, siempre se menciona jocosamente tan personal arma.
Por lo que veo, Salvatore y la Dragonlance comparten el ser básicamente juegos de rol novelizados.

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel dijo...

Hombre, más que cachondearme estaba resaltando un punto muy característico del personaje de Salvatore. Bueno, a parte de ser un drow "bueno". Es poco convencional "ver" a un explorador/montaraz (o como se traduzca ranger) armado con cimitarras. Bueno, o eso creo, ya que mi experiencia en estos temas es bastante limitada.

¡Ah!, no sé si conocéis el vídeo de Farador. Una búsqueda en google video debería bastar.

Paco Fox dijo...

Muy cachondo el video de Farador. Me encanta el tipo rubio: su ansiedad cuando enumera las acciones a seguir es de Oscar. Aunque, claro: me identifico con el del gorro. Yo he jugado poco al rol (un gran bujero en mi currículo de frikismo), pero cuando lo he hecho, nunca me lo he tomado muy en serio. Hasta tenía un dragoncito con el nombre de 'Odie' en 'La llamada de Cthulhu'...

Y, sí: sé cómo se escribe Cthulhu. Pero lo pronuncio 'Chuchu'. Porque sí.

Miguel Ángel dijo...

Paco, ¿conoces World of warcraft?

Paco Fox dijo...

Pues nunca me he metido en el tema de los mundos on-line, porque sé que no le puedo dedicar el tiempo que la gente estilo Farador le dedica.

chimp dijo...

Después de un largo invierno vuelvo por aquí y veo que el nivel de insanity sigue alto, lo cual me alegra.
Me he leido el post y los comentarios de arriba a abajo y sólo añadiré unas cosillas:
-Yo también me leí primero El señor de los anillos que el hobbit.
-Añoranzas y Pesares, de Tad Williams empieza mal, transcurre bien, y acaba de puta pena.
-Hyperion es una incomprendida obra de arte.
-¿Por qué nadie a mentado al padre de la fantasía psicotrópica, Michael Moorcock, y su saga de Elric?
Whoaaaa!

Paco Fox dijo...

Hola, Gran Chimp:

Elric es, al igual que Thomas Covenant, un anti-héroe. Sin embargo, y a pesar de las relaciones de Moorcock con el rock progresivo (evidente sordidez), la saga de Elric no me entró, y abandoné tras el primer libro. A lo mejor hice mal...

Buen resumen de 'Añoranzas y Pesares': el primer tramo de la saga es espantoso, luego la cosa se pone entretenida para desembocar en un desaguisado que casi no recuerdo.

Bardo dijo...

Buenos días, me he leído innúmeros libros de la Dragonlance, tanta bazofia de R.A. Salvatore que probablemente se ha comprado un yate gracias a mi, las obras completas de Moorcock, Tolkien, Prattchet y un sinnúmero de frikis más y, además, sé pronunciar Cthulhu como si me hubiera amamantado el mismísimo Karl Stanford.

Hago aparición (bien tardía lo reconozco) en este post para poner fin a una injusticia.

¿Es que nadie se ha leído nada de Roger Zelazny? ¿Nadie conoce a Dilvish el Maldito? ¿Nadie ha leído las Crónicas de los Nueve Príncipes de Ambar?

Si hay alguien que, a mi modo de ver, es original y sórdido como pocos en el mundo de la ficción fantástica es este autor, capaz de mezclar reinos demoníacos con intrigas cósmicas, saltos dimensionales, fantasía medieval estilo artúrico y además darle unos cuantos toques de "Era yo" al argumento de un solo libro.

De verdad, si no lo habéis hecho nunca dedicadle un rato a leer alguna de sus obras, suelen ser cortitas y muy satisfactorias.

Paco Fox dijo...

Pues la verdad es que no conozco a Zelanzy más que de nombre. Habrá que investigar...

Anónimo dijo...

¿Soy el único al que le parece que el segundo libro de Canción de hielo y fuego es una mierda pinchá en un palo?

Paco Fox dijo...

Bueno, a mí me entretuvo bastante...

Anónimo dijo...

Pues yo tengo que admitir que hasta el día de hoy he conseguido evitar todo lo relacionado con la Dragonlance, a pesar de que mis amigos amenazan con excluirme de sus agendas si sigo sin leermelos y de que he leido de todo en lo que se refiere a fantasía (Sí, yo también soy víctima de Salvatore).

Coincido con los que dicen que Canción de hielo y Fuego es de lo mejorcito que se puede leer actualmente en este género.

Y tengo que recomendar también a Steven Brust y sus libros de Dragaera, aunque es una saga que no queda más remedio que seguir en inglés.

P.D:Ya contaba 13 años cuando primero el Hobbit y luego el señor cayeron en mis manos.

davitxu dijo...

Yo tambien me trague los libros de Margaret Weis (alguien ha visto una foto? es horrorosa) y el otro...

Las dos trilogias, los del ocaso de los dragones y la guerra de los dioses... los de los side-writers los tanteé pero me dieron tales arcadas que les deje de lado...

Tambien me lei la espada de Joran, la rosa del profeta y ademas para quien no lo sepa, una especie de stars wars que escribieron en el que los malos eran los republicanos y los buenos eran los imperialistas magos...

Tambien me he leido eragon y elpest... son vomitivos, y por alguien que dice por ahi arriba que solo faltaria que fuera hijo del malo, le recuerdo que eragon era adoptado.

Paolini, te odio es lo unico que diré de aquasilva...

Lo mejor de eragon es que ha creado un engendro de pelicula solo comparable a D&D, y generadora de las mismas risas...

Coincido con que Cancion de hielo y fuego es de lo mejor que han editado ultimamente

Redferne dijo...

Ostras! ... yo he leido solo 6 de DL... pero he leido a mr. covenant, las 2 trilogias en castellano sacadas de la biblioteca (no las pillaba ni dioxxx) y no están mal (tengo el liston bajo).
Tb he leido al ratonero gris sin vomitar :) .... y a michael morcoock (corum, elric) sin dormirme
de la parejita feliz (weiss y hickman) para mi lo mejor la rosa del profeta y las puertas de la muerte, vale q con dragonlace "resucitaron" un plein el genero pero recordemos q antes existia una cosa llamada gamesworkshop fantasy no-se-que y microlibros de la misma temática y fancines y mierdas similares, vamos q no es para tanto :)

Paco Fox dijo...

Redferne: Me alegra conocer más gente que haya aguantado al hijoputa del COvenant durante seis libros. Yo, en mi masoquismo, ¡ya he precomprado en Amazon la segunda parte de las Últimas Crónicas!

Estoy de acuerdo en que La Puerta de la Muerte es potable, si quitamos algunas chorradillas menores (No creo que a las treinta y tantos me pudiera tragar lo de Zifnab y sus referencias a El retorno del Jedi). Al menos es bastante original en su planteamiento.

Anónimo dijo...

Gente, yo ya me lei casi todos los libros del genero que me fueron cayendo a mano, casi todos via internet, impresos en el trabajo porque aca no se consiguen (Argentina). LLegue aca porque estaba buscando haber cuando puta editan en español la ultima de covenant, que tampoco se consiguen ediciones impresas. Les esta faltando algo de fantasia epica, que es "La Saga de los Confines" de Liliana Bodoc, que para mi, despues del Señor de los anillos viene a ser lo mejor que se escribio, y sin plagio! Eso si, va a resultar bien raro acostumbrarse de entrada a que todo ocurre en America, y sobre todo del sur.

Salutes

Paco Fox dijo...

Hola:

Dudo mucho que editen las últimas crónicas en español. En España, las anteriores partes están descatalogadas desde el pleistoceno y dudo que nadie se moleste en sacarlas una vez pasado el boom de la fantasía heróica por 'El Señor de los Anillos'. Pero nunca se sabe: Tras miles de años perdidas, al final editaron las de Elric (que no me gustan, dicho sea de paso).

En breve me llega la segunda parte de Amazon. Y tendré que enfrentarme a la rimbombante prosa de Donaldson. Miedito, oigan.

Anónimo dijo...

Mi caso es un poco especial. Preadolescencia con Tolkien, Dragonlances, Moorcocks, Shannaras y casi todo lo que sonase a fantasía. Adolescencia/juventud con Dostoyevski (he leído todo menos "Humillados y Ofendidos", que me pilló tras la muerte de mi madre y ya no estaba yo para tantos sufrimientos), Faulkner, Borges...
Y ahora, tras unos años sin leer por un ataque de oposiciones, he vuelto a lo fantástico/ciencia ficción intentando seleccionar, lo que me ha llevado a disfrutar enormemente de "Canción de Hielo y Fuego" (espero ansioso el quinto libro) o de Hyperion, libros que recomiendo totalmente

Paco Fox dijo...

Claro: son las dos mejores sagas fantásticas que he leído (a pesar de que Festín de Cuervos era algo menos interesante, pero entiendo que debido a la extraña separación en dos partes con el quinto libro, cuyos sucesos son simultáneos en gran parte)

Alan dijo...

No puedo creer que haya otro tan masoquista como yo como para haberse acabado esa puñetera mierda que era "La espada de Joram". ¿La peor trilogía de fantasía de todos los tiempos? Para mí, no cabe la menor duda.

Un post excelente, por cierto. Me has traído gratos recuerdos (y otros no tan gratos).

Paco Fox dijo...

Era joven... no sabía lo que hacía... Esas naves espaciales... ¡no! Duele de recordarlo.

El Abuelo dijo...

Pero.....
¿ Nadie ha leido la saga mas larga con el personaje mas sordido de la historia?
17 libros..
El heroe es un ENANO en un mundo feudal de espartanos de 1.90.. con naves.
Un cachondo ( literalmente) que le gusta tirarse a las tias mas macizas que se encuentra.
Hasta el punto de tirarse a tres a la vez!
QUe le gusta meterse en problemas.. simplemente por joder. ( aka: llevarle la contraria a todo dios) de los que sale SOLO por casualidad ( aka una suerte y serie de conjunciones astrales hilarantes)
Hiperactivo - Cansa hasta a sus padres que no se este quieto.
Al que le hacen un clon!
Pero como es enano por envenenamient y no por genetica.. el clon es una persona normal al que hay que 'bajar unos cm's' para hacerlos iguales puesto que ha sido crea para matar al padre...
Que de casualidad ( no podia ser de otra manera) le otorga una medalla el enemigo..Y mira que al Hijo del regente y primo del emperador le otorgue una medalla el imperio enemigo ya es sordido!
Pero mas sordido es que el chaval-hombre-heroe tenga hasta triple personalidad.
Y lo increible es que uno de los libros sea SOLO sobre como el ¿heroe? intenta ligarse a su amada ( medio metro mas alta y no, no es ninguna con la que se haya acostado en ninguno de los libros anteriores..)a lo militar:
' Una campaña civil'

Si no sabeis aun de que hablo..

Hablo de Miles.
Miles Vorkosigan.
El aprendiz de guerrero y otros 16 libros mas.
de Lois Mc-master Bujold

Parece mentira que no haya encontrado nada en esta pagina sobre Miles Vorkosigan
El anti heroe mas sordido y con mas vicisitud de la literatura Fantastica y de Ciencia Ficcion!
De lectura NECESARIA!!
No solo por lo hilarante y sordido de la historia.. si no por que estan muy bien escritos:
Son los de los libros mas premiados de la historia de la ciencia ficcion:
premios Hugo 1990,1991,1992,1995..
premios Nebula 1988 y 1989
premio Analog 1989
Finalista Hugo en 1989
pd: a menos de 6 euros...
http://tienda.cyberdark.net/lois-mcmaster-bujold-a95.html

Paco Fox dijo...

¡Pero qué maravilla! ¡TENGO que leer eso!

Rosa dijo...

Hola, soy Rosa y he leído siete libros de las Dragonlance, uno de Joram (los otros dos los hojeé en distintas librerías, pero no llegué a las naves espaciales, gracias al hacedor,que diría Warlock), El señor de los anillos antes que El Hobbit y dos libros de Elric de Melniboné. A los 15 años empecé mi propia trilogía de fantasía épica, que abandoné tras unos 70 folios emborronados. Y (redoble de tambores) he leído los tres libros de Eragon detestándolos desde el primer momento. Así que entiendo la lectura compulsiva de fantasía épica. Es más: estoy dispuesta a ir de tienda en tienda de cómics para resumir brevemente este despropósito dragonesco y salvar a muchos jóvenes de caer en las manos de Paolini. Aun así, no estaréis a salvo. En la última página de Brisingr (el título con menos vocales de la historia)me enteré de que el joven Christopher, no contento con castigarnos con una trilogía interminable, ha sido incapaz de terminarla y ¡¡la ha convertido en una tetralogía!! Sí, eso ha hecho. Sin compasión.
Al menos, Jeremy Irons habrá podido hacerse su 35º cuarto de baño en el castillo con lo que sacó por la película.

Mithdraug dijo...

Pues yo también me leí El Señor de los Anillos antes que El Hobbit (aunque sí conocía su existencia), me enganché a las Crónicas de la Dragonlance (y las consiguientes secuelas), a los videojuegos ambientados en este mundo, en el de Tolkien y en cualquier lugar donde hubiera magia y espadas.

A continuación me enganché a Canción de Hielo y Fuego, a los de la Canción de Albión y leí las Crónicas de Thomas Covenant. Después de algunos otros desencuentros, abandoné un poco la fantasía.

Volví a ilusionarme años después con la Saga de Geralt de Rivia, aunque fue algo puntual y sigo esperando que publiquen en español el último libro.

Y regresé para quedarme, de momento, con Canción de Hielo y Fuego, ahora estoy también con A punta de espada, releyendo a Thomas Covenant (fue como encontré el blog) y algunos otros clásicos que dejé por el camino.

Saludos.

Paco Fox dijo...

Yo también me he apartado un poco de la fantasía. Ahora sólo leo Canción de Hielo y Fuego y Thomas Covenant cuando les da por sacar libro.
Intenté Gerarlt de Rivia, pero lo dejé al segundo libro. Y mi última visita a la fantasía, la saga Temarie, se saldó con un bonito 'ni me acabé el primer libro'.

Estoy a la espera de que me recomienden algo con la misma intensidad (y acierto) que me recomendaro 'Juego de Tronos'.

Mientras, ando más con ciencia ficción (a ver si consigo localizar el primer libro de Miles Vorkosigan a un precio decente), pero sobre todo libros de cine.

Perro Harkonnen dijo...

No habia leido todavia este post, pero en un momento dado me ha parecido como que la saga de GOR no te ha molado mucho ¡¿COMO TE ATREVES?!
Mi sexualidad desperto leyendo las aventuras de ese sordido que era Tarl Cabbot y que, entre decapitacion y defenestramiento, no dudaba en trajinarse a todas las esclavas que se ponian a tiro de su falo enhiesto. Eso si, haciendose hermano de sangre de todo pendenciero que se encontrara por el camino. piratas, bandidos tuaregs, vikingos con rabia berseker... Nadie era lo bastante joputa para el bueno de Tarl, este tio es el precursor de los centros de reinsercion de caritas. Despues de una charla con Tarl todo el mundo recibia el carnet de agente secreto de los reyes sacerdotes y hala, a follarnos a un haren de esclavas para celebrarlo.
Es curioso que los nombreis aqui, creia que no era muy conocido el mundo de gor, lei uno que mi madre me compro creyendo que era algo decente cuando tenia 12 o 13 años y luego, años mas tarde, me encontre toda la saga en el corte ingles a precio de saldo y me la compre toda.

A todos esos autores que nombrais no los conozco pero yo mido mi grado de frikismo en el tiempo que tarde en leerme la trilogia de Tolkien mas el hobbit, los cuatro libros en 22 dias (el hobbit primero). La saga de Dune (con secuelas y precuelas) me la ventile en un par de meses y (mi record, orgullo y logro vital) los siete libros de Harry Potter en 17 dias!! (si, ya lo se, un what-the-fuck de la hostia por que Harry Potter no pinta nada aqui, pero a mi me mola).

Hala, un saludico y a seguir haciendo publicidad de estas sordideces que solo nos atrevemos a confesar aqui y bajo seudonimo.

Mithdraug dijo...

Pues precisamente ahora ando leyendo A punta de espada, de Ellen Kushner, y me está gustando bastante. Encima, me ha dado por releer, casi 15 años después, las Crónicas de Thomas Covenant: tu artículo me picó aún más para volver a hacerlo, al saber que habrá una tercera tri-tretralogía :D.

Respecto al libro de Kushner, no es un Canción de Hielo y Fuego, y me recuerda más bien a los libros de capa y espada, muy a lo Dumas, y lejanamente a los tejemanejes políticos de Dune y de Juego de Tronos. Tal vez llegue a gustarte, si te decides a probarlo :)

Saludos.

racaille dijo...

Miles Vorkosigan se pasa por el forro a toda la tropa de comeflores de la Dragonlance, de los Reinos y del resto del espacio exterior.

jajo-jajota me parto sólo de recordarlo. Léanlo.

Jaime dijo...

Buscando informacion distinta, he llegado a repasar este jran post, y me veo en la obligacion de comentar un par de cosas...

- Me lei los libros de Ambar de Zelazny (no confundir con Yurena) y son muy recomendables. Recuerdo la coleccion Futuropolis, de Miraguano como una joya. Salieron esos libros entre otros muchos, como la saga Dorsai y, sobre todo, El Perro de la Guerra y el Dolor del Mundo, de Moorcock (Yeah, yeah, baby) Unos amigos mios pillaron un porron en el VIPS, de esos libros de antes 50€ ahora 2,50€ en alguna liquidacion editorial... La coleccion era tan sordida que habia hasta ciencia ficcion nacional. Estuve un tiempo buscando El Perro de la Guerra y el Dolor del Mundo para releerlo y no hubo forma...
- Me empeze a leer El Señor de los Anillos como con 14 años, y cuando me termine el primer libro no segui con el siguiente... Lo pille luego mucho despues, leyendome primero El Hobbit y lo disfrute creo que mucho mas, la verdad...
- No me he leido Dragonlance, sin embargo, me he leido muchisimo de D&D. Ademas de los libros de Sun, especialmente los de Forgotten Realms, me he devorado muchos muchos, El tatuaje Azul, la Trilogia de Avatar, Spellfire, la Trilogia del Valle del Viento Helado (la primera aparicion de Drizzt), el Efo Oscuro... Hasta me he leido los libros del joven Elminster, que hace falta valor!
- Supongo que, por ser mis cojugadores de rol tan plastas y darme la paliza con que me leyese los libros de la Dragonlance, no me lei ninguna... Ya sabeis, los hombres de verdad leen Forgotten y los que tienen que aparentar leen Dragonlance :-D
- Si hasta jugabamos a Spellfire (juego de cartas)
- Mi nick habitual de Internet (y lo sigo usando) es Khelben :-P Lo sigo usando por razones sentimentales... Y porque llevaba barba (y bigoton, como debe ser). Sera por eso que llevo barba yo tambien...
- De otras "grandes sagas", me lei tambien mucho de Dune. A partir del tercer libro (inclusive, y diria que el unico gueno es el primero) el nivel ba bajando de vergonzante a infame a lo que este peor que eso... La inercia me hizo llegar como hasta el 7 o asi...
- Tengo pendiente los de Cancion de Hileo y Fuego, aunque la verdad es que hace mucho que no me pongo a leer novelas... El problema que tengo es que leo muy rapido, y como me de la fiebre, me leo los libros de tres en tres... O no duermo, cosa que me paso con uno de los libros de Star Wars (la trilogia que va tras las peliculas, esa con el Almirante Thrawn), que me dejo un amigo el libro una tarde y se lo devolvi a la mañana siguiente... No creo que lo siga haciendo :-D Aun asi,ahora estoy en Irlanda y aqui los libros estan escritos en raro... Sera que no leo ingles a lo largo del dia, pero en plan novela me da pereza...
- Yo pronuncio Cthulhu de la manera AUTENTICA. Nada de Chuchu o Chulu, o Kutulu o zarandajas... Se dice Kuzuljú (estoy en teclado ingles y no pongo acentos, pero ese lo pongo para mostraros el camino)
- Deberia hacer un videoblog llamdao Que Vida Mas Friki, lo se... :-P
- Estoy desesperadamente buscando la imagen del Drow con bigoton para enviarlo a Bogoton watch, pero no hay manera. Salia en el compendio de monstruos de la 2a edicion de AD&D. Por favor, necesito esa imagen desesperadamente!

Javi dijo...

Yo llevo mucho tiempo leyendo el blog y nunca se me había ocurrido comentar nada, pero este tema me ha tocado la fibra sensible. Voy a demostrar que soy de los más frikis que hay por aquí:

-Los primeros libros fantásticos que recuerdo son los de elige tu propia aventura. Casi acabé con la colección entera de D&D, los azules con la tarjetita rosa del personaje en la primera página del libro.
-Mi primer contacto tolkiniano se le debo a una profesora de lengua del colegio que nos hizo leernos el hobbit con 12 años.
-El siguiente pasó fue leerme el Señor de los Anillos y el Silmarillion. Ya había cruzado el límite y de ahí todo fue en picado. Juegos de rol en plan casual al principio y miembro de un club durante años. Esto me llevó a leerme las dos trilogías de Dragonlance, y muy a mi pesar, los últimos dos libros, que ya no escribieron MW y TH. En mi grupo de amigos se los leyeron todos y cada uno acabó identificándose con un personaje. A mi me tocó Sturm, que lástima que palmara tan pronto.
Después cayó la espada de Joram (auténtica basura que degenera en un mundo futurista) y el Ciclo de las Puertas de la Muerte, que viene a ser lo mejor que hicieron estos dos engendros, lo cuál dice muy poco de su literatura.
También me leí Las Crónicas de Belgarath, que pese a ser un plagio del Señor de los anillos y de Conan, tenían un punto sombrío y oscuro que les daba un toque muy interesante.
-Otra saga muy sórdida que leí fue "DeathStalker". Un mundo futurista donde las pistolas láser disparaban una vez cada cierto tiempo y necesitaba recargarse, lo que hacía que todas las batallas se decidieran a espadazos. He de decir que era bastante bestia y erótica, lo que la hacía ideal para cualquier adolescente. La saga eran 10 libros y llegué a leer 6 creo, pero mi paciencia se acabó cuando un ejército de maquinas y "terminators" dorados intentan derrocar al "Imperio".
-Lo último que he leído ha sido Canción de Hielo y Fuego, que me parecen muy buenos y ha conseguido que me reconcilie con el género.

Anónimo dijo...

Ja, ja.

Muy bueno el artículo.

Yo leí el Hobbit con uns 12 años y luego el Señor...

De hecho años despues volvía a releer el Hobbit, con el Señor ya no pude.

De la Dragonlance leí 8 o 9 libros pero Tanis me parecía un gilipollas y el mago negro un poco moñas para lo hijoputa que se suponía que era.

Tambien leí algo de Reinos olvidados, pero al final como otro por ahí me desintoxique con Stephen King, cosa de la que me arrepiento, y luego pase a la CF.

Como curiosidad los primeros cuentos que recuerdo que me contó mi padre eran de los "Diarios de las Estrellas" de Lem, cosa que explica muchas cosas según mi novia.

Saludos para todos.

Herbert West

Jairo dijo...

Hola. Me llamo Jiro y tengo las dos trilogías de Covenant publicadas por Acervo Ciencia/Ficción.

Y también es la primera vez después de años de leeros que comento algo. Madre mía del amor hermoso: Tolkien, Vorkosigan, Dragonlance, RR Martin... Música para mis oídos.

gambitero dijo...

No hace demasiado encontré este blog. Hoy al leer este post el medidor de frikitones ha explotado y me he visto obligado a comentar.

Poco después de leerme la triología del Elfo Oscuro y El Valle del Viento Helado de R.A. Salvatore, libros que tengo y me siguen gustando, me leí El Señor de los Anillos. Como me pareció un peñazo insufrible pasé de leer cualquier otra cosa que llevara el nombre de Tolkien y cometí la gran cagada de volver a Salvatore. La única "escusa" que tengo es que los últimos me los dejó una amiga.
No hace mucho he hecho las paces con Tolkien después de leer el Silmarilion.

Debo de confesar que también recuerdo haber leído libros de Terry Pratchett y jugar partidas de AD&D.

Con este background no me ha sido difícil terminar en la era digital enganchado a la saga de Baldur's Gate (en donde aparece Drizzt Do'Urden como npc invitado). Posteriormente viví un tiempo dentro de Lineage con el consiguiente incordio de tener que salir a currar para poder pagar el interne.

lector de WoT dijo...

Sí, han pasado casi dos años desde el último comentario, ¡razón de más para hacerlo!

En su momento yo me chupé mucha fantasía, casi la práctica totalidad de la Dragonlance "clásica" (para continuar se sacaron de la manga las historias de los hijos de los protas; de ahí sólo leí uno), las dos crónicas de Belgarath, que revisitadas unos años después fue el horror, oh, el horror. 'La espada de Joram', 'La rosa del profeta', reinos olvidados, DarkSun, Mundo Disco (de vez en cuando cae algún libro más), los palomiteros de Salvatore y su elfo (hasta llegar a 'Los mil orcos'; me sentó tan mal que no he vuelto), 'La canción de fuego y hielo' y ¡munchos más!

¿Y para esto escribo? Pues no! ¡Yo también soy un indignado! Cómo se atreven sus señorías a hablar de ese plomo de 'Añoranzas y pesares' y no mentar la colosal 'La rueda del tiempo' aka 'The Wheel of Time'!! WTF!! Una expléndida saga (con un tolkineano primer libro) que ha llenado volúmenes y volúmenes, con distintas ediciones (la clásica, la a cuadros, la negra_trae_pacá_que_divido_los_primeros_libros_en_dos) y con dos autores ya que master Jordan contrajo una enfermedad y murió, dejando ingentes anotaciones sobre como seguir y termninar, cosa que se produjo a principios de este 2013 con 'A Memory of Light' tras ¡¡veintitrés años!! de la aparición de 'The Eye of the World'. Senyors, no fotem!!

Tengan pues mi simpatía como compañero de lecturas de grandes y repugnantes escritos (no siendo raro que ambas cosas se diesen en un mismo libro) y odio eterno por tal omisión. Guárdense, pues no me verán venir! (pues siempre voy por detrás con nocturnidad, alevosia y enorme cobardía).

Como nota final unirme a la recomendación de la serie de Miles Vorkosigan (excepto tal vez de 'Memories' aka 'Recuerdos'). Tal vez a Bujold no le vayan muy bien las cosas (ni idea) pues hace poco ha sacado una nueva novela tras muuuuuucho tiempo.

Paco Fox dijo...

El caso es que nunca me ha dado por leer 'La Rueda del Tiempo' (cuando se murió Jordan, todos los fans de Martin TEMBLARON). Son tantos libros que me da una pereza mortal.

Eso sí: tengo un espantoso disco de rock progresivo en plan 'banda sonora de los libros'.

Ahora mismo estoy leyendo The Vor Game. Yo con Vorkosigan me lo paso de puta madre.

lector de WoT dijo...

Obviamente ponerse a leer semejante cantidad de libracos no despierta ganas. Yo, desde un fanatismo atemperado tras unos veinte años (creo recordar que pillé de la biblioteca 'El ojo del mundo' sobre el 93) lo recomiendo encarecidamente, ya que es la saga, junto a 'La canción de hielo y fuego', que más me ha gustado, compartiendo con ésta la facilidad con la que la prosa del autor entra ('El señor de los anillos', al menos a mí, siempre me ha parecido que debería venir con la advertencia "Consumir con mucho bicarbonato a mano").
Y, por cierto, George RR Martin está cayendo en el mismo... "defecto" que Robert Jordan en WoT tras varios volúmenes, que no es otra cosa que el "alargamiento del tempo narrativo", es decir, que el autor alarga las situaciones y la historia avanza lentamente. Y luego en WoT pasó, lo que pasó. Es de agradecer la previsión que Jordan mostró (aquí podríamos hablar de la querencia de un autor por su obra) y que Brandon Sanderson haya hecho un buen con los dos últimos libros, imitando bastante exitosamente el estilo del autor original.

Añadir que el primer libro puede llamar a cierto despiste o confusión ya que como dije en el post anterior es el más "tolkineano", de forma totalmente intencionada. Esto quiere decir que sigue la misma estructura que 'El señor...'; ha aldea pacífica llega un extranjero (una "maga") y sucede cierto hecho que provoca que se forme y parta del lugar un grupo de gente en busca de respuestas a ciertos hechos. Las... vicisitudes (je) del camino provocan una diáspora (la primera vez que uso esta palabra; no, no me agradezcáis mis esfuerzos educativos, ¡¡aunque me los merezca!!) de los aventureros para, tras muchas (no tantas) peripecias volver a reunirse parcialmente y acabar con el malo maloso... aparentemente, que todavía quedan un montón de libros.
Y, a partir del segundo volumen, el tono cambia considerablemente.

Y no es de extrañar que temblasen, sólo hay que ver una foto de Martin para darse cuenta que el buen hombre está a un cocido madrileño de un infarto de miocardio.
Yo, como ya tengo un precedente, cada cierto tiempo pienso que palma sin haber concluido la saga; especialmente tras leer 'A Dance with Dragons' y ver cuanto ha avanzado la historia. O acelera o le quedan al menos cinco libros, y ya sabemos lo que tardó en escribir este último.

Tengo que oír algo de ese disco progresivo para horrorizarme como diso manda.

Miles rules! En cuanto termine con algunas cosillas me pillaré el último, a ver si mantiene el tono.
Por cierto, cuando Bujold comenzó a escribir cifi probó con varias historias dentro del mismo universo y se quedó con Miles, la más exitosa. Así que te recomiendo intercalar los protagonizados por Miles con 'Fragmentos de honor', donde se narra como se conocieron los padres de Miles, 'Barrayar' que muestra, entre otras cosas, el atentado que provoca el daño teratogénico (he puesto esto de memoria) a Miles y, por último, 'Ethan de Athos'. Esta última novela creo que te será de obligada lectura; Ethan ha de viajar a una estación espacial a comprar material genético renovar el usado en su planeta para la reproducción al estar éste "desgastado"; cosas que ocurren cuando tu mundo está EXCLUSIVAMENTE poblado por hombres.

Uff, qué tocho me ha salido.

lector de WoT dijo...

Me he dado cuenta que en ambos posts le he metido unas pedradas al castellano de narices. ¡Viva yo!

Related Posts with Thumbnails