Vicisitud & Sordidez

32
Antes que nada, véanse este trailer. Les prometo que en toda la puta historia verán nada mejor. ¡Por el bigote de mi padre se lo juro, oigan!



Todas las personas que lo han visto han experimentado la misma reacción:
-¿Pero esto es de coña?
-No, es MUY en serio.
-¿Pero esta peli existe de verdad?
-Si, señora, presentada en Cannes.
-Pero ese tráiler lo has hecho tú... ¿no?
-Todo apunta en esa dirección pero, mal que me pese, yo NO soy el autor de esa obra maestra.


Sí, amigos, se puede sostener TODA una película en torno a si un señor tenía o no bigotón. Desde ese inicio tan dramático en el que Vincent Lindon vacila a la hora de cortarse o no el mostacho, todo en esta obra maestra del cine gabacho es una cumbre absoluta de la vicisitud. Y es que, una vez que se lo corta, “La Moustache” nos ofrece quince minutos de histeria cinematográfica basados en si la mujer se va a dar cuenta o no de una puta vez del afeitado de su marido. Eso es tensión contenida, y no lo del soplagaitas del Scorsese.

Luego, todo va a más con ese momento cumbre que se produce cuando Vincent Lindon, una vez que la mujer le ha dicho que “¡Jamás has tenido bigote!”, comprueba, en unas fotos de su viaje a Bali que sí lo ha tenido. Entonces se pregunta: “¿Y si resulta que sólo salgo con bigotón en las fotos?”. Al lado de esto, todos los argumentos del cine de terror asiático se quedan en NADA. ¿O me van a comparar a niños que andan por el techo con un bigotón como dios manda? Así pues, Vincent se hace una foto en el fotomatón de su barrio para ver si sale con bigote. Que no, que no estoy de coña, la película es así de seria. Aluego, le pregunta a una amable señora policía si ve diferencia entre las fotos del fotomatón y la de su DNI. “Evidement...” dice la señora. Es ahora cuando se plantea el enigma Hitchcockiano:

a) ¿Es un complot de los que le rodean?
b) En caso de ser un complot... ¿Por qué con el bigote?
c) ¿Qué secretos para la seguridad nacional francesa se ocultan tras el complot del bigotón?
d) O, era cierto que Vincent nunca tuvo bigote y estábamos ante una película del género “
¡¡¡Era yo!!!” aplicado al bigotón.

Cualquiera de estas cuatro opciones sería suficiente para llenar de espanto y pavor nuestros occidentales corazones. Pero la resolución del flint es todavía PEOR. A la hora de película, cuando la histeria moustachil ya se ha disparado, Vincent huye a... ¡Hong Kong! Y, entonces, “La Moustache”, durante la siguiente media hora... ¡Se convierte en una película de género Dillinger! El pobre protagonista viaja constantemente en ferry de una orilla a otra de la ciudad mientras yo, entre aplausos, sólo podía articular “Jamás debiste afeitarte el bigotón ¡necio!”.

Llegamos a los últimos minutos, el momento en que la película nos debería desvelar si se trataba de un “¡¡¡Era yo!!!” o de un complot. Pues bien... *SPOILER* “La Moustache” se convierte en una película de David Lynch ¡y decide no darnos la solución! *FIN DEL SPOILER*.
Lanavajaenelojo quería matarme para luego abrirse las venas. Mientras, mi cerebro estaba tratando de armar todas las piezas del puzzle. Al final, decidí que la película había optado por lo correcto: ¿Para qué convertir al bigotón en un McGuffin que bien pudiera haber sido las patillas, el tupé o los lolailillos? No señor, el bigotón es algo feérico, telúrico, metafórico, que merece más respeto y reverencia mística que el crecimiento de las barbas del Santo Cristo de Ourense.

Así, buceando en los comentarios de la imdb, un gran onvre – que sólo puede ser el director de este peliculón – nos daba LA SOLUCIÓN al sobrenatural enigma que plantea “La Moustache”. En realidad, el bigotón es el símbolo de la identidad nacional francesa. Pero como el prota vive desarraigado – come sushi, su mujer lleva kimono, viajan a Bali, luego se va a Hong Kong a hacer el
Dillinger – ése desarraigo y sus vicisitudes se encarnan en el rasurado del bigotón. Eso sí que es fuerza metafórica y lo demás son hostias.

Desde este humilde blog, insto a todo el mundo a que se vea “La Moustache” y reflexione (cagarse en mi no vale). Best movie ever? Es una candidata, sin duda... Además, a quien le quede bien – no porta bigotón quien quiere, sino quien se lo merece - ¡que se lo deje crecer, joer! Fijaos en los signos a vuestro alrededor: sólo en el bigotón hallaréis la verdadera calidad:
Borat, Earl, George Clooney disfrazado de Freddie Mercury en Ocean’s 13, Alatriste, Joel, Ross y Chandler cuando quisieron imitar, llenos de admiración, a Tom Selleck en el mejor momento de “Friends” y, SIEMPRE Y POR SIEMPRE, y ahora a punto de estrenar peliculón con Uwe Boll el inimitable Burt Reynolds.

La reverencia a los héroes del bigotón es una asignatura obligada. Hoy, rescatamos para el recuerdo a ese gran onvre que dobló a Jennifer Beals en algunos de los movimientos más complicados de la imprescindible “Flashdance”. Si Jerry Bruckheimer tuvo que recurrir a un señor para doblar a Jennifer sus motivos tendría. El caso es que el bailarín acepto, sin mayores problemas, depilarse las piernas. Pero, cuando le dijeron que tendría que afeitarse el bigotón, nuestro héroe respondió con un categórico: “¡¡¡NO!!!”. Eso es una persona con convicciones firmes y que sabe cuáles son los auténticos valores. Giorgio Moroder, el compositor de la gran banda sonora, también. Ya lo sabéis: en el clímax de “Flashdance”, Jennifer Beals tiene bigote. Otra película para el olimpo de las escogidas.

Vincent Lindon es el último héroe en añadir su nombre a esta lista, y por ello le decimos: GRACIAS.




Publicar un comentario en la entrada

Troy McClure dijo... 20 septiembre, 2007 15:31

Increible!!!
Moustache Powa!!! Me parto con este blog. increible la peli(pendiente me queda de ir a verla)

Ross se dejó bigote cuando eran más joven, en cambio Chandler lo hace junto con Joey(a Joey solo le toca fumar puros, porque dos tios imitando a selleck en la misma habitación seria demasiado para los camaras y demás equipo de rodaje)
Muchisimas felicidades por un blog tan Güeno como las drogas

Jorenob dijo... 20 septiembre, 2007 15:37

Gran película promete ser, tendré que verla algún día para comparar impresiones con esta entrada-oda al Bigotón. No sabía que los franceses quisieran adueñarse de un símbolo tan viril como el bigote de un hombre.

De entre todos los grandes héroes cinematográficos que has nombrado (aun recuerdo ver a Tom Selleck en la serie Magnum con su ferrari o persiguiendo a Gene Simmons sin maquillaje en no me acuerdo que película), y aunque no entra dentro del mundo del cine, en mi humilde opinión, os habéis dejado uno, y es otro rey del bigotón (aunque luego renegó de él) que es Freddie Mercury.
Véase I Want to Break Free
http://es.youtube.com/watch?v=9hMrY8jysdg

Un Saludo bigotudo

Paco Fox dijo... 20 septiembre, 2007 15:43

El flim en cuestión es 'Runaway, brigada especial', dirigido por Michael Crichton cuando los críticos se hacían pajas con él a raiz de las bondades de 'Almas de metal' y 'Coma' y sus adaptaciones de ciencia ficción 'seria'. Algunos lo recuerdan por ser 'el de las arañas mecánicas'. Los más sórdidos por, como bien comentas, Gene Simmons haciendo de malo.

Portrait dijo... 20 septiembre, 2007 16:10

Ultimamente se esta desvirtuando el bigotismo por culpa de dos iconos gafapastiles: el cine de Wong Kar Wai y la musica 'indie'.

Afortunadamente como dices solo puede llevar bigoton el que lo merece, y los anteriores solo pueden disfrutar de tres pelillos sobre el labio.

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 septiembre, 2007 16:12

Freddie era de los más grandes: en el artículo primigenio del bifotón puede vuecencia ver a un servidor de ustedes tocándole el culete a la estatua de Mr. Mercury en Montreux.

Respecto a los franceses apropiándose del bigotón (después de una peli como "La Moustache" se lo han ganado) recalco las viñetas que he puesto de "Astérix el galo": el espía romano es descubierto en el baile porque... ¡su bigotón es postizo! ¡sólo los galos tienen bigote! Y, claor, quien no lo tenga es un espía romano. Uno de los grandes momentos de la historia del cómic sin el menor atisbo de duda.

Diego Calleja dijo... 20 septiembre, 2007 16:12

Si los franceses son capaces de hacer películas como esta, Hollywood debería preocuparse

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 septiembre, 2007 16:20

De un tiempo a esta parte vivo convencido de que las auténticas "emociones fuertes" cinematográficas se hallan en el cine francés. Real hardcore. Olvídense ya de los yankis, en serio.

Por ejemplo, la última de Eric Rohmer, "El romance de Astrea y Celadón" tiene un final lésbico-travestido-Alvaro-Vitali-is-Jaimito que todavía me tiene consternado.

Y, yendo a por el autor de "La Moustache", Emmanuel Carrére, decir que es un depravado que aspira a ser "El novelista Dillinger" por excelencia. Hay otra película inspirada en una novela suya y protagonizada por Daniel Auteuil llamada "L'Adversaire" que es otra cumbre del dillingerismo y la depravación. Con asesinato familiar múltiple incorporé. Dilliger is dead, por su parte, se ha leído otra novela de ente onvre donde, con un chavalillo friki de prota, el señor Carrére confirma que es un puto enfermo.

Un autor a seguir (o no).

Vive la France!

Redferne dijo... 20 septiembre, 2007 16:34

Ostras, Runaway y el de kiss.... esa si que es una peli de bigotes!
pd: las pelis de asterix no cuentan q los bigotones son falsos!

dinosaurio con flequillo rebelde dijo... 20 septiembre, 2007 16:36

As Inmenso As Usual.

Cuán cierto es aquello de que sólo lleva bigote quien lo merece. El irrisorio resultado que obtuve cuando hace años lo intenté hace que a día de hoy aún me despierte en plena noche aquejado de terror nocturno.
Afortunadamente no estaba todo perdido: mis facciones estilo Chuck Norris me permiten lucir una barba medianamente digna.
Pero no es lo mismo.

Anónimo dijo... 20 septiembre, 2007 17:22

"No hay turco sin bigote" se dice en mi tierra, y creedme que he contado más de 50 bajando del barco y ni uno solo rasurado.

Felicidades por el blog me divierte y culturiza a partes iguales.

Anónimo dijo... 20 septiembre, 2007 17:36

No olvidemos a otros grandes onvres:
Chuck Norris
Charles Bronson
Scott Columbus
Carmine Appice
Iñigo
Alfredo Landa (el El Crack)
Isabel Pantoja
Inclináos ante su magnificencia

la reina del hielo dijo... 20 septiembre, 2007 18:16

No me conoce nadie de nada aquí, pero bueno, el comentario tiene mucho que ver con esto: a las madres les gustan los bigotones, les gustan los hombres de pelo en pecho y espaldas anchas, no como a las chicas de ahora, que se derriten por un rubio inglés con tableta de chocolate en la tripa. Y sin un bigotón se les hace raro vivir, la evidencia empírica: Llevo a mi novio a casa, el chico luce una estupenda barba recortada, pero no lleva bigote (sino parecería el cantante de Metallica, otro gran bigotón y las facciones no se le notarían), a lo que íbamos. que tras llevar unos minutos hablando con él, se le queda mirando y le dice "qué raro se me hace verte sin bigote".

Un complemento imprescindible sin duda, para esos hombres viriles que ya no se encuentran. (aunque a Bruce Willis nunca le ha hecho falta bigote, la verdad)

La navaja en el ojo dijo... 20 septiembre, 2007 18:49

Yo no quería matar a nadie porque a la media hora de película, cuando veías que aquello no avanzaba nada y se refocilaba en las escenas de "nadie ha notado que me he afeitado" ya era facilísimo adivinar que tendría un final de ese tipo.

Por otro lado... uf, las fots, qué sórdidas. En la que le acompaña su autógrafo, Burt Reynolds -o Bar Reynolds como diría el personaje con bigote de "Aída"- parece una marioneta de ventrílocuo y el que está justo debajo parece Eugenio, el de los chistes.

Rubio inglés, no sé, quizá me resulte soso, pero lo de la tablita de chocolate, ¿qué problema tiene? Jejej.

La navaja en el ojo dijo... 20 septiembre, 2007 18:51

Sí, es el novelista Dillinger. Tiene una segunda parte de 'La moustache' que consiste en que la mujer se tiñe el pelo de rubio y el marido no se da cuenta. Pero ella, en lugar de hacerse la Dillinger, piensa que no le presta atención porque está pasando la crisis de los 40 y se echa un amante imaginario que le manda un ramito de violetas.

La navaja en el ojo dijo... 20 septiembre, 2007 21:12

Aunque debería decir "la" manda, como en la canción.

Jorenob dijo... 20 septiembre, 2007 22:03

Paco Fox, gracias por aclararme el título de la película.

La verdad es que Gene Simmons con esas miradas intensas que no sabes si se ríe de ti o es un psicópata, es una de las cosas que más recuerdo y la bala perseguidora.

Un saludo

Paco Fox dijo... 20 septiembre, 2007 22:15

No hay de qué. Da la casualidad de que ayer vi parte de la peli (está en emisión en Canal + Acción) y lo de la bala perseguidora, que me parecía taaaan chulo hace años, ha envejecido un poco.

evaka dijo... 20 septiembre, 2007 22:34

estoy de acuerdo con lo de que solo los hombres que se lo merecen pueden llevar bigoton, como mi padre, un bigote elegante(estilo mejicano)toda su vida.el pobre se lo afeito una vez pa disfrazarse de bailarina cuando yo era pequeña y mi berrinche fue tan preocupante que no lo ha vuelto a hacer!

The Devil Rules the World dijo... 20 septiembre, 2007 22:41

Yo vi "Runaway" en el cine y en aquella época me pareció lo más de lo más. Desde entonces no la he vuelto a ver, y de hecho me acabo de enterar por la prensa que salía Gene Simmons.

Lo de ésta película francesa no tiene parangón. Bueno, quizá con aquella película de Ruggero Deodatto sobre una nevera asesina. Y, si lo pensamos fríamente, la premisa de "The ring" no es mucho menos estúpida... ¿qué cojones pintan esas imágenes asesinas en un VHS en la época del DVD? Es casi como si la hubieran grabado en un video Beta, nadie se enteraría jamás de lo que había en esa cinta...

Ya sé que no he hablado de bigotes, pero coño, no vamos a estar diciendo TODO el rato lo muchísimo que mola Burt Reynolds, hay cosas que hay que darlas por verdades inmutables de la vida y punto.

Milgrom dijo... 20 septiembre, 2007 23:44

Suscribo a The Devil, loar las glorias del Bigotón sería redundante. Con leer este y su otro post acerca del tema queda claro. Pero aún así me queda una cosa por decir: ¿porqué la naturaleza no me ha dotado de folículos pilosos entre el labio y la nariz?, cruel sino el mío, esclavo de la lampiñez, sotanaricil.

Cayetana Altovoltaje dijo... 21 septiembre, 2007 01:23

Sois muy grandes y os merecéis una napia como la de Battiato y unos bigotes como los de Pablo Abraira.

aDrIaN dijo... 21 septiembre, 2007 04:34

Qué gran post. Desde tierras orientales un reducto de valerosos vellófilos estamos intentando devolver al bigotón y la barba al sitio que se merecen. Sin embargo no es tarea baladí puesto que el lampiñismo campa a sus anchas por estos lares.

Desde aquí quiero aportar mi granito de arena en apoyo al bigotón con éste link:

http://www.worldbeardchampionships.com/

Campeonatos del mundo de barba y bitoes, ahí queda eso.

La Chirvi dijo... 21 septiembre, 2007 12:54

Dos cosas:
1. El artista es madurito pero tiene su punto. Mayor pero bien conserváo. Me gusta.
2. Si cada vez que me depilo, liara ésto, tendríamos para una serie diaria. Así como te lo digo. Es decir, que aunque el cine me importa un menos tres (y va a seguir así) paso de ir a ver pajas mentales, chocho.

Zacarias dijo... 21 septiembre, 2007 13:08

Un tipo con bigote sonriendo siempre es mas gracioso.
Mi aporte sobre el concurso mundial de bigotes, increible.

http://www.youtube.com/watch?v=F800WEVFHp0

Paco Fox dijo... 21 septiembre, 2007 13:12

Yo, que no soy del género Dillinger, no comparto el amor por estas cosas. Lo que me hace gracia es lo siguiente: hay que darse cuenta de que admirar este tipo de películas profundosas y pretenciosas desde el punto de vista de la sordidez, la depravación, y el cachondeo sería para el director mayor insulto que una crítica negativa. Lo cual está bien.

Don Pistacho dijo... 21 septiembre, 2007 13:20

¿O sea que todo es un lamento a la pérdida de la "francesidad"? ¿Y echando la culpa precisamente a Asia? Eso sólo podía pasar en Francia, joder.

Otro bigote memorable es el del malo del culebrón ese de tequileros que ponen en TVE. ¡Vaya carisma siniestro que le confiere!

Todo esto me recuerda a una canción sudamericana de dobles sentidos que tuve hace muchos años en un viejo single de vinilo, y que decía así:

Unos lo tienen gordo, otros lo tienen flaco, unos lo tienen más gordo, otros lo tienen más flaco
Unos lo tienen blanco, otros lo tienen negro...
Unos lo tienen corto, otros lo tienen largo, etc

¿Por qué será que a las mujeres les gusta tanto,
Ese bigote que está de moda desde hace tanto?

Niha dijo... 21 septiembre, 2007 21:51

Voy a tener que ver La Moustache... En cuanto a los bigotes, a unos le quedan bien y a otros no. Al prota de la peli creo que no.

Starman dijo... 22 septiembre, 2007 03:34

Coñe, esa foto de Moroder me suena mucho... no hace demasiado recurrí a ella para hablar del inconmensurable Giorgio.
Sobre bigotes, a sabiendas de lo mucho que importan por aquí sólo diré que tenéis más razón que un santo. Un bigotón hace a un onvre, un mostacho para dominarlos a todos... bueno, ya me entendéis

Dr. Insermini dijo... 22 septiembre, 2007 13:01

La película adapta la novela escrita por el mismo director, así que un bigote da para mucho.

Vincent Lindon me puso cachondo, lo confieso.

Troy McClure dijo... 22 septiembre, 2007 15:58

Se te ha olvidado poner un gran onvre con bigote, nada menos que el padre del siempre venerado Yulio, Papuchi y su bigote tipical spain me mataba...
Ojala pudiese dejarme bigotón, pues sera cierto lo de que no tiene bigote quien puede si no quien lo merece.....:(

Abuelo Igor dijo... 26 octubre, 2007 01:13

No sé si conocéis esto, pero, si no, creo que justifica ampliamente resucitar este apasionante tema:

http://mustachesofthenineteenthcentury.blogspot.com/

La era dorada del bigotón, oigan.

billy dijo... 18 octubre, 2009 03:22

Dios mío, ahora que lo comentas...no me he visto la cara desde 1998 (época donde desarrollé una perilla para taparme mi carita picada de viruela). He tenido barba, bigote, bigote sudaca, bigote ¨hermandad aria¨, perilla, mosca pero hace años que no me he visto mi cara despejada. Qué trauma...

 
Subir