Vicisitud & Sordidez

51
En este blog hemos dedicado ya artículos a casi todos los referentes culturales totémicos de Vicisitud y mío. Desde Battiato hasta Paul Verhoeven, nuestros grandes héroes comunes han sido convenientemente loados. Pero teníamos un gran vacío que rellenar. Uno de nuestros más admirados sórdidos que sólo se había asomado por aquí como postdata a otro artículo. Y este vació va a solucionarse. Hoy hablaremos del muy jrande y rural Mr. Ian Anderson.

Ente onvre es el líder del grupo Jethro Tull. Porque, como ya nos explicaba alguno de los ciento treinta guionistas que metieron mano en ‘Armageddon’, Tull no es el nombre del líder del grupo, sino de la formación en sí. Está tomado del inventor de un tipo de arado. Puestos a poner un nombre chorra a tu grupo, al menos que sea de algo culturizante que permita en años venideros a todo escritor de tres al cuarto rellenar dos líneas de su artículo. Que se lo digan si no a Van Der Graff Generator.

Si le dices a una persona: ‘Jethro Tull’, ella pensará:

a) En un 70% de los casos, que eres un perturbado con problemas de dicción.
b) Un 15% reconocerá a un grupo setentero, y te agradecerá que cambies de tema.
c) Un 10%, exclusivamente gente de más de 40, se hará la imagen mental de un tipo extraño, con pinta de haber abusado de todo tipo de estupefacientes, en bata tocando la flauta a la pata coja.
d) Un 3%, principalmente mujeres de entre veintitantos y treinta y tantos, reconocerán el nombre por haber sido los autores de la canción por la que Rosie O’Donell insulta a Michael Rapaport en ‘Beautiful Girls’.
e) Un 1’999% se declarará fan del grupo muy a su pesar, y hablarán de lo heterogéneo de su carrera, de la calidad de su música, de lo variado de sus letras y, por supuesto, de cómo fue el primer grupo de rock en escupirle a una flauta (junto con Focus, otros maestros del progresivo chungo de los que ya he hablado)
f) Un 0’001% (esto es, Vicisitud y yo mismo) dirá que es el grupo de Ian Anderson y que el buen señor es un sórdido.

Porque es verdad que Anderson es un gran músico que tocó muchos temas en sus letras. Algunos incluso de gran seriedad. Pero nunca dejó de lado su verdadero espíritu chungo ni sus ganas de cachondeo. Ya lo hemos dicho por aquí muchas veces, pero voy a repetirlo: Es mucho más digno de encomio aquel artista que une la sordidez con la calidad que, bien aquellos que se lo toman todo demasiado en serio y hacen siempre las mismas letras sin riesgo, bien los que van de graciosos pero hacen canciones con menos valor compositivo que ‘Star Party, la fiesta eres tú’.

Así pues, les ofrezco una lista con los cinco temas más sórdidos que han aparecido en las letras de Anderson. Y, en homenaje a que andan reeditando sus CDs con canciones extras, añado un bonus track.


5: ¡CHUNGUEZ Y PEDERASTIA!

La canción más famosa del grupo (que, curiosamente, no fue chinguel) es ‘Aqualung’, una oda a la figura de los vagabundos aficionados al Don Simón. En ella, Anderson mezcla imágenes repulsivas con sentimiento y calidez. Claro que, para esta lista, nos quedamos con lo primero. Así comienza la canción:

Sentado en un banco del parque
Mirando niñitas con malas intenciones.
Un moco le baja por la nariz
Dedos grasientos ensuciando ropas raídas.
Secándose en el frío sol
Mirando cómo corren los pantis con adornos
(Aqualung)

Pues sí, se nos presenta al buen señor como un gorrino con afición chichoterremótica a mirar lascivamente a las niñas jóvenes. Curiosamente, esta letra está acreditada a la que entonces era mujer de Ian. Años más tarde, el autor ha comentado que de eso nada. Que era más bien un regalo a su señora porque una serie de fotos realizadas por ella le inspiró. Que le debería estar devolviendo los royalties. ¡Hombre ya!

Es curioso reseñar que la edición de este disco se pospuso en España por motivos de censura. Y no: no fue por la pederastia implícita. Tampoco por hablar de una puta quinceañera en su segunda canción. Ni siquiera por el continuo ataque a la iglesia en la cara B. Fue por este verso de ‘Locomotive Breath’:

El máximo perdedor lo tiene agarrado por las pelotas

Está claro que, en los almorránicos oídos de los censores, esa imagen de Dios no es la más favorable. Pero hay que ser imbécil para prohibir un disco por una canción… ¡que ya había salido en otro LP! (concretamente, en el pseudo-recopilatorio ‘Living in the Past’)


4: ¡FORNICIO RURAL!

Una temática común entre todos los músicos que me gustan es su afición al escapismo. Hace unos meses hablaba por aquí de una pandilla de tipos que se dedica a vestirse de medieval y hacer discos por y para duendes. Su fantástica elección vital es pasar sus vidas en la naturaleza en su propio mundo imaginario. Ian Anderson, por su parte, dio un paso más, y en el inmenso ‘Songs from the Wood’ y su secuela ‘Heavy Horses’ postuló que no sólo hay que vivir en la naturaleza, sino, sobre todo, que hay que follar en ella:

Te haré el amor
En todos los buenos lugares
Bajo montañas negras
En espacios abiertos
(Acres Wild)

Puede ser haciendo guarreridas rurales con alegría o dejarse violar por una dominátrix terrateniente:

Botas de cuero relucientes y espuelas del tamaño de mi dedo gordo.
Esta cazadora de alta cuna tenía gustos muy extraños
Pasión desenfrenada: Empecé con arrojo
Ella sobre mí, yo debajo arrodillado
(Hunting Girl)

El caso es revolcarse en la hierba. Poco importa que una familia de hormigas se mude a tu orto para comenzar una nueva vida. Da igual que tus pelotillas se llenen de barro cual Chuarchenaguer al final de Depredador. Si desde este blog siempre hemos defendido el cagar al aire libre, ¿por qué no el fornicio rural?:

¿No quieres tener mi compañía? Sí, tómalo en tu mano
Baja sobre el terciopelo verde, con un hombre del campo
El cual gusta a las jóvenes y es el sueño de las viejas doncellas
Dile a tu madre que caminaste toda la noche sobre terciopelo verde
(Velvet Green)

Unos años antes, Anderson ya había abordado esta penetrante temática de soslayo en una canción del disco ‘Warchild’:

Sobre las montañas y bajo el cielo
Cabalgando sobre grises y sucios caballos vamos tú y yo
Apareándonos a cualquier oportunidad, copulando con alegría
(Sea Lion)

Nadie sabe qué significa el tema completo (unos dicen que sobre la sociedad americana, otros que sobre el comunismo: ¡qué simpático espectro de posibilidades!), pero estas imágenes de la vida en el campo son, sin duda, poderosas.

Claro que Ian no sólo ha cantado las virtudes de hacer cositas en la naturaleza. También gusta del ñoco-ñoco urbano: Ejemplos más que evidentes son el "Fraulein Botella Gorda, pon tu peso sobre mí''/ le dijo el cerdo de mí a la puta (de ‘Baker St Muse’) o lo de Respiración desesperada / provocando con la lengua al pezón (de ‘Black Satin Dancer’, curiosamente del mismo disco, en el que Anderson andaba claramente muy caliente), pero no son esas imágenes las que me llegan al corazón. Porque un tipo que trota por los escenarios a la pata coja TIENE que follar en el campo. Y si esta afirmación parece no tener sentido, releedla varias veces y descubriréis que, efectivamente, no lo tiene.


3: ¡FELACIONES!

Si bien ha quedado claro que a nuestro héroe aprecia la belleza de un buen polvo, no es menos cierto que no se trata de la única práctica sexual que defiende con alegría. No fue hasta el disco 'Rock Island' que Anderson dedicó toda una canción al fermoso arte de la mamada:

Willie se levanta y Willie cae
Willie agacha la cabeza tras grises paredes de fábrica.
Ella es una buena simpática, pero cuando es mala es mejor
Yo y Willie no podemos evitar correr cuando ella llama
Ahora ella está besando a Willie (Mi mejor amigo, Willie)
(Kissing Willie)

Y por si algún incauto piensa que, quizá, el tal Willie es sólo un amigo, que le eche un vistazo a este video, el cual hace que Günther parezca sutil a la hora de plantear símbolos fálicos en sus producciones.


2: ¡ESCATOLOGÍA!

‘Bad-Eyed and loveless’ comienza como otra canción de fornicazione:

Soy como levadura y florezco en su compañía

Pero Ian prepara una sorpresa para la siguiente estrofa:

Ella es un cálido pedo en Navidad.
(Bad-Eyed And Loveless)

¡Qué poesía! ¡Qué savoir faire! Nunca nadie hizo una metáfora amorosa tan inadecuada y, al mismo tiempo, tan maravillosa. Porque todos sabemos que es muy fácil decir ‘Ellas es como una brisa fresca en verano’ o ‘Ella es todo lo que necesito-youdontknowwahtyoumeantomeforeverandeverforeternity’. Pero Anderson le echa cojones y telerrealidad al asunto metafórico y se atreve diciendo lo que nadie osa reconocer: que un alegre pedo bajo las mantas en las noches de frío es más gustoso que cien bolsas de agua caliente. Siempre que no menees las sábanas.

Ponerse escatológico es algo común en grupillos de broma o tíos chungos de Death Metal que sacan señoras con zurullos en la portada (y no: no voy a poner un link a tal afoto). Pero el verdadero valor está hacerlo en una sentida pieza acústica como esta. O, mejor todavía, incluir el tema en un pretencioso disco conceptual. Tras vender como loco copias de ‘Thick as a Brick’, Anderson quiso realizar otro ambicioso LP en el que planteaba una metáfora entre hombres y animales. Concretamente, unos bichos que hacen cola para ir al excusado:

Nuestro gato se zampa la cena cuando un repentino canguro
Emerge de la maleza y pide usar el retrete
(Look at the animals)

Ni que decir tiene que no pudo terminar el disco y acabó escribiendo unas letras distintas para lo que finalmente se llamó ‘A Passion Play’. Algo sobre la vida y la muerte que prácticamente nadie entiende. Pero para el que retuvo la gran frase Y la inmaculada virginidad de tu hermanita se va volando sobre los huesudos hombros de un caballo llamado George que se coló clandestinamente en su clase de repaso de geografía. Y que, además, tenía bailarinas y canguros gigantes. Aunque de eso hablaré más adelante. Sintiéndolo mucho.

No olvidemos tampoco que, en el clásico ‘Aqualung’ también es prolijo en temas cochinos. No sólo por el sórdido moco que comentaba al principio. Sino por cómo describe la forma que tiene el vagabundo protagonista de calentarse en invierno:

Baja al retrete
Y se calienta los pies
(Aqualung)

¡Meándose en ellos! Claro que hay que tener en cuenta que esta letra es más bien un análisis de una realidad social. Sórdida, pero real. No se trata de algo gratuito. Para eso tenemos el vídeo de ‘Too Old to Rock and Roll, Too Young to Die’, que nos regala, sin venir a cuento, una bonita vomitona en el minuto 1:34:



1: ¡PAJAS!

Tras voyeurismo, fornicio y felaciones, sólo faltaba una cosa: la masturbazione.

Antes de nombrar el que sin duda alguna es el mejor pareado jamás escrito por Anderson, permitidme un inciso. Como hombre de nuestro tiempo, Ian no sólo ha hablado de la masturbación masculina. Con ánimo integrador, también ha cantado las maravillas lúdicas de una buena paja femenina

Ya sabes lo que te pone en marcha en la madrugada
Cuando no hay nada en el contestador automático
Y si no sacas suficiente de ese amor eléctrico, no intentes pasar
Móntatelo sola, móntatelo cuando nadie escucha
(Roll Yer Own)

Lo mejor de todo es que esta canción fue la elegida para acompañar una entrevista al compositor en un programa de marujas de la BBC Radio 2. La presentadora le pidió que hablara sobre el tema. Anderson no quería, pero la señora insistió. Ante lo cual sólo pudo decir: “Lo siento, pero estoy buscando desesperadamente palabras en mi vocabulario que eviten que use la expresión ‘masturbación femenina’ en vivo en la BBC a esta hora del día”. La presentadora se cabreó y echó a Anderson del estudio. En lugar de comentar lo acertado o no de las pajas solitarias en la vida del ama de casa, que es sin duda algo más interesante que los cotilleos de a quién se folla el príncipe Guillermo o qué no ha comido Victoria Beckham últimamente.

Claro que nada puede superar en interés esta maravillosa imagen post-onánica que aparece en los mejores versos escritos por nuestro héroe:

Puedo hacerte sentir, pero no puedo hacer que pienses
Tu esperma está en la alcantarilla, tu amor está en el lavabo.
(Thick As A Brick)

Una cosa está clara: Anderson presupone que toda la gente que se la machaca se lava luego las manos. Y a mí me gustaría creer que es cierto. De verdad que me gustaría.


0: BONUS TRACK: La liebre que perdió sus gafas

Este vídeo, rodado para proyectar durante la gira (¡con bailarinas!) de ‘A Passion Play’ es una prueba que confirma la chunguez absoluta de Anderson y que no hace falta consumir estupefacientes para perpetrar cierto tipo de cosas que cualquier persona de bien se avergonzaría no sólo de hacer, sino sobre todo de mostrar en público. Claro, que nosotros no. Faltaría más.
‘La liebre que perdió sus gafas’ no sólo es una canción absurda. Es que, además, le ha proporcionado a Tull una excusa perfecta para que, a lo largo de los años, aparezca en escena un señor vestido de conejo que aprovecha (el muy picarón) que Martin Barre se agacha a coger sus gafas para hacerle un asalto anal. Claro que el pobre guitarrista también suele sufrir en los conciertos el asalto de Anderson que, flauta en mano, tiende a acercarse por detrás para que pruebe las delicias de la flauto-colonoscopia involuntaria. Así, no es de extrañar que en las actuaciones la gente se ponga sexualmente activa, como le ocurrió a una señora muy extraña que quiso restregarse con nuestro amigo Carlitos hace varios años en la sala La Riviera. Claro que ella no sabía de la gaycidad del tipo. Ni yo tampoco.
Pero estoy desvariando. Lo cual no es una novedad. Así que vean ustedes el maravilloso vídeo de la liebre y maravíllense de las cotas de sordidez que puede alcanzar el rock progresivo unido a lo audiovisual.

Publicar un comentario en la entrada

konsumprodukt dijo... 29 octubre, 2007 20:22

Pensé que nunca iban aa hablar de ese gran sordido de la flauta.
Que artículo más grande!!

Cuídense

K.

Diego Calleja dijo... 29 octubre, 2007 21:32

Ya lo hemos dicho por aquí muchas veces, pero voy a repetirlo: Es mucho más digno de encomio aquel artista que une la sordidez con la calidad que, bien aquellos que se lo toman todo demasiado en serio y hacen siempre las mismas letras sin riesgo


Vaya, me pregunto al leer esto si os gustaría la música de mi grupo 'Los tavones', en el intentamos hacer rock rural sobre los problemas propios de un onvre de pueblo con cierta sordidez, pero sin pretender en ningún momento utilizar esa supuesta profundidad sin significado alguno a la que desgraciadamente tanto se recurre hoy en día y que desvirtua completamente el propósito real de las canciones. (Tampoco es que pretenda compararme con los grandes artistas sórdidos que aquí se citan, por supuesto)

http://myspace.com/tavones , por si hay interés (si, se podría decir que esto último es spam)

Quettaheru dijo... 29 octubre, 2007 22:12

Grandísimo artículo. Esto es sordidez y lo demás son tonterías.
Y habla un menor de cuarenta que escucha a esta gente con cierta regularidad. Sea eso bueno o malo.

kanif dijo... 29 octubre, 2007 23:24

¡Ostia! A mí me gustaba Jethro Tull de adolescente pero, si llego a entender las letras...¡Me hubiera gustado mucho más!
¡Gracias por esta labor tan necesaria!

Cthulhu dijo... 29 octubre, 2007 23:26

Menos mal que no soy el único que aprecia lo sórdido del gran Anderson. Lo más curioso de todo es que este caballero es todo un sórdido-empresario: tiene un gran negocio en una granja de salmones en Escocia. Un tipo sensacional.

El siguiente artículo podría ser Frank Zappa.

La navaja en el ojo dijo... 30 octubre, 2007 00:09

Ni él tampoco, pero en fin no voy a desvariar yo ahora, je, je.

Qué guarro es este Anderson. Y qué necesario post. Si se hubiese publicado antes del concierto en el hotel chungo de la Ciudad Pegaso, toda esa gente seria y amuermada se habría abstenido de ir y sólo habríamos asistido los sórdidos. Y así habría sido un concierto mucho más divertido, como el de Battiato.

Saludos.

Vicente dijo... 30 octubre, 2007 08:12

¡¡¡Enorme post!!!

Hay un detalle sórdido de la gira del Minstrel in the Gallery, y que va bastante en la linea salidorra del Anderson de esa época que apuntas. Parece ser que en aquella gira llevaba una sección de cuerdas formada sólo por señoritas vestidas con los pechos al aire (valga la expresión).

Fue una idea de Anderson -cómo no- aunque luego dijo que era una pesadez, porque cada día le tocaba el periodo a una señorita distinta, y así no había manera de hacer una gira. Tras esas declaraciones, el consiguiente follón y el abandono de la sección de cuerda.

Qué campeón.

Paco Fox dijo... 30 octubre, 2007 09:09

Cthulhu: Lamentablemente, no soy fan de Zappa. Y me gustaría, porque una de sus fotos más famosas nos muestra al compositor en el retrete.

Navaja: Qué gran verdad. Menuda mierda de público en el concierto aquel, que ni se ponían de pie ni gritaban ni ná. Con Tull, hay que hacer el bestia.

Vicente: Según tengo entendido, fue en la gira del Warchild. Al final, las sustituyeron por David Palmer como segundo teclista. Dato sórdido: Palmer se llama ahora Dee en lugar de David...

Portrait dijo... 30 octubre, 2007 13:09

El señor Anderson es de un inquietante parecido con un mendigo que vive al lado de mi casa, en mas de una ocasion me he planteado decirle algo.

Para aquellos que se han quedado con las ganas de la portada coprofagica del grupo de death metal, decir que la banda es Moñigo. Busquen y maravillense!

Ceci dijo... 30 octubre, 2007 14:36

Ante todo reconocer que pertenezco al 3% que reconozco el nombre por Beautiful Girls, al menos creo que es de eso que me suena. Soy mujer y de 25 años. Totalmente en el clavo. Asi son las generaciones.

Y...bueno, felicitarte por este sórdido artículo, me lo he leido de cabo a rabo y , sinceramente,con algo extenso no suelo hacerlo y la sordidez de Ian Morrison curiosamente (y no tan curiosamente,en realidad) ha llamado mi atención. Me han gustado algunas de sus letras y me gusta que sea asi,sin pelos en la lengua y sin vergüenza.

Una persona muy especial,si.

¡Un saludo!

Milgrom dijo... 30 octubre, 2007 16:23

Good ol' Anderson. Lo mejor de este tipo es que llevó la mentalidad del típico pueblerino al rock progresivo, algo así como el labriego de toda la vida pillara la travesera y le diera por hacer rock hablando de lo que hablan cuando se juntan en el bar a tomarse sus vinos.

Siempre me ha fascinado su cara de pederasta (algo atenuada con la edad, pero que era evidente durante los 70). Vean sino sus declaraciones en el año 77, acerca de su aspecto de sátiro y los niños.

Q.Is Anderson at heart really the paganistic character he acts out on stage, the satyr-like figure that artist Guy Pellaert portrayed in his 'Rock Dreams' book?

A.I do have a fascination for children (Ian admits), but it doesn't extend to rape or murder or anything sexual. I would like to think that when I'm an old man I'll carry around a pocket full of lollipops to give to little kids, and maybe I'll say something that they'll remember some day that might be meaningful. I remember when I was a child I'd run into various strange figures like that sitting in a park, and they never interfered with me sexually. But people like that could make you aware of something about human nature that your parents could never pass on to you.


Dato sórdido: Gibbs (Mark Harmon) de la serie NCIS se llama de sobrenombre Jethro por el grupo.

Vicente dijo... 30 octubre, 2007 17:01

Es verdad, el War Child. Me acorde de las cuerdas en "Baker St. Muse" y me fui por ahi.
Hay alguna explicacion (que aporte mayor sordidez si cabe) en torno al cambio de nombre de David/Dee Palmer?

Anónimo dijo... 30 octubre, 2007 17:14

Muy grande. La verdad, no me había fijado en las letras, pero el grupo me gustaba mucho. Ahora me gusta mucho más.
Secundo la moción. Un post sobre Zappa es necesario. Y añadid otro sobre Robert Fripp...

Vicente dijo... 30 octubre, 2007 17:15

Es lo que estoy pensando?!

Paco Fox dijo... 30 octubre, 2007 17:17

Eslo, eslo: Palmer cambió de sexo hace un par de años. Ahí es nada.

Vicente dijo... 30 octubre, 2007 17:38

Joder, desde que leo esta pagina no hago mas que enterarme de cambios de sexo: Cimino, ahora David Palmer.

Zappa fue el mas grande. Tambien secundo la mocion. Y Fripp tiene paginas bastante sordidas, es cierto.

La navaja en el ojo dijo... 30 octubre, 2007 18:08

Vicente: Larry Wachowski ahora se llama Laura, pero eso supongo que sí lo sabías ;)

NtmeC dijo... 30 octubre, 2007 22:56

Ese 0,1% creo que debería ser más grande coño, sólo hay que ver la cantidad de comentarios para darse cuenta de que al tito Anderson lo queremos mucho. Jethro Tull, como bien dice mi colega Milgrom, es lo rural fundido con lo progresivo, pastorear cabras junto a un Hammond y una batería con xilófono.

En cuanto a lo de la foto de portada de death metal con una tía y un mojón, no tenéis más que entrar en nuestro blog para verla. Es más, el grupo dueño de tal despropósito se hace llamar Moñigo, y el ep se llama "Copromo". Nada de esto me lo invento, en un artículo nuestro reciente apareció. Y ya vamos dos haciendo spam...

Y me mola el metal extremo...por eso a veces me escama un poquito cuando le dáis tanta caña...que no todo es brutalidad y sinsentido...que cosas como Pan-Thy-Monium, Edge Of Sanity y otros también tienen su música estudiá. Nada, pero me caéis bien a pesar de.

Camarada Bakunin dijo... 31 octubre, 2007 00:52

También me considero incluido en el apartado f). Vamos a ser más de los que pensabas... ;)

Vicente dijo... 31 octubre, 2007 04:57

la navaja en el ojo:
¿¿qué?? ¡¡¡¿¿Otro más??!!!
:)))

¡Viva el 0,1%!

Starman dijo... 31 octubre, 2007 08:43

No sé qué decir por tan generoso y sórdido artículo...
Yo amo a Jethro Tull, me pasé mis 15 años escuchándolos todo el santo día, y 'Songs from the Wood' influyó mucho en mi aprendizaje como guitarrista de folk borrachuzo.
Tengo que decir que incluso sus excesos ochenteros me gustaron, como toda la movida de meter sintetizadores y la portada aquella galáctica que se cargaba su aura atemporal.

Lo de las cochinadas lo atribuyo a una indigestión de escritores beat y los propios ingleses, que muchos de ellos son tras su cortina de Gran Imperio unos cerdos de cuidado (eso incluye también a muhere)

Si es que me dáis cada sorpresa... que si Journey, que si Jethro, que si pelis de bárbaros... y lo de Gunther ha sido seguramente el descubrimiento del año para muchos.

Nada, que muchas gracias

Paco Fox dijo... 31 octubre, 2007 09:09

'Songs from the Wood' es una obra maestra del folk progresivo. Perdón: Josep Lluis Folk Progresivo. Y eso es así aquí y en la China.

A y Under Wraps (los discos de hard-casio ochentero) tienen toda la gracia. De hecho, ambos me los regaló Vicisitud TRAS RECOMENDARME POR MIS MUERTOS QUE NO ME LOS COMPRARA. Azín de cabrónes somos el uno con el otro. El caso es que buenos no son. Especialmente los temas extras del Under Wraps (el cd tuvo canciones que no aparecían en vinilo) y aquellas de 'Nobody's Car' o '4WD' (quizá lo peor nunca hecho por Anderson), si bien me encanta la chunguez de cosas como 'Battaeries not included' y 'Heat'. Claro que le tengo más cariño al 'Walk into Light', aunque sea por tener frases tan chorras como 'Black and White television is the right television' que solíamos cantar mi novia y yo cuando consumíamos alcojol. Por no olvidar el sinsentido de que fuera el primer disco en solitario de Anderson, pero que tenía más canciones co-compuestas con otros que cualquier anterior LP de Tull.
Dato: de todos los magos de sintetizador ochenteros, Anderson admiraba a Thomas Dolby. Que es mi favorito. Y bastante sórdido. Algún día colgaré el video de 'She blinded me with science'.

Milgrom dijo... 31 octubre, 2007 12:20

Al final, mi serie de posts: "MIs Videoclips Más Estúpidos" se va a quedar sin sentido, y eso que hemos entrado ya en el Top Ten.

Cuelgue el de Thomas Dolby por favor, hay cosas que deben ser compartidas. La locura hecha videoclip. Y sí, Thomas Dolby era sórdido, pero lo que a mí me causa más vicisitud son los bailes de Righeira.

Danda dijo... 31 octubre, 2007 13:38

Ian Anderson es un jrande del rock, al igual que Frank Zappa, pero los dos tomaron derroteros muy discutibles en los 80. Yo creo que uno de los pocos en mantener la dignidad en esos musicalmente funestos años es Robert Fripp, otro "crack" que merecería una docena de artículos en torno a su triste figura.

Aunque el "Thick as a brick" es la bomba, creo que mi disco favorito de JT es "Minstrel in the Gallery". ¿Soy muy rarito por eso? Si me hubiera traido la batería a Alemania, probablemente este artículo me inspiraría a tocarme unos temas de Barrimore Barlow en honor de la ocasión.

Lo único chungo es que al abrir el blog leí mal el título, con lo que entendí "El mundo sórdido de Jon Anderson" y creí que se os había ido la pinza. Lo cierto es que ese tío sí que tiene pinta de ir a los parques con el bolsillo lleno de caramelos...

Jairon dijo... 31 octubre, 2007 18:51

"Camarada Bakunin dijo...
También me considero incluido en el apartado f)"

¿Cómo?
¿Tú también Camarada? Diría que son todos ustedes gente sin criterio ni dignidad , pero los 23 cds originales del señor Anderson que tengo en mi estantería me recomiendan silencio...

Gran Post , Mr Fox!

Kanif Beruna dijo... 31 octubre, 2007 22:53

Recomiendo a todos los amantes de los bigotones que no se pierdan esta sordidez.

http://mata-ratas.blogspot.com/

Armorius dijo... 01 noviembre, 2007 07:26

Admiradores de Ian por el 0,7 ya!!

Alf dijo... 01 noviembre, 2007 12:14

Por aquella época el rollito folkie de Anderson como que em pillaba un poco de lado, yo andaba en otros lares, aunque con las mismas drogas, mi mente andaba en vespa y por las playas de Brighton. Luego cuando se serena con la edad, se centra y descubre Aqualung, y dice vaya lo que me perdí en su momento, menos mal que siempre nos quedará el CD y la mula. GEnial el recorrido por la discografía del Señor Anderson.

Armorius dijo... 01 noviembre, 2007 17:49

Les regalo una sordidez musical muy a tener en cuenta, y de paso lanzo el reto a Vicisitud y Paquito de componer un post "latinsordido":

http://youtube.com/watch?v=Ye2pFJ36RPw

Starman dijo... 02 noviembre, 2007 11:49

Ahora que veo la mención de alguien a la batería me acuerdo de que no he mencionado a Clive Bunker, gran batero de los Jethro, reivindicado poco pero poderosamente por algunos actuales como el pavo de Tool. Bunker aportaba mucho a los temas.
Por no decir lo mucho que mola su apellido.

Anónimo dijo... 02 noviembre, 2007 15:41

Te falta:

g) Un ínfimo porcentaje de ingenieros agrónomos dirá que Jethro Tull fue un agrónomo inglés del XVII, inventor de la sembradora automática y te intentarán convencer de su importancia, blah, blah, blah ...

AlterElfo dijo... 02 noviembre, 2007 16:35

Que clasicote Jethro Tull... Fue uno de mis iniciadores en esto de la Sordidez y la lujuria.

Abuelo Igor dijo... 02 noviembre, 2007 23:57

Como bien se dice aquí, una de las cumbres en la sordidez de Jethro fue "Minstrel in the gallery" (a la par que uno de sus más grandes discos).

Me gustaría aquí rendir tributo al profesionalismo patético de los censores que no quisieron que, en la España de los 70, llegaran a nuestros oídos palabras obscenas foráneas del calibre de "pezón", "puta" o "testículo". De esta manera, los responsables introdujeron en la grabación "saltos" intencionados de un compás que parecían accidentales, como aquellos que sucedían todo el tiempo en la época del vinilo, pero convenientemente, y casi sin darse uno cuenta, retiraban la palabra ofensiva. Incluso, si se fija uno bien en la funda donde estaban impresas las letras, se ven rastros de las palabras "testicle" o "nipple" como rascadas con una cuchilla de afeitar.

El problema surgió en "Pig-Me and the Whore". En la cubierta se podían rascar las tres últimas palabras, pero musicalmente no había modo de retirarlas de la canción sin cargártela, conque todos pudimos oír a Ian cantando "said the Pig-Me to the Whore" y la sordidez triunfó sobre la opresión.

Por cierto, que ese disco es inagotable: sobre el tema de vómitos, nada mejor que ese gran pareado de "Mother England Reverie":

"Ale-spew bottle brew boys throw it up clean / Coke and Bacardi colour them green"

Traducidlo y coincidiréis en que es repugnante.

Grandísimo Ian Anderson.

Paco Fox dijo... 03 noviembre, 2007 11:01

Starman: Bunker es un tipo la mar de simpaticote. Yo, sin embargo, soy más fan de Barrimore Barlow.

Abuelo Igor: Joer, qué comentario más informativo. Lo del minstrel y la censura era algo que recordaba, pero sólo de lejos. Y, efectivamenete, la letra que nombras del 'Mother England' se me había pasado totalmente. De hecho, nunca me había fijado en el contenido. ¡Una grn aportación a la lista de letras sórdidas de Anderson!

Abuelo Igor dijo... 03 noviembre, 2007 13:43

Como prueba de mi perfeccionismo (que como todo el mundo sabe es síntoma de un carácter analmente retentivo), rectificaré mi entrada anterior, pues volver a las fuentes ha aportado matices sórdidos adicionales:

El tema que yo citaba no era "Mother England", sino las estrofas iniciales de "Baker St. Muse", y el verso correcto comienza "Ale-spew PUDDLE".

Un charco de vómitos de cerveza. Ole, Ian, que a realismo sucio no te gana nadie.

Y ya que hablamos de miembros simpaticotes de Jethro, no nos olvidemos, aunque sólo sea por su nombre, del bajista que sustituyó a Jeffrey Hammond-Hammond: el ya fallecido John Glascock. Ignoro cómo podrá alguien sobrevivir a sus años de colegio con semejante apellido.

Paco Fox dijo... 03 noviembre, 2007 20:45

Joer, Abuelo Igor: ¡Cómo se me olvidó citar en el artícula (tan Anderson-centrista) a John Glascock, sobre todo por haber estado... en CARMEN: http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2006/07/fandangos-in-space-me-ense-no-odiar-el.html

Abuelo Igor dijo... 04 noviembre, 2007 01:34

Me acordé de lo de Carmen más o menos tres minutos después de publicar mi comentario. Por desgracia, no he tenido aún ocasión de escuchar a ese gran grupo. ¿Es cierto que los apadrinaba Bowie? Porque Bowie, sea o no un icono y un tótem, lleva siendo un sórdido de tres pares de pelotas ya desde sus primeras grabaciones del año 64.

La navaja en el ojo dijo... 05 noviembre, 2007 17:13

Qué bueno lo del anónimo que añadió el g)

yo añadiría la h), que es la de las sufridoras en casa como SnowyMary and Myself, que conocemos la úsica de rebote. Aunque, en este caso y casi sólo en éste, ha resultado ser buena música.

No lo había mencionado antes, pero me descolocó bastante lo de 'Beautiful Gils' porque nunca pensé que fuese una peli para tías... el aliciente que ud. sabe, sr. Fox, lo es para los hombres. Por lo demás, poco más tiene este film.

Danda dijo... 07 noviembre, 2007 10:42

Yo lo que no entiendo es la inexplicable fama de Natalie Portman, una actriz aburrida donde las haya y con el atractivo de un palo de escoba.

Ah, la vieja edición de vinilo del "Minstrel in the Gallery" fue la primera que tuve, con esas palabras "peligrosas" pintadas convenientemente de blanco (¿había tipex en los años 70?). Ian Anderson debía de estar convencido de que el disco iba a marcar época o algo, porque le estampó al lado del título (en la contraportada) la fecha y todo como si fuera a marcar un antes y un después: "Minstrel in the Gallery 1975". Desgraciadamente así fue, pero para mal, porque el grupo nunca volvió a ser tan interesante.

Paco Fox dijo... 07 noviembre, 2007 10:47

Pues sí: no tiene tetas ni culo. Y (sobre todo últimamente)se ha empeñado en ser artit-ta y sólo hacer pelis aburridas. Pero difícilmente se puede encontrar un rostro TAN bonico.

Minstrel es magnífico, y Anderson nunca volvió a hacer un disco de prog rock tan bueno. Pero sí que hubo más grandeza, pues, como ya he comentado, 'songs from the Wood' (y momentos de 'Heavy Horses') es lo más grande nunca hecho en prog-folk o, simplemenete, folk rock.

Danda dijo... 07 noviembre, 2007 18:14

100% de acuerdo. Anderson probablemente ya no vuelva a hacer un disco tan redondo, pero sigue siendo un grande y sus conciertos valen muchísimo la pena.

Lo más patético de la Portman es que ha intentado desnudarse para ser una actriz mejor (eso debe de pensar ella) para luego arrepentirse públicamente y proclamar que no lo va a volver a hacer. Que Jessica Alba salga con estas tonterías puede preocuparnos más o menos, pero en el caso de una tía tan sosa y poco espectacular como Portman el "lo hago-no lo hago" resulta bastante triste. Tuvo gracia que su primer despelote total rodado para la última peli de otro Anderson, Wes, quedase separado de ella y fuera distribuido por internet, donde todos los pajerillos de turno podían acceder mejor a las imágenes.

La navaja en el ojo dijo... 07 noviembre, 2007 19:41

Pues ahora dirige ella y encima una peli comprometida.

Paco Fox dijo... 08 noviembre, 2007 09:00

Pues que la Portman se arrepienta del desnudo no me sorprende. Pero que lo haga la Jolie del suyo en Beowulf (¡que además es digital!) es para descojonarse.

jorge dijo... 13 noviembre, 2007 21:04

MIRA QUE QUITARLE EL GRAMMY A METALLICA...

Vicisitud y Sordidez dijo... 13 noviembre, 2007 21:23

Después de hacerlo, el sórdido de Anderson se permitió publicar en un periódico:

"the flute is a heavy, metal instrument"

Oidos el "Load" y el "Reload", el tiempo les ha dado la razón a los señores de los Grammys.

Danda dijo... 15 noviembre, 2007 13:04

Qué se va a arrepentir la Jolie, si esa mujer no se arrepiente de nada. Lo que quiere sugerir es que su desnudo digital es tan excitante como el real. Allá el que se lo crea...

¿El "Load" y el "Reload"? Comparados con la brasa latosa de "St. Anger", esos dos discos son gloria vendida... perdón, quería decir bendita.

Vetustense dijo... 28 noviembre, 2007 16:07

¡Que gran artículo! Una importante parte de mi adolescnedia consistió en desentramar los oscuros significados de las letras de JT.

Dun Ringill dijo... 01 junio, 2009 00:49

Bueno, Bueno, sin quitarle merito a nadie yo, he de decir que siendo fan de jethro tull desde 1977 aprox, y habiendo visto unos 4 conciertos suyos, para mi Mr.Anderson, de apellido escocés pero que se ha limpiado el culo con su falda el dia en que la reina le nombró agente de inglaterra por la pasta que ha llevado al reino unido, y en la cual había alguna proveniente de nuestra querida España,pues bien, como decía, para mi Mr.Anderson está acabado, no hay más que ir a verle a sus conciertos y sentir el patetismo y la tristeza que se siente en un funeral de un padre.Anderson fue quien fue, pero para mi ya no es.Y comenzó a dejar de ser en los inicios de los 90, cuando le dió por hacer canciones imitando a otra gente.Y Cada vez peor,en 1982 cuando los vi por primera vez hubiese pagado mucho por verlos.Hoy dia no doy un duro, me parece que ya le sobra y antes que a él,se lo daría a un español.No os lo creereis pero el desprecio que sienten muchos ingleses por los españoles, me ha hecho ser más de los mios,al menos me dejo mi dinero aqui antes que en manos de otros:Retírese Mr.Anderson, ya no está para tanta gaita

Anónimo dijo... 05 enero, 2011 15:57

Mira que hay blogs y blogs por el Internete éste, eh. Pues el tuyo es el que está más de puta madre, dejando de lado los de relatos eróticos. Congratulations!

Paco Fox dijo... 05 enero, 2011 20:14

Pues muchas gracias. Es agradable encontrar estos comentarios en posts ya viejos.

Iván dijo... 07 julio, 2015 12:53

Revitalizando post viejuno.

Os habéis olvidado de un porcentaje ínfimo de personas humanas que ante las palabras "Jethro Tull", lo que piensen sea:

"Gran inventor inglés del siglo XVIII que contribuyó a la revolución industrial con varios cahchivaches de uso agrícola."

Es lo que tiene que tu profesor de historia fuese un ex-hippie galés consumado devoto del rock progresivo y que te tocase estudiar la revolución industrial todo un año a su lado (gracias Neil).

Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Jethro_Tull_(agriculturist)

 
Subir