Vicisitud & Sordidez

32

Retomando nuestra serie turística (donde ya se han visitado lugares tan maravillosos como Vigo o Gibraltar), hoy le toca el turno a una parte de Madrid injustamente poco visitada: un pequeño rinconcito del barrio de Salamanca.

Dejemos las cosas claras: el pensamiento mediocre ha considerado a Madrid como una ciudad más bien fea y con poco atractivo turístico. Sin embargo, un hecho implacable que molesta a muchos siempre se termina imponiendo: Madrid es la puta capital de España. 

Y eso siempre significa ACCIÓN

Así, de la misma forma que Roma se merienda a Florencia (¿Van a comparar el Senado Romano, ese sitio dónde se decidía qué carreteras se harían en Lugo, con los palacetes que se hacían unos comerciantes de telas venidos a más?) una sola esquina llena de meados de Madrid puede tener más fuste que muchos “bellos lugares” de España. Recordad: ver catedrales es de mediocres. Y aquí no somos mediocres: somos sórdidos.


Ruta sórdida 3: Barrio de Salamanca




Orígen: Hermanos Bécquer 6Destino: Claudio Coello 104Transporte recomendado: cocheDistancia total: 642 metros

Recomendamos iniciar esta ruta a las 8:30-9:00 de la mañana.

Empezamos nuestro recorrido en la calle Hermanos Bécquer 6. Subimos hasta llegar a Serrano y, allí, torcemos a la izquierda (donde está la embajada de Estados Unidos: unos bellos coches blindados de la policía perennemente instalados allí nos irán dando buen rollito).


Seguimos recto por la calle Serrano y, a los pocos metros, en la acera de la izquierda, nos encontraremos con la iglesia de los Jesuitas.



Si se ha madrugado, es recomendable entrar a oír la misa de nueve. En el interior, se puede apreciar que la iglesia, de tres naves, no respeta la clásica estructura de una nave de las iglesias jesuíticas. En efecto, la orden se apropió del edificio de ladina manera. 

Pero, en fin, el Padre Pilón – célebre ufólogo amigo del Padre Requejo – ofició varias misas allí, por lo cual le recomendamos que comulgue, aunque sea ateo. Feck, yo una vez, tuve que responder a la pregunta que me hizo una meapilas compañera de clase en BUP “Si eres ateo... ¿Por qué comulgas cuando nos obligan a ir a la capilla?” Sin maldad alguna, le contesté: “Es que me encanta cómo saben las hostias”. De verdad, no había afán de provocación. Una vez, en Ávila, le compré a una monja unas recortes de obleas que vendían metidas en sobres para las elecciones al senado y... ¿Qué queréis? No me supieron igual. Será que mi educación católica me hace creer en la transustanciación...

En fin, acabada la misa, seguimos avanzando por Serrano y torcemos a la izquierda al llegar a Juan Bravo.


Avanzamos un poco por Juan Bravo para volver a torcer a la izquierda y enfilar la calle Claudio Coello.
Avanzamos por Claudio Coello unos pocos metros. En seguida veremos el cruce con la calle Maldonado.


Seguimos por Claudio Coello una vez rebasado el cruce con Maldonado. Sólo un poquito. A la altura del número 104 de Claudio Coello ha finalizado nuestro recorrido. Recomendamos, si se ha ido en coche, dejar el vehículo estacionado en doble fila justo en el número 104.


¿Corto, verdad? Nadie puede decir que se haya cansado mucho... Bueno, recréense un poco en el lugar al que han llegado y...

...sean conscientes de que, gracias a esta guía turística, acaban de realizar el último paseo de Carrero Blanco.
Sobrecogidos por el ámbito, podemos reparar en todos los detalles pletóricos de historia que rodean el lugar.

Por ejemplo, el desconchón en la cornisa de la fachada que da a Claudio Coello de la iglesia de los jesuitas.
El sotanillo del número 104 desde donde se excavó el túnel para colocar el explosivo bajo la calle (dicen las maledicentes de siempre que con la complicidad del los Jesuitas de enfrente).


La placa que recuerda el evento, con esas tristes flores de plástico que nadie tiene el suficiente mimo como para ir cambiando regularmente por bellas flores naturales llenas de luz y color día a día...


O ese asfalto que aplicaron en el tremendo socavón y que no termina de asentarse bien. Siempre lleno de grietas...


¡Esto sí que es turismo del bueno, y no la gilipollez de “buscar la rana” en Salamanca! Por supuesto, una vez llegados a ese lugar, siéntanse libres bien de presentar sus respetos al fallecido, pero haciéndolo de corazón (si no son capaces de lo de esta señora, mejor cierren la boca)

En modo alguno practicaremos aquí el dirigismo mental de decirles qué es lo que tienen que pensar: para eso ya están las revistas de tendencias y sus lobotomizados lectores. (Update: Y para eso está la ley mordaza, calificando cualquier cosa de enaltecimiento del terrorismo; nosotros, por nuestra parte, somos máas de recordar que ETA asesinó a muchísimas más personas en la democracia que durante la dictadura: a buen entendedor, pocas palabras.). 

Desde aquí, sólo queda remachar que en el cruce de esas dos calles del barrio de Salamanca hay más historia, swing, power metal y motivos para el turismo que en esa ringleira de gentuza que, en Santiago de Compostela, hace cola para meterse una hostia en la frente con “o santo dos croques”.

Si quieren más información del hecho para disfrutar con mayor detalle esta ruta turística, nos gustaría recomendarles crónicas como ésta de La Voz de Galicia. Aunque, debo confesarlo, la principal ayuda para elaborar esta ruta viene de la web: generalisimofranco.com. Google hace extraños compañeros de cama...



UPDATED: Ruta en Wikiloc para poder seguirla en su smartphone
(Wikiloc para iPhone)
(Wikiloc para Android)

Link de descarga de la ruta.

Publicar un comentario en la entrada

Yijaa dijo... 20 noviembre, 2007 10:04

Anda que no llevo yo tiempo ni nada equivocado, y resulta que estaba mucho más cerca de lo que yo me pensaba, no se por qué pero siempre pensé que la calle en cuestión estaba entre Goya y Alcalá, más concretamente por donde el Nabo de Lugo. En fin, ahora a la salida de la botellita para ir a desayunar a Juan Bravo, incorporará misa y grietas

Anónimo dijo... 20 noviembre, 2007 11:27

Franco murio en una "invitacion" miserable de la Seguridad Social??? ein???

Milgrom dijo... 20 noviembre, 2007 11:32

Joder, una de las veces que estuve en Madrid fue con el colegio, uno de esos colegios de curas que me llenan de orgullo y satisfacción por la educación recibida. Recuerdo que el hermano que dirigía el viaje, dijo: "Muchachos ahora vamos a pasar por uno de esos sitios que tal vez no tengan una bella arquitectura, o bellos monumentos que contemplar, pero ahora mismo estamos pasando por una de las calles más importantes para la Hª de España. Aquí fue vilmente asesinado Carrero Blanco". Nadie tenía ni puta idea de quien era ese señor, teníamos 13 años y a esa edad lo único que nos interesaba era Samantha Fox y el desarrollo mamario de la Silvia, que cada vez las tenía más grandes. Al ver nuestra cara, nos puso el fragmento de video que han subido de inet. Fue salir el coche volando y ganarse nuestra admiración inmediata. Eso si que era una clase chula. Recuerdo que todos intentábamos mirar el colegio e imaginarnos como podía haber subido tanto el coche, intentando localizar restos de la explosión. Pronto se nos olvidó, la Silvia pasó corriendo por el pasillo del autocar, pidiendo un nolotil (o algo para lo suyo) reclamando así nuestra atención.

Kike dijo... 20 noviembre, 2007 11:36

Que increiblemente... sórdido.

Miguel dijo... 20 noviembre, 2007 12:16

No es por ser un tocapelotas, pero si uno asume que la barbarie de ETA es constante, es fácil explicar que hayan matado a más gente durante la democracia con sólo ver que, desde la fundación de ETA hasta la muerte de franco pasaron 16 años y llevamos 32 (exactamente, good timing) desde entonces.

Cambiando de tema, y teniendo en cuenta la cantidad de explosivo puesto, me extraña que el coche de Carrero Blanco no se destrozara más. Me pregunto si fué la caída desde 20 metros lo que realmente mató a los ocupantes del vehículo. Al fin y al cabo, el asfalto que tenían entre el explosivo y ellos actuaba de deflector de la onda expansiva.

Y, sí, la entrada es muy sórdida. ¿votamos hoy en día gracias a ese atentado? ¿O hubiese caído el sistema por su propio peso?

MolomazO dijo... 20 noviembre, 2007 12:30

::: aaaaahhhh !!! Hermanos Becquer ... sede de ese sórdido lugar ... el ' Déjate Besar ' ... lugar de reunión juevera de fiestas de empresa y ese guardarropa forrado de piel de triki ...

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 noviembre, 2007 12:35

Aritmética simple: 44 asesinatos durante la dictadura versus 773 en la democracia. El desequilibrio es REALMENTE grande (7 por año contra 27 por año).

No dudo que matar a Carrero tuviese un importante significado, pero, por lo menos a los que estudiábamos economía, nos explicaron que el régimen ya estaba muerto en el momento de la crisis del petróleo.

De todas formas, con esa cifra, lo que quería decir es que no hay que caer en la clásica tonterida de pensar que los etarras son paladines de la democracia a los que se deba un favor.

Still, mejor no entrar en esos temas y sí en los de la sordidez. O los de CSI que planteas: ¡viva Bruckheimer!

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 noviembre, 2007 12:36

Ah, Milgrom, curiosamente otra compañera bien dotada mía se llamaba Silvia ¿vite parallele?

Miguel dijo... 20 noviembre, 2007 12:44

A mí, personalmente, la economía me aburre aún más que el prospecto de hacer tornillos en una fábrica.

Y sobre el gran Jerry, ayer Horatio, en su clásica postura de cabeza ladeada, daba la sensación de estar constantemente mirando al escote de Boavista. ¿Será aposta?

Ah, Miami, cómo mejoraría si los cubatas no costasen 20 malditos dólares.

bagu dijo... 20 noviembre, 2007 13:10

Qué sórdido! :D
Esta misma mañana he pasado andando por allí mismo y he visto la placa. Al ver el final del recorrido en Google maps en tu post he pensado: éste nos va a contar lo del primer intento de poner un español (que viva España, cooooÑooo...) en órbita.

Rendid tributo al primer astronauta español.

Vicisitud y Sordidez dijo... 20 noviembre, 2007 13:36

CSI Miami, Nip Tuck y, hasta cierto punto, la cultureta (inferior a las otras, pero apreciable) Dexter, demuestran que Miami favorece la acción sórdida. Alguna vez debería animarme, sin duda.

Y Horatio no mira escotes: le ven a ÉL su paquetíns de Armani.

Muy bueno lo del astronuatismo.

Sr.Poppi Fresco dijo... 20 noviembre, 2007 14:21

Madrid es un lugar en los que la sordidez se palpa, y si ya nos extendemos a lugares de la corona metropolitana, como la costa marrón: Bronxtoles, Leganés y Alcorcón.

La multiplicación de imágenes sórdidas hará que te duelan los ojos...

Anónimo dijo... 20 noviembre, 2007 17:02

Disculpas por salirme del tema de la entrada. Puede que ya lo conozcáis. Viendo este blog, que ha ganado el premio BOB al mejor blog en portugués, me he acordado de vosotros:
http://idolosdebigode.blogspot.com/

Cassidy dijo... 20 noviembre, 2007 17:18

¡Carrero Blanco Campeón de Salto!
No sólo fue el primer astronauta español, sino que fue el recordman mundial de salto de altura con coche... Hasta que la mafia puso en órbita al juez Falcone. ¡Malditos italianos!

Dramey dijo... 20 noviembre, 2007 18:02

Y yo que pensé que era vuestro primer artículo que no me estaba gustando...¡PERDONAD MI PECADO!¡NO CONFIÉ EN LA SORDIDEZ!

Grandes como siempre.

Una recomendación...¿conoceis el libro "La conjura de los necios"? El prota es un ejemplo de entre omvre, da mucha mucha vicisitud. Y eso son dos "muchas".

La navaja en el ojo dijo... 20 noviembre, 2007 18:58

¿Y dónde estábais vosotros?

Cuando mataron a Carrero Blanco, a mí me faltaba un mes para nacer y vivíamos en la calle Maldonado. Así que noté el impacto. Supongo, porque no me acuerdo.

Chiringui dijo... 20 noviembre, 2007 20:40

Oye ¿Se aceptan peticiones?

Haz una guía rápida, que se lea en cinco minutos sobre como montar bien un corto, que estamos pez.

Gracias mil.

Paco Fox dijo... 20 noviembre, 2007 21:16

Ignatius O'Reilly es EL ONVRE por antonomasia. A propósito: por trigésima vez en los últimos años está en marcha una adaptación. Esta vez con Philip Saymour Hoffman de prota.

natxox dijo... 20 noviembre, 2007 21:22

En la calle Claudio Coello
yendo pabajo
el coche de Carrero
se pegó un pedo
y se fue al carajo.
Y el policía que iba delante
creyó que era un plato volante.
El jesuíta que le había dado la comunión
al periodista le confesaba con emoción:
"le he dado una hostia tan fenomenal
que ha saltao por encima de la catedral".
(folklore popular).

Maelstrom dijo... 20 noviembre, 2007 21:31

Me molan los móviles que usaba ETA en esa época como detonadores, eran del tamaño de una caja de herramientas.

El Perro Mistetas dijo... 20 noviembre, 2007 21:50

Qué sórdido todo, y qué sórdido también tener las pruebas gráficas de que Eusebio Poncela fue "el brazo ejecutor" que mató a Carrero. Jorl.

Anónimo dijo... 20 noviembre, 2007 23:57

joder, vaya tela de mensajes... cuanto "hespañolista ciegor"

Os diría a todos que durante la dictadura (casi 40 años) murieron miles de personas. Incluso presidentes de Generalitat y demás...

En fin, la historia se ve diferente depende de como la mires. Por ejemplo, algunos vascos opinan que el sistema español es opresor, y luchan contra las libertades que les niegan a euskadi.

Este es un blog de humor y sordideces cojonudo pero sinceramente algunos comentarios me han tocao els collons!!! Si el tema torna hacia este rollo perdereis un lector (aunque logicamente no os importase mucho).


Salu2

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 noviembre, 2007 00:23

Tranquilo, éste no es un blog político ni lo va a ser. Esa función la cumplen harto mejor otras páginas.

Otra cosa distinta es que no podamos sustraernos a dar una opinión: y creo que es más que compatible criticar a ETA y a la dictadura. Una cosa no excluye a la otra. Lo fundamental es no perder NUNCA el humor. Así lo hemos intentado en este post como lo intentamos en el de Víctor Fraiz (víctima de la dictadura) o en la teoría de la vicisitud andaluza (un cachondeo sobre el nacionalismo independentista).

So, keep cool: el panfleto lobotomizado de cualquier signo no tiene cabida aquí.

Perez dijo... 21 noviembre, 2007 11:04

Cuando me enteré del magno acontecimiento pasaba yo por donde el antiguo estanque de los patos de los Jesuitas de Vigo. Cuando llegué a casa les dije a mis padres, después de reflexionar sobre el tema, que el sospechoso número uno tenía que ser obviamente el nuevo Presidente del Gobierno, es decir, Arias Navarro. Desde entonces (por lo menos), mis padres están convencidos de que soy gilipollas. Qué tiempos

Juls dijo... 21 noviembre, 2007 17:25

¿En qué se parece Carrero Blanco a Günther "el onvre"? En que Carrero Blanco está arriba en la azotea y Günter esta arriba en la cumbre sórdida.
Qué gran blog, por Dios "benito".

Milgrom dijo... 21 noviembre, 2007 18:04

Mein Gott!!! Quitando el rollo sórdido al asunto yo siempre me he imaginado a los etarras como los presentan en VayaSemanita.

Anónimo dijo... 21 noviembre, 2007 19:31

Joder con la vieja, menudo skinhead X-D

Dillinger is dead dijo... 24 noviembre, 2007 13:02

Por si alguno tiene curiosidad, aporto el dato de que el vidrio con Eusebio Poncela es un fragmento de "Operación ogro" de Gillo Pontecorvo; rollos políticos e ideológicos aparte, la peli es tan sórdida como aburrida.

Gran trabajo de documentación; lo más divertido, la señora falangista. Como ella, confiamos en que el Sórdido, perdón, Sagrado Corazón nos ayude a seguir leyendo y escribiendo posts como este.

Anónimo dijo... 10 enero, 2011 10:46

Santiago Camacho y Manuel Hernández de León han hecho el mismo recorrido en 2010 para programa de Iker Jiménez.
Sólo faltó Bar "Chikito".....

budoson dijo... 30 enero, 2011 18:44

http://www.flickr.com/photos/budoson/5401611124/

Antonio Saiz dijo... 27 junio, 2013 05:33

Momento nostálgico. Esta entrada fue la primera que leí de vuestro blog y con la que me enganché hasta ahora. Gracias. ¡Sordidez über alles!

Helicobacter Pilar dijo... 28 julio, 2014 03:27

Si quieren, pueden alquilar el famoso semisótano al módico precio de 1000 bucks al mes:
http://www.idealista.com/inmueble/26241828/
En la foto del saloncito pueden ver, abajo a la izquierda una puertecita que da acceso al tunel.
Si eso no es sórdido...

 
Subir