Vicisitud & Sordidez

30
Es bien sabido y mundialmente aceptado que pocas cosas hay que te abstraigan más de la realidad y las vicisitudes cotidianas que el que te introduzcan por sorpresa un dedo por el culo. Pues imaginaos, que en vez de un dedo, es un tubo. Y por la nariz.

Un nerd no está completo sin su correspondiente tara física. Como bien sabe todo aquel que haya visto una película americana de adolescentes (que es donde reside toda la sabiduría de nuestra sociedad), la principal es el asma. No creo que sea casualidad que el Dr Elektro, el mayor onvre pan-freak que conozco, tenga su inhalador siempre a mano, cual Mikey de los Goonies. Y no olvidemos el día en el que le prescribieron uno a mi novia. En ese momento, me emocioné enormemente, pues mi Snowymary había dado un paso definitivo a su nerdización total. De chica tímida de invernaderos almeriense a perturbada asmática que pide que baje el último de ‘Battlestar Galactica’. Qué bonito.

Por mi parte, no tengo problemas respiratorios más allá de la usual alergia. Pero lo del estómago ya es otro tema.

A la pregunta en la encuesta de este mes de ‘¿Qué le han metido a Paco Fox?’:

- Un 4% contestó que ‘Un puño’, demostrando que habían leído el artículo sobre mi gaycidad y supongo que sospechando que soy un depravado masoquista. Lo cual es mentira: no soy masoquista.

- Un 28% eligió la opción de ‘Un bocadillo de choped’, demostrando que son muchos los que conocen mis más íntimos deseos.

- Un 6% se decantó por el clásico ‘No era un tubo’, demostrando que YA hay nostálgicos del pasado de este blog.

-Un 40% acertó con ‘Esta vez, sí era un tubo’. Vale, era una pregunta muy sencilla. De estas de "Pues si lo preguntan, es porque ha ocurrido", estilo ¿Han redefinido los conocimientos que se tenían de la inmovilidad de la sociedad egipcia los recientes descubrimientos acerca de la pirámide de Keops? o ¿Puedes coger una enfermedad venérea si practicas sexo sin protección, doctor?
Porque hace unos días me hicieron por segunda vez una maravillosa prueba para la hernia de hiato consistente en un tubito tamaño pajilla que te meten por la nariz hasta el mismísimo duodenarl. Y no: no va al duodeno. Es que cualquier momento es bueno para citar a Chiquito. Que hay que explicarlo todo, coña.

Muchas personas comentan que, de las dos pruebas clásicas para medir los problemas de estómago, la más molesta es la endoscopia, que consiste en que te introducen (efectivamente) un tubo por la boca. Yo también he hecho esa. Dos veces. Es la mar de curioso que Tom Cruise utilizara un cablecillo de unos milímetros de grosor en ‘Misión Imposible’ con el que le veía hasta los pelillos de la nariz a los malos y yo tuviera que sufrir una especie de butifarra mortal. La cual, por otra parte, me hizo comprender la valía de felactrices de la talla de Linda Lovelace o Tori Welles.

Lo curioso del tema es que, la primera vez que me sometieron a esta prueba, la cosa fue incluso divertida. Nada más llegar, observé cómo la enfermera echaba el (por entonces) nuevo ambientador ‘Oust’. La buena mujer se quejaba de que, como era de esperar, no funcionaba. Yo le contesté que tampoco olía tan mal, a lo que me respondió: ‘Ya, pero en colonocopia están desesperados’. Y me dio mucho asquito y risa al mismo tiempo, porque ya sabemos que no hay nada más gracioso que un chiste de caca.

A continuación, comenzaron a introducirme la morcilla por la garganta, mientras mentalmente tarareaba la música de Misión Imposible por aquello de abstraerme. Y entonces sucedió:

El más glorioso, impresionante, sonoro, musical, armonioso y brutal eructo de la historia.

Y eso sólo fue el momento. Aquello se convirtió en una sinfonía de gases que, sin duda, resultaba más melodiosa que una composición de Ligeti. Y yo empecé a descojonarme. ¿Cómo si no esperabais que reaccionase? Desde luego, la enfermera, que no lee ‘Vicisitud y sordidez’ (entre otras cosas porque todavía no se había escrito y esto no es ‘La casa del lago’), no daba crédito. Sobre todo porque seguía riéndome mientras tenía arcadas. Así que al usual ‘intenta aguantar las ganas de vomitar’ que le dicen a todo el mundo en esta prueba (¿cómo coño quieren que detengas un espasmo involuntario?) se unía el absurdo de ‘intenta no reírte’.
La segunda vez, perdida la novedad, la cosa fue menos agradable. Pero preferible a tener un tubo por la nariz veinticuatro horas. Al principio pude disfrutar de la novelería de sentirme como un guerrero fremen viajando por las arenas de Dune. Sólo que, en vez de arena, era el metro de Moncloa. Y en vez de uniforme negro con compartimentos para el agua llevaba un abrigo de cuello vuelto que me tiraba del cable. Pero, al menos, pude recrearme en aquel momento de fama callejera. Porque, claro, si en otro contexto una amplia multitud de universitarias eróticas me mirara fijamente por la calle, la situación habría sido perturbadora. Pero aquel día, al menos tenía la seguridad de que no llevaba la bragueta abierta, sino que era mi tubo el centro de atención. Y esa certeza era, por una vez, agradable.

Publicar un comentario en la entrada

Dr. Elektro dijo... 26 noviembre, 2007 23:41

Pobresiiiiiiiiiiiito de el!!!
Como siempre: Plas,plas,plas. Uno de los cuales es por peloteo; creo que me voy a hacer la camiseta Biggest Pan-Freak Ever, me ha molao el titulo que me ha puesto aquí el paisano.

A mi padre (que sufre mas o menos de lo mismo que el andoba) le hicieron una o varias endoscopias y lo recuerda como uno de los peores tragos de su vida, y digo yo que será igual o peor que la primera vez que te sondan (diversión a raudales!!!!)

Lo del asma es algo a recomendar también y ahora que caigo es posible que tenga una tara por cada frikismo (y son muchos). Afortunadamente a la lista de Hiperhidrosis palmoplantar severa, miopia, astigmatismo, alergia a los ácaros, gatos (me ahogo, toso y me pican ojos y nariz, una risa, vamos), y pólenes mil (cada año desarrollo a uno nuevo) no se une ninguna disfunción eréctil (seria pa buscar a Dios y pegarle una paliza), pero si que tengo una tara mas: No entiendo ninguna peli de espías excepto las de 007 ("Syriana" casi me provoca una embolia).
No he tenido la oportunidad de ver a Mr. Fox en tan desagradable trance, pero seguramente me daría mucha penita y creo incluso que no haría ni un solo chiste de su situación, cosa que dudo si la situación fuera la contraria.

Bezoz y abrazoz para el enfermo permanente (un batidito Paquito?)

saddam dijo... 27 noviembre, 2007 00:16

asi que compartimos enfermedad digestiva.....mi endoscopia fue como sigue:llegue con un ataque de panico considerable,asi q en esos casos t ofrecen una inyeccion de valium(que t la ponen en la mano,por cierto),aunq la dosis no es muy alta,no sea q t aficiones,supongo.lo que iba a ser una experiencia horrible se transformo en un morado de un par de cojones,vamos que me daba ya igual lo que me metieran.......
el efecto no duro mucho,eso si,me hicieron tumbarme en una camilla porque casi no era capaz de moverme del bolillon,solo era capaz de decir:quiero mas!!!

un saludo
y felicidades,leer este blog es lo primero que hago cuando me conecto

Petromás dijo... 27 noviembre, 2007 01:08

Podría decir y digo que a primera vista pensé que en esa foto Kyle MacLachlan era José Mª Aznar mismamente, inaugurando una playa o algo así. Qué melenilla más sinuosa e insinuante.

Muten dijo... 27 noviembre, 2007 01:42

Pues lo que tenemos en común en mi caso es una parienta almeriense e invernada :)

Galatea dijo... 27 noviembre, 2007 01:44

Coincido con la primeriza impresión de Petromás

Fernando Sancho dijo... 27 noviembre, 2007 09:23

Servidor nunca le ha encontrado sentido a la gastroscopia, cuando tiene como objeto confirmar una hernia de hiato. ¿Que sentido tiene que el médico sepa si lo que tienes es una hernia de hiato o un simple reflujo gástrico cuando el tratamiento es el mismo en ambos casos?

Yo estoy en esa situación, sufro reflujos desde hace años y prefiero vivir en la cómoda ignorancia a meterme una manguera por las entrañas. Eso si, procuro cuidarme el reflujo para convivir lo mas amablemente posible con el.

kanif dijo... 27 noviembre, 2007 11:01

¡Somos jodidas alma gemelas!
Lo gracioso de mi esofagogastroscopia fué que la sonda no pasaba, lo izo con dificultades y descubrieron que tengo "Anillo de Chasky", además de una misteriosa inflamación diodenar inespecífica.
Lo del "anillo" jode, porque dificulta el tragar, y puede que muera sórdidamente en el vater de un chino intentando que me pase el arroz...
Cada friki con su vicisitud.
Creo que todo lo provoca nuestra ansiedad innata.
Saludos.

Camarada Bakunin dijo... 27 noviembre, 2007 11:12

Te imagino de Muab'dib y siento mucho amoooor...

Anónimo dijo... 27 noviembre, 2007 11:57

Fernando Sancho, en este caso (y en algunos otros), el tamaño es lo que importa. Si tienes reflujo se hace la endoscopia y se ve lo que hay. Si el desaguisado es pequeño, se trata y punto. Si lo que tienes es el túnel del Metro, entonces la hernia de hiato se opera y te dejan nuevo, sin reflujo y sin ná.

Milgrom dijo... 27 noviembre, 2007 13:04

Otia que chungo...por cierto, yo antes le admiraba porque me hacía reir mucho, pero desde que que le metieron un tubo pues no se que he de hacer...Yo tengo un colega, que por casualidad escribe en nuestro blog, que tiene que sufrir una colonoscopia. Si alguien ha pasado por el trance que le martirice o le compadezca: lo que ustedes prefieran

la reina del hielo dijo... 27 noviembre, 2007 13:56

Pues cuídese mucho, señor Fox; claro, que si seguimos con el estereotipo friki de pizza y ganchitos... espero que le sea leve.

Guybrush dijo... 27 noviembre, 2007 14:03

Ojalá nunca tenga que pasar por ello, aunque lo de la indición de valium que dicen por ahí arriba tiene que estar curioso.

Y aquí tienen a un nuevo seguidor del blog, hoygan.

Paco Fox dijo... 27 noviembre, 2007 14:13

Dr. Elektro: no dude usted que, aunque se esté muriendo de cólera, yo haría un chiste de su situación. A un mínimo de 40 kms de distancia, eso sí.

Saddam: Me apunto la idea del valium. Yo llegué a mi segunda de la nariz histérico perdío.

Petromás: Vaya por diós: ya nunca podré volver a ver Dune igual.

Muten: lo de Almeriense e invernada empieza a convertirse en pleonasmo. Según dijo ayer el Alegría, los plastis de Almería es la obra humana que mejor se ve desde el espacio.

Kanif: No dude que la ansiedad nos jode un poco más.

Camarada: Quiero montar un gusano de arena. Me parece un símbolo fálico inugualable.

Milgrom: parece ser que la colonoscopia es lo peor. Como su propio nombre indica.

Guybrush (¿Threepwood?): Bienvenido.

Nordes dijo... 27 noviembre, 2007 14:48

Primero aprovechar para saludar y felicitar a Vicisitud por este excelente blog...

Y lo segundo es que yo, gastricamente hablando soy verdaderamente sórdido y me trae sufrimiento. Para mi fortuna (creo, no estoy seguro) me trata un primo que es médico y me dijo "no creo que te apetezca una tralalescopia" No hizo falta que respondiese, me diagnostico una gastritis crónica, me medicó y me aconsejó ciertos cuidados....

Asi que me mantengo milagrosamente virgen en este aspecto.

Paquito dijo... 27 noviembre, 2007 16:49

He descubierto mi vena sórdida: cuando estaba leyendo lo de tu primera vez con el tubo, al llegar a la parte del eructo, entre que lo leía descojonado y que entonces miré la imagen de Barney, por poco me he matado del ataque de risa que me ha dado (y que todavía me dura)...

Brutal post... ¡BRUTAL! :-))

Un saludo desde Amsterdam,

Paquito.
http://paquito4ever.blogspot.com

Paco Fox dijo... 27 noviembre, 2007 17:06

Joer, Paquito, que me emociono...

realmente, la idea de poner una foto de eructo me la dio mi novia Snowymary: "Tienes que poner una foto alusiba a eructos. Es necesario", dijo ella. "¡Barney!", dije yo.

Klaus María Von Krapula dijo... 27 noviembre, 2007 23:57

Tengan cuidado en tanto los de urgencias suelen responder al hipocondríaco pesado con 2 tratamientos estándar (e innecesarios) la colonoscopia y el enema de bario.

Un compañero de fatigas abusaba de su seguro médico de forma absurda y le dió por pensar que tenía algo de próstata ¡a los veintipocos! (en realidad creo que no era más que ansiedad). Finalmente el médico le hizo el volante para una ecografía prostática.

Entusiamado ante la prueba corrió a comentármela, a lo que yo empecé a reirme y le mostré el primer resultado de Google para "ecografía prostática"...

ECOGRAFIA PROSTATICA TRANSRECTAL

Acompañada de las fotos del más sórdido equipamiento médico.

:-) aun se me saltan las lágrimas al recordar su cara. La presunta prostatitis le remitió de golpe.

Cuídese y mejore.

Mary Charlar dijo... 28 noviembre, 2007 17:46

He leido en varios posts sobre la lluvia, el scat, lo que realmente nos agrada (creo) es el ver como se mea alguien o el que nos meen encima o que si nos lo piden mear y cagar a alguien; pero eso es complicado y siempre terminamos o meandonos nosotos solos encima, o cagando en un plato y comiendonos nuestra mierda cuando lo que deseamos es que nos usen de wc otras personas no nosotros mismo.
¿Qué opinan?

Shi Bara dijo... 28 noviembre, 2007 20:35

Felicidades por el blog, para empezar, está genial.
Conforme iba leyendo tu artículo me iba sintiendo cada vez más identificada...el caso, es que yo también tengo hernia de hiato, también me hiciero lo del tubito(aunque yo no lo recuerdo tan traumático, tanta experiencia con los médicos me ha vuelto inmune a ese tipo de cosas)y también soy alérgica como tú y asmática como tu novia.
Dios mio,¿significa esto que soy La Nerd por excelencia?
Saludos!

Tocotó dijo... 28 noviembre, 2007 21:46

Ahora mismo tengo una sensación extraña,por un lado me parto de la risa imaginándome la escena de las arcadas los eructos y las carcajadas, casi me caen los lagrimones y por otro lado me das una penita... Este tipo de pruebas deben de ser de los más desagradable...

Lo bueno es que te lo tomes con ese humor, sí señor, y oye, si te miran por la calle cuando no llevas un tubo en la nariz, no tienes porque tocar disimuladamente la cremallera... Anda que...

Common People dijo... 29 noviembre, 2007 10:13

Paco te sigo desde hace algunos meses (que frase mas homosexual). Mi primera duda es si lees todas estas mierdas que la gente escribimos y una vez supiera eso, te preguntaria... que drogas tomas? no hay cosa que mas le joda a un loco que, toparse con un tio mas loco que el. Bueno iba a decir, que me gustaria pasases por mi blog pero vuelve a sonar muy marica. Lo peor, pues que lo he dicho y hablar con el espacio infinito (metafora de quien cojones me esta leyendo esto?) no me deja tranquilo.
Una de dos, o follas mucho o follas poco. Mi siguiente duda sera si matarias al papa con tus propias manos.

Common People dijo... 29 noviembre, 2007 12:15

Paco Fox.
Tienes un amigo, tienes novia, tienes play, tienes Ketchup, tienes retrete...tienes pelo. ERES UN QUEJICA!!

Paco Fox dijo... 29 noviembre, 2007 12:18

Cierto. Y Wii. Que es más immportante.

Paco Fox dijo... 29 noviembre, 2007 12:18
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La navaja en el ojo dijo... 29 noviembre, 2007 14:21

Qué bueno. Me imagino que es una experiencia muy desagradable, pero es tan gracioso como lo cuentas.

Claro, cuando dijiste lo de las felatrices que mencionas aquí es cuando yo te espeté que no valdrías para maricón y entonces nos acordamos de nuestro querido Ronnie Cutrone, que ha sido protagonista de un post nuevo. Qué bonito es ir hilando una cosa con otra.

mitsuhirato dijo... 29 noviembre, 2007 15:24

Una de mis vicisitudes vitales particulares ha sido el trabajar en un sórdido hospital, donde fui testigo de maniobras médicas como las que ha detallado el bueno de Fox. Cierto que desde el otro lado de la barrera, lo cual invalida mi testimonio absolutamente, y es que la empatía es virtud que brilla por su ausencia entre los trabajadores sanitarios, que no lo olvidemos, van ahí cada día como quien va a la oficina. De ahí esos comentarios del estilo "intenta no tener arcadas" que mencionas. Yo mismo me sorprendí un día haciendo chasquiditos con la lengua como los que se hacen a los bebés para calmar a un tipo que estaba en pleno acceso epiléptico, para gran extrañeza del médico presente, cuya cara estupefacta me persigue aún en sueños.
Hace usté bien en tomarlo a risa, no habiendo otro modo de encajar estos grotescos lances de la vida. Como cuando otro tipo y yo perdimos a un pobre cadáver con su camilla y su sábana y todo, para gran alborozo de mi compañero que entre carcajadas estilo Amadeus repetía ¡Esto es pa mear y no echar gota! mientras perseguíamos al finado, que había quedado solo en un ascensor y subía y bajaba de planta en planta.
O como cuando me destinaron al servicio de psiquiatría, donde me dejaron solito, al cargo de ventitantos orates. La mayoría encantadores y excelentes personas, debo decir, salvo uno: individuo éste de mirada torva y frente huidiza que decía ser torero y skin-head.
Ah, vicisitud...

Paco Fox dijo... 29 noviembre, 2007 15:55

Joer... ¡Cuánta vicisitud!

Anónimo dijo... 29 noviembre, 2007 18:23

Para el que preguntó sobre la colonoscopia he de decir que le digas a tu amigo que antes de postrarse en la camilla EXIJA un buen chute de morfina. Lo digo en serio, si le da timidez el perdirlo puede darse por jodido, pues va a sufrir una de las experiencias más dolorosas y humillantes de su vida.

Y casi peor que eso es la 'preparación'. 3 días antes de la colonoscopia has de alimentarte sólo a base de un suero especial que sabe vomitivo, de hecho yo cuando lo bebía tenía que estar a la vez arrodillado en el retrete, pues cada trago era una arcada y cada arcada una buena vicisitud líquida salía por mi boca. Tras ello lo que hacía era transponer inmediatamente en el retrete mi cabeza por mi culo, pues el suero este es para 'limpiar' el intestino.

Suerte a tu amigo, pero D.E.P.

Lo mejor de todo es que después de esto el médico listillo de turno va y dice 'pues no tienes nada'. Más tarde le pregunté si podría ser X enfermedad de la que había oído hablar, a lo que contesta '¡Pues va a ser eso!'. Viva la incompetencia y la sanidad, que van de la mano, camarradas.

Miguel dijo... 29 noviembre, 2007 21:28

Me estreno como comentarista en este blog de una manera adecuada: yo sufrí una colonoscopia con unos tiernos veinte años. Un médico con gran parecido a César Vidal -claro que por entonces no sabía quién era César Vidal, una enfermera sumamente fea pero sexualmente atractiva y el suero mencionado en otro comentario que te deja los intestinos como una patena. Me dijeron que no dolería y duele mucho, muchísimo. Pero no por el hecho de que te introduzcan un tubo por el culo, sino por el aire que te abre tus entrañas para visionar tus defectillos intestinales.Estuve el resto de la tarde tirándome pedos impúdicos. Daba igual dónde estuviese, eran incontenibles: en el taxi de vuelta a casa, en el ascensor con vecino... socialmente sórdido. Eso sí, curiosamente los pedos no olían, pero para compensar eran los más ruidosos que he emitido nunca. Eso me hizo pensar que si los pedos no oliesen no serían tan estupendos.

Paco Fox dijo... 30 noviembre, 2007 09:07

Efectivamente: Como la Caja Roja, la belleza de los pedos está en su variedad

 
Subir