Vicisitud & Sordidez

57
Hace un tiempo realicé uno de los artículos de los que me siento más orgulloso. (Es verdad lo que dice mi novia: ¡con qué poco me contento! Y yo diría más: ¡ella también!) El caso es que en él hablaba de pasada de un fenómeno en el que todavía no he querido entrar. Sobre todo, por miedo. Se trata de las películas amateur grabadas en video. Pocos imaginan los horrores que pueden esconder estas palabras. Como, por ejemplo, el siguiente trailer:



Esta gran oda al potochop de título ‘The abominable… ’ tiene la estupefaciente cualidad de ser un clon de combate que hace que sintamos nostalgia de la calidad de los productos de este estilo de Roger Corman e, incluso, Joe D’Amato. ¿Y qué es un clon de combate? Pues a ello vamos.

Dícese de aquella película producida como respuesta instantánea al estreno (o, incluso, rodaje) de otro título de mayor presupuesto, del que plagia el mayor número de elementos posibles que no haga que un ejército de abogados acabe dejando a sus responsables friendo los huevos con saliva.

Claro que plagios los ha habido siempre a lo largo de la historia del cine. De hecho, en los primeros años del mudo era la mar de normal coger un cortometraje de otro y copiarlo tal cual. No digo que plano por plano porque por aquellos entonces el número de tomas era más reducido que en un maratón de Angelopoulos. Pero ya me entienden. Además, no me voy a poner a hablar de esos tiempos prehistóricos, pues no quiero que nuestros lectores huyan despavoridos ante la mención de todos los plagios de ‘Asalto y robo al tren’. Yo lo haría.

Por otra parte, la falta de originalidad tampoco es algo nuevo. Lo de apuntarse a una moda y no aportar nada es algo ha ocurrido desde esas películas de ‘viejo caserón’ de finales de los 20 y principios de los 30 ('The Cat and the Canary', 'Seven Keys to Baldpate', 'The Old Dark House'…), pasando por los spagetti westerns más grimosos, y terminando en todos estos artit-ta que se dedican a montar las películas de manera juguetona sólo porque les gustó ‘Memento’.

Así que estableceré unas reglas. Más que nada por acotar un poquito el artículo y que no haya que publicarlo por fascículos:

Tienen que ser finstros que copien una determinada película de éxito de manera sonrojante y, por supuesto, baratucha. No valen clones que, más que respuesta a un blockbuster, sean ya parte de subgéneros asentados. Tal sería el caso de todos los slashers post-Halloween o los productos AIP generados tras el éxito del ‘Dracula’ de la Hammer los cuales, en vez de centrarse en plagiar el original, se contentaban simplemente con apuntarse a la moda. Y algunas incluso salían bien. Por lo tanto, sólo valen aquellas producidas con el único interés de que alguien muy, muy despistado se equivocara al cogerla en video y que poseyeran una trama que, normalmente, fuera un plagio sonrojante de su hermana mayor. Algo así como la versión en producto videográfico de un juego Falomir.

El término ‘clon de combate’ lo acuñó probablemente Roger Corman. Y, si no fue él, da igual, porque aunque lo hubiera inventado otra persona, el onvre se lo habría plagiado y lo habría dicho antes incluso de que la expresión saliera de la garganta del que lo pensó primero. Porque así era Rogelio. Al igual que otros grandes de la poca vergüenza como Menahem Golan, era capaz de sacar sus perritos calientes de flims a más velocidad que The Flash con un ataque de diarrea. Sobre todo aprovechando modas, como hizo al estrenar‘War of the Satellites’ apenas un par de meses tras el lanzamiento del Sputnik.

Clones de combate hay muchos. Y, si bien empezaron muy prontito, fueron los 80 la década clave de su desarrollo. Pensando sobre ello un poco (no mucho, pues a estas alturas del año mi cerebro tiene las mismas posibilidades de quedarse colgado que un Windows 3.1), he llegado a la conclusión de que hay dos motivos:
El primero es que estos plagios suelen circunscribirse a películas de género. Que, hasta que llegaron ‘Tiburón’ y la Santa Trilogía, eran casi exclusivamente material de serie B. Por lo tanto, más que calcos específicos de un solo título, todas se copiaban entre sí. Por supuesto, antes de mediados de los 70 se hicieron bastantes cosas que podrían considerarse clones de combate. Pero su actitud no era siempre de plagio sonrojante, sino de ladillismo consumado. Que parece que es lo mismo. Y quizá lo sea.

El segundo motivo es la inmediatez. Los éxitos de antaño no eran tan clamorosos. Lo creáis o no, antes de la llegada de ‘Tiburón’ las películas se estrenaban en un puñado de salas y se iban expandiendo poco a poco. No se jugaba tanto con el hype ni se creaba esa expectación meses antes del estreno. Por lo tanto, muchas de las pelis que podrían considerarse como clones tardaban demasiado en llegar, por lo que perdían un poquito lo de ‘de combate’, pues no peleaban tan claramente por el dinero de la hermana mayor. Cosa que sí sucedió a partir de los ochenta gracias en parte a los videoclubes, principales aliados de este tipo de películas-colonoscopia.

Es altamente probable que por cada flim de gran éxito desde mediados de los 70 que nombres se pueda encontrar un clon cutre. Por lo tanto, este listado no pretende ser exhaustivo. Lo cual es una forma de decir que no me da la gana de investigar en profundidad (con lo de la Cannon ya tengo bastante) y que no sólo voy a tirar exclusivamente de la memoria, sino que además voy a poner los ejemplos en el orden que quiera. Sé que no soy aristotélico, pero el universo tiene catorce dimensiones espaciales, y en todas ellas se rompen los condones.


Goldfinger:
A pesar de lo dicho en el párrafo anterior, empezaré ortodoxamente. Podría decirse que uno de los primeros éxitos clamorosos que generó clones parecidos a los de la era dorada de los videoclubes fue Goldfinger. Por supuesto, una película de género. No van a aparecer clones de combate de ‘Sonrisas y lágrimas’. Aunque, ahora que lo pienso, una versión con Julie Andrews enseñando a cantar a una prole de zombies infantes mientras devoran a soldados nazis habría sido toda una joya.

Pero no nos desviemos del tema con ensoñaciones sin duda febriles. La tercera parte de las aventuras del espía orejudo arrasó en taquillas afianzando la primera gran franquicia de alto presupuesto antes de que nadie supiera qué era eso porque Lucas todavía estaba en Modesto explotándose granos. Y, claro, por todas partes empezaron a salir agentes secretos. Sobre todo de Europa. Y casi siempre con nombres de arma secreta de Mortadelo y Filemón: ‘Agente 3-S-3’, ‘Agente X-1-7’, ‘Agente Z-55’, ‘Agente H.A.R.M’ (juro por San Feck que son títulos reales). Hasta Isasi Isasmendi hizo uno patrio, titulado ‘Estambul 65’, que algunos nostálgicos de la época recuerdan con cariño de la misma manera que hablarían del tonto del pueblo. Porque la verdad es que ni siquiera Carlos Aguilar, ese maestro del humor, tiene a bien hacerle una reseña positiva en su ‘Guía del Videocine’. Y estamos hablando de un hombre que tiende a encontrar virtudes en las películas de Jesús Franco.


Bruce Lee:
He aquí una pequeña anomalía histórica que quizá sea reseñable. No se trata de clones de combate destinados a copiar una película determinada, sino a confundir al personal plagiando… a una persona. Porque la verdad es que lo de calcar un flim de artes marciales es algo complicado, principalmente porque, por aquella época, todas tenían la misma trama.
Así pues, lo que generó el rápido éxito de Bruce Lee fue una legión de imitadores que intentaban dar gato por liebre. Incluso se hizo, tras la muerte del luchador con cara de cabreado, una película llamada ‘Los Clones de Bruce Lee’, protagonizada por los grandes:

Bruce Le
Dragon Lee
Bruce Lai
Bruce Thai

Pero había más: también tuvieron su momento gentecilla como Bruce Li (que se supone que era el mejor), Conan Lee o, incluso, un tal Bronson Lee, cuyos legados cinematográficos sólo sirvieron para ser carnaza de aquel glorioso programa de Coral Bistúer en Antena 3, cuando la selección cinematográfica de películas de ese canal parecía estar hecha, bien por un interno del Arkham Asylum, bien por un perturbado cuyo plan para conquistar el mundo fuera fundir el cerebro de la población.

Lo mejor de todo es que la mayoría de estos personajes llegaron a hacer películas con el nombre de Bruce Lee en el título. A veces con el pretexto de continuar la incompleta ‘Game of Death’ (‘Bruce Lee, el rey del Kung Fu’ o las dos verdiones del filme que utilizaban material rodado por Lee), otras aprovechando las leyendas absurdas que rodearon a la muerte del mito (‘Quién mató a Bruce Lee’, ‘Death of Bruce Lee’, ‘Bruce Lee fights back from he grave’, esta última con uno que firmaba ‘Bruce K.L. Lea’) o, simplemente con poca vergüenza (‘Bruce Lee contra los halcones negros’, ‘Reto a muerte a Bruce Lee’). Lo mejor de todo es que, si miras algunas de estas películas en la base de datos del Ministerio de Cultura (y hay muchas más de las que he puesto aquí), algunas de ellas listan al propio Lee como protagonista. Hasta ahí llegó la desvergüenza de entonces. Para nuestro regocijo de ahora.


Superman:

El superhéroe de los calzoncillos rojos tiene ya experiencia con esto de los clones. Y no, no me refiero a la dolorosa saga que hicieron tras ‘La Muerte de Superman’, esa cosa que hasta incluía un SuperTerminator y que es el equivalente en tebeo a una estafa piramidal en la que, además, te practica la circuncisión sin anestesia. Estoy hablando de ese finstro llamado ‘Capitán Marvel’, que, aparte de llevar una capa que más bien parece un babero del Papa, incluso fue objeto de demanda por plagio.

Como era de esperar, en cine también aparecieron muchos hijos espirituales de Superman tras el éxito de la película de Richard Donner. Varios productores decidieron que ellos también podían hacer su película de héroe en pijama. Con un uno por ciento del presupueto, claro.
Los primeros (por poco) fueron los turcos, cuya desvergüenza a la hora de plagiar sólo ha sido conocida por estos lares gracias a esa maravilla llamada internet y la popularidad que su copia de ‘La guerra de las galaxias’ (que dejaré para la segunda parte del artículo) ha alcanzado en Youtbe. El título de la película fue, curiosamente, ‘Superman Returns’, inaugurando la tendencia de hacer falsas secuelas que en realidad son remakes que más tarde retomaría Bryan Singer. Obsérvese lo entrañable del logo hecho en clase de trabajos manuales de un colegio de educación especial y el madelman que utilizan cuando Superman vuela:




Casi al mismo tiempo, un español, que no será la primera vez que aparezca por aquí, de nombre J. P. Simon (la ‘P’ viene de ‘Piquer’, pero el buen señor quería vender sus películas como americanas sin tener que abandonar a su nombre real. Una integridad que siempre me ha fascinado) se puso manos a la obra en su taller de Valencia, segueta en mano, para producir una de las cosas más recordadas por todo español aficionado a la caspa: su propia épica de superhéroes de título ‘Supersonic Man’ (más información, por supuesto, en Viruete: http://www.viruete.com/articulos/2004/supersonicman.htm)

Los italianos tampoco podían quedarse atrás, y en 1980 estrenaron ‘Pumaman’, conocida ya en este blog tanto por alguna de sus tremendas frases como por tener un tema principal con un sospechoso parecido al himno del PP.



El mismo año hicieron de Terence Hill un superhéroe en ‘El superpoderoso’, pero como no le pusieron pijama casi no cuenta. Y así más o menos quedó la cosa. Pero, misteriosamente, en el 87 los indios se descolgaron con su propia versión del Superman turco. Esto es, de desvergüenza cinematográfica pura y sin vaselina, con sus robos de efectos especiales, música, trama y rizo en la frente. Y, por supuesto, canciones y aportaciones de inigualable comedia. Observen este gran momento de humor inteligente con un tipo cagándose con el baño ocupado:



Madre del amor hermoso.


Tiburón:
La película que inauguró el Hollywood moderno fue víctima de uno de los clones de combate más interesantes. Cuando el filme de Spielberg triunfó, le salieron varios semi-clones que tenían al menos la vergüenza de cambiar al animal: ‘Orca’ (ballena cabreada), ‘Tentáculos’ (pulpo cabreado), ‘El desafío del búfalo blanco’ (búfalo cabreado), ‘Alligator’ (cocodrilo gigante cabreado), ‘Grizzly’ (Oso gigante cabreado), ‘Piraña’ (pececillos con hambre. Y cabreados)… Pero en Italia se perpetró la más descarada. El muy amado en este blog Enzo G. Castellari dirigió una película llamada ‘L’Ultimo Squalo’ con a) un tiburón blanco gigante, b) una playa en temporada alta que los políticos no cerrarán a pesar de las muertes, c) un barco medio hundido… bueno, básicamente todo ‘Tiburón’, con algunas cosas de ‘Tiburón 2’ para aderezar la acción.

Sin embargo, Enzo, como buen artesano que es, lo dirigió todo de manera bastante aceptable. Tanto que la distribuidora americana sacó la billetera y se gastó una pasta en promocionarla y, según he dicen por ahí, estrenarla con un buen número de copias.
Al poco tiempo, alguien de Universal la vio. Y denunciaron a la distribuidora. Ganaron la demanda y obligaron a la retirada de la película.

En España, sin embargo, sí que se llegó a estrenar. Y la llamaron… atención… ‘Tiburón 3’. ¿No se ha preguntado nadie por qué ‘Jaws 3’ se exhibió aquí como ‘Jaws 3 (D) El Gran Tiburón’? Pues porque los distribuidores de la peli de Enzo ya habían pillado el título. Yo mismo caí en la trampa. Y lo más triste de todo es que creo que fue la primera película que alquilé en video en toda mi vida, cuando sólo tenía el aparato un tío mío que lo utilizaba exclusivamente para ver pelis bélicas y clones de combate de ‘Salón Kitty’ (efectivamente: próximamente en este blog). Aunque, bien pensado, no es lo más chungo del asunto. Lo peor es que me tragué que era una secuela de la película de Spielberg. Diantre, era joven, sin criterio y los actores parecían americanos. De hecho, el prota era James Franciscus, lo cual eleva automáticamente la calidad sórdida de la película un par de puntos.

A pesar de la demanda, los italianos siguieron haciendo más plagios. Lamberto Bava rodó en el 84 ‘Shark, Rosso Nell Oceano’, Joe D’Amato atacó en el 89 con ‘Sangue Negli Abissi’ y nuestro viejo amigo Bruno Mattei se descolgó con el poco disimulado título de ‘Cruel Jaws’ en el 95, tomando prestados planos de las película de Castellari, D’Amato e, incluso, ‘Tiburón’ y ‘Tiburón 2’. Con un par. Aquí podréis disfrutar de un análisis de una escena de la cosa.

Lo más curioso del tema es que siguen haciendo clones de una película que, simplemente, no da para más. Hablo de la conocida saga ‘Shark Attack’, nuevos clásicos de la vicisitud fílmica de cuya tercera parte ya hemos hablado en este blog.

Nota final para completistas: sé de la existencia de una película americana llamada ‘Barracudas’. Pero parece ser que más que un plagio de ‘Tiburón’ es una película de conspiraciones con unos cuantos bichos de por medio. Eso sí, cabreados.


E.T.:
En una época en la que no era tan rematadamente ñoño, Spielberg decidió hacer una película cuya trama consistía en una familia acosada en una cabaña en el bosque por un grupo de sangrientos extraterrestres. Al final, los bosques se mantuvieron, pero el grupo de violentos bichos se redujo a un enano arrugado con voz de vieja y gusto por el alcohol. Steven decidió convertir su película de terror en una fantasía familiar y todo el mundo fue a verla (excepto yo, que disfruté de uno de esos lamentables videos piratas tomados de la pantalla del cine. Algo que todos creíamos superado. Pero todas las cutreces acaban regresando).

A J. P. Simon le pasó algo parecido, pero a la fuerza. Según asegura el director valenciano, su película ‘Los nuevos extraterrestres’ también empezó como un filme de terror con aliens. Pero los productores, en un intento por convertirla en un clon de combate del éxito de Spielberg, obligaron a cambiar el guión. ¿Hicieron ellos también que el monstruo fuera una enano disfrazado de oso hormiguero al que le brillan los ojos? Quién sabe. De decisiones absurdas está lleno el mundo.
La película, que padecí de pequeño, se ha convertido en un habitante perenne del ‘Bottom 100’ de la IMDB gracias a su emisión en el programa clásico americano ‘Mistery Science Theatre 3000’. De hecho, puede que sea más conocida allí que aquí, quizá porque los infantes españoles de la época todavía se estaban recuperando de la impresión de ver cine patrio como ‘Las Aventuras de Enrique y Ana’ y ‘La loca historia de los tres mosqueteros’.



Sin embargo, mi recuerdo más vivo de un clon de combate (esto es, una cosa tan desvergonzada que me causaba vicisitud hasta de niño) fue la tremenda ‘Mi amigo Mac’. Un plagio de ET que, encima, tenía la desvergüenza de llegar seis añitos después del hecho, haciendo que toda la operación fuera más ridícula todavía. Si eso era posible, porque de lo que se trataba era de hacer un gran anuncio de Coca Cola y MacDonalds (siempre he pensado que son la misma compañía). De ahí lo del nombre del extraterrestre. En serio. Se supone que son las iniciales de Mysterious Alien Creature. Esto es, como lo de que el GIL era ‘Grupo Independiente Liberal’.

Lo extraño de los clones de ET fue que, con la excepción de la película de Piquer Simón, los más descarados tuvieron en común el inusual hecho de aparecer bastante tiempo después del hecho. Si bien la popularidad de la película de Spielberg se mantenía, esto casi hace que no incluya este capítulo en el artículo. Pero cómo perder la oportunidad de hablar del bicho adorable más desagradable que jamás haya desgraciado una pantalla de cine. O, en este caso, un VHS. ¡Más feo que un Lunni con problemas de sobrepeso! ¡Más repugnante que un teletubbie tras diez horas al baño maría! ¡¡¡Nukie!!!



Esta coproducción entre USA, Reino Unido y (atención) Sudáfrica, con un co-director alemán y una falta de vergüenza sólo comparable a un disco de grandes éxitos de Santiago Rouco, tenía prevista su realización en 1988, al mismo tiempo más o menos que ‘Mi amigo Mac’. Pero no llegó a terminarse hasta 1993, haciendo que sea el clon de combate más inútil y absurdo de la historia. Claro que no se trata del más ridículo. Porque para eso siempre estarán los turcos. Finalizamos este paseo por los clones de combate de E.T. con la versión oriental de rigor, de título Badi. Acojona, tronco, acojona:



Conan, Mad Max y Rescate en Nueva York:

¿Y qué tienen que ver estas tres películas? ¡Pues que ya les he dedicado varios artículos a sus hijos bastardos, entre los cuales hay algunos clones de combate! Visiten ustedes:

- http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2006/04/ator-y-su-pandilla.html
- http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2006/08/mi-novia-est-haciendo-un-mster-y-yo-me.html
- http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2006/11/mi-novia-est-explotada-en-el-trabajo-y.html

Y si ya conocen esos artículos, no desesperen. Sigan con nosotros para la segunda parte, en la que tendremos, entre otros, a gremlins, aliens, exorcistas y, por supuesto, los directos a video de The Asylum, la productora especializada en clones de combate que consiguió vergonzosa fama este verano al lograr sacar ‘Transmorphers’ una semana antes que… bueno, no sé ni para que me voy a molestar en decirlo.

Publicar un comentario en la entrada

Miguel dijo... 05 diciembre, 2007 16:54

¡Yo vi "Mi amigo Mac"! Sin embargo, no me acuerdo de nada de la trama excepto que hay un niño, un extraterrestre y son amigos. Pero eso no es lo que quería decir. Es esto:

"Yeah, me too. What if I drive you home and eat your pussy?"

Ya me váis a perdonar, pero es que esa gran línea de Shark Attack ha de ser recordada por todos los sórdidos del mundo.

Creo que si hubiese conocido esa frase en pleno apogeo de mi adolescencia, mi futuro hubiese cambiado. Ahora no sería un físico que se pregunta de dónde habéis sacado lo de las 14 dimensiones espaciales y que sale de la uni a las 9 de la noche. No. Ahora yo sería... el maestro de Günther.

Paco Fox dijo... 05 diciembre, 2007 17:10

Efectivamente: es una frase que aparece en ese exageradamente largo artículo sobre las peores líneas de la historia del cine.

Lo del cojón de dimensiones es una broma a raiz de 'El Universo Elegante' y la teoría de cuerdas. No me hagas caso con el número. Son un buen puñado. Pero no tengo memoria para las cifras. Ni para la física. De hecho, NUNCA APROVÉ FÍSICA. Ni siquiera en 8º de EGB. Algún día, haré un artículo de vicisitudes sobre eso. Cuando acabe las 2ª y 3ªs parte de éste. Y 'Mis vicisitudes onanísticas'. O mejor ese no lo escribo.

Milgrom dijo... 05 diciembre, 2007 17:11

Imprescindible acopio Paco. No voy a ser yo quien valore la labor explotaition de los productores de los engendros que detallas, porque mi desconocimiento de la rentabilidad producida por estos flims me lo impide. Pero si que hay que reconocer que a morro no les gana nadie.

Si os soy sincero nunca he sentido aprecio, más allá de las risas iniciales, ante el visionado de estas películas. Considero que si alguien es capaz de seguir la broma durante toda la película es que tiene una mente más enferma que la mía, eso sí exijo que chistes como el del tío cagando del Superman indio aparezcan en todas las películas.

Ender dijo... 05 diciembre, 2007 17:34

Tengo el indescriptible honor, desde Halón Disparado (no, no es que venga aquí a hablar de mi blog, es que Blogger no me deja usar mi Gravatar, URL y e-mail habitual) de añadir un dato a los canónicos artículos de este sitio: Razorback, coproducción con jabalí cabreado en el desierto australiano, no sé si clon de combate de "Tiburón", o versión rústica de Alien. Me inclino por la primera opción. Y esa, amigos míos, se estrenó en uno de los cines más grandes de San Sebastián. En uno que, a mediados de septiembre, acogía películas del Festival Internacional de Cine, nada más y nada menos...

SuperSantiEgo dijo... 05 diciembre, 2007 17:38

Ayer mismo en El Hormiguero hablaron de un clon de combate, Ratatoing. Naturalmente ya me lo he bajado y además he tenido una hemorragia de placer al ver que está en el portugués original.

Prometo subir un tubito y hacer una entrada sobre tan gloriosa película.

Paco Fox dijo... 05 diciembre, 2007 17:39

Y ahora viene lo mejor: no sé cómo he olvidado al cochino jabalín cabreado... ¡porque he comprado esta película para emitir en Canal + Acción este año! Sí, señores: todo porque el poster me encantaba de pequeño. Y es de Mulcahy. Lo cual, bien pensado, es malo...

Milgrom: a decir verdad, la mayoría de estos truños los vi de pequeño. Hoy en día me costaría demasiado trabajo.

Paco Fox dijo... 05 diciembre, 2007 17:42

Supersantiego: Curiosamente, borré el párrafo en el que hablaba de los clones de combate animados. Es gracioso cómo, entre todas esas Pocahontas y Hercules baratas de tienda de los 20 duros, se coló como clon de 'El Rey Leon' una edición quizá pirata del Kimba de Osamu Tezuka, el cual en realidad fue plagiado por Disney para su megaéxito. Pero un plagio muy, muy descarado.

Miguel dijo... 05 diciembre, 2007 18:55

Mmm... así que vamos a tener combate de los clones en C+ estas navidades... mmm

La verdad que lo del Rey León es impresionante. Si no fuese porque la mayoría de la gente sólo conoce la versión ¿neofascista? de la Disney, casi se podría considerar un homenaje. Como la reciente psicosis en la que clavaban plano a plano el original de Hitchcock.

PS: No te preocupes por las dimensiones. Yo suspendí religión (y fui al examen final correspondiente) en un colegio de curas. Si es que a mí eso de la transubstantación no me acababa de convencer.

PS2: No será un clon, pero "Cuestión de pelotas", proyectada ayer por ETB2, no puede andar lejos del "bottom 100" del IMDB.

SuperSantiEgo dijo... 05 diciembre, 2007 20:02

Respecto al Supermán indio sólo repetiré lo mismo que dije en mi blog cuando hablé de esa película: es de 1987, el mismo año que Superman IV, y peor que ella no puede ser.

SuperSantiEgo dijo... 05 diciembre, 2007 23:57

Investigando por esos ciberespacios de diso me encuentro... ¡que ya hay un clon de combate de I'm Legend! Se trata de... I Am Omega. Protagonizada por Marc Dacascos.

Y lo que es mejor: parece que está disponible en la bestia de carga.

Paco Fox dijo... 06 diciembre, 2007 00:06

Sí, es de The Asylum. Pero no adelantemos acontecimientos. Todo ello se tratará más adelante.

Caronte dijo... 06 diciembre, 2007 11:13

asylum, qué haríamos sin ellos? tb tienen clones de batalla deking kong y ya tienen preparado uno de "alien vs. predator:requiem" (q de por sí ya tiene pinta de ser un truñaco considerable)...estoy bajando la de puma man y pongo ahora mismo carnosaurio! jajajaj

querido amigo, se le olvidó comentar, en relación a E.T., "el oto" de los hermanos calatrava.

1 abrazo.

JoseViruete dijo... 06 diciembre, 2007 13:04

Del Superman no es que hubiera un clon indio, es que hubo DOS, uno en hindi y otro en telegu!

Anónimo dijo... 06 diciembre, 2007 16:35

Es que la página de Asylum parece una mina.

Desde el ya mencionado I´m Omega (hay un trailer y todo!!) o AHT: Alien vs Hunter, o las más antiguas Apocalypse (asteroides), BRAM STOKER'S DRACULA'S CURSE (con un equipo de vámpiros de élite) o Da Vinci Treasure (Based on historical events).

Lo jodido és que parece que hay unos medios y un dinero invertido en esto. Así que me pregunto, que clase de distribuidoras compran estas péliculas? O solo viven de sórdidos que las compran para emitirlas en plataformas digitales?

Gimli2099 dijo... 06 diciembre, 2007 22:26

Diox, a bajar Transmorphers pero ya.

SuperSantiEgo dijo... 06 diciembre, 2007 22:36

Acabo de ver I Am Omega.

Diosssss, qué cosa más mala y cutre. Con cuatro duros mál contados, un mínimo de actores y todo más malo que mandado hacer de encargo.

Pero malo malo de cojones, ¿eh? Y con las tragaderas que tengo yo para algunas cosas ya es grave.

NtmeC dijo... 06 diciembre, 2007 23:09

En Cinecutre, concretamente en http://www.cinecutre.com/index.php?modulo=criticas&id=21, puede encontrarse una bonita reseña de Mi amigo Mac.

jou mike dijo... 07 diciembre, 2007 02:41

Recuerdo unprograma de artes marciales que presentaba Coral Bistuer en donde semana tras semana anunciaban películas de Bruce Lee (el bueno) y luego eran de los mencionados Bruce Li, Bruce Lei, hasta de Lili Li. Increíble.

Paco Fox dijo... 07 diciembre, 2007 09:15

Joer, Viruete: los expertos en cine cutre tienen una mina por descubrir en oriente.

Anónimo que pregunta: pues lo de la amortización de esas películas es algo llamativo. No se suelen ver en televisiones de pago por aquí. Supongo que el negocio se hace con las preventas a distribuidoras mundialmente para su explotación en DVD. Lo importante (y eso ya lo sabían los italianos en los 80) es cuidar el diseño de la carátula. Cosa que en Transmorphers o I am Omega es muy evidente. Ya dice Supersantiego que, como es obvio, el contenido baratucho no está a la altura del dibujillo. Pero mejor dejo de hablar de esto, porque me puede quedar sin tema para la segunda parte del artículo. Debería haber hablado de The Asylum antes...

Ntmec: buena recomendación. Yo no puedo entrar en esa profundidad en este artículo, porque si así lo hiciera, la cosa se iría de madre. Sin embargo, hay un dato extra que lamenté recortar: Esta cosa tiene un Razzie. A Ronald MacDonald como peor actor.

Jou mike: En efecto. No recuerdo que emitieran ninguna del verdadero. Claro que tampoco es que fuera fiel al programa.

Dragomira dijo... 07 diciembre, 2007 12:47

Hablando de películas turcas, ¿qué me decís del remake de "El exorcista", titulada "Seytan"??. Es igual que la de Friedkin, pero en plan turkxploitation, acojona más si cabe...

Por cierto, lo de los juegos Falomir me ha llegado al alma...qué poca vergüenza, por el amor de Cliff!!.

Felicidades por el tremendo blog.

Paco Fox dijo... 07 diciembre, 2007 13:55

Hola, Dragomira:

Gracias por tus felicitaciones. Tengo lo de Seytan pendiente para la segunda (¿o tercera?) parte del artículo (son muchos los clones de El exorcista que salieron por la época. Aunque no tantos como los de Alien). Pero la verdad es que me está costando mucho. Nada más que con los plagios de Terminator y Robocop la cosa se complica demasiado. Quizá me tome un descansito con otra cosa antes de contraatacar.

Wannabegafapasta dijo... 07 diciembre, 2007 14:05

Falomir rules!!! HERO... CULT! TRIVIA... 6000! Solo parangonables a la "maravillosa" consola portátil comercializada en España por "Giochi Preziosi", que tenía forma de Game Gear, y se llamaba "Mega Boy"... o algo así xDDDDDDDDDDDD.

A todo esto, para los fans de THE ASYLUM, os aviso que TRANSMORPHERS, al menos la versión que hay en la mula, es la de la primera edición que sacaron en DVD a toda prisa para adelantarse a la peli de Michael Bay, de modo que podeis ver, entre otras cosas: ¡láseress sin sonido! ¡sonidos de láseres sin láser! ¡humanos disparando al vacío (el bicho infográfico estaba por añadir)! etc, etc...

Dragomira dijo... 07 diciembre, 2007 15:58

Aaaaah, los clones de "alien"...yo aún me acuerdo de cuando fui al cine con los amiguetes del bloque a ver "Leviathan"...cosa looooooca...aunque para locura locura..."La grieta" (creo), una copia de Alien-Abyss española en la que salía Pocholo haciendo de miembro de la tripulación de un submarino abisal...

El Trivio es maravilloso...¿por qué tenía tantas preguntas de temática religiosa en las tarjetas rojas???. Casi todas empezaban "Quién dijo "frase de biblia"???. Para pasarse una velada divertida, mucho mejor que el original Trivial, dónde va a parar...

Gimli2099 dijo... 07 diciembre, 2007 20:50

¿Que tal está H.G. Wells War of the worlds? Esté ambientada en la época de la novela y parece interesante y todo.

Golias dijo... 07 diciembre, 2007 22:34

Dragomira, el otro día mis padres cometieron el tremendo error de ver, de entre las películas que había bajado para hacer un DVD de "Horror submarino", nada menos que "La Grieta". Por poco les da un ataque. Lo cierto es que la bajé por dos razones: la hicieron en parte en Ferrol (efectos especiales Made in Bazán), y porque matan a Pocholo, lo cual es siempre un aliciente.

Esto de los clones recuerdo que se lo tuve que explicar yo a mi hermano pequeño hace algo así como veinte años, cuando estuvo a punto de alquilar una película llamada "Platoon: the troopers", creyendo que era la auténtica "Platoon". Y es que, de ver películas en los videoclubes de la época, ya entonces entendía yo que había gente con muy poca vergüenza plagiándolo todo. Lo de Falomir también fue una experiencia (dolorosa) temprana; recuerdo en particular un juego de la Oca (porque eso era) que vendían llamado "Corrupción en Miami", con un par.

¿Alguien recuerda un doloroso truño ochentero llamado "Los tres Supermen en la selva", obviamente español? ¿O "Serpiente de Mar", que creo que es un claro clon de combate?

Paco Fox dijo... 07 diciembre, 2007 22:42

'La serpiente de mar' es una pena de película por varios motivos:
- Era un proyecto muy querido por parte de su director, pero el resultado fue baratucho: el monstruo parece una marioneta de calcetín.
- Fue la última película para cine de Ray Milland. Una despedida muy cutre de un ganador de Oscar.

Otra cosa: J.P. Simón jura que 'La grieta', al igual que 'los nuevos extraterrestres', no era un clon de combate, sino que tenía el guión escrito antes de 'The Abyss'. Con todo, es, junto con su 'Viaje al centro de la tierra', de lo mejorcito que hizo. Pero bueno, tanto hablar de estas cosas me va a dejar sin nada que contar para la segunda parte del artículo.

Señor X dijo... 08 diciembre, 2007 00:41

Caronte, tienes razón, se hecha en falta una mención al ete y al oto. Aquí os dejo un fragmento.

Anónimo dijo... 08 diciembre, 2007 03:51

Impresionante el paquete de Kleenex que se ha metido en el idem el supermán turco.

Wannabegafapasta dijo... 08 diciembre, 2007 04:03

Paco Fox, en el youtube están colgados varios videos de Serpiente de Mar (lo digo por si te interesa para la segunda parte).

Gimli2099; H.G. WELL'S WAR OF THE WORLDS, aunque está ambientada en la época de la novela, tiene un aspecto terriblemente barato: los bigotes, los trajes, los decorados... todo apesta a fondo de armario de teatro de instituto, sin mencionar que los efectos especiales son CGI's cutres. Por si ello fuera poco, la película dura... ¡3 horas!, y según varias páginas y blogs yanquis (ya que la peli no se ha estrenado aquí), da la impresión de que esas 3 horas se las pasan los personajes deambulando por el mismo camino campestre y encontrándose entre sí.

Paco Fox dijo... 08 diciembre, 2007 10:02

Hombre, 'El Ete y el Oto', al igual que'La guerra delas galaxias brasileña' (creo: está en otro artículo y, como dije, tiro de memoria y no estoy investigando), no son clones, sino comedias/parodias. Hechas para aprovechar el éxito de la peli madre, sin duda. Pero no las mimetiza.

Wannabegafapasta: gracias por el aviso. A ver si le echo un vistazo a la marione... quizir, el monstruo. Que hace siglos que no lo veo. Con lo impresionante que era el poster, lo que luego te encontrabas era triste, triste...

Golias dijo... 08 diciembre, 2007 16:04

Ya que estamos entre tarados...quiero decir, entre gente entendida, a ver si alguien recuerda una película que supongo que era europea, parida a raíz de una cierta fiebre sobre el Triángulo de las Bermudas, y que no recuerdo bien como se llamaba. La vi en el cine Jofre de Ferrol, como hacia 1982, y el monstruo marino era nada menos que una tortuga gigante. Siento no poder dar más datos, aparte de un par de escenas: una en la que el bicho emerge y se carga un helicóptero, y otra en la que lo enganchan con una especie de arpón-bazooka (al que creo llamaban el "horror").

Hace tanto tiempo que no puedo ni decir si era buena o mala, la verdad.

Paco Fox dijo... 08 diciembre, 2007 16:48

Seguro que es "The Bermuda Depths", un tv movie del 78. Es la única peli que conozco con tortuga gigante que no sea (la) Gamera. Resulta que es una de las pocas pelis no de animación que produjeron Rankin-Bass, los de 'El vuelo de los dragones' y 'El Hobbit'.

Y ahora viene lo bueno: la peli está en Youtube en 9 partes.

Dragomira dijo... 08 diciembre, 2007 17:00

La que es de traca, y creo que un auténtico clon de combate es "Star Crash, la batalla de las estrellas", una copia absolutamente bizarra de Star Wars, creo que alemana (o francesa, no estoy seguro), en la que sale David Hasselhoff de jovenzuelo...impresionante.

Yo tenía una oca de Falomir, pero ambientada en una especie de Era Hyborea, llamada "Calabozos y guerreros", o algo así de vergonzante.

Wannabegafapasta dijo... 08 diciembre, 2007 17:18

Star Crash es italiana, dirigida por Luigi Cozzi, y protagonizada por Caroline Munro (una de las actrices más curvilíneas que ha dado el cine, y protagonista de CAPITÁN KRONOS, CAZADOR DE VAMPIROS o EL VIAJE FANTÁSTICO DE SIMBAD), Margoe Jottner (el miembro de la guardia nacional que enloquece y secuestra e intenta violar a Victoria Principal en TERREMOTO), David Hasselhoff teñido de rubio como príncipe, Joe Spinell (el protagonista de MANIAC) como villano, y como benigno emperador... ¡Christopher Plummer!.

Dragomira dijo... 08 diciembre, 2007 21:35

Bueno,al menos acerté en el continente...

Paco Fox dijo... 08 diciembre, 2007 21:56

El juego de Falomir se llamaba 'Herocults', y nunca tuve la desgracia de verlo por dentro.

Star Crash es un clásico de blogs varios (incluidos más de uno de habituales por aquí), por lo que no me extenderé demasiado cuando le toque su turno, si es que hago las secuelas de esto, porque a este ritmo de comentarios de calidad van a acabar saliendo todas las pelis a tratar. Una nota simpática: el prota chungo de nombre impronunciable era un conocido... ¡telepredicador infantil!.

Dragomira dijo... 09 diciembre, 2007 00:17

No, el que yo tenía no se llamaba así, te aseguro que era un nombre en español, en la portada salía una especie de trasunto de Conan luchando contra una especie de dinosaurio de los que tienen una cresta en el lomo.

Vince dijo... 09 diciembre, 2007 13:04

Iba yo a apuntar lo de El ETE y el Oto, y veo que se me han adelantado... También Star Crash, que no he visto entera pero, sinceramente, lo estoy deseando. Por cierto ¿Alguien se acuerda de "Triángulo Diabólico de las Bermudas", dirigida por, creo, René Cardona en el 79 y estrenada en el cine Avenida? La recuerdo como uno de los mayores coñazos que se hayan estrenado nunca en una pantalla. Y la vi con catorce años...

Paco: cuando quiera le paso "Estambul 65". ¡Sí, tengo el DVD! Y no me miren con esa cara; estaba muy baratito y sale Sylva Koscina.

Caronte dijo... 09 diciembre, 2007 14:19

gracias por lo de bermuda depths en youtube! ya he visto el primer video...señores, sale connie sellecca!! hay q verla...

(ejem, soy uno de los que ha hablado en un blog de starcrash...)

Perez dijo... 09 diciembre, 2007 15:46

Virgen Santa, cómo podéis ver esas cosas y esn esas dosis. Yo vi una vez una película que se llamaba "Flesh Gordon" y era una parodia de Flash Gordon pero con muchas tetas y culos, y os juro que nunca he vuelto a ser el mismo.

Os recuerdo que el cerebro no es como los riñones, que si se fríe uno siempre tienes otro de repuesto

Paco Fox dijo... 09 diciembre, 2007 16:13

Caronte: Efectivamente. En parte me refería a usted. Y es que Star Crash es un clásico tema de conversación de cineperturbados. De hecho, reconocí EN LA VIDA REAL al blogger The Devil Rules the World al escuchar las palabras "Luigi, Cozzi y Star" a la entrada de un concierto.

Vince: 'El diabólico...' era un clásico de videoclubes cutres en mi infancia. Recuerdo que no tenía sentido y que no la ví entera. Lo peor de todo es que salía John Huston a la espera de un cheque.

Flesh Gordon ronda por internet. Tiene la peculiaridad de que, aparte de ser un poco rollo, Dave Allen hizo los efectos de stop motion para el monstruo del final (que tiene la mejor frase de la peli: '¡My ass!'). Allen comenzó más o menos junto a Dennis Murren en 'Equinox', y luego acabó currando para muchas películas de la Full Moon (Puppet Master sobre todo) e, incluso, mucha go-motion para la ILM (Los pasteles de El secreto de la pirámide, el dragón de Willow...)

Miguel Argüello dijo... 10 diciembre, 2007 09:57

Una duda. ¿Cuentan como clones de combate los teleflims rodados a la vera de megaéxitos de cine (como en el caso de "The Titanic" en el 96, con Peter Gallagher y Catherine Zeta Jones)?

Si tuviera el talento suficiente, haría un blog-clon de combate de Vicisitud y Sordidez.

Paco Fox dijo... 10 diciembre, 2007 11:03

Interesante propuesta. A mí me parece que sí. Desde luego, Antena 3 los utiliza como tales, como en el caso que nombras o aquel de 'Troya'. Como la sere B de este tipo ya casi no va al cine, la explotación de los clones puede ser principalmente televisiva, sin olvidar que todas ellas acaban en DVD.

Anónimo dijo... 10 diciembre, 2007 12:42

No olvidemos el clon koreano que sacaron de Mazinger Z, pero ¡con actores! Probablemente lo más casposo que he visto jamás, ¡y ya es decir!

La navaja en el ojo dijo... 10 diciembre, 2007 17:14

"estos artit-ta que se dedican a montar las películas de manera juguetona sólo porque les gustó ‘Memento’."

Buff, cuánto he sufrido yo eso. Y no sólo Memento, años después, ocurre igual con el Crash reciente porque no han visto Short Cuts. Si encima, das clases de guión y lees guiones que nunca se rodarán, esto lo ves tantas veces como el café del desayuno.

SuperSantiEgo dijo... 10 diciembre, 2007 17:21

Saliéndome un poco del asunto, aunque no del todo, querría hacer una pequeña propuesta-petición:

Todos sabemos ya que China hace películas a punta pala y que aquí sólo llega una pequeña parte, y que la India las hace como churros, o que hay potencias locales emergentes como Tailandia. ¿Pero qué me decís del cine filipino, que tiene fama de hacer truños, plagios de plagios, y la gente se los traga como gominolas? Hace años vi un reportaje sobre el país y explicaban cómo era muy popular poner un VHS tras otro, y paparse como si no fuera nada del otro mundo cinco películas seguidas, cada una con su Rambo pegando tiros.

la tumba sin nombre dijo... 10 diciembre, 2007 17:28

¡Que ilusión! Habéis enlazado mi absurdo post sobre la desfachatez de Bruno Mattei... Veo que todo el trabajo de minutaje que tuvo ha merecido la pena... Sniff, sniff.

Querido Paco: el día que reconociste al mr. Devil Rules the World al pronunciar "Star... Cozzi", el insensato con el que estaba hablando (y que le seguía la corriente) era yo.

la tumba sin nombre dijo... 10 diciembre, 2007 17:36

Por cierto, querido Paco, en mi ridículo blog de la coctelera, encontrará usted un par de artículos sobre las secuelas de Tiburón:
http://www.lacoctelera.com/latumbasinnombre/post/2007/05/07/bruce-y-sus-amigos-1a-parte-

http://www.lacoctelera.com/latumbasinnombre/post/2007/05/08/bruce-y-sus-amigos-2a-parte-secuela-

y otro sobre las de Gremlins:
http://www.lacoctelera.com/latumbasinnombre/post/2007/05/23/peliculas-bichejos

Por si le interesan (aunque no creo que le haga falta más información, ya que se le ve a usted muy preparado).

Anónimo dijo... 11 diciembre, 2007 03:05

Protesto!!!!! Protesto!!!!
No han mencionado las cutreces que tambien se hacen de este lado del charco!!, por ejemplo en México hay un clon de "El Ataque de los Muertos Vivientes" que se llama "El Ataque de los Zombis Atómicos"; y asi.
Saludos a todos

Paco Fox dijo... 11 diciembre, 2007 09:12

Tumbas (¡eras tú!): Gracias por los links. Estaba con la parte de los Gremlins, pero visto lo visto, lo solucionaré rápido y pondré un enlace a tu artículo.

Anónimo: Pero hombre, ¿no has visto que pone 'Parte 1'? ¿Acaso hablo de alguna película de zombis? No. El (excesivo) tema de las películas copias de Romero lo tocaré de pasada en la continuación, pues hay tantas que darían para un libro. De hecho, tengo uno sobre el tema. Además, 'La invasión de los zombis atómicos' es una coproducción italo-mejicano-española. Italia aporta a Umberto Lenzi, España a Paco Rabal, Méjico a Hugo Stiglitz y Mel Ferrer no sabe quién demonios lo ha metido en ese berenjenal.

o sullivan dijo... 12 diciembre, 2007 10:52

La del superman turco es muy grande, que estridencia de banda sonora....y como reparte mandobles al estilo bud spencer...2:22 es tipo es Jose maria Iñigo. Enooooormeeee

Anónimo dijo... 12 diciembre, 2007 11:40

Yo sí recuerdo "Los tres supermen en la selva", bueno no sabía el título pero me ha venido a la mente enseguida leyendo el artículo, y la recuerdo de esas tan malas que al final tenía su gracia, aunque claro cuando la ví estaba en los impresionables años de la más temprana adolescencia. Mira la voy a buscar, alá, ya pueden estar ustedes orgullosos de la labor que hacen en pro de la cultura y el buen cine.

Paco Fox dijo... 12 diciembre, 2007 12:19

Es curioso, porque la saga de 'Los tres Supermen' es anterior a 'Superman', pues se inició a finales de los 60.

JoseViruete dijo... 15 diciembre, 2007 15:17

De todas maneras, en los países asiáticos, la cosa era distinta: muchas de las películas imitadas no eran estrenadas, con lo cual la gente no tenía conciencia de estar viendo un clon. En este caso, la percepción del artefecto cambia enormemente, ya que no se trata de una película que "explote" el film, sino que, directamente, LO SUSTITUYE!!
Ejemplos: en la india hay versiones de CIENTOS de películas occidentales, adecuadas a los gustos del subcontinente: canciones, entornos rurales, leyendas locales... pero que no dejan de ser versiones de PEsadilla en elm Street, Superman, Ghost, Tiburón, Tarzán, etc... EN Pakistán tienen su propio Titanic (Y CON SECUELA!)
Lo mismo en Turkía: creo que la Exorcista original no se estrenó hasta bastante tiempo después.

Como digo, es posible que el público de esos lugares tan peculiares hubieran rechazado unas propuestas que les hubieran parecido extraña, con lo cual el concepto de Corman de clon de combate, en el que el espectador conoce la referencia original, no me parece el más adecuado.

Paco Fox dijo... 15 diciembre, 2007 17:09

¡Qué interesante aportación! Desconocía esa realidad. El tema de los clones orientales es muy nuevo, sólo ppopularizado a través de internet en los últimos años, y no era algo que conociera demasiado.

David dijo... 28 diciembre, 2007 02:16

que grande este artículo, casi tanto como el de la cannon!
saludos.

Paco Fox dijo... 28 diciembre, 2007 10:24

Gracias, David:

Éste sí que se me está yendo de las manos: la segunda parte está terminada (la pondré mañana o pasado, pues quiero hacer una cosita con un par de fotos de The Asylum y, al andar de vacaciones fuera de casa, no encuentro el momento) y calculo que llegará a una cuarta.

 
Subir