26 febrero 2007

Veramente Hondrrendo



La imagen habla por sí sola. Yo ya dije en su día que la Fórmula 1 era para sórdidos y hete aquí que los señores de Honda me han dado más de lo que yo pudiese soñar.

Me imagino a un gilipuertas de marketing diciendo “Vamos a asociar Honda F1 a un concepto ecológico de la vida y, si encima podemos meter niños multirraciales que deseen un planeta más limpio y sano, pues mejor que mejor”. El espíritu del “We are the World” de Michael Jackson asociado a la F1. ¿Se puede pedir más?

Vaya por delante que unir F1, con su consumo desmedido de carburantes para avión, con la ecología me parece como mezclar Anthrax con el reggetón. Pero el mimo que han puesto en hacer un diseño tan veramente orrendo merece todo mi apoyo. Los moterios, con sus asquerosos colores fosforito encuentran el calorrismo sin buscarlo, pero Honda F1 acaban de currarse la más alta cumbre de la sordidez de la F1 moderna. Ya sólo por eso, apoyaré a Button y a Barrichello
con vehemencia. Pero de eso ya hablaré en un nuevo post. Temblad.

20 febrero 2007

Literatura infantil de vanguardia: El topo que sabía que no era asunto suyo

Cuando somos niños, hay una gran verdad cósmica que reconocemos como esencial e innegable. Desgraciadamente, muchos reniegan de ella cuando llegan a la edad adulta. Esa realidad última es la siguiente: Los chistes de caca hacen gracia. Y no sólo eso: la caca es un tema de sumo interés. No en vano convive muy pegada a nosotros, sobre todo en el tiempo en el que llevábamos pañales.

Todo esto lo supo ver el insigne autor Werner Holzwarth el cual, demostrándonos una vez más que los alemanes son más sórdidos de lo se nos quiere hacer creer, escribió la obra maestra de la literatura infantil ‘Vom kleinen Maulwurf, der wissen wollte, wer ihm auf den Kopf gemacht hat’. Así dicho, suena muy chungo. Y lo es. Pues esta salvajada fonética se traduce como ‘Sobre el pequeño topo que quería saber quién se lo hizo encima de la cabeza’.

Este libro que, para asombro de Vicisitudysordidez y su novia, no conocía, estaba a la venta en una librería infantil cerca de la calle Génova en su versión inglesa. Pero no era una copia cualquiera. ¡Era una edición especial de coleccionista, con un peluche del topo sonriente con su ñordo como corona!. Lógicamente, mi novia tuvo que regalármelo.

Si ya el muñeco en sí me enamoró, he de reconocer que el propio título en inglés me convenció del todo. Porque el original es bueno, y me recuerda a los títulos de capítulos de las novelas picarescas (nada extrañas el tema de las heces). Pero el inglés es superior: ‘La historia del pequeño topo que sabía que no era asunto suyo’. ¡La sutileza aplicada a un libro para niños sobre un topo al que se le cagan encima!.

La trama del libro sigue la investigación que realiza un topo, con un ahinco que hace palidecer al propio Grissom, sobre la identidad del animal que tuvo la mala idea de dejarle un regalo encima cuando salía de su madriguera. Lo más impactante es que nuestro protragonista no se quita el truño de encima durante todo el relato. ¿Será por mantener la prueba del delito en su lugar o porque le acaba cogiendo cariño?

El periplo del héroe se convierte en todo un viaje iniciático hacia las realidades de las heces. Está lleno de acción (el peligro de una bosta que la vaca echa como prueba de su inocencia), emoción (nuestro amigo contemplando con admiración las mayestáticas deposiciones del caballo), ternura (con las simpáticas cagarrutas de cabra) y venganza. Pero no os voy a destripar el final. Comprad el libro y regaládselo a todas vuestras amistades. Algunas, con suerte, se acojonarán tanto que hasta os dejarán de hablar.

15 febrero 2007

Un año de vicisitud y sordidez


Hace hoy un año, recibí un mail de lanavajaenelojo que decía “te he hecho un blog”. Con gran criterio, decidió llamarlo vicisitud y sordidez sabiendo que yo no hubiese podido elegir ningún otro nombre. And the cradle will rock… Y bien agradecido que le estoy por haberse tomado esa sórdida libertad (y por tantas otras cosas).

Deber es una mención de honor para hermanastra, cuyo blog
Arpia’s Corner nos inspiró a muchos a lanzarnos a esto de narrar todas las vicisitudes de nuestra vida (ella es toda una experta). Al principio pensábamos que sólo iba a ser un rinconcillo donde íbamos a conocer a todos y cada uno de los familiares y amigos que nos visitasen una vez cada dos meses. Qué poco sabíamos cómo era la blogosfera. Además de los familiares y amigos, surgieron muchas personas con tanto en común que casi asusta.

Los highlights de este año incluyen el ser referentes básicos en google a la hora de buscar
masturbaciones, las pelis de los hermanos bárbaros, Santiago Rouco, Tatu y Sabrina (en serio), la pasión heavy metal de Paloma Gómez Borrero y, por supueso, nuestro mítico encuentro con Carlos Saura. Por no hablar de las múltiples personas que solicitaban a Paco Fox ser incluidas en la sección “ente onvre”. Darnos un cenorrio gracias a falaces ingresos por Adsense tampoco estuvo mal. Pero, por encima de todo esto, está la alegría al ver que, una vez publicado un post, ya hay una guerrilla de incondicionales con mucho que decir. Me atrevería a afirmar que la mayoría de los posts se hacen a medida para que ciertos lectores entren a comentar: vosotros sois este blog. Esto es: tenéis la culpa. Vivid con ello (o no).

Ha pasado ya un año, ochenta posts, una media de doscientas visitas diarias y una serie de habituales en los comentarios que nos han hecho más divertida la vida. Sólo puedo dar las gracias a todo el mundo y esperar que el año siguiente sea tan sórdido y lleno de amor y
cock rock como este.

PD: Una curiosidad para los comentarios… ¿Cómo es que terminasteis llegando aquí? Vale decir que buscando “masturbaciones”, es lo que hace un tercio de nuestros visitantes…

14 febrero 2007

Los sórdidos estamos de luto



Esipión es un sórdido canario amigo común de Paco Fox y un servidor. Tan glorioso onvre tuvo la desgracia de ser compañero de fatigas en la dirección de aquel infraprograma de televisión llamado Red Infernal. Recordando esa etapa, Esipión me dijo: “Te estaré eternamente agradecido por haberme descubierto a esa gran mujer que es Anna Nicole Smith”. Siete años pasaron y ese “es” se ha transformado, tristemente, en un “era”. Anna Nicole ha muerto recientemente y el universo es un lugar un poco más triste y mediocre.

Aquí podéis ver la biografía de una mujer sobre la que ya se ha escrito todo. Ni que decir tiene que los sórdidos del mundo seguimos guardando un riguroso luto por su muerte. De su biografía me gustaría destacar momentos de arrebatadora belleza, como cuando decidió que le gustaba mucho su culo (como a muchos camioneros que acudían al bar de strippers donde trabajaba) y que era una pena que sus tetas no hiciesen juego con sus posaderas – y todo eso que ganamos. También revistió innegable belleza que, tras su boda con el nonagenario magnate Howard Marshall, en plena noche de bodas, se cepillase al guardaespaldas de tan venerable señor.

Lo que realmente me jode de la muerte de Anna Nicole es verla como una importante batalla que ha ganado el bando de los mediocres. Siempre he tenido amor por las arribistas sórdidas (y lo de Anna Nicole es cum laude) y un desprecio que raya en lo homicida ante los “clasistas” que puedan creerse superiores a la best playmate ever. Es por ello que, ante la rabia del hijo del magnate al ver que Anna Nicole podía quitarle “su” herencia no podía evitar sentir un inmenso regocijo. Y es que, hablemos clarito ¿alguien cree que al hijo le importaba un carallo la felicidad del padre? ¿alguien cree que ese imbécil tenía derecho a un pellizco de su herencia? Si por lo menos me pudiese demostrar que ponía el culete para que su padre, jovialmente, le introdujese pinzas de colgar la ropa por el recto, entonces aceptaría el debate. Pero, amiguito, lo siento: fue Anna Nicole la que le dejó sobarle tamañas peras en esos tristes días de su ocaso. Las pelas son para ella. Y quien piense lo contrario, que no vuelva a este blog en su puta vida. ¡Hombre ya! O, peor aún, que se vuelva a ver una peli tan mongoloide, facha, clasista y peñazo como “El gatopardo”. Joder, sí que soy mala gente.

Para muchos, la muerte de Anna Nicole es el remache a la fascista – y Disneyiana - lección de “aprende cuál es tu lugar en la vida y no oses salir de él”. Otra batalla ganada por el bando de los mediocres. Pero yo no lo creo así: los sórdidos tenemos una nueva – y bellísima – martir que nos inspira en nuestra lucha diaria (con o sin
bigotón). Y apoyaremos a su abogado para evitar que el hijo de Howard Marshall huela un centavo de la mítica herencia. Como recuerdo de Anna, sólo se me ocurre rememorar unos versos de ese gran poeta que es Ian Anderson de Jethro Tull:

“Ella tiene un mirar chungo,
Y está falta de amor.
Ella es un suspiro de champán
En una noche estrellada.
Ella es un cálido pedo
En Navidad.
La visión de un hombre joven
En mi sueño de anciano”


In loving memory of.

03 febrero 2007

Las películas deberían ser en gallego (Grandes momentos de la historia del doblaje)

Un conocido mío, durante el rodaje de un spot de LoMónaco protagonizado por el gran Constantino Romero, logró que ese señor – uno de nuestros bigotones favoritos – llamase a un amigo diciéndole “Soy tu padre”. Con eso quiero decir que la voz de Constantino no es “castellano”. Es otra cosa. Es una categoría idiomática nueva ante la cual 400 millones de hispanoparlantes pueden maravillarse y considerarlo como algo hecho de esa materia “con la que se fabrican los sueños”. Y no algo “made in Albacete”.

Cuando se comenzó a doblar cine al gallego, se intentó fabricar nuestro Constantino. Pero el fracaso fue rotundo. Ese “gallego neutro” fue una aberración que no gustó – ni hoy en día gusta – a nadie. Admitámoslo: somos muy pocos y el gallego SIEMPRE nos sonará a Galicia. No es una cuestión de si “somos dignos o no” o de “si aceptas el doblaje al castellano… ¿por qué no en gallego?”. La respuesta ya la he dado: no ha habido, ni podrá haber nunca, un Constantino Romero gallego. Vivamos con ello.

¿Qué hacer entonces? Pues apostar por lo que sea PROFUNDAMENTE gallego (como Pacino diciendo “Róncalle o carallo” en vez de “Hay que joderse” en ‘Scarface’), sin importar las consecuencias. No, mejor aún: importando las consecuencias. Una cosa es no creerte un doblaje al gallego (se llegó a plantear el doblar a Cantinflas en la TVG, eso me parece demasiado Brechtiano hasta a mi) y otra es lograr una pieza de culto y agriculto, algo ante lo que reunirse toda la peña y ver una y otra vez…

Bien, eso pasó una vez, y los resultados aún se transmiten de generación en generación. Tristemente, la reposición de ‘Magnum’ se ha redoblado POR LOS MISMOS ACTORES. Uséase, no sólo se le quita el sabor ferrolano que tenía la serie (ay, ese “¿que hai, nachos?” en vez de “¿Qué hai tíos?”) sino que los personajes envejecen unos veinte años de golpe. Barbaridades que se hacen en nombre del “idioma normativo”.

Así pues, antes de que la Xunta de Galicia termine, a golpe de estalinismo, por borrar todo rastro de ese período, os invito a que os dé un ataque de vicisitud con esta antología. Lamento no tener clips para que se pille todo el sabor, pero, de verdad, animaos a continuar aunque no seáis del noroeste. Todos militamos en el
idioma mundial, y sabemos que el gallego es como un 20% de él, así que no debería hacerse árida la lectura.

And the winners are…

“O imperio contraataca”. Durante los grandes momentos de comedia romántica entre Han Solo y Leia, hay lugar para múltiples insultos. En el dobleje gallego, se optó porque éstos tuviesen un sabor rural realmente intraducible. De entre las perlas que Leia escupe me quedo con unos bellos “fervellasberzas” y “lampantín”. ¿Seguro que no eran de Monforte? Lo mejor es que, después de la riña, Chewbacca se descojona de Han, y éste le espeta “¡E ti te ris! ¡Furabolos!”

“A última noite de Boris Grushenko” de Woody Allen. El doblaje añadió un juego de palabras cuasi forsálico cuando, a la que le dicen a Boris “Nos darán medallas” él responde “Queda ti coas merdallas”. Pero nada comparable al momento en que Diane Keaton ve a Woody acompañado por la muerte. A su pregunta “Boris ¿Qué pasou?” Woody responde con un estoico “Fodéronme”. Ni en Lugo son tan sufridos.

“Descalzos polo parque”. A la que el cartero llega al edificio de Jane Fonda, ésta le dice que suba a entregarle el paquete, pero que no hay ascensor. El cartero mira hacia arriba, y, en un aranque de sabor que ni en Cambados, dice “Me cagho no demo…”

“Terminator II”. Si el “Hasta la vista baby” fue adecuadamente traducido al español por un “sayonara baby”, en la TVG se liaron la manta a la cabeza y el mítico “Vai rañala, raparigo” fue el genial resultado.

“Superdetective en Hollywood II”. Esa admirable sórdida que era Brigitte Nielsen era el paradigma de lo que el gran Tony Scott hacía con todas sus conquistas: la dieta “Boobs & Bulgari”. Esto es, al segundo día les pagaba una operación de aumento de pecho para que pudieran, acto seguido, lucir las joyas de Bulgari en su mejorado escote. Ni que decir tiene que, ante tal hembra, Eddie Murphy no pudo menos que excalmar “¡Qué muller máis ghrande”. ¿Hay otra forma de doblarlo?

“Rambo” Sylvester
resiste cual mozo de Moaña las múltiples torturas a las que le someten los cabrones del Vietcong. A la que le preguntan para quién trabaja, nuestro héroe hace una pausa para decir la frase to end all frases y lo que sales de su boca es “Vai ao carallo…”. Sublime.

Quentin Tarantino, autor de las frases más célebres de los 90 seguro que pensaría que por qué no habría nacido en Burela. Y es que frases como “Boeno, non comencemos a comernos as pirolas” (Pulp Fiction) o “¿Gustaríache comerme a perrecha?” (Abierto hasta el amanecer) vapulean a la versión original. Y de qué manera.

“Instinto Básico” fue todo un acontecimiento. La gente fue a verla para ver qué glorias nacionales del doblaje podía escuchar y, a buen seguro, no quedaron decepcionados. Desde el inicial “Hola, pistoleiro” de Sharon a Michael Douglas pasando por el “¿Cómo? ¿fodiches nela? Ti ves unha perrecha e poste tolo”, una de las obras maestras de nuestro idolatrado Verhoeven tuvo el trato que se merecía por parte de la TVG.

“Pasión”. Ya lo dije en el post sobre Bergman, pero ese “pobre Karin, fan dela un pandeiro” es una joya del cine de autor en gallego.

“Batman”. No, no me refiero a la peli de Tim Burton, sino a la mítica serie protagonizada por el sórdido Adam West. Si crees que a esa serie no le hace falta el doblaje para llegar a las más altas cumbres de la vicisitud es que aún no has oído un “¡santos morcegos Batman! ¿Chamamos ó comisionado Gordon?”. Sin duda alguno, la serie que más ha calado en el inconsciente colectivo gallego, mucho más que el “Adiós ríos Adiós fontes” de Rosalía de Castro.

“Dragonball”. En toda España se preguntaban cómo un programa infantil como Xabarín Club podía superar un 40% de cuota de pantalla, sin importar cualquier competencia televisiva. Si hubiesen oído el “Imos a xogar/ A boa do dragón/ É un gran misterio/ E unha conmosión” u oído el impresionante doblaje de Krilín, entonces lo entenderían todo. Esa y no otra fue la forma de educar a la juventud en el idioma gallego. ¿O es que creen que a los chavales les gustan los pestiños de literatura rural? ¿Xosé Neira Vilas o Son Goku cuando aún sobaba tetas? There is no colour…





“Dallas” El “Sue Ellen, estás bébeda e, ademáis, es un pendón” fue para los padres lo que “Boa de dragón” para los hijos. Sin cometarios.

“Superman”. Again, no la peli sino la serie de animación. El “Isto é tarefa para… Superman. ¡Arriba, e alá vou!” es un grito de guerra obligatorio en todas las circunstancias de la vida. Una vez más: unos cachondos en el estudio de grabación consiguieron lo que Castelao jamás podría alcanzar. Si es que los sórdidos son los que escriben la historia…

“Heavy Metal” Sí, aquella lamentable película de animación ochenteira. En la parte que adaptaba un relato de Richard Corben, los dobladores, probablemente muy puestos de psicotrópicos, se marcaron joyas como “Para ser un ghorila, falaba un galego caralludo”.

“Con saias e a rachar”. Por si alguien aún no lo ha pillado, esta es la traducción al gallego del “Con faldas y a lo loco”. Si ese título me parece superior al casposo “Some like it hot original”, el gallego me parece ya cósmico. Mejor aún que lo de “Dillinger morreu”.


Probablemente haya muchos más. Yo nunca he sido de ver la tele, y hace ya quince años que vivo en Madrid, pero rogaría a todos nuestros lectores gallegos – y a jalop, que sigue padeciendo en Vigo los rigores de la TVG – que nos aportasen más joyas con las que regocijarnos, y hasta sentir cierta morriña.

PD: Me anticipo a cierta pregunta. Sí, grabé “O imperio contraataca" en una cinta Betamax, pero tristemente se halla en paradero desconocido. Si algún sórdido quiere compartir via youtube, su aportación será bienvenida.

PD2: Después de escribir este post, hice una búsqueda en la web para ver qué me había dejado en el tinteiro, y había no pocas joyas que podéis visitar en este blog – donde relatan, entre otros, cómo en ‘Mystic River’ se tradujo el “de tal palo, tal astilla” por un “fillo de porco, marrán seguro” - y también en este artículo de la inciclopedia sobre la TVG, además de una gran contribución de este blogger sobre “Os Picapedra”: “Este ano imos de vacacións á praia de San Seixo na ría de Pontevedra” (seixo=cuarzo). Lo gracioso es haber coincidido en muchas películas con esta gente, lo cual demuestra que la sordidez es una parte más que relevante del inconsciente colectivo galaico. Os dejo con la cabecera de una de las series favoritas de Paco Fox. En galego, of course.



Related Posts with Thumbnails