24 julio 2007

¿Cómo sería 'Lost' con actores españoles? ¡Pues muchísimo mejor!

(Advertencia: éste NO es un fansite de Lost. Así que si es usted un talibán de esta serie con poco sentido de la autocrítica y menos sentido del humor, se ahorrará un disgusto dejando de leer esta entrada AHORA. Other than that: bienvenido. ¡A mis brazos! ¡A mi pubis!)

(SPOILER: Si no has visto la tercera temporada de Lost, sólo puedo decirte ¿Qué clase de persona eres? ¿Sabes que existe una cosa llamada Internet donde pulsando un botón te los puedes bajar? ¡Necio!)


(Coescrito en colaboración con la navaja en el ojo)
A lo que íbamos. A mediados de la tercera temporada de Lost, tiré la toalla: varios capítulos ridículos en los cuales los protas estaban enjaulados y durante los que no sucedía NADA me hicieron abandonar. Los flashbacks, por su parte, rozaban lo grotesco, siendo sólo parcialmente redimidos por la presencia de una china con unos buenos pechos que le hacía un sórdido tatuaje a Jack. Amazing.

El nulo desarrollo de la trama me hizo dejar de ver la serie hasta que la retomé en verano (ya se sabe, las demás estaban de vacaciones...) saltándome unos cuatro capítulos de los cuales Paco Fox me hizo un resumen. Supongo que mi problema es que no hago caso a los señores Abrahams y Lindelof cuando me dicen “Es que ‘Lost’ es, en realidad, una serie de personajes. Y no tanto de intriga”. Entonces una luz se iluminó en lo que queda de mi cerebro: “¿Y si ‘Lost’ no funciona como serie de personajes porque los actores son una puta mierda?”. ¡Coño, claro! El siguiente paso fue pensar... ¿Qué podemos hacer para arreglar esto? ¿Y si pusiésemos actores españoles? ¡Joer, cómo no se me había ocurrido antes!

Griten lo que quieran, pero lo cierto es que los personajes españoles producen más empatía. ¿Cómo, si no, se explica que una poza como ‘Hospital General’ derrotase a una serie tan magníficamente realizada como ‘Urgencias’? ¡Pues porque las historias ñoñas de una panda de gentuza de Chicago no llega al corazón de los españoles! That simple. ¿Por qué todas las personas de bien nos reímos más en la boda de Emilio y Belén en ‘Aquí no hay quien viva’ que en la de Ross y Emily en ‘Friends’? ¿Es que acaso es mejor un cura inglés pijo que el padre Miguel cantando ‘Homilía Homilía’?

Si han sido capaces de leer todas estas blasfemias sin soltar espumarajos por la boca, eso es que están preparados para el cásting to end all castings (si no, paren, no tiene sentido que se enfaden ni a nosotros nos interesa responder hate mail). Bueno, ahora que lo pienso, creo que NADIE está preparado. Ni yo. Ni lanavajaenelojo, junto con quien he diseñado este reparto. La mitad de la culpa es suya: o sólo las cosas buenas. Lo cierto es que todos los fotomontajes le han producido las más elevadas cotas de vicisitud. Sórdidos y sórdidas I give you... ¡El reparto español de ‘Lost’!

Jack y Kate son...

...Emilio Aragón y Loles León. Sí, ya sé que para muchos esto es arrancar en quinta. ¿Pero es que acaso no han quedado convencidos por la imagen? Lo primero: toda persona sabe que el liderazgo de Jack es lo más vergonzoso de la serie: todos obedecen, se prohíbe cualquier iniciativa (ay, aquel capítulo en el que no ayudaban a uno a escribir “SOS” con piedras en la arena...), sólo hace el cipote y, cada vez que alguien va a HABLAR para explicar cualquier cosa de la serie, Jack se lo impide vaya a saber usted por qué estulticias. Frente a eso, qué mejor que el liderazgo de una figura emblemática como Emilio Aragón, cuyos elevados valores morales en “Médico de Familia” le hicieron compartir pantalla con... ¡Britney Spears! Eso sí que son dos artistas internacionales frente a frente.

Por su parte, creo que Evangeline Lily está muy buena y apoyaré a quien se baje sus fotos de internez para dar rienda suelta a sus más elevados instintos, pero de ahí a decir que en su siliconado labio superior hay talento interpretativo... Por favor, es una actriz lamentable que, además remacha el desaforado machismo de ‘Lost’: la mujer con más actitud – una vez que los guionistas se cargaron a Ana Lusía – resulta ser una ñoña que nunca se puede imponer al machito de Jack. ¡Ya está bien! ¡Con Loles León eso no sucederá! Imagínense una discusión sobre qué deben hacer los supervivientes que termine con un “¡Y punto en boca! ¡Hombre ya!”. ¿Dónde hay que firmar?

Por supuesto, como el fotomontaje que he puesto evoca, el dramatismo de Loles León intentando abusar sexualmente de Emilio Aragón tiene un componente dramático del que carece el ñoñerío con el que Kate nos castiga capítulo a capítulo. Anda que tener que tirarse a un bigardo como Sawyer sólo por desprecio...

Locke es...


...Miguel de la Quadra Salcedo. Y creo que no hay mucho que explicar. Aventurero más verosímil no vais a encontrar en todo el globo. El problema, entonces, sería... ¿Quién puede tener el carisma suficiente como para hacer de padre de Locke? Después de mucho meditarlo, la solución no podía ser más evidente:

El padre de Locke es...

...Arturo Fernández
. Más clase y carisma no volverá a haber en una pantalla. Si de mayor no quieres ser Arturo Fernández es que eres un mamón. Y no tengo más que decir. Bueno, sí: que, en esta versión, Sawyer no se lo cargaría. ¿Es que de verdad alguien podría vivir con la conciencia tranquila después de haberse cargado a tan gran señor? Y ya que estamos con padres...

El padre de Jack es...


...Luís Varela
. Si va a retratar a un médico sórdido y alcohólico, la voz de haberse tomado setenta carajillos para desayunar del superlativo Luís Varela no tiene parangón. A mayor abundamiento, su currículum incluye el haber participado en numerosas zarzuelas, lo cual siempre te otorga el debido aplomo y saber estar. Un grande de España.

Sawyer es...


...MAM (Miguel Ángel Muñoz).
Sin duda alguna, el mejor personaje de Lost necesitaba al mejor actor de España. Y, si MAM tuviese la voz adecuada, sería el cock rocker nacional definitivo. Basta ya de falsas humildades y modestias chorras para no ofender al españolito envidioso de a pie: MAM rocks. Cada vez que se levanta el cuello de la camisa y trata a cualquier baby baby como escoria, yo me levanto y aplaudo. No lo dudéis: antes del final de la primera temporada, MAM ya se hubiese cepillado a todas las de la isla. Y a Sawyer le ha costado tres temporadas el pincharse a dos. Además, casi todos los que, en ‘Lost’, han folghado fuera del matrimonio, la han espichado. Si es que, para nacionalcatolicismo, los yankis...

Los coreanos son...


...Fernando Tejero y Malena Alterio
. En los USA tendrán su melting pot que les obliga a hacer todo un “cupo étnico”. Como en España no hemos llegado a ese punto, podemos salvarnos de historias tercermundistas de matrimonios concertados entre una pija y un peixeiro para centrarnos, gracias a Peich, en la pura sordidez española que Emilio y Belén nos regalaron en los mejores momentos de la inmensa “Aquí no hay quien viva”. Comparen ustedes la preocupación de la coreana sobre si el niño que lleva en el vientre el fruto o no de una cornificación frente al estado de desaforado puterío en el que vivían Emilio y Belén. Por supuesto, en nuestro ‘Lost’, MAM ya se hubiese beneficiado a Malena Alterio. Hombre ya.

Dude es...


...Carmen Machi
. Admitámoslo: Dude cae simpático pero, en ocasiones tiene unos arrebatos de ñoñerío (por aquello de ser querido en la comunidad) que producen cierta vomitona. Con Aída cambiamos el ñoñerío por sordidez desbocada, bellos apuntes barriobajeros y dramatismo sin parangón cuando ésta intente violar a MAM o a Emilio Aragón.

Ben es...


...José Luís Gil (Juan Cuesta).
Una cosa son las chozas de mierda en las que viven Jack y sus niños, pero the others tenían la urbanización bien montada. En un contexto como ese, es necesaria una presencia de gran rectitud moral que garantice el orden y el correcto cumplimiento de los estatutos en esa su comunidad. Juan Cuesta is the man for the job.

Ethan es...


...Paco el del videoclub
. Puestos a que alguien sea un demente y un psycho-killer, que por lo menos tenga algún matiz sórdido añadido más allá de ser el primo feo de Tom Cruise. La cinefilia sórdida y la virginidad pertinaz de Paco el del videoclub convierten a Ethan en un personaje con más matices y motivaciones. Esto es, en vez de obedecer ciegamente a Juan Cuesta podría aprovechar para beneficiarse a alguna, aunque sea un personaje tan insustancial como...

Claire es...

...sin duda, el peor personaje de ‘Lost’. Una ñoña parturienta que, aluego, se convierte en una ñoña madre primeriza. ¿A qué persona de bien le interesa eso? A nadie. Por ello, nuestra propuesta es sustituirla por un chope. Nadie notaría el cambio y, por su parte, los habitantes de la isla, en vez de aguantar la mantequilla de cacahuete marca Dharma, podrían refocilarse en bellos, sórdidos y españoles bocadillos de chope. Como Paco Fox.

Maggie y Boone son...


...
Erika Sanz y Diego Martín. Sí, vale, a todos nos pareció bien cuando Maggie tomaba el sol con su bikini rojo. Pero, a la que tuve la suerte de montar la serie ‘Supervillanos’, cada vez que había una escena de Erika Sanz, todas las frases que pronunciábamos sólo terminaban en “de España”. Además, Erika es una persona muy sencilla, down to earth, encantadora y se merece que TODO director español la saque en sus películas, en vez de tanta pedorra indocumentada como hay por ahí. Un día, Erika nos acompañó en un paseo a un servidor y a lanavajaenelojo en el cual le sonsacamos no pocas interioridades de UPA, nuestra serie favorita. Si no sois fans de UPA es porque sois tan necios que seguro que prestabais atención a las coreografías de Leroy Johnson. Todo actor que haya salido en UPA sólo puede merecer vuestro aplauso, pero eso es material para otro post.

Por su parte, Diego Martín, con esa cara de vivir en la más absoluta vicisitud, da perfectamente el papel de Boone de “no debería tener tantas ganas de tirarme a mi hermana”. Sólo que, en el caso de Diego Martín, seguro que lo intentaba con un patético resultado que haría elevarse estratosféricamente el nivel de vergüenza ajena. Como con la pija en “Aquí no hay quien viva”.

Desmond es...


...Paco León
. Para poner a un escocés (=gente a la que no se les entiende cuando hablan) diciendo incoherencias sobre un futuro que muchas veces no sucede, mejor tener a Paco León en su encarnación de Raquel Revuelta. Todo tendría mucho más sentido. Si, además, se le añade un toque Luisma diciendo “Claaaaro el Desmond es toooonto y no le haaacen caaaaso”, se acaba de lograr la cuadratura del círculo.

Bakunin es...


...Bruno Squarcia.
El actor más ghrande del cine español, con un épico currículum que incluye actuaciones con Norma Duval está más que preparado para merendarse a ese desconocido actor con parche. De hecho, no pocas veces ha hecho de eslavo (véase ese sórdido reton-no de “Manos a la obra”). Por mi parte, sólo decir que las dos ocasiones en las que he tenido el privilegio de ir por la calle con Bruno Squarcia, sólo he experimentado las más altas cotas de la calida. Una vez, fue en Almuñécar, donde cientos de adolescentes salían a su paso pidiéndole autógrafos (es lo que tiene actuar en “Al salir de clase”). La otra, fue yendo al Larios Café (era una fiesta de “fin de montaje”). Paco Fox me decía “¿Nos dejarán entrar sin invitación?” “-¡Hombre, claro! Vamos con Bruno Squarcia...”.

Sed fans suyos irredentos, coñe.

Sayid es...


...Adrià Collado.
A ver ¿Qué prefieres: a un torturador moro con el espíritu torturado o a un cock rocker cachondón? ¿Para qué perder el tiempo pensando en la guardia republicana de Saddam cuando puedes estar folghando por ahí? Que nadie se llame a engaño: Adrià se habrá hecho famoso haciendo de gay, pero, antes de estar felizmente ennoviado como está ahora, sólo tenía que señalar con el dedo a quién le interesaba. Es todo un honor el haber montado una peli protagonizada por el actor que está más bueno de España. Uy, cómo ha sonado eso...

Zeke es...

...el 3D de Antonio Ferrandis.
Éste fue un gran descubrimiento de los cachondos de lostzilla.net y qué menos que aplaudírselo.

Michol y Walt son...


...Gonzalo de Castro y Fidel el de Aída.
Once more: libres de tener que hacer un “cupo racial” como los yankis, podemos elegir un absoluto dream team que seguro que hace las delicias de nuestro Supersantiego. Vamos, yo mataría a Walt por repelente, pero lo de Fidel es a new level of confidence and power. Antes de que nadie me llame racista, voy a apuntarme un tanto con el verdadero “melting pot” español reivindicando que...

Mister Eko es...


...Pável.
Ese peacho cubano que apareció en UPA (again) sólo puede aportar calidad. Compárenme un new born christian africano, que anda dando el coñazo con la Biblia con este peacho chaval que sólo va a aportar acción. Es que no hay color. Bueno, sí que lo hay, pero de otro tipo. Aún recuerdo la escena de UPA en la que Beatriz Luego se iba a acostar con Raúl Peña sólo para tener alucinaciones en las que creía estar acostándose con Pável. Una compañera mía montó esa escena sin darse cuenta de su grandeza: indocumentada. Needless to say, Pavel iría toda la serie en tanga.

El hobbit es...

...Daniel Guzmán
. En “Aquí no hay quien viva” ya hizo un par de veces de Frodo, así que bajar de categoría hasta Merryl no debería costarle demasiado. Como anécdota, lanavajaenelojo y un servidor vimos al Dominic en un aeropuerto y el mal fario que nos dio fue inmenso. Menos mal que no iba en nuestro avión.

Ana Lusía y Libby son...


...Toni Acosta y Anabel Alonso
. Evidentemente, si hay que tener una historia amorosa con Dude-Aída, la elección de Anabel Alonso es más que justificada (fijaté, los moñas de 'Lost' cumplen más el cupo racial que el homosexual...) . En el caso de Toni Acosta, su papel en “Policías” y, sobre todo, su interpretación como instructora física en UPA (¿cuál si no?) le dan el papel. Still, yo no puedo evitar aplicar mi primera media audiovisual como dictador de todas las Españas. Ésta consiste en lo siguiente: TODA película estrenada en suelo español tendrá que contener, como mínimo, una escena protagonizada por Beatriz Rico. Y al que no le guste, que emigre. Con su sobrenatural interpretación en UPA se ganó mi corazón, y así se lo he hecho saber a toda persona de Globomedia que hubiese participado en esa gran serie. La mayoría me miraron raro, pero una directora me comprendió, a la par que afirmaba que Beatriz Rico era una de las personas más inteligentes que había conocido. Así pues, en mi España dictatorial, le daría el papel de Michelle Rodríguez (uno de mis iconos eróticos) a Beatriz Rico (uno de mis referentes morales).

Rousseau es...


...Paz Padilla
. Odio a la gente que se toma tan en serio a sí misma que va con cara de culo por la vida. Rousseau podría relajarse un poco – lo haría a la que se beneficiase a MAM– y, desde luego, podría haber grabado algo más interesante en la grabación que venía emitiendo ininterrumpidamente durante 16 años. Paz Padilla, por lo menos, hubiese grabado un chiste: igual de inútil pero, por lo menos, la gente que lo oyese se aburriría menos.

Los episódicos...


...hay que cuidarlos un poco más. Así, si vas a hacer un capítulo COMPLETAMENTE INÚTIL contando la historia de dos sórdidos que han robado unos diamantes, no te cojas a dos inútiles de segunda fila: apuesta por la calidad. En mi caso, la elección es clara: Pablo Puyol (el “paleto” de UPA) y Leticia Sabater. Ése es el material del que están hechos los sueños. Furthermore, me he enterado de que le van a hacer un huequecillo a Bruce Willis en la cuarta temporada. Si bien eso sí que es mimar una producción, en España podemos superar eso. Imagínense, sino a Antonio Ozores asomándose a la mítica escotilla. ¿No se les han puesto los pelos como escarpias?


El chino de los vídeos de Dharma sería...


...el padre de Emilio
. Ya que ese chino es tan plasta y sentencioso, no le iría mal iniciar todos sus parlamentos con un “Ignorantes de la vida”, que es como tienen los guionistas de ‘Lost’ a los pobres espectadores.

(editado 7 agosto) Lostzilla sería...

...Inspirado por el comentario de sustituir el oso polar por un toro de Osborne, aprovecho para darle una segunda vida a mi mítico cortometraje al decir que ese peacho dinosaurio de humo sería sustituído por EL CARLOSAURIO:



Last but not least, Jacob es...


…Chiquito de la Calzada
. Si una figura mitológica en la sombra tiene que ser la mente maestra tras todo el cotarro, no se me ocurre nadie con una aureola mística en esta Tierra superior a la de Chiquito. Buen, parecida tan sólo la del Fary. Ésa será la opción B en caso de que Jacob fuese una presencia sobrenatural.

And this is the story so far... Si algún talibán de ‘Lost’ – de esos que dicen “esta serie dicta mi filosofía de vida” – es que es muy masoquista. Sólo decirle: no se tome las cosas tan en serio. Esto de aquí es sólo un cachondeo español (and how). Ahora les toca debatir jovialmente, proponer actores alternativos, decirnos qué se nos ha olvidado... Sí, sé que no está Juliet, pero es que es un personaje horrible con una actriz que es puro e ininterrumpido mohín: propongo a Ana Duato para el papel. También falta esa negra meapilas que es Rose con el calzonazos de su marido: pongan en su lugar a Rosa María Sardá y al mítico Honorato y todo eso que saldremos ganando. ¿Y por qué no cambiar a la hija de Rousseau por Dafne Fernández?

Por supuesto, siendo España, la producción sería un cutrerío: olvídense de viajar a Hawai para rodar. En su lugar, la isla sería una “dimensión alternativa” en pleno Marina D’Or (por aquello de rebañar pelas para el patrocinio). Y, claro, los productos Dharma serían los más prosaicos productos Pascual. Pero da lo mismo: no habrá intriga ni suspense, pero habremos conseguido una GRAN SERIE DE PERSONAJES. Que es de lo que se trataba. Y que es lo que los yankis no consiguieron.

Comandados por el gran Emilio Aragón, nosotros podremos. ¡Hombre ya! ¡Por esta, nuestra comunidad!

23 julio 2007

Mis vicisitudes en la playa

Soy un buen freak canónico, por lo que mis sentimientos hacia la naturaleza son contradictorios. Por un lado, mi nerdismo me impulsa a querer echarme al monte cual hobbit o batallar en drakkar en plan 'guerrero vikingo con un problema de actitud'. Por otro, mi mente me avisa de mi incapacidad para vivir en la interperie y de lo que es en realidad la naturaleza: bichos, suciedad, quemaduras de segundo grado y ausencia de retretes.

Como habitante costero, mis veranos siempre han estado unidos a largas jornadas playeras bajo los pinos. Como pecoso que había pasado todo el invierno encerrado en casa con el Spectrum, el estío era más bien sinónimo de un despellejamiento sólo comparable con Freddy Krueger con pase de temporada para los rayos uva. Eso y todo tipo de vicisitudes vergonzosas.

Mis principales puntos de destino playero de pequeño eran tres. En primer lugar, mi propio pueblo. Una experiencia totalmente edificante de hermanamiento con la realidad de nuestra sociedad. Esto es, con tampones, bolsas de plástico, compresas y otra vida artificial de la bahía de Algeciras. Por no hablar de lo agradable de que se te pegue el petróleo que lanzan los barcos del Estrecho. Con tanto aceite para quitarme los pegotes me sentía como un adalid de la dieta mediterránea incluso antes de que estuviera de moda.

Viajar a la segunda opción, las playas de Chiclana o Chipiona, era algo bastante cercano al deporte de aventura. Es como si Christopher Walken hubiera sustituido las balas del vietcom por medusas cabreadas. Y aseguro que yo siempre tenía el cargador lleno.
Así que lo más aceptable era ir a Tarifa. Y muchos sabréis lo que eso significa: Tres días después de cualquier visita a la playa todavía podrías encontrar arena en partes de tu cuerpo que no sabías que existían.

Claro que no toda la culpa era del viento. Mis primos y yo teníamos la costumbre de subir las dunas de la playa y tirarnos rodando por la pendiente más escarpada. El problema lo daba mi (grandísimo) primo Capitán Furillo. Un onvre increíble cuya principal afición con once y doce años era honrar a Onán unas cinco veces al día. Así pues, cada vez que íbamos a Tarifa, el chaval hacía un reconocimiento visual de todo el tetamen de la zona (pródiga en esas encomiables aficiones al top-less y al air-picha) y luego marchaba a la parte posterior de la duna a entregarse al deporte de muñeca más popular antes de la llegada de la Wii. (Y, para qué engañarnos: después también). Lo malo es que luego llegábamos el resto de los primos a tirarnos rodando por la misma zona, con el consiguiente riesgo de que alguna parte del cuerpo terminara cual filete empanado rico en enzimas y mucus.

Con tanto petróleo, medusas, arena y fluidos, la opción de conocer otros mundos playeros no me parecía tan descabellada. Así que visité Denia. Llegué a lo que decían que era la playa (aunque se veía poca arena debajo de tanto madrileño). Luego me metí en esa especie de caldito mediterráneo y por fin supe cómo era la sensación de jacuzzi en mar abierto más allá de los momentos en los que el Ciudadano Soberano exponía su teoría de ser uno con la naturaleza cuando nos bañábamos juntos en Tarifa. Una experiencia poco enriquecedora. Todo lo contrario de lo que me enseñó mi siguiente viaje playero.

Unos años más tarde visité por primera vez Galicia. Y, gracias a la frigidez de una playa de la pedanía Pontevedresa de Seixo, hoy en día soy un hombre más duro que la barba de Chuck Norris. ¡Qué gran experiencia meterse en esas aguas y comprobar cómo la pichurra lograba introducirse TOTALMENTE dentro de mi cuerpecillo! Si hubiera sido hermafrodita, podría haberme inseminado a mí mismo. Imagino al pellejillo asombrado por haberse quedado sin compañía mientras se preguntaba algo así como “¿Por qué el cabrón del Paco no se saldrá del agua de una puta vez?”. Los huevos le habrían jaleado si hubieran podido. Pero estaban demasiado preocupados preguntándose dónde puñeta estaban y si esa luz al fondo del túnel era, efectivamente, el ano.

Así que abandoné la idea de empaparme de las virtudes de la vida playera. Me contenté con ir muy de cuando en cuando, quitarme la camiseta sólo para meterme en el agua y disfrutar de mi afición a bañarme en pelota picada. Con el tiempo llegó una oportunidad de redención. Gracias a una oferta laboral, pude operarme de mis casi seis dioptrías. Y un nuevo mundo se abrió ante mis ojos. No, no era la oportunidad de ver los peces claramente que tanta ilusión le haría a Vicisitud. Más bien comprendí, con varios años de retraso, la pasión de mi primo Capitán Furillo por Tarifa. Sin embargo, como diría Danny Glover, “I’m too old for this shit”. Mejor me voy a casa a jugar al Oblivion.

18 julio 2007

Llevamos cien mil visitas

¿Y qué? Pues que son muchas las personas que se han entretenido un rato con nuestras sordideces. Y justo de eso se trata. Este blog no está hecho para iluminar al mundo con nuestras deslumbrantes ideas. Ni para adoctrinar a los visitantes de la blogosfera en el nuevo credo de la sordidez. Ni siquiera para mostrar fotos eróticas de sus autores haciendo lap dance. Aunque eso no sería mala idea.
Nuestro objetivo es que la gente se lo pase bien. Estar al mismo nivel que otros grandes entretenedores como Menahem Golan, Paul Feig, Paul Verhoeven o José Viruete. Sé que es un objetivo demasiado elevado, pero, feck: hay que ser ambiciosos.
Lo mejor de todo es que, en el camino, hemos logrado también aumentar nuestra capacidad intelectual gracias a la lectura de los blogs de nuestros visitantes. Mi jornada laboral se ha reducido considerablemente debido a los agradecidos links que han llegado desde sitios tan curiosos como Japón, Boston o incluso Ávila.
Es verdad que hace apenas un par de meses celebrábamos las 100 entradas con otro post similar. Pero mucho ha sucedido desde entonces. Y no me refiero al histórico estreno de Transformers o a la revelación de que Vicisitud tiene una extraña fascinación con los peces (espero que no al nivel de Troy MacClure). Sino más bien al éxito exagerado de dos inmensos artículos. El primero, sobre fórmula 1, todavía nos está proporcionando visitas constantes desde todo aquel foro sobre el tema con criterio suficiente. El segundo, el bombazo sobre las aventuras de Vicisitud y el porno, hizo que el número de visita se multiplicara por 11.
Eso nos ha provocado bastante miedo escénico tanto a Vicisitud como a mí (Jalop, con sus otros dos blogs, está ya más curado de espanto). Yo, en vez de darme a la bebida, me he dado a la Cannon, lo cual es más o menos igual de perjudicial para la salud. Vicisitud, por su parte, se entretuvo montando anuncios polémicos que nos han permitido incluso conocer el maravilloso mundo de los desquiciados cabreados de internet.
Y ahora, un momento G. Sanz:
Coleridge, en el único poema épico que he leído varias veces (y no porque Iron Maiden le dedicara una cancíon: la historia es más chunga todavía), decía: “Un hombre más triste y sabio se levantó la mañana siguiente”. Nosotros, gracias a estas visitas, somos un poco más sabios. Pero, en lugar de tristeza, hemos aprendido que hay algo mucho más importante: el cachondeo.
Por su parte, Vicisitud sólo considera necesario añadir la siguiente frase de Paul Stanley: "This is for you, because this is for all who know what rock'n'roll is all about".

14 julio 2007

¿Me excomulgarán por lo del Getafe? (no sólo monto porno...)

¿Saben de aquel que va la iglesia española y se enfada…? En esta ocasión, para variar y para alivio de ZP, le ha tocado el turno al Getafe F.C. por culpa de un anuncio sobre el que los creyentes ya están diciendo numerosas sandeces en nombre del “respeto”. Como yo sólo respeto a Aretha Franklin y a Ali G (pero porque los dos se curran el reivindicallo), ni me molestaré en replicar a esa gentuza: TODO está ahí para ser debatido y criticado (más cuando quieres modificar leyes que me afectan) y, si no te gusta, no haber publicado un libro sobre tu relación amorosa con Ruiz Mateos… perdón, se me ha ido la olla. Aquí tenéis el anuncio en cuestión:

El caso es que el tema del anuncio del Getafe me toca de cerca, porque he sido el montador de esta campaña y de la anterior. Curiosamente, en la del año pasado (ganadora de varios premios y bellamente realizada por Eivind Holmboe – ante la imposibilidad española de pronunciar esos palabros noruegos se hace llamar “Salmón”) se producía la “blasfemia” de decir que los milagros podían ser provocados por la afición del Getafe. Qué raro que la Iglesia no se arrogase esa exclusiva – como lo hace ahora con la asignatura de educación para la ciudadanía – y montase un pollo como el de ahora. Pero, ya saben, la gente es muy simple.

Es por ello por lo que, en el debate actual, tan lleno de especulaciones y sobreentendidos, me permito aportar unos pocos HECHOS. Lo primero, los dos individuos responsables de la campaña, Ángel y Lucas, además de que yo los considere bellísimas personas y mayores fistros, tienen en común con ustedes lectores que también pasan sus ratillos leyendo posts como este (o, peor aún, como el del montaje de poln-no). Además, en su currículum hay obras de gran calado moral – y también montadas por un servidor – como Prosikito o la estultamente censurada (sí, la gente de izquierdas también puede ser gilipollas) promo del Madrid-Barça en La Sexta.
En segundo lugar, sólo cuando vieron un primer montaje del spot pensaron que podría haber “algo” de controversia. En serio: antes que herejes, son dos futboleros empedernidos que querían hacer una pieza épica. Muchos tuvieron que explicarles cómo funciona este país en el que no puedes decir algo tan evidente como que el 99% de los madridistas quemarían todas las iglesias de la comunidad si con eso el Madrid ganase la liga. O que todos los que tenemos al Celtiña en nuestro corazón organizaríamos un espectáculo de Showgirls protagonizado por el mismísimo Cristo de la Victoria si el Celtiña ganase una copa de Europa. Feck, yo ni siquiera necesitaría la excusa del Celtiña…

Entre sus referentes artísticos se halla – otro aspecto en el que coincidimos – esa maravillosa cumbre de la sordidez que es “Un paso adelante” (a la que terminaré dedicando un post, a ver si no) y la convicción de que Miguel Ángel Muñoz (MAM) es el mejor actor que jamás haya habido en España. Más aún, a la que, durante el rodaje de “Prosikito” intentaban convencerme de las bondades de Charlie Kaufmann yo sólo tuve que apuntar al maravilloso plano que estaban rodando de “el jacuzzi de Prosikito” (que iba bellamente acompañado de la frase “Todas para mi”) para convencerles de que, por mucho que hablasen de Gondry, en el fondo de sus corazones lo que había era el polvo piscinero de “Showgirls”. Y tuvieron la grandeza moral de admitirlo.


Por su parte, el realizador del spot (que ha hecho un deslumbrante trabajo, sobre todo en el telecine de esas pieles amarillentas iguales que las de Rebrandt) no sólo es un asiduo de este blog, sino que aparece fotografiado en un post tan lamentable como es el de “Vicisitud progresiva”. Con eso ya queda más que definido como persona. Algún día lograré que le ruede un vídeo a los Marillion con Steve Hogarth regodeándose en el calzoncillismo, pero eso es otra historia.

Para terminar de redondear el espíritu de jovialidad con el que se montó este spot, Ángel me propuso – tras leer en un post “Que me unten con pan rallado y me rebocen” – que yo escribiese el off del anuncio. Un pánico escénico, dudas en mis exiguas dotes literarias, vicisitud ante el hecho de que Jiménez Losantos hablase de mi y – para qué negallo – ingentes dosis de vagancia, me hicieron

declinar la oferta. Pero así de bajo hubiese caído la publicidad española.

Ahora mismo, sólo cabe intentar disfrutar de cómo se escandalizan los necios, aunque algunas opiniones siempre terminen por provocar dolor de escroto. Curiosamente, la opinión desfavorable más acertada se la he oído a Ángel Acebes cuando decía que el spot “Era más una publicidad para los creativos que para el Getafe”. Es cierto que mucha publicidad se hace pensando más en unos premios que TODA la población ignora, y que dentro de la profesión son reverenciados. Pero, joer, todo el mundo tiene derecho a su ego, su gratificación profesional y, muchas veces, esos premios son los que posicionan a una agencia para conseguir clientes, así que no voy a decirle yo a nadie cómo ganarse el pan. El caso es que es cierto que Ángel y Lucas se han hecho más famosos, pero ¿acaso no es el Getafe el equipo más famoso de la actualidad? ¿Acaso no salió la noticia del spot en los informativos ANTES que el megamillonario último fichaje del Madrid? ¿Acaso no se merecen algunos premios como honorarios los dos creativos a cambio de hacer algo por dos duros? El anuncio ha funcionado, por mucho que tres meapilas digan que dejarán de ser socios del Getafe. Y chapeau a su presidente por defenderlo contra viento y marea.
En fin, éste es el sino de la publicidad: vivir puteada, sin reconocimiento y como lo único que cualquiera puede censurar. Vivimos en un país que ha enriquecido a Santiago Segura por sus tres entregas de Torrente pero en el que hay que ver con lupa cada cosita de un anuncio susceptible de ofender a los recolectores de marisco (hablo en serio: se obligó a cambiar “centollo” por “buey de mar” en una locución). Cada vez que un anuncio se envía a televisión española, todo cristo tiembla ante la posibilidad de que le censuren la última parida (me ha pasado varias veces). A niveles más delirantes que con el Caudillo. Así, ándate con pies de plomo respecto a qué hace un niño en tu anuncio, pero no pasa nada si Alberto San Juan en “Bajo las estrellas” le enseña a fumar a una menor de edad. Ante estos dobles raseros, sólo puedo aplaudir lo que Ángel, Lucas y Erik han hecho con el anuncio del Getafe. Ojalá que el del año que viene incluya a Mahoma, Buda y deidades “de la tierra” sudamericana. Que éste es un gran país de acogida donde todos tienen derecho a que se rían de sus supersticiones por igual. O, si reivindicamos el “respeto”, habrá que recordar que, en Australia, ser jedi es religión oficial, así que se podría pedir la pena de muerte para quien ponga mal el “Episodio I”. Soy un cabrón, lo sé.

Por supuesto, hablando de Ángel y Lucas, no puedo dejar de loar la agencia de la que procedían: Lado C (fizieron Prosikito). Esos grandes fistros han sido responsables de auténticas obras maestras para Renault que han culminado con su última oda a Richard Clayderman. Si Nancy Reagan dice de ti “Es el hombre más romántico del mundo” no sólo te puedes morir tranquilo sino que, además, mereces un anuncio que te haga pasar a la posteridad: y así ha sido, con un bello plano en su piano blanco rodado en una carretera a orillas de un lago en Europa del este. “¡Qué bonito!” decía el representante de Richard sin tener una idea del todo clara acerca de lo que estaban rodando. No reneguéis de Richard
porque se haya puesto de moda: a mi, de joven, me dijeron como piropo “eres el Richard Clayderman del Avid” mientras estaba en una sala de edición y me llegó al alma.

Así que, antes de que insultéis a todo publicitario llamándolo “un guais” recordad que, por ejemplo, esta gente ha hecho una gran labor por la reculturización musical de España, recuperando grandes temas de Laura Branigan, Locomia o Limahl. Y eso sólo merece la reverencia. Si, además, os digo que uno de los creativos estuvo dispuesto a secundarnos a Vitijito y un servidor en el concierto de Pimpinela, no cabe más opción que admitir que en esa gente hay sinceridad y amor. O, por lo menos, a mi me lo parece: yo quiero bien a la gente que me quiere bien y deseo la muerte lenta a mis enemigos. Hombre ya.

Paro ya porque terminaría haciendo historia de la publicidad, y eso da para demasiados posts. Sólo reivindicar que este mundillo es mucho más que lo que la gente de La Razón, Libertad Digital o Televisión Española nos quiere vender: no toda la publicidad es sexismo, o provocación gratuita o estampitas estetas para anormales. Feck, la publi española es mucho mejor que el cine español. Y todo aquel que haya visto el anuncio de Viceroy con Julio Iglesias o “El rey de las camas” con Lorenzo Lamas (aquí se explica cómo surgió esa idea) sabe que tengo razón. Qué coño, encuéntrenme dos obras audiovisuales mejores que esas que he citado ¿a que no hay huevos?



By the way, ya me he hecho del Getafe.

13 julio 2007

Guía para turistas sórdidos: Vigo

¿Tiene usted ya plan para estas vacaciones? ¿Busca consejo sobre lugares bellos a los que ir? Como sórdido de pro no comparto el concepto tradicional de sitio "bonito", es decir, un pijerío provinciano quiero y no puedo ser Francia tipo San Sebastián o cualquier otro pueblo mediocre con sus señoronas paseando arriba y abajo por la playa o la calle Mayor, su iglesia románica y sus aburridas fiestas en honor a algún santo de tercera que ni siquiera ha dejado su dedo incorrupto ni su sangre que se licua el viernes santo: para recomendar estos parajes ya está el canal Viajar, la guía Michelin o, mejor, la sección de viajes del Pronto; eso sí, soy tolerante e intento ver el lado positivo hasta en las formas de turismo más abominables: precisamente porque ir a los sanfermines es de las peores cosas que puede hacer el ser humano, los toros de los encierros hacen una hermosa labor de darwinismo social. Por todo ello, si están pensando en acercarse a las tierras gallegas, les recomendamos huir de la vulgaridad y desmarcarse de las hordas de turistas del montón que visitan la catedral de Santiago o la zona de la marina en Coruña. ¡¡Sean sórdidos y vengan a Vigo!!


Para
comenzar con buen pie el recorrido por la ciudad, lo ideal sería llegar en tren: poco antes de la estación serán recibidos por el impactante y singular paisaje urbano conformado por unos edificios conocidos como Las Conejeras; como ven conservan su belleza y peculiar estilo desde tiempo inmemorial, aunque desde que han abierto un Carrefour en las proximidades y hay mayor presencia policial y menos trapicheo de estupefacientes en la zona se ha perdido algo de la esencia del lugar.

No obstante, si vienen por carretera pueden tomar la primera salida de la autopista y atravesar el mítico barrio de Teis, en el que les recomiendo hacer una parada. Podrán de esta forma pasear por la calle Sanjurjo Badía, cuyo ancho es muy inferior al alto de los edificios que la circundan por ambos bandos y las dimensiones de cuya acera les permitirán a usted y a su familia o amigos vivir la siempre gozosa experiencia de tener que desfilar en fila india (y si está usted algo relleno, el michelín ya le sobresaldrá por la calzada). Apartándose un poco de esta avenida principal, podrán disfrutar de la vista de los enormes depósitos de combustible que en las leyendas urbanas de mi infancia tenían a pequeña escala el mismo poder aniquilador de los célebres botones rojos de la guerra fría. Pero las gentes de Teis son todavía más dignas de mención que su barrio: hace poco más de diez años protagonizaron los enfrentamientos callejeros con la policía más feroces que se recuerdan en la historia de la ciudad, con contenedores ardiendo y meses y meses de movilizaciones .... porque en el barrio querían poner una empacadora de basura. La psicosis colectiva hacía que los vecinos se quejaran de los malos olores antes de que la planta comenzase a funcionar y aún sigo recordando los gritos de Principe, Cuiña, comede a merdiña y demás éxitos del extenso hit parade de las manifestaciones. Durante mi primer año como docente tuve el privilegio de trabajar en un instituto que reunía entre su alumnado a lo más selecto de Teis y de Las Conejeras, pueden imaginarse lo inolvidable de la experiencia.

Si se despistan y no salen de la autopista en Teis, la siguiente salida les dejará al lado del parque dedicado a la escritora María Xosé Queizán, uno de los más importantes nombres de la literatura gallega contemporánea, es decir, cuatro profesoras de gallego amigas suyas dicen que leen sus libros y además escribe unos cuantos artículos en el más célebre diario local, el Faro de Vigo; no se preocupen si nunca han oído hablar de ella, los vigueses tampoco, puesto que todo buen vecino de la ciudad sabe que, una vez leídas la crónica del partido del Celta y las secciones de anuncios por palabras y esquelas, el resto del periódico sólo sirve para sentarse encima si el banco está sucio o para envolver el bocadillo; tal vez por ello, los vecinos de la zona no tienen reparo en que los perros hagan sus vicisitudes encima de la placa dedicada a la autora, costumbre que hace que el ámbito sea más conocido por el nombre popular de Parque dos Cas (parque de los perros en dialecto ourensano). El otro interés del Parque dos Cas reside en estar situado frente al centro de rehabilitación para toxicómanos del barrio, por lo que sus bancos suelen ser centro de reunión del más escogido ambiente yonqui de la ciudad; ¿para qué aburrirse con los realities de la tele pudiendo tener insultos, broncas y peleas en directo al lado de casa?

Caminando un poco hacia el centro de la ciudad, se encontrarán con las míticas torres de García Barbón, que desafían a cualquier ley urbanística, civil o del decoro y cuyo constructor es tan paragüero que no dudó en ahorrar costes poniendo unas instalaciones birriosas de luz y agua a pesar de vivir él mismo en la azotea. Bin Laden, ¿cuándo te das una vuelta por Vigo?

A continuación podemos cambiar de calle para apreciar esta estatua informe que supuestamente representa a Rosalía de Castro; como ya expliqué una vez que para mi esta mujer era una plasta que se pasó la vida lamentando haber dejado atrás su aldea y su huerto miserables, me parece suficiente homenaje. Desde luego la estatua queda totalmente eclipsada al situarse muy próxima a esta glorieta que recibe, por razones fáciles de comprender, el nombre popular de La Paellera. Imagínense La Paellera hace unos años, cuando ni siquiera estaban los delfines colocados por nuestra nunca bien ponderada ex-alcaldesa Corina Porro, más conocida por Perli Porro, sobrenombre que recibía de pequeña por ser como una perlita. Perli rocks! Desde el llorado Leri la política viguesa no contaba con un personaje tan carismático.

Acercándonos al puerto, llegamos a otro de los enclaves de parada obligatoria en la ciudad: aunque parezca increíble esta plaza está a pocos metros del puerto y pertenece a una serie de iniciativas denominadas abrir Vigo al mar. Vigo no sé, pero los funcionarios de la Xunta de Galicia sí se abrieron al mar ocupando despachos con vista directa a la Ría y creando este finstro de cemento que, como no, recibió un premio de arquitectura; para mayor despropósito, la iniciativa empresarial en la que pensaron para darle vidilla fue una serie de terrazas a imitación del puerto de Barcelona sin tener en cuenta pequeños detalles como que en Barcelona los arquitectos permiten que se vea el mar desde las terrazas y que por la noche no hace una tremenda rasca durante diez meses al año. El pueblo en su sabiduría ha pasado olímpicamente de esta área comercial y ha visto el uso lógico al que tal plaza estaba destinado: el skate por la tarde y el botellón por la noche se practican con alegría en ella.

Tras quedarse obnubilado por la Plaza del Botellón es probable que al turista sórdido le resulte en comparación muy anodina la zona contigua del puerto deportivo; y es que el pijerío de medio pelo venido a menos del Club Náutico no es admisible: o se erige algo épico al estilo de Puerto Banús, que por sus zorras teñidas expuestas en los yates y sus joyerías al lado del mar debería ser lugar de peregrinación, o nada. Pero con una mirada perspicaz pronto podremos reparar en detalles que sacan al puerto de su convencionalidad, como este medio estanque medio detritus de agua de dudoso color cuya función es uno de los grandes misterios de la ciudad. ¿Y qué me dicen del hotel Bahía de Vigo y su fachada setentera? Aunque sigue destacando por su personalidad, por desgracia ya retiraron el cartel que anunciaba en la planta baja ¡la marisquería más grande de España! ¡con 9000 plazas!

Tras el puerto deportivo, siguiendo el mar se llega al Berbés, lo que en otros tiempos fue el puerto pesquero y el origen de la ciudad, hoy transformado en una veramente horrenda plaza de cemento con otro extraño estanque-detritus; proseguir pegado al mar lleva a adentrarse en Beiramar, una interesante zona en la que si usted deja el coche aparcado se encontrará a su vuelta a una señorita apoyada en él que tal vez le haga atrevidas proposiciones. En una esquina de la foto, pueden ver el mítico Kiosko de las almas perdidas, que a pesar de su nombre no es un kiosko sino un bar cuya concurrencia imagino que hace honor a su nombre.

Otra posibilidad es dejar de seguir el mar y adentrarse en tierra; podrá usted visitar el eternamente pendiente de restauración Casco Vello de la ciudad, que otrora albergaba la zona de vinos pero que, tras la migración de la juventud a otros barrios, ha quedado como refugio para algún bar independentista o que parece salido de Torrente 3. Una lástima ver tan apagadas unas calles que vivieron tantas sórdidas escenas de borrachera adolescente.... Uno de los portales que se ven en la foto fue en tiempos el local donde las consumiciones eran más baratas de toda la ciudad, un ámbito en el que lo más aconsejable era beber la cerveza con pajita, como hacíamos yo y mi amigo Chema; éramos lo suficientemente temerarios para ir, pero posar la boca en las botellas superaba el nivel de vicisitud que considerábamos asumible.

Remontar el Casco Vello le llevará a la Puerta del Sol viguesa donde podrá contemplar el monumento más relevante de la ciudad: me encanta ver la cara entre el horror y la estupefacción que se les queda a los turistas cuando contemplan de cerca el Sireno, estatua icónica y emblemática donde las haya. Para seguir viendo las maravillas de Vigo conviene armarse de paciencia para subir cuestas y adentrarse por la Herrería, el barrio chino de la ciudad, donde ejercen su profesión las madres o abuelas de las señoritas de la orilla del mar de las que hablaba antes. Después del día cinco de cada mes, cuando la tercera edad ya se ha gastado la pensión, el barrio está muy tranquilo y la clientela es escasa.

En lo alto de la Herrería se encuentra el Ayuntamiento, edificio también notorio y representativo de la arquitectura viguesa, como pueden ver. No entiendo que Perli Porro prefiriera trasladar la alcaldía a un señorial edificio del centro, pero todo lo que haga Perli estará siempre bien. Si son capaces de subir todavía alguna cuesta más, deberían entonces comenzar a escalar el monte del Castro: los mediocres dirán que hay que hacerlo para contemplar las vistas de la Ría desde lo alto, pero la auténtica razón de que valga la pena la caminata es ver esta simpar Cruz de los Caídos. ¿Acaso no está usted de acuerdo en que el edificio del Ejército del Aire y toda la zona de Moncloa es lo más bello de Madrid? ¿La Karl Marx Allée no es acaso lo mejor de Berlín? ¿Cómo que no? Conmuévase ante la sobriedad y el gigantismo de la arquitectura producto de los regímenes autoritarios, hombre (o mujer). Y si no lo hace allá usted, pero luego a ver cómo me explica que el Vaticano sí es bonito.

Pero tampoco se trata de dejar al pobre turista exhausto ni de olvidar las dos razones por las que alguien viene a Galicia: marisco y playa. Para lo segundo, debe usted dirigirse a Samil, la playa de Ourense, a primera hora de la mañana del domingo cuando llegan todos los autobuses de las excursiones. Es entrañable ver a las familias llegar y bajar a la playa aparcando a la abuela en uno de los escasos merenderos para que guarde el sitio. La vista desde la playa es magnífica, sobre todo por el edificio de la isla de Toraya que evoca el idílico paisaje de Benidorm. Bañarse ya es harina de otro costal y empresa sólo recomendable para valientes; mi señora madre lo intentó una vez y durante los días siguientes padeció extraños picores; también es cierto que ahora se supone que la depuradora funciona a pleno rendimiento y que la playa vuelve a ser apta para el baño, así que si les gustan los desafíos y quieren emular a Fraga en Palomares, adelante. Naturalmente, como en cualquier lugar civilizado, el topless es más que habitual en la playa, lo cual desata las iras de algunos elementos extraños como La Persianitas, cuya historia merece ser leída.

Lo mejor de Samil, en todo caso, es el bar regentado por uno de los personajes más ilustres de la ciudad, doña Karina Falagan. Antigua dueña de las más importantes casas de citas de Vigo, Karina intentó reciclarse como hostelera y convertirse en benefactora de la ciudad, pero era demasiado sórdida para conseguirlo: su carrera política en el Partido Popular se acabó cuando le atizó a una diputada socialista del parlamento autonómico que le había hecho reproches sobre su pasado vinculado a la prostitución. Por suerte para la imprudente parlamentaria, Karina tenía un brazo escayolado en ese momento, de lo contrario su oponente se habría llevado el doble de tortas. Fraga la echó del partido, pese a lo cual nuestra heroína no mostró arrepentimiento alguno: si no hay huevos, hay ovarios. Al contarle esta fascinante historia a uno de mis compañeros del blog, el respetado sórdido Don Panadero, como hombre de acción que es quiso entrar inmediatamente en el local de Karina, que como siempre se encontraba vacío con la excepción de algún turista despistado mientras la música de Julio Iglesias y Raphael sonaba a todo trapo. La anfitriona no lucía ninguna de las pamelas que la han hecho famosa pero en cambio obsequió a Panadero con un memorable momento al ir éste al servicio y encontrársela en la puerta. ¿Vas al de hombres o al de mujeres?, le preguntó. That's Karina.

Habría más anécdotas que contar de los múltiples barrios que pueblan la ciudad. El Calvario, por ejemplo, patria chica de Siniestro Total, o Bouzas, cuyos habitantes no quieren ser de Vigo: si Carod Rovira piensa que el separatismo lo ha inventado él, es que sabe muy poco de la vida. Si después de esto siguen queriendo visitar Santiago, Sanxenxo o La Toja en lugar de extasiarse con Las Conejeras, el Parque dos Cas, La Paellera, el Sireno o el bar de Karina, no están ustedes a la altura de este blog.

Related Posts with Thumbnails