Vicisitud & Sordidez

52
Los intentos fallidos de desarrollar una constitución europea deberían llevar a nuestros representantes a las conclusiones adecuadas acerca de lo que realmente nos une a todos los europeos de distintas nacionalidades: la exitosa supervivencia del incombustible Festival de Eurovisión a lo largo de cincuenta maravillosos años prueba de forma irrefutable que la pachanga y la sordidez musical son la mejor forma de hermanar a los pueblos. La clave de la superioridad indiscutible de nuestro continente sobre Estados Unidos no es pues la cuestión política; reírnos de que allí tengan a un ceporro integral como George Bush por presidente, cuando a este lado del atlántico pajarracos como Aznar, Tony Blair o Sarkozy tienen millones de votos, me trae a la mente cierto refrán acerca de la paja en el ojo ajeno; no amigos, Europa es superior por ser la orgullosa patria del tecnopop: mientras aquí Sabrina y Modern Talking son un pilar de la memoria histórica y sentimental de todo el continente, en USA apenas saben quienes son Depeche Mode, imagínense que vida tan triste.

Antecedentes históricos de Stock, Aitken y Waterman

Este glorioso estilo se empezó a gestar como movimiento vanguardista durante los años 70, en buena medida gracias a la gran labor de los pioneros Kraftwerk, que enseguida atrajeron la atención de los culturetillas de la época; pero los sonidos electrónicos eran y son demasiado sórdidos para el gafapastismo puro: entonces desde Alemania el ilustre Giorgio Moroder, que pronto se convertiría en autor de la mejor banda sonora de la historia, American Gigolo, y de hits ochenteros tan épicos como Flashdance o Take my breath away, puso las cosas en su sitio introduciendo el nuevo estilo musical en las discotecas. En una delgada línea fronteriza entre la modernidad y la pachanga se situaron grupos como OMD, Yazoo, unos incipientes Depeche Mode, o los injustamente olvidados Visage, que alternaban inglés, francés y alemán en sus canciones para resultar no se sabe si más chic o más sórdidos. Con la ebullición del Casio, la new wave y el afterpunk perdieron la poca respetabilidad que habrían podido tener: los ochenta habían comenzado.
 
La intelectualidad de la época despedazaba a grupos como Spandau Ballet y Duran Duran en un vano intento de frenar la expansión de los teclados en todas las radios del continente; como ha ocurrido desde siempre, la Super Pop tenía razón mientras que en Popular 1 y Rock de Lux no se decían más que gilipolleces. Aunque el género es de origen alemán, pronto los británicos lo hicieron suyo; no obstante, de todos los países llegaron réplicas que llenaron las listas de éxitos de jovialidad y horterada erótico-festiva a raudales: Noruega aportó a A-ha, en Italia uno de los personajes más célebres y respetados del blog, Franco Battiato, se sumó al movimiento, y hasta más allá del telón de acero la juventud polaca o checa disfrutaba también de Laura Branigan o Eurythmics.


La pátina de pretenciosidad y vanguardia de los primeros años del tecnopop desapareció mediada la década, y con ella también la vergüenza. La sordidez empezó a campar a sus anchas en una cuesta abajo de desenfreno Casio que vivió sus momentos más gloriosos con personajes como Baltimora, las divas del pussy pop o los pinitos musicales de Estefanía de Mónaco. Y ya a finales de los ochenta, cuando en buena lógica la sordidez debería de haber tocado techo, o fondo, tres reyes magos de la música demostraron que quedaban todavía nuevas y gloriosas cumbres por alcanzar: hablo, por supuesto, de Stock, Aitken y Waterman (véanlos en foto), reyes del chicloso estilo que batió records de ventas en toda Europa durante esos años.

- Grandes artistas surgidos de SAW

Como es natural, no voy a plantear un debate sin sentido como si estás a favor o en contra de la fun factory de SAW; la disidencia no es posible: la gente sin sangre en las venas que no esté con ellos y prefiera a plomos como Bruce Springsteen o Mark Knopfler debe ser expulsada de la comunidad sórdida y a ser posible exterminada en favor del bien común. La polémica que sí se admite es quién fue el talento más sublime surgido de esta factoría: no vale salir del paso con obviedades como que todos los artistas de los que voy a hablar son sensacionales; eso ya lo sabemos, pero sólo yo como moderador del debate puedo permitirme ser ecuánime. Los sórdidos del mundo deben mojarse y votar por sólo uno de ellos:

Opción 1: Kylie Minogue 

Buque insignia de la factoría SAW. Su curriculum en las listas británicas es para dejar con la boca abierta al más pintado, como pude descubrir visitando con asombro una Kylie exhibition que tenía lugar en el mismísimo museo Victoria & Albert de Londres; ¿se imaginan aquí al Reina Sofía albergando una exposición con discos y trapos de Marta Sánchez? Stock Aitken y Waterman diseñaron a Kylie como una simpática girl next door: pero nuestra amiga pronto se cansó de ser una niña buena y quiso convertirse en fuenorra: en su tercer album renunció a la sordidez extrema de los videoclips de hits como I should be so lucky o Hand on your Heart: Better the devil you know, una de sus obras maestras, presentaba a una Kylie más sofisticada que unos meses más tarde acabaría de soltarse el pelo zorreando un poco bastante en compañía de su entonces desconocida hermana Dannii en el vidrio de What do I have to do que pueden disfrutar aquí mismo. La apoteosis del grungerío y el britpop le hizo sufrir durante los años 90 una travesía en el desierto en la que sus discos cayeron en la descatalogación y ella, un tanto a la deriva, intentaba conseguir respetabilidad colaborando con tontorrones de prestigio como Nick Cave o Manitrimprichers; pero el nuevo milenio la hizo resurgir logrando, quien lo iba a decir, su mayor éxito y su tema más perfecto, Can't get you out of my head, flirteando además con el pussy pop al ofrecer una foto desplegable de ella en plan maciza quasi en bolas con el CD. Este pelotazo tuvo un efecto de sanación en la raíz convirtiendo a sus discos descatalogados de pachanguilla ochentera en Kylie classics. Votar por ella es la opción más conservadora pero, teniendo en cuenta que es la única de la lista que logró sobrevivir triunfalmente a su etapa Stock, Aitken y Waterman, no puede haber nada que objetar.


Opción 2: Rick Astley 

La otra alternativa más segura y lógica para quien no quiera descender a los infiernos aún más profundos que vienen a continuación es este pelirrojo que, al igual que Kylie, arrancó su carrera en quinta con el single más vendido de su año en el Reino Unido, Never gonna give you up. Los otros cuatro sencillos de su primer album no tuvieron mucho que envidiarle; ¿se pueden creer que, a pesar de tal arrase, le negaron el Grammy al mejor artista revelación de 1987 para dárselo a la coñazo de Tracy Chapman, una negra camionera de la época a la que sólo le faltaba regalar junto con sus discos la cuchilla para abrirse las venas? Que mundo tan injusto; el caso es que, al observar la bajada de ventas en su segundo LP, Rick intentó cambiar de estilo en el tercero, un olvidable disco “adulto” en el que se dejaba el pelo largo para romper con su imagen de yerno modelo y al que tuvo el mal gusto de llamar Free, como si se hubiera sentido cautivo en su etapa SAW. El público castigó merecidamente esta ingratitud, similar a la de Miguel Bosé al renegar de Don Diablo, Super Superman y varios de sus temas más épicos. Nunca más se supo de él, salvo esta afoto reciente que me he encontrado y que, si no es un gran trabajo del photoshop o del botox, prueba que este hombre sigue igual de lozano y buen mozo que hace veinte años. Enhorabuena, Rick.


Opción 3: Jason Donovan 

Todavía más modosito y con cara de no haber roto un plato que Rick Astley, Jason fue la pareja perfecta para Kylie, con quien compartía protagonismo en el culebrón Neighbours antes de empezar su carrera discográfica; juntos grabaron Specially for you, tal vez el mayor bombazo romántico de toda la factoría SAW. Su perfecto album Ten good reasons, de fulgurante éxito, contaba con una versión de Sealed with a kiss y con su primer y mayor hit, Too many broken hearts. Como buena estrella venida a menos, ha publicado recientemente en Inglaterra una apasionante autobiografía en la que narra psicodramas como su dolorosa ruptura sentimental con Kylie, su adicción a estupefacientes varios o sus dificultades para que alguien creyera en su sorprendente heterosexualidad. ¿Otras razones para votar por él? Una bastante buena es que salga tocando una guitarra absolutamente inaudible en este vidrioclip que, como toda la música de la que hablamos, es una apoteosis del Casio.


Opción 4: Bananarama 

Estas tres sórdidas ya tenían una carrera con unos cuantos éxitos antes de que SAW se cruzaran en sus vidas; el encuentro fue pura sinergia: una versión de Venus, que fue su primera colaboración, supuso un decisivo impulso internacional a la carrera de las tres mozas mientras que sus productores también saltaron a la primera división; en este caso es difícil saber quién hizo famoso a quién. Las bananas merecen su voto además por haber introducido a los hombres objeto en los vidrioclises pop, en los que hasta el momento salir medio en bolas perpetrando coreografías inenarrables era algo reservado sólo a las chicas. La estabilidad del trío peligró cuando una de sus componentes se casó con Dave Stewart y las abandonó; la reemplazaron por una especie de Elisenda Roca de nula expresividad que aportó un aire patoso al grupo.



Opción 5: Samantha Fox

Aunque tengamos el corazón dividido entre ella y Sabrina, la señora Fox es una de las mayores autoridades morales, éticas y estéticas de este nuestro blog. Como referente en nuestras vidas vapulea a cualquier otro de la lista, pero recordemos que aquí se trata de valorar nada más los frutos de su colaboración con Stock, Aitken y Waterman. Huelga decir que estos no eran nada tontos y no intentaron domesticar a Samantha ni emprender la imposible tarea de convertirla en una simpatiquilla asexuada como sí hicieron con Kylie: respetaron su sordidez y nos permitieron disfrutar de Fox at her best en obras maestras como Nothing's gonna stop me now. Le consintieron además que alternase sus producciones con las de otras gentes, por lo que sus trabajos conjuntos son singles esporádicos. Sam ha seguido sacando discos durante estos últimos años con menor repercusión, entre los que destaca la versión de su clásico Touch me al lado del gran Günther, con el que lograron el número 1 en las listas suecas.


Opción 6: Mel and Kim 

Estas dos hermanas son dignas de mención y de posible voto aunque sólo sea por el estribillo de su mayor éxito, we're never gonna be respectable, lema con el que evidentemente nos identificamos en el blog. Éxitos como este Respectable o Showing out hacían presagiar una gran carrera que se truncó por el éxito de otros productos SAW como Kylie o Rick y por la trágica enfermedad y prematura muerte de Mel. Kim siguió luego en solitario logrando algún que otro éxito y al parecer tiene un nuevo tema que se puede descargar por el Intenné.


Opción 7: Sinitta 

Si son ustedes sórdidos impenitentes y Kylie les parece demasiado light, entonces Sinitta es lo suyo. Para las gentes indocumentadas esta genuina estrella del pussy-pop a la que conocí con una teta fuera en The Sun es solamente aquella que cantaba Toy boy; su ignorancia les priva de una larga lista de canciones memorables: algunas de exaltación de valores correctos como GTO (mi novio tiene un cochazo grande y rojo), otras sentidas baladas como I don't believe in miracles o Lay me down easy o temazos variados como este Cross my broken heart. Aprecien el simpar vidrioclip que reúne the best of both worlds: una desvergonzada apoteosis gay en su vertiente más trash con decorados rosas, dos amigas contándose cotilleos en un burger y un macizorro por el que se pelean ambas mezclada con planos detalle de toda la anatomía sinittiana que harán las delicias de cualquier hombre hetero que se precie.



Opción 8: Big Fun

Si Kylie, Rick o Jason llegaron a gozar de gran popularidad, recordar a Big fun le certifica a uno como sórdido de pata negra. Se trataba de tres fuenorros que cantaban en falsete; por si alguien tenía alguna duda de que estaban imitando a los Bee Gees, hacían música disco y su principal hit fue una versión de un tema setentero de los Jackson five, Blame it on the boogie. No consiguieron imponerse a los, por otra parte muy inferiores, New kids on the block y su éxito fue efímero pero no se convirtieron en juguetes rotos como Jason Donovan; en la actualidad uno de ellos sigue en el mundillo musical y ha trabajado como manager de la mismísima Geri Halliwell, mientras que los otros viven felices con sus novios en Londres.



Opción 9: Sonia

Entre tanta chica cañón, SAW decidieron probar con una auténtica girl next door que las niñas pudieran ver como su mejor amiga. Sonia logró un número 1 con su hit You'll never stop me from loving you y redondeó su carrera concursando en Eurovisión, donde quedó en segundo lugar. Está claro que es un personaje con boletos para ser concursante de reality en estos tiempos y efectivamente participó en 2003 en Reborn in the USA, una segunda oportunidad para cantantes ingleses que eran desconocidos, y por lo tanto no estaban quemados, en los Estados Unidos. ¿Tanta sordidez la hace merecedora del voto de nuestros ilustres lectores? Juzguen ustedes.


Opción 10: Cliff Richard

Richard ha conseguido por su sordidez lo que Phil Collins y muy pocos más: no tener ni pizca de prestigio (bueno, al menos lo han nombrado sir) a pesar de sus muchos años de éxitos y millones de discos vendidos. ¿Por qué no nos interesamos por él y le dedicamos un post? Pues porque no nos aporta nada que no nos den con creces artistas que nos resultan más próximos como Raphael, Yulio Iglesias o Camilo Sesto, pero en Inglaterra sí es una figura imprescindible. A finales de los 80 vivió un nuevo rerenacer musical tras uno de sus liftings fichando por nuestro trío favorito; este encuentro entre gigantes no cambió la vida de ninguna de las partes pero sí produjo uno de los temas más perfectos de SAW, y eso es mucho decir: I just don't have the heart.



Opción 11: Donna Summer

Otro ejemplo de artista que quiso poner la guinda a una exitosa carrera anterior grabando con SAW grandes temas como This time o Love's about to change my heart. Esta nueva cumbre en su carrera se vio empañada por rumores de declaraciones homófobas por parte de Donna, que al parecer consideraba al SIDA como un castigo divino. Al ver que las ventas de sus discos caían en picado, nuestra amiga debió llegar a ciertas conclusiones acerca de esos chicos tan arreglados de camiseta apretada de la primera fila de sus conciertos que, curiosamente, siempre iban a verla en compañía de amigos y no de sus novias: ¿¿pero qué público pensabas que tenías, mujer de Dios?? Al caer por fin de la burra, intentó dar marcha atrás y llevar a cabo conciertos benéficos para las víctimas de la susodicha enfermedad; la verdad es que se le vio un poco el plumerillo y que probablemente su coeficiente intelectual no esté muchos puntos por encima del de Curry Valenzuela, pero esta mujer puede presumir de haber sido musa a la vez de Giorgio Moroder y Stock Aitken y Waterman, por lo que merece sobradamente el respeto y el posible voto de los lectores.



Opción 12: Mandy Smith

Esta guarrilla se ligó al no menos salido rolling stone Bill Wyman cuando sólo tenía 13 años y él 47. Pero su amor, pese a lo que puedan pensar las malas gentes, era puro y del bueno, acabaron casándose seis años más tarde, aunque sórdido, se divorciaron dos años después. Mandy tuvo tiempo de empezar una prometedora carrera musical con el bello tema I just can't wait, pero una escandalizada Inglaterra le negó un apoyo que no le faltó en el continente. Algún tiempo después los ingleses se reconciliarían con ella y reconocerían otras de sus virtudes dándole el premio al mejor culo británico del año en 1994. Es el momento de recuperar o dar a conocer todos los méritos de Mandy.



estos son sólo los más destacados miembros de la factoría SAW; existen muchos otros, junto con alguna colaboración aislada de lujo como la mismísima Divine, que pueden descubrir buscando el imprescindible recopilatorio Stock Aitken Waterman Gold. Por mi parte no les quiero complicar más la difícil tarea de elegir su favorito; opten por el mejor y el más sórdido.

Publicar un comentario en la entrada

Anónimo dijo... 25 enero, 2008 20:20

He descubierto con pesar que merezco ser expulsado de la comunidad sórdida (y probablemente exterminado). Confieso que recuerdo con horror, náuseas y retortijones la música ochentera, especialmente el tecno-pop. Hay muy pocas cosas que me produzcan más urticaria que oír esas cancioncillas, aunque la verdad es que con la suficiente cantidad de alcohol (muuuucha) y si es en una fiesta y hay mozas, puede que llegue a tararear e incluso a intentar bailar (y después beber más para olvidarme de ello) y es que la testosterona es la testosterona....
Dicho esto, decir que mi voto es para Samantha. Sus valores espirituales y culturales (algo hay que decir) son lo que importa para mí (y su colaboración con Günther, por supuesto). En esto lo tengo claro y prefiero a las chicas (Kylie y Mandy también son jrandes). Ya que la música me horroriza, por lo menos me alegro la vista.

x dijo... 25 enero, 2008 21:43

Ejem... leo todos los días un mínimo de una docena de blogs, desde hace tanto que ya ni me acuerdo. Prensa, política, ciencia, etc... Pues bien, éste es el post con el que mejor me lo he pasado nunca: llevo dos horas saboreándolo párrafo a párrafo, canción a canción. ¿Sabían que hay una versión en español del "Love's about to change my heart" a cargo de enta muhé Mónica Naranjo? Gracias, gracias, gracias... Me voy silbando alguna de Rick Astley ("Ricardo Astilla", decían en aquel número de la Superpop) a quien, por certo, va mi voto.

Samoth Erbauer dijo... 25 enero, 2008 22:30

Parte de mi infancia son los posters de Samantha Fox escondidos entre el colchon y el somier y Los posters de Jason Donovan colgados en el cuarto de mis hermanas, suscriptoras fieles de Super Pop. No obstante Big Fun... es de una sordidez "erectizante" ¡MadreMía! voto por ellos.
Big Fun Power

saddam dijo... 25 enero, 2008 23:03

yo tambien voto por big fun,mas sordidos imposible!

con solo 12 años ya podia apreciar que perdian mas aceite que la furgoneta de locomia

q risa,articulo apoteosico,felicidades

Petromás dijo... 25 enero, 2008 23:06

Vaya, se ve que viví la época a fondo, porque recuerdo TODAS esas canciones de la factoría SAW, y no sólo eso, sino que fui capaz de cantarlas todas antes de darle al play de los respectivos youtubes. En fin, como Mel+Kim, nunca seré respetable, porque el hecho es que, aunque dos años después me hice rockero de pro, en 1986 me pasaba el día escribiendo a Radio Minuto para dedicarle canciones de Erasure y los Communards a las niñas de clase que me gustaban secretamente. Y nunca me pusieron ninguna petición, for fuck's sake.

Bueno, cuando llegó la fiebre SAW yo ya estaba en posición de odiar toda aquella tontuna pop (recuerdo jurar con solemnidad que jamás bailaría en la disco ninguna canción de Bros, esos derivados de SAW que realmente no entiendo cómo nunca fueron producidos por el trío calaveras), pero lo cierto es que todos aquellos temas se me quedaron grabados a fuego. Fueron los mayores representantes de aquella época de adoración hacia los Levi's acampanados rotos, plumíferos, calcetines ejecutivos y peinados a la taza "Jason Donovan-style".

Por cierto, esta relación de artistas de aquella mini-Motown es muy completa, pero os dejáis dos datos importantes. Uno, que los mismísimos SAW tuvieron un hit a su propio nombre (no recuerdo el título), y dos, el rumor que asoló la comunidad jevi de la época, según el cual los Judas Priest estaban preparando un disco con SAW!!!! nunca llegué a saber si tal rumor tenía visos de realidad. Molaría.

Paco Fox dijo... 25 enero, 2008 23:33

¡Muy muy jrande y necesario artículo de retonno!

Mi voto, orviamenete, ha de ir para Samantha Fox. No sólo por coherencia de nombre, ni porque lo primero que robé en toda mi vida fue un póster suyo (y cuatro tubigums), sino porque siempre he sido fan del vídeo de '(I surrender) to the spirit of the night'.

Cayetana Altovoltaje dijo... 26 enero, 2008 00:19

Yo lo tengo clarinete: lo mío siempre han sido los tríos. Así que mi voto va ex-aequo para las Bananarama, por inglesas, cachondas, petardas y sórdidas (de las que por supuesto tuve una casete que escuché hasta gastarla), y los Big Fun, por hay que ser jrande para dejar grabarse haciendo ese bailecito "good times".

Abuelo Igor dijo... 26 enero, 2008 01:34

Yo soy un clásico: Rick Astley.

Aunque no escribía en realidad para votar sino para dejar constancia de un rumor que leí en algún lugar, y que si no es cierto merecería serlo: que uno de los SAW, no sé si Stock, Aitken o Waterman, era un coleccionista de cabezas nucleares de la antigua Unión Soviética.

Después de esto, no habrá quien pueda dudar que el pop chicloso de los 80 era una verdadera arma de destrucción masiva.

duka dijo... 26 enero, 2008 02:50

Madre mía, no entiendo cómo podía tener tan olvidados a la mayoría!!! Cómo pude borrar de mi cabeza a Mel&Kim o a Sinitta habiendo visto sus vídeos cientos de veces. Y cada vez que salían los Big Fun me ponía de mala hostia!!!

Pero Kylie y Bananarama tienen sus buenos momentos, aunque voto por Rick Astley, porque también nos dió muchos ratos de discusión sobre si su voz era auténtica o no.

Driz dijo... 26 enero, 2008 11:06

Mi voto va para Big Fun. El estremecimiento que sentí al volver a verlos despues de tantísimos años no puede ser bueno. Eran una combinacion raro-malo muy chunga.

Driz dijo... 26 enero, 2008 11:07

Ah, y a mi los vidrios no me tiran. Pone que youtube los borró. Putadón :(

El Teleoperador dijo... 26 enero, 2008 14:06

Si tengo que votar (¿tengo?) lo hago por Samantha Fox y aquel poster con body blanco con puntillas y cola que tanto me ayudó a desarrollar mi habilidad en el futbolín.

El artículo, glorioso. Alguna vez incluso pensé en sugeriros el tema. Leerlo ha sido recuperar por una hora aquella olvidada sensación de estar oyendo la misma canción una y otra vez.

Dillinger is dead dijo... 26 enero, 2008 14:17

Como de costumbre en el blog, estoy deslumbrado por el nivel de los comentarios, que han ido añadiendo lo que a mi se me olvidó mencionar. Efectivamente, Mónica Naranjo llevó a cabo en su primer album "Fuego de pasión", una versión de "Love's about to change my heart": esta mujer fue una gran promesa no cumplida, llegué a pensar que podía ser un relevo para Rocío Jurado, pero desde que se quitó el pelo de dos colores no ha levantado cabeza.

Y no era un suceso sino que era verdad, Judas Priest llegaron a grabar según la Wikipedia no una sino tres canciones con SAW; este dato sólo puede elevar la grandeza de ambos, aunque luego (supongo que durante la resaca) Judas decidieran guardárselos y no editarlos. Eso está muy mal.

Veo que Big fun van en cabeza en la votación, lo que significa que los votantes son sórdidos de pro; yo voy a faltar a toda profesionalidad y decoro y me decanto por Sinitta: su videoclip me subyuga.

Gracias y saludos a todos.

Petromás dijo... 26 enero, 2008 14:40

Es curioso, de Sinitta me quedó grabado un comentario que leí en la época en una Superpop o similar. Decía que la chica era una superestrella de la canción y tal, hablaba sobre sus cualidades como tal estrella y una de ellas era que se bañaba en champán con burbujas de fresa.
Ese asunto de las burbujas de fresa en el champán siempre me intrigó. Aún hoy no sé exactamente como funciona semejante bebida-gel de baño, pero la tengo como una de las mejores imágenes del lujo decadente estilo Jayne Mansfield, y uso la frase, para pasmo y extrañeza de la parroquia, cuando se habla de alguien lujuriosamente rico: "este/a seguro que se baña en champán con burbujas de fresa". Para que luego digan que el pop degrada el lenguaje.
Una visita a las cubetas de vinilos de esas sórdidas tiendas de segunda mano revela que Sinitta o Big Fun fueron más populares en España que Jason Donovan o incluso Kylie, porque siempre encuentras más. Bueno, toda la discografía SAW, que podrías conseguir completa por más o menos por 2 euros.

Anónimo dijo... 26 enero, 2008 15:44

Por supuesto que el tiempo siempre le acaba dando la razón a la superpop. Espero que no pase tanto tiempo para que reconozcáis la grandeza de los maestros actuales como pereza, melendi, la oreja, bisbi, y demás genios injustamente menospreciados por los culturetas[/modo ironia off].
Mi vota para la fox por las peras

Ana dijo... 26 enero, 2008 15:48

Con lágrimas en mis ojos (tears on my pillow...que diría vuestra primera aportación SAW)me parece increible que recuerde TODAS las canciones y cantantes comentados. ¿Algo funciona realmente mal en mi cabeza?
por cierto, nunca lo digo pero siempre lo pienso ....sois ghrandes!
Voto por Sinitta: esos harapos ácidos son insuperables.

Troy McClure dijo... 26 enero, 2008 16:48

Definitivamente mi voto no puede ser sino para la jrande Minogue...
Pero vamos a ver criaturitas de Dios, La miniatura de mujer esta no solo es una sordida cantando, tambien actuando!!!!! O es que ya nadie se acuerda de Street Fighter junto con el Van Dame????? por el amor de Dillinger que esto clama al cielo!!!

Kylie o muerte!

La navaja en el ojo dijo... 26 enero, 2008 17:57

Yo votaría a Jason Donovan (¿y quién me iba a decir que un voto tan poco extraño sería de momento el primero?) o, quizá, a Mel&Kim. Me quedo con Donovan, por ser un chico.

geminisdespechada dijo... 26 enero, 2008 18:35

Debería votar por Donna Summer (ya que no puedo votar por Donna Martin) pero el otro día me recordasteis que tengo un vinilo de Rick Astley, así que mi voto para él, por esos recuerdos..

Pepe dijo... 26 enero, 2008 20:35

La primera vez que vi por televisión a Rick Astley me sorprendió que ese bozarrón de negrata desbocado se correspondiera con la imagen de blanquito pelirrojo que parecía iba a romperse al menor soplido. Puedo compararlo a la primera vez que vi un video de Communards, donde la voz que yo presumía de tío era una tiarrona y la de tía era Jimmy Sommerville.

Sin embargo mi voto no va para Astley sino para Kylie Minogue, que siempre me volvió loco, pero a la que acabé de rendirme después de ver aquel impagable anuncio de lencería en el que montaba un toro mecánico.

Y yo que pensaba que C.C.Catch también había grabado para SAW...

Meanwhile dijo... 26 enero, 2008 20:54

NO, no se levanten...

AHHHH Samantha, Samantha. Como no votarla. A los tantos argumentos expresados en el blog, musicales, espirituales y fisico-sersuarllles, voy a añadir los personales: esta muhe estuvo liada con un matao(please, añadan tilde y/o acento a esta ultima palabra, de lo contrario el total signifcado del comnetario se va a tomarporculo, o no) como fue y aun es Rafi Camino. Pero no es por ello por lo que mi voto va a la Fox, no, no, ni mucho menos. Es que esta señorona es ahora Gay o lesbianica, y se pasea con mucho arte y no poco descaro por los reality chous del Reino Unido.Sin ir mas lejos, la nueva serie de Wife Swap(Intercambio de Muheres)se inicia con un especial Famosos(???)que incluye a nuestra voluptuosa guiri.
Si la decision de comer estrictamente pescado se produjo o fue precipitada por las estocadas del Camino, pues ni lo se ni me incumbe, pero lo cierto es que si algun varon(excluding the Gay) le diera el voto al alguien que no fuera Sammi, pues que sepa que ha perdido todo mi respeto, que no es mucho, y que le pido por favor que coja los posters de Samantha que venian en el Pronto que tiene guardados y que, junto con los de Sabrina, los tire o los queme, dandoles el final que tanto merecen.

amosombre

La reina de la miel dijo... 26 enero, 2008 23:04

Post homérico e impetuoso, que diría el Michaeleen de The quiet man, sobre todo estos días que ando yo también con la fiebre revival desatá. Estoy también emocionadísima al constatar cuán sórdida y petarda soy, ya que no sólo recuerdo con gozo a Big Fun sino que tengo delante ahora mismo el maxisingle -eso es ochentero y no las hombreras- con las 3 versiones a cual más jrande de Blame it on the boogie. Huelga decir que voto por los plumíferos estos. También tengo que decir que volver a ver el minivestido de licra de Sinitta me ha dejao lisérgica perdida.

Stickeye dijo... 27 enero, 2008 01:43

Vaaaaaya!
Me decido por Kylie... aunque los recuerdos me llevan a otras caras como Sonia (adorable), Donna Summer (magnífica!!!), Bananarama (inolvidables venusianas)... podría seguir, por lo contrario... Jason (viernestrece) Donovan o Big (Bang) Fun aún me dan miedo...

Votaría por Kylie Minogue porque ha tenido un resurgimiento y unas canciones... y una voz (mi favorita está lejos de su discografía... In Denial con Pet Shop Boys)... Genialísima

Saludetes

Randy dijo... 27 enero, 2008 13:46

Pero.. pero...
¿Y dónde os dejáis al gran mito A-HA?
Y dentro de la vertiente más sórdica-baladística ¿GLEN MEDEIROS?
xDDD

De los que hay voto por Astley. Sin duda :)

vaderetrocordero dijo... 27 enero, 2008 14:43

Acojonante. Mi primera visita (recomendada por los potorristas) y ya me tienen subyagado. Qué post! Que tiempos! Qué mal gusto! Chapeau! C.C, Catch no tendrá algo que ver en todo esto?

Voto por Bananarama, of course. Y si pasan por Valladolid no dejen de visitar "La máquina del Tiempo"

Klaus María dijo... 27 enero, 2008 16:46

Sin duda la Fox es lo más sórdido, casi siniestro.. más si sumamos que tras tan mullida anatomía se esconde una camionera.

De ahí ese aire altivo (en tan escasa estatura) casi despectivo en el trato con los machotes de sus vídeos.

No es un rumor, hubo salida del armario hace unos añitos. Salida, de las sí pero no, quizás... pero salida.

Danda dijo... 27 enero, 2008 19:54

Supongo que con un tema así la ocasión es propicia para dar una noticia que os maravillará u os llenará de espanto: Se está preparando un retorno de los New Kids on the Block.

Yo no sé si votar por Samantha o por Kylie (cada una está muy buena a su modo), a no ser que me obliguéis a ceñirme a lo estrictamente musical, en cuyo caso optaría... por Judas Priest.

manolo bi dijo... 27 enero, 2008 21:21

Mi voto va para Rick Astley, llenapistas del Four Roses (ese templo de la vicisitud).

Biodesagradable dijo... 27 enero, 2008 21:41

Tengo la suerte de que la ingestión de drogas en mi adolescencia ha borrado cuasi cual quier vestigio de lo que pasó en los ochenta salvo lo verdaderamente grande (esos flims de después de comer y esas serie de bocata nocillero). Pero a pesar de que reniego de la música ochentera reconozco que lo que somos ahora es fruto de las ondas decibélicas que llenaban las calles de aquel mundo fosforito.
Pero a pesar de que la primera teta que ví consciente de lo que era fue la de Sabrina a la Sabrina, mi amor diempre fue para Samantha cuyo apellido fue la segunda palabra que aprendí en inglés y me ayudó a comprender el concepto de zorrón.

Aunque lo de Donna Sumer es de premio. Insultar a tu único público y encima desde una posición religiosa con eso del castigo divino(¿se podía se hetero y bailar, en su momento, la música de esa mujer o era motivo de escarnio público?) es algo realmente sordido.

Pero como estoy fatal de la olla me inclino por las Bananarama gracias a un disco que poseía mi madrina y cuyo recuerdo me ha perforado el lóbulo temporal aguja de calceta. Asi que voto a bríos por ellas.

Anónimo dijo... 27 enero, 2008 22:56

Siento tanta vergüenza ajena...tanto dolorrr. Vine buscando la grima propia de los ochenta y he salido escaldado. Todo tuvimos algo de culpa.

Albert Sanz dijo... 27 enero, 2008 23:18

Hola fistros. Saludos desde Blogcaspa.

Gran grandísimo post, sres de VYS.
Mi voto va para Rick Astley.
¿Porqué? Supongo que es de estas cosas que te marcan en la infancia y que no pasa el tiempo por ellas. Su música en la época tenia un punto de calidad pelin superior al resto, y 20 y pico años después vemo que está a años luz del pop actual, léase Amaral y mierdas varias similares.
Además es el único legado musical, junto a Tom Jones que he heredado de mis papis, los únicos en los que coincidimos, del resto ellos no pueden entender que me gusten Sepultura y yo que disfruten con Pimpinela.


Respecto al resto pues Kilye Minogue me sigue gustando y de vez en cuando cae una pajilla viendo algun video suyo, J. Donovan era demasiado pastelón y nnca me gustó, pero Sinita, uf, Sinita, menudos temazos. Eso sí era pop.

Por cierto, pese a que solo colaboraron con SAW en un único tema, esperaba que hubierais nombrado a los más sordidos del tecnopop ochentero, SIGUE SIGUE SPUTNIK. Dentro del álbum "Dress for excess" incluyeron esa joya maltratada (por demasiado comercial) por sus fans que era "Success" y producida por SAW.

La canción seguia el estilo SSS pero los SAW les hicieron introducir los sonidos de casiotone y los estribillos horteramente pegadizos... y además el videoclip supuestamente está ambientado en ¡¡MARBELLA!!
Glorioso. Al youtube directos, amiguitos.

joselete dijo... 28 enero, 2008 04:40

Señores gran post, gran musica... joder como me gustan los 80 con el casiotone...
En realidad me gusta mas la musica disco de finales de los 70 principios de los 80... Boney M, los village people... Pero esto no está mal jajaja

Mi voto seria para Samantha Fox si fuese en plan calentorro y para los Big Fun si fuese en plan sordido total... Pero como siempre me he guiado por lo ke me he guiado VIVA LA SEÑORA MADRE KE PARIO A LA FOX!!!!!!

marcbranches dijo... 28 enero, 2008 09:20

Mi voto sórdido, sin duda, para la cinta en el pelo y la minifalda sordomuda de Sinitta, aunque mi voto sentimental es para Rick. Los dos primeros elepés que adquirí en mi adolescencia fueron, al unísono, el de Rick Astley y el "Islands" de Mike Oldfield, lo cual decía ya mucho de mi eclecticismo musical. No puedo estar más en desacuerdo con el varapalo para "Free", que contiene un baladón que empalidece a supuestos hitos de la moñería como "Nothing's gonna change my love for you" de Glenn Medeiros o el "(Everything I do) I do it for you" de Bryan Adams (del que espero que algún día explique el por qué de los paréntesis). Por supuesto, me refiero al glorioso "Cry for help" (por favor, tiene hasta gospel), en cuyo videoclip Astley trató de asemejarse físicamente a Luis Cobos (ver prueba nº1: http://es.youtube.com/watch?v=pfRfPon9vmU), aunque claro, le faltaba el bigotón...

Ha salido un par de veces en los comentarios el nombre de C.C. Catch, que parece que está disfrutando de un cierto resurgimiento kitsch en las conversaciones etílicas de treintañeros. Esto me lleva, a través del recuerdo de que también existía un pop-casio proveniente de la Europa Central, a mitos como Modern Talking, Blue System o el gran Michael Cretu, gurú existencial del movimiento, aunque sólo fuera por darnos a Sandra y su "Maria Magdalena". Merece un post. Saludos.

mosca cojonera dijo... 28 enero, 2008 10:21

pero el compositor es el mismo en todos los casos, no?
porque suenan igualito igualito...

yo, despistado como siempre, tuve el punto ochentero ya con los nuevos románticos (Duran Duran!, con Culture Club... más gafapástico todo), y cuando llegó el rollo 80's arrasando a mi me pilló con mi época completista (ya superada) de Prince...

mosca cojonera dijo... 28 enero, 2008 10:32

releyendo el comiendo del artículo acabo de tener un flasssshback... porque efectiviwonder en esa época a mi me pillaron Visage, Heaven 17, Human League, Sigue Sigue Sputnik, Depeche Mode, Pump Up the Volume (MARRS), Yellow Magic Orchestra* y los más grandes, Front 242 y Devo.

*¿Quieren sordidez? Esto no está mal...

Anónimo dijo... 28 enero, 2008 13:22

Mi voto no puede ser para otro que para ese grupo llamado Bananarama; fué uno de los primeros discos que me compré.....y eso se lleva muy hondo

intercambio de enlace dijo... 28 enero, 2008 13:38

Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca

http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
http://tus-links.com.ar

Milgrom dijo... 28 enero, 2008 18:52

Ya se que no es de SAW, pero yo voto por el ínclito Chesney Hawkes. Su primer disco contaba con el megahit I'm The One And Only, compuesta por Nik Kershaw y varias canciones más compuestas por John Wesley Harding. Recuerdenlo aquí.

http://youtube.com/watch?v=EJxxYlcN0Is

Lol V. Steiner dijo... 28 enero, 2008 21:08

Hola! Soy nueva por estos lares y no entiendo mucho el tema de debate. Pero que allá voy. Si se trata de juzgar al más sórdido de los listados (lista con la que, por cierto, me he echado unas buenas risas), creo que Mandy se lleva la palma. Ser el mejor culo británico tiene su punto.Pero ligarse a un tipet de 34 años más hace de ella la musa entre las musas. Me deja a mi de simple aprendiz, pues sólo me sacaba 27.
Es mi diva a partir de este momento. La quiero y la ailovio y la idolatro por encima de todas las cosas. Amen.

jou mike dijo... 29 enero, 2008 00:29

Desde mi instinto masculino creo que casi ninguno de nosotrOs evitó robar aquel póster central de Samantha Fox de la Vale de la hermana. Mi voto para ella y para todas las pegatinas de Sabrina que venían en los chicles y que hoy en día las que sobreviven lo hacen como pinturas rupestres, objetos de museo vamos.

¿Hemos omitido a Desireless y a Danuta?

Paco Fox dijo... 29 enero, 2008 08:58

Es verdad que Mandy Smith gana innumerables puntos de sordidez por su currículo. Sin embargo, su canción es la menos memorable.

Sigo quedándome con Sam Fox: es tan mítica que ayer estaba con mi señora viendo un flim algo aburrido (aunque con un cast solvente: Ian Holm, el putero del Sizemore, Richard E. Grant...) y, de repente, vimos que una de las protas era ELLA. AUTOMÁTICAMENTE, la película subió 20 puntos en la escala de interés para ambos.

Dillinger is dead dijo... 29 enero, 2008 11:30

He aquí un arrecuento provisional de votos:

Samantha - 9
Rick Astley - 8
Big Fun - 5
Bananarama y Kylie - 4
Sinitta - 2
Jason Donovan y Mandy Smith - 1
Todavía a 0: Mel & Kim, Sonia, Cliff Richard y Donna Summer

Está claro que Samantha es uno de los referentes vitales fundamentales de toda una generación de sórdidos, pero también que Rick Astley triunfó mucho en su día y quien tuvo retuvo. Los cinco votos de Big Fun demuestran el pedigrí sórdido de nuestros lectores, lo cual nos congratula, así como las referencias a otros grandes del hard casio como C C Catch o Sandra, está claro que es necesaria una segunda parte del artículo reivindicando al resto de grandes nombres del género.

Muchas gracias a los participantes, aunque la encuesta no queda cerrada ni mucho menos.

la reina del hielo dijo... 29 enero, 2008 13:03

Samantha, sin mirar votos de nadie, que eso es trampa. Alguien que colabora con Gunther con tan buenos resultados no merece menos. Mi padre, que es un mel�namno y un vago para esto de internet, da un voto para Donna Summer.

La navaja en el ojo dijo... 29 enero, 2008 20:10

Yo también creo que es trampa porque la gente no la vota por su sordidez Stockaitkenandwatermaniana, sino por lo que la vota. Es decir, que podría haber sido actriz o cantante de ópera y el resultado sería el mismo. Opino que desvirtúa mucho el sentido que en realidad tenía el artículo de sacar a colación gente que hacía música tan deplorable que resultaba entrañable. ¿o no?

Como dice mosca cojonera, yo también era muchísimo más gafapasta, pero supongo que los demás también. Como muchísimo, en esas cintas que me hacía grabando cosas de la radio tenía una canción de un par de estos grupos (no de Jason Donovan, aunque le haya votado), aunque no me interesaban lo más mínimo, no me compraba sus discos. Pero eso es lo de menos. Lo gracioso es verlo ahora "en retrospect" por lo chungos que eran.

Klaus María dijo... 29 enero, 2008 22:43

Por cierto, me he bajado el Ultrastar y el Ding Ding Dong del Gunther... el karaoke más sórdido... por si el karaoke no fuese sórdido de por si.

Cuando No dijo... 30 enero, 2008 17:10

Desde aqui recuerdo con cariño a Depeche Mode, Erasure, Pet Shop Boys, The Communards, Soft Cell, y tantos otros que son (en mi atiborrada memoria) verdaderos clásicos de la música de todos los tiempos. A muchos de los mencionados en la lista no los he escuchado para na, pero será motivo para ponerme al día, ya que ahora no es dicifil conseguir musica por la interné. Sea porque lo escuché con gran satisfacción en su mejor época, cuando lo pasaban en la radio como música actual y no en los especiales de los 80, mi voto va para Rick Astley.

Genial su block, simplemente genial.

Clarita dijo... 30 enero, 2008 22:39

Pues yo me quedo con las Bananarama, porque de ellas incluso llegué a pedir para Reyes una cinta original suya.
Que conste que cuesta muchísimo elegir

Jajaja dijo... 31 enero, 2008 08:49

¡Rick Astley, Rick Astley, Rick Astley...!

El Fary británico merece el voto de todos los "apañoles" de bien. Sus grandes éxitos: "Handsome bully", "Apatrolling the city"... merecen un altar en el Templo de la Música junto.

¡¡¡RIIIIIICK!!!
¡¡¡AAAAAAAAH!!!

Havuelete dijo... 01 febrero, 2008 17:15

Hola a todos!
Voto a Bananarama, best girls band ever.
Por cierto, de dónde viene bananarama? Es un panorama de bananas? es decir, es un campo de nabos? Ah, los 80...

Samantha es La Musa, pero aquí hay que votar lo que hay que votar.

Y gracias por Günther, Vicisitud!

Tobi dijo... 05 febrero, 2008 10:00

"Genial block". Esto sí que es genial.

Mi voto va por Jason Donovan, exponente de la factoría SAW a pleno rendimiento; y el único que hoy día no tiene gracia alguna.

Por cierto, como oí en la tele un día: Jason Donovan es la lesbiana perfecta; demasiado femenina para ser un hombre y demasiado masculina para ser una mujer...

Bizarro Con Interrupciones dijo... 11 febrero, 2008 23:07

Grandioso post.

Descubro para mi sorpresa que soy un sordido (pensaba que no terminaba de encajar): mis favoritas son Shinitta y Samantha Fox.

Para mi, las demás opciones sencillamente no compiten.

Sois Grandes.

noventera dijo... 19 marzo, 2008 17:56

Hola!!
Buscaba info sobre Big Fun, y lo que hay es poquísmo, pero me encontré con tu blog y está muy bueno! así que viven con sus novios?? eran gays jajaja
Gracias por la info, muy buen blog

Saludos desde Chile

 
Subir