Vicisitud & Sordidez

49
Llega un momento en la vida de todo onvre en el que observa su existencia y se da cuenta de que debería haber follado más. Objetivo que quizá habría alcanzado si no hubiera desperdiciado su tiempo leyendo en internet todo tipo de reseñas de películas malas. Podría decir que yo llegué a un razonamiento similar cuando me planteé hacer la cuarta parte de la temible saga de los clones de combate (Partes 1, 2 y 3). Claro que entonces comprendí la realidad: con 1,68 cm, narizota tezúkica y afición a hacer pelotillas con las cascarrias, perder menos el tiempo en ningún caso habría significado un aumento en el número de polvos. Por lo tanto, desolado ante lo chungo de la realidad, emprendo el camino hacia la culminación de este titánico proyecto.

¿Se acuerdan ustedes que acabé la anterior entrega diciendo que no iba a comenzar la siguiente con los clones de ‘La guerra de las galaxias’. ¡Pues no mentí!

Guarreridas sexuales clónicas:
Mi tío bisabuelo era un paradigma con patas. Gallego que hacía empanadas. Marinero brutote que tenía un tatuaje de una sirena. Y fanático de las películas bélicas. Se las veía todas. No tenía ni idea de directores ni casi de actores. Lo cual le llevó a enfrentarse, confundido a la terrible amenaza para la salud mental de…

¡El blandiporni nazi!

Todavía recuerdo su cara de extrañeza cuando fue a devolver al videoclub ‘Las calientes noches de las SS’ (o algo así). Cualquiera pensaría que, con semejante título, sabía en dónde se metía. Pero no era así. Él sólo quería tiros y se encontró con torturas y tetas.

Huelga decir que la presencia de la palabra ‘tetas’ en la descripción de una película me parece algo interesante. Pero lo de ‘tortura’ ya no tanto. Por consiguiente, el blandiporni nazi es una corriente sub-fílmica que nunca me ha interesado. Ciertamente le eché un vistazo en su momento a un par de las películas importantes del género, por aquello de la culturilla cinematográfica:
Una fue ‘Portero de Noche’, ese coñazo de Liliana Cavani que fue la que le dio el espaldarazo cultureta a la unión de esvástica, tetas y sado en el cine. Algo que tiene que ser como el Emerson Lake and Palmer de los aficionados al sadomasoquismo, a la vista de las curiosas actividades de Max Moxley. Que nos lo confirme el Primo Porno.

Por su parte, el amante de bigotillos adolescentes Pier Paolo Pasolini (también conocido como ‘el director con pinta de yonki’) estrenó el mismo año ‘Saló’, película que nunca he tenido la más mínima intención de ver, por mucho que la gente me reprenda con un: “¿Y tú te llamas cinéfilo y no has visto ‘Saló’?”. Ante lo cual sólo puedo contestar: “¿Qué es un cinéfilo?¿Qué es un ‘saló’?¿Lleva chope?”.

Un año más tarde surgió ‘Ilsa, la loba de las SS’. Las dos anteriores habían sido un éxito, lo cual marca un raro momento en esta saga de artículos, pues es la primera vez que dos pelis de esas que se llamaban antediluvianamente ‘de arte y ensayo’ engendran una legión de clones de combate. El productor David F. Freeman (onvre que auspició las primeras muestras de cine-colonoscopia de Hershell Gordon Lewis) recordó una cosa de nazis y tetas en la que había trabajado en el 69 llamada ‘Love Camp 7’ (la verdadera pionera del infra-género) y decidió repetir la fórmula a lo bestia, mutilaciones genitales (¡uy!) incluidas. El éxito le acompañó. Los italianos vieron que se les habían adelantado. Y atacaron con más desenfreno que colibrí hasta arriba de éxtasis.
Primero llegó ‘Salón Kitty’, otra piedra angular del chungogénero realizada por el guarrete y entrañable Tinto Brass. Todavía contaba con cierta coartada curta, pues tenía como protagonistas a un par de actores recién salidos de ‘La caída de los dioses’ de Visconti. En ésta, por lo que recuerdo, había mucho folleteo, pero pocas palizas. Y bastante aburrimiento.
A partir de aquí, ¡a saturar el mercado con alegría! En el 77 se estrenaron alrededor de 12 de estos finstros fílmicos, con títulos como ‘Tren especial de las SS’, ‘Casa privata per le SS’ (de, por supuesto, ¡Bruno Mattei!) o ‘La Bestia in Calore’, especialmente memorable porque el póster prometía una especia de Bigfoot violando señoras y al final era sólo un tipo unicej bastante feo y con bigotón. Observen, además, cómo la calidad fílmica de estas películas está fuera de toda duda:


Tal exceso de esvásticas prácticamente fulminó la corriente ese mismo año, demostrando que Richard Dawkins quizá esté equivocado cuando dice que no existe un dios misericordioso.

Existieron otros clones de éxitos mamarios, esta vez sin nazis de por medio. ‘Emmanuelle’ fue una de esas películas de visión obligada en Perpiñán. A algunos les despertó su libido. A un tal Bitto Albertini (sí, amigos: director de la apócrifa secuela de ‘Star Crash’), su cuenta bancaria. Este semi-desconocido director del mundo del cine-colonoscopia rodó ‘Emanuelle Negra’, un tremendo éxito protagonizado por la canija pero monilla Laura Gemser (que acababa de participar en ‘Emmanuelle 2’ y, dicho sea de paso, ni siquiera era negra) y una de esas muestras de título consciente de las denuncias por plagio: obsérvese que sólo era necesario quitar una ‘m’ del nombre et, voilá!: casi tantos espectadores como ‘El ultimátum de Bourne’. Eso es más o menos 1.700.000 pajilleros.

Al mismo tiempo, el amigo Joe D’Amato, todavía en los albores de su carrera como perpetrador de clones, estrenó con mucho menos éxito una cosa escrita junto a Bruno Mattei titulada ‘Emanuelle e Françoise’ (‘Venganza de mujer’ fue el título que le dio el poco avispado distribuidor español). Frustrado, le robó a Albertini la protagonista para su propia secuela, creándose la regocijante situación de dos clones de combate compitiendo entre sí. D’Amato ganó y continuó con una tercera entrega. Y cuarta. Y quinta. El resto se las dejó a Mattei, esa especie de D’Amato de segunda. Y pocos insultos más graves que ese se me ocurren.
Por su parte, Albertini intentó abandonar la cutrez y realizó una ‘Emanuelle amarilla’ (título alternativo menos políticamente incorrecto: ‘El mundo de los sentidos de Emy Wong’) que intentaba ser un melodrama serio. A quién se le ocurre.

D’Amato le cogió el gusto al clon guarrete, afición que culminaría en los 90 con sus Tarzan y Aladino porno. Aunque una vez más se le adelantaron con la explotación del truño aquel titulado ‘Calígula’, enorme divertimento consistente en ver a grandes y reputados actores en una producción de tetas y culos. La secuela / remake / desvergüenza del amigo Massacessi se tituló en España ‘Calígula 3, la historia jamás contada’. Yo, no sólo no he conseguido averiguar cuál de los otros clones fue aquí ‘Calígula 2’, sino que no me importa lo más mínimo.

Finalmente, y ya bien metidos en los ochenta, D’Amato se marcó un clon algo tardío de ‘9 semanas y media’ titulado imaginativamente ‘Once días, once noches’ (“¡menos días, pero más folleteo!”, pensó Joe). La broma, misteriosamente, volvió a tener éxito, y algunas películas posteriores del mismo director fueron adscritas a la serie (a veces con títulos tan gloriosamente redundantes como ‘Once días, once noches 2: La secuela’, que es como se tituló una tal ‘Top Model’ en el Reino Unido’), hasta que cuatro años más tarde rodó la continuación ‘oficial’, cuya existencia se podría decir que nos importa un carajo.

Creí que nunca iba a escribir esta frase, pero ya no tengo nada más que decir del tema de las tetas. Bueno, al menos de las tetas clónicas de combate. Aunque, ahora que lo pienso, sería un gran título para un porno de ciencia ficción. Lo cual me lleva, de una vez por todas, a…


Las bazofias de las galaxias:
Por fin llegamos, amigos, al clon de combate más adorado y querido por todos los seguidores del cine chungo. ‘Star Crash’ es una de esas maravillosas putrículas que contienen todos los elementos que convierten un visionado en un continuo regocijo. A saber:

-David Hasselhoff.
-Una tía buena en bikini.
-Un tipo con pelos Bisbal que se parece a Jon Anderson y que era un antiguo niño-telepredicador.
-Plagios de pelis de Harryhausen
-David Hasselhoff
-Artistas solventes poniéndose en ridículo (con Christopher Plummer y el compositor John Barry a la cabeza)
-Naves espaciales que lanzan misiles al enemigo. Éstos rompen las cristaleras y, no sólo no explotan ni se hace el vacío, sino que de él salen unos señores pegando tiros.
-David Hasselhoff.

Mucho se ha escrito en la web sobre este flim. Sin ir más lejos, algunos de nuestros lectores más fieles la han abordado. Es más, una de las pocas veces que he hablado en persona con alguien a quien sólo conocía por internet fue porque escuché a un señor decir las palabras ‘Luigi Cozzi’ y ‘Star Crash’. Naturalmente, sólo un tipo de gente muy perturbada puede hablar de esas cosas, y es posible que tarde o temprano hayamos acabado unos en los blogs de los otros.

Así que poco más podría añadir yo. Luigi Cozzi, el director de esta infamia, es un tipo cuya obra me cae simpática. Porque, al contrario de otros compañeros de caspa italiana, se nota que él le pone ilusión y esfuerzo. Los resultados son catastróficos y ensombrecerían en su horterismo al cuadro de la Macarena toreando a una vaquilla que hay en un bar de Triana (sí: en serio). Pero detrás de esas estrellas de colorines y trajes de conde drácula disco hay verdadero amor por el cine fantástico. Y eso es algo que alabamos en este blog.

La secuela antes nombrada y tan citada en los comentarios de otras páginas es una cosa blandiporni llamada ‘Juegos eróticos en la tercera galaxia’, que, según la IMDB, imitaba en tal medida el look de la original que le cambiaron el nombre en algunos países para hacerla pasar por secuela. Lo cual no deja de resultar inquietante por dos motivos: El primero es pensar que alguien tome este despropósito como modelo a plagiar. El segundo, mucho más terrorífico, es que, si algunos países aprovecharon el nombre de ‘Star Crash’… es que la original tuvo éxito. Una visita a los archivos del ministerio me confirma que tuvo tantos espectadores como ‘V de Vendetta’. ¡Ahí es nada! ¡Cozzi es mucho Cozzi!

No menos difundida recientemente por internet es ‘El hombre que salva al mundo” (también llamada ‘La Guerra de las Galaxias Turca’) De esta cosa ya hablamos en el excesivamente extenso artículo sobre los peores diálogos de la historia. Más que de un clon de combate, se trata de piratería cinematográfica, pues toma prestados planos y música de la película original. Tragársela entera es una experiencia única sólo comparable a hacer puenting con la cuerda atada al prepucio mientras Jennifer Connelly te procura placer prostático. Para convenceros, basta que veáis el clímax de la cinta, que nos muestra a un señor saltarín destrozando ositos de peluche king size y momias de papel higiénico mientras que se intercalan planos de la películas de Lucas con la música de ‘En busca del arca perdida’. Es difícil pensar en algo mejor y, al mismo tiempo, más terrorífico:

Único. Una cumbre de la bazofia a la que muchos han intentado buscar hermanos (Una supuesta 'Brazilian Star Wars' circula por You Tube, pero no es más que una parodia infantil al estilo de Enrique y Ana o (¡ups!) 'Buenas noches, señor monstruo'). Aprovechando la popularidad internetera de la no-película, unos señores hicieron una secuela (¡con los mismos actores!), cuya poca difusión demostró que la bazofia hecha en serio es mucho más divertida que la perpetrada a propósito.

Pero por mucho que los turcos rodaran el plagio más desternillante, fueron los italianos (¡una vez más!) los más pródigos en clones. Ya en el mismísimo 77 se rodaron dos cosas: ‘Battaglie Negli Spazi Stellari’ y ‘Anno Zero – Guerra Nello Spazio’, ambas esputadas por un tal Alfonso Brescia, lamentable señor conocido por algunos imbé… freaks como yo aficionados a la espada y brujería por ser el director de ‘Iron Warrior’ (peli no oficial de la saga Ator). El tipo, escudado tras el pseudónimo de Al Bradley, le cogió gusto al género y se dejó caer más adelante con ‘La Guerra dei Robot’, ‘Sette Uomini D’Oro Nello Spazio’ y una guarrilla titulada ‘La Bestia Nello Spazio’, que tenía toda la poca vergüenza de ser un cruce entre ‘La guerra de las galaxias’ y ‘La bestia’ de Walerian Borowczyk (¡intenten memorizar ese apellido!)
Sé que he visto una de ellas, pero no tengo ni idea de cuál. Varias aparecen en uno de esos packs de 50 películas de dominio público que se pueden comprar en los EEUU. Una vez intenté tragarme una con unos señores azules y ritmo exasperante, que era casi como ‘La guerra de las galaxias’, pero sustituyendo el guión por uno de ‘Los mundos de Yupi’. Lógicamente, mi mano se reveló y apagó la tele en contra de mi voluntad. O por mi propio bien.

Sin embargo, el otro clon italiano que, además de Star Crash, conoció una mayor difusión fue ‘El Humanoide’. Por algún extraño motivo, Columbia se encargó de su distribución mundial en video y televisión, por lo que extraño era el videoclub que no la tenía en sus estanterías. El director fue un tránsfuga del giallo con el improbable nombre de Aldo Lado (sus padres tenían que ser unos cachondos). Gracias a colaboraciones pasadas consiguió enrolar a Ennio Morricone en la música, quizá con el oscuro objetivo de compartir con ‘Star Crash’ el hecho de poner en ridículo a dos compositores legendarios. Claro que tampoco podemos olvidar que Ennio, lo que se dice selectivo, nunca ha sido (sólo buscando clones de combate en su filmografía, uno puede encontrar ‘El tesoro de las cuatro coronas’, ‘Holocausto 2000’, ‘Orca’ o ‘Hundra’). Su música abre la película con lo que parece una versión disco del ‘himno de la alegría’. A continuación, cómo no, vemos un plano directamente plagiado de ‘La guerra de las galaxias’. A partir de aquí, tenemos un festín de chunguez en el que, por algún motivo, todos los efectos especiales parecen estar rodados con una gasa de las que le ponían a Sara Montiel para las entrevistas. Tampoco falta el malo con casco de Darth Vader, algo que comparte con la muy querida ‘Yor, el cazador del futuro’. Y por ‘muy querida’ quiero decir ‘película que has visto más de una vez y te sientes avergonzado de ello’.

Por la misma época llegó un clon japonés. Aunque, claro está, proviniendo de ese país sólo puede ser… distinto. Su personalidad y el motivo por el que la recordaréis es que hay una nave espacial con forma de barco. Sí: con velas y todo (¿verían esta cosa los de 'La isla del tesoro' de Disney?). La película, titulada aquí 'Los invasores del espacio', tiene sus fans, por lo que tendré que poner la mula en marcha. Extrañamente, la trama viene a ser más o menos una mezcla de Lucas (con princesa huyendo) y ‘Los siete samurais’. Y es curioso porque el otro clon de combate de ‘La guerra de las galaxias’ que suele destacarse en este tipo de artículos es ‘Los siete magníficos del espacio’, producción de Roger Corman dirigida por Jimmy T. Murakami. Ésta era directamente un remake, hasta el punto de contar con Robert Vaughn repitiendo su papel de ‘Los siete magníficos’. No sé qué tendrá esta historia que tanto gusta a la hora de hacer caspa galáctica, pues algunos recordaréis cómo la lamentable saga de tebeos que continuaba ‘Star Wars’ la usó para la primera aventura de Han Solo, muy recordada por la presencia en el grupo de mercenarios de un conejo verde gigante y un caballero jedi loco llamado Don Wan Kihotay. Y si con esta descripción no habéis salido corriendo a la tienda de comics a comprarlo, es que sin duda estáis mentalmente más sanos que yo.

Como suele ser habitual en las producciones de Corman de la época, nos podemos llevar algunas sorpresas si miramos los créditos. De entrada, el director fue el responsable de una de las grandes obras maestras olvidadas del cine de animación (y no sólo por contar con un tema de Génesis en la banda sonora. O a lo mejor a pesar de ello): ‘Cuando el viento sopla’. Pero mucho más bonito es darse cuenta de que el guión es de John Sayles, director independientoso pero talentoso que ya ha visitado esta serie de artículos con un par de clones de ‘Tiburón’. ¿Acaso no es fascinante que un hombre sea capaz de hacer ‘Passion Fish’, ‘Piraña’, ‘Alligator’, ‘El secreto de la isla de las focas’ y el guión rechazado de ‘Parque jurásico 4’ con dinosaurios mercenarios inteligentes? Por mucho que me aburriera con ‘Lone Star’, todos tenemos que aplaudir a este jrande.
Corman se gastó muchísima pasta, sobre todo en pagarle a Vughn y George Peppard, así como en los efectos especiales en los que, como en ‘La galaxia del terror’, participó James Cameron.

*Inciso: no puedo resistirme a volver a este clon de Alien. Tras hacer aquel artículo, me dio por verla. La cosa era tan infame como esperaba (incluyendo un ligero ‘¡era yo!’). Pero lo mejor fue descubrir una de las más impresionante frases lamentables de la historia del cine. En un momento de exasperación y frustración, una de las protagonistas grita:

DIÁLOGO DOLOROSO 31:
-‘¡Ojalá me hubiera quedado atascada en el útero de mi madre!’

Y ojalá todas las frases de las películas malas fueran tan gloriosas. Fin del inciso*.

La película fue bien, y Corman estuvo sacando partido de la inversión en efectos durante años, incluyendo un tercer (¡!) remake de ‘Not of this Earth’ en 1998.
El mismo año se estrenó ‘Galaxina’, una cosa que no sabe si es parodia o clon serio que, según he leído, es un tanto rollete y, según veo en el trailer, no parece que la salve ni la presencia de un sórdido con bigotón:


Con todo, tuvo cierta notoriedad por estrenarse cerca de la muerte de la protagonista, Dorothy Stratten, una conejita de Playboy que se supone que estaba destinada a la fama (una afirmación bastante dudosa) y que fue asesinada por el cabrón de su marido y representante (los morbosos pueden ampliar la información con la película de Bob Fosse ‘Star 80’, y, al mismo tiempo, deprimirse un poquito).
El tono de parodia estuvo un poco más conseguido en la jocosa ‘Los piratas del espacio’, protagonizada por Robert Urich y dirigida por el responsable a efectos penales de ‘Mi amigo Mac’. Con Angelica Huston avergonzando el nombre familiar, la película era una inmensa chorrada que se basaba en algo que Lucas no supo ver para las precuelas de la Santa Trilogía y que muchos fans le echaron en cara: darle protagonismo a personajes al estilo Han Solo. En este caso, la cosa no funcionó. Años más tarde, Joss Whedon pensó lo mismo para su (cojonuda) serie ‘Firefly’ y tampoco se comió un gruño. Y es que nadie sabe nada.

Finalmente, y aunque no sea extrictamente un clon de combate, no puedo olvidarme de ‘El abismo negro’. Algo que, sin embargo, llevan intentando hacer todos los involucrados en la película desde que se estrelló en la taquilla allá por el 79. Fue la apuesta de Disney para igualar el éxito de George Lucas en una época en la que la compañía no sabía qué hacer. Todo el mundo la odia, aunque a mí siempre me caerá simpática debido a su esquizofrénica naturaleza: Por un lado, era un producto típico de la compañía con robotijos que tenían los ojos de cartón en la carcasa. Por otro, ciencia ficción de la dura que acaba con todos los protagonistas palmando (y unas extrañas imágenes del infierno que me maravillaron de chiquitín). Fue la primera película Disney que no era para todos los públicos, además de ser un hito en los efectos especiales por ordenador (sí: en el 79). Tenía una partitura memorable de John Barry sólo un año después de la bazofia de ‘Star Crash’. Y, al mismo tiempo, mostraba imágenes de extremo terror estético-narrativo, como Ernest Borgnine en pijama Star Trek, imaginería moralizante chungo-cristiana o un campeonato de videojuegos entre robots.


Tenía previsto continuar esta entrega con los clones de ‘El exorcista’ y ‘La profecía’. Pero creo que me he pasado de extensión. Y tampoco me apetece. La saga culminará con un último episodio en el que tendremos cabezas que giran 360 grados y, como colofón, el resto de morralla en plan batiburrillo. Permanezcan en sintonía (si es que queda algún lector asiduo a la serie) para ‘El ataque de los clones de combate 5: Miscelánea Mortal’.

Publicar un comentario en la entrada

SuperSantiEgo dijo... 22 mayo, 2008 15:09

Como todos los genios genuinos, Paco Fox se supera a cada paso.

Por cierto que hace poco he descubierto las excelencias de Jim Wynorski y hasta le he dedicado una entrada enternecedora. Lo que se dice un artesano que sin despeinarse se jinca tres o cuatro pelis al año sin despeinarse. E igual te hace un fantástico que un zríler o un softcore... ¡y casi con los mismos actores! Algo asi como UBA pero sin pretensiones de ser autor maldito.

¿Cuándo nos hablarás de estos grandes onvres de la morralla cinematográfica?

Paco Fox dijo... 22 mayo, 2008 15:12

Antes de hablar de Wynorski tengo que verme, por lo menos, 'Deathstalker 2', que se supone que es uno de los mejores ejemplos de sus (pocas) virtudes: cachondeo sin pretensiones. Lo malo es que no la encuentro en la mula. Si alguien la tiene...

multimaniaco dijo... 22 mayo, 2008 15:35

Me he reído a jrandes carcajadas viendo ese inenarrable final del Star Wars turco. Paco Fox está en mi Olimpo particular.

Milgrom dijo... 22 mayo, 2008 17:26

Te has salido once again Paco!!
No se como lo haces pero teniendo en cuenta que odio este tipo de pelis siempre que leo tus artículos me dan ganas de darle a la mula, menos mal que mi novia siempre me da una colleja antes da hacerlo y desisto.

Yo siento especial predilección por la sexplotaition sobretodo la de romanos, algo que jamás se ha explotado como se debiera dado el lado sórdido del Roman Empire. Decirte además que Laura Gemser es una de mis musas ever (de ella nace mi filia por las negras, aunque ella fuera de Java) y que dios la guarde en su gloria por los momentos puberpajeros que he tenido con ella

Paco Fox dijo... 22 mayo, 2008 17:35

De verdad que me pongo colorado. No miento si digo que no confiaba en este artículo demasiado. Tengo testigos.

Milgrom: Aunque soy más de blancas lechosas que morenas, tengo un lugar en mi corazón para la Gemser, pues estaba en la portada del primer Interviú que estaba en la montañita que tenía mi padre guardada en la mesita de noche, lugar que, como relaté en su correspondiente y vergonzoso post, se convirtió en mi primer pajilleródromo.
Y sí: con esa edad ya sabía claramente quién era esta mujer. No en vano había visto tres o cuatro veces 'Ator'. Hasta recuerdo que sabía su pseudónimo 'Moira Chen' de 'Bronx: Lucha Final', porque lo confundía mentalmente con lo del 'Teatro de Manolita Chen'. Nunca he estado sano mentalmente.

Anónimo dijo... 22 mayo, 2008 17:50

¿Alguien sabe dónde me puedo bajar Star Crash en español? ¿Y la turca? (No creo que exista, pero bueno....). Me ha picado el gusanillo de la caspa....

El Teleoperador dijo... 22 mayo, 2008 18:15

Creo que el tipo que conocías de Internet que nombró "Star Crash" era yo, o al menos una de las veces ¡era yo!

Y respecto a Laura Genser, creo que te has dejado la mejor:

http://62.15.226.148/fot/2007/03/23/4468432.jpg

Paco Fox dijo... 22 mayo, 2008 19:07

Anónimo:
Star Crash sólo la he encontrado en inglés. La turca, sin embargo, la vi online aquí:
http://video.google.com/googleplayer.swf?docId=-7069307816427160377&hl=en
Obviamente, está líbremente en internet porque lo que se dice derechos no es algo que se pueda reclamar de ella.

Teleoperador: ese logo de José Frade... ¡cuánta 'S' nos ofreció!

moscacojonera dijo... 22 mayo, 2008 19:53

Pues lo confirmaré cuando me la vea!!! Disculpas por la laguna...
El gremio BDSM que conste se flipó más en su momento con el rollo "Historia de O". Ahora se prefiere (menos mal) la de "Secretary".
Yo soy algo más retorcido. Hasta a Camera Café le veo interés. En serio.

La verdad, de lo que he oido, me interesa de esa peli no la mezcla de tetasculosnazis sino la tortura psicológica. Lo que he oido es que la prota era una exprisionera de campos de concentración, a la que un exmilitar de campos de idem la hace vestirse de nazi para ponerle cachondo... o algo así.

Por cierto, Ilsa la loba de las SS y todas las pelis del estilo las tienen en el video club que está enfrente de la filmoteca. Por si a alguien le apetece meterse el chute. Yo paso. Me llega con curiosearla via Youtube.

Gaspar Hauser dijo... 23 mayo, 2008 00:47

Bueno Paco, es respetable tu negativa a ver "Saló", pero un sórdido que se vista por los pies tiene que haber visto al menos una vez en su vida esa película: coprofagia, travestismo, amputaciones, corrupción de menores... y además es italiana y de los años 70 (sordidez 100% garantizada). Si no la ves, allá tú.

Charlie dijo... 23 mayo, 2008 01:15

¡Ay, Paco, que ya se han cargado los vídeos esta gente mala de Youtube! ¡Eso sí, mi psique lo agradece! Bastante la castigo ya con "Perdidos".
No olvides, en el tema del crisol cinematográfico que fue "Battle Beyond the Stars", también estuvo metido James Horner (amigo de los clones de combate con hechos como Krull).

The Devil Rules the World dijo... 23 mayo, 2008 02:13

Bueno, bueno, bueno... finalmente... los clones de las galaxias! A ver, vayamos por partes.

Yo del rollo nazi-tetas nunca he sido muy fan, aunque sí del rollo tetas-(insertar lo que sea) así que las pelis de Ilsa me pican la curiosidad, la que si he visto para mi desgracia es "Saló" y puedo corroborar que fue uno de los peores momentos de mi vida. Hazte el favor de seguir sin verla, vas a ser mucho más feliz, yo, sin ir más lejos, me parezco a Tim Robbins en "Mystic river" por culpa del hijoputa de Pasolini. En fin. Con lo que si que prediacaba era con Laura Gemser... "Emanuelle Negra" fue mi primera experiencia con el cine erótico... se la pillaba a escondidas a mi padre, que había tenido la indecencia incluso de ponerle caratula! y probablemente sea el inicio de mi actividad pajillera, asi que claro, no puedo evitar tenerla en alta estima (aparte de que la Gemser estaba buena). Hace poco la vi en una alucinante película "La erótica noche de los muertos vivientes" (conseguida cual hallazgo arquológico en internet) que tenía mucho de tetas y culos y mucho de zombies, lo que que la aproxima bastante a ser la mejor película jamás hecha. Para mi perplejidad, Manga la editó en dvd hace unos meses. "Calígula" es otra que se me resiste con el paso de los años.

Y ya por fin llegamos a ¡¡¡"Star Crash"!!! (que debe ser un tema de conversación mucho más popular del que parece, porque a mi también me reconociste en la entrada del concierto de Alan Silvestri gracias a mi mención de Luigi Cozzi). Reconozco avergonzado que no he visto esta película desde que tenía lo menos seis años, pero de alguna extraña manera guardo escenas en mi memoria. Espero con cierto temor el momento en el que me enfrente a un nuevo visionado... lo realmente fuerte es que en mi infancia no veía grandes diferencias entre ésta y "Star Wars", ambas tenían espadas láser, androides parlanchines y naves espaciales... la música de John Barry en cambio la tengo más difusa.

"El humanoide" es otra que me tragué alguna mañana por televisión española con gran regocijo. Si en "Star crash" tenemos la presencia embriagadora de Caroline Munro, aquí no sólo tenemos a Barbara Bach (arfs), sino que también a su compañero de peli Bond, el auténtico Tiburón!! (creo recordar también por ahí a alguna vieja gloria de Hollywood también). Lo que me flipa no es sólo que el primer plano de la peli sea un plagio del primero de Star Wars, sino que encima la nave tambien sea triangular. Con dos cojones. De "La guerra de las galaxias turca" cada vez que me acerco a ella (casi siempre en este blog) empiezo a tener espasmos. Debería analizarse en las escuelas de cine, en las clases de montaje... "si alguna escena se os queda corta, no dudéis en coger lo que necesitéis del último gran éxito de Hollywood".

Por contra, "Los 7 magnificos del espacio" es otra de las pelis de mi niñez que por mi propia salud mental evito recuperar. Recuerdo, además, que hice la sesión doble en el videoclub... "Los 7 magnificos" y luego "Los 7 magnificos del espacio". ¿Hay otra forma de verla? El score de James Horner (creo que fue su primera banda sonora) es bastante resultón.

De los cómics de Star Wars, jejejeeeee... yo iba a comentar la misma minisaga en mi apartado del universo expandido dentro de mi mugapost de Star Wars... ese conejo (llamado Jaxxon) se nos quedó a todos marcado a fuego, admitámsolo. Tengo esos tebeos en al menos 3 ediciones españolas diferentes (y las que faltan), comenzaron en el número 7 de la edicion de Marvel (los seis primeros eran la adaptación de la película) y sólo fueron el comienzo de las delirantes aventuras que perpetrarían en Marvel durante los siguentes siete años...

Aichs, con estos posts da gusto. Cómo cultivamos la memoria histórica. Por cierto, nunca he entendido porqué, al hablar de recaudación en taquilla, no se habla de número de espectadores, ya que ésto es lo que realmente debería valorarse, pues está libre de inflación... creo que por número de espectadores "Lo que el viento se llevó" y "Sonrisas y lágrimas" son las películas más vistas (seguidas, por supuesto, de "La guerra de las galaxias"), y "Titanic" no aparece hasta el puesto seis o así... Lo de que "Star crash" la vio el mismo número de gente que "El ultimatum de Bourne" es acojonante. ¡Quiero más datos de esos!

Ya no me enrollo más.

Pero no veas "Saló", en serio.

Paco Fox dijo... 23 mayo, 2008 09:16

Gaspar: Entiendo la sordidez de Saló, pero no me interesa por su falta de jovialidad, algo que pido en mi ración de chunguez.

Charlie: Sería un error pasajero. A mí me funcionan.

Devil: No me lo puedo creer. No me lo puedo creer. Emanuelle negra también fue de las primeras (junto a 'Delicias Turcas') blandiporni que le pillé a mi padre.
Creo que ví 'La´erótica noche de los muertos...' hace un par de semanas. Digo 'creo' porque hay dos muy similares que rodó D'Amato con George Eastman a la vez. En la mía una filipina sórdida descorchaba una botella con el chirri e Eastman follaba siempre con los pantalones puestos y sin bajarse la cremallera. Fue una experiencia espeluznante: creo que no se puede caer más bajo.

La revisión de 'Star Crash' es una experiencia muy divertida. Y estuve viendo hace poco 'Los 7 magníficos del espacio' en uno de mis canales y creo que no es mala película. Desde luego, en ningún caso estulta. Sospecho que el score de Horner lo llevó a 'Star Trek'.

De los tebeos de 'Star Wars' sólo tuve de infante la saga de la que hablaba. Añós más tarde, mi amigo Viti (presente el otro día en la fiesta) me regaló el primer volumen de la reedición que está ahora en tiendas. Y, si bien es una lectura divertida, no es para comprarse el resto.

Lo de las recaudaciones vs espectadores es una lucha que incluso mantengo en el trabajo. La razón es sencilla: así todos los años, gracias a la inflación, se puede anunciar un record nuevo.

moscacojonera dijo... 23 mayo, 2008 09:41

dos cosas

"Saló" la intenté ver. Y paso. Eso sí, coprofagia y similares abundan por internet, o sea que quien quiera, puede tener siete tazas...

y de los videos desaparecidos en Youtube, me he encontrado esto, recomendado en algun sitio que no recuerdo: YouTomb

Milgrom dijo... 23 mayo, 2008 14:02

Hablando de follar con los pantalones puestos, el cine porno francés es especialista en este tipo de escenas, que jamás supe a que obedecen.

Wannabegafapasta dijo... 23 mayo, 2008 22:23

¡Grande post, grandioso davvero!

Recuerdo haber visto EL HUMANOIDE en una proyección findesemánica en la Telegaita que todos amamos, película anunciada como "O tabeirón de James Bond vai o espacio" (o espazo, si hay algún xunteiro leyendo esto). Sin embargo, la duda me embarga: yo hubiera jurado que Darth Vader de saldo... ¡era una mujer! Y sin embargo en el video puesto le sale un vozarrón de maromo que pa qué. :P

¡Ah! ¿Y por qué nadie se acuerda de EL VISITANTE DE AURORA (THE AURORA ENCOUNTER) como clon de combate de ET? Todos ustedes tendrían que tener como película de cabecera, icono religioso y objeto de adoración una película en la que: a) un extraterrestre aterriza en un pueblo del Oeste americano, b) se hace amigo de unos niños, c) aparece Jack Elam haciendo del borracho del pueblo, d) se ven los focos por encima de los decorados y la grúa que mueve la nave, e) al extraterrestre se lo cargan de un tiro, f) éste fue interpretado por un niño afectado por progeria o síndrome de Hutchinson-Gilford (envejecimiento prematuro, vamos) al que se le concedió el deseo de participar en una película como previsible última voluntad (¿nadie recuerda el episodio de PADRE DE FAMILIA en que fingen que Chris es enfermo terminal para que repongan una serie?), g) que la peli sea un truñaco de impresiones épicas, y h)... ¡supuestamente basada en hechos reales!

Paco Fox dijo... 23 mayo, 2008 23:25

Joer: pues no conocía ese clon de E.T. Parece realmente lamentable.

JoseViruete dijo... 24 mayo, 2008 02:08

Precisamente para el DVD que acaba de salir de Invasores del espacio he grabado un audiocomentario, el otro día la vi en el corte inglés así que ya sabesn.
Yo te puedo pasar Deathstalker 2, y es cojonuda. Y no dejes pasar Bárbara la Bárbara, con Barbara Dare, que viene a ser más o menos parecida....

Wannabegafapasta dijo... 24 mayo, 2008 02:23

Sobre El visitante de Aurora:

Ficha IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0090675/

Un resumen en fotografías de la peli: http://www.peterbrown.tv/aurora.html

Un video de Youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=pG5PeCPnQEM

Paco Fox dijo... 24 mayo, 2008 10:59

Viruete: Pos habrá que comprarlo, aunque sólo sea para apoyar la presencia de 'One of us'.
Me encantaría ver Deathstalker. Si algún día vas a estar en un lugar determinado y puedo pasarme... mi mail es quietmanes en yahoo con punto español.
Bárbara la Bárbara es peli mía de cabecera: la única porno VHS con los díalogos desgastados y las escenas guarras intactas. Hablé de ella tangencialmente aquí:
http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2007/03/las-grandes-sordideces-del-rock.html

seth dijo... 25 mayo, 2008 13:21

Paco, los que compartimos tu enfermedad aplaudimos tu teson, valentia y coleccion de datos absurdos.

Esperando el glorioso final solo echo en falta cine de vigilantes y de patinadores...ahora dudo de que pueda aplicarseles el concepto de clon, no se me ocurre el titulo de referencia...

Paco Fox dijo... 25 mayo, 2008 17:15

No había pensado en el cine de vigilantes, pero tienes razón en que la etiqueta de clon sería dudosa... más bien fue una moda con mucho trasfondo social. Quizá el primero sería 'Death Wish', pero las que vinieron tampoco pretendían copiar a la original. Y, además, no todo fue 'Exterminator'. El mismo Paul Schrader retomó temas de Taxi Driver en 'Rolling Thunder'...

De lo de los patinadores no estoy muy versado, pero no creo que fuera algo originado por un éxito. Recuerdo 'Solar Babies', el skate de 'Gleaming the cube' y una Nosequé de los Rollerboys directa a video.

Cayetana Altovoltaje dijo... 25 mayo, 2008 18:39

Señores de V y S. Este vídeo se ha hecho pensando en ustedes: http://www.youtube.com/watch?v=EkiE-LTIlZ0

The Devil Rules the World dijo... 26 mayo, 2008 01:24

Se me olvidó mencionar también "Piratas del espacio" (del hielo en su version original), peli que vi en cine y con la que F-L-I-P-É, de hecho la tenia en video y la revisaba de vez en cuando, hasta que cumplí catorce años o así... alguna vez he pillado algún trocito suelto por la tele y creo que me llevaría un gran chasco (y eso que la recuerdo muy bien). De cualquier forma, es la demostración de que para mí el sentido del humor y el no tomarse en serio siempre ha sido lo más importante a valorar en una película de género, y ver a Robert Urich (que en paz descanse) en plan personaje carismático tenía su aquel. Anjelica Huston simplemente... desconcertante (creo que la película es del mismo año que "El honor de los Prizzi", por la que se llevó el Oscar a la mejor secundaria).

Vamos, que ésta es una peli fundamental de mi infacia que espero que editen algún año en DVD, aunque sea mala de cojones (que no estoy tan seguro de ello).

Milgrom dijo... 26 mayo, 2008 17:30

Yo la de Ice Pirates la revisé hace cosa de dos semanas y no me ha defraudado. Si tenemos claro lo que es y lo que pretende la vas a volver a disfrutar. Además me ha recordado a Space Truckers, la inclasificable space-opera de Dennis Hopper y Stephen Dorff, que merece un revisionado general y más de un elogio.

Paco Fox dijo... 26 mayo, 2008 18:12

Tiene usted toda la razón: Ice Pirates es bastante parecida a Space Truckers, aunque algo más de cachondeo, pues recuerdo que al final se volvía totalmente loca y entraban en un bucle temporal, envejeciendo todos los personajes a marchas forzadas. Creo.

Stifmacuin dijo... 26 mayo, 2008 19:56

Oh que gran post. Que recuerdos!!!

De Star Crash, recuerdo que siendo un tierno puber, la fui a ver con mi padre. Qué gran hombre, todos los sábados por la tarde me llevaba al cine. Yo decidia y el asentía. Se tragaba cualquier truño que a mí se me ocurriese. Y de los que aquí mencionaís, por lo menos, Star Crash, los Siete Magnificos y El Abismo Negro, cayeron. Al llegar, una chocolatina Crunch y una bolsa de Darlins, que eran unos caramelos que se pasaban toda la película pegados a los dientes y no había forma de sacarlos hasta que se disolviesen. Me acabo de dar cuenta que mi padre me convirtió en Sordido.

Era la época en la que había cortometrajes en los cines. Y los que estaban de moda eran los de Felix Rodríguez de la Fuente. Coño, tengo que buscarlos en el Llutuf. Eran historias en dibujos animados sobre un animal en concreto. Imprescindibles, aunque poco sordidos, todo hay que decirlo.

De la de invasores del espacio, recordar que la ví en el Regio, hoy llamados Renoir Cuatro Caminos. Por entonces, un único cine donde más que arte y ensayo, había dobles y triples sesiones. Como ejemplo, allí ví Amanecer Rojo y Más Allá del Valor. Reivindicó un post sobre John Milius, ya!!! Un épitome de progresismo como él no puede estar lejos de este blog.

Y por último, y para no alargarme mucho que estoy en plan abuelo cebolleta con sus batallitas, recuerdo dos cosas. El bikini en forma de garras que llevaba Sybill Danning en los Siete Magnificos, que le elevaba los pechos hasta sujetarle la barbilla, o eso recuerdo, y en una época en la que tanto se hablaba de las similitudes entre un alien y un puturru de fuá, la forma de vagina y uteros que tenía la nave de George “Hannibal Smith” Peppard

Anónimo dijo... 26 mayo, 2008 22:24

http://blog.innerpendejo.net/

Para Paco Fox. Para que se ría tanto como lo he hecho yo.

El Guardián dijo... 28 mayo, 2008 01:51

Parece claro que quedan lectores asiduos a esta serie, y yo me sumo a ellos, así que habrá que replantearse lo de terminarla en su quinta entrega, ¿no?

Respecto a "El abismo Negro", también a mí me parece fascinante por su esquizofrenia y además pertenece a la época sin rumbo de la Disney, que está plagada de títulos a reivindicar.

También emito otra recomendación para que se atreva con "Saló". Puede parecer seria, y lo es, pero también es de las experiencias que no se olvidan, por muchos vídeos que haya en Internet sobre temas similares.

¡Felicidades una vez más por la serie!

Paco Fox dijo... 28 mayo, 2008 09:05

Gracias, guardián. La etapa de los 80 de Disney tiene esa fascinación que dan las películas fallidas pero con evidente talento detrás. El paradigma, claro está, es 'Taron y el caldero mágico', cuya complicadísima gestación bien merecería un estudio en otro tipo de blog. Mi favorita de la época es 'Dragonslayer', que se ve bien poco y cuya edición en DVD fue escasa en cuanto a copias y extras.

El Guardián dijo... 28 mayo, 2008 10:53

El dragón del Lago de fuego es en sí una de las películas más maltratadas de los 80. Ésta directamente no me parece que sea fallida, sino simplemente un fracaso comercial en su época. De niño me dejo un recuerdo imborrable y cuando la he vuelto a ver no hace mucho comprobé que se trata de todo un películón, oscuro y repleto del mejor sentido de la fantasía. Me atrevo a decir que es la mejor película que se ha hecho sobre dragones.
Y con Taron el caso es similar. La película no es ni de lejos tan redonda, pero contiene muchos de los momentos más valientes y artísticamente logrados que habían salido de la factoría en muchas décadas. De nuevo, yo le tengo un cariño incondicional a este film, a pesar de que sí que veo sus carencias.
Lo que me parece una injusticia es que ambas siempre hayan sido tan maltratadas en el ámbito del vídeo doméstico (hay que recordar que detrás de Dragonslayer también está Disney). Taron, por ejemplo, tardó una barbaridad en editarse en vídeo y lo mismo ha ocurrido con el DVD, viniendo este último pelao de extras y con la película incluso sin 16x9 (eso en USA, que en España ni se ha editado).
Con las magníficas ediciones especiales que ha hecho Disney de sus clásicos y la turbulenta y apasionante historia que hay detrás de esta película (con final infeliz incluido), hemos de seguir condenados a los caprichos de una compañía que prefiere esconder bajo la moqueta (vease el caso de "El carnaval de las tinieblas" o "Los ojos del bosque") la década en que se disfrutó de la mayor libertad creativa que se había vivido en el estudio desde su misma fundación.
Toda esa etapa de Disney da sin ninguna duda para un artículo propio.

Paco Fox dijo... 28 mayo, 2008 11:06

Creo recordar que hay un artículo amplio oculto en alguna página de internet sobre la producción de Taron y el abandono de Don Bluth y muchos otros para hacer una película más adulta y arriesgada, Nimh, a la vista de que no les dejaban hacer nada con 'El caldero mágico'.

No he visto 'Los ojos del bosque', aunque imagino que tira por los mismos derroteros que 'El carnaval de las tinieblas' y 'El abismo negro': películas fantásticas más adultas que lo usual de Disney, pero fallidas por la esquizofrenia que vivía la compañía (con las excepciones de, en cierta medida, 'Dragonslayer' y 'Tron').
Ahora que lo pienso, este objetivo de cine adolescente no ñoño fue lo mismo que persiguió Spielberg con sus producciones Amblin, consiguiendo entretenimiento juvenil más oscuro e inteligente de lo normal con películas como 'Gremlins' o 'El secreto de la pirámide', flims que hoy en día no habría manera de estrenar con lo restrictiva que se ha vuelto la PG 13. Justo creada por Spielberg para poder sacar adelante sin cortar la antes mencionada 'Gremlins' e 'Indy y el templo maldito'. Un avance en su momento que se ha convertido hoy en día en una rémora.

El Guardián dijo... 28 mayo, 2008 12:07

El articulo que nombra me lo voy a poner a buscar ahora mismo. Es curioso, porque vistas hoy en día Nimh me parece tanto o más fallida que Taron, a pesar de que estéticamente cuente (como la otra) con una gran cantidad de elementos admirables.

No se pierda "Los ojos del bosque". Además de contar con la siempre imprescindible Bette Davis, se va a encontrar (como muy bien imagina) con un producto esquizofrénico, pero bastante más centrado que otros coetáneos suyos.
Aunque también tenga una larga historia detrás de desencuentros entre su director John Hough y la productora, remontajes y cambios de última hora (que la propia Disney se ha negado a que vieran la luz en DVD en una edición especial que ya estaba preparada por otra compañía), el resultado (salvo el final y otros pequeños detalles) es bastante sólido y con una atmósfera excelente.

La comparación con el Spielberg productor de los 80 es totalmente adecuada. Lo cual me lleva a la eterna conclusión de que el cine juvenil oscuro pero comercial que se facturo en los 80 y que dio vida a mi juventud, tiene todas las papeletas de no regresar jamás. Fue como el último estertor del mundo adulto de los 70, antes de caer en la infantilización de los 90 y la imbecilización que nos ha traído el nuevo siglo.

The Devil Rules the World dijo... 28 mayo, 2008 14:16

¡No estoy nada de acuerdo en que "Nihm" sea fallida! Para mí es la mejor película de animación jamás hecha.

En lo que coincido plenamente es en "Dragonslayer" yo también la vi de crío en el cine y me acojonó muchísimo, y también la revisé hace pocos años y me dejó con la boca abierta. Es un peliculón como la copa de un pino y es increíble que nadie la haya reivindicado como se merece (y vaya efectos que tenía la película a pesar de ser del 81). "Tarón" sólo la vi de crio en le cine, y la recuerdo tremendamente oscura, tengo ganas de volverla a ver. De la misma época es "Tod y Toby" que si bien es algo más pastelosa también tenía sus momentos durillos (otra que me gustaría revisar). Otra cosa, ya volviendo un poco más al tema del post, ¿No os parece que ese final lisérgico de "El abismo negro" trataba de nadar en las mismas aguas que "2001"? Lo cierto es que aún recuerdo esos robots amagos de R2... joder, ésta también quiero volver a verla.

"Space truckers" en cambio nunca ha caído en mis manos, pero seguro que no es tan divertida como "Piratas del espacio".

Y no sé quién lo ha comentado por ahí arriba, pero entre mis planes más o menos a medio plazo está el dedicarle un megapost al señor John Milius, el único director en el que puedes pensar cuando hay que invadir EEUU...

El Guardián dijo... 28 mayo, 2008 14:39

No quisiera entrar en discusión, sobre todo porque Nimh forma parte de mi infancia. Recuerdo muy bien haberla visto en el cine y repetir con el VHS, y pienso que a nivel de animación, estética, la música, etc., es brillante (como lo fueron también Dragon's Lair y Space Ace de la misma época), pero creo que su ritmo no está bien conseguido y los personajes tampoco acaban de ser todo lo memorables que pretenden.
No quiero decir que sea mala, para nada, pero volviéndola a ver (y con las espectatívas del recuerdo muy altas), me di cuenta que sigue siendo admirable en sus planteamientos y en las metas que busco alcanzar, pero para mí no acaba de cumplirlas plernamente. De ahí lo de fallida. Aunque insisto en que su belleza plástica es incuestionable.

Paco Fox dijo... 28 mayo, 2008 15:09

Devil:
Los efectos especiales del dragón de 'Dragonslayer' son muy importantes, pues fue el primer y mejor uso de la hoy olvidada técnica del go-motion, el último paso de refinamiento del stop-motion antes de la infografía. Creo que se trataba de que los modelos estaban mecanizados, de tal manera que, cuando se fotografiaban sincronizando la cámara mediante un ordenador, se creaba una pequeño borrón de movimiento que hacía todo más creíble y fluido.
Por otra parte, el diseño del dragón es uno de los mejores que ha habido. Tanto que los de 'El imperio del fuego' están cláramente inspirados en él.

El final de 'El abismo negro' es claramente un intento de hacer una versión simplificada del de 2001, que funciona un poco en cuanto al infierno, pero queda fatal en lo referido al cielo.

Efectivamente, 'space Truckers' no es tan comedia como 'Ice pirates', pero comparten un tono ligero.

Volví a ver Nimh hace cosa de un año, y, si bien fue algo especial en su momento, hoy en día creo que está superada. O será la mierda del doblaje.

seth dijo... 28 mayo, 2008 20:01

Schrader siempre fue un tanto obsesivo con su culpa calvinista, y Rolling thunder merece estar en el panteon por su lisergico titulo hispano, El ex preso de corea. Death wish es el gran referente aunque las hay anteriores, anyway, hay tantas y tan escabrosas que no se me ocurre otro lugar mejor donde apilarlas que esta gloriosa saga. Lo de los patinadores me vino por un turbio recuerdo de un vigilante-patinador al que no localizo, pero al tiempo. La ley de los rollerboys esta protagonizada por Corey Haim, Roller blade es futurista sobre una banda de patinadores que luchan contra los fascistas/capitalistas e incluso tengo una apocaliptica. Ademas, en un gesto de estilo se podria incluir Los bicivoladores en el monton.
Debes estar muy contento con mi actitud: tras demostrarnos como te revuelcas en el fango intento que saltes a un pozo negro.

seth dijo... 28 mayo, 2008 22:17

Esta vez no me confundo, Supersanti. Echale un ojo, no tiene desperdicio

http://terrorfantastico.com/foro/index.php?PHPSESSID=6cb13088ee9102336735e7c682471a41&topic=5398.0

Y, en la miscelanea mortal espero haya un hueco para Phoenix the warrior: tras la guerra bacteriologica las amazonas dominan el mundo y luchan por la semilla de los escasos hombres vivos.

Algun dia dejare de esparcir mierda por donde paso y la enseñare yo mismo, lo prometo.

SuperSantiEgo dijo... 28 mayo, 2008 22:25

No, si yo a lo que me refiero es que la peli de patinadores por excelencia es Rollerball.

También hay una, del año de la tana, protagonizada... ¡por Mickey Rooney! ¡Haciendo de patinador, os lo prometo!

Y ahora que me acuerdo, Subway con Christopher Lambert también iba de un patinador, ¿no?

The Devil Rules the World dijo... 29 mayo, 2008 00:59

Sin ánimo de polemizar, que opiniones hay para todos, no he visto ninguna película de animación posterior a "Nihm" que tenga una pizca de su magia. Y al que me diga que "Los increíbles" le doy un capón...

¿No había una película sobre chavales que eran patinadores espaciales llamada "Guerreros del sol"? Juraría que el prota era Jason Patric.

Paco, lo de los dragones de "El imperio de fuego" iba a mencionarlo yo también, cuando vi el trailer me pareció un canteo, y eso que la peli está entretenidilla, a pesar de tener un climax que parece una secuencia de pre-títulos

El Guardián dijo... 29 mayo, 2008 02:00

Cualquiera de las de Miyazaki. Pero si te refieres a películas de animación de fantasía (como es el caso de Nimh), la cosa es distinta... aunque volvería a Miyazaki (La princesa Mononoke, Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro...). Pues no, no es distinta.

Sin ánimo de polemizar, eso sí. ;)

Paco Fox dijo... 29 mayo, 2008 09:02

'Los guerreros del sol' es cine-colonoscopia futurista postapocalíptico de patinadores. Con dos cojones. Creo que hasta se rodó en España. En principio, tenía un productor importante, el dinero de MGM y hasta un cartel del tipo que hizo los de Blade Runner, ET, La bella y la bestia y casi todo lo bueno de los 80. Pero luego salíó... aquello.

Milgrom dijo... 29 mayo, 2008 16:01

Pues por culpa de Los Guerreros del Sol, yo me compré mis primeros patines!

Caronte dijo... 01 junio, 2008 03:30

gracias por el enlace!! realmente starcrash MOLA, no tenían un duro, no sabían actuar, copiaron vilmente la guerra de las galaxias, pero mola mil veces que muchas de las pelis "serias" q se pueden ver hoy en día, por ejemplo cierto regreso con calaveras de cristal de por medio...

q no confiabas en el artículo??? pues menos mal, porque te ha quedado cojonudo, espero ansioso la siguiente entrega, q mi emule está deseando poner a bajar más bazofia ;)

1 abrazo.

SuperSantiEgo dijo... 01 junio, 2008 12:18

Otia, el prota de Dragonslayer es el Bizcochito de Allie MacBeal

La abadía de Berzano dijo... 03 junio, 2008 11:39

De las nazixplotations europeas no es que tenga vistas muchas, pero de las que si he visto, habría que rescatar urgentemente dos de las que citas, "La bestia en calor", con Pedro Ruiz (por que es él, ¿no?), como el monstruito del título, y el ex-Maciste Brad Harris haciendo de cura (toma ya!). Y luego, "Tren especial para Hitler", que como en toda coproducción con España de la época que se precie, cuenta con el entrañable Frank Braña en su reparto haciendo de oficial nazi, y a la malograda lolita Sandra Mozarowski como putilla adolescente.

En cuanto a la estrenada aquí como secuela de "Star Crash" he tenido el disgusto de verla, y el motivo por el que algún distribuidor le coloco a esa película erótica semejante título, es porque reutiliza los planos de naves de la Cozzi.

Ah, y "La bestia nello spazio", para terminar de redondear las intenciones de su título, esta protagonizada por la finesa Sirpa Lane, vista en alguna nazixplotation como "La esvástica en el vientre", y que había encabezado el reparto de, precisamente, "La bestia" de Borowczyk.

SuperSantiEgo dijo... 03 junio, 2008 11:52

¿Y qué me decís de las Porn Wars de Private? Tiene un montón de planos que no son metesaca, sables de luz de verdad e incluso efectos especiales de verdad, de los que luego se pasan a 20X, pero tenerlos los tiene.

luciernago dijo... 21 febrero, 2009 17:00

Oye, pues yo vi Galaxina hace tela de años (no sé, lo menos 20) y me pareció bastante cachonda...
Claro que, a esa edad, con ver una teta holográfica ya te arreglaba la película entera...

 
Subir