Vicisitud & Sordidez

55
EL HARD CASIO, MÚSICA DE LA CONCORDIA

Como todo lo que escribimos en Vicisitud, éste es un artículo de tesis en el que me propongo demostrar con pruebas irrefutables una de las grandes verdades de la vida: el Hard Casio es el género musical que más fraternidad genera y más amor siembra en nuestras vidas. Para no ir más lejos sepan que, aunque algunos lectores piensen que el blog es un era yo en el que un demente autor se disocia en tres personalidades diferentes, aquí publicamos tres sórdidos (cuatro cuando nuestro amigo el señor Panadero colabora) de distintos pelajes que se plasman en diferentes backgrounds musicales. El jebi, que emociona a don Vicisitud y a Panadero, me merece un gran respeto, sobre todo por sus cardados, su cock rock y sus grandes momentos gays, pero no lo vivo con pasión. Por otro lado el rock sinfónico que tanto motiva a mis compañeros me irrita por su pretenciosidad universitaria, su jipismo y sus innobles vínculos con el folk y la ruralidad, mientras que en contrapartida mis amigos sórdidos odian la música noventera. Me parece mal porque Oasis y Blur hacen canciones con abundantes coros de Yeyeye-Oooh – Aaaah, prueba del algodón que distingue a un buen grupo pop, y, aunque el grungerío animó a alguna gente a no lavarse y a Ray Loriga a escribir libros y eso está muy mal, personajes tan venerablemente sórdidos como Courtney Love berreando sobre el escenario I'm eating you, I'm overfed, your milk's in my mouth, it makes me sick, mientras enseña las tetas, cuenta sus miserias e insulta a su público sólo pueden merecer mi aplauso. Además, gracias en buena parte a Kurt Cobain los pijomierdas ochenteros de polo con la bandera de España y fans de Dire Straits de mi colegio pasaron durante unos años al segundo o más bien cuarto plano que les correspondía y hasta vivieron un breve momento de conciencia y vergüenza de su pijerío y su imbecilidad, efímero pero no por ello de menor belleza.

Pero lo que importa es que estas desavenencias musicales se esfuman cuando hablamos de los grandes del Hard Casio, estilo que a todos nos cautiva. Lo mismo ocurrió durante la pasada semana santa, en la que don Panadero, dos sórdidos más y un servidor nos fuimos de viaje al sur en coche; la elección de la música adecuada para el trayecto fue motivo de múltiples y amargas trifulcas y disputas. Dark side of the moon de Pink Floyd provocó grandes rechazos, aunque sus detractores acabamos reconociendo sus grandes valores somníferos y convirtiéndolo en nuestra petición para la hora de la siesta. Grupos de todos los estilos de antes y de ahora fueron sucesivamente defenestrados por unos o por otros; sólo el gran descubrimiento de Panadero con el Super disco chino, un clásico de Enrique y Ana que debería ser recuperado YA como highlight de la noche en las discotecas, provocó el entusiasmo general hasta que apareció por ahí una casete de Depeche mode que trajo por fin el consenso, el sosiego y la unanimidad. Visto el poder de reconciliación del Hard Casio, vivo en la convicción de que si en el próximo encuentro Zapatero – Rajoy a alguien sensato y cabal se le ocurriera poner a Human League de música de fondo se alcanzarían grandes pactos de estado y los problemas de España se solucionarían con gran rapidez.

LOS GRANDES NOMBRES DEL GÉNERO
Nuestra pasión por el Hard Casio no es nada nuevo, buena parte de sus talentos más destacados han tenido ya sus artículos de homenaje chez nous:
  • Sabrina, Samantha Fox y demás divas del pussy pop


Pese a toda esta variedad que prueba nuestra hardcasiofilia, faltan otros igualmente dignos de mérito que, por tener una discografía más breve o de carácter no tan monumental, paso a aglutinar en este artículo. Voy a omitir a grandes como A-ha, Eurythmics, Wham, Pet shop boys o los mencionados Human League o Depeche mode, de los que me parece imposible decir nada en términos que no sean elogiosos pero que siguen presentes en la radiofórmula actual y por lo tanto no necesitan ser objetos de culto sórdido. Naturalmente son todos los que están pero no pueden estar todos los que son porque los 80 dieron para mucho. Si encuentran ausencias tan imperdonables como inevitables, aparte de pedir disculpas les cedo gustoso el apartado de comentarios.


KRAFTWERK
Los integristas de lo sórdido pueden ver mal que un grupo tan afamado en el mundo cultureta tenga su lugar en este blog. Pero a pesar de que su herencia haya sido malinterpretada por odiosos diryoqueis modernillos que pinchan esa música de ascensor a la que llaman lounge, o peor aún, nos torturan con house, trance, progresivo u otro de los diversos nombres que recibe el chumpatachún, los Kraftwerk no pueden considerarse responsables de tal desaguisado. Ellos se limitaron a vivir su sordidez experimentando con sonidos electrónicos y creando un legado que las gentes de las que hablaré a continuación supieron aprovechar con criterio y sabiduría, mientras que idiotas que en el mundo han sido como Chemical brothers o Massive attack convirtieron en aburrimiento. Para los fans del tecnopop sin duda la obra cumbre de Kraftwerk es el album Man machine, pero son igualmente memorables experimentaciones tan sórdidas como Transeurope Express o Pocket calculator.






GIORGIO MORODER


Nacer en un pueblo de Italia en el que se habla alemán, recibiendo así la herencia de los dos países más sórdidos del mundo, sólo puede llevarte a lo mejor y Giorgio es excelente prueba de ello; reúne todas las condiciones, bigotón incluido, para ser santo patrón del blog. Fue uno de los pioneros en ver que la electrónica no debía ser campo reservado al culturetismo sino que su lugar estaba en la pista de baile y el deleite de las masas. I feel love, en el que Giorgio animó a la pacata Donna Summer a cantar en plan guarrilla, fue el primer casiohit en arrasar en las discotecas; aunque los tontainas de los yanquis nunca han sabido gozar de los placeres del tecnopop, el avispado productor Jerry Bruckheimer sí apreció los valores éticos y estéticos del nuevo estilo y lo consideró óptimo para ilustrar los psicodramas de Paul Schrader que tenía la imprudencia de producir. Richard Gere conduciendo su cochazo de noche en busca de algo o alguien que le redima del mundo de vicio y prespitación en el que está sumido mientras suena un frenesí Hard Casio convierte a American giggolo en historia del cine. Volcado en el celuloide, Moroder sería una pieza clave en una de las grandes obras de los 80, Flashdance, y tras años de encadenar un exitazo tras otro desaparecería del mapa en plena cumbre dejando como canto del cisne la bellísima balada Take my breath away de Top gun.









MODERN TALKING
A nadie le importa cómo se llaman los ministros del actual gobierno ni cuáles eran los diez mandamientos, pero quien no se sepa de memoria los nombres de los componentes de este compacto dúo sí debería avergonzarse: Dieter Bohlen (pronúnciese Dita para mayor sordidez) era el rubio y el cerebrito que componía las canciones, mientras que el moreno, Thomas Anders, ponía la imagen con sus melenas, hombreras y pantalones la arruga es bella, siempre bajo la máxima de el maquillaje nunca es demasiado. Sus discos alcanzaron la perfección en su germánicamente milimetrada fórmula: siempre cinco canciones por cada cara, de entre tres minutos y tres minutos veinte segundos de duración, con una balada romántica en medio y dos temas marchosos antes y después; en unos y en otros el estribillo se cantaba una vez en tono normal y luego se repetía en falsete. Sus románticas letras, por otra parte, siempre hablaban de broken dreams, lonely hearts, frozen tears y no tenían problema en repetir my heart, my soul el número de veces que hiciera falta.

Aunque se admiten réplicas, considero que de su etapa dorada, que constó de seis álbumes (luego hubo un revival al final de los 90), la obra cumbre es el tercero, Ready for romance, no sólo por tener la portada más bella sino porque es el único que consiguió incluir dos superhits, los magistrales temas Brother Louie y Atlantis is calling. Además de este gran legado en lo estrictamente musical, los Modern dejaron para la posteridad no pocos enigmas por resolver: primero, ¿por qué Dieter llevaba siempre una guitarra en sus vidrioclises y actuaciones televisivas si las canciones eran Hard Casio? Segundo: ¿quién era la Nora cuyo nombre figuraba en el famoso colgante que siempre lucía Thomas? ¿Se trataba de su mujer, de su amante, de su madre o de él mismo por la noche? Tercero: ¿por qué el vidrioclís de Brother Louie incluía escenas de Érase una vez en América? Recordamos también que Dieter bifurcó su ingente talento y creatividad componiendo para la gran C. C. Catch y, tras la separación del dúo con Thomas, para su propio grupo, Blue system. Su video más sublime, absoluta cumbre del audiovisual europeo, es este Geronimo's cadillac.





SANDRA

Esta sordidilla también alemana, como no, captó la atención del público europeo (los anglosajones excluidos, para variar; ellos se lo pierden) en el año 1986 con su excelente album The long play. Su voz un tanto empalagosa y sus pendientes gigantescos, no menos épicos que sus hombreras y cardados, convirtieron en bombazo al single (I'll never be) Maria Magdalena. Su segundo vinilo, Mirrors, que aportaba más bien poco respecto al anterior, pasó tan desapercibido que la radiofórmula no germánica la llevó al ostracismo y a que fuera ignorado un tercer disco más variado e interesante y un inevitable Greatest hits que sonaba a despedida. Cuando ya parecía que Sandra era una one hit wonder a la que sólo unos cuantos gays decadentes seguirían la pista y elevarían a la categoría de minidiva, su marido y pigmalión, el productor francés Michel Cretu, uno de los grandes nombres del género, la convirtió en voz de su sórdido proyecto Enigma, con el que el Hard Casio marcó, gracias a una aparente fusión con el new age de moda, su mayor gol internacional durante los adversos años 90 (en España, afortunadamente, disfrutamos también de la feliz irrupción en el mercado de Camela, que han mantenido la llama hardcasiana viva hasta nuestros días).










ONE HIT WONDERS


Siguiendo la estela de estos grandes, muchas estrellas efímeras, principalmente de los 80, se valieron del Hard Casio para triunfar en listas de éxitos; por razones variadas no consiguieron consolidarse ni durar en el tiempo pero sí amenizaron muchos programas televisivos de la época, en especial el mítico Entre amigos de José Luis Moreno, por el que pasaron casi todos ellos poniendo con sus playbacks la más adecuada guinda a las intervenciones de Macario o Rockefeller. Sólo un sórdido realmente pata negra sería capaz de dar los títulos de una segunda canción de estos artistas; hagan la prueba y vean si están a la altura:


  • Empecemos por Baltimora, rey del Italodance con su Tarzan boy. ¿Cuántos de ustedes saben que intentó repetir éxito con otro tema llamado Boogie boogie?

  • ¿Y qué me dicen de Limahl, el recordado intérprete de La historia interminable? Al año siguiente grabó otro tema, Colour all my days, atreviéndose con una versión en español, No lo pienses más, que nadie ha cometido aún la osadía de colocar en You tube. Con el pelo corto y sin las delirantes mechas que habían sido sus señas de identidad no consiguió triunfar.

  • Ni siquiera la mismísima Estefanía de Mónaco consiguió sustraerse a la llamada del Hard Casio y, ayudada por su inaudible voz, perpetró la grabación del album Live your life. Todos los treinteañeros recuerdan su aparición en el programa de Pedro Ruiz cantando su gran hit Irresistible / Ouragan; creo recordar que para estar a la altura en horterez pedrito le regaló un caballo en agradecimiento por la entrevista. Stephanie tuvo un segundo single también de gran calidad, One love to give /Flash, y volvió a intentarlo años más tarde con otro LP titulado Foreign affair, pero esta vez ya no sonó la flauta.


  • La más orgullosa aportación española al hard Casio ochentero, aparte de los memorables Luis Cobos y Azul y negro, la llevó a cabo Iván, catalogado sin problemas en el glorioso Italodance pese a su origen. Fotonovela triunfó en distintos países y muchos franceses todavía se acuerdan de este hombre, aunque no tanto como de otros grandes de nuestra patria como Joselito, Luis Mariano o Marisol. Al verano siguiente logró un segundo exitillo con Baila e incluso llegó a creerse que no había dos sin tres y en 1986 se animó a editar Hey mademoiselle, con la que ya no se comió ni medio rosco.

Voy a dejarlo aquí porque al hurgar en el pop ochentero estoy abriendo una caja de Pandora llena de sórdidos demonios que me temo que me incitarán a escribir una continuación hablando de la segunda fila del Hard Casio, algo que suena muy duro y lo es todavía más. Sólo con buscar un poco en el Intenné aparecen cosas tan innombrables como este dúo llamado Diseño; y seguro que hay más, mucho más ... si se creían que la pesadilla tecnopop se había acabado, aquí estamos los sórdidos para resucitarla.

Publicar un comentario en la entrada

Paco Fox dijo... 15 mayo, 2008 17:37

Gran artículo. Una pena la ausencia de mis dos grupos hard casio favoritos: The Human League y Erasure. ¿Seguro que están presentes en la radio actual?

Lo mejor de todo es que el post me ha recordado que había olvidado algo en la selección de música para el cumpleaños Vicisitud-Fox de este sábado (En 'A 1 Metro', Calle Meléndez Valdés 31 a partir de las 22:30, por si alguien quiere pasarse). Tener a mano en el disco duro 'María Magdalena' y no incluirla había sido un olvido imperdonable.

Paco Fox dijo... 15 mayo, 2008 17:40

A propósito: tras la publicación de este artículo, el formato del blog se descuajeringa en el Firefox, aunque funciona bien en Opera y Explorer. ¿Alguien sabe por qué puede ser?

/amukeke/ dijo... 15 mayo, 2008 18:33

Ni idea, pero seguro que en Safari se ve mejor que en Explorer.

Otro grupo que hace hard-casio de vez en cuando son Bloodhound Gang. En su disco "Hooray For Boobies" además de hablar de tetas, culos y chochos nos deleitan con delicadas melodías de casiotone.

Creo que en directo son más bien un rollo punkrock quiero-y-no-puedo, pero mantienendo el sórdido sentido del humor que les caracteriza.

vovdilan dijo... 15 mayo, 2008 20:03

A pesar de unas cuantas blasfemias que no voy a comentar, me ha parecido un post estupendo. Lo de Human League para arreglar conflictos me parece una idea poco menos que genial.

Dillinger is dead dijo... 15 mayo, 2008 21:17

Gracias por el aviso, Paco. Una línea de código malvada se cargaba el formato en Mozilla mientras el Explorer ni se enteraba, cosa curiosa. Suelo comprobar la edición en Explorer y no en Mozilla, que es lo que utilizo, porque más del 70 % de los usuarios usan Explorer y porque casi siempre ocurre lo contrario que esta vez, en Mozilla se ven bien las cosas y en Explorer se descuajaringa el formato.

Me consta que Don't you want me es pasto habitual de M80; de Kiss FM creo que también pero ya no lo puedo decir con seguridad. Respecto a Erasure, tiene usted toda la razón y a punto estuve de incluirlos, pero Kraftwerk - Moroder - Modern Talking - Sandra quedaba tan compacto en su germanidad que no quise meter a unos ingleses y porque, lo digo con gran vergüenza, me pierdo en la discografía de Erasure posterior a Circus, glorioso album Hard Casio at its best.

Me dará gran placer oir a Sandra en el fiestorro. Besos.

Stifmacuin dijo... 15 mayo, 2008 23:05

Hablar de Limahl y no recordar a su grupo anterior Kajagoogoo, es un gran error, muy mahl, muy mahl. Su gran exito fue Too Shy, aunque una vez Limahl se dio el piro, sacaron Turn You Back On Me que era de una sordidez impresionante. La llevo en el MP3 of course. Si seguimos con Australia, falta Real Life y Send Me an Angel o el Face to Face que iluminaba una de las primeras peliculas de Jim Carrey.

Con respecto a lo que dice Amukeke y Bloodhound Gang, A lap dance is so much better when the stripper is crying, es posiblemente el paradigma del genero y poseedora de la mejor estrofa cuando explica lo dificil que es conducir un seis ejes y sacarse brillo a la serpiente de un solo ojo.

Juan Lupión dijo... 16 mayo, 2008 00:07

.. y se os ha olvidado un himno cumbre del hard casio, el celebérrimo "Nineteen" de Paul Hardcastle. Que por cierto tuvo también versión en castellano. "Di-di-didi, didi,didi, dieeecinueve"

Petromás dijo... 16 mayo, 2008 00:10

Ah, Erasure... Cierto es que "Circus" es grande, pero el siguiente (creo) tiene verdaderas joyas del Casio. Hay canciones verdaderamente buenas, como "Drama!", que siempre soñé con versionar. Además tenía aquel gran video en el que no paraban de llover cacharros del cielo hasta cubrir todo, y en el que el mudo del dúo llevaba una indescriptible guitarra-sintetizador. Las guitarras-sintetizador, otro mundo paralelo que habría que visitar más.
Pero además de buenos temas como ese o "Blue Savannah", y ya entrando en terrenos sórdidos de verdad, el disco en cuestión incluía una marabilha absoluta, el temazo "La Gloria". Si Erasure, como decía aquel, siempre fueron la banda sonora perfecta para el soft-porno gay sensiblero, con este hit se destaparon como los mejores go-gos de las fiestas temáticas del pub de ambiente de tu barrio. Fer Christ's sake, fíjense que letras:

Oh Suzi you`re shaking your red hair
Disco diva y flamenco chico
You know the eyes`ll all be fixing on you tonight
La bonita a la vista de un marinero
The men in the "casa de rosa"
They have a penchant for living
She'll be dancing till the coca wears off tonight
Who's a bad girl tonight
(...)
Ole to the cabaretera
She`ll sing all your troubles away
Looking down the barrel of a loaded gun
Pata tendida!
Si no la bandida
She go rattattatta

!Ariba ariba ariba andale!

Estamos en la gloria
La la la la la la la
La la la la la la la
Woah estamos en la gloria


Y si tienen ustedes los jüevos suficientes, échenles un vistazo, échenles: http://www.youtube.com/watch?v=4pR1hLrOzbc

No hay manera con los ingleses, siempre les acaban ganando por la mano a sus primos germanos, incluso en su propio terreno sórdido y vicisitúdico.

Diego Calleja dijo... 16 mayo, 2008 01:16

En los últimos meses he descubierto a través de radios de internet todo un subestilo con influencia hardcasio que guardaba para mi disfrute y que, however, en esta ocasión me veo incitado a compartir con vosotros.

Se trata de una radio, radio "la raza", ubicada en territorio yanki y dedicada a los inmigrantes procedentes de méxico. En la mayoría de casos se trata de canciones rancheras, a la que llegué siguiendo el bigotón del grandérrimo Jose Alfredo Jimenez. Sin embargo, por alguna razón en la mayoría de los casos se trata de canciones con una amplísima influencia del hardcasio, baterías y trompetas sintetizadas, acordeones...creo que a vuestros sórdidos oidos les gustará.

Si os apetece escucharla, este enlace debería abrirla en el media player o winamp. Cada poco tiempo ponen una cancion, entretanto podeis escuchar tambien anuncios de inmigrantes que quieren llamar a un fontanero pero no saben el idioma del imperio: http://www.shoutcast.com/sbin/shoutcast-playlist.pls?rn=75979&file=filename.pls

Stjarna dijo... 16 mayo, 2008 01:56

Me da a mí que lo de Erasure con 'La Gloria' se queda en nada al lado de Maquitos Almendra, otro mesias del Hard Casio, repitiendo mantras de este calado a 134 bpm's en su hit 'Memorabilia... ¡TEMAZO!

'Castanets, mantillas
Torremolinos
Castanets and plastic men
Memorabilia
Memorabilia'

¡Si esto no es vicisitud, que baje DioR y lo vea!

Salvatore dijo... 16 mayo, 2008 03:19

Mi aportación: Gary Low, mas conocido en su ciudad natal Tarrasa (pa cagarse) como Luis Romero.

Dos megajits del copón:

1º Al loro el baile que se marca el pollo y el traje "Tio Pepe" Brutalllllll

http://www.youtube.com/watch?v=FlK32MCoZik

2º ¡¡Aquí se me parece a George Bush!!

http://www.youtube.com/watch?v=1dF3PE8S1mA

Musica de la güena, güena.

electricbluejean dijo... 16 mayo, 2008 09:09

me he estado riendo hasta el final, comentarios incluidos, y no puedo menos que sumarme al pack... Fotonovela es MUY grande, casi tan grande como Bluesavannah, efestiviwonder, que no me lo habeis citado!!! qué pasa con i just called to say i loved you????? seguid así sórdidos mierdosos :)

electricbluejean dijo... 16 mayo, 2008 09:10

me he estado riendo hasta el final, comentarios incluidos, y no puedo menos que sumarme al pack... Fotonovela es MUY grande, casi tan grande como Bluesavannah, efestiviwonder, que no me lo habeis citado!!! qué pasa con i just called to say i loved you????? seguid así sórdidos mierdosos :)

Paco Fox dijo... 16 mayo, 2008 09:13

Joer, joer: como decía el final del post, se ha abierto la caja de pandora.

Sobre Erasure: 'Wild' es cojonudo, pero mi favorito es 'Chorus', la cumbre del grupo para muchos.

Sobre Human League: es una mierda que se les recuerde como 'One Hit Wonder' en los Kiss FM. Nunca fui tan fan de sus otros singles hoy olvidados (quizá un poquito de 'The Lebannon'), pero uno de mis discos preferidos tiempo ha es su totalmente repudiado 'Romantic?', cuando entraban en los 90 y no sabían qué hacer.

Mi trilogía de discos favoritos hard casio se completa con 'The Golden Age of Wireless' del sórdido (algún día habrá artículo) Thomas Dolby. El resto de sus discos sigue gustándome, aunque el tipo era un ecléctico del copón. Abandonó la ortodoxia hard-casio (que diría G.Sanz) y llegó a tener una participación de Eddie Van Halen en su cuarto disco.

Tyrion dijo... 16 mayo, 2008 09:36

Voto desde ya por un artículo sobre Thomas Dolby. Creo que he incluído su "Hyperactive!" en todos y cada uno de los CD's variados que me monto para el coche. Jrandísimo video, por cierto. Y solo por aquel tema (de cuyo nombre no es que no quiera, es que no puedo acordarme) en el que narraba un accidente aéreo y ponía de fondo los rezos (¡en castellano!) de los pasajeros antes de darse la hostia final se merece la distinción de sórdido de pro.

Paco Fox dijo... 16 mayo, 2008 09:40

¡Joer, Tyrion! ¡Eso ha sido de nota! Porque fue sólo un single que no está en ninguno de sus discos. El título era 'The Wreck of the Fairchild' (¡lo tengo en vinilo!) y, sí: ese final con los pasajeros entonando el padre nuestro con las voces tocadas a graves es MUY sórdido.

Milgrom dijo... 16 mayo, 2008 16:05

Al igual que su clásico She Blinded Me with Science!, Banda sonora habitual de mis partys para desespero de mis colegas no sórdidos.

Sacar este tema ha desatado ciertamente la caja de los truenos, algo que puede dar jrandes comentarios y jrandes continuaciones del post.

Yo os recomiendo sobre todas las cosas a Cetu Javu, alemanes apasionados de España, que tomaron la sordida decisión de cantar en el idioma cervantino, del que les paso un par de linkitos.

http://youtube.com/watch?v=qmgtXxzAMAk

http://youtube.com/watch?v=tN1RabYnK7U

Y mis favoritos ever The Twins, autores del megahimno Face to Face, que aún suena en Kiss y en M80

http://youtube.com/watch?v=eQq-yFpFVEs

Y otro no menos temazo Ballet Dancer (escuchen al inicio como falla la cinta del playback y ellos impertérritos)

http://youtube.com/watch?v=t3ZmTPyYT7Y

bizarro con interrupciones dijo... 16 mayo, 2008 19:09

¿Pretenciosidad universitaria, su jipismo e innobles vínculos con el folk y la ruralidad?

¡Grandes razones para adorar el Rock sinfónico!

De todos modos el Dark Side of the Moon es la mejor receta para el suicidio en un trayecto en coche (a pesar de Money y Time) y desde luego aplaudo entusiastamente tu gran y justar reinvindicación del Casio. Eres grande, Dillinger.

Anónimo dijo... 17 mayo, 2008 13:00

Dejaros de historias: para trayectos en coche y festejos en general, no hay NADA como los muy sórdidos Ramones, Ilegales o similares (pero que sea punk del bueno, eso sí). Letras como "Beat on the brat", "Teenage lobotomy",o "Soy un macarra" son ingredientes imprescindibles para toda gente de bien. En su defecto, acepto a Enrique y Ana o Los Payasos de la Tele como pilares culturales (y lo más parecido al Casio que soporta mi celebro.

Anónimo dijo... 17 mayo, 2008 16:40

Imperdonable la omisión de Fancy y Bad Boys Blue.

The Devil Rules the World dijo... 18 mayo, 2008 05:41

¡Gran artículo! didáctico y entretenido a la par, sin embargo me he quedado petrificado con un dato: en mi escaso conocimiento, tenía entendido que Limahl había muerto en accidente de tráfico a-la-Tino Casal un año después del Neverending story... dios mio... entonces... ¿¡realmente sigue vivo?! ¿¡Y tiene más discos?!

Jesucristo... tantos años dándole por cadaver y resulta que simplemente era un one hit wonder. Mi vida as we know it acaba de derrumbarse, ¿qué será lo próximo? ¿¿¡¡acaso Nino Bravo también sigue vivo??!! ¿Y John Kennedy JR?

Anónimo dijo... 18 mayo, 2008 10:29

Como se puede nombrar la colaboracion en el cine de Moroder en una pelicula como Flashdance y pasar por alto su BSO en Scarface...No tengo palabras.

Klaus Maria dijo... 18 mayo, 2008 23:52

Para sordidez A Flock of Seagulls. Y me remito a las pruebas:

http://www.youtube.com/watch?v=uUjIA3Rt7gk

Un holocausto de papel de aluminio.

El video, no me negarán, tiene mucha vicisitud.

Pero probablemente el grupo que auna toda la vicisitud del hardcasio con la sordidez del rollo sinfónico es Ultravox.

The Voice

http://www.youtube.com/watch?v=aTJAdMtst8I

Al loro con el momento coro de las valkirias vaporosas y el piano.

Hymn

http://www.youtube.com/watch?v=mr7vWlRNR-o

Y ni te cuento lo de Vienna:

http://www.youtube.com/watch?v=X3OaIsqtG64

Tope sórdido lo de Ure, que además llevaba bigotón!!! (más bien bigotillo)

Como cosa menor, pero no en cantidad de maquillaje, otro grupo tocado por la sordidez de Midge, Visage.

paraelvulgo dijo... 19 mayo, 2008 10:40

Gran entrada como siempre, leyendo estas entradas y disfrutando de las que escribís sobre la F1 la red es más entretenida.

Kraftwerk para la época debía ser bastante extraña su música, pero como bien habéis dicho tiene algunas muy buenas, como la de Die Roboter.
Os habéis dejado a Tangerine Dream, con su Sun Gate o Atlas Gate. lo que pasa es que al parecer no triunfaron mucho en este país.

Por cierto a mi también me ha pasado lo mismo con el Firefox, creo que debe ser un fallo de Blogger, pero hay no me ha pasado y por fin he podido publicar mi comentario.

Anónimo dijo... 19 mayo, 2008 13:22

Hola sórdidos.
Me llamo Fernando, tengo 27 años y llevo desde los 12 enganchado a la música electrónica (Soy dj y productor amateur). Por eso no he podido evitar fijarme en el comentario que se hace del trance, el progresive, etc, en el apartado de Kraftwerk.
Tengo que admitir que a la gente le cuesta oir estos estilos, pero no por ello hay que menospreciarlos. Dichos estilos están bastante arraigados dentro de la juventud y creo que meterse con ellos es un tema bastante recurrente y carente de fundamentos. La gente que lo critica suele ser gente que no tiene ni idea de música electrónica y por lo general escupe frases del tipo "el bakalao es una mierda", "eso no tiene mérito", "esa música es de pastilleros"... Es posible que mucha gente que la oye no sea de lo mejor que hay por el mundo, pero hay otra mucha gente que hace cosas muy interesantes por esta música. Y le pese a quien le pese Kraftwerk abrió la veda en el mundo del techno. Es cierto que la cosa ha evolucionado mucho y que no tiene nada que ver lo que se escucha hoy a lo que hacían estos señores alemanes con sus primitivos sintetizadores, pero ahí está lo bueno. Renovarse o morir. Si todo sonara a lo mismo siempre, se acabaría la riqueza de este arte que es la música. Y creedme, la electrónica no suena toda igual por mucho que la gente se empeñe. A simple vista, lo que predomina son las bases rítmicas basadas principalmente en percusión contundente, pero si te fijas un poco más encontrarás un amplio abanico de sonidos y sensaciones que lo hacen increible. La música tradicional que todos escuchamos en la radio tiene muy poca variedad de instrumentos y además está adornado y retocado con sintes electrónicos. Sin embargo, con la infinidad de aparatos para crear música electrónica que existen se puede crear prácticamente cualquier sonido y eso es lo que le da riqueza a la composición. No es un simple colgao tocando un ordenador y creando sonidos estridentes y repetitivos (aunque a veces lo parezca), es una persona experimentando nuevos sonidos rítmicos que enganchen con la gente. Y no penséis que no sé de lo que hablo porque yo mismo he intentado hacer algo que suene a música electrónica y la verdad es que hay que echarle muchas muchas horas.
Con estos comentarios tampoco quiero polemizar, sólo quiero reivindicar esta mi música y hacerle ver al mundo que sí que tiene mérito dedicarse a ella. El que guste o no guste ya es decisión de cada uno y ya que en este país somos libres, hasta para opinar, que cada cual escoja lo que más le apetezca en cada momento.
No me extiendo más, espero no haber levantado ampollas.
Saludos de Dj Nando CP.

Dillinger is dead dijo... 19 mayo, 2008 14:43

Que susto, como muchas veces matamos a la gente de la que escribimos ya pensaba que me había cargado a Limahl; pero no, sigue vivito, coleando y participando en realities para viejas glorias.

Muchísimas gracias a DJ Nando por disentir del artículo de forma tan educada e instructiva.

Y exponer aquí las virtudes de Ultravox o Visage es predicar para el converso. Creo que con Fade to grey empiezan los 80 y lo de cantar en francés o alemán es un plus de sordidez.

Saludos y amor sórdido a todos.

soy fans dijo... 19 mayo, 2008 17:14

Antes de "Fotonovela", Iván tuvo un single que mi hermana no paraba de poner en el tocadiscos: se trataba de "Sin amor" (una versión del gran Dschinghis Khan).

Pinchen aquí.

Hubo tiempos legendarios en los que el Hard Casio y las grandes pruebas ciclistas por etapas eran inseparables: esos Kraftwerk ("Tour de France"), Azul y Negro ("Me estoy volviendo loco", "No tengo tiempo", a.k.a. "Con los dedos de una mano"), Iván ("Baila") o Tino Casal ("Pánico en el Edén").

La navaja en el ojo dijo... 19 mayo, 2008 19:18

Que yo sepa, Vicisitud no odia la música noventera, pero que me corrija él si me equivoco.

En cuanto a lo de los CDs para el coche, es que yo creo que habría que prohibir una cosa: el hacer a alguien escuchar un álbum entero de un mismo grupo o cantante. Eso para cada uno en su casa si le gusta, pero para escuchar en un coche, creo que la única opción posible son los CDs variados, lo que se suele llamar en esta moda de usar el inglés "compilaciones", es decir, recopilaciones, en cristiano. Si la cosa es variadita, más o menos se soportará porque no te llegará nunca a cargar los nervios.

Siguiendo con lo del coche, creo que la persona que conduce tiene que tener mayor derecho a veto que nadie. No es que quiera dar una opinión antidemocrática porque suela conducir yo, sino que es muy evidente que si quien va al volante se duerme o se pone histérico/a, el peligro lo corren todos los que viajan y los de los coches de alrededor.

En general, cuando se lleva música a un viaje o a cualquier otro sitio, considero que habría que hacer un esfuerzo por elegir las cosas más "democráticas" que uno/a tenga en su discoteca o en su disco duro y pensar qué grupos o recopilatorios pueden gustar más o menos a cualquiera. Como decía, para cada uno en su casa o en su iPod el escuhcar discos conceptuales.

estanli cuvric dijo... 20 mayo, 2008 15:52

Excelente artículo!!
¿Para cuando un postazo sobre el Rimmel-Rock con Poison a la cabeza?
Tendrían mi descojonación asegurada.

plas plas plas dijo... 20 mayo, 2008 17:46

Hola gente!

Estoy de acuerdo con el Dj. De hecho, me srporende que no hayais nombrado a Front 242 !!!

En cuanto a disentir... permitidme que no me mole que os metais con el grunge!!! Eso si q es recurrente. De cada 10 criticas de musica en blogs, 5 dan leches al grunge! Pero bueno, para gustos hay colores, y a mi personalmente todo lo ochentero me da repelús. Demasiado cutre y pre-moderno, no se. No me mola nada. Creo que los 70 fueron mucho mejores ( y los 60 tambien).

De todas formas, lo que tengo ganas es de que llegue la proxima carrera de F1. !!!

Saluts

Pamoba dijo... 20 mayo, 2008 20:34

D'oh! siempre contra el grunge...

Somos repudiados hasta en este blog de Vicisitud.

Aunque con A-ha y compañía se perdona todo.

Anónimo dijo... 21 mayo, 2008 11:01

michael cretu es rumano

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 mayo, 2008 15:34

Sobre el jrunjerío: a dillinger le place molt, a Paco en absoluto y yo estoy en un punto ambivalente: todo lo que no sea estrictamente musical en el jrunje me repatea y produce risilla (salvo, por supuesto, Courtney Love y L7, a las que ya loe en el post del Pussy rock). PERO, musicalmente, no tengo problema al decir que uno de mis discos favoritos ever es el Badmotorfinger de Soundgarden.

Pero el jrunje y la alejría rara vez han ido de la mano.

Que aprendan de Giorgio. Hombre ya.

Paco Fox dijo... 21 mayo, 2008 15:46

El jrunge era una moda, y como tal ahora tiene que pasar por el desierto de la incomprensión hasta que los que por aquellos entonces eran shavales lo reivindiquen una vez sean publicistas.
Como moda, me cae bien gorda: no tenía jracia y se basaba en a) las drojas b)el modelo 'Rimbaud' (tm) de artista autodestructivo y eternamente cabreado/depre y c) no lavarse. Lo primero me cae mal, lo segundo peor y lo tercero lo considero intolerable.
Las canciones de la época que más o menos me gustaron si olvidaba a qué movimiento pertenecía fueron 'Black Old Sun' por su cojonudo video, Interstate Love Song porque sí y 'Smells like...' por plagiar el riff de 'More than a Feeling'. Mención especial a la versión de 'The Man who Sold the World'. El resto me dio igual: por aquella época estaba escuchando a Miguelito Campoviejo, un tipo cuya gilipollez no pongo en duda, pero al que siempre le ha dado absolutamente igual lo que estuviera de moda en el momento.

¡Ah! Y los géneros de la música de baile pueden ser todo lo complicados de elaborar que se quiera, pero el resultado, al igual que ciertas cosas de mi querido rock progresivo, me da las mismas ganas de arrancarme todo lo que son concretamente los tímpanos.

Anónimo dijo... 21 mayo, 2008 17:16

¡Hombre! decir que la música no electrónica es limitada....A ver ¿qué es más limitado, un tío con un sintetizador+ordenador+secuenciador+los cacharros que quieras, o un grupo convencional, que puede usar todo eso y además meter todo tipo de instrumentos? No tengo nada en contra de los gustos de los demás (de hecho algunos de los míos son muy discutibles), pero decir ciertas cosas es como decir que "El hijo de Godzilla" es mejor que "Ciudadano Kane"

La navaja en el ojo dijo... 21 mayo, 2008 20:26

Pues yo defiendo el grunge como estilo de vestir a muerte. Lo de la depresión, el suicidio y las drogas no tanto, pero eso de no tener que arreglarse es maravilloso. Ahora que soy mayorcita, bueno, me visto un pelín más y tampoco mucho. Pero en aquella época, que estaba en la facultad, era perfecto no tener que pensar en nada salvo calzarse los vaqueros y la camisa desabrochada por encima de cualquier camiseta que no marcase… y nada de maquillarse, de hacerse cosas en el pelo ni ningún otro coñazo similar. Vamos a ver, yo habría hecho exactamente igual aunque esa etapa me hubiese tocado en los '80 cuando estaban de moda los cardados, el kilo de maquillaje por cada mejilla y la ropa "flashy". De hecho, en los '80 también existí y vestía aún más "sans ornaments", como diría Vicisitud, que en los '90. Pero así por lo menos me integraba un poquitín más. Y digo sólo un poquitín porque tampoco es que ligase ni nada por el estilo. También defiendo, y sé que Fox no, el hippismo. Pero eso sí, yo lo acompaño todo de lavarse, lavarse mucho, como mínimo una vez al día y, si hace mucho calor y sudas, quizá dos o tres.

Anónimo dijo... 21 mayo, 2008 22:32

En cuanto a lo de lavarse, las drogas y demás....Don Paco, ¿ha visto Usted alguna foto de Ian Anderson (Gran Onvre que Usted y yo admiramos) cuando era joven? Si le ve en la peli del Rock and Roll Circus verá que se parece a la portada de Aqualung cosa mala y tiene unas pintas que ríome yo de los Alice in Chains

Paco Fox dijo... 21 mayo, 2008 23:05

Ah, pero no nos confundamos con Anderson: como anglosajón, dudo de su higiene juvenil hasta que nadie me demuestre lo contrario, pero no creo que se pusiera el batín de su abuelo (que se lo robaron, dicho sea de paso) por moda estandarizada, sino por idiosincrasia de perturbado. Por otra parte, y aunque parezca mentira a la vista de sus gestos faciales, Anderson odia las drojas (hasta las blandas), tal y como explicón en la canción 'A Small Cigar', de la época del 'Too Old to Rock And Roll'.

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 mayo, 2008 23:39

"Sans ornaments" viene de la jran peli de Bresson "Un condenado a muerte se ha escapado". Y, visto lo conciso y contundente de su final, nos decidimos aplicallo a todo, como un VHS de Ocean Color Scene que regalaban con el grijits y que contenía cuatro coplillas del concierto de Madrid. Empezaba a saco y terminaba con brusco corte y niebla del VHS (sí, por aquel entonces ya podrían haber reghalado un dvd.

Encima, el sans ornaments es la versión francesa de los maravillosos productos "no frills" del Simago, terminología que ahora, lamentablemente, ha desterrado el Sabeco.

¡Que vuelva el sans ornaments! (enviaré una carta a Auchan...)

La navaja en el ojo dijo... 21 mayo, 2008 23:41

Ah, eso, sabía que la frase "sans ornaments" la habíamos sacado de algo, pero no recordaba. Bresson tenía que ser.

Vicisitud y Sordidez dijo... 21 mayo, 2008 23:43

Ah, y Anderson también se metía con las drojas en "To cry you a song".

Masterpiece.

Anónimo dijo... 22 mayo, 2008 12:58

Bueno...también se metían con las drojas Black Sabbath en "Snowblind" y mientras, se ponían hasta las orejas (por cierto, el guitarra que acompaña a Anderson en Rock and Roll Circus es el mismísimo Tony Iommi, no hagáis caso a los títulos de crédito: es él). Otros tíos que también han dicho odiar las drojas en una época u otra son Ted Nugent e....Iggy Pop! No comment...
Las drojas no las inventó el Grunge. Lo de "sexo, drogas y rocanrol" es muy viejo. Lo que me fastidia del grunge es que daba a entender que era algo nuevo (y despreciaba lo demás) cuando no lo era en absoluto. Era simplemente volver a las viejas fórmulas. Mezclar en una coctelera a Black Sabbath, Led Zeppelin, Stooges, Who y Clash e ir de Jim Morrison por la vida no es nuevo. Y encima el grupo más famoso es el peor. Soundgarden, Alice in Chains o Pearl Jam les daban 100 vueltas a Nirvana

Paco Fox dijo... 22 mayo, 2008 13:08

Efectivamente. No sólo fue una aparición especial: Tommy Iomi estuvo a punto de sustituir a Mick Abrahams en Tull, aunque al final la cosa no funcionó y encotraron a Martin Barre.

Las drojas no es lo más molesto del grunje (me quedo con el modelo Rimbaud). Pero sí que es verdad que en los 90 ya no eran algo tan jovial como en los 60 y 70, pues ya se sabía universalmente que eran muy peligrosas, algo de lo que no se era tan consciente hasta mediados de los 80.

La navaja en el ojo dijo... 22 mayo, 2008 13:25

El grunge no invetó las drogas. Pero tampoco inventó la música que hacía. A mí me gusta mucho la música grunge (aunque, cuidado, cuando Dillinger decía música noventera, no se refería al grunge, sino a grupos como Oasis, que aún inventaron menos), pero no podemos decir que estuviesen haciendo nada nuevo. Ellos mismos sabían que bebían de Neil Young, entre otros. Por ello, me parece bien defender la música que se hizo en los años noventa siempre que sepamos de dónde viene y que reconozcamos a los que de verdad tenían mérito y los que hicieron esas cosas por primera vez.

Vicisitud y Sordidez dijo... 22 mayo, 2008 13:26

Vamos ya a LO PEOR de las drojas:

Reino Unido años 90: estulticia sin límites, sonido Madchester, lobotomía inglesa y drojadicción masiva y colectiva.

Al lado de eso, el jrunje me parece el no va más de la salud física, mental y musical. Orbital se pueden morir y Manchester debería ser bombardeado como parte del eje del mal.

Y "Trainspotting" siempre me ha apestado, fijaté.

plas plas plas dijo... 22 mayo, 2008 17:05

Veo aqui una cruzada antidrojas... parecen Vds del Proyecto Hombre joder!

Si las drojas deberian se todas legales conio! De mi piel para adentro mando yo, asi que nadie (y menos los corruptos politicos) deberian decirme que debo o no tomar!

En cuanto a lo de lavarse o no... supongo que sabreis que aqui se dice q los franceses son guarros a menos llenas... Pues bien, en francia se dice lo mismo de los epañoleh!

Llevar el pelo largo, camiseta superpuesta e ir desaliñado no es ser guarro. He ido a discos de gente guay que el aleron hacia llorar a una cebolla, hamigos.

Controversia jrunje... no a todos les debe gustar lo mismo. Fijense si no cuanto daño ha hecho OT, no?

Dillinger is dead dijo... 23 mayo, 2008 10:18

Por supuesto que incluía el grunge cuando hablaba de música noventera (es que música noventera sin grunge es como música ochentera sin Hard Casio, no se concibe) y me enarca las cejas que algunos lectores hayan pensado que me estaba metiendo con el género. Que, como cualquier otro estilo, el grunge tuviera sus influencias y bebiera de ellas, no significa que no aportara nada, puesto que el retrato generacional tan poco complaciente del grunge no tiene parangón con nada anterior. Letras tan cáusticas como Smells like teen spirit o Stupid girl no tienen muchos precedentes, sobre todo tratándose de antihimnos juveniles y no de culturetadas. Lo normal es que el rock idealice las fantasías de los adolescentes pero el grunge hablaba de su realidad; quicir, mientras la típica canción heavy habla del varón adolescente como del macho dominante del grupo que folla sin parar, el grunge le recuerda que es un pobre pringado dependiente de su novia y más bien poco listo.

Como bien dice Navaja, la era grunge es la única que recuerdo en la que vestir como una persona normal era la moda, y añado que tampoco recuerdo otra época (supongo que gente más mayor sí) en la que la ostentación y el pijerio estuvieran mal vistos. Pero bueno, no les torturo más por hoy, mañana más sociología de salón.

plas plas plas dijo... 23 mayo, 2008 16:03

Jrande, Dillinger!!

Y no, no me ofendí, hombre!

Ya queda menos para GP MONACO!

Saluts

Anónimo dijo... 23 mayo, 2008 18:14

¿La visión generacional nada complaciente del grunge no tiene parangón? ¿Ya nadie se acuerda del Punk del 77? ¿O de los Stooges en el 69? ¿O de Zappa?. Sigo diciendo que me gusta el grunge, pero innovar, lo que se dice innovar....

La navaja en el ojo dijo... 23 mayo, 2008 18:22

Eso quería decir yo, Anónimo: que me parece maravilloso defender el grunge, pero si al mismo tiempo olvidamos lo que se hizo en los '60 y '70, pues nos quedamos muy pobres. No es que a mí me importe, lo digo más que nada para recomendar que no se pierda nadie aquello, que fue muy bueno.

Dillinger is dead dijo... 27 mayo, 2008 10:51

Me encanta el punk del 77, tanto el británico como el americano, que son completamente distintos entre sí, y también me gusta Iggy Pop. El grunge recoge influencias de ellos pero es otra cosa más adaptada a su tiempo. I wanna be your dog y Smells like teen spirit tienen cosas en común pero son tanto en contenido como en forma claramente distintos a mi entender.

Ya sé que la beautiful people cultureta ha establecido el canon de que los grupos de los 60 y primeros 70 son intocables y todo lo posterior es decadencia; pero rastreando y haciendo arqueología se podría afirmar igualmente que los bluesmen de los 50 fueron los innovadores y los otros no hicieron más que copiar y así ad infinitum. En vez de entrar en el resbaladizo, esteril y adolescente debate de la "originalidad", "autenticidad", "innovación", "calidad", etc. propongo que cada uno defienda el estilo que más y mejor se comunique con su sordidez y depravación personales.

La navaja en el ojo dijo... 27 mayo, 2008 10:57

Bueno, bueno. Que yo ya decía que me parece muy bien defender lo que sea y lo único que hago es sugerir que nadie se cierre a nada, simplemente porque se puede perder cosas que le puedan gustar. No porque quede mejor ni por esas tonterías, sino para disfrutar. Nada más que para eso.

Anónimo dijo... 29 mayo, 2008 16:22

Estoy de acuerdo con la Navaja. No hay que cerrarse. Lo que quería decir es que el grunge es una falsa etiqueta. El grunge es rock, simple y llano rock, que las discográficas de turno nos han querido vender como algo nuevo. Muchos artistas grunge lo saben y lo admiten (Pearl Jam tocando en el homenaje a Bob Dylan, o con los Who, o con Neil Young). Si ellos lo admiten, ¿por qué no sus seguidores?.
En todas las épocas hay grupos buenos, malos y regulares. Yo tengo desde discos de bluesman de los años 30 hasta los últimos discos de Tool, Opeth y Mastodon, o sea que de cultureta, nada. En los 60 estaban los Who....y también Karina (horror).
Yo soy más de Punk americano que inglés (aunque también me gusta) y es que la sordidez de Johnny Thunders es imbatible....

HansHelm dijo... 08 agosto, 2010 12:22

¿Podría considerarse en esta lista a Spagna y su "Call me"? Italiana, con su cardado, con ese magnífico nombre... una habitual de m80.

 
Subir