Vicisitud & Sordidez

18
Allá por el 84, mi único verdadero vínculo con el futmbol era el tener una camiseta de Arconada (disfruten esta información, porque es lo más cerca que me van a ver del filoetarrismo ever). Como, con 10 años, no era todavía lo suficientemente cínico para reírme de lo del España – Malta (ahora, con 34, no soy un cínico, sino un sórdido, y sigo aplaudiendo el 12-1) la forma en la que España llegó entonces a la final me sedujo.

The morning after, sin embargo, aún me preguntaba cómo mi admirado Arconada podía haber hecho "aquello", mientras que mi mejor amigo por aquel entonces – gabacho él, fíjense – se volvía futbolero sólo por un día para festejarme en mis Arconádicas narices el triunfo de la selección francesa de Platini.

Así que ya pueden hacerse a la idea de la emoción que supuso para un servidor el ver a un maravillosamente sórdido Platini (gordazo y con unas onditas lolailosas que producirían vicisitud en un congreso valenciano del PP) el felicitar a un fistro – que hoy me entero de que se llama Palop, así de indocumentado estoy – que portaba la camiseta de Arconada. Es un exorcismo mucho mayor que el jugar, finalmente y gracias a los emuladores, a aquel juego del Commodore 64 que nunca lograste tener en la infancia y que tan buena pinta tenía. O el encontrar, por fin, las míticas fotos de Estefanía de Mónaco refrotándose todo lo que es concretamente el jander de las que tanto te hablaron los compañeros de clase justo una de las pocas semanas en las que la gloria de mi padrer no compró el Interviú.

Quien me conoce, sabe que cada vez que abro la boca una de cada cuatro de las palabras que pronuncio es "¡¡ESPAÑA!!". Marcando bien la "P" con un escupitajo. Ayer, se desbarató ese porcentaje. En una noche sumamente etílica era un munhé de Bilbao la que más española se sentía de todos, a la vez que, desde una azotea, revolucionábamos todo un patio de vecinos. Siempre dije que la mayor tragedia del nacionalismo era no poder decir las tres palabras más grandes que existen después de "Vamos a follar" y éstas son "¡¡¡¡Gooooooooool de Espaaaaaaaañaaaaa!!!!" . Así lo demostraron los tristes tiulares del Gara (donde sólo abordaban la marcha de Aragonés disimulando el link entre otras apasionantes noticias como la recogida de almejas en Bilbao) o el Avui (donde, atormentados por las banderas españolas de las ramblas, se dedicaban a recordar la cantidad de catalanes que hay en la selección; claro que sí: todo es agresión colonialista). Pero, qué quieren, eso es lo mismo que preguntarse si Julian McMahon siente amor verdadero por ti mientras te hace un fistfucking: purita estupidez de envidiosos resentidos. Relájate y disfruta ¡que corra el cuentakilómetros!. Grita "¡Gol de España!" y "¡No, Julian, no pares!" a continuación. Esos son los placeres de la vida.

Eso, y el saber que hemos visto algo que poder contar a las generaciones venideras (por no hablar del único momento en el que la reina estuvo a punto de SINCERAMENTE tocarle el tralalá y el ding ding dong al Juanca justo cuando éste iba a recibir la felicitación de Angela Merkel).

Pero, aquí en vicisitud y sordidez, aunque todos sepáis de antiguo de nuestro respeto a la selección, también sabemos de esperáis algo de pensamiento alternativo que nos desmarque del As (o del Mundo Deportivo, que se sentían igual de españoles, que cony). Así que, a continuación, os ofrecemos el análisis de la magistral:

LA METAMORFOSIS LIBIA(el documento que La 2 tuvo los santos cojones de emitir a la misma hora que el partido)

Hace unos años Libia iniciaba reformas económicas, después de reincorporarse a la comunidad internacional tras años de embargo y sanciones internacionales. Su líder, Muammar El Gaddafi, había renunciado a patrocinar el terrorismo internacional y a las armas de destrucción masiva. Fue de los primeros en condenar los atentados del 11S.

En efecto, quien quiera, en el futuro, desmarcarse boutadeiramente de la masa, podrá reivindicar el haber visto, en vez de la esperable victoria de la selección, este sobrecogedor, certero y lúcido reportaje emitido por La 2 sobre un país que siempre nos ha causado gran desvelo. Ya sabéis que, imbuido por Battiato, yo he escrito una carta al gobernador de Libia (y, quien visite este link, podrá seguir haciendo lo propio).

Como conclusiones del reportaje, cabe decir que muchas cosas han cambiado en Libia, sobre todo en la capital, Trípoli. El país, con una economía dominada por el petróleo, apuesta ahora también por el turismo. Pero, vista la reticencia de los ciudadanos a hablar sobre el régimen, cabe concluir que dichos cambios se limitan al terreno económico. No hay avances significativos en reformas políticas o derechos humanos, ni elecciones y los partidos políticos siguen prohibidos.

Que conste.

Ah, ¡y luego la turba de las calles no me dejó reflexionar debidamente! Cuando Libia nos tire un pepino, al menos yo sabré por qué ha sido, y vosotros sólo sabréis cómo corría el niño Torres.

Gentuza.

(Ha sido una cortesía cultural de vicisitud y sordidez para nuestra juventud de hoy y erudita senectud del mañana. Enjoy).

Publicar un comentario en la entrada

Sergeon dijo... 30 junio, 2008 12:15

Vaya, esperaba una explicación científica de la derrota alemana (debida, por supuesto, a que ya no hay ni uno solo que lleve bigotón, lo que siendo alemanes es imperdonable).

habría sido de esperar un especial "Luis Aragonés" en "ente onvre". Yo creo que sin duda es uno de los jrandes, y no precisamente por ganar la eurocopa.

Pero bueno, hay que reconocer que lo de Libia es un punto. Me encantaría poder contar que estuve viendo algún programa de cotilleos del canal 7, pero sería fardar en falso y eso es de mal gusto. En fin, seguid así con el blog, que es con el que más me he reído jamás, y todas esas cosas que se ponen en los comments de los blogs para hacer la pelota.
Un saludo!

El Perro Mistetas dijo... 30 junio, 2008 12:18

Genial post, coño, genial.
Y gracias. He apuntado lo de Libia para llevar la contraria con mi cuñado el domingo que viene. :D

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 junio, 2008 12:22

Jracias. Que Luís Aragonés es un Onvre con la O mayúscula no admite discusión. Y que lo de la ausencia de bigotón en los alemanes es una traición a sus esencias por la que merecen justamente la derrota, también (y fíjese que voy con asiduidad a Mallorca y puedo decir que el pueblo alemán still rocks: no así sus lamentables futbolistas).

Pero, evidentemente, yo comparto la filosofía de Dilliger de "Los mundiales o la eurocopa NO son fútbol". Y por eso los vemos. En cualquier otra profundización sobre ese deporte, me quedo en bragas. Así que me quedo con mi sentida admiración por el Arconada de mi infancia. De eso sí puedo hablar.

¡Y de Libia!

Ponzonha dijo... 30 junio, 2008 12:26

Sin duda un día glorioso.
¿Qué mejor manera de acompañarlo que con esta canción de la selección Alemana para el Mundial de España 82?
¡Olé España!
http://es.youtube.com/watch?v=r-OnUYSVPCs

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 junio, 2008 12:31

Absolutely fabolous!

Me permito incluirla en el post otorgándole asín todo el crédito y aplauso que merece.

Siempre lo hemos dicho: nos sentimos inmensamente afortunados por el nivelazo de nuestros comentaristas.

Musicalmente, siempre recordaré las sevillanas de Pepe da Rosa para el mundial 82.

Y que todos coreamos "Naaaaaraaaanjiiitooo" durante el partido comes as no surprise.

La navaja en el ojo dijo... 30 junio, 2008 12:45

Más sórdido era el señor que había detrás de Platiní, con el flequillo todo colocadito.

Vicisitud y Sordidez dijo... 30 junio, 2008 12:48

La estética del futbol, si uno logra eludir apoteosis del canismo que se vieron en la selección tiene, a veces, sus recompensas.

Ese flequillo era una de ellas.

Y puede que el sombrero cordobés de Güiza también. Creo.

Gorgonsola dijo... 30 junio, 2008 13:59

Grande nuestras selección que a la sombra de orangután de Luis Aragonés ha logrado una merecida Eurocopa, pero más aún ese Palop que viene a restregar la apolillada camiseta de Arconada por la delicadas narices de gourmet francés de Platini.

La mejor imagen unos cuantos borrachos en calzoncillos slip saltando y gritando como orates, esa es, sin dudas, la verdadera esencia de este país, que según dicen se hace llamar ESPPPAÑA! Lo demás son anecdotas.

Miguel dijo... 30 junio, 2008 16:29

Buuuu!!! Buuuu!!!!! El comentario ese de que los cambios económicos no habían sido secundados con cambios respecto a los derechos humanos y los partidos políticos lo hicieron en el descanso del partido. Que yo estaba haciendo zapping y lo vi. El documental no tenía mala pinta... pero prefería 25 tíos en gallumbos. Bueno, 24 y el marido de la NuriaBer.

Por cierto, ayer en Moyua, Bilbo, hubo gente bañándose en la fuente con banderas españolas. Que aquí ni dios tiene la camiseta de la selección, pero la bandera... Además, en Barakaldo (pueblo natal de Clemente) me llegan rumores de que se cantaba por las calles "Yo soy español español". Eso sí, la única pantalla gigante la pusieron en Ermua.

También he oído que en San Sebastián, perdón, Donostia, tiraron cohetes para celebrar los goles. De todas formas, todo esto ha de ser una señal de que el apocalipsis se acerca: alemanes sin bigotón, EsPaña gana algo en fútbol, sin tráfico para ir al curro y, encima, encuentro sitio a la sombra.

Viva Fernando Alonso!!!!!

Yggdrasil dijo... 30 junio, 2008 17:04

Atención a la noticia del mierdas, ha estampado un barco durante una regata, causando daños por valo de 60 millones de leuros. Puntuara para la liga???

http://www.munhispano.com/?nid=247&sid=3648746

Milgrom dijo... 30 junio, 2008 17:09

Según me cuenta mi muhé, ayer a Güiza, durante su celebracion en toalla en los aledaños del vestuario, se le vió la güizinha.

Lo mejor de la Eurocopa, TODAS las imagenes de Luis Aragones.

Diego Calleja dijo... 30 junio, 2008 18:01

respeto lo del avui y derivados, ¿qué se puede esperar de unas personas que no quieren formar parte del pais de Fernando Esteso porque creen que esas "españoladas" no son propias de la cultura de una potencia europea? ¡Como se nota que no conocen Europa!

Diego Calleja dijo... 30 junio, 2008 18:11

Yggdrasil, son 60 mil dólares, no 60 millones de euros. Pero dale tiempo a que los británicos (que no aprenden) le dejen algo más grande.

bizarro con interrupciones dijo... 30 junio, 2008 20:28

Grandiosa la canción que habéis colgado y estoy de acuerdo con el diagnóstico del bigote: se les va la fuerza con el afeitado.

Aplaudo la noticia del mierda y el barco. ¿No le podrían dar un avión?

Repito, que buena la canción...

Joker dijo... 01 julio, 2008 00:25

La celebracion ha sido bastante sordida. Un botellon retransmitido en directo, con Capdevilla bailando con la copa agarrada con la oreja (Veridico), mientras a Puyol se le caian las copas de las manos del ciego, Xavi se larga a mear cuando le presentan, y el show termina en un duo del Johnny Cash español y Zapatones.

Espero que los niños de España hayan aprendido que beber no solo es bueno, sino muy divertido.

bizarro con interrupciones dijo... 01 julio, 2008 11:00

Insisto en lo de la canción, me parece de las más bonitas y que más me alegro de haber conocido en los últimos cinco años (más no, no exageremos)

En muestra de agradecimiento os traslado aquí la letra. Alguna palabra hay que no cojo pero por lo demás está 99% bien. Si alguien necesita la transcripción fonética españolizada (aunque no es muy distinta) o la traducción, os lo pongo. ¡ESPAÑA, ESPAÑA, OLÉ!

OLÉ ESPAÑA (por algún genio centroeuropeo)

Das Glück hat eine Namen
In Spanien heisst es "La Felicidad"
und es ist Leicht zu finden
Für jeden der die Augen offen hat

Er slicht die Lachen
der Señoritas
in ihren Lipppen
wie Rotten Mond
um in verstrechen
der Schwarzen Augen
und wer es finden
wird reich Milord

Olé olé, ole olá
olé España mi felicidad
Olé olé, ole olá
olé España y la musicá
Olé olé, olé señor
olé España viva el amor
Olé olé, olé ola
olé España mi felicidad

Das Herz hat eine Nahmen
in Spanien heist es El Corazón
Wenn sich beim Herz sich finden
dann wissen sie genau
wovon das kommt

es kommt von vino
und von flamenco
von dem canciones
und von amor
und bist du einmal
verliebt die Spanien
wird es so schon Zeit
bin ich zu voll

Olé olé, ole olá
olé España mi felicidad
Olé olé, ole olá
olé España y la musicá
Olé olé, olé señor
olé España viva el amor
Olé olé, olé ola
olé España mi felicidad

Olé olé, ole olá
olé España mi felicidad
Olé olé, ole olá
olé España y la musicá
Olé olé, olé señor
olé España viva el amor
Olé olé, olé ola
olé España mi felicidad

¡España, España! ¡OLÉ!

Dama Galadriel dijo... 01 julio, 2008 14:56

A mí, que nací en Donosti, que llevo ... años viviendo en Irún, que me dan por el Red Bull los sociatas, los peperos, los pene-uveros, los batasunnen y todos los demás, me da entre risa y asco ver cómo Urkullus y demás dicen que prefieren que gane Rusia (los rojos!!!) o Italia (eh, que simpatizo mucho con la azzurra) mientras en su casa seguramente se hayan reunido cual organización secreta todos los amigos para festejar la victoria de "la selección del estado español" con el volumen de la televisión al mínimo para no levantar sospechas.

Creo que se han ganado la categoría de Mierdas.

El Hombre de la Pústula dijo... 02 julio, 2008 09:55

Yo canté todos los goles a la voz de gol del estado español, a punto de precipitarme a una calle atestada de dominicanos que, ellos sí, gritaban ¡España! a ritmo de reguetón. Macedonia conceptual donde las haiga.

Al poco rato, eso sí, tuve la precaución de hacer de vientre.

 
Subir