Vicisitud & Sordidez

28
Cuando Ian Anderson decidió que él también quería hacer hard-casio, se planteó acercarse a lo que producían ciertos jovenzuelos de moda. Pero estamos hablando de un dios de la sordidez musical. No iba a fijarse en OMD o Duran Duran. A quien escogió como modelo fue a Thomas Dolby.

Hoy casi nadie se acuerda de él, pero fue un ‘two hits wonder’ que en cada uno de sus cinco discos hizo concretamente lo que le dio la gana. Normalmente a eso se le llama ‘arriesgada apuesta anticomercial’. Yo le digo ‘suicidio financiero, pero con dos cojones’. Dolby se presentó en la escena musical como un fanático de la electrónica y de los radiocasetes (de ahí su nombre artístico). De hecho, fue uno de los primeros en lidiar con sintetizadores, aunque su primer disco no llegó hasta 1982. En ‘The Golden Age of Wireless’ se dedicó a interpretar el papel de científico loco con malos pelos, consciente de que no había demasiadas esperanzas de ser un nuevo George Michael. Por lo tanto, no se iba a dedicar a cantar baladas de amor. Sus letras iban de ondas hertzianas, radio y aviación. Y ciencia en general. ¡CIENCIA!:

‘She Blinded Me With Science’ no sólo se convirtió en un éxito, sino también en una cumbre de la sordidez bien entendida. Esa que navega entre la calidad, la chunguez, la seriedad y la broma constante. Que semejante canción y video triunfaran de esa manera es algo que todavía no puedo explicarme, pero que me causa gran regocijo. La popularidad de este single propició una exitosa reedición del disco en la que desapareció la chunguísima ‘The Wreck of the Fairchild’, tema instrumental en el que se escuchaba la llamada de socorro de un avión antes de estrellarse y que acaba con la tripulación recitando el Padre Nuestro… en español.

El siguiente disco, ‘The Flat Earth’ incluyó ‘Hyperactive’, su segundo y último single de éxito, que fue acompañado por otro video what the fuck que se convirtió en material oficial de relleno de los temibles ‘minutos musicales’ de desconexión regional de TVE. Estoy convencido que sólo tenían una cinta con éste y el ‘Pictures in the Dark’ de Mike Oldfield. Claro que era realmente frustrante: lo de ‘minutos’ realmente significaba ‘120 segundos como máximo’, por lo que no había manera de ver el extraño final, que incluía un muñeco de ventrílocuo bailando mientras tiene la cabeza en el suelo. Observen:

‘The Flat Earth’ era una cosa bastante distinta instrumental y temáticamente al primer LP, pues Dolby comenzó a incorporar metales y piano, empezando ya a dar la espalda a los puristas del hard-casio. Para cuando sacó ‘Aliens Ate My Buick’, su estilo había mutado totalmente, y supongo que la mayor parte de sus seguidores lo abandonaron por Depeche Mode o Erasure, dependiendo de su orientación sexual. Esto es, homosexual o heterosexual extrañamente gay. El disco contenía una canción inspirada en las películas de ciencia ficción de los 50, un swing, una oda a una droga espacial, una épica casi-progresiva y una masturbación dentro de un Ferrari (con la pegajosa y memorable frase ‘Y mientras pasé de las mágicas 100 mph, mi amor explotó por todo su brillante interior tapizado de rosa’). A John Waters le habría gustado.
Por no hablar del pastiche mejicano ‘Hot Sauce’, en la que Dolby aparece con bigotón (con un aire al Manuel de ‘Fawlty Towers’) y siendo obligado a practicar un deshonroso cunniligus (vean del minuto 3:08 al 3:26, por favor)


Tanta chunguez interpretativa tenía que llevar a su paso al cine. En el 96 había compuesto las no muy relevantes canciones para la putrícula ‘Howard el Pato’. Su música incidental, sin embargo, fue rechazada, y gran parte del material acabó en ‘Gothic’, una locura de Ken Russell, estupefaciente director conocido por la comunidad sórdida por su trabajo en ‘Tommy’ y por poner a Roger Daltrey a hacer el perturbado a ritmo de Rick Wakeman en ‘Lisztomanía’. La mala suerte de Dolby continuó cuando le dieron el papel de malo en ‘Rockula’, una película mítica para este blog, pues fue la última que iba a distribuir la Cannon antes del colapso total de la compañía. Debido a ello, el flim no se vio hasta dos años más tarde y de forma muy limitada. Hoy es difícil de encontrar, y lo único que he podido ver es una versión doblada en italiano. Idioma que, como todos sabemos, mejora cualquier comedia.

Tras dejar este sórdido currículo cinematográfico atrás y hacer una intervención en el masivo concierto de 'The Wall' en Berlín (al que pertenece la vergonzosa foto que encabeza este post), Dolby entró en los 90 con ‘Astronauts and Heretics’, disco al que nadie hizo el menor caso y que, por aquello de llevar la contraria, fue el primero que compré. Se trataba de una obra variada, bastante buena y muy poco sórdida, a excepción de una colaboración de Eddie Van Halen. A continuación, hizo la banda sonora de un video de animación infográfica, en la que cantaba, atención, una canción sobre la mecánica cuántica, con una letra tan battiática como ‘Mecánica cuántica, la matriz es matemática, mi Honda es errática, te enseñaré lo esquemático’. Como nadie vio ni escuchó este disco, el amigo Tomás se retiró y se dedicó a las nuevas tecnologías. Aunque recientemente ha regresado (es lo que tiene la nostalgia ochentera) e incluso ha compuesto una nueva canción, con el imposible título de ‘Tu karma golpea mi dogma’. Espero que todo ello conduzca a un nuevo disco que, como mínimo, me sorprenda. Porque eso es algo que hoy en día hecho de menos.

Publicar un comentario en la entrada

MasHardware dijo... 05 agosto, 2008 14:56

Yeah! Un grandísimo sórdido. Una pena que no hayas hablado de esa interesante HAM-Session que protagonizó con Stevie 'A-que-ya-no-parezco-ciego' Wonder y otros en una entrega de premios de la MTV o algo por el estilo: http://es.youtube.com/watch?v=KGzWqAc16l0

Jaime dijo... 05 agosto, 2008 15:11

Joder! el vídeo ese de "Hyperactive" lo recuerdo perfectamente de salir en la tele... De hecho, de niño me daba miedo ese ser extraño cabecicubo..
Ahora no puedo escucharlo, pero en cuanto llegue a casa, la escucho a ver si es la misma música que recuerdo...

¡Gracias Vicisitud y Sordidez por clarificar los traumas de la infancia!

Paco Fox dijo... 05 agosto, 2008 15:27

Mashardware: ¡Qué grande es ese video, sobre todo la peluca de Dolby y el final dirigiendo como loco esa especie de 'God Save the Queen'! Y lo mejor es que ¡NO LO CONOCÍA! Háganse un favor todos y échenle un vistazo.
Jaime: Yo pensaba que era un video más conocido, pero he podido comprobar con el tiempo que la mayor parte de la gente tiene un recuerdo difuso y traumático de él sin poder relacionarlo con la canción.

padawan dijo... 05 agosto, 2008 16:13

cuando salga del trabajo tengo que ver esos videos!!!!
Seguro que esa canción del Ferrari entusiasmaría a otro personaje sórdido como Ballard. ¿Habría leído Thomas Dolby Crash?

No sé si afortunada o desgraciadamente no conozco (aún) la etapa hard casio de Ian Anderson, no sé si perderle el respeto que aún le tengo, que se resintió después de verlo en directo en un lugar tan lamentable como Torrelavega...

padawan dijo... 05 agosto, 2008 16:18

leyendo el artículo sobre Ian Anderson, no sé en que grupo meterme... si en el del 0’001% o en uno aún más reducido: el de la gente que hace proselitismo de Jethro Tull... hace poco me escandalizé por que un colega no los conocía, así que le regalé mi cd de Aqualung... Tengo que volver a hacerme con el disco!

Paco Fox dijo... 05 agosto, 2008 16:20

La afirmación sobre Anderson-Dolby está sacada de las notas del librillo del cd de Walk into Light, primero de los dos discos hard casio de Anderson y, quizá, un poco mejor que el temible 'Under Wraps' firmado como Tull. Será escucharlos y perderle definitivamente todo el respeto. Lo cual es bueno, pues se trata de un sórdido. No hay que respetarlos, sino amarlos por su grandeza incluso cuando se estrellan estrepitosamente.

Los conciertos recientes de Anderson son muy dolorosos. Tiene la voz muy muy muy muy mal.

PD: Hay otras conexiones Dolby-progresivo. Por aquello de no extenderme en un post tan minoritario, no he hablado de la canción 'The Devil is an Englishman', esperpento de la banda sonora de 'Gothic' canta-recitado por el actor Timothy Spall. Imaginen mi sorpresa cuando me encuentro tremenda rareza... en un reciente CD de Steve Hackett. Con dos cojones.

paraelvulgo dijo... 05 agosto, 2008 16:39

Pues la verdad es que me ha gustado, tiene ese aire de los 80 en el que casi cualquier estilo era aceptado.
Además estoy casi seguro de que la primera canción la he escuchado antes, quizá en un canal que se llama vh1 que a veces dan gratas sopesas como la que me habéis dado hoy.

Su música le queda bien en Howard el Pato, da redondez s la película y a la época en la que encuadraba la película, no se si es por ese color que tenían las películas o por el ambiente moderno-alternativo de los EEUU de esos años, le verdad es que era bastante pequeño y por eso quizá lo vea así.

Voy a escuchar algo más de Dolby.

Javier dijo... 05 agosto, 2008 17:48

Me habeis tocado la fibra sensible.
Donde estará la cinta beta en la que tengo grabado el hyperactive...

Wannabegafapasta dijo... 05 agosto, 2008 18:12

Desde hoy le odio, Paco Fox.

De pequeño me horrorizaba la escena de la cabeza del muñeco de HYPERACTIVE; ese cuello imposiblemente largo que va saliendo y saliendo y saliendo... y al final la cabeza cae y el muñeco sigue cantando. Ese videoclip está hecho del mismo material que las pesadillas. Todavía hoy no puedo verlo sin sentir arcadas de repugnancia.

P.D: Trauma agudizado porque en una emisión de EL PLANETA IMAGINARIO había una retransmisión con marionetas en la que un tigre llamado Makake descabezaba de un mordisco a una apacible anciana marionetil, a la cual le pasaba lo mismo: un cuello largo, largo, largo hasta que...

eulez dijo... 05 agosto, 2008 18:33

Yo he visto la primera foto y he pensado: "Pero no es ese el tipo que toca en el The Wall de Roger Waters en Berlín?". Y efectivamente, y menudo tipo. Que cosas más sórdidas se hacían en los ochenta.

Paco Fox dijo... 05 agosto, 2008 18:44

paraelvulgo: Si ha de escuchar Dolby, le recomiendo:
- Vena de influencias swing: The ability to swing, del Aliens ate...
- Vena techno melódico: 'Flying Noth' y 'One of our Sumbarinies', del Golde Age...
- Una favorita personal: 'Screen Kiss' del 'Flat Earth'.
- Otra cosa totalmente distinta (con un solo que más bien parece Bruce Hornsby): I love you Goodbye.
Aunque bien pensado, el recopilatorio 'Retrospectacle' es bastante correcto y sólo le falta un disco.

Wannabegafapasta: veo que los traumas de infancia son comunes en muchos sórdidos.

Eulez: Con el vídeo de esa actuación fue con el que convencí a Vicisitud de que Dolby no era un intérprete hard casio normal. Minutos después, empezó a gritar 'SCIENCE!' y ya no ha parado hasta hoy.

Rubén dijo... 05 agosto, 2008 19:00

Supongo que esta entrada (no tanto el post, sobre todos los comentarios) son un homenaje encubierto a G. Sanz, y yo que me alegro!

moscacojonera dijo... 05 agosto, 2008 19:30

madredediosvirgensantacristobendito... no recordaba el video de Hyperactive. Y lo que es peor: que me gustaba!

Juancho dijo... 05 agosto, 2008 20:05

Lo siento. Nunca me gustaba Thomas Dolby, y me has recordado por que. No había pensado en "She Blinded Me with Science" desde hace veinte años, y ahora me ha entrado en la cabeza. Creo que voy a poner "Back in Black" o algo por el estilo para quitarmela.

Jaime dijo... 05 agosto, 2008 20:16

Efectivamente, escuchando Hyperactive, es la canción que me atormentaba... Es curioso que se te quede esa voz de pito de pequeño...

El video está hecho a posta para traumatizar tiernas mentes infantiles... Y gente adulta también...

Antonio G. dijo... 05 agosto, 2008 20:19

Pues yo debo ser bastante sordido por que el "Hyperactivate" me gustó en su día y me sigue gustando, eso si, reconozco que es lo único que conozco del Sr. Dolby...de momento.

Saludos.

PD. Ardo en deseos de leer la crónica del GP de Hungría.

Paco Fox dijo... 05 agosto, 2008 20:35

Rubén: pues acabo de terminar un futuro post titulado... 'Cómo escribir críticas al estilo G.Sanz'.

Bereni-C dijo... 05 agosto, 2008 23:30

Ags, Hyperactive!!! ¡Cómo odiaba ese vídeo! No hace mucho me bajé la canción para ver si le descubría algo nuevo (recuerdo que era relativamente frecuente que la pusieran en el programa de videoclips que había por entonces en la primera y cuyo nombre no recuerdo) y ¡la sigo odiando lo mismo! Ags Ags Ags.
Ufff, todos los sórdidos de los que habláis tienen su aquel pero este pa mí no llegan ni a ese nivel.

Danda dijo... 06 agosto, 2008 00:59

El vídeo reseñado en el primer comentario arrastra otra historia, contada aquí por el mismo Thomas Dolby:

http://www.counterpunch.org/dolby04032007.html

Dr. Elektro dijo... 06 agosto, 2008 01:01

Yo ya lo flipaba con el video de Hiperactive! que grabé junto con otros Avant-garde en un especial de Metropolis de cuando lo emitian en horario de persona. Mi hermana pequeña y yo gastamos practicamente esa cinta beta de tanto verla. Estaba justo en la frontera en que el video no me daba miedo pero si un cierto repelús (el gusto por el jorror) y me parecía la cumbre de los efectos de video (que entonces era). Luego redescubrí a Dolby a través del signore Fox y me provocó una Dolbytis que me duró un tiempo. La aparición como profesor de "The Wall" en el concierto me causó no poco regocijo, sobre todo en conjunción con una hiperkinética y desquiciante Lauper.
Thomas Dolby Stereo Rocks!

paraelvulgo dijo... 06 agosto, 2008 22:01

Paco Fox:
Tomo nota de las sugerencias, gracias.

oier g dijo... 10 agosto, 2008 13:43

Estimados:
Llevo ya varios meses siguiéndoos y bueno, ya va siendo hora de hablar.
Me quito la txapela ante vosotros: el blog es magnífico (menos los posts
de carreras, que me salto directamente). Poco a poco voy leyendo también
los archivos.
Tengo pendiente un post para el Bigoton Watch, de un cantante que cuando
sale al escenario envergalla a todo el público -ellos y ellas- al tiempo
que llueve la caspa.
Por otra parte, yo también me he llevado una grata-chiarriante sorpresa
con el vídeo de referencia. No conocía al cantante, ni el nombre de la
canción, pero recordaba perfectamente el estribillo, el falsete y el
cuello que se alarga se alarga y cae. De hecho, hasta hoy en día aun la
llegaba a canturrear de cuando en vez. Es una de las escenas que más
vívidamente recuerdo de niño (nacido en 1972), junto con "Somebody super
like you" de El fantasma del Paraíso":
http://eibar.org/blogak/orakulua/archive/2008/04/21/superzure-moroko-bateron-bat
Atentamente,
--
***
Oier Gorosabel Larrañaga
Lekeitio - EH

Loupar dijo... 11 agosto, 2008 11:47

!Estupendo post, y estupendo y divertidísimo blog!
Me encantan los post sobre cosas de hace algunos añitos... (qué buena soy, que no digo cuántos).
A ver, en la canción de Thomas Dolby (qué tio tán raro...), "The Wreck of the Fairchild" se "conmemora" el accidente aquel en que un equipo de rugby uruguayo cayó en plenos Andes y que acabó con el rescate de los supervivientes algún tiempo después. El avión era un Fairchild Hiller 227, y los que había dentro hablaban español; razón por la cual el Padre Nuestro que se escucha al final de la canción está en español.
De nada, y seguid así, por favor que me divierto mucho.

Paco Fox dijo... 15 agosto, 2008 15:50

Oier: Bienvenido a los comentarios. Nombrar a Brian de Palma en este blog siempre es celebrado

Loupar: ¿Se supone entonces que es lo de '¡Viven!'? (Historia que también fue contada por el temible René Cardona en una peli cuyo nombre no recuerdo).

Loupar dijo... 23 agosto, 2008 11:54

Efectivamente Paco Fox, es el mismo accidente aéreo, conmemorado ya en varios libros,películas y, hace poco, en un documental con los propios protagonistas.

Hasta otra....

Anónimo dijo... 24 abril, 2012 19:43

¿Verdad que Dolby ha muerto y se ha reencannado en Edu Cayuela, de "El número uno"?

Anónimo dijo... 07 agosto, 2012 12:34

Sobre el último párrafo... pues si, tiene nuevo disco: A map of the floating city, publicado el año pasado. Una puesta al dia de la entrada no vendría mal...

Juan Antonio

Paco Fox dijo... 07 agosto, 2012 12:56

Pues sí... ¡y me encanta! Quitando un par de chungueces (Spice Train por repetitiva y The Toad Lickers por chunga... curiosamente los dos singles), me parece que el resto es magistral.

 
Subir