Vicisitud & Sordidez

23
Hace ya un tiempo, en aquellos días felices en los que la mayor parte de los artículos de ente blós apenas llegaban a los cuatro párrafos, hice un pequeño post con mi comienzo favorito de una película colonoscópica. A continuación, pensé en hacer el del final que más gracia me había hecho. Pero el plan se pospuso por un motivo: que no podía pensar en ninguno que resaltara especialmente.

Obviamente, eso cambió hace poco. En una reunión de cine-colonoscopia que celebro un par de veces al mes junto a tres perturbados amigos, descubrimos una maravilla inesperada: el final de ‘Staying Alive: la fiebre continúa’. O, con su título extraoficial, ‘Staying Alive: Aceite, bombillas de colores, canciones malas de los Bee Gees y temas ochenteros chungos de Frank Stallone’.

Dicha película es la bastante ridícula y tardía (¡1983!) secuela de ‘Fiebre del Sábado Noche’, con Travolta repitiendo su papel de Tony Manero, pero cambiando las campanas y las solapas de chaqueta de dimensión épica por la cinta para el pelo y un gaycismo hilarante. Dirigida y escrita por Sylvester Stallone, la trama…

Un momento.

No, en serio. Stallone la dirige. ¿O acaso creíais que la presencia de su hermano en la banda sonora era por méritos propios? Curiosamente, el famoso actor de cara paralizada ni siquiera sale. Bueno, hay un cameo para dejar claro que él puede molar más que Manero:

Pero antes de que penséis que los lumbreras ejecutivos de Paramount que tomaron esta decisión estaban hasta arriba de coca, tened en cuenta una cosa: que probablemente estuvieran hasta arriba de coca. Pero tampoco se trataba de una opción alocada. Pensad que, por entonces, el amigo Sylvester todavía aspiraba a ser un artit-ta serio. En primer lugar, había dirigido, además de Rocky 2 (hagamos lo mismo que la primera, pero que ahora gane, joer) y Rocky 3 (soy la hostia y le puedo a Mr T.), un drama titulado ‘La cocina del infierno’. El cual, aunque parezca lo contrario, no va de Stallone en plan cocinero vengador matando a malos a sartenazos. Ese concepto idiota tendría que esperar años a que Steven Seagal hiciera su plagio de Jungla de Cristal.

En segundo lugar, nunca olvidemos que Stallone obtuvo una nominación al Oscar por su guión de ‘Rocky’. Así que los cocainómanos trajeados vieron lógico que el creador de la película más exitosa sobre un underdog llevara a cabo la gran historia de Tony Manero saliendo de Brooklyn y reclamando Manhattan para él solito.

Stallone planteó la película como la historia de un Tony Manero que tiene que aceptar que es sólo un chulo de barrio. Un desgraciado que, fuera del mundo de las discotecas de barrio, no es más que un don nadie buscando triunfar. A medida que avanza la trama (es un decir), vemos como el objetivo del guión es mostrarnos como el protagonista se humaniza y aprende de sus errores.

Y, al final, pasa absolutamente de todo y sigue siendo el de siempre.

En serio. No hay moraleja. Tras discursos sobre la importancia del trabajo, el valor de la humildad y el saber trabajar en equipo con el director y la protagonista de la obra de Broadway en la que está trabajando, Tony Manero hace exactamente lo que mejor se le da: el chulo. En el increíble número final, un espectáculo de sadomaso y rayos láser que está sólo a un paso de elegancia y contención estética de todos los de ‘The Apple’ de Menahem Golan (y quien no conozca esa maravilla, por favor, que vea este trailer), Travolta se adueña del escenario y se marca un solo desobedeciendo las órdenes del director.



Tras la actuación, deja a la bailarina principal y estrella del espectáculo, a la que se había follado y en parte gracias a la cual consiguió el papel, con un palmo de narices. Y se va a besar a su novia corista (¡interpretada la preñada de Dirty Dancing!). Cuando creemos que, al menos, va a celebrar su triunfo con la chica a la que lleva toda la película poniendo los cuernos, llega el maravilloso final:

Tony: Quiero que sepas que si no te hubiera conocido, no hubiera podido hacer lo que he hecho esta noche. ¿Sabes lo que quiero hacer?
Novia corista: ¿Qué?
Tony: ¿No sabes lo que quiero hacer? FARDAR.

Deja tirada a la chica. Abre la puerta y entra, tras toda una película de canciones de desecho, esa inmensa melodía de bajo de ‘Staying Alive’:


Garbeo por Times Square menando el trasero, fotograma congelado y fin. ¡Glorioso!

Publicar un comentario en la entrada

Xirick dijo... 25 junio, 2009 12:04

jajaja Fardar dice. Magnífico

Miguel dijo... 25 junio, 2009 12:48

En el episodio de los Simpsons en el que Bart se liga -es un decir- a la hija del pastor hay una parodia de esa escena final.

Anónimo dijo... 25 junio, 2009 14:32

¡El momento más alto del momento más bajo de la saga de finales épicos de la historia del cine!

La navaja en el ojo dijo... 25 junio, 2009 15:44

Acabo de ver la reposición de un capítulo de Upa y, no sé por qué, toda la descripción que estoy leyendo aquí me está sonando mucho. MAM podría ser un nuevo Travolta.

Por cierto, una preguntilla que me asalta por la manía que me viende de escribir en SOALG: ¿qué dice en inglés en lugar de "fardar"? Porque me parece una traducción muy valiente.

Paco Fox dijo... 25 junio, 2009 16:03

En el original dice 'Strut', palabro que desconocía, pero que parece ser que se traduce por 'pavonearse'.

Orayo dijo... 25 junio, 2009 19:22

Genial! He bailado todo el staying alive.

aburinho dijo... 25 junio, 2009 19:45

Qué Deja-Vú!
Recuerdo ver esta película (ya empezada) en la TV y el sentimeinto de vergüenza ajena.
"gaycismo hilarante" es la definición perfecta. El guiño a lo Hitchcock, qué bueno!

Charles dijo... 25 junio, 2009 21:40

¿¡Qué hacía la navaja en el ojo viendo UPA!!!!????.
Dios, el movimiento del culo, ya sé de dónde copió Almodóvar para el principio de "Laberinto de pasiones", de UNA PELI DE STALLONE. Encima, Stallone dirije mejor el momento paquete que el Almodóvar, jajajajajajaja.

Danda dijo... 25 junio, 2009 21:44

¡El baile final está en italiano! Bonus points de sordidez. Poner la versión inglesa hubiera sido demasiado fácil.

El "strut" es como llaman al paseillo que da Travolta en el original. Este cierre para mi gusto no es un WTF, creo que es la única forma coherente de cerrar la película.

El cameo ese de "podría aplastarte si quisiera, gusano" define en tan sólo un segundo la personalidad de Stallone. El tipo tiene el ego más inflado que un zeppelin. Y los músculos también, que sigue haciendo pelis de acción con 60 años. ¡Qué moral!

¡Muy agradable toda esta ración de ochenterismo! ¡Mola! :D

Ruy dijo... 25 junio, 2009 23:28

hummm, dos cosas, el final final me parece fenomenal. Magnífico, y esa traducción a FARDAR es magnífico, FARDAR jajajajaj, es la leche.

A ver, por otro lado, he visto el trailer de THE APPLE y he visto a VENGER el de DyM, jajajajaj, no lo habéis visto??????? jajajajaj es la leche, con su cuerno y tó jejeje.

La navaja en el ojo dijo... 26 junio, 2009 09:29

Ah, "strut", como la canción de Kiss Strutter, cosa que sé por Vicisitud, obviamente.

UPA es una serie que da tanta vergüenza ajena que me produce un tremendo placer culpable. Vicisitud (volviendo a él y a sus malas influencias) tiene previsto hacer un post extenso de los suyos en el que explique por qué es la serie definitiva.

Me parece una traducción magnífica, en otras más convencionales nunca dirían una palabra como "fardar" y harían mal. Podría ser motivo de post de Switch Off, si tuviese más palabrejas similares, pero de momento, me quedo con el que estoy preparando de Ford Fairlane y sus magdalenas en lugar de twinkies.

Tyrion dijo... 26 junio, 2009 10:36

Estoy con Danda en que una película colonoscópica en italiano gana muchos enteros. Ese "¡¡Salta, malediccione, salta!!" del director de escena es impagable.

Kike dijo... 27 junio, 2009 10:51

¡¡POR TODOS LOS DIOSES!! ¡¡QUE SÓRDIDO!!

JoseViruete dijo... 28 junio, 2009 03:35

A mí me encanta el disco de Frank Stallone donde viene Far from over. De Westcoast es de mis favoritos.

Render dijo... 28 junio, 2009 04:58

¡Little Jesus of my laif!

Me va a costar lo mío recuperarme de ese bailecito Travoltiano mezcla de la pasión de Cristo y un anuncio de aceite infantil Johnson's.

En fin, como cantó (o cantuvo) otra grande de la vicisitud:

¡SOBREVIVIREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!

No me suena que haya un post sobre esta vicisitúdica moza recia, pero creo que lo está pidiendo a gritos (nunca mejor dicho).

Juls dijo... 28 junio, 2009 12:17

A esta peli yo la recuerdo con cariño, la ví en mi adolescencia temprana y el concepto "superación personal" todavía me llegaba al corazón. Ahora lo encuentro algo, efectivamente, sórdido.

The Apple is the forbidden fruit... una peli con semejantes metáforas de MyG ¡hay que verla!

Por cierto, Frikis Inside ha vuelto, que aunque no interese yo lo suelto sin verguenza.

Kike dijo... 28 junio, 2009 12:48

Yo también voy ah hacer un poco de publi: para los coleguitas trekkers de por aquí, he colgado dos superartículos en mi blog tratando las seis primeras pelis.

Leo del Mar dijo... 29 junio, 2009 02:10

Jrande post Mr Fox, me ha tocado la fibra sensible como a Juls.
Gracias maestro.
Por cierto, aprovecho para dejar un apunte para Cultureta Watch:
estuve en una conferencia de Jordi Costa, Joaquín Reyes y Nacho Vigalondo en Gijón hace un par de semanas, donde el excelso crítico quiso hacernos creer a los presentes que la gente de Muchachada Nui realizaba un humor a catalogar, ojo a la definición, como POST-HUMOR.
Menos mal que, entre los asistentes, y sobre todo Joaquín Reyes, lo pusimos en su sitio.

Leo del Mar dijo... 29 junio, 2009 02:16

Ah, como sé que gusta por aquí y la gente no se corta haciendo publicidad, os informo que he colgado una especie de poema de Hans Magnus Enzensberger como último aporte en mi blog.
Saludos.

Dani dijo... 29 junio, 2009 09:57

La cara de Travolta cuando levanta a la bailarina (si no es Debbie Harry se le parece muncho)me recuerda a las caras de estreñimiento que Sly pone en "Yo, el halcon" ("Over the top" sin la traducción surrealista, hay mucho de "yo" pero nada de "halcón")

Genial post, pardiez!!

pd: "THe apple" será comentada en breve en Blogcaspa.Una de las canciones de su BeSeÓn, "Speed" es todo un greitest jit para nosotros.

Anónimo dijo... 29 junio, 2009 12:06

Entrañable el momento en que Tony, abatido por la frialdad amoral de la clase alta, tras el vacio de estos a los cuellos del traje de Tony en un fiesta, decide volver a Brooklyn a que la Mamma Manero le aconseje, y la mamma le dice algo asi tan bonito como "Tony, eres un egoísta y un chulo playa insorpotable y medio maricona, pero tu siempre has sido asin, mi niño, no cambie no cambie no cambie" si eso no es una muestra de la invariabilidad del destino y el consuelo materno...

supermon dijo... 01 julio, 2009 21:30

Acojonante. De esta pinícula sólo recordaba:
- La canción de los Biiyís
- El encontronazo con Stallone "a la Hitchcockesa".

Como curiosidad, recuerdo haber visto algún "como se hizo" de Pulp Fiction donde Tarantino le decía a John Travolta cómo quería que hiciera el bailecito con la Thurman, en plan "a ver si te enteras, majete". Qué huevos.

Anónimo dijo... 31 mayo, 2010 22:03

Después de esta película se pelearon Travolta y Stallone; por lo visto Rocky le sometió a unos entrenamientos que ni Rambo (lo hacía nadar en aguas heladas...)

Travolta decidió que nunca más luciría abdominales en una película.

 
Subir