Vicisitud & Sordidez

44
Decía Lobato que, este fin de semana, Jenson Button era el hombre más feliz del mundo. Automovilísticamente hablando, tengo que disentir. O, por lo menos, decir que el onvre más feliz del mundo ese fin de semana... ¡¡¡era yo!!! Chorrocientas clases después y, al segundo intento, por fin me he convertido en otro español de pro que hace bueno el dicho “Es que le dan el carnet a cualquiera”.

Y ahora, la clásica pregunta ¿Cómo OSAS hablar de F1 o llamarle Mierda a Hamilton sin tener ni siquiera el carnet? Probablemente, como buen gallego debería responder diciendo ¿Y cómo oso montar “Sin tetas no hay paraíso” sin meterme rayas, operarme las tetas, follarme a un futbolista y pagarle una puta privada a mi hermana lesbiana? Still, me parece que llegar a los 35 sin carnet – y creo que Paco superará mi marca – es una actitud vicisitúdica lógica en ente volg. Al nivel de seguirme negando a aprender a montar en bici, a montar a caballo, a patinar sobre hielo y, en general, negarme a practicar cualquier actividad que requiera un mínimo de coordinación psicomotriz. Y es que mi integridad física se pone en peligro con nada y uno es un cagao.

Pero, al final, uno cede a las presiones y termina haciendo sufrir a un pobre profesor de autoescuela que tenía que oír de mi boca perlas tipo “¡Hay entes en la vía!” o “¡Satán es mi señor!” (dicha ante el urbanismo de ciertos polígonos) cuando no “Después de pegar a una mujer, pisar un embrague es la forma más subnormal de demostrar la hombría”. Al final, aprobé, sencillamente, por encontrarme con el examinador más majo de España. Un onvre capaz de comulgar con piedras de molino y con incorporaciones a rotondas que serían la envidia del mejor Takuma Sato. Pero, en realidad, lo que mejor describía la jrandeza del examinador era algo tan sencillo como esencial.

El bigotón.

Atrás queda el esquivar, con violentos volantazos, a peatones en pasos de cebra o el hacer un ensayo previo a las clases prácticas en el circuito de karts de Carlos Sainz (en el que, por cierto, a la que dije “creo que puedo enlazar las tres primeras curvas sin pisar el pedal del freno” lo único que logré que hacer un Nelsinho clavando el coche en la cuarta y haciendo una épica montonera de cuatro karts estrellados a mis espaldas). Lo que queda por delante es volver a ser un buen español canónico, de los que se relaja viendo Bricomanía. Porque no hay nada más bello que ver a otros hacer algo mientras tú te tocas los cojones. Y, si esas personas que hacen algo son gays y comparten aficiones... so much the better!

Así que ahora toca cachondearse de señores para los que meter la quinta velocidad no supone que su cuerpo se vuelva un bloque rígido que arrastre el volante hacia la derecha. De la misma manera que no hay nadie mejor que un jubilado para criticar cómo un rumano hace la mezcla del cemento, nadie mejor que un sórdido incapaz para festejar el magnífico espectáculo de destrucción que el GP de Brasil nos deparó. O, al menos, eso quiero creer.

En una de esas coincidencias cósmicas, dado que un Toyota Yaris será la pobre máquina a la que haga sufrir – y que despertará un temor religioso entre los demás entes de la vía – quisieron los hados que los dos pilotos de Toyota tuviesen una actuación realmente magggggnífica en Interlagos. Por una parte, demos una calurosa bienvenida a uno de los mejores talentos que Japón haya dado en muchos años: Kamui Kobayashi. Donde gente como Ide o Nakajima simplemente eran inútiles – y ya han visto que sé mucho de ese tema – cuya incapacidad para conducir por lo negro o para frenar antes de donde estaban colocados los mecánicos producía momentos de gran regocijo, Kobayashi es un heredero directo del jran Takuma Sato: velocidad y talento puestos al servicio de la mejor conducción kamikaze sin ningún respeto por la vida propia o ajena. Donde Ide o Nakajima terminarían “mejorando” hasta convertirse en unos taxistas como Alguersuari, Kobayashi sólo aspira a tomar más rápido las curvas apoyándose en los otros coches. O a maximizar frenada reventando difusores. En este GP, Kamui nos dio una señora exhibición de cómo no dejarse adelantar dando volantazos indiscriminados. La aniquilación de Nakajima en el proceso tiene 7 puntos con un complemento de 5 de estilo por plasticidad. Rezo a San Peich para que Toyota largue a quien sea con tal de que podamos seguir disfrutando de Kobayashi varios años más.

Su compañero de equipo, por su parte, hiló más fino hasta lograr ser la star of the race. Sí, la culpa del accidente con Sutil era íntegramente de Jarno y de su ocurrencia de intentar adelantar por el exterior de una curva rápida. Lógicamente, no terminó de pillar la posición y un trompo en la hierba fue su merecido destino. Lo realmente brillante a la par que plástico fue la carambola que logró hacer con Sutil, que terminó por cobrarse al Renault de Alonso (7 más 9 de estilo por la épica). Y entonces, fue cuando Jarno destapó el tarro de las esencias al irse corriendo a zarandear a un pobre Tootsie completamente atontao tras el golpe. El poligonerismo de Trulli merece 10 puntos y otro más por la merecida multa que le puso la FIA, por no hablar del subsiguiente safety car (1).

Aplauso también para Webber que demostró que, cuando su innato cipotismo no le pone fuera de juego a la primera de cambio, le sirve para ganar carreras. 7 puntos por su empujón a Raicoñen.

Barrichello, por su parte, se animó a emular a Kobayashi a la hora de no dejarse adelantar por el Mierda. Pero quedó claro que Rubinho no está hecho de esa pasta: el Mierda le adelantó – por cierto, bella su salida de boxes (1x2) - y, debido a lo cutre de la obstrucción, Barrichello tuvo un pinchazo que añadir a su colección de patéticos resultados en el GP de Brasil. 5 puntillos por gañán.

En el terreno de los equipos, siguiendo este homenaje que fago a Toyota, no puedo dejar de refocilarme en esta teoría de la conspiración . Normalmente, dichas teorías no suelen ser ciertas, pero... ¿Cómo resistirse a la perspectiva de que Toyota se había inventado la fisura de vértebra para evitar que Glock viajase a Brasil, un país en el que sería linchado por una afición que no le perdona su última curva del 2008? 5 puntos para Toyota por dar pie a tan buenos rumores (y forzando el debut de Kobayashi en el intento).

Sin embargo, la ghloria absoluta se la merece McLaren y su épico repostaje donde, al levantar la piruleta antes de tiempo (4) lograron un arranque de manguera (5 de estilo) que lleno de fuegoooooorrrlll (10) al pobre Raicoñen que seguía al eunuco de Heiki. Como consecuencia, se llevaron una abultada multa (2, que fue de las gordas) y Heiki una penalización a posteriori (un puntillo que unir a otro por salida de pista). Eso sí, Brawn se llevan -3 por la cortesía de haber retirado la manguera de Kovalainen. ¡Al enemigo, ni agua! Mucho mejor que el fallido repostaje de Heidfeld, que terminó sin gasolina (le doy 10 puntos porque no tuvo fuste o psicodramatismo como los 25 puntazos de Massa en España).

En el terreno de roturas varias, hay que darle puntos a Liuzzi por joder su caja de cambios de un hostión (4) y a Williams por el abandono de Rosberg (5).

Y, fuera de la pista, como no, aplaudamos tanto las lagrimitas de Vettel (1) como el desastre de relaciones públicas de Massa al dar la bienvenida a Alonso al equipo volviendo a insistir en que el asturiano sabía lo de Singapur. Di que sí, Felipe, esa es una buena forma de conseguir pues... 8 puntos, que son los que me dan a mí con el carnet. Eso sí, doy -5 a Ferrari por haber disculpado y maquillado las declaraciones de Felipe en su web oficial. ¡Aquí queremos malrollismo y promesas de diversión y psicodrama para el 2009!

Ah, por cierto, Button fue campeón del mundo así que, por primera vez, y sin que sirva de precedente, paso a reproducir íntegro el artículo que hice en su momento para la GPA - ¡que ya tiene página web! – titulado “Será un gran campeón”.


Hubo una época en la que “ganar el Gran Premio de Mónaco” significaba “acostarse con Estefanía”. Hubo una época en la que los campeones del mundo llegaban de empalme a los circuitos tras noches de sexo y alcohol… ¡Y luego, se montaban en su bólido para dejarlo aparcado en el arcén y echarse una siesta dentro! También hubo una época en la que Eddie Irvine abría la puerta de su casa a las cámaras de televisión en pelota picada, pero esa es otra historia…

Pues bien, gracias a la sentencia absolutoria sobre los difusores de Brawn, esta temporada podríamos tener un campeón “como los de antes”: Jenson Button. Y eso es motivo de júbilo.

Las primeras carreras de Jenson en F1 le convirtieron en el niño mimado de la prensa británica. Por no decir que su físico lo hacía candidato a reemplazar a Robbie Williams en Take That y a que sus fotos forrasen la carpeta de los hijos de Lady Di. Así de grande era Jenson: hacía tambalearse la heterosexualidad del Imperio Británico.

Button, en un alarde de sabiduría, hizo lo mejor que se puede hacer con la adulación: dejar que se te suba salvajemente a la cabeza. De la noche a la mañana, se hizo monegasco y decidió que no llevaría una prenda que no fuese un smoking. Vale, no está a la altura moral de vivir constantemente en batín como el dueño de Playboy, pero la perspectiva de levantarse de la cama a las siete de la tarde y enfundarse en un smoking para ir a ligar al bar del hotel de Coulthard me parece más interesante que la de encerrarse en una casa en Suiza – la opción de la gente aburrida a la hora de evadir impuestos - para que no te pidan autógrafos.

Durante su espiral de orgía y desenfreno, Button no logró buenos resultados en las carreras. Eso era porque sus coches eran una porquería, claro. Pero, para los de siempre, esa mala racha significaba que sólo los buenos chicos deportistas, disciplinados y sacrificados, podían triunfar. ¡Qué lejos quedaban los tiempos en los que James Hunt se proclamaba campeón para luego mear borracho sobre el público! Incluso Ron Dennis saboteó al único piloto que demostró que se podía aspirar al campeonato mientras te cebabas con hamburguesas: Juan Pablo Montoya.

Así que los que lo ensalzaron lo hundieron en el fango so pretexto de que, con esa vida disoluta, Button no podía “ser un ejemplo para la juventud”. Y yo me pregunto… ¿Unos seres de una competitividad patológica, que salen de un punto X para llegar a ese mismo punto X a una velocidad altamente peligrosa, tienen que ser el ejemplo de algo? Preferiría vivir en un país donde un ejemplo fuese un científico o, simplemente, alguien que se duche y se cambie de calzoncillos cada día. Pero no pensaron así los ingleses, que encontraron su nuevo “ejemplo” en Hamilton: el niño perfecto que no miente, no atropella, no pulsa el botón… Y, claro está, con una maravillosa familia de telefilm que no tenía nada que ver con el padre de Button: ese señor sórdido descamisado en pos de las pit babes.

Un año y un difusor después, los nostálgicos de la buena F1 saboreamos nuestra venganza. Estamos a punto de ver cómo un piloto que tarda en comparecer a la rueda de prensa porque está ocupado “celebrándolo” con su novia, cómo un piloto que se pelea con Richard Branson cuándo intuye que éste está tirándole los tejos a esa misma novia, cómo un piloto con el físico para cantar en Backstreet Boys que prefirió morir con smoking antes que vivir de rodillas, va a ser campeón del mundo. Y lo celebrará con una fiesta de tal nivel, que Beyoncé será la que limpie los servicios y David Beckham el que dé las fichas en el guardarropa. Y, no, no estarán invitados los pobres pilotos que viven en Suiza. ¿Sabíais que, nada más acabar la carrera, tienen que viajar allí porque, obligatoriamente, han de residir la mitad del año en el país más aburrido del mundo si quieren defraudar impuestos? No me extraña que Hamilton, para animarse un poco, se saltase un stop y estrellase su coche contra unos ciudadanos suizos.

¿Campeón “merecido” Button? No lo puede ser más.




Y un rayo de esperanza para afrontar esa carrera tonta que nos queda en Abu Dhabi (me alegraría haberlo escrito mal: hay países que no merecen el menor respeto). Mis fuentes a pie de pista me han comentado que puede que, a lo mejor, sería posible, en según que circunstancia... para esa última carrera... Fernando Alonso himself... podría dejarse...

Redoble de tambor...

Bueno, qué carallo, si ya sabéis lo que viene...

Pero queréis oirlo ¿no?

Venga, va...

Bigotón.

Esa es toda la épica e intriga que le podréis pedir a la última prueba del 2009. That’s life.



Publicar un comentario en la entrada

Anónimo dijo... 19 octubre, 2009 22:13

pregunta 1/que pasará con brawn el año que viene?
2/si se tocha alonso en la ultima carrera y se rompen unos cuantos huesos, devolveran la pasta del santander a españa. aunque sea para invertirla en una fabrica de importacion de futbolines?
3/cuando dejará de cantar la mujer de alonso?
4/button acabará ya que es campeon con james hunt?
5/lobato cuando saldrá del armario?

Ponzonha dijo... 19 octubre, 2009 22:24

Joder, casi no puedo escribir de la risa que me ha dado el post.
En primer lugar, felicitarle por su gloriosa hazaña. No, no me malinterprete, el carnet lo sacan hasta los gitanos analfabetos, me refiero sin duda a ser capaz de admitir que lo acaba de sacar a su edad ante un público hetero de pelo en pecho y solysombra en la playa. Vd. amigo mío, es un verdadero onvre.
Respecto a la carrera, decir que Kamui ya está en el Olimpo de los Dioses. Esperemos que siga dando espectáculo (y que vuelva BBQ Sato, por favor).
Finalmente, sólo decir que Button será todo lo guay que Vd. quiera, pero jamás superará a Kimi comiendo un helado mientras los demás se preguntan si la carrera sigue o no.
Saludos

saro dijo... 19 octubre, 2009 22:40

En realidad la manguera de Kovalainen era la del agua, Kimi salió ardiendo porque... bueno, ¡porque es Kimi!

Felicítolo por su hazaña automovilística, además, acaba de entrar en el olimpo de los que nos lo sacamos en el segundo intento (olimpo presidido por Fernando Alonso, of course...)

Anónimo dijo... 19 octubre, 2009 23:11

Bien apuntado que el culpable de echar a Alonso fue Trulli de carambola, y no Sutil.

Pero eso no me quita las risas que me eché cuando vi por la Replay cómo se acercaba Tootsie a Fernando, claramente poniéndole el culo del monoplaza a su disposición, con sórdidos resultados.

Ahora ya está claro...Tootsie es muerdealmohadas

Fdo. MySTEREO*2

Anónimo dijo... 19 octubre, 2009 23:22

Creo que no voy a poder agracederle lo suficiente el haberme alegrado el lunes de esta manera.
Jran artículo!

Elperejil dijo... 19 octubre, 2009 23:28

O sea... que tú tampoco sabes andar en bicicleta; joder, creí que era el único (por cierto, me saqué el carnet con 37 años... y también en septiembre ¡qué cosas!)

Haters dijo... 19 octubre, 2009 23:40

Madre mía, qué nivelón de post. Me quito el sombrero y el liguero.

Guybrush dijo... 19 octubre, 2009 23:55

¿35 tacos y sin carné? Mis ídolos. Voy por el mismo camino y aunque nadie me comprenda sé que DEBO PERMANECER FIEL A MÍ MISMO. VIVA EL METRO.

La Chati dijo... 20 octubre, 2009 00:31

Y yo que pensé que mi vida era patética por no tener carnet con 28 años. Veo que tengo mucho que aprender; me quito el sombrero ante usted.
Por otro lado, como todos, agradecer este post lleno de épica y sordidez. Tengo que admitir que me apunté tarde al carro de la F1 pero, aún así, siento nostalgia de los sórdidos tiempos pasados.
Creo que alguien debería tener el suficiente amor a este deporte como para fichar a Kobayashi y poner en sus zarpas uno de estos aparatitos que tanto corren. Imaginos: a mayor velocidad, mayor descontrol. Me pasé la carrera con la calculadora en la mano, mirando cuantos puntos ganaba con este onvre. Por fin he amortizado el error de elegir a Timo (su nombre lo dice, es un engaño de piloto)
Me despido de ustedes festejando mi primer star of the race del año, con McLata... aunque no lo tengo claro porque en la tabla del abuelo no veo su puntuación total en rojo... ustedes diran.

hardsis dijo... 20 octubre, 2009 02:12

Yo voy por los 36 sin carnet y resistiendo! Y eso que cada día pierdo en ir y volver del curro más de 3 horas. Debo ser masoca, lo se, pero como siempre digo, para conducir un coche necesitaría un extra indispensable: un lanzamisiles para darle cera a los capullos que van haciendo pirulas sobre el asfalto.

Sergio dijo... 20 octubre, 2009 08:17

36 años y carnet desde los 22, pero sin haber cogido el coche más que para hacer prácticas y sacarme el carnet, que no hace más que ocupar espacio en la cartera. Por lo menos hay algo en la cartera.

Dicho esto, y felicitándole por su fazaña, reclamo los 50 puntos de salida del armario para Lewis Carl Hamilton (y para su hermano si hace falta) por decir "Sólo hay amor entre Alonso y yo", lo que además podría llevar a Alonso a obtener los puntos por dejar a la cantante tonta, que deberían en su caso, contar con el Factor Hamilton.

Es mi última esperanza para ganar...

agente_naranja dijo... 20 octubre, 2009 08:44

Me cagüen la puta de bastos. No sólo me pierdo la mejor carrera de la temporada, sino que encima ¡pierdo cinco puntos!

¬¬

elkapi dijo... 20 octubre, 2009 08:49

Me apunto al comentario de Sergio, salida del armario de jamilton por todo lo grande, eso deberia decidir YA todo el resultado de la liga.

p.d.
Homenaje a Luis Aguilé, pendiente, entiendo

la chatunga aah ha la chatunga oe

Marcialvicious dijo... 20 octubre, 2009 09:21

Jran post! Jran post! Well done!

Recuerda a la Liga Fantástica que tanto añorábamos. Está visto que, como sucede con la F1, las quejas sobre los análisis de las carreras no eran culpa de los pilotos, sino de que no se podía hacer más con un material tan pobre.

Conjratulations!

Caronte dijo... 20 octubre, 2009 10:08

Muy bueno el post pero tengo dos comments:

1. Creo que Rubens se merecería algún punto de estilo por dormir la siesta en el cockpit ... eso es aguantar la presión con pelotas ...

2. Seguimos llamando al ¿piloto? Mierdinho por su apodo "Nelsinho" ... a ver si nos corregimos ...

Insisto ... buenísimo post ...

pulpo arbóreo dijo... 20 octubre, 2009 12:24

definitivamente, la fórmula 1 no valdría una mierda sin posts como este.

La navaja en el ojo dijo... 20 octubre, 2009 13:37

Para que veas que sacarte el carnet no era una cosa tan mala. Gracias a eso has tenido todos estos comentarios tan maravillosos (hay que verle el lado bueno a todo).

Spiderhash_URSeries dijo... 20 octubre, 2009 13:47

Atención,boda gay en la F1!!!!!

http://www.marca.com/2009/10/19/motor/formula1/1255964057.html

Alonso debe estar descojonándose al leer estas declaraciones de su amigo el mierda.

Anónimo dijo... 20 octubre, 2009 14:06

¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!

La peor de las carreras del año, y yo que esperaba que Vettel diese el "do" de pecho para intentar alargar un poco el desenlace del mundial.

Felicito a Vicisitud por su reciente carnet y le invito encareciramente a que escriba sus experiencias automovilísticas como orgulloso portador de la denostada "L". A la que se compre un convertible rojo, ponga Van Halen en el radiocassette y lleve a La navaja en el ojo ligera de ropa en el asiento derecho, se le perdonarán todas las infames puntuaciones y pasará a ser mi ídolo viviente.

Vamos con la puntuación a revisar que se centran basicamente en el caso de Vettel en la primera curva, y es que no ha puntuado usted el toque por detrás que le da a Kovalainen y le obliga a trompear. No entiendo porque no se ha puntuado. Revisión o explicación, por favor.

Por cierto, destacar la labor del realizador brasileño que sacó al mierda en ruta hacia el servicio (esos son los planos que nos gustan de Lewis) y el comentario de Lobato sobre que bailó con el bueno de John Button. Que este hombre es el Dr Iglesias Puga de la fórmula 1 es algo que no admite discusión, y si no vean este pedazo de documento gráfico donde se nos muestra el estilismo de John cuando era joven.

http://www.bathintime.co.uk/lowres/51/main/16/337665.jpg

Tengo la sospecha de que Jenson deja a su novia con su padre para que este no se ponga a flirtear con todas las pitbabes del motorhome, en caso de que esto ocurra solicitaré puntos a su debido tiempo.

Un saludo.

Firmado: Tirano en proceso.

Luis E. Froiz dijo... 20 octubre, 2009 14:09

Envidia me dais los que os podeis permitir vivir sin carnet porque vivís en lugares con transporte público y no en un bonito valle a 15 minutos en coche de cualquier vestigio de civilización... o quizas no. El caso es que querría ver si aguantabas tanto viviendo en el rural...

Por otro lado, lo siento, pero Button aun con lo sórdido no merecería el campeonato simplemente por todo el mierdismo hacia brawn con que se inició la temporada.

Y si, al fin un star of the race con mclata, y queremos más Kobayashi para el año que viene, que sobran coches y hasta mierdinho acabará estando en pista!!

morri dijo... 20 octubre, 2009 14:45

El padre de Button se merece toda clase de halagos aquí sólo por su magnífica frase final en sus declaraciones a pie de pista: "Get drunk!" Eso el padre de Hamilton jamás lo diría, con esa cara de aburrío que tiene.

Nordes dijo... 20 octubre, 2009 14:49

Estaba seguro que Tootsie no acabaría la primera vuelta. Me hubiese sorprendido.

Pienso que Trulli claramente quiso abusar de el porque creía que se le iba a apoquinar... Pero Tootsie se comportó como un(a) valiente.

Me dio mucha pena que le pusiesen gasolina de 95 a Rubén en la jasolinera.... Eso es jugar sucio :P

Tengo el carné desde los 18, tengo 44. Uso el coche a casi a diario. Lo confieso. Debo ser un raro en este vlog, pero me reivindico!

PD: Mi carné es rosa y desplegable... Un clasico.

Anónimo dijo... 20 octubre, 2009 15:18

¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!

Retiro lo de la revisión de puntutación de la piña para Vettel, he confundido el uno de la piña con el uno de la puntuación total que está vacío y debería poner 2.

Un saludo.

Firmado: Tirano en proceso.

Ferrim dijo... 20 octubre, 2009 15:40

No estoy del todo de acuerdo en que la culpa del accidente fuese de Trulli. Me hace falta ver una "on board" de Trulli, he visto la de Alonso y la de Sutil, pero de Trulli no he encontrado nada.

Por otro lado, se ha echado de menos algún puntillo más para Vettel, por su sordidez barbuda.

bizarro con interrupciones dijo... 20 octubre, 2009 17:22

Pues si lo de los 35 sin carné son material sórdido...sigo subiendo puntos (a la espera de desenlace en las próximas fechas)

Es más: anuncio mi próxima adopción del bigótón siguiendo vuestros vellos criterios estéticos. Además va a ser como los cánones mandan: en una boda mariachi en Oaxaca, México.

Supongo que me cepillaré la barba y me lo dejaré modelo Emilano Zapata o Pancho Villa, aunque no me llegará tan largo como ellos. Supongo que me quedará más tipo Bernd Schuster, pero algo es algo y así homenajeamos a un gran sórdido. Si finalmente no me rajo, me haré todas las fotos posibles, con sombrero, pistolones y todo (bueno, eso ya no sé).

La sórdidez completa se alcanza en México o no se alcanza en ninguna parte.

Un fuerte abrazo chicos y enhorabuena por el carné.

Ah! Y que grande el post, a la antigua usanza!!

PD: me solidarizo con tus comentarios sobre el embrague. Y celebro tus comentarios al profesor. Pena no haber estado delante para verlo :-)

PD2: Ah, y por supuesto, aún cuando me saque el carné, pienso seguir cogiendo el bus hasta el curro ¡¡Y yo pierdo 4 horas todos los días!!! (Es que me gusta demasiado dormir, soñar y mirar por la ventana-q es muy bonito el paisaje)

jose dijo... 20 octubre, 2009 18:46

i´m world champion baby!!...entre eso y su padre el putas...que decepcion al verlos sin puntos tras todas esas declaraciones...

Lola dijo... 20 octubre, 2009 20:31

Me uno a dos cosas (dichas por no me acuerdo quien, sorry):
-Una, puntos ya para Hamilton por eso del "amor entre Alonso y él", nunca había leido algo tan bonito y sórdido a la vez.
-Dos, homenaje a Luis Aguilé, por favor, un grande de corbatas inclasificables.

Por cierto, tengo que dar la enhorabuena por ese carné de conducir, pero en cuanto a la edad de obtención debo decir que yo me lo saqué a la bonita edad de 39 tacazos (el coche lo tengo ahí aparcado hace dos meses casi).Eso sí, me lo saqué a la primera y con felicitaciones extra de mi profesor (quizás por perderme de vista). Tengo que reconocer que en cuanto me compré el coche le dí un golpe...En fin, mejor no seguir contando intimidades de este tipo tan vergonzoso.
Lo dicho, felicidades, un carné más en la cartera.

supermon dijo... 20 octubre, 2009 21:33

Yo reclamo puntos para el desdén de Alonso; mientras Tru y Too casi se liaban a mamporros, él, que en otras circunstancias habría ido derechito contra a ambos dos a entrechocarles las cabezas... no les hacía ni puto caso y se montaba en la fragoneta de la organización.

Anónimo dijo... 20 octubre, 2009 22:07

Jran post!!y buen botin de puntos que me he llevado gracias a McLata. Viviendo grandes momentos de la F1 como "El onvre de manguera" y "Barbacoa Verstappen".

Todo un descubrimiento Kobayashi, un poco de salsa ahora que Nakajima ha aprendido a no atropellar mecanicos.

Enhorabuena por su carnet de conducir y por vender TODOS los GPActual de "Alondo en Ferrari".

Denkara dijo... 21 octubre, 2009 12:00

Hola wenas, me acaban de recomendar estes blog, y me alegro de ello. Me ha gustado mucho el post de la carrera de Interlagos.
Los motes a ciertos pilotos están muy bien encontrados.
Creo que me haré seguidora de este blog.
Felicidades por el blog!

La navaja en el ojo dijo... 21 octubre, 2009 12:13

Tirano: qué frío.

Bizarro: eso tenemos que verlo. Cuando volváis de México, nos dais un toque, que, si no nos encontramos por casualidad en el cine Proyecciones, no hacemos nada. Besos.

Danda dijo... 21 octubre, 2009 14:28

Se va acabando la F1 por este año. Estaría triste porque nos quedamos sin crónicas vicisitúdicas, ¡pero también es que ha sido un annus horribilis!

Yo me saqué el carnet a los 18, pero empezar pronto dio igual: soy un completo peligro al volante. La gente que va una vez conmigo en coche huye aterrada.

Mi señora también se sacó el carnet prontito, pero desde entonces no ha vuelto a tocar un volante. Lo tremendo es que pese a no haber conducido un coche en una década, seguramente lo haga mejor que yo.

amistoso vecino dijo... 21 octubre, 2009 15:12

Enhorabuena por el carnet.

Me identifico plenamente con la introducción del post. Aun me quedan 5 años para los 35 pero voy por el mismo camino sórdido: no tengo carnet (ni intención inmediata de sacármelo), no sé montar en bici (y tampoco estoy interesado en aprender,lo cual me ha causado malos rollos con los muchos amigos, novias e incluso jefes que, amablemente, han insistido en enseñarme), sólo sé nadar a braza (sencillamente porque los otros estilos no me gustan) y prefiero ni recordar la única ocasión en la que me puse unos patines.

Mninha dijo... 21 octubre, 2009 22:27

Mi enhorabuena por el carné (gracias, además, por indicar qué coche vas a conducir; si dijeses el color y al menos una parte de la matrícula sería genial, por si las moscas :P), pero no puedo ocultar un punto de decepción.

Si has llegado a los 35 sin él, ¿por qué has roto esa marca ahora?

Mi marido se encamina hacia los 41 sin la remota intención de pisar jamás una autoescuela. Además, no vivimos en una gran ciudad con buenas comunicaciones, sino en un pueblo y todos los días tenemos que ir a la capital a currar, y no hay ni metros ni autobuses ni leches a las horas a las que salimos del curro. ¿Cuál es su secreto? Que me tiene a mí de chófer. ¿Es o no un crack?

Y sí, también tiene bigotón, aunque con barba, jeje.

Enhorabuena, señor conductor, y un saludo.

Anónimo dijo... 21 octubre, 2009 23:01

Felicidades por el carné.Soy un esquirol de 41 tacos, que me lo saqué con 18 y que tiene que hacer 70.000 kms. al año.¡Como envidio a los carteros! que van andando a todas partes tirando de su carrito cual ama de casa, sobre todo a los rurales que tienen que hacerlo a una velocidad superior para escapar del cariño de los perros.

Marcialvicious dijo... 22 octubre, 2009 08:53

"...afirma el campeón de 2008, al que Fernando tendió la mano y sus consejos al principio de esta temporada, cuando fue sancionado por la FIA por mentir tras el Gran Premio de Australia."

Del artículo citado en un commento anterior. ¿Del cual se deduce que Alonso aconsejó a Hamilton cómo mentir? Un año le prepara el coche, al otro las cohartadas.

Amarok dijo... 22 octubre, 2009 12:42

Yo me saqué el carné con 31 tacos y voy por los 43 sin haber hecho ni un sólo kilómetro. Pero en mi descarga vicisitúdica tengo que informar que mi suegro es dueño de varias autoescuelas y mi mujer (aunque no ejerce de eso, es médico) tiene el título de profesora de autoescuela, amén de todos los carnets excepto el de autobús (motos, coches, camiones con o sin remolque, ambulancias... su carnet tiene más rayas que una cebra).

Eso es aguantar la presión y lo demás son tonterias...

La navaja en el ojo dijo... 22 octubre, 2009 14:43

Estoy buscando a una antigua amiga que se llama Olga Kuhlmann y es alonsista. Al parecer, estuvo con su marido, Miguel García, recibiendo a Alonso. Si alguno conoce a uno de los dos, por favor, decidles que se pasen por este blog para que podamos ponernos en contacto. Gracias.

Anónimo dijo... 22 octubre, 2009 20:35

Bigotón!

http://www.poprosa.com/cine/daniel-craig-es-el-espontaneo

...
Por cierto, este fin de semana os pondré por aquí los datos del concierto de MyStereo, como me habíais pedido. A ver si montamos una buena fiesta

Saludos!

Folken dijo... 23 octubre, 2009 01:19

Yo le pido a la última carrera que, el mierda, en antológico berrinche se suicide contra el cocherito (leré) de Button, haciendo de este último un Stephen Hawking con traje.
El primer campeón con ruedas en la vida real.


hetri

Anónimo dijo... 25 octubre, 2009 22:04

Joer...y te has sacado el carnet con los "palomeros" los tiraprecios de pro...eso si que es una sordidez del 10!!!!!

Antonio G. dijo... 26 octubre, 2009 09:02

Buenas.

¿Os acordáis de Markus Winkelhock? si ese novato que lideró el GP de Alemania en el 2007 durante el aguacero.

Pues se ha ido al DTM y allí corre patrocinado por (redoble de tambores)

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡PLAYBOY!!!!!!!!!!!!!!!
Su coche lleva el morro ocupado por el logo del conejito a un tamaño descomunal (es lo bueno de un turismo jejeje)

Pero es que el DTM es un gran desconocido, por que si no donde se puede ver un coche con el logo de Plaboy junto a otro pilotado por una mujer y de color FUCSIA, amén de que lo de tocarse durante los adelantamientos casi es obligatorio.

Saludos

Anónimo dijo... 26 octubre, 2009 16:44

¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!

Es cierto lo del DTM, una de las grandes cosas de que hayan puesto TDT en mi casa es poder verla (bueno y el tetris que viene incorporado en el decodificador).

En cuanto a tener a Markus Winkelhock con el logo de playboy y eso de "tocarse" en los adelantamientos, mejor no hago chistes...o mejor si los hago.

El DTM creo que es el campeonato que le conviene a Tootsie para salir del armario.

Por cierto, ya adelanto bronca a Vicisitud para el siguiente post por el articulo en la grand prix sobre Button.

Un saludo.

Firmado: Tirano en proceso.

Antonio G. dijo... 27 octubre, 2009 10:30

Tirano, hazlos, hazlos que se lo merecen XDDDDDDDDD

Por cierto, ahora que parece ser podremos disfrutar del DTM a través de la TDT, creo que se merece un hueco en este blog.

 
Subir