Vicisitud & Sordidez

86
¡Allá vamos! ¡Por fin, llegó el post autodestructivo definitivo! ¡Un discurso viejuno que no sólo es innecesario, sino que además me hará parecer más sermoneador que Fidel Castro en el aniversario de la revolución! Agárrense el refajo y limpien sus fosas nasales, porque llega... ¡el post de los darknights!

Como ocurre con toda categoría gilipollas sacada de la manga, definir a los darknights (antes conocidos por mí y Vicisitud como Los batmanbeguínicos), es complicado. De entrada, son fans del cine de género (enfermedad mental que yo mismo sufro y que en muchos casos suele ir acompañada de afición a los tebeos y variación del síndrome de tourette consistente en repetir sin parar la palabra ‘¡NI!’). Pero se distinguen del resto por su vehemencia a la hora de abordar la trascendencia o importancia de las películas.

El rasgo principal de enta gente es su creencia de que los flims fantásticos, de terror o de señores con disfraces que darían risa en el mundo real han de ser siempre serios y trascendentes.

Está claro que el cine de género (o, en menor medida, la literatura) ha sufrido a lo largo de los años el escarnio por parte de ese tipo de personas, aficionadas a los palos metidos por el orto, que realmente creen que es lícito que el programa de música orquestal de La 2 se llame ‘Música Culta’. En pocas ocasiones se ha considerado una de sus obras como un elemento representativo de la alta cur-tura. Por lo tanto, mucho aficionado ha visto la llegada de Nuestro Señor Nolan como la oportunidad para reivindicar sus gustos, en un ataque de complejo de inferioridad que no se recuerda en todo el universo desde que intenté ligar con una chica diciendo que yo era muy bajito, pero que al menos me lavaba más que el resto de compañeros de clase.

Aquí se revelan dos tipos de darknights. Por un lado, aquellos curtidos en mil y un spinoffs de Star Trek que han conocido los tiempos malos en los que el cine de superhéroes estaba representado en las mentes de los no iniciados por la serie de televisión de Spiderman y lo más cercano a algo con un mínimo de reconocimiento crítico era ‘2001, una odisea del espacio’. De nada servía gritar por la calle las excelencias de ‘Watchmen’. No sólo por el lógico terror que provocaría en los transeúntes, sino sobre todo porque todavía quedaban algunos años para que la gente que no había pillado un tebeo desde que le salieron pelillos en el pubis fuera por la calle con ejemplares de Maus para parecer más culta. Así que, en un afán de revanchismo que se llevaría 5 puntos de estilo en la Liga Fantástica, han abrazado el prestigio crítico que ha traído Nolan con un ardor similar a Woody Allen rodando una escena con Scarlett Johansson. Lo malo es que por el camino han olvidado que también tiene derecho a existir un cine de género de alto presupuesto con ganas de cachondeo y sin necesidad de demostrar que la tiene mucho más grande que Wittgenstein y Freud juntos.

Por otra parte, están los chavales que no han conocido otra cosa. Aquellos que ya han vivido en la comodidad de que no se cachondeen (demasiado) de uno por ver películas de superhéroes o leer varias veces ‘El señor de los anillos’. Con el radicalismo de ideas propio de ese estado que los científicos denominarían ‘shavalería’ si no estuvieran ocupados en ser unos freaks, se convierten en émulos nérdicos de los culturetas. Garantes de la pureza y trascendencia del género que no han sufrido en sus carnes el visionado en salas de ‘Superman IV’ o ciertas películas iraníes. Gente falta del desarrollo por el que debe pasar todo aficionado al cine para alcanzar el nirvana. A saber:

- Inicio en las pelis entretenidas y jachondas.
- Descubrimiento y exploración del cine cur-to.
- Revelación lucasianobruckheimeriana en la que reconoces todo lo bueno de ‘La Roca’ al mismo tiempo que disfrutas de las oportunidades cachondas que ofrece Bergman.

Lamentablemente, son muchos pobres que se quedan en el segundo paso y nunca vuelven a salir de los cines Renoir. Pero los darknights de nuevo cuño (esos que pueblan los foros de la IMDB) ni siquiera han pasado por ese estadio. Por lo tanto, se convierten en culturetas del frikismo que, en lugar de llevar gafas de pasta, portan orgullosos camisetas nérdicas de diseño llenas de referencias a Tarantino. ¡Seguro que así las posibilidades de follar se multiplican, como mínimo, por cero!

Y, de esta manera, tenemos entre manos una legión para quienes la oscuridad, la dualidad y el cinismo se convierten en LOS valores. Todo lo demás es indigno. Y, por supuesto, siempre tienen razón.

A la hora de disfrutar una película, cada cual prioriza un tipo de valor al que suele darle más importancia. Algunos, por ejemplo, se centran sobre todo en la novedad. Lo cual puede llevar a callejones sin salida. Como es el caso del adicto al porno que, de tanto ver guarreridas extremas alemanas, ya sólo le parece interesante el sexo transexual con armadillos. Otros, por ejemplo, no sólo consideran como obra maestra cualquier película sobre cenobitas sadomaso, sino que además disfrutan de una cómoda posición como perturbados oficiales en su grupo de amigos. Que le temen. Mucho.

En lo que se refiere a los darknights, la oscuridad y las dobleces son lo más. Por supuesto, no quiero decir que estas características sean algo indeseable. Pocos acusarían ente blos de falta de, por ejemplo, cinismo. O pudor. U oligofrenia. Sin embargo, lo que pasa aquí es que este afán eclipsa cualquier otro tipo de valor. Y genera comentarios como ‘tal película era muy entretenida y me reí mucho, pero es buena porque es muy oscura’. No. Es buena porque es entretenida y es buena porque los elementos oscuros están muy bien integrados y representan ideas interesantes. Y porque salen muchos desnudos. Una cosa no supera a la otra. Excepto que las tetas sean grandes y naturales. Toda película es mejor con tetas grandes y naturales.

Pero no nos desviemos. El caso es que ahí entra el sentimiento de inferioridad darknight. Para ser tomados en serio, han de recalcar exclusivamente los aspectos que normalmente se consideran de esa manera. De ahí la asombrosa falta de cariño hacia el humor más cacaculopedopis o los protagonistas mentalmente estables. Lo cual quiere decir que sólo tenemos que dejar de hacer chistes de caca para que tanto Vicisitud como yo... ¡podamos convertirnos en personajes de una nueva peli de superhéroes! Ya lo estoy viendo: Supersórdido, el primer superhéroe perturbado capaz de nombrar en una misma frase sus cuescos, Hans Magnus Enzensberger y ‘Sin Tetas No Hay Paraíso’ y su colega ‘El Capitán Chope’, el único bengador gusticiero maníaco-depresivo cuyo poder reside en explotar de vergüenza ajena cuando le cuentan historias de ligar. (*nota importante para no acojonar a los lectores: Ya no soy maníaco-depresivo. Abandoné la parte de ‘maníaco’ porque me cansaba mucho. Y es que soy vago hasta para estar enfermo).

Un rasgo secundario de los darknights, que a menudo comparten con lo que se conoce como ‘fanboys’, es el llevar a rajatabla la máxima de que las películas son obras maestras o putas mierda antes de que se estrenen.

Ellos saben que su opinión es esencial para el bien de la humanidad y la estabilidad de todas las dimensiones conocidas. Por lo tanto, se preocupan de ponerla de manifiesto en todo foro de internet que se ponga a tiro. Da igual que la película no se haya estrenado: han de posicionarse. Olvidando, como no, esa antigua máxima proveniente de los escritos de la Grecia Clásica que dice que “antes de hacerte pajas con una película o utilizarla para limpiarte el culo, mejor le echas un vistazo primero, ricura”, no dudan en arropar con todo su frikismo cualquier cosa que parezca que va a dar lustre y esplendor a la causa nerd frente a la intelligentsia de turno. El nuevo salvador que les enseñará que los superpoderes también son cur-tura. Así que, ganchitos de queso en una mano y teclado en la otra, se lanzan a martillear los foros, las actualizaciones del facebú o el puto twitter con orgásmicas odas hacia cosas que son una obra maestra simplemente porque se sospecha que hay un zeitgeist que así lo dice. Un afán que llega al paroxismo con los constantes artículos y/o cuentas atrás en los blogs, y a la oligofrenia aguda con la puntuación masiva de dieces en la IMDB. O de unos. Porque el zeitgeist también puede animarle a la bonita tarea de dedicarse a hundir en la miseria todo lo que le parezca una chorrada sin demasiado interés más allá del entretenimiento. Que eso no es serio y es un insulto a la calidad de la serie/tebeo/animación original. Ya veo el futuro, con hordas de darknights unidos haciendo furiosos comentarios en los foros: ¡Dios mío! – escribirán - ¡Han osado realizar una adaptación de Candy Candy en la que no han tenido en cuenta la compleja profundidad psicológica del personaje de Annie y la simbología de los caballos en las relaciones amorosas de la protagonista! ¡OMG! ¡Esto va a ser una puta mierda!

Así que desde aquí ofrecemos una amorosa recomendación a los darknights: relajaos. Hay que ver las películas buscando todos sus valores, y no obcecarse en que todo tenga que ser ‘Gran Cine’ (tm). Olvidad esa sensación que tenéis de que, cada vez que habláis de un flim, vuestro prestigio crítico personal nérdico está en juego: no tenéis la necesidad de sentar cátedra con cada juicio. No queráis ser Jordi Costa. No, en serio. Os aseguro que no queréis.

Sabed que también se puede disfrutar en su justa medida del ‘Jran Cine’(R). Hay que abandonar la vehemencia exagerada y no dejarse llevar por el barullo previo e inmediatamente posterior al estreno de una película. Esto es: hay que abrir un poco el orto. Y disfrutar en su justa medida de las incongruencias de ‘Indiana Jones y el reino de la cagalera’, la falta de originalidad de ‘Outlander’, la intrascendencia de ‘Los cuatro fantásticos’, el alma infantil de 'Speed Racer' o la total ausencia de personajes y el amor por la ¡¡¡¡ÉPICA!!!! cutre en cualquier ovra de Roland Emmerich. Son ese tipo de películas las que, años más tarde, acaban poblando los blogs de los niños de ahora. Que no toda visita al cine tiene que suponer una nueva revelación mística que nos permita demostrar con nuestras amistades nuestra madurez y nuestro certero análisis de la dualidad humana.

Y todo esto sin decir en ningún momento qué opino de ‘El Caballero Oscuro’. Porque es irrelevante. Y porque ya una vez escribí sobre la religión y más de uno se cabreó.

Publicar un comentario en la entrada

Manel dijo... 10 noviembre, 2009 09:25

Jran artículo!! Verdades gordas como carallos, proclamo! Y a continuación, solo puedo coger mi cuenco de palomitas y decir:

Fanboy attack incoming in 3,2,1......

La navaja en el ojo dijo... 10 noviembre, 2009 09:47

¡Cuánta razón tienes!

Por cierto, ¿quién es la muhé de la segunda afoto?

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 09:51

La segunda muhé es, al igual que la primera, de la serie 'Firefly'. De ahí la lógica sucesión de imágines culminando en el jran Nathan Fillion.

Kike dijo... 10 noviembre, 2009 10:18

Pues independientemente del tema del artículo "El caballero oscuro" mola y mucho. Es una peli de polis de las buenas que, encima, tiene a Batman, Joker y Dos Caras con el mejor aspecto imaginable. ¡Y Gary Oldman jugando a ser el comisario Gordon! Aburrirse sólo por que es "seria" me parece fatalmal. ¡Con la cantidad de explosiones que aparecen, madre mía! ¡Si "desaparecido en combate" parece un docudrama! Han convertido iconos del pop en superestrellas del cine de acción siniestro. Bravo.

A mi me encanta el "sentidodelhumó" y tengo la firme teoría de que todas las pelis deberían tener unos cuantos chascarrillos. Tampoco considero que algo por tener el contraste de la tele más bajo, es, de facto, mas molón. Adoro la comedia, la ironía y no soporto cuando la gente se pone excesivamente intensa. pero leches, de ahí a regresar a las pelis de Spiderman de los 70 hay un abismo... de hecho, antiguamente la mayor parte del fantástico se definía por ese tipo de cutrerío extremo. Esta bien salir de semejante agujero aunque eso signifique una nueva raza de espectadores que desprecian el "vintage" y confunden la basura con lo entrañable (algo muy triste).

Por otro lado, ¿que clase de adulto en su sano juicio disfrutar con los delirios de George Lucas? Es decir, peudes disfrutar como quien disfruta de Troll 2 pero, leches, que están jugando con Indy. South Park lo explicó mu bien.

Y otra duda que me atormenta, ¿por que Watchmen es "bueno"? El tebeo digo. La peli ya sabemos que es ridícula. Pero es que el rollo metaficcional ese de Alan Moore es un batiburrillo absurdo sin pies ni cabeza, con las ideas poco clara y, encima, aburridísimo. ¿Es que una historia es automáticamente mejor por que violen a gente, maten a seres inocentes y al final ganen los malos? ¡Please!

También diré una cosa sobre sentenciar películas antes de que empiecen a rodarse: el 90% de las veces se acierta. Además, que es bueno y necesario criticar proyectos igual que se critican pelis terminadas. Por que las pruebas están allí y si todos los miembros del equipo han demostrado ser unos ineptos y la historia con la que trabajan parece de mediocre a vergonzosa, las posibilidades de obtener "algo digno" son escasas, por no decir nulas. Sobre todo cuando uno prefiere rehacer "Kull el conquistador" que adaptar a Howard.

Por ejemplo, no me gustó GI Joe. Pero no por ser tontorrona y divertida. Sino por que el comandante Cobra casi ni sale y eso me ofendió profundamente.

Kike dijo... 10 noviembre, 2009 10:18

Cagoenlahostiaputa, menuda respuesta. Ni me he dado cuenta, lo juro.

Vicisitud y Sordidez dijo... 10 noviembre, 2009 10:24

El mejor disco de Deep Purple en años no tiene a Blackmore, ni a Lord y se llama "Bananas".

Prueba irrefutable de que no se debe prejuzgar salvo para ahorrar dinero.

La navaja en el ojo dijo... 10 noviembre, 2009 10:27

Ah, gracias. Pues la Morena es muy guapa.

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 10:32

Prejuzgar es normal e incluso lógico. Todos prejuzgamos, sobre todo a la hora de gastarnos los cuartos. Pero hay que esforzarse en no ser demasiado vehementes. Porque es sólo una hipótesis que formulamos y no un juicio cerrado: hay que tener cierto interés en comprobar su veracidad.

No condeno el prejuzgar en sí, sino el hacerlo en exceso. Y con 'exceso' me refiero, claro está, a los foros de la imbd, pozo de inmundicia de internet.

Kike: Los que confunden la basura con lo entrañable y que sobredimensionan las escasas virtudes de ciertas bazofias (siempre comparándolas con películas de alto presupuesto y/o popularidad) son otro tipo de fanboys que darían para otro post suicida. Dentro de un par de años, quizá.

Bea: Es impresionante. Ahora sale de mala en V con un lamentable peinado de cerillo apagado. Pero en Firefly era una cosa irreal.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 11:02

Me ha conmovido profundamente el artículo por tres cosas:

-las tres fases del aficcionado al cine: absolutamente ciertas y que he vivido personalmente... ahora estoy evolucionando hacia una cuarta en la que casi todo me gusta cuando lo estoy viendo y, si tal, ya opinaré cuando salga del cine (si tal); una especie de regresión a la gozosa primera etapa.

-la categorización y nominación de ese fenómeno que son los "darknights"... reales y omnipresentes en cualquier estreno de película de superheroes o fantasía y que, antes y después de la misma, no paran de dar el coñazo con sus opiniones en una voz excesivamente alta. Gran análisis que ya está pidiendo su lugar en las futuras enciclopedias y diccionario de la RAE.

-Y lo más importante... esa colección de fotos que me hizo pasar del: "anda, mira que guapa la Morena Baccarin" a "¿esta otra no salía también en Firefly?" a la confirmación al ver aparecer al tercero... y a mi final pregunta: "¿Dónde está la foto de Summer Glau?" Gran serie Firefly... pena que la cancelasen.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 11:04

Por cierto... acabas de darme una (importante) razón para ver la nueva versión de "V"

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 11:07

Elperejil: Claro, that was the point. A quien esperara a Summer Glau... ¡le doy un Capitán Malcom Reynods!. Con todo, a mí la Glau no me pone.

Danda dijo... 10 noviembre, 2009 11:12

¡Mira que se había hecho esperar este post! Pero ha merecido la pena. Espero que sirva como faro de ética y estética para las jóvenes (y no tan jóvenes) generaciones de aficionados al cine.

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 11:15

Ha tardado, y todavía me arrepiento un poco de haberlo escrito. Espero no ofender a nadie ni sonar demasiado sabiondo y/o paternalista. Pero, con el escaso número de comentarios a esta hora, parece ser que no pasará nada.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 11:24

Jajaja... pues caí como un niño... ya estaba esperando a la Glau (o a la Torres) y aparece ese... que no está nada mal; cómo te gusta jugar con nuestra gaycidad.

Y, bueno, con todo el cariño del mundo... Kike eres un poco "darknight"... y no pasa nada... hay cosas peores :)

Por ejemplo, a mí me gustó la cuarta parte de Indy y disfruto un montón con las nuevas partes de Star Wars... y hasta me parece genial que haya elfos en el Abismo de Helm... ya ves, tiene que haber de tó...

SuperSantiEgo dijo... 10 noviembre, 2009 11:38

¿Qué puedo decir? Que sí a todo. Que el friki en realidad es una versión más o menos esperpéntica del gafapasta, con sus mismos tics y defectos, es bien sabido: la misma manía de categorizarlo todo, lo de crear una subrrealidad excluyente, la fascinación por la pureza y la versión original subtitulada. Los darknights son un fenómeno reciente, pero ahí están.

Pero pasaba ya de antes: es como los que dicen que Batman es un personaje más profundo que Superman. Vamos a ver: los dos van vestidos con capa y hacen el gilipollas mundo adelante, no me jodas. Porque uno vaya de emo porque le mataron a los padres y además vestido de negro no lo hace necesariamente un personaje la leche de profundo y complicado. De hecho creo que la existencia de Robin es absolutamente necesaria porque nada puede ser más divertido que un tío amargado vestido de negro con un niño vestido de colorines al lado haciendo el gilipollas.

Para terminar la misma idea de lo que es un friki darknight, habría que ir al origen, que es precisamente al Dark Knight de Frank Miller, cuyo impulso oscuro y tremendista marcó el cómic de supertipos durante veinte años, en muchos aspectos para bien pero con interpretaciones posteriores por parte de algunos seguidores tanto o más vacías que los comics de aventurillas que algunos pasaron a despreciar alegremente porque no era "profundos", como si ver a Jimmy Olsen transformándose en ardilla o a Superman disfrazado de bebé no tuviese su puntito. Pues bien: el mismo Miller, llegado ya a la senectud artística antes de tiempo (es el listo que dirigió The Spirit, con eso os lo digo todo), se deslizó alegremente por el tobogán hacia la piscina de mierda con el Dark Knight 2 y luego posteriormente con el All Star Batman que continuaban con ese Batman desquiciado y superchungo del Dark Knight, hasta convertirlo en una parodia cutre y fea de sí mismo que da mucha más vergüenza que el Batman de los sesenta que iba por ahí peleando contra marcianos raros acompañado por el Batperro.

La profundidad está bien pero cuando hablamos de mierda mejor que no cubra demasiado. (Un chiste de caquita para acabar.)

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 11:47

Supersantiego: muy buena su observación de que el darknightismo llegó antes al tebeo. De hecho, ese tema lo trataba en un post escrito hace cinco años para otro blog que nunca llegó a salir y que fue el germen de este mismo artículo.

Elperejil: Es que este blog no es nada sin gaycidad constante. Sobre Kike, cuyo blog lego religiosamente todos los días, he de decir que tiene pequeñas trazas de darknight. Pero como todos. Yo incluído. Pero realmente es sobre todo un jachondo que, como comentamos siempre Viruete y yo cuando hablamos de su Poder Friki, va por el buen camino.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 12:15

El comentario de Supersantiego, brillante y divertido, grande...

Sobre Kike, pues es cierto, ojeando su pérfil, alguien que reivindica la versión de King Kong de 2005 es un valiente, además de tener un criterio honesto (a mí también me encanta esa peli); por eso lo decía con cariño y poníe el "un poco", jeje...

Sobre lo de "su blog"... ¿cuál de ellos? Porque tiene un montón... y así le echo un vistazo. Comenzaré por el de PoderFriki, que medio citas en el comentario.

Y con esto no quería ofender, pues el comentario dice cosas interesantes y ciertas (Vicisitud me definió bien como "0 picotismo"... aunque luego tuvo que explicarme lo que era eso)

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 12:19

Ah, es que para entender el picotismo y el potorrismo, no puedes dejar de ir al blog 'Con opinión de todo', otro de nuestros lugares favoritos de interné por lo mucho que nos ha enseñado.

Intruso dijo... 10 noviembre, 2009 12:42

Me parece a mi que te ha quedado demasiado suave, si lo que pretendías/esperabas es que te cayera una somanta de hostias cibernéticas.
Ten en cuenta que tal cmomo lo has puesto, todos tenemos un resquicio por el que poder decir "ese no soy yo!", aunque en nuestro interior hay una molesta vocecilla que nos dice que sí, que somos unos PUÑETEROS PLASTAS que no hacemos más que dar el coñazo a los colegas (o novias, en casos aislados) a la salida de Watchmen, comentando las cosas que diferían entre el cómic y la película, o cómo han desvirtuado la personalidad de Logan, Rondador y Coloso en la serie de los X-Men, sin ser capaces de reconocer que nos lo hemos pasado bien (no hemos tirado a la basura los 8 euracos de la entrada).
Creo que es principalmente el afan de protagonismo del acomplejado niño mimado que todos llevamos dentro. Claro, que unos enseñan a ese niño a comportarse, y otros le dan dinero para la play y el botellón. It's the life.

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 12:46

Intruso: Tienes razón. En el fondo, todos somos un poquito así. Yo incluido. El post pretende avisar para que mantengamos ese lado oscuro controlado y no dejar que nos gobierne. Como le pasa a los darknights.

Milgrom dijo... 10 noviembre, 2009 12:50

Estoy bastante de acuerdo contigo Paco, pero creo que no has sido todo lo incisivo que podías, se podía haber sido más, pero entonces entrarías en el terreno del Picotismo más exacerbado y eso no es bueno.

A lo que iba, los darknights se encuentran en todos los círculos culturales, y en la música no es menos cierto que son incluso mucho más irritantes y se suelen encarnar en lo que mi hermano y yo llamamos ex-jevis. El mismo proceso que comentas sobre la educación del cinéfilo pasa, en lo músical por tres etapas similares:

-Inicio en la música alta y estridente con solos infernales y cantantes cocrockers y/o disfrazados de guerreros medievales.
-Descubrimiento de la música culta y/o aceptada por todos.
-Epifanía en la que te das cuenta de que puedes dsifrutar de un schlager, de Inga, o de la discografía de Gong, y al mismo tiempo disfrutar con el resto de tendencias.

Sino llegas al tercer paso te puedes quedar como Joe Dimaio cagándote en todo el falso metal for ever and ever, o por el contrario renegando de toda aquella música por su componente de inmadurez y risibilidad mientras escuchas John Zorn con aires de superioridad y condescendecia.

Pero es que así son las cosas. Vivimos más pendientes del que dirán, de las corrientes de opinión que nos marcan tendencias y gustos autoimpuestos, sin que apenas tengamos tiempo para analizarlos y realizar una mirada crítica. No disfrutamos las cosas en su justa medida, por el valor que nosotros como individuos le otorgamos, sino muchas veces por el que dirán, por sentirnos pertenecientes a algún grupo o por situarnos en una posición de élite autootorgada para distinguirnos del vulgo.

Yo cada vez reivindico más que pasemos de leer críticas, que pasemos de los análisis de cine, que volvamos a sentirnos un público pre-mediático, aquel cuyos valores a la hora de ver una película es si se ha reído, si está viendo una comedia, o si ha llorado, viendo un drama. A aquel capaz de fliparse con peliculas como Saw, obviando los agujeros de guión, y disfrutando con las torturas. Es decir, valorar más la opinión del hombre de la calle, y alejarse de Cahiers, o Dirigidos por.

Baldman dijo... 10 noviembre, 2009 13:11

Suscribo letra por letra el último párrafo del comentario de Milgrom. Un servidor de ustedes, con 46 años y más pelos en la espalda que en la cabeza, ya pasó por las épocas de cinéfilo intransigente, Integrista del Subtítulo, etc. En realidad, todo esto está sintetizado en una frase que le dijo Carlos Pumares (¡¡¡él!!!) a un oyente de Polvo de Estrellas, hace muchos añós: "Mire usted, sólo hay dos clases de películas: las bonitas y las feas. Las bonitas son las que le gustan a usted, y las feas, las que no. ¿Lo ha entendido? ¡¡Pues no hay más!!"

La navaja en el ojo dijo... 10 noviembre, 2009 13:26

Ya que estamos citando, Robert McKee lo explicó de maravilla (y, aviso: esto puede ofender más que todo el post de Paco). McKee decía que la gente que se ofende tantísimo cuando te metes con una película que le gusta —más que si te metieses con algo que ha hecho él (o ella, pero suelen ser más los "él") o con su madre— se molesta porque no tiene una identidad propia personal que le defina y ha optado por autodefinirse como seguidor de esa película. Así que, si te metes con lo que le gusta, es como si te estuvieses metiendo con él.
Es cierto porque los comentarios en respuesta a críticas así son tan airados como si les hubieses insultado personalmente. Y, de hecho, sus formas de responder son insultar en lo personal, nunca jamás dar argumentos a favor de aquello que les gusta.

No pueden aceptar que haya personas con gustos distintos a los suyos porque el gusto no lo consideran como tal, sino que sólo entienden la adhesión y el enfrentamiento hacia las cosas. Si ellos están adheridos, alguien que no se adhiera no es una persona con un gusto diferente (sobre ese producto en concreto), pero que te puede caer bien o con quien puedes coincidir en gustos en la siguiente obra, no. Para ellos, es el enemigo.

Milgrom dijo... 10 noviembre, 2009 13:28

Es que es eso, Navaja: discutimos como energúmenos por algo que en el fondo no es más que un producto de entretenimiento y/o cultural, que sirve para que los que han trabajado en ella coman caliente hasta que hagan la siguiente película. Es tan estéril e inútil como pelearse por que a mí me gusta más el helado de fresa y atí el de chocolate.

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 13:32

Pero eso es lógico: el helado de chocolate es un insulto a los que amamos el chocolate de verdad. Yo soy del de fresa.

Y, con esto, se ratifica una vez más mi gaycidad.

Anónimo dijo... 10 noviembre, 2009 13:34

Estoy un poco fuera de estas cosas, por no decir que no conozco a casi ningún personaje de esos.

teneis que leer La Maravillosa Vida Breve de Oscar Wao. La primera parte es esto pispito...

Ale dijo... 10 noviembre, 2009 13:35

Buah, yo no analizaría tanto la supuesta psicología de los darknights porque es una fauna con una personalidad más cambiante que el estado de animo de Guti. Los hay que empiezan adorando el cine de genero con infulas de trascendentalismo para acabar abrazando las bondades del gafapastismo más radical, carne de filmoteca rancia, y por supuesto renegarán de todo lo que huela a Spielberg/Lucas/Cameron. He conocido algunos así pero, oh sorpresas de la vida, acaban encontrando pareja sentimental que no suele estar a la altura de sus exigencias intelectuales, pero da el pago para pasar las noches de los sabados haciendo algo más productivo que discutir en foros si Ozu erá mas plástico en su concepción visual que Kurosawa. Por tanto no es descartable que acaben haciendo cola en unos multicines para ver la ultima de esa rubia con cara de pan que salia en Anatomia de Grey.

Milgrom dijo... 10 noviembre, 2009 13:51

Paco yo también estoy convencido de que soy un total heterogay. Es que el helado de fresa está mucho más rico que cualquier otro.

SuperSantiEgo dijo... 10 noviembre, 2009 13:57

Todos sabemos que el sabor de los helados es una excusa para meternos satisfactoriamente en la boca algo de forma troncocónica que se derrite poco a poco y sale cremosamente por las comisuras de los labios, así que dejaos de tonterías de fresa y chocolate.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 14:14

Por centrar un poco el tema, una vez, en Vigo, encontré una heladería donde había un sabor de color azul denominado como "Pitufo"... y, cómo no, lo probé... indescriptible; jamás lo he vuelto a encontrar.

Así que, ni fresa ni chocolate, pitufo...

otropaco dijo... 10 noviembre, 2009 15:22

Estoy ..impresionado no solo por el artículo (me voy a hacer una camiseta con la frase "Toda película es mejor con tetas grandes y naturales" para ir a la filmoteca con ella (aunque sería mejor ir con las tetas)
..si no también por los comentarios...
Me identifico con las fases musicales de Milgrom...y me fascina como en el mismo hilo se puede hablar de robert mckee de una interpretación freudiana de los helados colores pasando por papa pitufo y el batperro...unos Jrandes (con tres signos de admiración)

Intruso dijo... 10 noviembre, 2009 15:23

¿Helados de pitufo en Vigo? ¿Ya estamos mezclando fútbol con política otra vez?

Dr. Elektro dijo... 10 noviembre, 2009 15:40

Hace un par de noches vi "Señales del futuro" y ¡Me gustó! contra todo pronóstico. Con sus giros de guión, sus accidentes espectaculares y su final apocaliptico. ¡¡La leche!!!
Supongo que hace 10 años me hubiese cabreado como lo hice (y mucho) como con "Contact" por sus conclusiones santurronas y totalmente anticientíficas (por diós que lo escribió Sagan) pero ya estoy mayor para cabrearme por gilipolleces. Ensalzo a la peli por lo que me gusta y la rebajo por lo que no. Y punto. Lo que si es verdad, creo, que una peli no es buena porque nos guste o mala porque no, sino simplemente debemos ser autoconscientes y no darnos vergüenza decir que nos molan todas las pelis donde salga Bruce Willis haciendo de si mismo (mi caso) porque nustros colegas se van a reir de nosotros. ¿Y que? vas a mojar lo mismo , chaval. O sea 0.

Vicisitud y Sordidez dijo... 10 noviembre, 2009 16:18

Bien dicho, Dr. Elektro: da vd. en la esencia de la cuestión. Que tus gustos frikis estén más respetados - o los sientas más respetables - no aumenta, para nada, las posibilidades de folghar.

Caronte dijo... 10 noviembre, 2009 16:47

De verdad que pagaste por ver en cine "Superman IV"?(no he podido quitarme eso de la cabeza en todo el artículo), debes tener los cojones de adamantium...ídolo!!

Dices cosas muy acertadas (me he descojonado con que las pelis se dividen en obras maestras y putas mierdas antes del estreno), pero también es cierto que "ahora" hay una "moda" de decir que El caballero oscuro (o cualquier peli que triunfe entre crítica y público) "no es para tanto", por cierto, a partir de diciembre saldrán los "avatars"(500 millones de presupuesto, copón bendito) o esos ya están entre los darknights? Por cierto, qué me dices de escribir "TDK" para referirse a esa puta maravilla que es El caballero oscuro? :P

PD: De verdad que pagaste?

Diego Calleja dijo... 10 noviembre, 2009 16:51

No me he enterado de todo, pero cambio todos los darknights del mundo por la mítica serie de tv de los 60.

Paco Fox dijo... 10 noviembre, 2009 16:59

Caronte: no creo que 'Avatar' origine el mismo impacto que El Caballero Oscuro. De entrada, los fanboys tienen las garras sacadas para cargársela: comprenda usted que se trata de una película largamente esperada. Esto es, destinada al 'no es para tanto'.
Cosa que sí que se dice de El Caballero Oscuro, pero no creo que a nivel de movimiento reseñable. En general, el acuerdo es que la peli está bien, y, si acaso, algunos relativizan un poco sus méritos, más que con 'no es para tanto', con un 'tampoco es para sacársela y machacársela en el cine poniendo perdida la moqueta'.

Y no sólo pagué por ver Superman IV HABIENDO visto los clips en 'De Película' y oliéndome el truño. Es que fui con mi hermano. O sea, dos entradas. Y qué risa.

SuperSantiEgo dijo... 10 noviembre, 2009 17:10

Yo fui a ver Superman IV al cine, por supuesto. A uno que ya no existe. Estábamos dos personas, y al salir hurtamos la mirada para no vernos.

Volví a mi casa solo, caminando bajo la lluvia.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 17:35

Yo nunca ha visto, ni en cine ni en la tele, "Superman IV". Sin embargo la tengo en DVD, en el pack este de lata tan chuli que sacaron con todas las pelis de Superman... aún no me he atrevido a verla pero, a veces, cuando miro hacia esa caja de lata me da la impresión de que palpita levemente... quizá algún día encuentre el valor necesario.

Elperejil dijo... 10 noviembre, 2009 17:36

Acabo de escribir "tan chuli"... ay, esa foto de Nathan Fillon me está destrozando.

batukamaster dijo... 10 noviembre, 2009 18:12

Yo recuerdo con suma tristeza el no haber podido ir a ver Superman IV al cine.

Lo peor es que sé que, si hubiese ido a verla, me habría gustado. En la mentalidad de un preadolescente ochentero... ¿Qué puede haber mejor que un superhéroe volador contra un supervillano nuclear?

A veces todavía me recuerdo mirando con tristeza los carteles del cine...

Kike dijo... 10 noviembre, 2009 18:53

He visto que hace cincuentamil posts me dedicabais unas palabritas amables. Que potito. Lo recordaré toda la vida.

Luis E. Froiz dijo... 10 noviembre, 2009 19:12

De entrada, el post peca un poco de ese punto de superioridad intelectual de la crítica a gente que aún no evolucionó tantas fases como nosotros, pero qué coño, eso es una actitud defendible al 110%, y hasta se ha pasado de comedido, sr Fox.

Por otro lado, al fin alguien dice algo medianamente bueno de esa jran peli que es Speed Racer, y además citándola en el mismo artículo que se habla de Bergman por su bizarrismo y cachondeo!!

Por cierto, que el darknightismo sí que aumenta en un 3% tus posibilidades de folghar en ese grupusculo social, aunque se compensa con que te elimina en un 95% las posibilidades con gente de otras corrientes.

Con todo, de acuerdo con la mayoría del post y los comentarios en pos de disfrutar del cine como lo que es, aún siendo conscientes a un nivel intelectual de las virtudes y defectos técnicos y narrativos.

(y me quedo con el helado de chocolate negro con naranja)

Luis E. Froiz dijo... 10 noviembre, 2009 19:19

Por cierto, acabo de descubrir lo que me gusta inventarme porcentajes para hablar

Vicisitud y Sordidez dijo... 10 noviembre, 2009 20:05

Luis, el 42% de los lectores lo hacen.

Supersantiego... Volver a casa en el Ferrol ochentero de la reconversión naval, lloviendo... ¡y después de ver Superman IV! Me maravilla que siga vivo.

Por mi parte, confieso que fui un darknight adolescente (aunque mi obra favorita de Miller era el "Año uno", seguida del delirio de "Ronin"), así que la peli de Nolan me pilló con el ciclo ya completado.

PD: Me parece fatal que nadie comente el papelón de Hans Magnus Enzensberger en la críptica adaptación de "Candy Candy" (por el culo te la estrujo).

Otis B. Driftwood dijo... 10 noviembre, 2009 22:30

- Pos yo creo que la tia esa de "firefly" está muy buena.

-¿Cuál?

-Yo qué sé, cualquiera...

SuperSantiEgo dijo... 10 noviembre, 2009 22:35

Cuando se dijo que Morena Baccarin podría ser Wonder Woman me vino a la mente precisamente lo que pensó Hitman cuando vio a WW: "Jo: andaría un kilómetro sobre cristales rotos sólo por poder lamer su bañera".

NtmeC dijo... 10 noviembre, 2009 23:05

Otro que se une a la causa, y otro que también admite y asume que alguna que otra/muchas veces se ha convertido en el ser que refleja el post, sobre todo en lo referente a lo musical. ¡Sí, yo también fui un heavy recalcitrante por momentos!

Creo que cuando llegas al punto que disfrutas igual de Los Chichos que de Zappa y de las pelis de Jackie Chan y las de Woody Allen te lo pasas mucho mejor que antes. Ya si encima le sacas jugo a las peliculas y escribes sesudos ensayos acerca de la psicología implícita en los flims tanto mejor. Pero sin ensayos también mola.

Dr. Pegasus dijo... 11 noviembre, 2009 00:52

UFFFFFF que ganas tenía de que acabara la formula 1 de los cojones para volver a disfrutar de tu talento. Vaya cuatro meses te esperan chavalote sin el Alonso y el mierda y su puta madre. Me froto las manos pensando en lo que falta por llegar.

Dr. Pegasus dijo... 11 noviembre, 2009 00:55

Y a mi Superman me daba miedo, lo juro. Ahora lo entiendo.

Folken dijo... 11 noviembre, 2009 01:11

No he entendido nada, así que sólo diré una cosa: tetas

detsann

JoseViruete dijo... 11 noviembre, 2009 01:25

Que decir que no hayamos hablado más de una vez en persona, Paco. Bueno una cosa: la Glau, perfecta Alita, Ángel de Combate. ¡Atiende, Cameron, que sino será una puta mierda!

Redferne dijo... 11 noviembre, 2009 01:35

solo quiero decir 2 cosas:

1- Tb he visto Superman IV en el cine (invitao que era pequeño) y hasta lo pase bien (o me dio verguenza ajena??)

2- Cualquier foto de los personajes de Firefly merece un gran aplauso (ojo que en V aparece otro más que aqui no tiene foto)

3- (q coño el mensaje es mio y cuento como me da la gana)... La glau es una DIOSA, sisi :) y Baccarin en Firefly tb (lo del pelo es una kakita)

4- Me gustan darknight y watchmen, pero no hasta el paroxixmo kaguento, cada cosa para lo que sirve... tb me gustan las pelis de bruce willis :P

Anónimo dijo... 11 noviembre, 2009 06:46

A los siete años me encanto el Batman del emo de Burton.

La veo ahora y me parece un churro, pero me gustó tanto que tengo que decir que es una gran película (tiene que serlo para gustar a un mocoso que solo veía dibujos animados, cumplía su función)

El Batman begins tiene el honor de ser una de las pocas películas con las que me he dormido en el cine. Ni para niños ni para adultos, efectivamente estos nuevos Batman solo valen para medio-hombres.

Kike dijo... 11 noviembre, 2009 08:50

Cuando era crio adoraba las de Burton y aún tienen cosas que me gustan. Pero las de Nolan son cojonudas. No por ser "oscuras" sino por que tienen personajes intrigantes, una trama bien construida y un estupendo equilibrio drama/acción.

También me gustá Jackie Chan, of course. Y a quien no.

Jarlll dijo... 11 noviembre, 2009 09:23

No sé si viene a cuento pero si fuí al cine y disfrute enormemente con Battel Royal ¿tengo un problema?

marcialvicious dijo... 11 noviembre, 2009 09:27

En Ferrol también hay/había helados de pitufo....

Mmmmmmh azuuuuuuuuuuul

La navaja en el ojo dijo... 11 noviembre, 2009 09:50

Ayer, viendo esa enorme serie llamada "The Big Bang Theory", me asaltaba una duda: ¿Sheldon es un darnai (no sé por qué no lo has escrito así, Paco)? Él defendería a muerte lo que considera bueno y se metería con la gente que piense otra cosa... eso seguro. Pero quizá no tendría otras actitudes darnáiticas, como prejuzgar la obra o aceptarlo todo porque sea de un director concreto (léase, Nolan). ¿O sí? Decía Vicisitud que lo que sí necesitaría Sheldon para vivir tranquilo es una fidelidad al tebeo absoluta y, según eso, no sé qué opinaría de las pelis.

SuperSantiEgo dijo... 11 noviembre, 2009 09:58

Creo que en la serie hay alguna referencia a que ha visto pelis y no le han molado demasiado.

De todos modos no olvidéis que Sheldon es de otro planeta: cuando le dices que el tebeo que va a leer está muy bien te chilla "Spoiler Alert!"

Paco Fox dijo... 11 noviembre, 2009 09:58

Sheldon no es un darknight. No tanto por lo que dice Vicisitud, sino porque es un mundo en sí mismo. El darknight es un ser social. Sus opiniones existen como reacción a lo que se espera de él/lo que quiere comunicar.

Sheldon no buscaría la aceptación cur-turás de sus tebeos: él SABE que sus tebeos son lo mejor y ni siquiera considera que el resto tenga una opinión válida. O ni siquiera que exista.

Aquí estamos: darknights, helados, pitufos, tetas y ahora psicología de un personaje de ficción. Si es que estamos mal.

Milgrom dijo... 11 noviembre, 2009 10:05

Conociendo el pensamiento Sheldoniano como lo conozco (mi hermano es prácticamente idéntico el personaje de Sheldon), no es que sea un Darnái (mola el palabro), simplemente lo que ocurre es que su mente es demasiado cartesiana. Si el cómic le molaba de una determinada forma ergo la peli ha de ser exáctamente igual que el cómic. De igual modo asumen el prejuicio en base a razonamientos cartesianos: Por ejemplo, si una película de gangsters le aburrió ergo todas las pelis de gángsters van a ser aburridas, porque la temática gangsteril le parece aburrida.

La navaja en el ojo dijo... 11 noviembre, 2009 10:19

Es verdad todo lo que decís, pero Sheldon es igual de pesao que un darnái. Es en lo que sí se parecerían: en su porculismo constante.

Elperejil dijo... 11 noviembre, 2009 11:48

Marcialvicius, ¿hay?, ¿HAY? ¿Dónde hay helados de pitufo en Ferrol? Ay, que me vas a dar una buena razón para ir de buen humor a visitar a mis suegros...

(por cierto, he conocido a un montón de gente de Ferrol, en diferentes ambientes y bajo diferentes circunstancias -mi mujer incluida-, y casualmente todos vivían o habían vivido en una pequeña zona llamada el Infierniño -la Hell's Kitchen ferrolana- ... Supersantiego y Marcialvicius, ¿no sereis de ahí?)

Y, otra cosa, tengo la manía de sentarme casi siempre en al fila 7, y centrado, del cine y, los darnái (gran palabro paco/navaja... jeje, así, pareceis una canción de Kurt Weill) siempre se sientan en la fila 8 y detrás... no digo que todos, pero casi siempre hay un grupo de darnáis ahí sentados, haciendo comentarios en voz muy alta que hacen que mi mujer (que ha ido con poco interés al cine a ver una peli de superheroes o algo por el estilo) me mire con una cara a la que tengo que responder, "no cariño, yo no soy exactamente igual que ellos"; bueno, ahora ya tengo como explicarle que ellos son unos darnái y yo... pues otra cosa (¿o no?)

SuperSantiEgo dijo... 11 noviembre, 2009 11:51

Del Infiernecito mismo, sí. Luego me hice más malote y fui a vivir a Caranza

Vicisitud y Sordidez dijo... 11 noviembre, 2009 11:56

La grafía "darnai" pasa a ser tan obligatoria como "onvre" desde ya.

Paco Fox dijo... 11 noviembre, 2009 12:03

Un aspecto del darnai del que no hablé en el post es el exceso de atención a la verosimilitud.

Que las cosas tengan sentido está bien. Pero no hay que obsesionarse. A veces, es mejor sacrificar verosimilitud por, por ejemplo, un ritmo más ágil (el ejemplo reciente perfecto es el sinsentido constante y las casualidades de la nueva 'Star Trek, algunas de las cuales tienen su respuesta en las escenas eliminadas). O por crear situaciones muy divertidas. O para que los planes del joker sean más interesantes.

Aquí tenemos un ejemplo de un perturbado, recién salido de, como no, la imdb:

First of all, astronauts are generally well educated, and yet Dwayne Johnson's character doesn't even know the definition of "alien". He IS the alien, seeing as he's not native to their planet.
Second, the chances of a civilization that far away from us (who have not been surveying us) that speaks english are zero to none.
Third, UFO and Flying Saucer are not interchangeable terms. It pretty much has to be saucer shaped in order to be a flying saucer, and what he travels in is not saucer shaped.
I could go on, but I think I'll let you give your opinions first.


Está hablando de, atención...

PLANET 51.

NtmeC dijo... 11 noviembre, 2009 15:04

No viene a cuento, pero he visto por ahí una camiseta que pone "Penny! Knock Knock Penny! Knock Knock Penny!" que me pienso comprar en breve. ¿Es quizá "The Big Bang Theory" la mejor sitcom actual? Yo digo sí.

Por cierto, existe la teoría de que lo de Sheldon es síndrome de Asperger.

SuperSantiEgo dijo... 11 noviembre, 2009 15:19

Decir que Sheldon tiene el Síndrome de Asperger es tan absurdo como decir que el Pato Donald tiene un problema de contención de la ira, sólo que en el caso del pato el absurdo se nota más.

Sheldon es una quimera psicológica, tan imposible en el mundo real como Dexter, que es un entrañable asesino psicópata pero en el fondo buen tío, padre de familia y honrado trabajador con una afición nocturna un tanto peculiar.

Las personas que de verdad sufren el Síndrome de Asperger tienen un alto índice de fracaso social y laboral, no pueden tener amigos, ni siquiera tan raros como los que tiene Sheldon, y desde luego dado su nivel de autismo no entenderían las particularidades del mundo friki. Además los mismos autores de la serie han dicho que no sufre de ese Síndrme. Más que nada por eso, porque es un personaje de ficción.

Y es que ésa es otra moda que también es digna de estudio: ahora los jics para justificar su modo de vida, que les gustan los ordenadores, los videojuegos y el mundo friki, dicen que son "un poquito Asperger", que no estaría mal si no se lo creyesen de verdad y fuese tan tonto como decir con treinta años que "debo tener Alzheimer" cuando no te acuerdas de dónde has dejado el coche.

Elperejil dijo... 11 noviembre, 2009 16:08

El Asperger es ahora el trastorno de moda... cada cierto tiempo aparece un trastorno que se pone de moda; sale en un montón de libros y películas, todo el mundo sabe lo que es y lo usa en su conversación, hay un montón de famosos que lo padecen y aparecen numerosos estudios que dicen que una serie de personas del pasado lo padecían (entra las que suelen estar, casi siempre, los mismos: Einstein, Newton, Miguel Angel...).

Lo que tiene gracia es que también se aplique a personajes de ficción... en serio, y no como un ejercicio simpático.

Unos psiquiatras canadienses, parodiando este tipo de estudios y el exceso de patologización de la conducta, se habían cachondeado de los criterios diagnósticos aplicándolos a los personajes de Winnie the Pooh. El artículo, si lo leías entero, era claramente de coña, muy divertido y con una gran carga crítica... pero lo más gracioso fue que aquí (y en muchos otros sitios), en muchos periódicos, se lo tomaron en serio (se ve que sólo leyeron un resumen o unos párrafos) y hasta había algunos que avisaban del peligro que suponína para los niños esos personajes... delirante.

Aprovechando que está a punto de salir la nueva revisión del DSM y del ICD (manuales diagnósticos de psicología y psiquiatría) creo que habría que enviarles una petición para que incluyesen a los "darnái" en la categoría de "trastornos de la personalidad".

Y lo del nombre "darnái" para un trastorno no penséis que es disparatado. "Sífilis" es el nombre del personaje de ficción que usó Fracastoro para describir la enfermedad... en verso y a través de un largo poema épico. Así que, si tú lo descubres, tú le pones el nombre que te da la gana... :P

Elperejil dijo... 11 noviembre, 2009 16:34

Por cierto (por el anterior), por fin me tocó el sórdido comentario número 69...

Luis E. Froiz dijo... 11 noviembre, 2009 16:54

Mmh, así como apoyo tb lo de darnái como término a usar, lo de jic no me acaba de convencer... Quizás porque por darnaísmo no me parece que conlleve toda la carga del geek tradicional. De todos modos, sí es cierto lo estúpido de esas modas que se crean alrededor de ciertos trastornos y lo absurdo de las mismas (aunque yo tb haya dicho algnua vez lo de "tengo síndrome de asperger/alzheimer/cualquier otra patología" en mil ocasiones).

Y respecto al darnái de planet 51, es que joder, yo cuando veo animación 3d orientada al público familiar, también me espero una verosimilitud absoluta basada en principios científicos muy bien desarrollados y estudiados, dejando de lado lo divertida y/o entretenida que sea la peli en sí.

Guybrush dijo... 11 noviembre, 2009 18:45

Me ha sorprendido bastante este post, porque yo pensaba que todos ustedes, desde Paco a Milgrom pasando por Vicisitud, Navaja, Supersantiego o Kike, etc, etc, lo tenían superado.

Eso sí, ver la teoría de los tres pasos bien escrita es un puntazo. Rhapsody manda.

Guybrush dijo... 11 noviembre, 2009 18:48

Superado en el sentido de que, sin aceptar lo expuesto en este post, es imposible tomarse ente bló como se lo debe tomar uno. Incluso cayendo todos en el darnaitismo de vez en cuando. A lo mejor me equivoco, pero me ha parecido muy de perogrullo. A lo mejor si hubiesen señalado con el dedo, como en Cultureta Watch...

La navaja en el ojo dijo... 11 noviembre, 2009 19:45

De momento, está pareciendo que el miedo ante este post era infundado, pero es que ocurre una cosa: los lectores habituales del blog entienden ya este sentido del humor y no se sorprenden por estas ideas que se han ido filtrando desde hace tiempo (por eso suenan a perogrullo).

Cuando alguien lo menée, los comentarios que se dejen en el propio Menéame serán otros. Y, si el texto sale de este ámbito y se cruza con el post algún darnái perdido que no haya oído hablar del blog, su cabreo será como las olas de 2012.

Pasa como con lo de la entrada anterior y la aniquilación del 90% de las culturas: nadie se quejó y miren que era algo muy burro. Pero es que todo el mundo entendía muy bien el discurso y el humor del blog. Sin embargo, la única persona que comentó procedente de El País, por supuesto sí que encontró el post políticamente incorrecto.

Anónimo dijo... 11 noviembre, 2009 19:48

Muy bien, Don Paco, quizas tu post mas sabio de todos.

General Gato dijo... 12 noviembre, 2009 00:11

Joer, que me gusta el blog de Vicisitud y Sordidez casi siempre (el "casi" es por cuando se ponen a dar la joda con los posteos de Fórmula 1, pero no me quejo porque esas rarezas, como que le dan personalidá al asunto igual). Pero pocas veces me había sentido tan ultrainterpretado por un posteo como éste, por:

1.- Ya venía yo haciendo análisis de los análisis de los fanáticos del cine en fecha tan lejana como el año 2007, precisamente con un ojo puesto en los batmanbeguínicos (año 2007, aún no Dark Knight, ¿vale?). A partir de este artículo, el mío necesitará urgente una actualización (que no haré, claro, si soy vago como un gato, por algo soy el General Gato). Y ya el concepto "darknight (sust.): Dícese de los que dan la tabarra con eso de que Dark Knight es la mejor peli de la Historia por mis cojones" ha ingresado al vocabulario técnico de Cine 9009.

2.- En su minuto, casi como voz en el desierto, reivindiqué "Speed Racer" como una peli visionaria y adelantada para su tiempo. Me alegra saber, por los comentarios, que no soy el único que opina en esa línea.

(sí, es un comentario de autobombo, OK, pero este es un blog de sórdidos, y el autobombo tiene su qué de atitú sórdida)...

Grande blog, y saludos desde Chile.

Marcialvicious dijo... 12 noviembre, 2009 09:45

Lo siento, soy Caranceiro consorte, pero no poseo la pureza de sangre como para reclamarme ferrolano auténtico.

Los helados azules los había en el Valencia de Esteiro; al menos, yo los probé allí, no sé si los siguen teniendo.

Creo que Paco Fox se esperaba unha reacción darnaitiana, pero también por parte de los seguidores de ente bló que se puedan considerar tales.

¿Seremos realmente una panda de darnais sin nosotros saberlo? En la mayor parte de comentarios lo negamos, aunque reconocemos haber pasado fases... ¿Que haríamos si V&S se desviasen de la ortodoxia y comenzasen a escribir Onvre con H, M y B?

Aprovecho para incluír la misma morcilla de siempre: en SdC existe esta tienda

http://maps.google.es/maps/place?hl=es&um=1&ie=UTF-8&q=Onbre+santiago+de+compostela&fb=1&gl=es&hq=Onbre&hnear=santiago+de+compostela&cid=11494764377880308893

Hala

Elperejil dijo... 12 noviembre, 2009 11:37

Gracias marcialvicius... yo, de origen vigués, también soy ferrolanoconsorte (del Inferniño) aunque ahora los dos vivimos en Coruña, una especie de "tierra de nadie" entre nuestros dos sitios.

En el Valencia de Ultramar pasé muchas tardes de noviazgo cuando aún lo habían abierto hace poco, qué recuerdos... en mi próxima visita echaré un vistazo por el pitufo (quiero que mi hijo lo pruebe... y yo también, claro). Gracias por la información.

Y, sobre los darnái, acabo de recordar que, cuando fui a ver, precisamente, "The Dark Knight" (cuando dicen TDK pienso en las cintas de cassette donde copié mis primeros discos de Iron Maiden, Siniestro Total y, después, Pink Floyd), detrás se me sentaron varios darnáis que, tras la película, comenzaron a criticar cosas de la "verosimilitud" (como bien completó Paco en su reciente comentario) de la película, como que Batman pudiese doblar el cañón de una escopeta con la mano y otras cosas por el estilo. ¡Qué tios! ¡Hasta son darnái con "Dedarnai"!

SuperSantiEgo dijo... 12 noviembre, 2009 18:29

Es que lo de verosímil... Vamos a ver: que es un género de tipos en pijama que luchan contra el crimen. Si hasta en los mismos comics se cachondean de ellos mismos, como cuando a uno se le ocurrió preguntar cómo coño las organizaciones malignas podían montar bases supersecretas sin que se enterase nada, costando como tenían que costar miles de millones, movilizar a miles de personas y especialistas y que casualmente ninguno se vaya de la lengua y lo demás.

Eso sin contar con lo del "esbirro prescindible" como los llaman en Austin Powers, pobrecitos míos qué profesión de riesgo, y a los que también hace referencia McLane en La Jungla 4. ¿Los contratan en el INEM? ¿Ponen anuncios en los tablones de anuncios de bares de malotes?

La navaja en el ojo dijo... 13 noviembre, 2009 10:40

Volviendo a aquello del Asperger, creo que puede ser como lo de decir palabros en inglés que comentábamos en mi blog: cuantos más se dicen, más se demuestra que no se conoce el idioma. Pues con estos términos psicológicos, es que posible que cuanto más se lancen al vacío menos se sepa de ellos, justo pensando que se sabe mucho.

Hasta hace poco estaba de moda decir que se era autista y supongo que ahora toca Asperger.

Yo lo que voy a empezar a decir es que tengo síndrome de Tourette porque, como soy más sincera de la cuenta y muchas veces me cuesta hacer eso que me dice siempre mi madre de contar hasta diez y suelto lo primero que se me ocurre, pues nada, Tourette al canto. Y así nadie me puede retirar la palabra, como me ha ocurrido ya infinidad de veces, jajaja.

SuperSantiEgo dijo... 13 noviembre, 2009 10:43

Y funciona, ¿eh? Basta con decir que tienes tendencias psicóticas y la gente mide mucho más las palabras cuando habla contigo, no sé por qué será.

La navaja en el ojo dijo... 13 noviembre, 2009 19:30

Ya he visto Planet 51 y eso no es manía por la vrosimilitud, es estupidez porque lo que comenta son chistes.

Kike dijo... 15 noviembre, 2009 21:14

No confundamos verosimilitud con realismo, por favor. Por favor.

Anónimo dijo... 17 noviembre, 2009 00:09

Como representante de las mujeres de tetas grandes y naturales, despues de leer el post y sus comentarios y haberme partido la caja, he de decir, caballeros, que sus posibilidades de folghar con alguna de nosotras han aumentado un 95%...

No sé si es verosímil pero es real!

Paco Fox dijo... 17 noviembre, 2009 09:05

Como representante de los hombres con la pisha extrañamente más morena de lo normal con respecto al resto del cuerpo, sólo puedo agradecer su comentario.

La navaja en el ojo dijo... 22 noviembre, 2009 17:28

La nueva versión de "V" no está nada mal. Vimos el primer capítulo y está to chulo con unos efectos bastante buenos y unas lagrtas muy lagartonas.

 
Subir