Satán es mi señor (parte I): ¡Tu vida va a ser un infierno!

Yo crecí en el polígano. Y, cuando eres pequeño, todo lo que te rodea te parece “lo normal”: los gitanillos trapicheando en la estación de tranvía abandonada enfrente de mi edificio de 15 pisos, los soportales reconvertidos a garajes o picódromos (también llamados “oficinas de colocación), los talleres mecánicos que pagaban a los kinkis del barrio para que rajasen todas las ruedas de los coches, las calles con apenas tiendas y un aparatoso Alcampo a 15 minutos de distancia... Con 8 años, dibujé una acuarela de mi polígono – Coia – que incluía sus pírricos parques, sus choris y sus peatones siendo atropellados. Y gané el primer premio de dibujo en mi colegio.

Así que podrán comprender mi asombro infantil el día que fui a casa de un amigo que vivía en “el centro” y descubrí que existía otro mundo. Con los años, fui comprendiendo que, además, el hecho de que uno tuviese menos sensación de ser atracado y violado por la calle en el centro que en el polígano tenía mucho que ver con una cosa que se llamaba “arquitectura” y otra que se llamaba “urbanismo”.

Podría ahora, viviendo en un barrio nada poligonero de Madrid, cagarme en todos aquellos arquitectos que convirtieron mi infancia en un infierno. Pero, si quieren que sea sincero con ustedes, ese infierno sigue siendo esa experiencia mítica de la infancia. Algo que me fascina y que, periódicamente, cada vez que me encuentro con ciertos edificios, hace que sólo pueda gritar:


¡SATÁN ES MI SEÑOR!


¡SATÁN ES MI SEÑOR!
¿Van pillando el feeling?



¡SATÁN ES MI SEÑOR!

Venga, no me digan que no se quieren unir al coro...


¡SATÁN ES MI SEÑOR!


¡SATÁN ES MI SEÑOR!



¡SATÁN ES MI SEÑOR!


¡SATÁN ES MI SEÑOR!

Incluso se le podría dar a las fotos un punto de megalomanía facciosa sideral y gritar...


¡SATÁN Y DARTH VADER SON MIS SEÑORES!


¡SATÁN Y DARTH VADER SON MIS SEÑORES!

Pero, ahora, toca el momento de la revelación (más impactante aún que saber que el arquitecto autor de esas dos últimas obras – parecidas a un destructor imperial - tiene un nombre tan maravilloso como Clorindo Testa). Fozando en Internet, me di cuenta de que esta apoteosis del satanismo no era una cosa casual, sino que obedecía a un plan maléfico cuya terrible historia, a continuación, paso a relatarles. Elijan su mejor sillón, cojan puro y coñac – o peppermint, si les da un puntillo más putón – como onvres y munheres de pro que usarcedes son, porque hoy comienza la primera parte de un post épico-cultural: la historia de aquellos adoradores de Satán que querían – y lograron – que nuestra vida fuese un infierno.

En el principio fue Le Corbusier...

“La vida es un camino. Elige bien al que te vaya a guiar”. En el occidente arrasado por la Segunda Guerra Mundial, el mundo eligió, para reconstruir las ciudades (lo que es lo mismo que decir “cómo vas a vivir en comunidad”) ¡a un suizo capillitas!

De la misma forma que un decorador minimal erraría si no pone una papelera para compresas en los váteres de señoras o el diseñador de un frikódromo erraría si no pone una colgador para que los roleiros dejen sus mochilas, alguien que diseña una ciudad para seres humanos que salen a la calle a pasárselo mínimamente bien debería ser un ser humano que saliese a la calle para pasárselo mínimamente bien.

Así visto, un suizo meapilas fue la peor de todas las elecciones posibles. Y seguiré considerando a Le Corbuisier como uno de los mayores enemigos de la humanidad (como Platón fue enemigo del pensamiento o Bruno Mattei del cine) ante toda la jauría de licenciados en arquitectura que han tenido que sufrir una media de trece años en esa carrera. No porque sea difícil (las cosas chungas como cálculo de estructuras lo terminan haciendo los ingenieros) sino porque lograr que te laven el cerebro con las ideas de Le Corbusier es un proceso que, por cojones, tiene que tomar su tiempo.

Quien haya estado en Suiza sabe que la palabra “aburrimiento” cobra unas dimensiones TAN estratosféricas que hasta los freaks más gordos y sedentarios terminan practicando algo tan contrario a su religión como el senderismo y el esquí. Por ello, no debe extrañarnos que la idea de Le Corbusier de convertir la ciudad en “un bosque de columnas” no resultase extraña para un suizo.


Y yo digo... Hombre, lo de hacer reposar todos los edificios en pilares de hormigón está más o menos bonito para una foto en una revista gafapasta. Y para los que les guste el olor del orín fresco por la mañana. Y un servidor se echó su buena hora viendo algo mejor aún que eso en el interior de la Catedral de Córdoba (no, no esperen que la llame “mezquita”: me niego a tener en España uno de los principales centros de peregrinación mundiales para pirados filoterroristas). Lo que ocurre es que, pasada esa hora, pude salir a tomarme unas cañas en una terracita al lado de la catedral. Sin embargo, al pobre fistro que haya contemplado una hora los pilares del polígano ¿qué puede hacer cuando quiera tomarse unas cañas?

Encarna Sánchez SIEMPRE tuvo la respuesta: “¿Pues qué va a hacer? ¡Drogarse!”.

Y así comenzó la historia del poligonerismo. Y de las ciudades dormitorio. Porque una cosa es el urbanismo racionalista del Eixample en Barcelona – con sus tiendas y todo - y otra el delirio poligonero de pilares de hormigón de Le Corbusier. Para que vean la apoteosis de su visión nazi – no exagero: fue invitado por Mussolini a dar charlas sobre arquitectura, colaboró alegremente con el gobierno de Vichy y estuvo en un partido antisemita y ultanacionalista en los años 30 - quiero enseñarles una zona del Marais (París) que, por motivos personales, es mi rincón favorito del mundo:

Bueno, pues este era el plan del Corbu: arrasar todo el Marais y, en su lugar, edificar ESTO:


Estamos ante la pesadilla orgiástica de un nazi. Un sueño tan húmedo como el que tiene Esperanza Aguirre al encontrarse con un maricón comunista que le pide, por favor, sanidad y escuela pública para su hijo adoptado, ante lo cual la Lideresa dice, como quien espera mil años para pronunciar su frase definitiva:

“No”.


Llegan los brutalistas (en serio, se llaman así)

Da igual lo que pensase la gente de bien: los gobernantes hicieron caso al Corbu. Especialmente en las dictaduras comunistas, lo cual no debería sorprender a nadie (Bueno, sí le sorprendió a lanavajaenelojo cuando, de pequeña, y de turismo por el este, veía como un guía turístico mostraba orgulloso sus bloques de viviendas sociales que convertían a Móstoles en Versalles).

Sin embargo, hubo dos países no dictatoriales que, mejor que ningún otro, decidieron que la vida de sus habitantes tenía que ser un infierno. Me refiero a Inglaterra y Escocia. Big fucking surprise.

Después de la Gran Guerra, había un sentimiento entre los artit-tas de que “la belleza es inútil” porque no había podido crear un mundo mejor. Así que... ¿por qué no abrazar el hormigonazo y el mamotetrismo como la nueva estética?


A esta gente me gustaría decirles que “la belleza” no es algo que se hayan inventado ellos. Todo el mundo tiene una idea sobre “lo bello” (y, si no, no se explica la taquilla de Transformers). Y, desde luego, el “bello” culto a Satán que estos arquitectos perpetraron tuvo una curiosa conclusión: pocos de sus edificios lograron vivir más de veinte años. La gente aplaudió con ganas su demolición, pero todavía quedan obras en pie que, cual museo del Holocausto, recuerdan a las futuras generaciones que ESO no debe volver a repetirse (luego veremos que los arquitectos siguen sin aprender nada de la historia).


A continuación, vamos a ver algunos hits brutalistas.

Robin Hood Gardens

El matrimonio Smithson inventó un concepto que, así dicho en inglés, suena chulo: “Streets in the sky”. En español su traducción es menos lírica y viene a ser “Joer, enteraos, que habéis vuelto a inventar la corrala. Y de hormigón”.

Y es que, en los 60, una idea muy popular era la de separar radicalmente a los peatones de los coches. Así dicho, no suena mal. El problema es que, en el reparto, los peatones se acabaron quedando con rampas de hormigón que iban de un sitio a otro sin tener nada a los lados y los coches arramplaron con todo lo divertido.

Still, lo de las estritsindaskai, en la práctica, era crear un tremendo pasillo a la salida de tu casa con el que lograr no tener terraza, tener menos luz en el interior y, además, tener enfrente de la casa un lugar de paso para todos los vecinos (de follar en el salón mejor nos olvidamos) y, como todo buen lugar de paso público sin tiendas ni hostias... Sí, ya sé que saben la respuesta: un picódromo.


Claro que también podrían responder: un buen lugar para robarte y violarte y luego escapar con alegría. A día de hoy, la mejor forma de explicar las estritsindaskai es decir “¿Sabes donde viven en ‘My Name is Earl’ o en todas las pelis de Ken Loach?”. Y el terror se dibujará en la cara de nuestro oyente.


La obra maestra del matrimonio que creó esa gran herramienta de Satán que son las estritsindaskai fueron los Robin Hood Gardens: una macrovivienda que demuestra que el 99% de las “soluciones brillantes” que planteaban los arquitectos brutalistas, en la práctica, generaban el triple de problemas.

Por ejemplo: “Ésta es una zona muy ruidosa”. ¿Respuesta? Primero, hacemos unos muros alrededor del edificio que se las harían pasar putas a Michael Scoffield y perder aún más vista a Stevie Wonder.


¿Y luego? Pues un extensísimo parque que separe los Robin Hood Gardens del tráfico. Lástima que los arquitectos son enemigos de los árboles – por aquello de que tapan la arquitectura – y sus parques son una oda a los “espacios abiertos” (ya saben, a la gente con muchas pelas, les gusta viajar “al desierto” porque allí no están los zafios que van a Mallorca). ¿El resultado? Lo que TODOS los jardines “modernos”: tremendo picódromo con tremenda solanera en verano que quema la hierba hasta convertirla en rastrojo. Furthermore, a todos nos gusta pasear por un parque – yonki free, of course – de vez en cuando. Pero invertir media hora todos los putos días en atravesar un erial para poder ir al trabajo es algo que merece el linchamiento del diseñador.


Actualmente, el edificio está comenzando a amenazar ruina y, a los pretenciosos que lo diseñaron, no se les ocurre nada mejor que intentar que lo acepten en el “Patrimonio inglés” y que los contribuyentes tengan que pagar una delirante reforma. Y ese es el momento en el que los ingleses, a diferencia de los españoles, se dan cuenta de que UN SOLO edificio público cuesta más dinero que todas las subvenciones que el cine ha recibido desde la democracia. Sin embargo, en España, mientras la gente se aprende los nombres de cuarenta directores a los que reclamar su dinero – y llamarles, de paso, “maricones rojos hijos de puta” - ¿Podría alguien decirme el nombre del estudio de arquitectura que, por ejemplo, ha perpetrado esa cosa en la Plaza de Santo Domingo de Madrid?

Conozco directores de cine – como mi bienamado Víctor García León – que, ante el clásico exabrupto “maricones rojos hijos de puta” responden, cabalmente, con un “Hombre, pues tiene su razón...”. Pero aún tengo que encontrar a un arquitecto que no entienda que tirar al suelo los Robin Hood Gardens es una cuestión de caridad cristiana para con sus ocupantes.

Como colofón, esta foto que los modelnos hicieron para demostrar que las estritsindaskai son pura alegría: ¡los niños juegan en ellas!


¿Qué quieren? Ante esta foto sólo puedo decir “educando a los yonkis del mañana”


Park Hill

Si viajan a Inglaterra y adoran, aunque sólo sea un poquito, a Satán, no pueden dejar de visitar esta obra: la Meca del Satanismo.


El bloque de viviendas más grande del mundo está en Sheffield y sus estritsindaskai son la culminación definitiva del grito de guerra “¡Por favor, róbeme, vióleme y máteme!”.


Park Hill nació para acomodar a las clases trabajadoras tras la posguerra y aportó un punto de “buena conciencia” a los arquitectos pretenciosos. Ya no eran los pringados que hacían palacios a sueldo del mecenas, sino que, ahora, podían ser unos “rojos” del lado del pueblo. Podían ser los que reclamaban la nobleza proletaria del hormigón frente al decadentismo burgués del mármol.


Evidentemente, el proletariado terminó diciéndoles “Habla por ti, gafapasta. El hormigón y el acero visto en países en los que sólo llueve acaba siendo sinónimo de chorretón. Y, una vez más, si no pones buenas tiendas y vidilla nadie se va a quedar en el descampao yonkis que rodea el edificio”.


¿Conclusión? Delincuencia, abandono y partidos políticos – fachosos, pero, a veces, hay que darle la razón al enemigo – que han hecho campaña electoral prometiendo cargarse Park Hill. ¡Visítenlo mientras puedan oyendo Slayer a todo trapo en su mp3! Porque ni campañas gafapasta como esta van a convencer a ningún cliente del Mercado de Fuencarral para vivir en Park Hill.


El programa de la BBC ‘English Heritage’ dedicó un especial a reivindicar la rehabilitación de Park Hill y lo único que logró fue asustar a los pobres contribuyentes. Eso sí, debo reconocer que los ingleses, cuando quieren ser “ecuánimes” a veces son la bomba y tienen ideas como el programa “rival”, que se emitió en Channel 4 y que llevaba por título ‘Demolition’ . La gente votaba los edificios británicos más espantosos y, again, big fucking surprise, Park Hill quedó en primer lugar.

Cumbernauld

El yonkismo de la novela ‘Trainspotting’ tenía lugar en Edimburgo pero, a la que tocó hacer una – muy acertada – traducción a imágenes, Danny Boyle se dio cuenta de que Glasgow era EL sitio para ambientar la historia.

O, análogamente, Jonathan Glazer decidió que un polígono satánico de Glasgow era un bun objetivo para atacar con pintura de colores en su celebrado anuncio de Sony Bravia.


Todo satanista de pro tiene que hacer una visita a esa ciudad para, acto seguido llegar a las afueras de Glasgow y descubrir a Cumbernauld ¡toda una ciudad basada en los principios del Brutalismo!


El centro de la ciudad estaba planteado como el primer gran centro comercial de múltiples niveles de Europa. Y con “executive flats” en la parte superior. ¿Por qué será que nadie los alquiló?



Y todavía hoy se preguntan por qué Cumbernauld ha ganado DOS veces el premio ‘Plook on a Plinth’ a la chunguez y depresión creada por la pésima arquitectura y peor urbanismo. La segunda vez se lo dieron porque... ¡no habían hecho nada tras el oprobio y escarnio público del primer premio!


Bueno, sí que hicieron algo: intentar animar la vidilla de la ciudad haciendo otro centro comercial. Problem is, prácticamente ninguna tienda se animó abrir nada allí.


Viendo a esta gente en la inauguración uno se pregunta si está viendo la primera convención escocesa de Dillingers o un remake gaitero de ‘Dawn of the Dead’.


Still, el principal motivo por el que Cumbernauld tiene apartado propio en ente post es porque... ¡Es la ciudad en la que se fabrica la infame bebida Irn-Bru! ¡Sí, ese refresco consumido por Paco para fundir su esmalte dental y ser objeto de cinco colonoscopias al mes! Como pueden ver, TODO en el mundo del satanismo sórdido encaja en un terrible plan maestro que preferimos no conocer en su totalidad.

Cuando los norteamericanos hicieron caso a Le Corbusier...

La arquitectura es como la Fórmula 1: un buen arquitecto siempre tendrá una excusa a mano. “En realidad, la culpa de que todo lo que he diseñado se convierta en un yonkídromo o pozo de inmundicia es de los constructores/especuladores/políticos/ponga-usted-aquí-lo-que-quiera-siempre-que-tenga-muy-poca-vergüenza que arruinaron mi maravillosa visión”. No voy a decir yo ahora que, del papel al solar no ocurran mil cosas, pero todo arquitecto ya tiene pelo en el pubis como para saber cómo es el mundo real y no decir cosas como “Vale que me corrí dentro, ¿pero cómo iba a saber que te quedarías preñada?” o “¿Crees que mi hermana corre peligro atada en pelotas a una farola a la salida de una sala X?”.


Por eso, sabiendo mínimamente cómo es el mundo real no tengo mayor problema en ponerme delante del arquitecto que sea y decirle: “Le Corbusier es TAN mierda que Lewis Hamilton se cambiaría de acera para no saludarle”. Y ganaría el debate en una décima de segundo, porque la realidad ha demostrado, sistemáticamente, desde los delirantes índices de delincuencia y suicidio en todas las Unités d’Habitation que el Corbu construyó, que este señor estaba equivocado. Vamos imagínense que Cesar Vidal escribiese: “Si Franco hubiese ganado la Guerra Civil, ahora España sería el país que lideraría el mundo... ¡un momento!”. Ya ven, lo ni ese señor ni Pío Moa pueden escribir, sin embargo, es lo que le dicen a todos los estudiantes de arquitectura. Los que logran acabar la carrera es porque se lo han creído. Y así nos va.

¿Recuerdan el plan del Corbu de arrasar París? Aquello no fue una mala tarde de borrachera y sesión golfa posterior de pelis de Uwe Boll, sino un proyecto que presentó machaconamente a las autoridades ¡durante cuarenta años! Pero hubo sentido común: ni siquiera los nazis quisieron arrasar París en su momento. Tristemente para los arquitectos, los plantes de Le Corbusier no quedaron en la esfera de los sueños para que pudieran decir, como un buen Pío Moa, “Si lo hubiesen hecho/ Si los rojos hubiesen ganado la guerra...”. Dichos planes se aplicaron en Estados Unidos y, una vez más, los resultados me dan la razón.

Onvres y munheres, I give you… Cabrini Green!


Aplaudan su record Guiness de lograr que la basura llegase hasta el piso 15.


Furthermore, esta zona, en su momento, no era precisamente lo más arrastrado de Chicago. Pero luego, logró delimitar sus fronteras con orgullosos desfiles de cucarachas. Con alguna que otra rata, por aquello de dar color.


Eso sí, de momento aún sigue en pie. Cosa que no puede decir el otro jran jit satánico yanki: Pruit-Igoe.


Este urbanismo es el cenit del movimiento llamado “Urban renewal” que, en español, significa, “Vamos a arrasar los vecindarios con vidilla que tanto molestan al señor Corbusier y, en su lugar, rendir culto a Satán”. ¿Por qué triunfó esta aberración? Pues por el mismo motivo que, con didacticismo, logran triunfar las lecciones de higiene genital para adolescentes: es tan fácil convencer a un chaval de que se frote la minga con jabón en la ducha como convencer a un promotor inmobiliario de arrasar todo un barrio – con una ley del gobierno que permite la turboexpropiación – para edificar rascacielos.


¿Ven? El otro gran invento de Le Corbusier fue la especulación inmobiliaria a saco (además del polígono, las ciudades dormitorio o los grandes centros comerciales para calorros que reunan TODAS las tiendas de una zona).

Para redondearlo, como todo buen barrio Corbusieriano, distinguía los edificios entre “para blancos” y “para negros”. No es de extrañar que todo el mundo huyese de allí y que su demolición fuese un evento tan celebrado que la televisión lo retransmitió mundialmente.


Feck, hasta Philip Glass lo jaleó componiendo un tema específico para la destrucción de ese pozo de inmundicia en la película Koyaanisqatsi (min 3):



Y cierro el bloque estadounidense hablando de una de las ciudades favoritas de Paco Fox (y un sitio tan sórdido que permite impartir clases al Ciudadano Soberano): Boston.


Cuando el nazismo de la arquitectura modernista se da la mano con la especulación inmobiliaria, lo primero que hay que hacer es vender que una zona de la ciudad está TAN degradada que es urgente hacerle un “Urban Renewal”. Lo curioso es que, casi siempre, se solían escoger barrios joviales y bulliciosos en los que viviesen judíos, negros o italianos. Acto seguido, se enviaban unos fotógrafos dignos de colaborar con Urdaci o Libertad Digital, para sacar lo más chungo del barrio. Evidentemente, en pleno McCarthysmo nadie iba a quejarse o firmar nada (por aquello de que te encerrarían por comunista si te quejabas porque alguien te destruía tu casa) y, acto seguido, prodecíamos a arrasar a mayor gloria de Satán. Para entendernos: si Madrid hubiese sido Boston, hoy en día Malasaña sería San Chinarro y el barrio de los Austrias sería un polígono industrial de Alcobendas. Y Florentino Pérez sería todavía más rico. Y mi vida sería un infierno.


Bien, pues a Paco, paseando por Boston, le tocó llegar a la considerada “peor plaza del mundo”. And for good reason.


Dicho espacio vacío, con diferentes niveles que te hacen bajar y subir sin sentido - y enyonkarte con sentido - si quieres llegar a algún sitio en línea recta, es tal inmensidad de hormigón que sólo podía estar coronada por un edificio considerado la obra cumbre del brutalismo: el Boston City Hall. Y Paco, fascinado ante Satán, tuvo que facerse foto.


Pasaron los años y se hacía patente y manifiesto que esa plaza era un desastre integral. Pero, claro, los que tenían que arreglarla no eran gente con sentido común (que arrasarían todo el lugar para comenzar de cero) sino... ¡arquitectos! Y esta es su manera de pensar:

“La fuente de la plaza es una estupidez hedionda que no interesa a nadie... ¿Qué hacemos?”


“¡Pues taparla con hormigón!”


Es una respuesta tan predecible que arranca mi aplauso. Y hace que me arranque los ojos y me los meta por el recto para que presencien algo más agradable.



Las ciudades “ideales”

¿Alguna vez se han preguntado por qué pierden más de tres horas al día en ir a un trabajo en un polígono industrial en casa de Peich y, luego, volver de éste? La respuesta la tienen en experimentos como Brasilia, que lleva al paroxismo la idea de Le Corbusier de separar la vivienda del trabajo y regalarle la ciudad al automóvil.


El caso es que, ante ese tipo de ideas, cualquiera de nosotros que no haya decidido probar la eficacia del último taladro comprado en el todo a 100 haciéndonos una trepanación casera puede sentirse más inteligente que “genios” como los señores Niemeyer y Costa. O, dicho de otra forma, cualquiera puede juzgar que hay más sabiduría y sentido común en la carpeta de la Yoli que en toda la obra teórica de estos genios. Y eso contando con que el 95% de la carpeta de la Yoli serían transcripciones de letras del Canto del loco.


Una vez más, los arquitectos deciden lo compartimentada que está la vida de la gente, olvidándose de que las personas somos seres volubles y NO racionales. ¿O, si no, cómo se explica la cantidad de películas colonoscopia que se traga Paco? ¿O que yo piense, de corazón, que “Sin tetas no hay paraíso” esté bien? ¡La gente no vive para salir de su opresivo edificio y e ir a una mierda de trabajo donde Cristo perdió el bolígrafo! ¡Señores arquitectos, lo que la gente quiere es un poco de caos jovial en la vida! Así, en contra de todo lo que gente como Niemeyer hubiese podido plantear, el caos generará la improbable conclusión de que una persona...

Sí, es lo que estáis pensando:

Que folle.

Y nada hay más importante que eso.



Por eso, cuando al fracaso monumental de Brasilia siguió la experiencia “utópica” de Canberra, se cometió un error distinto pero con el mismo poso: CANBERRA NO ERA UNA CIUDAD PENSADA PARA FOLLAR.


En este caso, el arquitecto pensó en desagregar la ciudad en varios núcleos autosuficientes de 20.000 habitantes. Y yo sólo pude decirle: “Enhorabuena, señor, acaba de inventar usted la aldea. No, mejor aún, acaba de inventar usted Galicia. Sólo que, en vez de coger todo el pack galaico incluyendo el lacón con grelos y María Castro, ha decidido pillar sólo la delirante estadística de alcoholismo y suicidios que tenemos en esta nuestra comunidad”.

En efecto, el diseñador utópico ignoraba que las ciudades surgen como concentración de mucha gente para que haya de todo y, así, se maximicen las opciones de follar. In short: un fan de la nueva generación de Star Trek que decida ir vestido de Ryker por la calle tiene más opciones de follar en según que barrio de Madrid que en la plaza de la iglesia de Lalín. Fact.


¿Qué sucedió? Pues que los grandes negocios fueron pillando los mininúcleos urbanos centrales (para estar más cerca de todo) y se acabó creando una macrociudad chunga como Los Ángeles: esto es, una masa informe de adifisios unidos por autopistas. Unan al pack unos cuantos jits del Brutalismo – que ya están siendo demolidos, obviously - y tendrán una ciudad pletórica de aristas de hormigón que gentilmente cortarán sus venas si así lo desean.


Nunca aprenderán: Barcelona.

Si hay una ciudad llamada a ser pasto del “Urban renewal” (palabro casi tan jodido de pronunciar como “Rural Juror”, aunque de consecuencias más funestas) ésta es Barcelona. El máximo sacerdote satánico de dicho movimiento fue Robert Moses. Él solito se cargó media Nueva York construyendo puentes, autopistas y trenes en la puta mitad de núcleos urbanos. De ahí la delirante criminalidad de ciertos barrios de la Gran Manzana. De hecho, llegó a tales cotas de delirio (como querer cargarse medio Central Park para hacer una autopista y un macroparking) que una biografía que lo degollaba – “The Power Broker” – fue un bestseller que ganó el Pulitzer. No sólo eso: el odio que generó en la gente fue tan inmenso que una señora llamada Jane Jacobs logró, casi en solitario, movilizar a la gente para, en los 80, lograr detener, for good, todo el urbanismo moderno. Invítenla a unas cañas si la ven por ahí.

Barcelona tiene dos características que la hacen apetecible para el resurgir del “Urban renewal”: la primera, que no puede expandirse. Por ello, si hay que hacer dinerito inmobiliario, es necesario cargársela antes. Y, segundo y más importante: la característica más importante de Le Corbusier eran sus...


Sí, my friends. Sus gafas de pasta.

Todos sus seguidores están imbuidos de ese espíritu gafapasta y... ¿Qué mejor sitio que Barcelona para intentar convencer a la gente de volver a la apoteosis del urbanismo satánico?

En Madrid, un buen gafapasta, mientras maneja a la vez cuatro productos de Apple, tendrá el cuajo de decirte que la apmpliación del Reina Sofía no es un corte en la retina hecho con un dvd oxidado de Joe D’Amato. Ellos son así. Tienen que hacerse los especiales.

En Barcelona, por supuesto, tienen que ir más allá y, en su espíritu Gafapastown tendrán que defender el ser, según varias asociaciones: ¡la ciudad que tiene la mayor cantidad de parques y plazas satánicas del mundo! A continuación, una muestra de lo que muchos nunca creerían encontrar en una ciudad con cosas tan bellas como el Parque Güell.

La plaça dels paisos catalans.


Una maravillosa explanada donde, aparte de hormigón no hay... ¡nada! ¿Y qué se puede hacer? ¡Nada!


El parc Joan Miró.


O cómo los arquitectos reconvierten el jardín a “escultura”. Llegue usted ahí, vea un feo chirimbolo de Miró. ¿Ya lo ha visto? Bien, pues váyase o enyónkese porque, aparte del chirimbolo y un estanque pútrido, la inmensidad de suelo de hormigón sin árboles que le rodea no da para mucho más.

Plaça dels àngels.


Todo pintaba bien: vamos a darle vidilla al Raval poniendo un museo de arte contemporáneo gafapastil en cuya plaza de acceso se podría tener una vida comunitaria medio normal o, por lo menos, no tan trapichera y prostituida como en según qué callejones. Sin embargo, un gafapasta decidió que el skate es algo esencial en la cultura urbana ultramoderna a la que debe aspirar Barcelona y el resultado fue... Sí, ya sabían que iba a usar la palabra hormigón.


Diagonal Mar.


Enhorabuena, urbanistas contratados por el Ajuntament. Acaban de recibir el galardón de “Peor parque del mundo”. ¡Una vez más somos la envidia de todo el planeta! Disfruten de estas fotos, porque me he quedado ya sin epítetos.



Satanismo religioso

Está claro que Le Corbusier, como buen meapilas que era, no le habría gustado nada la cantidad de veces que le acabo de llamar siervo de Satán. Es por ello por lo que dedicó no pocos de sus esfuerzos al arte religioso. Y, como él, muchos de sus seguidores.

El motivo está claro: la gran historia de la arquitectura anterior al siglo XIX consiste, principalmente, en catedrales que siguen impresionando a la gente hasta nuestros días. Y, claro, hasta a los gafapastas les apetece sentir algo de esa adulación. Es como los conciertos de techno: son una absurda discoteca en la que la gente tiene que mirar hacia un sitio. Y así tenemos casos tan patéticos como los Chemical Brothers pretendiendo que la gente los vea pulsar dos botoncitos con el mismo aura que si fuesen Jimi Hendrix. No funciona, chicos.

A continuación, grandes ejemplos en los que los satanistas quisieron honrar a nuestro señor Jesucristo y fracasaron maravillosamente en el intento:

El monasterio de la Tourette de Le Corbusier.


Sí, se llama “de la Tourette”. El chiste es TAN fácil que creo que voy a renunciar a hacerlo. O no: Corbu... ¡Cretino! ¡Gilipollas! ¡Anormal! ¡Supernumerario! ¡Satán es tu señor!

St. Peter's Chapel



Sí, es brutalismo escocés. Sí, está abandonada. No, nadie va a poner un duro para restaurar eso.

Catedral de Liverpool.


Una vez más, mi vocabulario se reduce a tres palabras: ¡Satán es mi señor!

La iglesia de Cristo de Harry Weiss.


Ahora, ya sólo me quedan dos palabras: ¡Cristo cósmico!

Catedral metropolitana de Río de Janeiro.


Mi cerebro explota y uso la última palabra que almacena mi cerebelo: ¡Sataaaaaaaaaán! (Aghradecimientos a mi hermana por haber expuesto su alma a Satanás de forma tan peligrosa a la hora de facer esas dos fotos)

Y, para redondear, una madrileña: la iglesia de los dominicos en Conde de Peñalver.


Como dato adicional, decir que en esta iglesia es donde bautizaron a lanavajaenelojo. Por ello, me pregunto si la noble intención de los padres era lanzarla a la mayor velocidad posible a los brazos del ateísmo o si sólo era irla avisando, a tan tierna edad, del satanismo que iba a redondear su setentera infancia.

Evidentemente, entramos. Lanavaja no lo había hecho desde su bautizo – hay una foto magnífica en cuya cara sólo hay terror – y fue una experiencia para la que no tengo palabras, porque mi cerebro ya se ha quedado a cero.


Se cachondean de Satán

Como ven, el brutalismo logró agitar el odio de la población y también la mayor destrucción inmobiliaria desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, después de este “modernismo”, llegó un movimiento “postmoderno” que logró lo imposible: poner de acuerdo al público y a los arquitectos en su odio.

¿Cómo lograrlo? Pues llegando a las más altas cotas de la vergüenza ajena y la sordidez. Lo cual es suficiente para que el sector finstro de la población se deje las manos aplaudiéndolos. Yan ven: nadie es inocente. Los gafapastas aplauden las costras de Jean Nouvel y los sórdidos aplaudimos la arquitectura postmoderna.

Porque por lo menos tienen la decencia de no ocultar lo que son:

(Sí, son los reyes magos)


(Si esta fuese tu casa, nunca te llevarías una cita aquí para follar)


(Aquí tampoco. Bueno, salvo que la conocieses en una convención Sci-Fi de Lalín...)


(Gorgeous!)


(¡Qué elefantito más mono!)

Con esto terminamos esta ÉPICA primera parte emplazándoles a que compartan los satanismos urbanísticos que convirtieron su infancia en un infierno. Dentro de dos semanas, la segunda parte de este terrorífico viaje en el que analizaremos NO la maldad de los arquitectos sino la estulticia de cierta gente con dinero que, en un arranque de gafapastismo - o simple oligofrenia - han decidido vivir en unos inmuebles que convertirán su vida en un infierno.

Y, como bonus track, una guía sórdida para que hagan turismo satánico-brutalista por Madrid (¿O se creían que el azote patrio iba a terminar en Barcelona? Mal que nos pese, somos unos ecuánimes del carallo).

Que Satán sea con ustedes.

Publicar un comentario

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 261 de 261   Más reciente›   El más reciente»

Es que aquí somos unos cursis de cojones. No olvidemos que hace tiempo puse que mi peli favorita del ese año fue 'Orgullo y prejuicio'. ¡Más ñoño que dios!

Me encanta el blog, digamos que era necesario, crei que era el único que veia la mierda que hacen los arquitectos de hoy en día. Un claro ejemplo de la porquería hormigonesca la podeís observar en Gijón.

Una pena....

Me uno al clamor de otros comentarios: Absolutamente ÉPICO y muy necesario.

Soy en Barcelona, y lo que se dice de esta ciudad en particular, es muy cierto, y cada año peor, merced al pésimo criterio de nuestros dirigentes; aún me sorprende cómo no ha salido un barrio como Bellvitge:
http://www.catdem.org/cat/blogs/acolomines/img/bellvitge2cj1.jpg

Espero ansiosamente la segunda parte :)

Tres palabras: Plaza Mayor Vila-real. Mirad aquí:
http://www.vila-real.es/portal/p_85_contenedor5.jsp?seccion=s_fdoc_d4_v1.jsp&codbusqueda=121&language=ca&codResi=1&codMenuPN=83&codMenu=123&layout=p_85_contenedor5.jsp&layout=p_20_contenedor1.jsp
La plaza en cuestión son las imágenes de la derecha y de la izquierda.
Bonus track: ¡Cthulhu es mi amo! ¡Bienvenidos a Castellón!:
http://pueblosespana.net/uploads/photos/13713.jpg

Brillante aportación la tuya, Condesadedia. Esa plaza de Vila-real tiene premio satánico cascótido. Hay que pedir ya un monumento en bronce para el arquitecto y otro para el alcalde. Y ponerlos sobre esas superficies inclinadas haciendo como si no fueran con ellos.

Qué manía tenéis los legos de cargar con las culpas de la miseria humana a los Arquitectos y Urbanistas. Soy Arquitecto y sé de lo hablo, afortunadamente. Ninguna de las Obras escarniadas es mala. Otros factores son la fuente de la miseria de la clase obrera. La clase obrera no vivía ni vivirá mejor en éstos u otros diseños mientras sean concebidos políticamente como sistemas de hacinamiento.

Os recomiendo visitar cualquier obra de Charles-Édouard Jeanneret para que respiréis y descubráis la maravilla del Espacio. Desgraciadamente son mayoría los polígonos y edificios residenciales promovidos por especuladores o por gente poco inspirada, pero éstos tienen tanto que ver con la Unité o Robinhood Gardens como Chenoa con Pink Floyd. Gente como Alison y Peter Smithson o Francisco Javier Sáenz de Oíza han hecho titánicos esfuerzos creativos para aportar grandeza, entidad y armonía a conjuntos residenciales que son mucho más que tristes "palígonos". En tu artículo presentas una extraña mezcla de ejemplos que sólo sirven para devaluar a los grandes.

Muchas de las románticas callejuelas del centro también fueron zonas llenas de heces, orines, animales de tiro y turbamulta habitadas por Pobres no eran esos centros de postal que se han formado en Europa en los últimos 50 años, objeto de deseo inmobiliario actual y que acaban siendo iconos del kistsch, es decir, del imaginario pequeño-burgués. Parte de esos centros fueron lugares pestilentes, insalubres, lógicamente habitados por clase obrera. Lugares que ahora aún tenemos en el 3er mundo, donde ningún habitante de "palígono", con su vehículo automotriz, su equipo multimedia y su bar de tapas de la esquina querría vivir ni jarto vino. No hay que ir muy lejos, aún hay algunas zonas arrabaleras en nuestros centros, reservadas para lumpen y trabajadores clandestinos. Cuando consigan expulsarlos, ya habrá quien lo transforme en barrios de moda, mucho más caros y habitables que los denostados polígonos habitados por obreros. Pero tranquilo, si somos pacientes, observarás dentro de unos años que el proceso es escalable y que sin darte cuenta algún Arquitecto habrá transformado tu posiblemente feo polígono en un lugar "guay", y con menor coste que las caras rehabilitaciones de edificios decimonónicos.

http://www.lacatonvassal.com/index.php?idp=56

La Arquitectura es Zeitgeist, y si el Zeitgeist te parece maquinal, frío y despiadado la Arquitectura no puede dejar de parecértelo, al igual que la Literatura y la Pintura.

En suma si tu artículo hubiera versado de literatura del siglo XX te hubieras cargado a Joyce, Orwell, Neruda, Benedetti y Dios sabe cuántos más. Está bien, podrían no gustarte, pero, entonces ¿a quién perdonarías?

Si finalmente todo es una diátriba contra el panorama presente, ¿a dónde pretendes ir? ¿A un pasado que nunca existió o a un futuro que no sea heredero de este presente? Ambas cosas son claramente funestas, pues representan trampear o atajar la historia. Sólo los grandes ejemplos son los buenos para el futuro, y ésos son los que tú tratas de derribar.

¡Un momento! ¡Yo NO soy un lego! ¡¡¡¡Soy un click de famóbil!!!!

Un respeto.

Más quisieras, a lo sumo puedes llegar a ser uno de esos escuálidos Coman Boys de Comansi, versión patria en plan tío tirillas de los clicks. La versión cachas pero a mi parecer carente de charme serían los Ayrgam Boys.

¡Qué gente tan divertida son estos arquitectos que lo primero que dicen para demostrar su autoridad en la materia es que son arquitectos! ja ja ja ja ja. Este energúmeno, por ejemplo me recuerda a Robespierre cuando le llevaban para la guillotina. Me lo imagino diciendo a los verdugos: "oiga, pero que yo en esto soy un experto".

Pobre Robespierre... todavía un incomprendido.

http://es.wikipedia.org/wiki/Maximilien_Robespierre

Lo siento chicos, salgan a la calle y aquello que vean que no se mueva, como mínimo en última instancia, ha sido primero una imagen, más o menos ténue, más o menos nítida, en la Mente de un Arquitecto. Per secula seculorum. Encantado de charlar con ustedes.

energoumenon en su acepción griega profunda me gusta, al igual que la comparación con Maximilien, merci beaucoup monsieur Diez del Corral.

Aunque no tenga mucho que ver he creido conveniente que le echen un vistazo a esto.

¿Qué se puede hacer con una demolición por explosivos de esas demoniacas "street in the sky"?

Probar la resistencia de un Toyota pick up, tal y como hacen los chicos de Top Gear, banda sonora de Ennio Morricone incluida ("La muerte tenía un precio"). Vean, vean...

http://www.youtube.com/watch?v=Ql2PHqE3cy4

Un saludo.

Sólo decir que me ha encantado este post. Vivo en Barcelona y trabajo cerca de Diagonal Mar y la verdad es que ese parque es feo, muy feo, feísimo.
Yo de arquitectura no tengo ni papa, pero siempre he tenido la sensación que los arquitectos hacían un concurso secreto (quizás satánico), para ver que edificio de la diagonal era el más feo. El parque es feo, pero los edificios que hay entre diagonal mar y glorias lo son aún más!

Saludos!

Cuántas verdades de esas que hacen reír y llorar...

(se lo voy a mandar a todos mis amigos arquitectos)

Un post para reírse muchisimo, con mucho humor y muy bien escrito... pero.... (siempre hay un pero) me parece que es una crítica bastante superficial, una crítica que cualquier hijo de vecino puede hacer a un edificio.... feo/bonito, hace calor, la plaza no tiene árboles, mucho hormigón, mucho gris, estilos de vida, etc.. (y muchos con justa razón obviamente) pero yo me pregunto: has entrado a la biblioteca nacional argentina que pones en las fotos del comienzo? sí, es de hormigón. Sí, tal vez no es tan agradable a la vista (si tenemos el ojo acostumbrado al neoclasicismo del siglo XIX) pero adentro es un edificio que si bien tiene errores (como todos, porque no creo que haya une dificio perfecto...) es sublime sentarse a estudiar a ese lugar, en ese punto tan elevado donde se pude contemplar la ciudad y el río, en medio de un parque. y el Lloyds Bank, también de Testa? fue capaz de generar un espacio en una esquina donde es prácticamente imposble, donde 3 edificios clásicos por los otros 3 costados ahogan el cruce (en la foto, se puede apreciar la cornisa de uno de allos arriba a la izquierda) y adentro el espacio es espectacular y la gente se siente a gusto trabajando ahí dentro (excepto por la cantidad de guiris que pedimos constantemente para fotografiar)
Y el edifico de Kahn en Dhaka? Saben que la gente de la ciudad está orgullosa de esa obra y de lo que significa para ellos? Todos saben el nombre del arquitecto y le dan las gracias. Y por dentro no es un edificio horrible, como puede parecer por fuera para quien espera ver una asamblea adentro de un edificio con columnas griegas...

Ni hablar de las boffiliadas (el super blocazo, el hotel vela, el teatro nacional de catalunya...) ni de la zapateria de shafdie... son injustificables! En eso estamos todos de acuerdo... SIN EMBARGO eso está claro hasta para mi vecina Pepa que camina por la calle paseando a su mini-yorkshire.
Con todo esto no estoy justificando el plan de Le Corbusier para demoler medio Paris y construir sus suber bloques en redent... sino invitando a pensar que esta gente (los "modernos", no solamente es le corbusier) estaban pensando arquitectura para la salida de la guerra, para reconstruir ciudades, sus casas, para vivir mejor.
Muchos se equivocaron, claro está, estaban lidiando con problemas que aún eran casi desconocidos: el transporte, los nuevos materiales, la estandarización.... pero que eran y son todavía los temas del momento.
Lo que sí es malo, es que depués de ver que varios casos no funcionaron, los sigamos repitiendo. Pero después de todo, ya sabemos que "el hombre es el único animal destinado a repetir sus propios errores"

continúa en el sig comentario

(viene del anterior...)

Y sin embargo, sigo insistiendo de que los comentarios si bien de un humor incisivo y que te arrancan más de una carcajada, son comentarios muy básicos, que quien los lee corre el riesgo de caer en una vision muy superficial de las cosas, que cualquier hijo de vecino puede tener sobre si algo es lindo o feo... (sobre todo con muchos de los casos más actuales..)
Sobre barcelona, me toca decir que estoy de acuerdo don algún comentario donde se habla del agua en esta ciudad... es un factor a tener muy en cuenta a la hora de juzgar. Del resto qué vamos a decir... se siguen levantando edificios sin entorno, la forma por la forma.... supongo que siempre habrá aciertos y desaciertos en arquitectura porque no es una ciencia exacta, pero nuestro trabajo es trabajar y dar el 200% de nosotros para que sean aciertos, y sobre todo, siempre mirar para atrás, para no volver a repetir.
También me gustaría que aparecieran otros modernos, que readaptando estas ideas, han logrado espacios sin igual y muy útiles: Rogelio Salmona, Alvar Aalto, Lina BoBardi, Carlo Scarpa, Tadao Ando, etc. etc..
Por último, quisiera hacer dos preguntas sobre todo esto del brutalismo, que ahora me dan vueltas en la cabeza:
1. ¿Por qué nos repele el hormigón? Es un material como la madera, como el cristal... pero se le tiene manía, por qué? Y por qué cuando se lo pinta de blanco la gente se queda más feliz?
2. Por qué estos superbloques nos molestan tanto cuando estan sueltos (aunque integrados y funcionando muy bien) y sin embargo si son igual de malos pero estan entre dos edificaciones (léase en una manzana del ensanche de Barcelona, por ejemplo) nadie se queja?

En fin, muy buena recopilación, sobre todo para pensar, y muy buen humor, ahora esperamos ver el otro lado del lado oscuro de la luna..

Saludos,
Melisa

Se podría crear, igual que existen los de "Era yo" y "Dillinger", un género de películas y series "Satán es mi señor", pero no tipo 'La profecía', sino que esté rodadas en ámbitos de este tipo.

Por ejemplo, la serie "Misfits", que transcurre en The show is filmed in South East London, mostly filmed on location around the Southmere Lake in Thamesmead. Many interiors were filmed in sets built in the old Runnymede campus of Brunel University. Also, the parts under the flyover are in Boston Manor Park in Ealing, London.

Y también la película de François Ozon, 'Ricky', rodada en una vivienda social en algún sitio de Francia que da miedito.

Buen post, me he reído bastante! No me gustaría cambiar tu punto de vista, cosa q podria por acabar dañando tu sarcasmo pero hay ejemplos de buen urbanismo, Le corbu abrió los ajos a los q venimos detrás en que es lo que no hay q hacer. Leete a Jane Jacobs. O paseate por la Illa o el Barri de la Sang de Alcoi de Manu Solà-Morales. En la mezcla esta el futuro y el buen urbanismo, sin duda.

Este proyecto web (http://www.this-was-tomorrow.net/) del colectivo Labor k3000 reúne una selección de vídeos disponibles en otras plataformas de la red como YouTube, filmados por residentes en grandes polígonos de viviendas masificadas (o como les llamais yonkodromos) en ciudades de Europa y el norte de África. La página web fue creada como parte del extenso proyecto "In the Desert of Modernity. Colonial Planning and After (2008-2009)" encabezado por Marion von Osten ... y trata de las cagadas de las ciudades planificadas, sobre todo por nuestro "amigo" LeC y sus amigos ATBAT Afrique y ATBAT France.

Señor Knight... ¡es que en ente vlog somos cursis! ¿No se diera cuenta antes?

Algún desinformado, a veces, piensa que esto "se parece a Mondo Brutto". Nada más lejos de la realidad.

Still, confieso que hay cosas brutalistas que, puntualmente, me seducen. Pero es la diferencia entre disfrutar un rato con un disco de Slayer a decidir que quiero mi eterna condenación en el infierno.

Y sobre admirar la aniquilación de París... Tendría sentido si fuésemos los únicos ¡pero es que es uno de esos actos de barbarie jaleado por TODO el mundillo del arte y la arquitectura! Sería como aplaudir que el 80% de los yankis niegan la teoría de la evolución.

Me encantan los esfuerzos de algunos arquitectos por desculpabilizar a los popes de la Iglesia de Satán. El Cuervosier no se la cogía con tanto papel de fumar. Si espanta ver muchas de sus obras, leerlo pone los pelos de punta. Haced la prueba con cualquiera de sus obras, y a ver quién es el que, al cerrar el libro, no grita: Iä! Iä Cthulhu!

brutal este texto y las fotos no veas... me he reido un monton...lo triste es que sea cierto que existen cosas asi... espero impaciente la segunda parte...
Salu2 desde el infierno
SATAAAAAAAAAANNNNNNNNNNNNN

A TODOS LOS INICIADOS EN ARQUITECTURA Y QUE SIN OPINION PROPIA JUDGAN QUE ESTE POST ES GENIAL:
SOLO UNA RECOMENDACIÓN DENTRO DE UN PAR DE AÑOS, VOLVER A LEERLO, ANALIZARLO, ESTUDIAR LO QUE SE HA DICHO, RELACIONARLO CON LO QUE HABEIS CONSTRUIDO Y AGRADECEREIS QUE VUESTRO COMENTARIO HAYA SIDO ANONIMO.
" joder, decir que Barcelona es un esquema cerrado, que no puede crecer", " joder relacionar a Le Corbusier con Los Smithsons en un mismo paquete", y tantas y tantas cosas.....
TENER BEN CLARO QUE NO ES EL HORMIGON LO QUE CRITICAIS SINO LA ESPECULACION....

Que Barcelona es una ciudad rodeada y con más tentación a ser destruida y reconstruida que otras es un hecho.

Sobre los Smithson-Le Corbusier, en modo alguno he dicho que sean lo mismo. Pero SÍ que consiguen, cada cual a su manera, hacer que la vida sea un infierno. De hecho, el orígen de todos los males empiezan algo antes que Le Corbusier, con las "Garden City" que, en esencia son la protosuburbia o, dicho en otras palabras, una apuesta por destruir las ciudades. Lo que ocurre es que el Corbu aplica, perversamente, esos principios a la alta densidad de población en su ville Radieuse. Y, así, se logra el delirio de crear macrociudades que niegan la ciudad. En suma: tu vida va a ser un infierno.

Con urbanista Le Corbusier se equivocó en TODO.

Repito: TODO.

TODO.

Y debe ser estudiado como la misma - y triste - anomalía histórica que ciertos genocidas.

Ponnos tu, oh Gran Sabio, algún magnífico ejemplo de urbanismo de los últimos 100 años. Y no valen ni Marina d'Or ni la Cañada Real Galiana.

En argentina esta lleno de esas cosas tambien. Un buen ejemplo es el de Lugano i y ii

http://www.barriada.com.ar/Historia/LuganoIyII.jpg


http://es.wikipedia.org/wiki/Lugano_I_y_II

Y yo vivi cerca de uno de esos complejos, cuna de gente que salia a robar a los edificios aledaños. No encuentro actualmente imagenes, pero date una idea viendo esto, jaja.

http://4.bp.blogspot.com/_mxxG-L_gIt8/R7SsBPt9R0I/AAAAAAAAAXU/2GtXA1FG7T0/s400/28-10-07.jpg

Saludos.

fozando en internet
http://es.wikipedia.org/wiki/Kowloon

En fin....el principio del ensanche es poder reponer piezas una y otra vez... es su principal fundamento, asi que me cuenta entender tu razonamiento
Investigar es dificil, concretar las ideas aun mas... que hay de Chandigarh?...tambien se equivoco en todo?...

Buf, la verdad, no se por donde empezar, hay demasiados ejemplos de monstruosidades.

Aunque la mayor, sin duda, Le Havre. Vale que la destruyeron en la segunda guerra mundial, pero, joder, nose, hay algo mas allá del hormigón; hasta la playa era de hormigón. De la catedral ya ni hablo.

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:LeHavre.jpg

Otra ciudad maquiavélica arquitectonicamente es Berlin. Y es que por si no tuvieron bastante con 40 años de arquitectura soviética, ahora van y construyen cosas como estas:

http://www.bauforumstahl.de/uploads/pics/sony_center-100.jpg

http://static.panoramio.com/photos/original/11616893.jpg

https://www.iap-kborn.de/SCOSTEP2010/images/bundeskanzleramt-x600.jpg


Y aquí, en Barcelona, los gafapastas se dedican a tirar barrios como el de Vallcarca para hacer cosas como esta (es peor aún en vivo y directo): http://www.panoramio.com/photo/14598763

Lo peor es que ni siquiera tendrían que inventar nada para hacerlo bien:

¿Alguien me puede decir que ventajas tienen los barrios y ciudades éstas a, por ejemplo, el eixample de Barcelona? Podrían haberse limitado a copiarlo, la verdad.

Yo os presento la última idea de un gafapastas en Sitges. El arquitecto encargado del nuevo proyecto de remodelación, restauración..... de los museos de Sitges, considera que la visión de la fachada marítima del Cau Ferrat y del Maricel de Mar es barraquismo, i el ha decidido corregir esta gran mierda de 100 años construyendo una "segunda piel" de cristal.... SATANNNNN

podeis ver su prouecto en este enlace

www.plataformasitges.blogspot.com

UNQUALSEVOL, Salvo en el ejemplo del estúpido edificio de Vallcarca, has errado en tu apreciación. Por cierto Le Havre es patrimonio de la humanidad.

si señor!muy bien!vig es una ciudad sin parques y sin nada pero no sólo por culpa de arquitectos,imbécil!

De Barcelona me parecen muy buenos ejemplos el parc de la espanya industrial (justo al lado de sants y de la ya citada plaça dels paisos catalans) y un edificio, que, por pequeño y bien situado seguramente pasara desapercibido, el edificio sace, en la calle Balmes.

entre este edificio y la calle Balmes se logra crear un agujero de mal rollo importante.

A ver a ver...ni tanto ni tan calvo, ni tu tienes un pijo de gracia, ni todo se pintaba tan feo a pesar de su aspecto actual. Supongo, que la degradación a la que han sido sometidos durante años y otros aspectos sociologicos o directamente politicos en los que no entras ayudarían, independientemente de que el proyecto fuera cuestionable o directamente mierdoso, que los hay, tu das ejemplos de algunos. Aún así, el análisis que haces se acerca más al discurso chabacano del presidente de la asociación de vecinos, un poco o muy Hoygan...Algunos datos que das son falsos, otros les das ese toque "The Sun" que hace que resulte amarillento hasta los pies de foto...En fin, un post que a mucha gente le encantara por supuesto, porque debido a su temor a los gafapastas acabara poniendo tapetes en su plasma del salón, no vaya a ser que resulte demasiado "moderno"...

¡Dios mío! ¡Alguien que acusa de amarillismo a un blog que se llama Vicisitud y sordidez! ¡Qué agudeza! ¡Estábamos todos ciegos y pensábamos que esto era un estudio enciclopédico del devenir vital! Gracias por abrirnos los ojos.

Capusho.

Anónimo por Anónimo celebro copa en alto el de las 11:18. Y abro mis apuestas. La agudeza del Anónimo de las 11:02 que toma por amarillo ente vlog (será daltónico el tío) me juego 10 a 1 a que es porque ha estudiado Anquitectura.

Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre el feismo, pero creo que es más política que económica. Citas de pasada pero no muestras el feísmo comunista del Telón de Acero, que es todavía más acentuado que el europeo occidental. Y no sé si lo sabes, pero Franco, por desgracia, ganó la guerra civil. Por eso lo sufrimos durante 36 años, y algunos somos lo bastante viejos como para recordarlo. Echo a faltar barrios de Varsovia, los restos de Prypiat,el cinturón industrial de Kiev...o es que como había estatuas de Lenin ya no entran en tu idea del feísmo?

¡Por supuesto que ras el telón de acero hay joyas indiscutibles del satanismo! No olvidemos que los "grandes" arquitectos como Foster o Eisenman han dicho, muchas veces, que el totalitarismo - o, en su defecto, la derecha - son lo mejor para la arquitectura: "¡No queremos consenso!".

Lo que ocurre es que satanizar la vida de la gente en una dictadura, está tirado. Pero esos goles que nos meten, en democracia, son lo que realmente me alarma y me hace clamar por un derramamiento de sangre.

Joyas hay muchas en los otrora paises comunistas, polideportivos, teatros de ópera, edificios de las nomenklaturas, etc, pero sobre todo hay "masa", ingentes cantidades de "masa satánica".
En los años posteriores a la caída del muro en los que tuve la suerte de viajar por varios países del Este hice un buen acopio de libros de la gloriosa arquitectura socialista de todos ellos. Están dispersos en mi biblioteca pero creo que tendría que ponerlos todos juntos a ver cuánto dan de sí. Pero esos libros, digo, eran restos de ediciones de la "gloriosa" es decir, libros de propaganda de aquella jran arquitectura. Lo que creo que no se ha hecho desde entonces (y clama al cielo) es un inventario de tales calamidades satánicas político arquitectónicas, y en eso lleva razón el comunicante anónimo de las 16:59. Igual me animo a poner cosas de esas en mis Cascotes, aunque, joder, menuda depre que da.
La misma o parecida que he tenido este año cuando he intentando inventariar la masa arquitectónica producida en los últimos veinte años tan sólo en mi pequeña ciudad. Con deciros que he tenido que abandonar el intento, ya digo todo.
Un abrazo.
Palabra de verificación: "animo" ¡Os lo juro!

Un montón de payasos, seguramente arquitectos todos ellos, se rebotan unánimemente con el siguiente (asombroso) argumento:
- Ustedes vosotros no entendeis nada, ignorantes, superficiales, usuarios de mierda. Vuestra opinión no vale nada, porque no sois ni artit-tas ni ejpertos.

Lo que viene a equivaler a que el que vende zapatos me diga:
- ¿Que estos zapatos le destrozan los pies y convierten su vida en un infierno? ¿Pero que sabŕa usté, ignorante, superficial, usuario de mierda? ¡Yo SE como deben ser unos zapatos, y el aspecto que deben tener, usted limítese a pagarlos y callarse la boca!

Ah, y la zapatería, como la ebanisteŕía, la encuadernación, la guarnicionería y hasta el tallado de caballitos de madera eran tradicioanalmente "artes", cuando esa palabra no era una coartada pretenciosa y frecuentemente un insulto. La arquitectura puede ser considerado un "arte" en ese sentido, el de la artesanía aplicada a hacer cosas bien hechas que cumplen su función y se compran gracias a eso (y si no, cambia de oficio). Verla como un arte visual y experimental es puro culto a Satán.

Para alegría de Satán, el mercado de la arquitectura funciona como si los Ayuntamientos nos proveyeran de zapatos a su bola, sin pedirnos opinión ni medirnos los pies. Y Satán es el señor de los concejales y alcaldes, como es bien sabido.

De momento, en Valencia, hemos evitado -a base de cohones-, que El Cabanyal se convierta en otro engendro satánico más.

Que de lugares tétricos, mare.

nunca escribo en blogs/post ajenos, pero tio, esq te lo has ganado.... BRAVO!!! clap clap clap

De los suburbios Americanos no dices nada. Tu art'iculo es un poco facil'on.

http://faculty.smu.edu/dsimon/AAAAAAChange06/Change05/Feb%203/levittownair.jpg


Lo que aparece en esta imagen de un suburbio americano cabe en un bloque. Y s'i, el bloque tiene infinitamente menos hormig'on (ni que decir, fontaner'ia, lineas el'ectricas, saneamiento etc.)

El urbanismo de Le Corbusier era malo. Pero hay que ponerlo en contexto. Seguro que la mitad de los que escrib'is aqu'i son;ais con una casa de suburbio y luego habl'ais de sostenibilidad.

Querido Jorge:

Detesto es urbanismo de los suburbios - que tanto alentaba Wright. Y aún añado más: la primera gran solución de bombero urbanística es la "Garden City" que es precismente la vida suburbial. Algo tan chorra como acabar con lor problemas de la ciudad... ¡destruyendo el concepto de ciudad!

Thing is: Ville Radieuse de Le Corbusier consiste en aplicar los conceptos de Garden City a mayores densidades de población - Europa - con lo que consigue lo peor de los dos mundos.

Falacia lógica: pone en mi boca cosas que jamás he dicho.

Descubro este artículo un año después, en esta larga madrugada, y es que no os soy tan fiel como me gustaría. Eso sí, ahora cuando puedo presumir de no haber necesitado de vuestro estímulo para mis recorridos turísticos de este año. Se resumen en: Le Havre (incomprensible patrimonio de la humanidad), Katowice (no es como cualquier ciudad polaca, incluso ellos saben que es peor) y Charleroi (en un soleado día de primavera pasé horas intentando buscar un sitio agradable donde comer... y terminé comiendo un bocata en el tren).
Por desgracia no sabía lo de posar haciendo los cuernos, aunque ya estas ciudades me hicieron ese gesto a mí.

Conoceis Candyman? Viene que ni pintado para este post:

http://www.youtube.com/watch?v=ctWqUoxXd80&feature=related

El satanismo de Le Corbusier en Cabrini Green!

es un post bastante pedorro, confuso como la mente del que lo escribió y deformante de la realidad arquitectónica, fuera de contexto en todos los sentidos ya que, en su brava pluma, omite el contexto histórico en que fueron construídos y sus necesidades....es muuuuuuy malo como escritor aunque presume de sabelotodo criticando desde el papel a quienes tienen obra construída, obviamente nunca en su vida va a recibir una crítica por su obra sencillamente porque no la tiene....
A Las obras de Clorindo Testa y de Niemeyer tendrías que visitarlas para entenderlas y no solo poner una foto desde tu arrogante Europa.
En Sudamerica mal que les pese a los europeos hay excelente arquitectura.

Estimado Roberto:

Contexto histórico sí que hay. Otra cosa es que deseases que me explayase más en la obra de, por ejemplo, Niemeyer. Pero, si comparas, verás que no le dedico mucho menos que a otros. Es un blog humorístico que no pretende multiplicar por 40 la duración del post a golpe de tesis doctoral.

¿Primermundismo en mi perspectiva? Pues es a Europa - e Inglaterra - a quienes más despellejo. Y, en breve, lo haré con Madrid.

Otra cosa es reconocer que, en 100 años no nos hemos movido en demasía de los preceptos de la Bauhaus y la Ville Radieuse de Le Corbusier. ¿Eran europeos los padres del invento? Pues sí. Pero, la verdad, no es un invento del que enorgullecerse.

Brasilia es una basura y un error comprensible en us época. Seguir defendiémdolo hoy en día es de enajenados. Y construirlo, es de siervos de Satán.

Hola Vicisitudes. Como estoy suscrito a los comentarios de este post, sigo recibiendo en el mail las bobadas que os dicen los Creyentes en Santos que llegan tarde, o los lamentos de gentes con complejos de inferioridad geográfica que no merecen ni compasión. Como la de hoy reúne ambas virtudes en grado sumo (reivindicar a Niemeyer a estas alturas es como recomendarnos leer a San Agustín, y decir Eurooooopa, Euroooopa, malos, es como aquello nuestro de hace cuarenta años mirando por encima de los Pirineos a ver si veíamos tetas), debo de reconocer que vuestra respuesta, a fuer de santa y paciente, más que Vicisitúdica raya en la Sordidez. Norabuena pues una vez más.
Y un abrazo.

Gesualdo Martínez

Pues como yo también estoy suscrito, no voy a ser menos que los señores de provincias que alardean de estar en no sé qué puñetera cumbre de la civilización occidental. Insisto en recalcar que hay que ser muy timorato para entender este panfleto como un texto humorístico. Los cojones. Nadie se pone a defender un puto texto humorístico como si fuera su puta madre, nadie. Así que no es un texto humorístico, tal vez podría reconocérsele, a lo sumo, un tono pretendidamente gracioso, poco más. Y además todo esto lo digo, no sólo desde la superioridad que me da pertenecer al territorio europeo, sino también a una gran metrópolis que ancla su capitalidad desde época carolingia.

me adhiero totalmente a esta iglesia. Muera Satán, viva la Belleza y la Manzana Francesa, la dispersión urbanística y Frank Lloyd Wright. Es que ya lo vió Aynd Rand: la arquitectura era y es también una de las principales herramientas de Satán. Nada difieren estas colmenas brutalistas de hormigón (mejor el mexicano "concreto") de los nichos del cementerio de San Amaro. Sólo que son menos dramáticos los últimos.
La perfección del brutalismo: la cuquísima capilla de San Pablo en la plaza del mismo nombre de La Coruña. No creo que nos vaya a llegar con toda la dinamita del mundo para volver a la luz...
Por cierto, esos pobres obreros decimonónicos cuando podían no hacían para nada estas casas/celdas del KGB.
Como diría Quinlan Terry, estos edificios no harán ni una buena ruina. Son pura mierda por la que se han hipotecado, arruinado y proletarizado las clases medias de media europa, sobre todo de España. A lo mejor era de lo que se trataba.

Te felicito muchísimo por mostrar toda esa basura que está destrozando el paisaje del planeta. Adelante.

me ha dado literalmente una arcada mientras leía este post. Ahorro el "recomenteo" y resumo en que el escritor de este blog está completisimamente equivocado en lo que crea que son principios arquitectónicos, y se ve a leguas que no sabe, o evita, el contexto social y artístico que en se desarrollaron la gran mayor parte de obras expuestas. Además, por mucho que no me guste algo estéticamente no lo critico antes de reflexionar acerca del mismo, y podré concluir que me gusta o no, pero no que es artísticamente malo, en pocos casos se puede establecer eso, en arquitectura quizás más ya que la funcionalidad tiene un gran papel y eso es algo mas objetivo.
Pero sin lugar a dudas lo más aberrante de todo es que mezcle indiscriminadamente a genios con zopencos, a maravillas con vulgares obras sinsentido, eso si que hace daño al arte.

Me ha dado literalmente una arcada mientras leía este post. Ahorro el "recomenteo" y resumo en que el escritor de este blog está completisimamente equivocado en lo que crea que son principios arquitectónicos, y se ve a leguas que no sabe, o evita, el contexto social y artístico que en se desarrollaron la gran mayor parte de obras expuestas. Además, por mucho que no me guste algo estéticamente no lo critico antes de reflexionar acerca del mismo, y podré concluir que me gusta o no, pero no que es artísticamente malo, en pocos casos se puede establecer eso, en arquitectura quizás más ya que la funcionalidad tiene un gran papel y eso es algo mas objetivo.
Pero sin lugar a dudas lo más aberrante de todo es que mezcle indiscriminadamente a genios con zopencos, a maravillas con vulgares obras sinsentido, eso si que hace daño al arte.

Mientrás accedía a tu o vuetro post sobre arquitectura satánica escuchaba el musical sobre la guerra de los mundos.
http://youtu.be/UQbGCrxdkbk

La música del fin del mundo, hombres luchando contra los marcianos y lectura de tu post me ha llevado a un mundo paralelo en el que salía a la calle a disparar contra formas extrañas como la escultura tributo a los muertos del 11 m, que cobraban vida y nos atacaban, no los fallecidos en este lamentable atentado, sino la escultura hecha por un listo gafapasta que parece un vaso de whisky ochentero a lo grande.
En fin, menos mal, o no, que ese momento ha pasado y salgo del baño donde depositada mi chaqueta matutina y observo la luz matutina entrando por mi salón y visualizo los techos del Madrid antiguo en fusión con el moderno. Los techos de tejas me relajan.

En el comentario anterior el diccionario de mi ordenador ha querido poner chaqueta donde yo decía caquita.
Se cree más listo que yo mi steve jobs computer.

Disiento en lo de las catedrales circulares como la de Liverpool o Brasilia. Molan. Sobre todo la de Liverpool que no está en mitad de un erial.

El artículo más gracioso de la historia de la internet.
Es 2015 y no pierde lustre....

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 261 de 261   Más reciente›   El más reciente»

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget