Vicisitud & Sordidez

37
Ahora que Vicisitud y yo nos hemos acostumbrado a los posts gigantescos, no paramos de rememorar, cada vez que quedamos para tocarnos el tralalá ante el disgusto y resignación de nuestras respectivas, aquellos tiempos en los que había entradas de dos o tres párrafos en las que sólo contábamos una simple chorrada de rápida lectura.

No como ahora, que son simples chorradas pero que se tardan media mañana en leer.

Así que voy a relataros una breve vicisitud que me aconteció recientemente. Muchos dicen que la frase con más verdad de la historia del pensamiento humano es ‘el romanticismo muere al primer pedo’. No seré yo el que lo niegue. Tanta sabiduría concentrada en tan poco espacio me sobrecoge como a Belén Esteban la existencia de las ecuaciones de segundo grado. Pero yo voy un paso más allá. Recientemente, experimenté una epifanía en la que descubrí, no el momento en el que muere el romanticismo, sino aquel en el que el romanticismo decide beberse un tarro de lejía, cortarse las venas con sierra mecánica y entrar en el Mercado de Fuencarral diciendo que los Smiths son una mierda y que Kenny G es Dios. Porque, para algunos, el romanticismo no se acaba totalmente cuando te das cuenta de que el cuerpo no es un conjunto que se reduce a unas espléndidas tetas (o pectorales) y una mirada arrebatadora, sino que principalmente se trata de una máquina de facer cochinadas. No podemos olvidar esa épica oda al guarrindonguismo romántico-monárquico de ‘quiero ser tu támpax’ o ‘A mí de mi novia me gusta hasta cómo huele su regla’. Esto último juro que lo dijo un conocido mío cuyo nombre no revelaré por el bien de la salud pública. Esto es, para evitar que, a partir de ahora, no pueda andar por la calle sin que todo el que lo reconozca explote en un ataque de vicisitud.

Así que esto es lo que pasó: Andábamos Snowymary y yo celebrando nuestro aniversario con un viaje por las fermosas sierras de Las Hurdes. Yo, como siempre, había pasado un mal viaje debido a mis vicisitudes estomacales. Nos despertamos en la suite de un acogedor hotel y fuimos a tomar un agradable desayuno con vistas a las montañas cubiertas de niebla. Sólo faltaba un personaje de Emily Brontë bajando la ladera, Friedrich pintando un cuadro en el recibidor y dos fans de Crepúsculo NO follando en el bosque para que aquello fuera más idealmente romántico.

Así que, sin hablar, y embriagados por la belleza del momento, nos sentamos en la mesa con vistas al bosque. Y las primeras palabras que surgieron de Snowymary fueron:

- ¿Has hecho caca?

En ese momento, escuché cómo el romanticismo se bajaba los pantalones, gritaba ‘¡A tomar por culo!’ y se ponía un chándal fucsia antes de lanzarse por la ventana. ¡Qué se le va a hacer!. Pues, ahora que lo pienso, lo normal después de contar estas intimidades en público: prepararme para dormir esta noche en el sofá.

Publicar un comentario en la entrada

SuperSantiEgo dijo... 15 diciembre, 2009 09:49

Ése debe ser el típico plan de quedar entre dos novios twilighters: Cariño, hoy damos un paseo, vamos al burguer, nos vemos una peli y nos quedamos luego mirándonos sin follar.

pablo gonzalez dijo... 15 diciembre, 2009 10:58

Después de eso ya sólo queda que le compre a usted un polo y un pantalón de pinzas, y le diga "pues con el jersey de pico vas a estar guapísimo".

Diego Calleja dijo... 15 diciembre, 2009 13:34

¿Pero habías hecho caca o no? ¿Tuviste que retirarte cabizbajo hacia el servicio, o con el pecho erguido y orgulloso soltastes un sonoro: "Si"? ¡La historia se ha cortado en el momento más interesante!

Chino Canibal dijo... 15 diciembre, 2009 13:43

:O como peudes decir eso !!!!!! ella q se preocupa por saber si has cumplido con uno de los mayores q la naturaleza nos ha dado, los otros son las mujeres, el vino con peliculas de rusos danzantes, y por encima de todo los toros.

Un poco de respeto a quien demuestra su preocupacion.....

z dijo... 15 diciembre, 2009 14:01

De verdad que no entiendo como siendo el factor escatológico algo tan cotidiano puede generar tanto cachondeo. No falla nunca, y yo soy el primero que se descojona.

Díganos si hizo vd. caca, que nos tiene en un sinvivir.

SuperSantiEgo dijo... 15 diciembre, 2009 14:34

Considerando lo propicio de la ocasión y lo idílico del paisaje, ¿habrías seguido la tradición familiar y te hubieses dedicado a exonerar el vientre en la misma campiña?

Paco Fox dijo... 15 diciembre, 2009 14:37

Lamentablemente, sólo pude dedicarme a orinar compulsivamente por el campo (una de mis aficiones principales), pues finalmente no sentí la rebeldía intestinal que Snowymary temía y la cosa discurrió por caminos normales. Esto es, dolores constantes pero no explosiones joviales de caca.

Rifle dijo... 15 diciembre, 2009 15:07

Genial entrada. ¡Qué panzá de reír!

Jesus dijo... 15 diciembre, 2009 15:36

Siempre he creido que una pareja no es algo estable hasta que deja de darte vergüenza tirarte un pedo delante de ella.

ponzonha.es dijo... 15 diciembre, 2009 15:47

Si no puedes tirarte un buen pedo delante de tu pareja es que no es tu pareja. El amor es mejor cuando es sucio (y en la cama más).

Portrait dijo... 15 diciembre, 2009 16:37

Cagar en el campo, si se dispone de la necesaria flexibilidad oriental, es una de las experiencias más llevaderas y gráciles que existe.

La navaja en el ojo dijo... 15 diciembre, 2009 16:40

Para que luego digan que las románticas empedernidas somos las mujeres. Al contrario: somos mucho más pragmáticas, como demostró aquí Snowymary, que iba a lo que importaba de verdad.

Elperejil dijo... 15 diciembre, 2009 18:08

Pues, conociendo las vicisitudes gástricas del señor Fox (a través de este blog), la pregunta de Snowmary me parece cargada de preocupación, amor y cálida ternura, y no me desentona en absoluto con ese idílico paisaje y momento.

Personalmente, viví una ruptura romántica de ese tipo cuando mi mujer, en una situación semejante (paisaje idílico, sentados en el campo, el silbido de la brisa, blablabla), acercó su mano a mi rostro (yo esperaba una caricia dulce o algo así) y me sacó algo de la mejilla. Un pelito. ¿Qué es, una pestaña?, le pregunté. Pero ella lo miró de cerca antes de decir: no, es un pelo de culo... o sea, que te has estado rascando ahí atrás y luego te has llevado la mano a la cara.

En cinco segundos habíamos pasado de Cumbres Borrascosas a CSI-versión John Waters...

Elperejil dijo... 15 diciembre, 2009 18:09

Por cierto, ¿y cómo quería que me rascase? ¿contra un árbol, como un oso?

Lola dijo... 15 diciembre, 2009 18:42

Ay¡¡ si no fuera por estos ratos de idílico romanticismo escatológico...q rato¡¡ hacía tiempo que no me reía tanto.

Kike dijo... 15 diciembre, 2009 21:33

Pueas yo estoy de acuerdo con tu amigo misterioso: si el potito apor te embriaga de verdad, no existe vicisitud lo bastante escatológica como arrebatarte el sentimiento.

Tirs dijo... 15 diciembre, 2009 21:33
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tirs dijo... 15 diciembre, 2009 21:34

Pues qué queréis que os diga... en casa el tema de la caca es cotidiano, y eso que no tenemos energumenillos. Lo que pasa es que usamos la palabra japonesa (ella es de allí), que es moníííssima:

"unchi"

Imaginaos a Snowymary diciendo:

¿Has hecho unchi?

¿A que no rompe para nada el romanticismo, y queda hasta cuco?

La navaja en el ojo dijo... 15 diciembre, 2009 21:41

Claro, para mí es una pregunta más de madre. Durante una temporada, la mía, siempre que veía que nos pasaba algo, aunque fuese que nos dolía la uña del pie, nos preguntaba: "¿Tú vas bien al váter?" Ya llegó a preguntarlo tanto que le respondíamos siempre de coña: "Pues ir, voy bien, pero cuando llego allí... nada de nada" y cosas de esas.

SuperSantiEgo dijo... 15 diciembre, 2009 21:43

El momento donde ya el romanticismo llega al punto de no retorno y es irrecuperable es cuando te preguntan:

¿Te has cambiado de calzoncillos?

A partir de ahí ya es casi como un incesto.

Snowymary dijo... 15 diciembre, 2009 22:05

Vaya humillación pública... Yo que estaba preocupada por tu decrépito estado de salud constante, y tú me lo pagas así, con la exposición pública... Me quedo con la aportación de Tirs. Ciertamente unchi suena monísimo. ¿Has hecho unchi? ¿Era consistente tu unchi? Sí, si, ¡lo adopto!

Dr. Elektro dijo... 16 diciembre, 2009 09:06

No puedo menos que mostrar mi Jran Amol por el momentazo y tu falta de vergüenza. La pregunta de Snowy (ya conociéndola me parece de una ternura nada sorprendente. Ole!
Vaya panzá de reir!!

juan diez del corral dijo... 16 diciembre, 2009 11:40

Creo que este post tiene trampa. A mí, ese monte maderero lleno de cortafuegos y ese pueblo tan tan feo, no me parece nada nada idílico. Por lo general, cuando me instalo a desayunar en cualquier hotel de este país (y cuanto más rural, peor) me horrorizo de la decoración del comedor o del paisaje que se ve por la ventana (el comentario sobre el cuadrito neorrafaelita lo dejamos para otro momento). Así que ante la ternura y el romanticismo de la pregunta femenina (estoy con perejil) la respuesta es más que evidente: echa un vistazo detenido a tu alrededor.

Miguel dijo... 16 diciembre, 2009 18:20

Al contrario de lo que opina Jesús, yo no creo que una pareja sea algo estable cuando a ÉL no le da vergüenza tirarse un pedo delante de ella, sino cuando a ELLA no le da vergüenza que ÉL se tire un pedo delante de ELLA.

Desde la ignorancia pregunto: ¿ellas no se tiran pedos?

Kike dijo... 16 diciembre, 2009 18:30

Por supuesto que no. Ni eructan.

Cuanta ignorancia...

Adarae dijo... 16 diciembre, 2009 20:39

Yo creo que es una buena pregunta, demuestra amor y preocupacion. Es que los tios sois muy peliculeros.

Mninha dijo... 16 diciembre, 2009 21:21

Lo de Snowymary es amor del bueno, señor Fox. Nunca se sabe cuándo llegará el próximo ataque gástrico, pero seguro que ella estará ahí, así que cuide mucho a su señora.

Saludos!

Velasco dijo... 16 diciembre, 2009 22:35

Los pañales para adultos se inventaron para perpetuar la especie.

=D

Grupo NT dijo... 17 diciembre, 2009 01:10

nunca me arrepentiré de leer este blog, de hecho he escrito un pequeño homenaje triple, a tolkien, a la web de el fenómeno y a este blog, especialmente a Paco.

Os dejo el enlace y disculpen por el autobombo.

http://grupont.blogspot.com/2009/12/al-principio-fue-el-fenomeno.html

Grupo NT dijo... 17 diciembre, 2009 01:25

Yo, Román, del Grupo NT, sin ánimo de autobombo digo:
Señor Fox, esa pregunta me parece digna del más devoto amor... que en tal ambiente salga esa preocupación es o verdadeiramente mais grande . Asimismo, que ponga vuecencia tal acontecimiento aquí al alcance de cualquier menda merece otra alabanza.
Pues eso, que todo muy bonito.

Y sin más tonterías,
Román (Tertius Romanus Sicculus)

Guybrush dijo... 17 diciembre, 2009 10:10

¿Nadie comenta lo del pelo cara-culo de Elperejil? ¿Cómo adivinó su señora que era del culo y no del púbis? ¿Tenía tropezón?

Elperejil dijo... 17 diciembre, 2009 12:38

No, no tenía tropezón... y, además, entre unos y otros hay grandes diferencias en la longitud, grosor y consistencia de la queratina. Uy, que mal futuro tenías tú con Grissom. ;P

Además, lo del "pelo del pubis" suena a tía, los tíos tenemos "pelos en los huevos", jajaja...

La realidad es que se suscitó un encendido debate sobre si el origen del pelo era una pestaña (mi tesis) o venía de otras zonas (tesis de mi mujer, que suponía que me habría estado rascando el culo -mi propio culo, malpensados; estábamos de paseo por el monte- y luego me había llevado la mano a la cara...)

Elperejil dijo... 18 diciembre, 2009 11:10

Por cierto, hoy se estrena en casi todo el mundo la película "Avatar" y, según la RAE, uno de los sinónimos de tal palabro es, precisamente, "vicisitud".

Karnaplosky dijo... 18 diciembre, 2009 13:37
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karnaplosky dijo... 18 diciembre, 2009 13:41

Paco, ya suponía que Snowymary era una mujé dígna de admiración.. pero es que una vez mas demuestras que es todo un ejemplo no solo para el resto de las mujeres si no para todos nosotros, con lagrimas en los ojos te lo digo.. cuando una mujer se preocupa por tus labores instestinales.. ríndete para siempre y sé su mas fiel esclavo a la hora de ir de compras, aguantale el bolso y cuando te diga que te vayas al "aparca hombres" vé orgulloso porque ella te lo ha mandado..

Realmente no eres digno.

Pd. Quien os aguante a vostros dos (a tí y a tu vicisitudico colega), no valen un imperio vale el imperio de trantor mas la puta estrella de la muerte. xD

Paco Fox dijo... 19 diciembre, 2009 00:15

¡Dí que sí, Karnaplosky! ¡Ni yo mismo me aguanto a mi persona! ¡Con lo que hablo, no me dejo hablar!

vaderetrocordero dijo... 04 enero, 2010 09:21

Sin embargo es posible conjugar ambas realidades, como ostras con mortadela. Si de algo me siento orgulloso en la vida es de haber sido artífice del axioma "No hay mayor soledad que la del que se caga en un jacuzzi". Vean, vean:

http://elcorderonosecome.blogspot.com/2007/10/ostras-o-mortadela-iii-el-concepto-en.html

 
Subir