marzo 2009

El difusor trasero explicado para torpes:

Sabíamos que sería una orgía de puntos por denuncias y sanciones. Pero no insulten a la FIA: que hablen de ti aunque sea bien. ¡El doble de titulares¡ ¡Polémica! ¡Escándalo! ¡Amenazas y macarrismos varios que supondrían un papel para Ecclestone en 'Gran Torino'! ¡Y todo antes de que Max reciba su dosis de latigazos y dildos anales! La primera carrera del año ha estado a la altura de la pretemporada. ¿Es legal el grupo del "difusser three"? Si la F1 fuese como follar - siempre lo deseable - habría que concluir que SÍ. Se han salido con la suya: el Duque es un asesino narcotraficante pero el se peta a Catalina y tú... no. Así son las series y también la vida.

Pero lo realmente maravilloso de esta carrera es la posibilidad, ya iniciada, de que Sebastien Vettel... ¡¡¡¡Se deje bigotón!!!! 10 puntos por comenzallo y los 10 restantes cuando se lo termine de afinar. (BTW ¿Hay quién pueda ver la esponsorización de Brawn sin pensar el en "Amarok" de Mike Oldield y su "Fuck You Richard Branson" en morse? ¿Y qué es eso de que soy un enfermo?)

Still, la principal noticia asociada a esta carrera es que, si bien los posts épicos no serán harto frecuentes por aquí, sí que lo serán en otro sitio. Yes, my friends, comenzando hoy... ¡¡¡¡pueden leer una página mía en la revista Grand Prix Actual o GPA!!!! (obsérvese el abuso de los cuatro signos de exclamación patentados por Paco Fox en el post anterior).


Por supuesto, nunca obligaré a nadie a que se gaste su duramente peleado salario en nada (y menos existiendo tiendas donde poder ojear de gorra la página). Pero, quien coopere, estará apoyando una revista llevada por muy buena gente, más fistros y con más de un... sí, bigotón (empezando por su director). Y, sobre todo: no se quejen de que aquí falten los comentarios extensos, léanlos en la revista (en el 1er número: "Los ecuánimes").

La sordidez da un paso al mainstream en el que, si bien no se puede decir que el Mierda es un mierda (da igual, todos los lectores lo sabrán) y, menos aún, hacer chit-tes de sillas de ruedas (da igual, toda España, menos un par de ecuánimes los harán) sí que se puede concienciar a muchos aficionados a la F1 del valor de la caca, del papel higiénico, de la reina Amidala con barba y... sí, claro, del bigotón. Será una página en la que los habituales de ente vlog se sentirán como en casa y donde tener una ración extra de sordidez.




A continuación, las puntuaciones de un GP donde Vettel - con esa pretensión de acabar la carrera tras el safety car con sólo tres ruedas - y la épica salida de Rubinho han sido lo más destacado. Por no citar la controversia sobre la sanción a Trulli o las palabras de Briatore en la que define un mundial en el que pueda ganar Button o Rosberg como "una farsa". ¡Viva el insulto múltiple! (Y, as usual, BMW arrnaca con su buena dosis de puntos por el bigotón de Theissen: se premia la perseverancia)





--------------------------------------------------------------------------------------

"Me da igual que mi compañero sea Hamilton o mi padre" (afortunadamente, no dice nada del padre de Hamilton)

Williams se ponen ginchos con los que quieren denunciarles.

¿Qué carallo pasó entre Hamilton y Trulli? La respuesta: en McLaren son unos mierdas.

Jenson se hace esperar a los periodistas mientras "celebra" la victoria con su novia.


--------------------------------------------------------------------------------------

"Siempre seré leal a McLaren. Acabaré mi carrera en este equipo". Si por lo menos fuese capaz de quejarse e insultar como es debido... Pero no.

Para redondearlo, va y se retracta.

(MUST READ: definición canónica y casi de la RAE de lo que significa ser un mierda. Lectura imprescindible. Si no lo lees, Anthony y Nicholas te sonrerián)


--------------------------------------------------------------------------------------

Tabla clasificatoria del Abuelo.

Leyenda iconos liga fantástica.

Tablas de puntuación (original y actualización).



Otro post de esta serie dedicada a iconos de la sordidez desconocidos para la mayor parte de los lectores que, seamos sinceros, tampoco darían para esos artículos ÉPICOS a los que os hemos malacostumbrado. Esta vez, nos centramos en dos onvres de grandes nombres el segundo de los cuales incluye, como bonus track, un análisis de una película-colonoscópica:


Nick Rotundo

Una vez más, tenemos a un señor que se asoma a este blog con una única credencial: la de un tener un nombre acojonante. Pero, si bien el anterior onvre, Ronnie Cutrone, aportaba además una interesante historia del mundillo artit-tico, el amigo Nick no tiene nada más que reseñar. Pero, leñe: se llama NICK ROTUNDO. Y es montador de películas de hostias. Como Albert Pyun y los hermanos Pang, Nick nació para dedicarse a hacer películas de halción. Su nombre da prestigio y poder a los créditos de grandes hitos del videoclub como ‘Prom Night 2’ o la saga de Lorenzo Lamas como reencarnación de Alejandro Magno ‘The Swordsman’ / ‘Gladiator Cop’, flim este último que también dirigió.

Y ya está. Tampoco hay que dedicarle más párrafos. Sólo se trata de compartir con todos vosotros que el hecho de que el nombre de este señor sea un referente constante de los redactores de este blog. Ante la pregunta de ‘¿cómo te gustaría llamarte?’, Nick Rotundo quedaría en un honroso segundo lugar justo después de Cleopatra Fuensanta Lucrecia (nombre real de una conocida: lo juro). Es más, si Nick Rotundo tuviera un hijo con Franka Potente, el retoño sólo podría llamarse Devastación Atómica. Pero un evento tan jocoso sólo ocurriría si dios fuera Michael Bay. Un momento. Dios ES Michael Bay. Awesome!


Lash La Rue

Lash La Rue fue una olvidada estrella de westerns a finales de los 40 y, como su propio nombre indica, uno de los primeros metrosexuales del cine. Un título que acabo de otorgarle sin ninguna vergüenza. Según ‘The Son of the Golden Turkey Awards’, el tipo era un peluquero que quería ser estrella. Cuando dio el salto a la pantalla, no lo hizo de cualquier manera, sino con estilo. Eso quiere decir que siempre iba de pulcro traje negro con remaches blancos y, lo más importante, el sombrero estratégicamente ladeado. Y con un látigo.

Porque lo que hizo famoso a ente onvre no fue su capacidad como actor, ni su nombre de estrella porno gay, ni lo obviamente conjuntado para ir a un concierto de Erasure que vestía. Su marca personal en la historia del cine es que fue el primer héroe con látigo. Por supuesto, no vayáis a pensar que esto se trata de una historia de sado maso gay. De entrada, el chaval fue ídolo infantil y llegó a protagonizar su propia serie de tebeos que siguieron publicándose hasta después de que sus westerns de serie B dejaran de producirse. Además, estuvo casado diez o doce veces. ¿No es maravilloso que ninguna fuente, ni siquiera la biografía online escrita por su sobrino, tenga claro el número exacto?

La Rue adoptó el látigo para una de sus primeras intervenciones en la pantalla, y el personaje resultó tan bien que el productor que le había sugerido tan peculiar arma decidió darle su propia serie de películas. Así, cambió su elegante nombre de Alfred por el más sórdido de ‘Lash’ y se lanzó a un estrellato que tampoco llegó nunca a se masivo, pero que probablemente quedara anclado en la mente de muchos chavales. Según la wikipedia, La Rue fue quien enseño a Harrison Ford a utilizar el látigo. Algo que, como muchas informaciones de internet, es dudoso. Pero sí que es lógico pensar que George Lucas tuviera el recuerdo infantil de este señor cuando le vino la inspiración divina de darle tan peculiar arma a Indiana Jones. No en vano, otro de los modelos para el arqueólogo fue el Humphrey Bogart de ‘El tesoro de Sierra Madre’. Y La Rue tenía un extraordinario parecido con la mítica estrella.

Los tiempos como ídolo cinematográfico de este señor fueron, como era de esperar, escasos. El western de serie B ya andaba de retirada cuando él llegó, y sus fortunas no mejoraron cuando empezó a pasarse con las juergas, el alcohol y, como ya hemos visto, matrimonios express. Los últimos westerns que hizo eran producto de esa línea de producción optimizada conocida como ‘rodemos media hora y ya cubriremos el resto con planos de pelis anteriores’. Tras perder sus ahorros invertidos en un motel (obviamente, debido a un divorcio), un intento de suicidio y posterior arrepentimiento, el povre onvre intentó un retorno en 1964 cuando publicó este anuncio:

HOMBRE – Listo para trabajar. Fue taquillero cuando era un idiota irresponsable. Ahora es adulto, digno y capaz. Buena saludo, cintura pequeña, y una cabeza llena de pelo. Un hombre mejor resulta en un mejor actor. ¡Déjenme probarlo!

Pero a nadie le dio por probar. Acabó fatal, pues se convirtió en un cristiano renacido, visitando shows del oeste y hablando de la biblia a partes iguales. Y protagonizando en el 86 la película-colonoscopia ochentera con el mejor concepto visto en un video club: zombis vs señor de casi setenta años con látigo.

Efectivamente, Lash intentó un retorno a la interpretación con la aparición en un par de películas de terror baratas. La primera y más memorable para mí fue ‘The Dark Power’. Memorable no porque la viera en la juventud, sino por el anuncio que pillé en el Fotogramas. Se trataba de una doble página de una compañía de video nueva (que, teniendo en cuenta que era a finales de los 80, seguro que no duró más de 3 meses) anunciando a bombo y platillo una serie de comedias argentinas chungas (los equivalentes gauchos a Antonio Ozores y Juanito Navarro, con títulos como ‘Rambito y Rambón: Primera misión’ y ‘A los cirujanos se le va la mano’) mezcladas con una de tiros y otra más con un zombi chungo en la portada. Ese último bicho (y, según acabo de comprobar, las sordideces argentinas) se me quedó marcado en la memoria con el poder y horror de la foto de Ana Aznar desnuda. Siempre quise ver qué bazofia escondía esa película. Con el tiempo, logré recordar el título y, con la mula, ver el flim. Pero no estaba preparado para que no fuera una caspa zombi normal, sino una caspa zombi con la grandeza de Lash La Rue.

La película empieza con un prometedor texto sobre, curiosamente, los toltecas (¡tengo ehtudioh!, dice el guionista). Y digo ‘prometedor’ porque acaba con la frase: “… Y se alimentaban de los vivos para sustentar su maldad!!!!”. Es importante hacer notar que no son una, ni dos; ni siquiera tres exclamaciones, sino ¡¡¡¡cuatro!!!! las que acaban la frase. ¡¡¡¡Ex EXTRA acojonante!!!!

Lash, con cuidada barba y magggnífica cabellera canosa, pero cintura fondona lógica en un señor de 68 años, está vestido de policía al lado de unos periodistas. Se ve que están grabando a un indio moribundo, cuya última palabra es ¡¡¡¡Toltecas!!!!
A continuación, créditos y unos cuantos minutos de nuestro viejo amigo el ‘monstruo consciente del presupuesto’: la cámara subjetiva. Con música a lo tiburón de fondo, está acechando a un niño que anda claramente por otra parte del bosque. Al final, curiosamente, no es un bicho, sino cuatro perros cabreados. Pero, no: no se comen al chaval…. ¡¡¡¡porque Lash entra con su látigo a domarlos!!!! (sí: toda entrada de Lash también tiene que tener cuatro exclamaciones)

A continuación, comienza la exposición de la trama. Que, obviamente, nos da igual. Excepto la escena en la que Lash le echa piropos a una chavalina joven. A lo que ella le contesta que, sin duda, no cree que él tenga problemas para ligar, pues todo el condado sabe de SU LÁTIGO. Lash is THE MAN. Más tarde, cuando le ofrece explicarle cómo maneja el látigo, ella le suelta, coquetamente, un “es que el sadomasoquismo y yo no nos llevamos demasiado bien”, elevando automáticamente un 26% el interés vicisitúdico de toda la parte de narración de leyendas indias absurdas y presentación de carne de cañón.

A eso del minuto 35, comienza la diversión. No se trata de que salgan zombis. Más bien hablo de las primeras tetas. No muy relevantes, la verdad sea dicha, pero al menos despiertan al espectador tras el letargo de toda la presentación de personajes. Diez minutos, cero tetas y un pedo después llegan los zombis a acosar una casa llena de nenas, nenes, y el gordo que se tiró el cuesco. Que, obviamente, será castigado el primero por su falta de civismo. Los zombis en cuestión son cuatro brujos ¡¡¡¡toltecas!!!! en buen estado de conservación y que no sé muy bien por qué andan cabreados. Tras salir de su tumba, el primero (uno con pinta de guitarrista de metal ochentero) se dirige a la casa y tiene el detalle de llamar a la puerta. Entonces se produce una gran presentación de personaje:

Idiota 1 (mirando por el cristal lateral): ¡Uh, este tío es espantoso!
Idiota 2: Será Michael Jackson que viene a ver a Timmy.

Y, con este inteligente diálogo, comienza la escabechina. Y los chistes malos. O a lo mejor no eran chistes. Definitivamente, el momento en el que tres de los bichos discuten como shavales del polígano parece una broma consciente. O cuando el cuarto muerto viviente le rompe el motor del coche a los chavales. Creo…

Desmembramientos, zombis borrachuzos, casquería, humor de calidad y gritos de wookie se suceden hasta que, por supuesto, llega ¡¡¡¡Lash!!!!. Una mijilla tarde, pero tampoco podemos pedirle más a un hombre de su edad. Al grito de ‘¡¡¡¡Siente mi látigo, hijo de Satanás!!!!’, y acompañado de una fanfarria que le daría vergüenza hasta a Mauricio De Angelis, comienza a repartir leña. Lamentablemente, queda inconsciente de un sopapo, por lo que son las chicas supervivientes las que acaban con tres de los zombis mientras éstos se entretienen viendo una radio portátil y peleándose por quién las viola primero.

El último queda para Lash. El bicho coge un látigo para defenderse (porque todos tenemos látigos de reemplazo en las despensas de nuestras casas). Pero nuestro héroe no se amilana y le echa su mejor reto de cowboy:

Látigo La Rue: Muy bien, bastardo del demonio: ¡salgamos fuera!

Y salen fuera:
video
(Video sacado de la web Badmovies.org, una de las primeras que solía visitar cuando descubrí el mundo del cine chungo en Internet)

¡Señor mayor contra zombi a latigazo limpio! Toda una cumbre del cine que termina con Lash decapitando al muerto de un latigazo. ¡Qué más se le puede pedir a una película-colonoscopia! Pues bueno, para empezar que nuestro héroe saliera un poco más. Y que fuera menos aburrida. Pero tampoco me quejo. Que es de cine chungo de lo que estamos hablando.


LaRue hizo otra película más con el director de ‘The Dark Power’, titulada ‘Alien Outlaw’, pero esta vez sin látigo. Lo cual significa que es tremendamente aburrida. Un poco más tarde, tuvo un pequeño papel en el remake de ‘La diligencia’ protagonizado por Kris Kristofferson y Johnny Cash. Según se cuenta, Cash se mostró totalmente emocionado de trabajar con su ídolo LaRue. Pero no olvidemos que el famoso cantante era un borracho.

Muchos son los que hoy recuerdan a ente onvre. Un luchador de wrestling adoptó su apellido como homenaje. Claro que eso fue antes de que ese espectáculo volviera a ser popular en este país. Pulp Fiction, la biblia de todo aficionado al cine de veintitantos, lo menciona. Claro que Tarantino hace referencia a prácticamente todo. Y también aparece en una canción de Tom Paxton. Un cantante americano de folk que tiene un disco con esta portada:

O sea, que más bien digamos que prácticamente nadie se acuerde de él. Pero ahora nosotros lo hemos recuperado. El héroe del látigo original. Sólo nos queda rezar porque Indiana Jones acabe sus días enfrentándose a zombis indios.


¿No han hecho su equipo aún? ¡Pues dense prisa y déjenlo en los comentarios del post de la Liga Fantástica 2009! Casi 500 fistros ya tienen elegida la escudería con la que cubrirse de gloria, vicisitud, sordidez, vodka, gasolina, nata montada y un poco de crema anticelulítica (que me han dicho que es un excelente lubricante anal).

El jueves, a las 23:58 (en homenaje a esos two minutes to midnight de Maiden) se cerrarán los comentarios y quedará echada la suerte.
El Abuelo está realizando un titánico trabajo que no le quepa duda se sabrá recompensar. In the meantime... ¡no dejen para mañana lo que puedan hacer hoy! Además de comentar, deberían usar su formulario de inscripción y aligerarle trabajo (amen de estarle eternamente agradecidos y llevarle una botellita de vino cuando pasen por Bueu).

Y los que se hayan pasado de presupuesto, véanlo en la
tabla del Abuelo y cambien su equipo dejando coementario en el post de la liga fantástica.

¿Un post anti- religioso? Probablemente no, pues aquí siempre nos vanagloriamos de escribir desde el amor. El objetivo de ente blós es abogar por una visión de la vida que se fundamenta en el elevado objetivo de tomárselo todo a cachondeo. Se trata de compartir la risa. Por lo tanto, quiero contaros las creencias religiosas que más hilaridad me causan.

Vamos, que es un post anti-religioso.

Sí: todas las religiones tienen aspectos que no sólo se prestan a la chanza, sino que más bien le pagan a la chanza el viaje, la alojan en un hotel de lujo y le hacen una mamada. Pero hay algunos que siempre me han llamado especialmente la atención por su excesiva chunguez y factor ¿comorrr?. Todos sabemos que el que dios sea su propio padre es una creencia la mar de simpática, pero ya estamos acostumbrados a ella, por lo que difícilmente nos va a provocar risas. Es un chiste que ya nos conocemos, como aquel muchas veces comentado de dios (¡qué cachondo!) mandando a Abraham a matar a su hijo para luego decirle que mejor no, que todo era de coña, que hay que tener sentido del humor, chaval.

¿Cómo he elegido mis favoritas? Pues me he centrado en religiones más o menos conocidas del primer mundo. No me he fijado en creencias de cultos extintos (esos mitos nórdicos o los maravillosamente calentorros dioses griegos), alternativos o paganismo actual: es mucho más divertido cuando las anécdotas provienen de religiones con potentes departamentos de prensa y relaciones públicas. Claro que seguro que hay muchas chorradas que, bien desconozco, bien os parecen más divertidas. Así que os animo a cumplir el objetivo de este tipo de posts y compartir hilaridad con otros momentos vicisitúdicos ausentes de esta lista.


Caca en el campo de batalla:
La Biblia es un libro complicado para este post. Concedo que creerse a pies juntillas el Génesis da bastante risa, pero mi educación religiosa fue católica. Esto es, de esas que son conscientes de lo simpático y, por qué no decirlo, gilipolla de todo el relato. Como muchos toman el honroso camino de ‘pero si todo es sólo una metáfora’ para que pueda convivir su claridad mental con las leyendas de su tradición, se pierde un poco del morbo de hacer chanza del tema. Lo normal, en el caso de hablar con un católico, es escuchar algo así como: "el antiguo testamento, bueno… es sobre todo parábolas y pseudo historia que tampoco hay que tomarse al pie de la letra.; lo importante está en el Nuevo Testamento". Cierto es que esa parte de la Biblia también incluye cosas como El Apocalipsis. Pero en este blog estamos en contra de las drojas, así que no hablaremos de ese libro. Sin embargo, los Evangelios en sí tampoco sorprenden en lo relativo a creaciones sórdidas. Por supuesto, están llenos de más eventos mágicos que toda la saga Dragonlance. Pero puedo imaginar cómo surgieron todos esos milagros:

Discípulo de Mesías 1: “Pues mi Mesías era la hostia. Un día estábamos todos muertos de hambre e hizo que brotaran bayas de un arbusto
Discípulo de Mesías 2: “Eso es cojonudo. Pero el mío era mejor. Estaba un día dando un sermón y el tío se enrolló un huevo. Como la gente no se había traído bocata, cogió unos panes y unos peces, los multiplicó, les quitó la salmonelosis y nos dio de comer a dec… cien… ¡miles de personas!”.
Discípulo de Mesías 3: “Sin duda, awesome. Pero el mío se sale. Un día estábamos reunidos en un establo y, a pesar de la olor, con mucha hambre. Así que convirtió todas las boñigas de vaca en bocatas deconstruidos de foie y crema de higos con un coulis de espuma de chope”.
Discípulos 1 y 2: “Va a ser que ahí, ya, te has pasado una mijilla”.

El sospechar que todo se trata de narraciones hiperbólicas quita parte de la sorpresa y el ¿comorrr?. Como siempre en estos casos, es mucho más divertido fijarse en los libros de la Biblia ante los que todo católico y casi todo cristiano corre un velo de aleación de acero y adamantium acompañado de toses y silbidos de disimulo. Hablo de Deuteronomio o Levíticos, esas grandes fuentes de descojone.

Allí puedes encontrar desde consejos sobre cómo y cuándo lapidar a tu familia hasta, bueno… cuándo lapidar a todo el mundo. Por no hablar de las impurezas de la menstruación o la pesadilla de mi novia, ese pasaje en el que dice que, si me muero, tiene que casarse con mi hermano y ponerle mi nombre a su primogénito.

Pero mi favorito se encuentra en el Deuteronomio, capítulo 23:

“Cuando emprendas una campaña contra tus enemigos, evita cuidadosamente toda acción indecente. Si alguno de ustedes ha caído en estado de impureza a causa de una polución nocturna, saldrá fuera del campamento y no volverá a entrar en él. Pero al llegar la tarde se lavará, y al ponerse el sol entrará de nuevo en el campamento. Tendrás, asimismo, un lugar fuera del campamento para hacer allí tus necesidades. También llevarás una estaca en tu equipaje, y cuando salgas afuera para hacer tus necesidades, cavarás un hoyo con la estaca y luego lo volverás a tapar para cubrir tus excrementos. Porque el Señor, tu Dios, recorrerá el campamento para protegerte y para poner a tus enemigos en tus manos. Por eso tu campamento será un lugar santo, y el Señor no debe ver en él nada indecente. De lo contrario se apartaría de ti”.

Primero: si te corres encima con un sueño húmedo, ya te estás saliendo del campamento y quedándote con el pegote en los calzones todo el día. Entonces, tienes dos opciones: o vas justo al lado del perímetro, con lo que todo el mundo se cachondeará de ti a sabiendas del porqué estás como un gilipollas fuera del cercado, o te internas en territorio enemigo a la espera de que te pillen y, sí: se cachondeen de ti por ir con la guarrerida pegada a los genitales.

Sin embargo, la segunda parte del párrafo es mucho mejor, pues incluye chiste de caca, lo cual eleva su puntuación sórdida. Porque el Señor te protegerá cuando te dediques a matar a otra gente, pero como pise un truño en el campo de batalla, te pueden ir dando. Que esas cosas le cabrean mucho: no olvidemos que siempre va con túnica, pero en el cielo no se llevan zapatos.



La increíble humanidad menguante:
En principio, el Libro del Mormón tenía dos entradas en este post. Pero no me pareció justo que los de la Iglesia de Jesucristo de los S…etc se llevaran dos puestos de cinco. Así que pensé que el Corán TENÍA que tener algo que me hiciera gracia.
Dado que este libro sagrado comparte gran parte de la mitología con la Biblia, estaba forzado a aplicar las mismas salvedades que me encontré con el texto cristiano. Estuve leyendo un poco el Skeptic's Annotated Quran a la caza de la sordidez, pero nada me convenció más allá de Salomón hablando con las hormigas guerreras y cabreándose con un pájaro que no ha acudido a su llamada (libro 27). Y tampoco me apetecía leerme todo el libraco, pues la mayor parte de las cosas más que sonrisas, despiertan en mí las ganas de tirar el libro por la ventana. Cosa que habría hecho si no fuera porque lo estaba leyendo online y un monitor cuesta una pasta.
Así las cosas, se lo comenté a una amiga. Ella empezó a hablar de cómo su madre se enzarzó en una discusión con una vecina de esa religión sobre creacionismo frente a evolución. Ninguna novedad, pensé yo. Para eso, ya tenemos a los beligerantes ultracristianos americanos. Pero luego añadió un detalle sórdido:
“Y le dijo que Adán medía 30 metros”

Increíble, pensé. Seguro que es una de esas interpretaciones chungas del texto original. Y, mira por donde, ahí tenía razón. No es que no sea una enseñanza válida: no en vano, lo comentó una creyente con todo el convencimiento del mundo. Pero no proviene del Corán, sino de un libro llamado ‘Sahih Bukhari’. Se trata de de una colección de textos de la tradición Sunni del siglo IX. Una concienzuda búsqueda por los internetes me llevó a esta perla:

Narrado por Abu Huraira: El Profeta dijo: "Alá creó a Adán en su forma completa, de sesenta codos (alrededor de 30 metros) de altura. (…) Desde entonces (los descendientes) de Adán (esto es, la estatura de los seres humanos está empequeñeciendo contínuamente) hasta el tiempo presente.” (Libro 27, Número 246).

Así que los musulmanes ganan por goleada a los cristianos en cuanto a la vicisitud de su mito de la creación. No sólo no hay evolución hasta llegar al hombre actual. ¡Es que el hombre actual se ha ido haciendo más achaparrado! Da igual lo que digan los registros históricos. Adán era el pisha, un chicarrón de cojones. Lo bueno es que si eso es verdad, entonces yo, con mi mierda de 1’68, estoy más adelantado que el resto de la humanidad. ¿Significa eso también que los enanos de los siglos pasados eran viajeros en el tiempo? ¡Cuántas cuestiones serias y apasionantes plantean la lectura de los textos sagrados!



Hago ¡chas! y desaparezco de tu lado.
Pasamos ahora a ese tipo de creyentes que lleva con orgullo su oligofrenia y se creen todo lo que pone en sus escrituras sin interpretaciones ni metáforas. Los fundamentalistas protestantes han tomado una preponderancia inusitada últimamente, sobre todo por sus lazos al gobierno Bush. Muy publicitada está siendo su cruzada creacionista, que cree que el hombre era desde su nacimiento como Raquel Welch y vivía con los dinosaurios. ¡Cuánto mal hicieron ciertas películas de la Hammer! Alternativamente, algunos creen que los fósiles de dinosaurios los colocó dios en la tierra vaya usted a saber por qué. La razón más obvia: por la risa.

Sin embargo, ya he comentado que lo de creerse al pie de la letra el Génesis no es tan whatthefuck como para escribir sobre ello. Prefiero centrarme en la curiosa interpretación que algunas iglesias evangélicas hacen de la segunda venida de Jesucristo, conocida como ‘El Rapto’.

Esta simpática creencia de birlibirloque proviene de la lectura peculiar de varios pasajes del nuevo testamento. Y por ‘peculiar’ quiero decir concretamente ‘estando muy aburrido y sosteniendo el libro al revés’. Consiste en pensar que, un buen día, los cristianos de verdad desaparecerán sin más en plan David Copperfield. Lo cual quedaría muy cachondo si estás haciendo un truco de magia, pero algo peor si andas pilotando un avión.
Que es justo lo que pasa en la película de Kirk Cameron ‘Left Behind’.

Porque, si bien es verdad que esta creencia no es tan sórdida ni vicisitúdica como otras de este post, lo que yo quería era buscar una excusa para hablar del subgénero de cine-colonoscopia menos conocido en este país: ¡Las películas evangélicas cutre-apocalípticas!

En 1972, un tal Russell S. Doughten Jr., que había coproducido el flim protagonizado por un chicle rosa gigante y Steve MacQueen ‘The Blob’, decidió que era el momento de realizar una ¡ÉPICA! producción sobre la Segunda Venida llena de escenas de acción. Claro que, por problemas de presupuesto, la cosa se quedó más bien en una mezcla de discursos religiosos, gente fea y algunas hescenas de alción, que todo conocedor del glosario de este blog sabe que no son lo mismo.

El título era ‘A Thief in the Night’, y se convirtió en un notable éxito a pesar de lo que los más aventureros lectores pueden comprobar por sí mismos en You Tube (que la tiene enterica): que da bastante vicisitud. La trama gira en torno a una chica rodeada de grimosos chavales religiosos con guitarrita (sí, de esos que se llevaban el instrumento a las excursiones para dar por culo en el autobús) y malvados ateos gamberros con bigotón que ha abandonado el recto camino. Cuando un buen día todo el mundo desaparece, ella entiende que no ha subido al cielo. Comienza entonces el periodo que esta creencia piensa que transcurrirá hasta la verdadera segunda venida, durante el cual el diablo se adueñará de la tierra. En este caso, como una especie de gobierno totalitario disfrazado de ente unificador pacificador: la eterna desconfianza de los estadounidenses hacia las instituciones encarnada en película postapocalíptica. Al final, la película se adhiere a la compleja escuela narrativa de ‘Los Serrano’ revelando que todo… ¡era un sueño! Pero… ¡no! Al poco de despertarse, la chica se da cuenta de que realmente está ocurriendo. Como en ‘La invasión de los zombis atómicos’, pero sin zombis con abrigos de cuello vuelto. O sea, mucho peor.

El objetivo de estas películas estaba claro: acojonar al personal para que empezara a rezar. Que, bien mirado, es lo que buscan prácticamente todas las religiones. Pero no nos salgamos del tema. No creo que muchos se acojonaron, pero los creyentes claramente disfrutaron de la cosa, pues acabó teniendo tres secuelas. ‘A Distant Thunder’ (1978), en la que los cristianos no evangélicos son perseguidos y decapitados; ‘Image of the Beast’ (1980), con más dinero y en la que empieza ya el cachondeo de las plagas (lluvia ensangrentada, langostas y otras bromas divinas) y, finalmente ‘The Prodigal Planet’ (1983), que ya no vio nadie.

Sin embargo, y aunque la serie alcanzó cierta popularidad en la sociedad americana, el mercado de pelis de explotación cristiana no se desarrolló tanto como se podría esperar. Pero llegó el fin del milenio. El estreno de ‘The Omega Code’, una película cristiana disfrazada de thriller apocalíptico sorprendió a todos los analistas con una taquilla respetable. Sobre todo porque estaba protagonizada por el Chico Boll Casper Van Dien. El éxito fue aprovechado por unos hermanos evangélicos canadienses para inundar el mercado con más películas sobre el tema. Comenzaron por realizar secuelas a un directo a video anterior llamado ‘Apocalypse’, siempre con actores de tercera como Jeff Fahey, o señores perturbados como Gary Busey. Pero su obra más conocida es la serie ‘Left Behind’, basada en un bestseller, y tremendamente influida por ‘A Thief in the Night’. El proyecto interesó al ultracristiano Kirk Cameron, lo que sólo podía significar una cosa: que los no-evangélicos se iban a reír de él más que si el prota hubiera sido Juanito Navarro. Con el presupuesto más alto de la historia de un fin religioso, la cosa funcionó, una vez más, sólo entre los ya creyentes.

Un error que no cometería Walden Media, que ya se encargaría de mantener los discursos de ‘dios te ama’ en el subtexto para hacer que la serie Narnia fuera un éxito tanto de cara a la taquilla como a la hora de conseguir que quisiera arrancarme las neuronas por vía nasal cuando fui a ver la segunda parte. La próxima bazofia mainstream inspirada en estas cosas será ‘Knowing’, con Nicolas Cage y su pelucón. Quedan avisados.


Thetans y Xenu: el origen mamario de la vida en la tierra
No sé si Michael Bay es religioso. Pero desde luego, no me extrañaría que leyera los postulados de la Cienciología y gritara: ¡Awesome!
Como se tratan de conocimientos secretos de esta iglesia (que no secta; todas las religiones son sectas. Sólo que algunas tienen, con el tiempo, la suerte de reunir a más seguidores que otras: el tema se reduce a un concurso de popularidad), no puedo constatar si lo que se dice de ella es verdad. Pero si salió en South Park, me lo creo:


O sea, que el megamalo estelar con nombre de teta (Xenu) capturó a muchos extraterrestres, los lanzó a un volcán, sus espíritus con nombres de teta (Thetans) se elevaron, fueron capturados otra vez, les lavaron el cerebro en plan método Ludovico, fueron soltados y se metieron en los cuerpos de los hombres.

Claro. Si es que era obvio. Cómo no se le ocurrió antes a nadie.


Más dioses interestelares y castigos divinos en forma de bronceado: el cachondeo mormón:
Llegamos a la que considero la religión más hilarante del mundo. No porque no existan creencias más ridículas, sino por la relación vicisitud - importancia social de la que nos ocupa, con un candidato a presidente en sus filas e, incluso, todo un estado de los EEUU para ellos: La iglesia de Jesucristo de los Sa… abreviando: los mormones.

Su texto sagrado, el Libro del Mormón viene a decir, básicamente, que una tribu israelita viajó a América antes del descubrimiento. Todo ese relato está escrito en unas placas doradas que un tal Joseph Smith (un nombre que sería equivalente más o menos a ‘Pepe Pérez’) se encontró enterradas y tradujo con la ayuda de un ángel llamado Moroni (quiten la ‘i’ o añadan una ‘c’. ¡Este hombre nos lo puso tan fácil para que nos cachondeáramos de él!) A partir de aquí, se crea un texto lleno de citas a otras biblias, a libros coetáneos e incluso a Shakespeare, así como a civilizaciones de las que no hay prueba alguna arqueológica. Por no hablar de un excesivo uso de construcciones que ‘suenan a bíblico’, de las que se cachondeó hasta ese dios del bigotón que fue Mark Twain.

También existe otro libro casi más vicisitúdico: el de Abraham. Un texto tan obviamente fraudulento que hasta un par de escisiones mormonas no lo aceptan como canon (¡rechazan textos DEL PROPIO FUNDADOR de su iglesia!). Se trata, según John Smith, de la traducción de unos papiros egipcios que relataban la vida de Abraham. Pero eso no es lo más importante. Lo mejor es que este es el libro que introduce el concepto de… ¡dios interestelar!

Según el texto, Dios es uno de los seres divinos que crearon el universo (¡el mormonismo es politeísta!) que vive en un planeta llamado Kolob. Allí, sus dos hijos Jesús y Lucifer compitieron por el curro de Salvador de la Humanidad, básicamente presentando sus proyectos. El que ganó fue enviado vaya usted a saber cómo a la tierra. Lucy se cabreó y, no me pregunten cómo, se dedicó a ser mala gente con los terrestres.

A partir de aquí, se construyen varias doctrinas polémicas en el sentido de que cualquiera que las lea se descojona, por lo que muchos mormones tienden a negarlas por ser interpretaciones:

Según algunos, Jesús fue una vez un hombre santo en una existencia previa (¡politeísmo y reencarnación!) El ‘Padre eterno’ impregnó a la virgen María con su espíritu tras tener… contacto físico. Efectivamente: es un dios de la escuela Zeus de ‘si tienes que preñar a alguien, mejor lo haces tú, que para eso eres dios’.

Así que algunos concluyen que si eres un buen mormón, también te puedes convertir en un dios como Jesús, y, con suerte, tener tu propio planeta para poblar, pero sin posibilidad de juego online. Claro que luego, mediante el fornicio con muchas mujeres, podrás poblar tu mundo particular con los ‘hijos espirituales’ resultantes, que habitarán en los cuerpos de los habitantes.

Joder, con esto ni me tengo que esforzar en hacer un chiste.

Sn embargo, no hay que irse a un libro polémico para encontrar la cumbre de la vicisitud, la sordidez y el comorrr de esta religión. El propio Libro del Mormón nos lo pone en bandeja cuando dice:

Y él había causado la maldición que les sobrevino, sí, incluso una dolorosa maldición, debido a su inquidad… por consiguiente, siendo ellos blancos, y extremadamente rubios y encantadores, para que no fuesen atractivos para mi gente, el Señor Dios provocó que recayera sobre ellos una piel de negrura. Y así dijo el Señor Dios: Provocaré que ellos sean odiosos para tu gente.” 2 Nephi 5:21-22

Explicando: había un pueblo (llamado los Lamanitas) que eran unos pendones malvados y se dedicaban a hacerle la puñeta a los buenos de la función, los nefitas. Dios, para evitar que ambos pueblos se mezclaran y como maldición definitiva, les impuso el castigo más grave que se pueda pensar: los bronceó. O sea, que los convirtió en los indios. Sí, amiguitos: cuando el 7º de caballería se dedicaba al eterno pasatiempo humano del genocidio, para los mormones simplemente estaban limpiando a los descendientes de una tribu israelita maldita.

Pero dios no es tan malo. A algunos les quitó la terrible maldición:
Ocurrió que esos lamanitas que se habían unido con los nefitas se contaban entre los nefitas.; y se les retiró su maldición, y su piel se convirtió en blanca como la de los nefitas. Y sus hombres jóvenes y sus hijas se tornaron extraordinariamente rubias, y se contaron entre los nefitas” 3 Nephi 2:14-16

Por lo que se puede leer entre redundancias constantes (Smith me recuerda en su estilo a mis trabajos de facultad, en los que escribía tres veces lo mismo para que el resultado final hiciera bulto), dios tiene una obsesión por las rubias blancas que ni Landa en ‘No desearás al vecino del quinto’. De hecho, hay otro pasaje en el que Jesús hizo, cual detergente atómico, que la piel de los nefitas fuera más blanca todavía para que fueran tan blancos como él. (3 Nephi 19:25-30)

Repito: esta gente tiene un estado para ellos. Enterico.

Ahí están las cinco. Algunos dirán que se ha tratado sólo de un ejercicio de ir con mala idea a coger sólo los puntos más ridículos de creencias que tienen muchos más aspectos positivos. Y tendrían razón. Pero aquí nos reímos de todo sin problemas. Incluso de las cosas que nos gustan. ¿Acaso no hemos hecho artículos glosando las sordideces de Battiato, el Spectrum o Bergman? Pues, de la misma manera, todo aquel que sea religioso también puede disfrutar de este artículo. Y si no, que se relaje un poco. Aunque sospecho que, por mucha llamada a la calma que haga aquí, éste no será el artículo más popular en la historia de Menéame.

Y, por supuesto: es lícito comparar una religión con el Spectrum. Como ciertas creencias nos han demostrado, nunca hay que tomarse estas cosas demasiado en serio.

Antonio Ozores, Raúl Sender y Juanito Navarro son tres amigos que se llaman, respectivamente, José María, Ruiz y Mateo.

(Este es el momento en el que oteo qué lector no se ha levantado a aplaudir ante tal premisa. Y le insulto. Por lo menos, el que ha huido despavorido me merece cierto respeto).

Lo que en la primera frase se relata es la aterradora sinopsis de la película sobre la expropiación de Rumasa "Los Caraduros", ópera prima de Antonio Ozores que fue vista en cines por más de medio millón de espectadores (una cifra por la que cualquier producción española mataría hoy en día; yo el primero). La verdad es que es una frase no muy diferente de "Ben Stiller se llama Gaylo Follen", que resume TODO lo que hay que decir de "Los padres de ella" pero que, sin embargo, no tiene el calado moral, filosófico y, sobre todo, sórdido que te da hablar de Rumasa.

Como Internet empezó en España a la vez que el gobierno de Aznar, todo lo que se dijo de aquella cosa lejana de Rumasa es que Don José María era una víctima del chorizo de Felipe y sus colegas. Hoy en día, visto el calamitoso estado en el que nos han dejado banqueros e inmobiliarios sin control, lo de Rumasa ya se ve de forma diferente (bancos de un holding que usan el dinero de los ahorradores para financiar empresas en la ruina de dicho holding... ¿Se hacen a la idea de hasta dónde podía haber crecido esa burbuja?).

Pero tranquilos, este no es un blog político seriote al que gritar ¡¡¡perros a sueldo de Prisa!!! (aunque, ahora que lo pienso, a los tres nos ha pagado más de un sueldo Prisa, ¡y yo he montado el spot de Patxi López! ¡¡¡Grítennos perros al sueldo de Prisa!!! Y así terminamos con los insultos chungos y vamos a lo sórdido, que es lo que nos interesa.

Abandonando los géneros postapocalípticos, de bárbaros o de la Cannon (género en sí mismo, no lo duden) tan queridos por Paco, un servidor de usarcedes decidió zambullirse en el proceloso género "expropiación de Rumasa" (me lo invento para diferenciarlo de productos de cine político más serios como "Que vienen los socialistas"). Mi lamentable memoria de videoclub me decía que eran tres las películas de este innoble género: "La avispita Ruinasa", "Los Caraduros" y "El holding de la mosca". Pero, investigando, descubrí que lo del holding... ¡era el working title de "Los Caraduros"! Tuvieron que cambiarlo porque, en la desesperada carrera por ver quién lograba perpetrar antes una peli sobre la expropiación de Rumasa, José Luis Merino llegó antes con "La avispita Ruinasa" (palabro que llegó a calar hondo entre élites intelectuales del nivel de las Chirigotas del carnaval de Cádiz).

Así y todo, en el videoclub se llegaron a ver las dos carátulas. ¡Peich santo! ¡Es posible dar una explicación sobre el título de una película pasando todavía más vergüenza ajena que Paco explicando los dos flims sobre la Lambada!

Por supuesto, desde pequeño sabía que la película de Antonio Ozores era "la buena". Y que la otra era la del malrollismo. Y es que, en la comedia española, siempre ha estado, de un lado, el luminoso clan de los Ozores con su ingenioso vodevil en el que se crea la prenda "socorbralí" (por su integración en una pieza de sostén, corsé, braga y liguero; sutileza ante la que uno se maravilla) y, del otro lado, el reverso tenebroso de los productores casposos que, en su chalet y sin amor, rodaban cosas chungas como "El Cid Cabreador", tan lejos de la épica de "Cristóbal Colón, de oficio descubridor". Y es que comparar al Andrés Pajares de juventud con Ángel Cristo es como comparar al Burt Reynolds de "Los Caraduras" con el Kris Kristoferson de "Convoy": el sueño americano contra la muerte del sueño.

"Los caraduros", además, es una película de plena actualidad hoy en día. Y es que, viendo lo que hacen los bancos con las ayudas del estado... ¿A que hace cierta gracia que nos cuenten la historia de tres sordidazos que, como les va tan mal en los negocios, deciden intentar que el gobierno les expropie? Por supuesto, Antonio Ozores sabe que no sólo de política vive el onvre, así que adereza todo con un arriesgado y novedoso giro de guión: mientras intentan – sin éxito – que los nacionalicen, descubren que el director general de expropiaciones tiene, como ellos... (pongan voz de Jiménez Losantos introduciéndose una pinza de colgar la ropa por el ano) secretos conflictos sexuales. No, no he logrado un link de descarga para que gocen de este afilado análisis político, pero debo advertir que la planificación de Antonio Ozores convierte a su hermano Mariano en Coppola. ¿Conocen la ancestral técnica de "Deja la cámara ahí quieta, que ya se les ocurrirá hacer algo a los actores y luego no hace falta ni montar" aplicada en films como "La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos o "Talladega Nights"? Pues eso.

"La Avispita Ruinasa", por su parte, tiene actores de fuste, como el gran López Vázquez, y hasta pueden descargársela en este link pero, sinceramente, no se lo recomiendo. El malrollístico Merino, en vez de intentar hacer una caricatura del gozoso López Vázquez que pellizcaba a las suecas con el grito de guerra "pien-n-n-naaaaa", rueda – sin querer, espero – un López Vázquez metafórico à la Carlos Saura. Sí, amigos, "La avispita Ruinasa" es una sutil metáfora en la que los votos se convierten en armas que controlan clanes mafiosos con jefes a los que no se les ve la cara, pero que fuman puros. Otros tienen tirantes con la bandera de Esppppppp-ppppaña y un señor en la sombra con voz de ultratumba se llama Zorrillo. Vamos, igualito que "Rebelión en la granja". Creo que llegué a tener, de tierno infante, pesadillas con esta peli. No sabría decir si dichas pesadillas obedecían a que no se entendía nada (cada escena era un mundo de metáforas y pastillas de colores), al papel de las paredes del chalet del productor o al actor que pusieron para hacer, en una escena aislada, de presunto Diego Armando Maradona. Creo que fue esto último lo que me hizo salir llorando del salón mientras mi abuelo decía "ésta no es como 'Los caraduros'".

¿El veredicto? Gana Ozores por goleada, pero si quieren DE VERDAD entender lo que supone Rumasa para un buen sórdido, no me queda más remedio que rescatar la correspondencia vinculada al único artículo que decidí suprimir de este blog: un post sobre ¡un libro! que nadie leyó y cuya autora montó en cólera contra mi.

Es un hecho comprobado que si escribes sobre algún español no ultrafamoso citando su nombre y apellidos, esa persona va a acabar llegando hasta ti. Y, si el blog al que llega es vicisitud y sordidez (que, no nos olvidemos, ante todo es un blog de AMOR) es más que posible que no entienda que, realmente somos fans de esa persona (de la misma forma que idolatramos la ciudad de Vigo – para ira de más de un vigués - o al grupo Saurom Lamderth, pese a que sus fans no lo entiendan).

Pues bien, esta señora se googleó y no le gustó lo que encontró: al hacérnoslo saber, limpié el artículo y le dije que nada más lejos de nuestra intención que el facer befa y escarnio de ella. Antes bien, y cito la carta que le envié: " En nuestro universo, eres una heroína Paulschraderiana que viaja a los infiernos para una posterior redención: el texto del socialismo y el botón es de lo más intenso que he leído en mucho tiempo, aunque no llegue a la altura de los iconos literarios de nuestro blog: Santa Teresa de Jesús, Corín Tellado, Benito Pérez Galdós, Marcial Lafuente Estefanía y Hans Magnus Enzensberger." ¿Qué que es lo del socialismo y el botón? Aquí reproduzco una página amparándome en el derecho de cita y sin hacer ningún comentario personal. Ni Borges podría:



Pese a haber suavizado el artículo, la mujer parece que no quería seguir pagando por sus pecados pasados, o no quería admitir que Ruiz Mateos, en plena enajenación post coito le gritaba "¡Eres del pesooooe! ¡Eres del pesooooe!", así que optó por lo que hace todo el mundo hoy en internez: amenazarnos con ir a los juzgados. Feck: es la cultura censora de Google: "pinche aquí y logrará que este vídeo desaparezca de youtube o este blog de blogger". Feck, si a mi amigo Jamón le cerraron su página en Myspace por salir en una foto con su sobrina pequeña... ¡porque pensaban que era un pederasta!

Finalmente, retiré un artículo que nadie había leído: nadie me paga para ser un paladín de la libertad de expresión; esto lo hago para reírme con los sórdidos que nos visitan y, en el caso de este post, me hallaba ante alguien que no podía ofrecerme excesiva diversión. Pero fue alguien que me abrió los ojos. Y eso es lo que quiero compartir con ustedes. Olvídense de lo que les hayan contado sobre Rumasa los perros de Prisa, José Luis Merino o Antonio Ozores. El párrafo que van a leer es, para un sórdido de pro, LA VERDAD:

" Era la España negra, la España famélica de erotismos y marisco. Fue Ruiz-Mateos quien salvó la economía, prestó dinero al rey y a todos los banqueros y políticos etc etc etc. Pero nadie quiere saber la verdad. Se creó una sociedad de artificio y nuevos ricos imponiendo la alta tecnología como solución a todo y único futuro. Se puso al nuevo rico como un bufón, Ruiz-Mateos, y supongo que sabéis que en las antiguas monarquías en decadencia, la figura del bufón era imprescindible para evitar la locura real, y Real". ¿qué representa ahora esta sociedad? Todos bufones, ricos de artificio. Y no hacemos más que seguir alimentando la locura burla soberbia egoísmo y criminalidad de unos cuantos locos que se atribuyen el poder de dios y en nombre de dios siguen matando de hambre o con armas o con palizas a la mujer y así a sus hijos, relegando a la mujer y a la humanidad al nivel más bajo del reino animal, sacralizándose a sí mismos."

Siéntanse libres de exclamar "¡Cristo cósmico! ™" y, seguidamente, reflexionar sobre cómo debemos más de treinta años de democracia y libertad a Don José María Ruiz-Mateos. Puede que esta mujer no sepa que, a la que pones algo a la vista del público, el público puede comentarlo. Y no siempre te gustará lo que vaya a decir. ¿Denunciará a los de esta web por haberse cachondeado acerca de sus creencias en la "medicina natural"? Los juzgados lo dirán: seguro que tramitan su queja antes que la de algún violador pederasta, aunque después de alguna querella de la SGAE, que para todo hay clases.

En cualquier caso, la película definitiva sobre Rumasa aún está pendiente de rodaje. Si me preguntan, obligaría a que enta munhé escribiese el guión. Y que la dirigiese Sáenz de Heredia. Y que tenga una secuela realizada por Uwe Boll subtitulada "Electric Boogaloo". ¡Y que salga Paul Rodgers as José María! Soñar es gratis, pero en un mundo en el que un Legionario de Cristo financió la Monarquía y la democracia española TODO es posible. Incluso cosas como esto:

video

PD científica: Como todos sabéis, el universo proviene de un big bang y se encamina a un big crunch en el cual ningún punto del espacio será distinguible de ningún otro. Sólo surgirá un nuevo universo cuando se produzca una nueva singularidad entre esos puntos indistinguibles. Visto lo chungo del single en vinilo "¡Ese hombre!" podemos afirmar que dicha singularidad será Grabriel, Por ello, el nuevo universo qus se cree consistirá en una aterradora mezcla de neojebismo y cacaolat. Es una suerte que no vivamos para verlo.

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget