29 mayo 2009

El gran test de Vicisitud y Sordidez: ¿Eres un buen sórdido/a?

En arrebato de poca vergüenza, vamos a publicar una mini entrada escrita en, concretamente, 20 minutos. Ya sabemos que estáis acostumbrados a los posts ¡¡¡¡ÉPICOS!!!!, pero, qué coño: no siempre da tiempo. Sobre todo cuando andas acabándote el Saints Row 2 (Sr. Fox) y dándole al Guitar Hero Metallica (Sr. Vicisitud). Tareas que no son de provecho. Pero siempre hemos sabido que de nosotros no se saca mucho provecho. O, al menos, eso decían nuestras madres.

Así que hemos hecho un test en el Facebú sobre conocimiento del blog. (Es nuevo con respecto a los que estaban antes, sí te dice en qué has fallado y cuál es la buena, es más fácil y tiene 30 preguntas, en lugar de 10 y 10.):

Haz el test.

¿Qué gana el que consiga un 100%? El sustituir la preocupación del haber malgastado tres años de la vida leyendo este blog por un texto en el que te aplaudimos. Vale, no es mucho consuelo pero... ¿para qué hacer un test tonto de Facebook pudiendo hacer un test tonto Y sórdido de Facebook?

Esperamos vuestros resultados.

24 mayo 2009

La liga fantástica de F1. Round 6: Monaco


Ni safety car, ni orgía de destrucción... Una vez más, todo lo bueno ocurre fuera de la pista. Concrteamente con LA escudería que anuncia su firme propósito de llevarse esta liga fantástica de calle: Ferrari. No les llega con hacer sangre del nombre de escuderías de muertos de hambre como Epsilon Euskadi (3+4 de estilazo) sino que, en una apoteosis de rizar el rizo... ¡llevaron a la FIA a jucio! (10). Y, para que algo quedase en pista, su "no te saltes las chicanes" a Massa (que ya se lleva 1 y 1 por este hecho) merece 3 puntos.

No olvidemos la homsexualidad intrínseca a Force India, con Fisichella tocando el culete a un señor durante un partido de futbol y con Sutil pidiendo a la afición española que le empujase fuerte (bello, by the way el momento en el que no se deja doblar por Alonso y casi hace que éste se piñe: 1).

Still, pese a la belleza de la carrera de Button para llegar al podio - ¡porque aparcó donde no debía! - y recoger en solitario el trofeo (3) (¡por favor, que se haya beneficiado a la hija de Carolina afterwards!) y, de paso, refotarse con un miembro de su equipo (3), el más grande de la carrera ha sido Buemi en su sodomización suicida de Nelsinho (6+3 de estilo). Nueve puntos con los que supera la gesta del Mierda en entrenamientos (2x2 + 2 de estilo por joder la caja de cambios y recibir una penalización (1) en parrilla) y su toque a Heidfeld en carrera (1).

He aquí los resultados, que incluyen una sonrisa de Kimi:




Perpetrado por Vicisitud y Sordidez (desde casa de Paco Fox).

19 mayo 2009

Doce frases que deberían desaparecer de las críticas de cine

Hay expresiones cuya lectura te causa una extraña sensación de desasosiego, fatiga y vibración colibrítica del orificio anal. “Piel llena de pústulas” es una de ellas. “Exploración colonoscopia” es otra. Y, obviamente, “Pintura al gotelé”.

Por supuesto que ciertas frases que aparecen en las críticas de cine no llegan a este nivel de espanto, pero andan cerca. Hablo de expresiones tan gastadas que hacen parecer originales a cosas como "ojos de gata" o "loba herida". Y no sólo son tópicas: a menudo duelen por lo vacías de contenido que están.

He de reconocer que la mayor parte de estos exabruptos no suelen encontrarse en las reseñas más leídas. Hay críticos de cine curtidos que no suelen caer en estas trampas. Otros no tan decentes las evitan de una manera más lamentable. Esto es, haciendo oposiciones para aparecer constantemente en ‘Cultureta Watch’. En este post, sin embargo, nos adentramos en el peligroso terreno de, bien comentaristas viejunos que siguen repitiendo las mismas tonterías que en los ochenta, bien de amateurs interneteros con ganas de hacerse los serios.

Aquí va la guía de las doce frases que hay que evitar en toda crítica por el bien de la humanidad:


12.- El (nombre del director) más cinéfilo
Lo que aparenta decir: “Es un director al que le gusta el cine
Lo que realmente esconde: “La única gracia que tiene esta película son las constantes citas a otros films. Que YO he pillado. Que conste. Que he visto muchas películas. Que soy muy freak

La expresión en sí no es tan reprobable. Pero está más sobada que l… No. No voy a hacer un chiquitismo porno. Que tampoco quiero ser tan predecible.


11.- Un ejercicio de estilo
Lo que aparenta decir: “Una película originalmente rodada
Lo que realmente esconde: “La película es un rollo y va a aburrir a hasta al jurado de un festival de cine iraní, pero al menos el director hacía planos y/o montaba raro

Lo lamentable de esta expresión es que lo abarca absolutamente todo: desde ‘El fuego de la venganza’ hasta una película basada en poner una pantalla azul que cambia gradualmente de color (En serio: existe). Incluso el resultado de peinarme cada mañana con mis dos remolinos y mis canas rebeldes supone un ejercicio de estilo. Otro ejemplo: me voy al campo con Vicisitud y hacemos un ejercicio de estilo al que titularemos ‘Un onvre y su palo: Estudio euclidiano sobre la interrelación entre el movimiento y la vicisitud’.


¡Ala! ¡Ahí tenéis un ejercicio de estilo que no vale absolutamente para nada!


10.- Una película que mejora como el buen vino.
Lo que aparenta decir: “Esta película me gusta más cada vez que la veo”.
Lo que realmente esconde: “Soy culto porque hago metáforas con el vino. Y el vino es lo que bebe la gente interesante. Que sí, que lo vi en ‘Entre copas’. Vino. Vvvvvvvino”.

De la misma manera que ‘senos turgentes’ es la forma vergonzosa de decir ‘tetas grandes’, ‘mejora como el buen vino” es la frase lamentable que utilizan críticos aficionados para rellenar una reseña positiva diciendo, por quinta vez, que la película está bien. Porque hay una gran verdad inherente al comentario de cualquier texto: cuanto más mala sea la obra, más entretenido será escribir de ella. Porque si es buena, es tremendamente aburrido explicar por qué lo es. Así que sólo te queda ponerte onanístico para rellenar espacio. Inmortal tarea que ha ofrecido a la humanidad gran parte de los libros de cine en español y demás señales del Apocalipsis.


9.- Una película de una factura impecable
Lo que aparenta decir: “Una película la mar de aparente
Lo que realmente esconde: “No sé qué decir. De lo de ‘una buena fotografía” ya se ríe hasta mi abuela, así que tendré que decir que la peli se ve bonica, pero de otra manera”.

Casi todas las películas que tienen un cierto presupuesto están más o menos bien hechas técnicamente. Así que es irrelevante decirlo. Es como contarle a alguien de qué va un capítulo de House y decir ‘Se equivocan con el primer tratamiento’. ¡Eso ya lo sé! Lo que me interesaría serían otras cosas más inusuales, como que Cuddy se acueste con alguien, que Cameron eche un polvo o que 13 NO folle con nadie.


8.- Certero análisis de la condición humana
Lo que aparenta decir: “Esta es una película que trata temas importantes”.
Lo que realmente esconde: “Soy muy profundo, porque la película hablaba de cosas profundas y yo me he dado cuenta. ¿A que soy profundo? Vvvvvino.”

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el mejor libro de cine jamás publicado es ‘La gran superproducción’, de Superlópez. Ya le gustaría a Román Gubern poder transmitir tan eficazmente tanta sabiduría y erudición. Uno de los muchos grandes momentos de este tebeo acontece al final cuando, en un giro de guión que se adelanta en décadas al de ‘Un final made in Hollywood’, la crítica abraza emocionada la gran película ‘Tronak, El Kárbaro’. A la salida de la proyección, se ve esta viñeta:


Esto es, una denuncia de lo que mi madre llamaba ‘buscar tres pies al gato’ y el resto de la humanidad, simplemente, ‘paja mental’. Cachondeándose de este subgénero de infra-literatura cinematográfica, el gran Jan se deja caer con la maravillosa frase ‘La sutil anécdota argumental sirve para abordar, con espíritu de entomólogo…’, la cual resume perfectamente por qué hace tiempo que sólo compro libros de cine con entrevistas o sobre productores.

Muchas son las expresiones que, como ésta, parecen anunciar: “¡Aquí estoy yo! Ahora voy a hacer frases de hasta cinco líneas y no se va a enterar de nada ni Perry Mason!” Para esta octava posición he seleccionado ‘Certero análisis de la condición humana’, pues es una que me he encontrado en más de una ocasión. Porque está claro que todo análisis que incluya frases como ésta es automáticamente sospechoso de acompañar a una película que probablemente no tenga nada que decir sobre la condición humana. Y que, encima, sea un aburrimiento. Por lo tanto, se trata de ese especial y maravilloso tipo de afirmaciones que inevitablemente generan en el lector una gran cantidad de indiferencia y niveles nunca antes registrados de falta de deseo de ir al cine.


7.- Una película rabiosamente (lo que sea)
Lo que aparenta decir: “Sea lo que sea, es super-chupi-megaguay
Lo que realmente esconde: “Aquí ando, buscando adverbios, y no se me ocurre nada. Voy a poner este para connotar moen-nidad y trasgresión”.

Y, sin embargo, ‘rabiosamente’ dejó de connotar moen-nidad hace aproximadamente cinco lustros.


6.- Un simple espectáculo pirotécnico
Lo que aparenta decir: “Hay muchos efectos especiales, pero no aportan mucho a la trama”.
Lo que realmente esconde: “Da igual que me haya divertido o no. Como la peli es una superproducción de género, haré una metáfora fallera para meterme con ella”.

Atacar a una película sólo porque es espectacular es una actitud de un elitismo que hace que Bjork parezca Georgie Dann. Porque, ¿en qué momento eso se convirtió en un problema? A mí no me gustan especialmente los fuegos artificiales, pero el caso es que cada vez que hay una demostración, aunque sea en las fiestas locales de Puturrilla del Monte, TODO el mundo se queda extasiado mirándolos.

Que una película sea espectacular es, al menos un valor. Bien es verdad que se podría decir algo así como "Es espectacular, pero puede resultar vacía para los que busquen un subtexto más complejo". Y eso sería lícito. Pero la utilización de ‘simple’ le da a todo un tufillo de ‘por debajo de mi intelecto’ que hace que el crítico parezca miembro de la nobleza británica. Esto es, gilipollas.


5.- Una carta de amor al cine
Lo que aparenta decir: “Es una película excelente
Lo que realmente esconde: “Esta obra está dentro del selecto grupo de películas que son ARTE y que sólo podemos apreciar los verdaderos cinéfilos”.

Seguimos con nuestro maratón de frases comodín para cuando no se sabe qué más decir de una película que te ha gustado. Pero esta me causa un especial dolor de vientre. El motivo es que esa invocación de la palabra cine como si tuviera que escribirse con mayúsculas pone gilipollezómetro al rojo. Porque el caso es que hay mucho chaval que acaba de descubrir que esto del cine es algo más que las pelis con las que se divertía de pequeño y empieza a reverenciarlo como si se tratara de una religión, con un respeto que, en realidad, sólo se merecen disciplinas mucho más interesantes como la limpieza diaria del glande o el proceso de depilación de las ingles. Son los mismos que olvidan los valores de Jerry Bruckheimer y gustan de ser llamados ‘cinéfilos’.

Leer esta expresión en cualquier parte de una crítica es una señal de aviso: sabes que el autor está a punto de pasar olímpicamente de la película y se va a poner artit-ta y a demostrarnos que tiene sentimientos. ¿Pero es que nadie le ha dicho que hacerse el sensible escribiendo este tipo de cosas no hace que puedas ligar?


4.- Se ajusta a los parámetros del cine comercial
Lo que aparenta decir: “Esta película es simplona”.
Lo que realmente esconde: “Me da vergüenza que me haya entretenido y pido humildemente disculpas por ello, no vaya a ser que piensen que no soy culto”.

La profunda irrelevancia de la expresión no emana solo de lo tópico que resulta su uso, sino también del poco sentido que tiene. De entrada, todo cine es comercial. Hasta los de las salas de V.O. Lo que pasa es que quieren sacarle los cuartos a distintos tipos de público. Por lo tanto, la frase completa sería algo así como "Se ajusta a los parámetros del cine con vocación de abarcar a un mayor número de tipos de público posible”. Lo cual ya quita de la ecuación a un alto porcentaje de película para mayores de edad y, sólo de cara a la taquilla española, cualquier cosa que se llame ‘Star Trek’.

Así pues, se trata de una expresión heredada de épocas pasadas en las que se creía que todo buen cine tenía que ser necesariamente un drama aburrido con grandes silencios. El que ya hayamos ganado esa batalla hace que su uso se lleve un -5 de in-estilo por inutilidad con bonus de colleja bien dada.


3.- Una estupenda puesta en escena
Lo que aparenta decir: “La peli está bien. O algo así”.
Lo que realmente esconde: “No tengo ni idea de lo que decir, pero puestos a soltar algo, ‘puesta en escena’ suena bien porque la dicen los franceses. No es que sepa qué significa, válgame dios, pero seguro que tiene que ver con hacer las cosas o lo que sea que haga ese al que llaman director. ¿No era el que escribía los guiones?

Aquí tenemos el término comodín más extendido dentro del mundo del comentario cinematográfico. Hagan ustedes una prueba. Cada vez que alguien lo suelte, pida automáticamente, quitándose las gafas de sol y mirándole directamente a los ojos, que le explique qué significa. Tras unos momentos de estupefacción y encogimiento de gónadas, les prometo indefinición y balbuceos en la respuesta. Y que será difícil encontrar a dos personas que den la misma definición.

Añadan puntos extra, patada en el culo y retortijones intestinales si se dice ‘una estupenda mise en scène’.


2.- Uso de una estética videoclip
Lo que aparenta decir: “Hay muchos planos y las señoras mayores se van a marear”.
Lo que realmente esconde: “Yo soy serio. Y a la gente seria le gustan los planos largos y contemplativos. No como las que acompañan a esas canciones que no son serias. Yo lo soy. Vvvvvino”.

Parece ser que hay bastante gente que todavía no se ha dado cuenta de que la aceleración del montaje es algo que ocurrió hace años. Nota a Carlos Aguilar y sus lectores: Michael Bay ganó, y los videoclips (los que quedan, que con la crisis del disco cada vez se hacen menos y más baratos) ya tienen planos más largos que cualquier peli de Tony Scott. Soltar esta frase hoy en día es más lamentable todavía que cuando se decía en los 90. Pues si entonces era de viejuno de pueblo en heroica lucha frente a la malvada evolución del lenguaje, hoy es de aprendiz de cultureta más perdido que Jaime Rosales en una peli de Ozores.


1.- Cine en estado puro
Lo que aparenta decir: “La peli está bien
Lo que realmente esconde: “Me siento imbuido de cultura y ungido por los dioses para ser el defensor del Buen Cine(tm)

Hermana gemela de ‘Cine en mayúsculas’, esta frase se alza con el primer puesto básicamente porque el uso de Gonzalo Serrano de la expresión “…en estado puro” ha logrado que baje aun más en la escala de terror insondable y se sitúe justo al lado de ‘En la ciudad de R'lyeh, Cthulhu, muerto, espera soñando’ y ‘Rollito canalla’.
Al igual que ocurría con la frase anterior, se puede jugar malévolamente a preguntar a cualquiera qué demonios quiere decir con “cine en estado puro”. Aseguro que no tendrá ni puñetera idea de qué contestar. Añádase bonus de ignominia si la expresión va al final de la reseña acompañada de un ‘En definitiva’.
Existe una variedad con la que hay que tener más cuidado: ‘Frikismo en estado puro”. Puede sonar más distendida, pero, en el fondo, es lo mismo: un tópico gonzaloserránico sin sentido que da más grima que Antonio Garisa haciendo pesas untado de aceite.


Hasta aquí la lista. Una vez más, estoy seguro de que los lectores tendrán más frases que les produzcan urticaria y ganas de practicar la limpieza anal con el artículo en el que estén incluidas. Os animo a compartirlas con nosotros.

Vvvvino.

Vvvvvvvagina.

12 mayo 2009

Los 100 discos con valores 4: El clímax

Llegamos por fin al final de esta épica lista (recordemos: epichode 1, 2 y 3). ¿Cuáles serán los discos que mejor representan los valores de este blog? ¿Quiénes ocuparán los tres primeros puestos? Y, sobre todo, esa pelota de polvo de debajo de mi cama, que podría tener vida propia... ¿procrea con los cachos de uña que me corté esta mañana?

Ah, antes de comenzar, un momento vicisitúdico. Llamo a Paco y le digo “Paco, no está el 2112 de Rush”. Él me responde “Nunca estuvo”. Grito “¡Feck! ¡Dramaaaarrrll! ¿Se puede quitar algo del top 25 para ponerlo?”. Revisamos los discos de esta lista y nos damos cuenta de que son todos una pandilla de absolutos intocables. ¡No podía ser de otra forma! Así que, como pataleta, un aperitivo de Rush antes de la lista:

Mención especial: Rush – 2112

Todo buen freak adolescente tiene el sueño de rebelarse contra el mundo que le ha condenado a recibir collejas y no follar. Por supuesto, puede liderar una rebelión contra el opresor o aspirar a dominar el mundo siendo él dicho tirano. George Lucas y Rush optaron por la primera opción y, aunque “2112” no haya sido tan famoso como “Star Wars”, supera a la Santa Trilogía en chunguez (una rebelión hecha a través de la música en vez de con rayos láser) y, sobre todo, en la VOZ. Sí, Darth Vader molará, pero no tiene esa voz de haber jugado durante 40 años seguidos – días y noches en vela – a Dragones y Mazmorras que tiene Geddy Lee. Como regalo para los más frikis del lugar, una foto que mezcla a una de las féminas más deseables de “Sin tetas no hay paraíso” con vuestro grupo de Geek Sinfónico favorito: ¡¡¡¡La Vane oye a Rush!!!!

V.Cisitud


24.- La Trinca: Quesquesésemerdé

Soy de esa generación que puede fijar su "pérdida de la inocencia" en el momento en que entendió qué quería decir la Trinca con letras tan ingeniosas como "llevan colgando los hombres/ un cilindrín un cilindrín". Pero, si hay que buscarle valores objetivos a este disco, hay que decir que es EL referente ineludible para todo álbum de humor sórdido-salchichero que se precie. "En las fuentes de Versalles contempló con estupor / a unos patos arrimar el culo a un surtidor" hizo que viajase a conocer ese palacio donde logró inventarse el bidet que luego quiso reivindicar el insaciable populacho "para poderse bañar sentado y no de pie". Otros himnos incluyen el tema pro-evolucionista y anti-Darwin a la vez – que lograría poner en su contra a los dos bandos, lo cual es meritorio – que reivindicaba que el onvre venía de la patata o esa magnífica oda al papel higiénico que subraya, en un alarde de comunismo magníficamente entendido que el váter iguala al "proletariado y capital / soldado raso y general / analfabeto e intelectual".

Se coja por donde se coja, este disco no tiene desperdicio: un último rayo de lucidez mientras Felipe nos metía en la OTAN.
V.Cisitud



23.- Sabrina: Boys, Boys, Boys

La cumbre absoluta del pussy pop fue debidamente analizada en este artículo. Lo que quedaba por decir es que “Boys” no sólo contiene dos temazos – “Boys” y “Sexy Girl” – sino que, además, se atreve con clásicos como el “Do you think I’m Sexy” de Rod Stwart o el “My Sharona” de The Knack. Disfruten del vídeo de este último tema y díganme cuánto tardan en darse cuenta de que Sabrina no sabe la letra, ni hablar inglés ni el tono en el que va la canción. Y si realmente eso importa un carallo.
V.Cisitud




22.- Richard Clayderman: En su piano sin control

El mayor de los genios sólo es capaz de parir una genialidad en su vida. Y ya. Que nadie os confunda diciendo que tal o cual grupo "son capaces de todo" porque la realidad es que incluso los Beatles, reencarnándose mil veces, no lograrían algo tan perfecto, puro e icónico como ese Piano Blanco (así, con mayúsculas) de Clayderman retratado a través de mil flous mientras sus dedos derrochan esas notas que tocan esa parte del corazón de la que todos se avergüenzan. Esa parte que sólo personas como Nancy Reagan son capaces de sacar a la luz diciendo LA auténtica verdad: "Richard Clayderman es el hombre más romántico del mundo". Esta impresionante recopilación tiene, además, el valor de surgir gracias a un delirante anuncio que, a una juventud desconocedora de Clayerman, logró impactarle más que cualquier mierda de Nike hecha con el deportista cretinoide de turno. ¿Qué dijo Clayderman del anuncio? Pues nada que tuviese algún atisbo de ironía: cuando vio el lugar, a orillas de un lago, por el que se deslizba su piano sin control, sólo dijo: "Qué bello". Eso es el Amor, el Sentimiento, y el Piano Blanco con mayúsculas, señores.
V.Cisitud



21.- S.O.D.: Speak English or Die

Cuatro jevorros se reunen para tomar unas cervezas. Conforme la tarde avanza y degenera alcohólicamente, se preguntan cómo sería el mundo visto a través de los ojos de un ultraderechista terminal. Beben algunas cervezas más y graban, esa misma tarde, un disco de 25 minutos de duración con 21 canciones. Salvajismos como "The Ballad of Jimi Hendrix" (tocan 3 segundos de Foxy Lady para luego decir "You are dead!"), o el blues premenstrual de la princesa ("Irving... ¡Ayúdame a encontrar mis maxi compresas antes de que pinte toda la casa de rojo!"), por no citar la bella morofobia de "Fuck the Middle East" o la xenofobia más general de "Speak English or Die" conforman un disco que logra adelantar a Chuck Norris por la derecha pero con humor y demostrando que "El derechismo bien entendido favorece la acción". Disfruten de este vídeo donde tocan todas sus baladas en directo ante un atónito público de Seattle que comienza a escupirles cuando acometen "The ballad of Kurt Cobain".
V.Cisitud




20.- The Who: Tommy

Pete Townshend le explica su "gran idea" a la discográfica:
- Voy a hacer un disco doble conceptual sobre un niño que se queda sordo, ciego y mudo y que se termina convirtiendo en un líder de secta porque, pese a sus taras, tiene un don especial para jugar al pinball.
- Beg you pardon?



- Sí, además vamos a hacer gira por teatros... ¡y una película!
- What the fuck?
- Y la peli quiero que la dirija Ken Russell: un sórdido entre los sórdidos que también quiere que el cantante del grupo, Roger Daltrey, haga de Liszt con un falo de tres metros penetrando una vulva gigante sólo para que le guillotinen la minga. ¡Pero en mi peli quiero que haga un clímax con champán, judías y chocolate!



- ¡Y luego, cuando pasen 25 años, para celebrar el aniversario del disco haré una gira teatral en la que Phil Collins hará del tío pederasta de Tommy que le termina dando por el culo mientras dice "no podrás ni verme ni oírme, ni gritar mientras jugueteamos"!
- No sé quién coño es ese señor pero no podría sonarme más sórdido.



Pocas obras más perfectas se me ocurren que "Tommy": no sólo puede ser la mejor música jamás compuesta por un ser humano, sino que, además, logra ser épicamente sórdida y demuestra que las grandes cosas tienen que ser eso. Grandes.
V.Cisitud

19.- Caravan: For Girls Who Grow Plump In The Night

Más whimsical. Y a estas alturas ya deberíais saber qué significa esto: chistes forsálicos diseñados para practicar holocausto en tus neuronas. El título del disco en sí ya es un juego de palabras chungo que erotiza la expresión ‘Things that go bump in the night’. Y en esta maravilla también se puede encontrar esa obra maestra sobre el fornicio llamado ‘El perro, el perro, ya está otra vez’ de la cual ya os hablamos aquí.

Coeficiente freak que se multiplica como hongos de Yuggoth gracias a la inclusión de una oda a Cthulhu que presenta una de las más simpáticas faltas de adecuación entre música y letra que se hayan dado en el tétrico mundo de la música lovecraftiana, pocas veces dispuesta a tratar a este escritor como merece. Esto es, de cachondeo.
P.Fox



18.- Stone, Aitken & Waterman: Gold

Uno de los primeros casetes que me compré fue el del disco de debut de Rick Astley (¿es que hay si quiera que considerar la existencia de los otros?) Sé lo que dice eso de mi heterosexualidad: concretamente ¡maricón! Pero no hay que confundirse: todos los que creían que era música para nenas (por aquellos entonces no había movimiento gay apropiándose de absolutamente todo el puterío) no habían leído bien los créditos de las canciones. Si lo hubieran hecho, habrían descubierto que los jrandes Stock, Aitken & Waterman también eran los autores de las melodías que acompañaban a los videos de Samantha Fox con los que se hacían pajillas, así como aquellos de la morena de Bananarama (Las otras me dan igual: esa era la que me ponía). Pero claro, nadie se daba cuenta de ello por un motivo claro: casi todos teníamos las cintas (con suerte, de cromo) piratas, por lo que nada de créditos. Pero yo, en mi aburrimiento Algecireño, sí que pude memorizar a este trío, sobre todo por la inmejorable sonoridad de sus apellidos. Comprendí entonces que no se trataba de que todos los éxitos de Los 40 Subnormales de la época sonaran iguales: ¡es que eran de los mismos tíos! La gente habla de la cantidad de números 1 de los Beatles, pero nadie reclama el valor de SA&W, capaces de llenar las listas de éxitos y, encima, con la misma canción. Lo cual es digno de encomio.
P.Fox


17.- Ex-aequo: Gigatrón y El Reno Renardo.

17a.- Gigatrón: Los dioses han llegado
¡Debater! Sé que Gigatrón no quieren abarcar todo el metal, sino sólo su lado más lumpen, litronero y de caballón. Sé que quizás sería más ético meter a los grupos primigenios que exclamaban "Sólo me lo hago en mi amoto". Pero... ¡joder! hay veces que, de tanto mentir, se acaba diciendo la verdad, y me creo que Charlie Glamour termine diciendo a las señoras que le piden que les firme las bragas "Eso está hecho... pero no tengo bolígrafo". Still, ya sabéis por qué está este disco aquí: resulta imposible para ningún ser humano estar más sembrado que en "Te peto el cacas". En el Kobetasonik, la magnífica actuación de Europe, sepultada por el cántico de los jeborros concurrentes acabó siendo así:



Redondéenlo con otros himnos como "El barco de colegas" y, sobre todo, con esa joya cock rocker de "Tú eres mi veneno" donde dice que Bon Jovi nos enseño que en el jebi también hay un sitio para el amor y a todos nos quedará claro que, nena, cuando yo te la meta, y esté tatuado en tu teta, cerca del corazón, no habrá más que un peta entre los dos.
V.Cisitud

17b.- El Reno Renardo: El Reno Renardo y el reino de la cagalera de Bisbal
No suelo ser fan de los grupos musicales eminentemente humorísticos. Pero aquí podemos encontrar:
- Caca
- Mecano
- Épica medieval
- Cachondeo con los pijos y los perroflautas
- Colonoscopia
- Metal
- Ochenterismo

Sólo faltaría que el Reno apareciera con bigotón en la portada para que esto fuera la banda sonora de este blog. Sin embargo, lo mejor de todo es que… ¡está bien tocado! ¡Y varias de las canciones propias son buenas! Eso es lo que los distingue del resto de caspas humorísticas y el motivo por el que Vicisitud y yo no nos hemos puesto de acuerdo para esta posición 17.
P.Fox


16.- Deep Purple: Slaves and Masters

Has compuesto EL riff de guitarra por antonomasia, has grabado EL disco en directo por ídem, has sido incluso tan sórdido de crear el precedente de lo que tiene que ser un buen disco de grupo cañero + orquesta marca chungoman, has vuelto a reunir tu grupo por dinero... ¿Qué más te queda por hacer en la vida? ¡Joder, pues meter a Joe Lynn Turner en tu grupo! Enta ovra es un culto a que el AMOL es lo único importante en la vida, y que vale la pena renunciar a tu pasado a cambio de una buena permanente, un mejor lifting y un cantante que personifica lo mejor de la mejor música: el AOR. ¿su idea era "sonar comercial y obligar al resto del grupo a que se vistiesen como es debido"? ¡Eso es lo mejor que se puede hacer! ¿Quién no quiere que millones de personas te escupan en el orto para penetrártelo o que, en su defecto, te abracen? ¡Sólo los amargados! Y Joe Lynn no es para ellos: allí donde él iba, sólo crecía el amor incondicional o el odio absoluto entre los estupefactos fans. Y este disco es su desafío definitivo.
V.Cisitud



15.- Queen: Jazz

Llevamos un Queen sin Freddie y un Freddie sin Queen. Para la parte alta de la lista, nos hemos reservado un Queen total. El disco sórdido definitivo del grupo. Una maravilla que tiene los santos cojones de abrir con su tema más whatthefuck. No quiero ni pensar lo que tiene que pensar un cool de él. Imagino que G.Sanz diría:
Tras su paseo por las Arenas-rock de ‘We Will Rock You’, el grupo del tanzano afincado en costas inglesas Farrokh Bommi Bulsara se adentra en las cálidas aguas del sordid-prock con un disco repleto de mementos de unas vacaciones de la cordura y el sentido común. Y, con las mareas jazz de Taylor y las poderosas curvas sónicas de May como acompañantes, se desmarcan con un castillo de arena que despierta memorias de insolación y cortes de digestión. Retratos country de posaderas, zambullidas en el disco funk, palazos de acústica y hasta un guiño al islamic-prog en ‘Mustapha’ para un LP que deja agua en los oidos y necesidad de after sun..
P.Fox


14.- Jethro Tull: Aqualung y mención especial a Songs from the Wood

En un post anterior tratamos la jrandeza sórdida de Anderson. ¿Qué aspecto de su variada ovra podemos elegir? ¿El sexo bucal de ‘Rock Island’? ¿El onanismo de ‘Thick as a Brick’?¿La escatología de ‘Too Old To Rock And Roll? ¿El fornicio de… bueno, de casi todos los discos?
Al final, nos hemos decidido por dos. Por un lado, la profunda sordidez de ‘Aqualung’, que incluye orines en los pies, mocos, prostitución adolescente y como bonus, una hermosa crítica a la religión organizada y la bella imagen de dios cogiendo de los huevos al protagonista de ‘Locomotive Breath’.
Por otra parte, no hemos podido resistirnos a dar una mención especial a ‘Songs from the Wood’, simplemente por los fermoso que nos parece toda loa al fornicio rural. Que sí, que como avisaron Siniestro Total, ‘los ecologistas están en la hierba / y luego y todas sus partes se llenan de mierda’. Pero trotar por el campo y ser violado por una pija es un tema de punzante contenido socio-festivo que debería ser abordado con rotundidad en todo disco con aspiraciones a ser objeto de burla en general y admiración rendida en este blog.
P.Fox


13.- Pimpinela: Lucía y Joaquín

Para muchos lectores de ente vlog, su rubicón fue leer que éramos sinceros fans de Pimpinela. ¡Qué fácil es decir jaja jeje jiji juju y comentar que qué punkis son los de vicisitud y sordidez! Pero, claro, ir dos veces a verlos en directo impide el poder excusarnos ante terceros diciendo "es que lo hacen por la coña...". A partir de ahí, nuestros maravillosos lectores supieron lo que había y nos quisieron (queremos creer) de otra forma mucho mejor. Y nosotros a ellos.

¿Por qué este disco? Porque contiene "Yo, dueña de la noche", temazo con arranque de hard AOR que deriva a gran melodramón sinfónico y que yo creo que ejemplifica todo a lo que debe aspirar un buen culebrón: cardados y pasión desatada más allá de lo épico que no deje un solo ojo seco entre el público. Cada vez que monto una escena de "Sin tetas no hay paraíso" intento alcanzar esta cumbre del sentimiento con laca y sin ironía ni hostias. Sé que nunca lo conseguiré, pero los maestros siempre han de ser inalcanzables. Feck termina de sonar este tema y las lágrimas no me dejan ver el tecladorr cdjasdfkj eriowkd wosqw.
V.Cisitud




12.- Carmen: Fandangos in Space

Cualquier persona en su sano juicio consideraría que un grupo inglés mezclando flamenco y progresivo es una sordidez. Y tendrían razón. Por eso están aquí.

P.Fox

11.- Luis Cobos: Capricho Ruso

Tras la indigestión de género chico (que no menor) de su anterior disco y su papel de sazonador de la adaptación fílmica de ‘La corte del faraón’, Cobos prepara un menú internacional. Y, henchido del espíritu de un Tchaikovsky tocado por la gracia de Paco Pil, cocina un inspirado strogonoff de frenesí rítmico y lo presenta para una masiva y orgiástica deglución. Melenas al viento, ritmos cosacos y un toque de la experta cocina de la Orquesta de la Televisión Rusa para un plato que huele a libertad y acondicionador.
G. 'Paco Fox' Sanz

El resto de la entrada, aquí.



10.- David Lee Roth: Sonrisa Salvaje

Dentro de la sana actitud de vivir a carallo sacado, aquí siempre hemos defendido el ponerle un toque de canela y un lazo a dicho carallo. Nadie mejor que David Lee Roth para ejemplificar esos valores. No sólo le llegó con hacer el mejor disco de cock rock putero de la historia ("Eat 'em and Smile") sino que decidió regrabarlo... ¡en español! O más bien en mejicano-californiano. ¿El resultado? (esperen a la entrevista mejicana subsiguiente)



¡Ay, si el mercado hispano lo hubiese convertido en el smash hit definitivo! Hoy en día estaríamos hablando de lo buenos que “eran discos como ‘Rascacielos’, ‘Un poco no es suiciente’ o ‘Tu sucia boquita’”. Pero se perdió la oportunidad histórica y el mercado de habla hispana siguió la infecta senda de Juan Luis Guerra o, décadas más tarde, de Daddy Yankee. Por eso, lloren con este disco – y consideren en él representados a los seis primeros y soberbios álbumes de Van Halen – pensando en lo que pudo haber sido y, lo que es más importante, deseando que, el día que a todos nos toque abandonar este mundo, seamos dignos de que pongan “Así es la vida” en nuestro funeral.
V.Cisitud



9.- Saurom Lamderth: Sombras del Este

Grandes enfados nos llovieron cuando el extenso comentario de este disco acabó linkado en el foro de discusión del grupo. Lo que los pobres airados visitantes no entendían es que sí: se puede uno reír del disco y, al mismo tiempo, adorarlo por su increíble falta de coherencia entre la épica musical de unas partes y la extrema vicisitud de otras. ‘Sombras del Este’ es otra de esas raras ovras sórdidas que se menean orgullosamente el caralho ante los adalides del cool y del supuesto buen gusto (y, en definitiva, el aburrimiento) y expresan su exacerbado frikismo con alegría y letras ignominiosas. Todos juntos: ¡Sooooooy Aragoooooorn hijooooo de Arathoooooorn!

P.Fox



8.- Richard Cheese: Apperitif for Destruction

El lounge vuelve a ser la barra donde los sordidazos pueden tomar sus Martinis en smoking y acosar a alguna jovencilla despistada que pasase por allí gracias a Richard Cheese. Nunca el piano de hotel mallorquín para alemanes y la voz engolada dieron más juego: Sinatra erró con todas sus canciones, y Richard elevó a nuevas cumbres de la sordidez, ignominia y genialidad todo lo que tocó en “Aperitif for Destruction”: del dueto con Stephen Hawking al Sunday Bloody Sunday a ritmo de mambo Richard vive en un estado de gracia.

¡Y he hecho este párrafo sin decir “Tour de force”!

Pero podría decir tableaux vivants.

Tableaux vivants.
V.Cisitud


7.- Siniestro Total: Siniestro Total II

Nuestro espíritu es tirando a barroco, lo cual implica que, musicalmente, somos más de cosas complicadas, de ponernos camisas con chorreras, de cardarnos o de vestirnos de niña medieval y correr por el bosque. Pero incluso seres alambicados como nosotros – y todo el mundo – tienen siempre la necesidad de un arrebato punki. Para esos momentos, recomendamos NO perder el tiempo en cosas como los Ramones, The Clash o The Sex Pistols. No cuando se tiene a mano un disco tan pletórico de valores como la segunda obra de Siniestro Total. Arrancar diciendo “Sabías que a Bryan Ferry/ le huele el aliento” provoca en el espectador una reacción crítica hacia la realidad que culmina en las ya nombradas y sabias frases “Los ecologistas estám en la hierba/ y luego los huevos se llenan de mierda” que sólo pueden mover a la reflexión. Aunque, sin duda alguna, la joya de la corona es esa oda al pensamiento moelno elitista que, para difernciarse de la turba, busca hacer la caca de colores “no volveré jamás/ a volver a cagar/ la caca marrón, qué vulgaridad/ qué mediocridad”. Piensa y destruye.
V.Cisitud

6.- Mecano: Entre el cielo y el suelo

El disco en el que Mecano refinó su técnica de rimas hilarantes fue, además (¿o quizá por ello? La respuesta está clara: no) uno de los más memorables musicalmente. Una cumbre de la vicisitud verbal mezclada con estribillos memorables. Y todavía hay gente que entra en el post sobre este grupo y se cree que aquí no somos fans de ellos…
P.Fox


5.- Camela: Corazón indomable

Príncipes del Casio (los Reyes son Modern Talking) y líderes indiscutibles del movimiento musical más sentido, amoroso y sórdido que haya dado nuestro país: la tecno rumba. Lean más aquí sobre un grupo sin ironía y con bigotón del que quiero recordar el momento en el que J. A. Bayona, al rodar su primer videoclip, le dijo al teclista “Si tienes sólo dos manos... ¿Por qué quieres más de dos teclados?”. Obviamente, la cara que le puso el teclista hizo que el director, entendiese, de golpe, todas las reglas esenciales del universo Hard Casio.
V.Cisitud


4.- Santiago Rouco: Oye, niña

Ejemplo máximo de la dedicación a una ovra, “Oye Niña” es el fruto de 27 años de trabajo que analizamos profundamente en este post. ¿Quieren más pruebas de dedicación? Rouco nos ha escrito, molesto, para que retirásemos sus clips de youtube y sus mp3 de rapidshare. Evidentemente, por mucho que alegue derechos de autor, está claro que don Santiago es una persona entregada que conoce tan poco las medias tintas como los fans de Saurom Lamderth. Y eso le honra. Vean parte de lo que nos escribió:

“Supongo que Vicisitud y Sordidez tambien es obra tuya donde has colgado material protegido, algunos comentarios gracias a tu aporte:

-cd de Rouco es un concienzudo trabajo sobre todos los ritmos musicales que los botones de su Casio le permiten.

-Recuerdo, particularmente, el momento de descojone con la canción del "barquito velero"...

-joer, la verdad k toy asombrao...pero esto k es? caxondeo? estoy de acuerdo k cada uno hace lo k kiera y lo k pueda...pero le recomendaria a Santiago Rouco k se buske a alguin k le hable claro o k le cambie de estilo musical...xk no se k demonios es esto. Un saludo desde Tenerife.

Los comentarios favorables acerca de mi trabajo, no les doy importancia ya que son familiares.”

Juzgando que todo esto le “perjudica” pedía hasta la retirada del artículo, pero hay que diferenciar las quejas sobre copyright (que debería efectuarlas Canal Satélite Digital) de que la gente pueda emitir una opinión sobre tu obra (es el contrato artístico) hasta instando a que compren el cd. Ahí se queda el artículo y también mi admiración hacia su obra (aunque, igual que Saurom, no la entienda)

Como compensación a nuestros lectores por lo suprimido en el artículo, los clips de audio que alguien ha subido a goear. Para que su legado permanezca:
V.Cisitud










¡¡¡EL PODIO!!!

Tercer puesto y premio especial a la capa más gloriosa del rock:
Rick Wakeman: The Myths and Legends of King Arthur and the Knights of the Round Table.

Así, con el título entero. Un disco del que ya hablamos aquí y que reúne todo lo que me gusta en un clásico (esto es, épica y vicisitud musical alternándose continuamente) y que, además, engendró un espectáculo en directo con patinadores vestidos de caballeros medievales. Claro que el momento cumbre de la ovra y motivo último de su posición en el podio es sin duda el tema ‘Merlin the Magician’, una pieza que evoca con total claridad la personalidad del famoso mago artúrico si éste hubiera sido un payaso esquizofrénico adicto al Red Bull.
Y no diré nada más. Porque, sin duda, Wakeman merece un post épico para él solito. Al tiempo.
P.Fox

Segundo puesto y premio especial al bigote más erótico del pop:
Günther: Pleasureman
Bigotón, mullet, castañuelas, trala-la-la, ding-ding-dong y una misión: calentarnos a todos y todas para que todo el planeta viva en un continuo orgasmo colectivo gritando “Mamma mia, give me a sangría”. Hemos reiterado en miles de artículos nuestra devoción ante ente onvre, nos hemos vestido como él, hemos sido legión los que paseábamos por la playa cantando Teeny Weeny String Bikini (que luego ha plagiado Coldplay). No jugábamos a la sorpresa con este puesto para “Pleasureman”. Pero nunca podremos dejar de sorprendernos al ver que algo tan perfecto como esto existe. En cuatro palabras: Champagne, Glamour, Sex, Respect.
V.Cisitud

Primer puesto y premio especial a todo lo que es concretamente su ser enterico:
Franco Battiato: Echoes of Sufi Dances

Ya le dedicamos un post ÉPICO en tres partes (1, 2 y 3). ¿Cómo no iba a ocupar ente onvre la primera posición? Si bien rara vez llevó bigotón, Battiato encarna todos los valores de esta lista. En primer lugar, el de ser un sórdido sin sacrificar la calidad. Y en segundo, el de hacer lo que le sale del orto y no cejar en el empeño de causar altas dosis de vicisitud. Tanto en sus letras como, por supuesto, en su apasionante y colonoscópico mundo visual. Que empieza por sus videos:

Y termina por él mismo:

Pero lo que hace a Battiato jrande es que, al mismo tiempo, presenta una obra con profundidad. Hacer rimas chungas y, simultáneamente, engañar a los culturetas. Hablar de fornicio y de Nietzsche. ‘Superaré las corrientes gravitacionales (…) y envejecer no podrás’ y ‘Era la puta más gorda que nunca hubiese visto(…), hacerlo contigo, no debe ser cómodo’. Sordidez inteligente sin pose.

La inmensidad de Battiato es la de ser el onvre capaz de armonizar la magnificencia y la inteligencia con la vicisitud. Una capacidad que nunca se ha mostrado con tanta relevancia como en el disco ‘Echoes of Sufi Dances’, un recopilatorio grabado… ¡en inglés!

Con un acento propio de alguien que ni siquiera lo intenta, Franco (¡Franco!¡Franco!) realizó un disco con el objetivo de entrar en el mercado anglosajón. Obviamente, una ilusión hilarante en sí misma. Claro que la risa que se amplía para cualquier conocedor de la obra de Battiato cuando escucha por primera vez, por ejemplo, ‘I want to see you as a dancer’. Efectivamente: si ya se retorcía el español para acomodarlo a la métrica original, aquí Battiato da un valiente paso adelante con voltereta mortal y coge el inglés, se lo mete debajo del sobaco, lo deja dos días en salmuera y se saca esta maravilla de la vicisitud. Un disco que todo el mundo debería escuchar si tiene curiosidad por saber qué se siente cuando el cerebro se contrae y decide prenderse fuego como bonzos en antiguas cortes con emperadores de la dinastía Ming.

P.Fox

11 mayo 2009

La liga fantástica de F1 2009. Round 5: España.

El resultado del Trulligate in a nutshell: señor conoce señor. Señor odia a muerte a señor. Señor hace un vídeo del otro señor en orgía nazi con la sana intención de hundir su vida y su carrera. Contra todo pronóstico, el otro señor consigue aferrarse a la silla y contraataca. El otro señor coge al equipo del primer señor y les obliga a entregarle la cabeza del primer señor si no quieren desaparecer. Equipo entrega la cabeza del primer señor.

¿Clarito, no? Ello no quita que el desenlace de la sentencia del Trulligate (o Lie-gate según los ingleses) tenga repercusiones relevantes sobre la puntuación. A saber: McLaren es llevada a un rimbombante juicio (10) pero logran una sentencia demencialmente injusta que convierte los 10 puntos de una declaración de culpabilidad en -10 con otros -10 de inestilo mierdístico por su acto de contricción y de decir que “ha cambiado la cultura de McLaren”. Still, como siempre hay un ying y un yang en la vida, McLaren y el Mierda se han enmendado respecto a sus mierdosas acciones y se han marcado un épico desplante a Ron Dennis ¡justo el día en el que le otorgaban un importante premio a su carrera deportiva! La imagen, al parecer, fue mítica: toda una mesa reservada para la gente de McLaren (el Mierda incluido) con los nombrecitos en las sillas... se queda vacía.

Señores y señoras, pocas veces habrán visto una retirada de la F1 más ignominiosa y por la puerta de atrás. Si lo hiciese Frank Williams, lo haría tras años de decadencia y decrepitud, si lo hiciese Montezemolo, sabríamos que es la clásica cultura matapapas Borgiana de Ferrari, pero Ron lo ha hecho después de una burrada de años y con el t´tiulo de pilotos del 2008 en su haber. Apoteosis del “Cría cuervos” y el malapersonismo que, a sus 5 puntos de desastre de relaciones públicas en acto solemne, se suman 10 por lo histórico del desaire. Balance total: 15 puntos para el Mierda y 10-10-10+5+10+(5 por abandono de Kovalainen)= 10 para McLaren que logra salvar el desastre, pero no acercarse a la gloria absoluta de Ferrari dejando a Kimi sentado en la Q1 (5). Hecho que, además, tiene 5 puntos de estilo por reincidencia tras lo fecho a Massa en su momento. Kimi, por cierto, también estuvo a la altura, diciendo que si bien era cierto que no le sacaron “A mi tampoco me apetecía salir. Podéis echarme la culpa, si queréis”. 3 puntos y también 5 de estilo pasota de Raicoñen. ¡Qué equipazo! Y sí, está claro que lo del combustible de Massa les eleva a la gloria más absoluta (25) ¡cuánto hacía que no se dejaba al piloto sin gasolina! a la par que le da 3 puntos a Felipe por sus llantos radiofónicos (y 1 a Alonso por reírse de ello). Sumen 5 puntos del abandono de Raicoñen y 10 de star of the race y la Scudería vuelve a regalarnos un recital.

Muy bien Brawn insultando a Rubens (“Con su estrategia tenía que haber ganado”) y homosexualidad entre sus pilotos para curar la desazón de Barrichello. Por no citar el doble repostaje de Fisi porque no pudieron cargarle combustible en el primero.

Ya ven: vivimos en una temporada donde todo lo bueno pasa fuera de la pista (o en los boxes si estás al lado de un grande como John Button, del cual ya me ha confirmado Jacobo Vega que es todo un crack) porque, lo que es en un trazado como Montmeló, sólo podemos aspirar a pollos en la primera curva, con un épico Trulli (7+7 estilo) y un Bourdais que se come a su compañero de equipo (6+5).




Related Posts with Thumbnails