Vicisitud & Sordidez

82
Vivo rodeado de freaks. Sé que esto no es en absoluto una gran revelación. Una sorpresa sería declarar algo así como que mis amistades son tipos normales futboleros y domingueros. O representantes paradigmáticos de lo cool.

Pero lo más increíble sería que confesara que todos mis amigos son ases del folleteo indiscriminado. Una afirmación de ciencia ficción, pues cualquiera que haya estado un tiempo leyendo este blog (concretamente, el que lleva mirar la cabecera y el fondo) sabe que, en general, me relaciono con ese tipo de gente que tiene bastantes problemas para ligar. Almas cándidas con tanto amor atascado que podrían poner una granja de hormonas, suplir de producto a toda la población transexual del planeta, usar las sobras para poner un circo de MAOs saltarinas y, aun así, comportarse como adolescentes revolucionados cuando ven una foto de Kristen Bell vestida de la princesa Leia.

La dificultad para conseguir mujer cuando se llega a cierta edad y no se es especialmente hábil socialmente es algo de sobra conocido para todo aquel que, ante una señora, tiende a soltar siempre la frase equivocada. La más normal es que sea algo así como:


Una condición que científicamente se conoce como ‘mutismo selectivo’ y que en círculos nérdicos se llama ‘El complejo Koothrappali’. Un problema que no me afecta personalmente. Yo sí soy capaz de hablar con mujeres. Básicamente porque, en primer lugar nunca intento ligar. Y, en segundo, porque nunca me doy cuenta de si alguien intenta ligar conmigo (según me comentan, es algo que ha llegado a ocurrir. Poco. Muy poco.) Un estado de despiste general con el que, al menos, nunca he llegado a la refinada cumbre que sí alcanzó mi amigo, digamos, 'Ignacio'. A él le pasó lo que todos los freaks esperan: ante su extremo despiste, una señora erótica acabó poniéndole el coño en la mano para que se enterara de una vez de sus intenciones. Literalmente. Se lo puso.

A mí, lo máximo que me ha pasado es que me digan: ‘pero es que no te enteras de nada’. Y es verdad. Todo lo que rodea al tema de ligar me da una vicisitud extrema. Incluso hablar de ello, aunque no se trate de experiencias propias, deja mi cerebro más o menos como si acabara de instalar un service pack de Windows en un PC que, además de colgarse, sacara unas manos de la torreta, se tapara con ellas la pantalla y se golpease con el ratón durante una hora.

Por supuesto, existe otro estilo de afrontar la dualidad oximorónica frikismo/ligoteo. Es una opción altamente osada, pero igualmente hilarante. Se trata del ‘Protocolo Wolowitz’, aplicable a todo aquel nerd que, tal y como debe ser, no tiene problema para entrarle a las mujeres exhibiendo con orgullo todo su frikismo. Algún conocido mío suele optar por esta mucho más eficaz técnica. Ahí tenemos por ejemplo a mi amigo (una vez lea esto, ex-amigo) Howard (nombre ficticio, por aquello de preservar sus posibilidades de futuras de folgar). Estando en un pub en el que paralelamente un grupo de gente celebraba una fiesta de disfraces, se acercó a una señora de muy buen ver vestida de Supergirl y tuvo los inmensos, gigantescos, planetarios, cthulunianos cojones de decir, sin mediar otra palabra:
- Tenemos cosas en común. Yo también me disfrazo.
Y, con gran parsimonia y desconexión neuronal, sacó el móvil y le enseñó una foto suya.

Vestido de Spock.

Este desparpajo se enmarca dentro de esa opción vital alternativa conocida como “Héroe Del No Follarás En La Vida”. Alguien que se mantiene fiel a sus convicciones independientemente de las ganas que tenga de mojar la churra. O que, simplemente, vive en un mundo paralelo. Alguien como, por ejemplo, un joven que decide aprender a tocar el acordeón.
El uniforme oficial del 'Héroe del no follarás en la vida'.

O cierto conocido (hoy va esto de no dar nombres) que, quizá inspirado por la técnica del ‘hombre desnudo’, le dio un nuevo sentido a la frase ‘vive en una realidad alternativa’ cuando se plantó desnudo delante de una mujer que se quería ligar.

En casa de la madre de un amigo.

Siendo la chica lesbiana.

Y según entraba por la puerta la dueña de la casa.

Pero no toda historia de amor freak es tan de vodevil del Pasapoga. El nerd canónico tiende a ocultar su falta de hábito a la hora de ligar con el autoconvencimiento de ser un romántico en busca de la mujer ideal. El sueño de todos estos onvres es, por supuesto, encontrar una tía buena que sepa quiénes componían el primer equipo de la Patrulla X. Y con las tetas grandes. Pero la realidad es que este tipo de munheres forman un grupo de población que no sólo no entra en las estadísticas, sino que además tengo el presentimiento de que, de hacer una encuesta sobre creencias fantásticas, estarían situadas justo por debajo de los fantasmas y los unicornios y un punto por encima de Raticulín.

Por supuesto que me consta que haberlas haylas. Algunas exhiben su frikismo sin complejos, pero la mayoría prefiere ocultarlo para evitar los constantes ataques de shavales que las asaltan al grito de ‘¡One of us!¡One of us!’. De hecho, conozco a una povre munhé que ha decidido no leer tebeos en el metro para evitar situaciones de vicisitud extrema.
+2 de inteligencia por gafas; +8 de atractivo por camiseta de Galáctica; -10 de sigilo en entorno freak masculino.

Para el freak actual, esta situación es terrible. Acostumbrado a bajarse sin esfuerzo toda la música y películas que quiere, ha de enfrentarse a una frustrante realidad: no te puedes descargar a las tías. Los tiempos de ‘La mujer explosiva’ todavía no han llegado. Así que sólo queda agarrarse a las pocas opciones y estrategias que puedan existir. Yo, desde esta tribuna, recomiendo prestar atención a…

¡La teoría del macho extraño!

Desconozco si es algo que escuché o leí algún día por los internetes o se trata de una hipótesis expuesta por cierto amigo mío afincado en el extranjero. Pero se enuncia tal que así:

“La posibilidad de mojar la churra es directamente proporcional a la distancia del lugar de origen”.

Ejemplo: yo, en Algeciras, era el freak enano y canoso de Paco Fox que todo el mundo conoce y que no para de hablar de cine. En Sevilla, el gaditano bajito desconocido con cierto gracejo. En Madrid, el simpático chavalín andaluz de verbo grácil. En Londres, el diminuto macho hispano de amplias cejas. En Boston, el amistoso, fogoso y, sí, bajito latin lover. ¿Qué pasará si me voy a Japón y me pongo a bailar sevillanas? The sky is the limit! O, al menos, mi pobre forma física. Que follar cansa mucho.

Existe una tradición mundial emparentada con esta teoría. Se trata de ese ritual conocido como ‘vamos de verano al pueblo a intentar encandilar a las damas con nuestro encanto de ciudad’. Claro que esta modalidad no sólo es corta de miras: también peligrosa. Suponiendo que consiguieras ligar con tan patética excusa, luego tendrías que afrontar la muerte a manos del resto de machos locales (parece esto un documental de David Attenborough). Que, bien pensado, en el caso del freak canónico sería solamente un mal menor. Porque, al menos, habrás folgado. Y entre conservar la integridad física y desfogarte, la elección está clara: quitarte las gafas para que al menos no las utilicen en tu contra en plan ‘El Padrino 3’.

Pero no hay que tener las miras tan cortas. Think big! La teoría del macho extraño no se creó para aplicarla al concepto de ‘el pueblo de veraneo’, sino para que se vea mundo. Lo que te convierte en un tipo normalucho en tu ciudad, se traduce en exotismo salvaje cuanto más te alejas de tu origen. Quizá tenga que ver con el impulso natural de expandir la especie. O quizá con el menos darwiniano y más socio-chungo pensamiento femenino de ‘si me follo a alguien de por aquí luego tendré que aguantarle, por no hablar del resto de amigos llamándome puta’. No tengo ni idea. Por mucha gaycidad que tenga, no puedo hacer hipótesis sobre el comportamiento femenino.

Bien es cierto que podría decirse que al revés también funciona: la chica guiri atrae más la atención de los tíos. Pero, no nos engañemos: dentro de los atractivos para que una mujer interese a un hombre, ‘ser de lejos’ está muuuuy por debajo de ‘volumen de tetas’, ‘me ha mirado’ o, simplemente, ‘ser mujer’.

Sin embargo, recientes estudios llevados a cabo en conversación telefónica entre Vicisitud y yo mientras veíamos las fotos satánicas que han enviado los lectores, han demostrado la verdadera realidad detrás de la Teoría del macho extraño. No se trata de exotismo. Ni de de expandir material genético. No. La verdad es que la clave es otra:

Hablas menos, follas más.

O, al menos, en el caso de países hispanoparlantes, tus tristes anécdotas resultan nuevas. Pero el no manejar del todo bien un idioma hace que las posibilidades de demostrar tu extremo frikismo sean menores. Tus imitaciones de Chiquito pasarán, en el mejor de los casos, como una adorable excentricidad (obviamente, en el peor de ellos, como una clara muestra de enfermedad mental). No podrás soltar tu elaborado discurso sobre por qué las terceras partes de películas de superhéroes fallan más que Mazinger Z la primera vez que se enfrenta a un bruto mecánico. Más bien pasarás gran parte del tiempo callado. Te conviertes en un escuchador, como todos los que sufren el efecto Koothrappali. Pero con una ventaja: podrás, al menos, decir un par de frases necesarias. Pero, por dios, que no incluyan nunca los términos ‘Star Trek’, ‘Lucas’ (George o Hasta luego...), ‘croquetas de mi madre’, ‘picor de huevos’ o ‘ladillas’.

Que hay que decíroslo todo.

Publicar un comentario en la entrada

Tirs dijo... 10 febrero, 2010 09:40

¡DIOX! ¡ENTONCES ES CIERTO! ¡Existe una explicación científica al hecho de que mi media naranja sea japonesa y yo la conociese en Canadá!

Supongo que si sumas DOS factores lejanía, entonces si no ligas es que estás muerto y además enterrado boca abajo, y para colmo algún delirante arquitecto ha construído un edificio satánico sobre tu tumba. Y aunque todos y cada uno de los japoneses tienen un +2 de frikismo por la cultura manga, ella no es especialmente friki (aunque en el Gran Norte Blanco conseguí engancharla a Star Trek: Voyager).

Again, lo habéis clavao. Y me presto a los estudios cientilíficos que sean menester como prueba viviente de la Teoría del Macho Extraño.

Fuiks dijo... 10 febrero, 2010 09:47

Rediós, pocas veces me reí tanto con la pura realidad. Sencillamente genial.

Cayetana Altovoltaje dijo... 10 febrero, 2010 09:59

Qué gráfico lo de "tanto amor atascado". Leer esto por la mañana es empezar bien el día. Confieso, por si os interesa un punto de vista femenino y ligeramente friki, que yo siempre he caído rendida ante el macho extraño, cuanto más despistado y con mayor acento, mehó. Son tan monos.

pagb666 dijo... 10 febrero, 2010 10:08

Lo de la distancia es cierto... aquí en la República Checa casi basta con decir que soy español.

eltiomolonio dijo... 10 febrero, 2010 10:31

Jrande la treoría del Macho Extraño, y muuuuy cierta. Yo también me tuve que ir a Dublín a buscar pareja (aunque es vighesa).
Eso sí, después de 7 años ya me tiene calado en mi frikismo, y no le resulta exótico en absoluto.

Elperejil dijo... 10 febrero, 2010 11:35

Teoría bien cierta... a mí ya me bastó con alejarme 150 quilómetros de mi ciudad para que las cosas cambiasen (un poco, tampoco os vayáis a pensar... no fue un "cero a cien", fue más bien un "cero a dos y pico", pero bueno, ya era algo);

Además, en el cine está bien claro: "Avatar", clásica historia en que el tipo llegado de fuera se liga a la tía buena de la tribu en detrimento de su pagafantas de toda la vida (encima, el pobre, se hace colega del de fuera y muere...)

Elperejil dijo... 10 febrero, 2010 11:37

Ah, por cierto, aviso que en mi antetior comentario hay spoilers... je... más vale tarde que nunca.

Anónimo dijo... 10 febrero, 2010 12:37

Esto me recuerda a cuando, estando en una playa de Chile, nos entrevistaron para un programa de la tele local y nos preguntaron qué hacíamos para ligar, a lo que mi amigo se limitó a contestar: "Digo que soy español".

Sublimación de la teoría del macho extraño unida a patriotismo con tufillo hierroyalbérico. ¿Se puede pedir más?

P.D: Cabe decir que se superó a sí mismo cuando, como premio después de la entrevista, la azafata (un cañón) le iba a dar un beso y le preguntó cómo le gustaban. ¿Su respuesta? "Con cariño". Aún recuerdo la cara de estupefacción de la susodicha.

jashugun dijo... 10 febrero, 2010 12:37

Por algo ando partiendome los cuernos para ir a Australia, eso debe ser como la escena de la ejecución de "el sentido de la vida"

Nesta dijo... 10 febrero, 2010 13:32

Joder, esto es de lo mejor que he leído últimamente, digno del mismísimo David Hasselhoff.

Guybrush dijo... 10 febrero, 2010 13:42

Grupo de facebook del que soy fans o miembro: "Feos que se van a otros países para ir de exóticos y ligar más".

Kike dijo... 10 febrero, 2010 14:02

¡¡EL MEJOR ARTÍCULO HASTA LA FECHA!! Épico de principio a fin. Por que mucho jiji, jaja pero, tras toda esta palabrería correctamente aplicada se esconden verdades científicas como catedrales.

¡Debería haber una asignatura en el bachillerato de ligoteo vicisitúdico!

Ignacio dijo... 10 febrero, 2010 14:23

Esta teoría se demuestra empíricamente en todas las universidades: Erasmus.

Paco Fox dijo... 10 febrero, 2010 14:30

Ignacio: SIEMPRE he estado convencido de ello.

El Señor No Puedo dijo... 10 febrero, 2010 14:39

Ya lo dije en otro artículo. Mucho escribir y poco folgar-manuelear-taladrar tabiques sin taladro.

No tenemos remedio.

Milgrom dijo... 10 febrero, 2010 15:03

Paco, has retratado mi vida.

littlepeterdeep dijo... 10 febrero, 2010 15:08

Sin duda de acuerdo en todo punto por punto. El hombre misterioso que calla y escucha, unido a una estetica peculiar, gusta (siempre que no sea de la region).

JoseViruete dijo... 10 febrero, 2010 15:32

Yo soy como usted Paco. No me entero de nada. Y cuando me entero... me convierto en un cabrón que las torea.
Yo ya digo que nada como trabajar en una tienda de cómics para ligar. Cuanto bien a hecho el manga.

Veo a Cacaman por ahí detrás...

agu2v dijo... 10 febrero, 2010 15:35

Señores, yo conocí a un individuo (un auténtico crack) q no solo tocaba el acordeón, sino q estaba en una banda de acordeón. Y se folló a todas las individuas de la misma. De hecho, follaba mucho más en general de lo q yo lo haré nunca. Hay qien no es q viva en una realidad paralela, sino q tiene la habilidad de cambiar la realidad real por la q a ellos les sale de los huevos. Ole sus cojones

Diego Calleja dijo... 10 febrero, 2010 15:40

Magnífica teoría. Lo curioso es que quedándose callado en entornos ejpañoles, la imagen no es la misma. Esto requiere un estudio serio...

Klaus Maria dijo... 10 febrero, 2010 15:52

Pues pa mi que la teoría del macho extraño tiene bastantes agujeros, concretamente, no veo que los japoneses tengan demasiado éxito por aquí.

En cuanto a la desinhibición de la hembra erasmus me da que tiene más que ver con hacer lo que realmente le place sin temer que sus "amigas" se enteren y lo proclamen y la desvergüenza natural cuando te importa un pito lo que piensen de ti en Ucrania.

Es poco probable que te atrevas a pasearte desnudo por la avenida principal de tu pueblo... pero es bastante más fácil hacerlo por la Plaza Roja con 2 vodkas de más.

Paco Fox dijo... 10 febrero, 2010 16:17

Diego Calleja: Es verdad: hace falta el atractivo del macho extraño para que el callarse la boca pase de '¿será borderline?' a '¡Qué guiri más misterioso!'

Klaus María: Pues no sé si los japos follan aquí. ¡Es necesario un estudio conciezudo!

La navaja en el ojo dijo... 10 febrero, 2010 16:42

Yo a alguno me lo follaría sin problema... Ejem. Quizá lo que pasa aquí con ellos es que no se mezclan mucho, no intentan ligar.

Por lo demás, todo muy cierto. Funciona también al revés: la hembra extraña también folla más y no lo digo por mí, que estaría más en el grupo de las que prefieren los extraños estando en su territorio, sino por alguna amiga... de ella se puede decir eso o decir que allá donde fue jugaba con ventaja.

Miguel dijo... 10 febrero, 2010 18:09

Yo en general estoy bastante de acuerdo, aunque vuestro mapamundi no me convence mucho.

¿Más posibilidades en Donostia que en Sevilla? ¡Ni de coña! Además, en Illinois como no se utilice lo del calor humano... Bueno, no sé, pero hubiese elegido L.A. o Miami.

Anónimo dijo... 10 febrero, 2010 18:17

¡Qué gran post!He tenido que taparme la cara en el curro varias veces para que no se notara mi desgüeve.Qué grandes sois carajo.
-Phoskito-

Tirs dijo... 10 febrero, 2010 18:46

Vamoavé, Klausmaría... los japos no follan aquí sencillamente porque son un desastre. Su cutrez como machos no puede ser compensada por el efecto del Macho Extraño ni aunque se vayan a ligar a Epsilon Eridani. My wife dixit. Y no me refiero a que se comporten mal en la cama, que eso sólo se descubre cuando ya es demasiado tarde, sino a que... son sosainas. Y machistas. Y anticariñosos. Nosotros podemos estar callados y tal, pero a la que una moza nos echa el ojo la colmamos de atenciones, aunque sean indirectas (véase "pagafantas"). Ellos, en cambio, por motivos culturales, creen que mostrar cariño o interés es síntoma de debilidad de caracter: un macho no se muestra tierno. Y punto.

Y de aquí la frase que, creo recordar, ya puse en alguna sordidez pretérita pero que refresco porque viene a cuento: el japonés medio piensa: "pero, ¿cómo le voy a dar un beso a mi novia? ¡Se va a pensar que soy maricón!"

vaderetrocordero dijo... 10 febrero, 2010 18:53

Doy fe en carnes propias de que todo esto es cierto. Y conozco decenas de casos para cada supuesto.

L o L i T a dijo... 10 febrero, 2010 20:12

Pero que grande!!!Claro, que estoy en total desacuerdo con las deshonestas intenciones de tu post!!! :) Si en pro-de mojar la churra exiges el maquillaje del frikismo, quien llenara los pozos de anecdóticas aguas del ligoteo fallido?

Ese amigo pajero que todos guardamos en la memoria!!! :)

Me ha encantado. Muá.

Dr. Elektro dijo... 10 febrero, 2010 20:22

Laughing with tears in my eyes...
Que triste es todo.
A mi no me funcionó nunca lo del macho extraño porque mi frikismo se sale de la gráfica y descompensa (digo yo)

Jrande!!!!!

Rifle dijo... 10 febrero, 2010 20:25

Totalmente cierta esta teoría. La inmensa mayoría de mis conquistas han sido de hombre extraño.

Grandísimo post. Sublime.

Paco Fox dijo... 10 febrero, 2010 20:28

Dr. Elektro: Por no hablar de su gaycidad. No, en serio: es usted un chaval tan majo y tan agradable en sus piropos a las mujeres, que sospecho que éstas siempre piensan que es usted momosesuarl.

Resto de gente: sorprendido estoy por los piropos al post. Orgulloso por ser algo compuesto mientras me comenzaba una gripe estomacal de las molestas, con la consiguiente baja expectativa sobre la calidad de los chistes.

supermon dijo... 10 febrero, 2010 22:03

Yo añadiría algo: si eres un ejemplar de los descritos en el post, y en tu destino está escrito que a lo largo de tus X años de vida te tirarán los tejos tres mujeres, éstas se apañarán para simultanearse en el tiempo, provocándote un momentáneo momento de gloria, seguido de un conflicto de intereses que (debido a tu falta de experiencia) no sabrás solucionar (salvo en el caso de que una de las contendientes tome las riendas del asunto).

Anónimo dijo... 10 febrero, 2010 23:41

Antes de nada decir que doy Anni-frid, pero se me ha ido la contraseña de la perola, perdón. Pues sí, estoy completamente de acuerdo con todo lo que has puesto, Paco. Yo, que soy más friki que la madre que me parió, te digo que he vivido un momento "One of us!" en mi vida, y es bastante triste. Ser mujer y friki en mis cículos actuales no es ni mucho menos un seguro de ligue. La mayoría de tíos me prefiere para hablar y no para darle al tralarí. Y lo peor de todo es que, en mi trabajo, estoy descubriendo que muchos niños frikis que van a la biblioteca huyendo de sus compañeros "normales" hablan conmigo de cualquier tema en su naciente frikismo púber... creo que me admiran por eso... Y cuando un adolescente admira a una mujer... Lo cierto es que no quiero pensarlo...

En fin, que las mujeres frikis también somos mazo de guays, y molamos más que nadie, pero una pareja que nos escuche contar TODA la vida de los componentes de ABBA entre otras cosas, no existe. (De hecho, mejor, porque podría ser muy chungo verle opinar ¿no?... ¡NO!)

Anónimo dijo... 11 febrero, 2010 01:19

Genial, como de costumbre. Escribe usted muy bien, quede dicho. Debería realizar un ensayo Quevediano sobre el underground a la vez que apasionante mundo de las ventosidades. Su convivencia con omvres y muheres, en pareja, y las situaciones creadas. Diferentes formas de su disfrute, repelencia a los de los demás y sabrosidad de los propios...si esto no es sordidez, que benga el arzobispo Rouco y lo vea. Salud y a seguir así.

la reina del hielo dijo... 11 febrero, 2010 01:57

Nosotros le llamábamos la teoría de "las peras y las papayas" quicir, que una pera siempre será una pera, familiar, al quieres, incluso. Pero una papaya, por mucho que lleve jerseis de pico, camisetas de spock y sólo coma arroz blanco con Kétchup siempre será una papaya y te gustará más.

Iba a hablar de un magna sobre un chico rodeado de pivones que luego se le lanzan al cuello, pero es muy freak...

aDrIaN dijo... 11 febrero, 2010 06:26

Jran post, as always!! Sobre este tema podría escribir un libro!

En cuanto a la teoría del hombre extraño, doy fe de ello. Conozco a amigos que se han camelado a Japonesas contándoles las bondades de la aceituna arbequina al oído. Ella sin tener ni idea de inglés, no te digo ya de Español...

O diciendo que estaban en 4º de la carrera de torero, mientras hacían unas chicuelinas al aire...

En cuanto a los Japoneses, básicamente ellos pasan de las mujeres en general. De las locales y las extranjeras. Las extranjeras incluso me atrevería a decir que les dan mucho respeto/miedito. Y totalmente de acuerdo con Tirs. Incluso no comen dulces porque eso es "típico de chicas".

Para terminar, me reitero en mis elogios, jrande post!

eltiomolonio dijo... 11 febrero, 2010 09:47

Ahora que recuerdo, yo tenía un amigo de Santander que estudiaba en Madrid, y cuando venía a pasar las vacaciones se hacía pasar por madrileño para comprobar empíricamente que la teoría del macho extraño funcionaba. Tendré que pedirle los resultados...

Alan dijo... 11 febrero, 2010 15:35

Hombre, esto funciona mejor cuando el lugar de origen tiene algo atrayente (como el tópico del "latin lover" en los países anglosajones). Un estereotipo atrayente hace que las chicas no vean al tipo real que hay debajo de las ideas preconcebidas sobre el lugar de origen.

Como argentino en España, tengo esto MUY comprobado empíricamente. Por algo mantengo el acento a pesar de llevar acá más de la mitad de mi vida.

Fer dijo... 11 febrero, 2010 16:05

Buah, cuanta verdad encerrada en tan pocas palabras.
Otra teoría que en mi grupo de amigos barajamos es la de puesta en mercado. Puedes ser un pringado toda tu vida y de repente por un golpe de suerte ligar con una tía que el resto de mujeres consideran atractiva o admiran por lo que sea. A partir de ese momento para ese grupo de mujeres serás un producto digno de ser adquirido y tendrás las puertas abiertas para siempre.
De la misma manera si te ligas a la tonta del grupo, la cagaste, serás como una naranja podrida y arrugada en medio de preciosas manzanas brillantes.

Elhombremono dijo... 11 febrero, 2010 18:04

Muy bueno el post!
Yo soy de los que no se enteran, no lo hago a proposito, por eso he sufrido gloriosos fails por el extranjero, ahora me parto recordándolos pero entonces

Miguel dijo... 11 febrero, 2010 22:09

A mí una vez una Donostiarra se ofreció voluntaria a "acompañarme a casa" después de una noche de farra. ¿Y qué pasó? Que al final la dejé yo a ella en la puerta de su casa no mucho más tarde, joder, que el GP de Japón empezaba en media hora.

Todos tenemos nuestras prioridades. Y Suzuka 2005 fue glorioso... aunque esto fue en 2004, el año del tifón.

hijodeputa dijo... 12 febrero, 2010 12:38

Como se nota que véis The Bing Bang Theory

Muerte dijo... 12 febrero, 2010 15:28

Grandioso articulo.

Como sujeto de pruebas del hombre extraño (friki Español ubicado en Taiwan) dire que en algunos momentos me he tomado semanas de descanso por que me dolia el cuerpo :P.

Lord Rilegard dijo... 12 febrero, 2010 17:41

Existe un refrán que plasma la teoría del hombre extraño:

El santo, cuanto más lejos, más milagroso

o algo así.

Aunque puede aplicarse a muchas cosas la verdad (décimos de lotería, ...).

Juls dijo... 12 febrero, 2010 22:30

Mmmmmm, yo soy otro caso que puede servir de ejemplo del "macho extraño", engañé a mi actual señora a 400 km de mi ciudad natal.

¡Maldita sea fué eso y no mi desbordante encanto!

Yo soy tu padre dijo... 13 febrero, 2010 05:36

Aprendé castellano.

Il Gattopardo dijo... 13 febrero, 2010 18:52

Siempre se dijo que hay que investigar y conocer bien sobre lo que se habla para que el espectador/lector sienta empatía por lo que se cuenta (y no esas mierdas que dice Ken "Duende" Follet de que 'resolver un conflicto cuando se plantea otro', cultureta) y este es un claro ejemplo. ¡Jrande Mr. Fox, Jrande!

- El perejil: Eres un spoiler con patas, ¡tenías que soltarlo, tenías que soltarlo!¿Verdad? jajajaja.

- Ignacio: Es cierto, creo que el programa Erasmus nació como respuesta a tanta hormona contenida y crecimiento exponencial de frikis en el orden mundial. De ahí su otro nombre, 'Orgasmus'.

- Agu2v: Eso es porque usaba la famosa técinica del "pañuelo con cloroformo" (todos los derechos reservados).

- Tirs: Es cierto, es algo cultural.

Creo que esto se merece un estudio más concienzudo, con experimentos, pruebas y gráficos (todo el mundo sabe que si una exposición no tiene gráficos pierde credibilidad). Os animo a ello.

Lograi el Luciérnago dijo... 13 febrero, 2010 22:49

Jrande sabidurida... Que, como siempre, llega tarde :p

Anónimo dijo... 14 febrero, 2010 18:02

De todas formas, la única teoría científicamente probada acerca del ligoteo es la de que, digan lo que digan, para follar hay que dejar de ser uno mismo. Porque nunca se es lo suficientemente bueno. A no ser que seas un Hugh Jackman de la vida, claro.

Por eso tengo claro que los auténticos héroes del no follarás en la vida somos los defensores del take it or leave it o, dicho de otra forma, del no cambie, no cambie.

Ejemplo ilustrativo bastante reciente: "- ¿quedamos el miércoles? - No, mejor el jueves, que el miércoles juega el atleti en casa - ¿contra quien? -Contra el Appoel de Nicosia - ¿El Appoel qué?" Evidentemente, el jueves tampoco quedamos. Pero es que era un pésimo inicio si ella no es capaz de entender que uno prefiera un empate contra un equipo chipriota a una incómoda velada koothrapálica.

Si a eso le unimos mis exhibiciones públicas de frikismo (como ya se ha dicho en ente bló, en mi foto del facebook salgo disfrazado de Super Mario) y el hecho de que nunca en toda mi vida haya pasado más de tres semanas seguidas fuera de Madrid... mal asunto.

De todas formas, el macho extraño no siempre resulta. Este verano lo pusé en práctica en Japón (mira que está lejos) y mi mejor intento terminó abruptamente cuado le tiré un gin tonic encima a mi pobre víctima. Lo peor no fue que me quedara sin follar (que eso ya se veía venir) sino que el gin tonic era mío y sólo le había dado dos sorbos.

Bueno, dicho esto, solo añadir que la palabra de verificación que me sale lo resume todo mejor que ningún artículo: "fearsto"

amistoso vecino

Meanwhile... dijo... 15 febrero, 2010 14:07

Yo he corroborado ambos extremos: yo he sido el follarin y el folleé.

Lo primero me ocirrio cuando me fui a Fuerteventura siendo mozo, universitario/albañil, angloparlante con acento Banaderiano atacando a todas las guiris que se pusieron a tiro, i.e. la guiri que traballaba en el bar donde nos emborrachabamos dia si dia tambien, quien por cierto es mi current partner.

Lo segundo, cuando una amiga de una amiga americana vino de vacaciones al Puerto de Santa Maria y le enseñamos la Ruta de la Lisa Mojonera. Of course esha acabo en el saco con servidor, despues de encadilarme con sus maneras transatlanticas i.e. follar en la segunda cita. Esto me hizo ganar enteros entre las feminas de mi pueblo, las cuales no me habian hecho puto caso en los 20 años anteriores. Lo cual Paco puede dar para otro post a cerca de la metamorfosis que uno experimenta al echarse novia, al pijarse a una femina totally out of your league o incluso al tener mal de amores. Yo nunca pije tanto como cuando estuve mourning una de mis novias, y eran SUS PROPIAS AMIGAS!

Ainnss, que tiempos aquellos.

Dibiase dijo... 15 febrero, 2010 16:52

Enhorabuena don Paco Fox.

Pero como buena teoría (que lo es) debemos enunciar una excepción. La Teoría del Macho Extraño es aplicable eficazmente siempre y cuando el individuo en cuestión esté dispuesto a renunciar de su característica indumentaria "Me-viste-mi-madre", esto es, cambiar de look para no demostrar ser un freak, pues los códigos de vestimenta son muy homogéneos hoy en día y sería fácilmente detectable.

O dicho de otro modo. Si eres de getafe y vistes DE ESTA GUISA, no follas ni yéndote a la Glaxia de Andrómeda.

sinverweb dijo... 15 febrero, 2010 16:58

Eso, eso, que nospliquen las mushashas que paran por asquín que es lo que les entra por las glándulas cuando el macho por completo carente de atractivo se convierte en target por el mero hecho de haber sido mirado de forma interesada por una munhé en su presencia. Y nada de "culo veo, culo quiero", queremos respuestas científicas a semejante felómelo.

El Señor No Puedo dijo... 15 febrero, 2010 18:53

Pero ¿por qué a la gente le da por confesar estas cosas por interné?

¿Por qué al típico colega que presuntamente está tan bueno sólo se le acerca lo más granado de los manicomios de la provincia, y luego pasa lo que pasa?

¿Por qué a mí, el Clin Isbud de la pandilla, los elementos femeninos de la sociedad sólo me hablan+dirigen la mirada cuando nos presentan o cuando ya llevamos AÑOS viéndonos? Y, ¿pa qué?

Tendré que aprender eso de encender cerillas con la cara, para que se vea lo badass que soy. Voy practicando.

Joers, en el captcha me sale "joidern". Paco, que sé que lo haces aposta.

ElenaMas dijo... 16 febrero, 2010 00:33
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Muraena dijo... 16 febrero, 2010 00:57

Genial post!!
Pero he llegado a una conclusión... para ligar con un friki, lo que tengo que hacer es vendarle los ojos, darle tres vueltas, y decorar la casa con motivos de algún país lejano.
Porque para la desgracia de las frkis autóctonas, no os dais cuenta de cuando os ligan... ¿pero cuando os vais fuera si? Realmente indignante!!
Mira que le he dado vueltas al asunto, y el problema del ligue friki viene por muuuuchos temas (timidez... o directamente cobardía, despiste,... ) pero lo de que la chica ideal además de estar buena tiene que saber de freakadas no es cierto, porque os discutiria (y eso no mola, eh?)
Yo tampoco podría querer a un tio que pensase que Superman es mejor que Batman, hasta ahi podriamos llegar.
Y sobre lo de dejarlo claro... es peligroso, porque si tomas las riendas algunos se asustan ("eh, que yo soy el hombre, qué haces tú controlando?").
En fin, si teneis contactos en Wetta os paso mi currículum... porque más lejos que Nueva Zelanda no puedo llegar sin hacer carrera de astronauta.
Un saludo, y abrazps a todos los frikis y friki-chicas.

Maxi dijo... 16 febrero, 2010 06:49

En una parte del post me recordó un capitulo de the big bang theory que siempre tengo muy en mente (S02E18):

"-Wolowitz: Oye, ¿Saben que seria una gran idea?. Traer algunas chicas y jugar ajedrez con lasers opticos al desnudo.

-Leonard: Creeme Howard, cualquier chica que estubiera dispuesta a jugar eso, no querrias verla desnuda."

jaja, siempre se me ocurre eso, jaja.

Juls dijo... 16 febrero, 2010 16:13

Ahí falta la inmediata respuesta de Wolowitz, que es la que todo buen friki que no ha follado desde... desde nunca, debería decir: me subestimas.

David dijo... 17 febrero, 2010 15:18

Esta vez te has salido!!
Me he reído un montón, supongo que por sentirme tan identificado... y conocer tan bien el tema, jajaja

Se lo pasaré a todos los que conozco, jejeje

Ah! Y no somos frikis, simplemente estamos adelantados a nuestro tiempo ;-)

Eurodrigo dijo... 18 febrero, 2010 09:19

Varios comentarios:
1. Toco el acordeón y nunca he tenido problemas. ¿Las pone?
2. Tengo un amigo de treinta y muchos años que concurso en el 3x4 de Julia Otero y eligió de premio un acordeón. Es virgen.
3. Aprovecho la mención al fondo de la página para decir que la foto del señor de droja nel colacao es más oscura que las otras y distrae la lectura.
4. Estoy de acuerdo con la teoría, pero nada es blanco ni negro y, como otros mencionan, siempre hay otros factores que entran en la fórmula. El patán siempre será un patán en su pueblo, en la provincia de al lado y en Birmania. O no es lo mismo ser un hombre extraño en Nueva York que en Yemen, pos no.
5. ¿Qué pasa cuando se es un hombre extraño rodeado de mujeres extrañas? ¿Es decir, cuando la presa (o apresadora) no es la chica local atraída por el extranjero, sino otra extranjera? Es más, ¿qué pasa cuando el hombre extraño provoca atracción en esas mujeres extrañas en las que no tiene ningún interés, y de las que no tiene manera de zafarse educadamente? Es el caso hipotético de "un amigo" (ya, señor Fox, a otro perro con ese hueso) rodeado de señoritas cooperantes feas y aburridas que no paran de darle la vara y de lanzarse en carpa.

Por cierto, mi palabra de verificación es "paria". Ahí sí que han dado en el clavo.

Saludos de uno que nunca ha viajado ni vivido fuera. Eso lo hace "un amigo" mío. :-D

juan diez del corral dijo... 18 febrero, 2010 09:28

Hace tres o cuatro años encontré uno de los blogs de sexo más increíbles y divertidos que haya visto. Tan bueno era que no me creía que la autora fuera quien decía que era. Pero lo era, vaya si lo era. Era una tía bandera. Bueno, no era, lo sigue siendo, pero ya no escribe y lo peor, cerró el blog, porque temía que el débil dique entre su nick y su nombre real se rompiera y la conexión de aguas le hiciera daño. (El asunto de los nicks y los nombres merece otra investigación pero no es ahora el momento). Por suerte, conseguí salvar unos cuantos de sus posts y éste que os pongo aquí creo que va con el tema.
Os comento también que cuando nos conocimos personalmente le pregunté que cuánta gente había querido conocerla por su blog y me dijo que... ¡yo el primero!. (Eso merece otra investigación, ja ja ja, pero tampoco es momento). Aquí su post:


Follar x caridad

¿Sabes ese tío q no se come un rosco? pues yo a ese me lo follo.

No es q me dé especial morbo. Sinceramente prefiero mil veces los que saben dónde tocar que los virgencitos inocentes. Pero entonces los veo, allá, tan salidos... y pienso: q narices! sólo es un polvo! no me cuesta tanto!

Y les hago el favor.

Por todo una amiga me llama "Sor Cáritas". Me da igual q se ría d mi, nunca me arrepiento d los polvos x caridad.

Además, son siempre muy agradecidos.

Robin Scherbatsky dijo... 18 febrero, 2010 12:25

Lo de que son más agradecidos, hasta cierto punto... eso también es una leyenda urbana que sale en "la rebielión de los novatos" (o algo asi se llamaba la película), pero también te puedes encontrar con tios muy raros, no especialmente atractivos, torpes, egoistas, y que además vacilen de ser macho man.

Ni que decir tiene, que después de esa experiencia me tiré seis meses sin salir de casa. Y es que esto de la promiscuidad es como una loteria. ¿A ver si van a tener razón los frikis que buscan el amor verdadero?

El Señor No Puedo dijo... 18 febrero, 2010 15:41

La cuestión no es buscar, sino encontrar.

Lo que acabo de escribir es muuy galaico, por si alguien no se da cuén.

Anonimito dijo... 19 febrero, 2010 08:01

Ah, y otro factor (que podría desarrollarse como otra teoría de por sí) que influye es la que podría denominarse "Teoría del desequilibrio", por la cual las posibilidades de éxito del macho extraño son inversamente proporcionales a la calidad de los machos locales. Me explico. Hay algunos países donde la belleza y "calidade" de las mozas locales es apabullante, pero donde el sector masculino no tiene mucho tirón. Por ejemplo, a ningún macho extraño le desagradará una tailandesa, una etíope o una rusa, pero casi ninguna de las hembras extrañas que visitan esos países encuentran atractivos a los hombres tailandeses, etíopes o rusos. Otro ejemplo sería japón, que alguien ha explicado con otras palabras.

Ante ese panorama, con un listón tan bajo, el hombre extraño introduce variedad y sus probabilidades de éxito suben como la espuma.

Darth Gon dijo... 19 febrero, 2010 09:46

Muy, pero que muy bien. Espero que este post tenga continuación con las experiencias del macho extraño en tierras lejanas!

saro dijo... 19 febrero, 2010 10:34

Discúlpenme porque no tiene nada que ver pero... si Villeneuve vuelve a competir, ¿se puntuarían positiva o negativamente sus gafas de Le Corbusier?

http://www.f1aldia.com/photos/7500/7525/001_small.jpg

Niha dijo... 19 febrero, 2010 13:45

Pues es una buena teoría. Con sus excepciones y puntualizaciones, claro (como toda teoría).
Con respecto a la pregunta de sinverweb, a mí personalmente no me influye en el interés por un chico la valoración de otras chicas. ¿Por qué hay a quién sí? Creo que se pueden aventurar varias hipótesis:
- "Culo veo, culo quiero": Este principio parece guiar el comportamiento de mucha gente.
- "Algo tendrá": Si una chica se interesa por un chico en un principio carente de atractivo, es de suponer que el chico tenga otras cualidades positivas no apreciables a simple vista.
- Estatus: Si la chica que se interesa por el chico es popular, puede otorgarle parte de esa popularidad.

ElRinconDelTaradete dijo... 19 febrero, 2010 20:23

Y todavia hay algo peor que aparte de no comerte ni un rosco seas un pagafantas!!!

einbahnstrasse dijo... 20 febrero, 2010 04:13

Salvando las distancias, se me ocurre que en política también hay una variante del frikismo. Al menos tiene efectos parecidos en lo sesuarl.El gran Capusotto lo describió a la perfección:

http://www.youtube.com/watch?v=YOGqARBf7s0

Mike dijo... 20 febrero, 2010 13:50

Muy bueno Paco.

Ana dijo... 22 febrero, 2010 12:26

A mi lo que aún mantiene mis pelillos cual escarpias es el desconocimiento de la identidad de Howard. Creo haber estado en ewsa fiesta. Incluso podría recordar a una supergirl...pero eso de no poder ponerle cara (o ponerle múltiples caras) mestá matandog!

Anónimo dijo... 23 febrero, 2010 23:13

Cuanta vicisitud y sordidez condensada en un post titulado en ingles con contraportada de siniestro TOTAL.

aqui queda esto y que Bernie nos coja confesaos
http://www.youtube.com/watch?v=XZjQYB4SXKo

Adso dijo... 25 febrero, 2010 00:15

Ostras, yo creo que conozco a la chica de las gafas y la camiseta de Galactica!

Paco Fox dijo... 25 febrero, 2010 08:45

Adso: Es Snowymary, almeriense sin acento afincada en Madrizzz. Y que expresó su más enérgica protesta por aparecer en el blog. Concretamente, algo así como 'Mal dolor de huevos te den'. Es así de dulce.

juan diez del corral dijo... 25 febrero, 2010 09:27

Snowymary, un placer el conocerte.

Adso dijo... 25 febrero, 2010 23:26

Sí, claro, si os conozco a los dos, sois de mi promoción, esa a la que no acudí en el encuentro de antiguos alumnos...

Yo hice con mi amigo el actor de Sanlúcar y esa estrella televisiva que hoy es Félix Gómez grandes cortos como "Amigas muertas" o el inédito "Actitud"...

Me acuerdo de "Cielo abierto", ¡la superproducción de los cortos de entonces!

No sé cómo, pero cuando vuelva a los madriles os pego un toque.

Paco Fox dijo... 26 febrero, 2010 09:51

¡AAaaaaarrgg! ¡El Cielo Abierto! ¡Esos diálogos! ¡Ese humor de vergüenza ajena! ¡Ese efecto especial de primitivo photoshop!

La verdad es que yo tampoco fui a lo de antiguos alumnos. Realmente porque casi todos los que fueron eran de periodismo y casi nadie de mi clase de Comunicación Audiovisual.

Palomares dijo... 26 marzo, 2010 19:25

¡Anda mi madre! ¡Si yo también conozco a la de la camiseta de Galáctica! Que trabajó conmigo, que estuvo en mi casa tomando café, que me prestaba discos de Jethro Tull.
Qué mundo más pequeñito.
Salúdala si la ves pronto, por favor.

Palomares dijo... 26 marzo, 2010 21:00

No, en Remo. Hace tanto tiempo de eso. ¡Éramos tan jóvenes los dos! ¡Y tan hermosos! Al menos uno de nosotros lo era.

Microalgo dijo... 25 septiembre, 2014 09:24

Ay, qué buen ratito leyendo.

 
Subir