25 octubre 2010

La liga fantástica de F1 2010. Round 18: Corea

Cuando este domingo me levanté para ver el GP de Corea en la televisión del hotel, mis estándares estéticos eran tremendamente elevados. Los cinco días anteriores los había pasado rodeado de italianos que se las apañaban para decir “Cazzo” cuatro veces en cada frase. Uno de ellos, además, lo redondeaba con sonoros “Porco Dio!” que hacía que sus compañeros me dijesen “Bestemia come un cane”. Añadan a eso los bigotones de los miembros checos del equipo – y una agencia y actor alemanes con atisbos de mullet – y comprenderán que, acostumbrado a ese paraíso sórdido, no me valía “cualquier” GP de Corea.

Por ese motivo, a las dos vueltas de saftey car bajo la lluvia, el audio alemán de la RTL me comenzó a desesperar, por lo que recurrí a poner el sonido de una emisión por Internet. El español “internacional” de Fox deportes era una opción todavía peor. Al final, logré pillar un audio de la Sexta y… ¿saben ustedes? ¡Necesito a Lobato! Sé que a más de uno le escandalizará esto que digo – incluso a mí me sorprende - pero es ya toda una parte del ritual. Sobre todo ahora que ya no es ecuánime, está cabreado y se atreve con metáforas de tema sistemáticamente anal. Eso sí, gracias a la desincronización entre el televisor e internez pude disfrutar pensando cosas cómo “Cuando vea la piña de Webber… ¿Habrá quien le diga a Lobato – como me dice a mí Snowymary – ‘¡No hagas eso en mi televisor!’”.

Gracias a eso pude disfrutar el doble – mi exaltación y, segundos después, la de Lobato – de un pedazo de GP del que, obviamente, NO voy a detallar todas las salidas de pista. Y del que, obviamente, está muy claro quién ha sido la star of the race.

Ya sabéis que soy un acérrimo defensor de jugar a la F1 en la Pleisteichon usando el modo “damage off” y “auto-brake on”. Lógico: si me da urticaria conducir – y a los demás entes de la vía pavor verme al volante – que jugase “a lo purista” sería tan gilipollas como que me comprarse la Wii Fit (¡pagar por un videojuego que te dice que estás fofo! ¿Es que ya no queda un reducto en el que te dejen de dar por culo?). Así pues… ¿Ha habido este año un ejemplo de pilotaje que se adaptase más a mi ideal ético y estético que el de nuestro bienamado Tootsie?
Comenzó fuerte el fin de semana con una multa por exceso de velocidad en el pitlane (1), ya se sabe… en la Pleisteichon también hay un modo en el que entra el piloto automático para la entrada en boxes. ¡Todo son ventajas! Pero fue en la carrera donde Tootsie dio lo mejor de sí mismo: haciendo gala de una gran incapacidad para frenar (¿es que no terminó de limpiarse el aceite de Suzuka?), la mitad de sus adelantamientos terminaron en trompo (1,1,1) mientras que, en uno de ellos, le dio un toque a Kobayashi (1+1 de estilo) logrando, en el proceso, sacar a Button de pista (1). No satisfecho con ello, redondeó su actuación en otro impacto contra Kobayashi que terminó con Tootsie en el muro (5+7 de estilo por redondeo de la performance) y una sanción de la FIA (1) para el GP de Brasil.

Díganme ahora si no estamos ante el “drive of the year” o no. ¡Tootsie comienza a meterse en la lucha por el liderato!

Eso sí, Webber no se lo va a poner nada fácil. Pese a los 28 puntos de Tootsie, Mark se mantiene al frente de la tabla gracias al mongolismo de su trompo seguido de carambola con Nico Rosberg (6+2 de estilo) al que suma otro punto por provocar la salida del safety car. 9 sólidos puntos para un Mark al que, por mucho que me duela reconocerlo, nunca he visto como posible campeón del mundo. Sencillamente, porque siempre ha tenido estos momentos de hundimiento cerebral, lo cual hace que Red Bull – mierdismos hacia Vettel aparte – vea justificado el no darle todo su apoyo.

Otro héroe de la jornada fue Buemi: siguiendo la enseñanzas de Tootsie, primero trompeó al tocarse con Kovalainen (2) en una maniobra que algunos tienen el valor de llamar “adelantamiento”. Luego, en idéntico plagio, se estrelló contra el pobre Timo Glock (6) logrando, además de la multa de la FIA (1, otro plagio a Tootsie, y van…) el que saliese un safety car (1). Lo peor de todo es que Glock hubiese podido quedar undécimo, y lograr que, así, Virign dejase de ser el farolillo rojo. Todo un “Fuck you Richard Branson” por parte de un Buemi tan sólido como poco original que amasa 10 puntos en total.

Trulli con un trompo (1) y su impacto contra Senna 85) también fue otro piloto a destacar, al igual que Vitaly Petrov, que no pierde el tren de cabeza merced a otra de sus salidas de pista marca de la casa (2+5 de estilazo soviético). En una onda parecida, pero con menos espectacularidad, tendríamos a Di Grassi (2+2 puntos por su leche final y otro por una bella salida de pista).

Tampoco estuvo mal Chumáquer: sus cipotismos durante el safety car (1) volvieron a recordarnos el porqué de su leyenda (en especial el hostión con Montoya en el túnel de Mónaco) y también se animó a facer sus excusiones por la pista. Sin emabargo, es su reprimenda de la FIA (1) por haber obstaculizado a Barrichello lo que merece un punto extra de estilo por reincidente sin propósito de enmienda. Así queremos a nuestro Kaiser.

Button, por su parte, se descolgó del campeonato merced a una conducción lamentable llena de excursiones (1,1+1) por el barro coreano a la que debe no poco las nuevas piezas producidas en el McLaren Technology Center. Lógico: te fundes la pasta en encargarle un adifisio a un siervo de Satán como Norman Foster y luego te extrañas de lo que produzcan ahí sea una puta mierda… Dos puntos para McLaren por haber hecho los experimentos con gaseosa y con Button. Un Jenson que, por cierto, dijo que lo único que podía hacer ante una carrera así era escarallarse de risa(1).

Sin duda, lo más sorprendente de la carrera fue el que muchos nos descubrimos aplaudiendo las declaraciones del Mierda. Sobre todo la de “¡Pero si la pista está para ir con neumáticos intermedios!”. Como Kubica nos demostró en Canadá, eso de la seguridad en F1 es ya una asignatura aprobada con nota: ¡no queremos pilotos con miedo a hacer aquaplaning a baja velocidad! ¡Hemos pagado para el cipotismo, copón! El Mierda, por una vez, fue un abanderado de los valores correctos Y eso se merece un punto. Como también se lo merece su pérdida de posición (1x2) ante Alonso.

Por lo que a los equipos se refiere, esta carrera no fue muy dura con la mecánica, por lo que hubo pocos puntos que repartir: tanto Toro Rosso como Ferrari tuvieron sendos reportajes de mierda (4 each), pero la Scudería logra un punto extra al reutilizar su cartel de “JRANDE” añadiéndole un “+” delante. Reciclaje del bueno (aprovecho para dar un punto a Alonso merced a un salto que pretendía seguir la estela de Webber pero se queda más en Chiquito de la Calzada. Lo cual es bueno). Hispania, por su parte, va demostrando que esta liga fantástica es suya: queriendo subirse al carro de la serie “Hispania, la leyenda” (en la que trabaja nuestro bienamado El Perejil), nos regalo un espectáculo cómico taurino a la hora de mandar a Yamamoto a la pista… ¡sin haberle quitado el calentador del neumático! (3+1) Vale que sea un piloto de pago y no esperen grandes cosas de él… ¡pero es que eso es de tal grado de desidia que tiene muy bien merecida la multa de la FIA! (1). McLaren, por su parte, aún no da por perdida esta liga fantástica y, a sus experimentos con Button (2) suman su hooliganismo ante la desgracia de Webber (2).

Pero, sin duda, aunque sea por poco margen, Red Bull es el Team of the race: la explosión del motor de Vettel (5) se lleva tres puntos de estilo tanto por el fuego como por su magnífico timing psicodramático. 8 puntos a los que hay que añadir 2 de maravillosas relaciones públicas por el andador regalado a Bernie por su 80 cumpleaños. Cachondos.




…Y ahora vean lo llenitas que están las tablas y tengan el corazón de decirnos que no nos merecemos unas cañas…



21 octubre 2010

Un post de promoción

A veces, amistades, lectores o incluso gente normal nos piden que les hagamos un poquito de promoción de sus propias aventuras artít-ticas. Pero nosotros no solemos escribir entradas sólo para apoyar a nuestros amigos. Una máxima que llamamos ‘línea editorial’, pero que comúnmente se conoce como ‘ser un cabrón desagradecido’. Es una cuestión de terminología. Algo así como decir que merendar güisqui con tigretón es comer ‘pastel con culis de frambuesa bañado en salsa de cereales’.

Pero no somos completos descastados. Para esas cosas viene de miedo la barra lateral y el Facebook, en donde podéis ver, por ejemplo, datos sobre la última y magggnífica publicación de mi hermano El Ciudadano Soberano, que esta vez, extrañamente, NO es libro-valium. Más bien un libro-tila. Con estas cosas quedamos medianamente bien y no traicionamos nuestros principios. Si es que los tenemos. Pero hoy toca hacer una excepción.

Nuestra amiga Pilar Vera es alguien muy importante para ente bloj. Un post en su página ‘Arpías Corner’ fue la inspiración para la creación de Vicisitud y Sordidez. Se trataba de un breve y maravilloso texto que hizo que vicisitud considerara esto de meterse en internet y que La Navaja en el Ojo abriera esta página para que soltáramos nuestras gilipolleces.

Tardé un poco en encontrar el post, pues no recordaba el título y no sabía cómo buscarlo en google. Las combinaciones que metí en el motor de búsqueda fueron la mar de excéntricas. Me encantaría pensar que alguien ha visto las entradas en su página y se ha dado cuenta de que un finstro la ha visitado poniendo “arpia+bragas+en+el+pomo”.
El caso es que al final lo encontré. Y lo reproduzco a continuación. Lo que no recordaba era el título. Que era, obviamente...

Vicisitud.

La comidilla de Radio Patio

El otro día, al bajar de tender la ropa, perdí unas braguitas en algún punto entre la azotea y mi casa, que está en la planta baja.
He de decir que eran unas braguitas muy monas, a lo lolita, con un montón de corazoncillos estampados.
Al volver por la noche, las bragas estaban colgando del pomo de mi puerta.
De entre todas las puertas del bloque, algún vecino con buena intuición -o tal vez, lo que es peor, con buen oído. O, lo que es aún peor, mejor imaginación- dedujo que aquella prenda tenía una indiscutible propietaria.
Desde luego, mi fama me precede.

Breves palabras de gran vergüenza ajena que supusieron un modelo a seguir. Dentro de poco, esta gran autora va a sacar un libro de relatos. Su título: Cámara Oscura. Ella lo describe como “un libro en el que hay brumas y hadas, ambientes góticos y victorianos”. Lo cual está bien.
Este cuadro está en mi dormitorio. ¿Gaycidad, infantilismo o deficiencia mental? Más bien todo al mismo tiempo.

A pesar de ser consciente de lo moralmente gilipollas de lo victoriano, soy un gran enamorado del steampunk y de la pintura prerrafaelita, un estilo que sospecho está igual de bien considerado por la crítica artit-tica como el rock progresivo por la musical. De hecho, mi idea inicial era hacer un post polémico defendiendo a los góticos y a los emos. Sobre los primeros no pude escribir por problemas de tiempo. Sobre los segundos me fue totalmente imposible por exceso de descojone al ver las fotos de los sujetos de la investigación. Soy un gran sofista, pero NO TANTO.

El libro se presentará en Madrid, el día 27 de octubre, a las 20.00 horas, en la Librería Tres Rosas Amarillas. Luis Alberto de Cuenca hará de maestro de ceremonias y la autora, en sus propias palabras, irá monísima.

Así que quien quiera, que se pase. La madrina de ente bloj se merece nuestro apoyo.

17 octubre 2010

La liga fantástica de F1 2010. Round 17: Japón.

Doy gracias al Dios del Trueno y del Rock'n'Roll por la abortada clasificación del sábado bajo el diluvio japonés. En un primer momento pensé "¿Para esto madrugo, hijos de puta?", pero luego me callé cuando vi el clip final con el que despedían la emisión. Normalmente, el montador usa la música cañera para montare una retahíla de hostias, derrapajes y, para cerrar, el dedito que toda persona de bien desea que Sabastian Vettel utilice para practicarse un tracto rectal. Esta vez, sin embargo, ese clip parecía el trailer perturbado de una peli de Angelopoulos, con los pilotos tocándose las bolas, o jugando al póker (sendos puntos para Glock y Di Grassi) o organizando carreras de balsas (1 punto ridículo para McLaren, Kovalainen, y dos para Red Bull por habérselo currado más). ¡APASIONANTE! El día que tenga que explicarle al alguien la grandeza de la F1 usaré ese clip (con la banda sonora de Videofobia por debajo, claro).

De una cosa estoy convencido: algunos jefes de equipo no sólo participan en esta liga fantástica (¿Alguien podría culpar a Carabante si le hace ilusión ser el primero en algo?) sino que, además, practican un espionaje industrial que ríase usted de Nigel Stepney. Sólo así puede explicarse la notoria falta de originalidad de Renault, Virgin y Mercedes a la hora de apretar las tuercas de sus ruedas. Como no soy un povre onvre de las tribunas, temeroso de que un cacho de Bridgestone acabe con mi vida, voy a desempatar a puntos cada equipo en vez de denunciarles:

Mercedes. 5 puntos sin mayor complemento de estilo. Ocurrió hacia el final de la carrera y las leyes de la física chapucera pueden explicar lo ocurrido.

Renault: esperar a la tercera vuelta del safety car para perder la rueda tiene ya mucho más mérito. Añadan, please, un punto de estilo a los merecidos 5 por la desgracia de Kubica.

Virgin: ¡Por fin! El impulso homicida que todos esperábamos por parte de Richard Branson (ha estado a punto de morir varias veces merced a sus delirantes viajes en globo) y que nos confirmaba con su reclamación de "que prohíban las banderas azules" (1) para que vuelos como el de Webber en Valencia sean más frecuentes nos regaló un tremendo hostiazo de Di Grassi ¡en la vuelta de formación! Además, su destrozo fue notoriamente más plástico. 4 puntos de estilo. Estos 10 puntos parece que daban a Virgin la Star of the race. Sin embargo...

...¿No aplaudieron todos cuando la caja de cambios del Mierda se fue a la ídem? (4x2) Súmenle, además, 2 de estilo debido a que era una caja nuevecita para arreglar lo que el Mierda había destrozado en los primeros libres, o en Singapur, lo mismo da (2x2 y 1x2 de sanción de la FIA para el innombrable – por cierto, 1x2 para Williams por haber denunciado bloqueo, aunque Lugo no hubiese penalización). Pero el equipo de Woking lo redondea con la estrategia de mierda (5) desarrollada por el pobre Jenson: no sólo le hizo perder puestos en parrilla – hubiese sido el tercero - sino que, además, una vez se vio que aquello de alargar el primer relevo no funcionaba – no lograría rebasar a Alonso – decidieron mantenerlo en pista con la sana intención de inmolarlo: hacer un trenencito con los Red Bull para que "ese" pudiese alcanzarlos y, a lo mejor, acojonarlos con alguno de sus adelantamientos suicida. Por estadística, esta vez tenían que salirle. Pero, claro, el Mierda tuvo sus problemas y McLaren hizo parar a Button en un momento absurdo. Team of the race para ellos.

Respecto a los pilotos, también hubo un duelo poderoso:

Nuestro Jaume, después de haber sido virilmente adelantado por un brillante Kobayashi – que usó, como todos hacemos en la Pleisteichon, la ancestral técnica de apoyarte en el otro coche para no salirte de la curva (1) – vio como, vueltas después, Kamui le volvía a hacer la misma jugada. Desesperado, Alguersuari no tuvo mejor idea que golpear repetidamente el coche del héroe local... ¡cuando ya le había adelantado! ¿El premio? Joder su alerón delantero y su – hasta entonces magnífica – carrera. 5 puntos a los que añadir otros cinco de estilo no sólo por su salvajismo ceporro sino por decir, al final del GP, que "mi jefe estará orgulloso de mi combatividad". ¡Enajenao! No cambies nunca, Jaume.

Adrian Sutil, por su parte, no tuvo la culpa de romper el motor (los 5 puntos van para Force India) pero... ¿A que llorasteis de la emoción cuando Lobato exclamó "¡Ha patinado en su propio aceite?". 1 punto+3 de plasticidad+3 de afirmación sexual.

¿Y qué decir de Felipe Massa? Cierto, fue Rosberg (1) el que el que le empujó fuera de pista, pero su retorno descontrolado a la curva fue tan indocumentado como plástico. Que se lo pregunten a Liuzzi. 6 puntos más 8 de estilazo. Para más de uno, Felipe merecía su tercera Star of the Race de esta liga, pero ese honor corresponde a...

Vitaly Petrov. ¡Claro que sí! En pleno furor de rumores que sitúan en el segundo asiento de Renault desde Raicoñen hasta a Alguersuari, Eric Bouiller hizo juegos malabares para justificar la presencia de Petrov sin hacer mención a sus patrocinios rusos. Es como jugar al Tabú y que te obliguen a definir a Hamilton sin decir la palabra "Mierda". Muy jodido. Al final, Vitaly decidió ponérselo más difícil todavía con una salida mongólica en la que resultó difícil recorrer menos metros montando una más gorda. Su impacto contra Hulkenberg (6) lleva 9 de estilo por el aparente desafío a las leyes de la física. Añadan 1 por el safety car y ahí queda la Star of the Race.



PD: Invítennos a unas cañas, venga, que no cuesta nada...

13 octubre 2010

Videofobia 3: Super Xuxa Contra o Baixo Astral

Cuidado: La tercera entrega de Videofobia contiene extrañas cantidades de cocacola, luces de flash, canciones-colonoscopia, perros de peluche que hablan, gusanos con pinta de pishas, gusanos-pishas con pinta de ñordos e incluso ingles brasileñas.

Viruete.com y Vicisitud y Sordidez les presentan el análisis de la primera película de Xuxa como protagonista. Eso quiere decir que hay más. Pero mejor no pensar en cosas terroríficas. Disfruten por ahora de esta maravilla del cine calentorro-infantil. Recomiendo su visionado en el link de Vimeo, porque se ve más jrande y porque, feck, no tengo ni idea de por qué sale achaparrado (¿Alguna idea? Yo copio el embed tal cual, y en el previo se ve bien...):

Videofobia 3 - Super Xuxa vs Satan from videofobia on Vimeo.



PD: El post correspondiente de F1 de la pasada carrera se retrasa por problemas laborales. Pero llegará. De todas maneras, todavía no se había decidido qué equipo sería Star of the Race...

Related Posts with Thumbnails