Vicisitud & Sordidez

56
Novio - ¿Puedo hacerte una pregunta, cariño?
Novia - Por supuesto, amor.
Novio - ¿Tú miras tu ñordo después de cagar?

Esta es obviamente la conversación que debería tener toda pareja si quiere que la reconozcan como tal. Concretamente, que la reconozcamos Vicisitud y yo, porque el resto de la sociedad huiría despavorida. Y probablemente la novia. Que los sórdidos tienden a la soltería por un motivo claro.

Pero no se trata de una cuestión baladí. La contemplación de la propia caca es algo muy importante. Que dice mucho de una persona. Yo no suelo mirar atrás después de defecar. Y eso está mal. Mirar atrás es un acto reflexivo esencial para la psique humana. Y una guarrerida, en este caso. Pero una guarrerida necesaria. La forma en la que nos relacionamos con nuestro ñordo dice mucho de las personas.

De hecho, el eminente filósofo a tiempo parcial y onvre a tiempo completo Slavoj Zizek (de ahora en adelante, y para simplificar las cosas, lo llamaremos ‘Mxyzptlk’) es uno de los principales expertos en reclamar la importancia de contemplar la mierda.

No voy a hablar aquí de este jran señor. Básicamente porque me acabo de leer el artículo de wikipedia sobre su ontología y ha sido mismamente como ojear las obras completas de Shakespeare en Klingon. Lo importante de traerlo a colación es que ente bloj NECESITABA tener un post en el que se hablara de él. Porque es un señor que ha formulado la mejor teoría sobre la identidad nacional de la historia del pensamiento. Nada que ver con ‘lo que sale de la tierra’o ‘el sentir de los pueblos’. No. Según Mxyzptlk, se puede conocer mucho de una nación por su relación con la contemplación de la caca.

Para él, la mierda representa la manera de pensar. ¡La caca es el pensamiento! Leyendo muchos de mis posts, no tengo ninguna duda de ello. Pero, acojonado, me pregunto: ¿es, por consiguiente, Hamilton la personificación del pensamiento humano? Aterrado, decido no seguir pensando. Que se me da mal.
El que viva en esta casa es, sin duda, un pensador de mierda.

El caso es que existen tres tipos de retretes. Y de cómo trata cada uno a los ñordos se pueden inferir la ideología de cada nación:

1.- En el retrete tradicional alemán, el agujero por el que desaparece la mierda está delante, por lo que el zurullo cae en una superficie en la parte de atrás. De esta manera, el buen germano se encuentra a su zurullo directamente. Como si fuera el mismísimo señor mojón, le habla. Puede inspeccionarlo, husmearlo y, si le cae bien, irse de copas juntos. Es, por lo tanto, el retrete obsceno (alemán, claro) y el más METAFÍSICO: el alemán estudia y contempla.

2.- El retrete francés tiene el agujero más grande y está justo detrás. Así, el excremento cae directamente y desaparece misteriosamente como si Juan Tamarit estuviera contigo en el baño (situación que, obviamente, haría que el tiempo en el retrete fuera mucho más divertido). Nada de quedarse a mirarlo. Por diosss. Qué vulgaridad. Los franceses son, por lo tanto, políticamente radicales: hacen desaparecer lo que no les gusta.

3.- El váter anglosajón es una combinación mucho más guarra. El zurullo (o los zurullos, dependiendo de tu relación diaria con los All Bran y si te has tomado un kivi para desayunar) se queda flotando, pues tiene mucha más agua en la taza. De esta manera, se diluye poco a poco y no se puede ver con claridad. Los anglosajones son transparentes y pragmáticos, pues no analizan el zurullo y dejan que se disuelva poco a poco.

¿Y cómo sería la relación hispana con la mierda? En mi caso, no tengo ni idea. Básicamente porque me da mucho asquito mirar a los mojones. ¿Y si algún día me devuelven la mirada y me gritan un ‘¡Tú qué coño quieres!’? Además del susto, imaginaos el aliento. Por no hablar de que, cuando miro atrás, ya están cubiertos de miles de capas de papel higiénico. Porque no hay sensación menos gratificante que levantarse para ver tus heces y sentir cómo las nalgas restriegan todo lo blando. No. Yo soy mucho más limpito que eso y hasta uso toallitas de bebé. ¿Significará eso que no me gusta enfrentarme a mis propios pensamientos?

Pues no. Porque Mxyzptlk también nos enseña, en su inmensa sabiduría, que hay una relación entre el zurullo, su comportamiento en el retrete… y EL CINE.

Porque el cine es una mierda. No en el sentido de ‘Canino es una mierda más mala que Manos The Hands of Fate porque ni siquiera tiene la modestia y honestidad de esta última’. No. Veamos lo que quiere decir nuestro filósofo checo favorito:

Cuando tiramos de la cadena, los excrementos desaparecen de nuestra existencia (..) hacia un mundo de tinieblas, una realidad primordial y caótica. Y, el horror definitivo, por supuesto, es si los objetos regresan de esa dimensión”.

Esto es: los zurullos se emparentan con el terror zombi. No en vano son las criaturas cinematográficas que causan más pesadillas: son grotescas apariciones que regresan del más allá. ¿Qué da mas miedo y desazón, The Walking Dead o que tires de la cadena, veas desaparecer el zurullo y luego reaparezca de la nada? Yo lo tengo claro: ninguna de las dos cosas. El horror es el mojón flotante que no quiere marcharse por mucho que pulses el botón de la cisterna. Pero eso es otro tema.

Porque lo importante es que nuestro héroe de curioso nombre, en su documental Guía de cine para pervertidos, se descuelga a continuación con el siguiente pensamiento:

Cuando los espectadores estamos sentados en un cine, mirando a la pantalla (recuerden que, al principio es una pantalla en blanco en sombras antes de la peli y, a continuación, se le lanza la luz), ¿acaso no estamos básicamente mirando un retrete esperando a que las cosas reaparezcan? ¿Y acaso no es el espectáculo una clase de engaño que intenta ocultar el hecho de que estamos viendo básicamente mierda?

Sí señores: el cine es una realidad (nuestros propios pensamientos) reaparecida de forma mutada cual Godzilla de la vida. Temible y fascinante al mismo tiempo. Y, por supuesto, no es una realidad intrusiva: es necesaria. Como ese calcetín desparejado que vuelve del mundo lovecraftiano del Monstruo Devorador De Sólo Un Calcetín, la aparición es sorprendente y bienvenida.

Entonces, ¿por qué veo tanto cine y no miro mi propia caca? Por falta de coherencia. Así que ya estoy imbuyéndome del espíritu germánico y analizando toda hez que se me ponga por delante. Incluso si es un zurullo de coña. Pero con cuidado. Que ya nos advirtió Top Secret:

¿Zurullo de coña? Yo no trabajo ese artículo

Publicar un comentario en la entrada

HansHelm dijo... 11 enero, 2011 08:29

¡Un post de caca! Me acaba de alegrar el martes por la mañana.

Eso sí, no me convence el váter anglosajón, es profundamente turbador ver toda esa cantidad de agua a punto de desbordarse y no estar seguro de que al final eso se acabe yendo. Luego ya respiras, pero hasta entonces...

SuperSantiEgo dijo... 11 enero, 2011 08:50

Proclamo que Zizek (Mxyzptlk es buen apodo), es una de las mejores cosas que le han pasado a Internet desde The Hoff. Sus vídeos causan tal alborozo en mi espíritu que me alegran el día entero, además de ser una hermosa clase de inglés sórdido de acento que daría medio huevo por tener. La pronunciación recibida es una mierdecilla en comparación.

Propongo como nueva frase fetiche de ente vló que todos amamos y disfrutamos su perfecto y categótico:

LAV IS ÍVOl.

Repitámoslo todos:

¡¡¡LAV IS ÍVOL!!!

Condesadedia dijo... 11 enero, 2011 08:55

Se os ha olvidado el retrete tradicional español: la "comuna". Una de las experiencias más sórdidas que puede tener un estreñido. Expulsar un ñordo sabiendo que debajo de ti hay todo un ecosistema esperándolo no tiene precio.

Milgrom dijo... 11 enero, 2011 09:53

Bueno, menos mal que os mola Zizek por las razones adecuadas, no como a estos.
http://lafuga.cl/el-cine-segun-slavoj-zizek/18

Anónimo dijo... 11 enero, 2011 11:09

¿Lo de Mxyzptlk lo has puesto al tuntún o es un referencia a ente señor: http://en.wikipedia.org/wiki/Mister_Mxyzptlk?

padawan dijo... 11 enero, 2011 11:16

¡es esloveno, no checo! Eso es casi más sórdido...

Según la teoría de este señor éste es el peor monstruo que puede aparecer en una película http://siknus.cat/wp-content/uploads/2010/08/golgothan_petit-original.jpg

Espero no verlo salir nunca de mi retrete

hijoeputa dijo... 11 enero, 2011 11:23

Hay un blog que tengo enlazado, Roncando en el Nostromo, que el "dueño", Egoiz, es un flipado con el Zizetz y publica todo lo encuentra sobre él. La teoria de los ñordos la publicó el año pasado y la verdad es que si te lees el artículo completo te da que pensar. Imaginate a este tío en su casa o en donde se ponga a pensar dandole vueltas en la cabeza a las sociedades europeas y la forma de tratar sus excrementos con la idiosincrasia nacional de cada pueblo. Y construir una teoria sobre ello!!!! Cariño que peinsas? En mierda, jajajaja.

Petromás dijo... 11 enero, 2011 11:40

De "Slumdog Millionaire" se habló mucho y sobre todo mal, pero la peli vale la pena aunque tan sólo sea por mostrar al mundo los encantos del retrete indio.

Joan dijo... 11 enero, 2011 12:28

Sentado en un retrete anglosajón me tenía que sujetar los huevos y no por tenerlos especialmente colganderos sino por la ingente cantidad de agua que había. Lo peor es cuando procedes y el agua pasa a ser de color amarillo y varias canoas marrones surcan los mares. Un horror.

kiantsm

Paco Fox dijo... 11 enero, 2011 13:03

Anónimo: ¡El enemigo de Superman que traumatizó mi infancia por su sordidez!

Anónimo dijo... 11 enero, 2011 13:06

He buscado en el google "contemplar tu mierda despues de haber cagado" y he llegado a este blog. Un articulo interesante.
Yo soy de los que se queda mirando, considero que cagar es como parir (para mi igual de doloroso) y no puedo evitar echarle una ojeada. Tampoco puedo evitar sentirme orgulloso y soltar un ¡ala! cuando veo que he creado algo descomunal, que le cuesta tragar al tirar de la cisterna.
Creo que todo empezó cuando con 8 años, en la isla pequeña esa de benidorm, vi en el vater del bar un ejemplar del tamaño de mi brazo. Y mi primera impresión no fue asco, fue admiracion al ver tan magna obra. Despues sí experimenté ascazo, pero creo que eso fue consecuencia del síndrome de Stendhal que tuve.

SuperSantiEgo dijo... 11 enero, 2011 13:28

Me consta que hay un extenso poema popular que oí de pequeño, pero sólo me acuerdo de una estrofa particularmente "pegadiza":

Cagar, oh placer divino
que aunque algunos estimen cochino
yo considero el más puro y fino.

¡Oh, sentir cómo sobre la loza la mierda se destroza!

Kankoat dijo... 11 enero, 2011 14:41

Señor Vicisitud ¿ha visto vd. alguna foto reciente de Fernando Alonso luciendo un impactante bigotonazo de miedo?

Alberto dijo... 11 enero, 2011 15:04
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto dijo... 11 enero, 2011 15:06

El hecho de que miremos el retrete después de cagar, se debe a una reminiscencia de nuestros antepasados prehistóricos, que miraban y olisqueaban la caca como método para detectar enfermedades.

SuperSantiEgo dijo... 11 enero, 2011 15:42

A nadie le huele mal su propia mierda. Eso, eso sí que da motivo de profunda reflexión.

Y que hay algo que a todos nos hace iguales: todos tenemos un culo, y como decía Eddy Murphy, si la mierda valiese algo los pobres no tendría agujero.

Luis E. Froiz dijo... 11 enero, 2011 15:58

Y sin haber leído el post aún, pero necesitando compartir esto que ya comentó Kankoat sobre Alonso: vean su nuevo e impresionante bigotón! La liga sórdida no debería terminar entre temporadas!

http://www.as.com/motor/articulo/alonso-rossi-brillan-juntos/20110111dasdaimot_8/Tes

grasas dijo... 11 enero, 2011 16:02

Bien, post de caca y con Zizek de invitado. Bien!

Como dato cultureta si queréis epatar más a la audiencia tras contar la historieta de la caca debéis pronunciar bien el nombre de su creador:
1. Slavoi (hay que esforzarse por no decir "Eslavoi" como no hay que decir "Espein").
2. Yiyek. Las Y son como la "j" catalana o francesa. Piensa en Yshordi.

Creedme amigos no hay como darle en los putos a un cultureta pronunciando bien el nombre de su ídolo. Y mirarle a los ojos y decirle lentamente ¿De verdad has estado diciendo toda la vida Eslabog Ciceq? ¿Y te entendían?
Eso penetra el alma del cultureta (de por vida) y por cero dinero tenéis un arma poderosa: el Verbo (en mayúsculas ya que estamos tangencialmente lacaneando).

Es imperante que a estas alturas de curso y de evolución nos quitemos el tabú de la caca. No podemos tener ifones y trenes bala y que nos dé corte hablar de la caca. De nuestra caca, de la del vecino y de la de tu pareja. Basta de viajes de chicas que NO CAGAN EN 10 DÍAS.
Fuera el tabú de la caca. No se trata de traer bolsas con nuestros excrementos y comparar olores a la hora del café, se trata de tener una relación normal. Todos giñamos, no hay vergüenza, sigan adelante.

Teorías como la del Zizek son estupendas; le da un halo de seriedad a la caca que necesitaba desde hace mucho. Además como la reacción suele ser "qué raros son los retretes de fuera de mi país (que es el único normal putos locos)" permite hablar de caca desde un punto de vista más digno y cómo no, cultureta. Que la historia de los retretes tiene bastante miga.
Consigamos entre todos que el 2011 sea el año en que la caca se convirtió en algo normal y natural. Que el 2012 será el fin del mundo por algo.

SuperSantiEgo dijo... 11 enero, 2011 16:06

No sé a qué estamos esperando a crear el Día del Coproorgullo, el Día de la Visibilidad de la Caca o algo parecido.

Lemás propuetos: "Cago, y estoy orgulloso de ello".

La navaja en el ojo dijo... 11 enero, 2011 17:12

Lo que yo no entiendo que es que pueda NO mirarse. Primero, por salud: para ver qué tal vamos y eso. Y, más importante: por higiene, sobre todo para asegurarnos de que, tras tirar, no hayan quedado regalitos flotantes ni pegados... en fin, ya me entendéis.

Artalòge dijo... 11 enero, 2011 18:12

Pues a mí lo que siempre me ha fascinado es el tema de la escobilla del báter: un cepillo de dientes tamaño XXL que sacas de su bote intentando no mirar el agüilla que deja detrás y que no goteee en ningún sitio, y menos en el asiento, con el que restriegas alegremente el zurrullo por la taza, que después sacudes sin mucha convicción y que por fin devuelves a su lugar de origen, una vez más sin que salpique y ahora, además, sin que pierda por el camino alguno de los minúsculos trozos de mezcla de papel y tordo que se han adherido a sus cerdas, mientras que retrayendo la mandíbula inferior y entre dientes dices: ¡¡INGSXJ!! (palabro de verificación)

Y la eterna pregunta: ¿Cómo se limpia una escobilla de báter?

Dani GV dijo... 11 enero, 2011 18:41

Otro de los inconvenientes del váter anglosajón es que el exceso de agua ¡¡hace mayor el riesgo de salpicadura!! Sin duda no es un buen invento. El alemán tampoco: casi hay que empujar el bicho al agua después de soltarlo, como si fuese un cadáver o algo así.

Por si a alguien le interesa (seguro que a todos), hay una serie llamada "La fabulosa historia de la caca". Me topé un día con ella en Seriesyonkis y me quedé asombrado.

AH! Y no os engañéis: todos nos sentimos orgullosos de un menhir bien puesto.

Juls dijo... 11 enero, 2011 19:50

Una vez trabajé en un sitio cuyo retrete tenía pinta de ser uno de esos ingleses, y a parte de de que cuando el truño caía en el agua salpicaba una barbaridad (eso que notas el culito frío), yo estaba aterrado por si se atascaba, lo cual pasó varias veces dando como resultado una piscina dorada de mojones retozantes.

Otro vater interesante es el de la República Checa, donde en la parte trasera tiene un remanso antes de caer al agua, para que puedas disfrutar de tu caca como si estuviera servida en bandeja.

Gran mundo el de las tazas de váter.

Dr. Quatermass dijo... 11 enero, 2011 22:21

No hay nada peor que el water estilo camping (el agujerico con apoyapies). La que puedes liar si no apuntas bien... secundo lo comentado aqui arriba sobre un trabajo de investigación sobre los motivos por los que las plastas propias no huelen a sus autores.

Illuminatus dijo... 11 enero, 2011 22:31

El hecho de que miremos el retrete después de cagar, se debe a una reminiscencia de nuestros antepasados prehistóricos, que miraban y olisqueaban la caca como método para detectar enfermedades.

Efectivamente. Estuve tentado de escribir yo un post sobre este tema desde la perspectiva profesional: no hay nada tan jodidamente aterrador como comprobar que hay algo moviéndose en tus restitos (historia verídica de compañera de facultad que se volvió de Inglaterra con parásitos internos).

Paco Fox dijo... 11 enero, 2011 22:40

Yo pensé que el post era asqueroso, pero los comentarios son verdaderamente repugnantes.

¡¡¡¡¡ENHORABUENA A TODOS!!!!

Otis B. Driftwood dijo... 11 enero, 2011 23:11

Dos notas:

1. Sobre el retrete alemán clásico, recuerdo mi primer día en Alemania, que también fue la primera vez que me topé con semejante artefacto. La amiga (española) con la que me alojaba en esos días me dijo simplemente: "nos recuerda a diario lo que somos". Grabada a fuego se me quedó la frase.

2. Me sorprende que nadie haya mencionado el retrete turco, con su pitorro trasero por el que sale el chorrito de agua con el que lavarse. La primera vez que lo vi en un hotel de Estambul pensaba que ahí había que sentarse al revés, cual water-bidet. En el correspondiente del curro (estaba allí por motivos de ídem) procuraba no rozar el pitorro por nada del mundo... quién sabe lo que habría pasado por ahí sin limpiar.

Por demás, estoy de acuerdo con La Navaja en el Ojo: HAY que mirar siempre. Es como un mapa interior nuestro de proyección cilindrocónica.

Saludos.

Fer dijo... 12 enero, 2011 10:20

Yo certifiqué que había elegido a la mujer ideal para compartir mi vida el día que estando sentado en el sofá mientras mi mujer hacía su visita al señor roca empezó a gritarme: "¡Corre, ven, mira esto!".
Yo esperaba encontrármela señalando algún calcetín olvidado o algo así dispuesta a echarme una bronca, pero no. Estaba de pie señalando el váter. Me asomo y había un ñordo casi como mi brazo. La miro y me dice orgullosa: "Este es más grande que los tuyos, ahí tienes la escobilla, encárgate de el." Y se fue.

Y me quedé allí eliminando el ragalo de mi mujer mientras era feliz pensando en que la mujer a la que admiraba por su inteligencia, elegancia, y capacidad para sonreir incluso a alguien apuntandole con una pistola, era también capaz de hacer ñordos del tamaño de un brazo y eso que comía como un pajarito. ¿Que sería capaz de perpetrar si comiera como un cerdo como yo?

Paco Fox dijo... 12 enero, 2011 10:28

Dios mío, Fer: La historia más romántica que he oído ever.

Sus dijo... 12 enero, 2011 15:54

Suscribo lo dicho por Paco Fox:
En esta entrada, los comentaristas han estado muy por encima del autor.
Que jartá de reir!

Por cierto, ¿alguien nos puede asesorar sobre el vater japonés? En las putadas de cámara oculta (que ponen de relieve que allí la intimidad en el cagar no es tan tabú como aquí) se ve que se ponen de cara a la cisterna.

SuperSantiEgo dijo... 12 enero, 2011 16:14

Los japoneses, como pueblo sórdido, hacen también complicado y sórdido (es decir, civilizado), el cajar. Los de Cirque du Soleil lloran cuando tienen que hacer ahí sus necesidades.

Además no conocen término medio: o el jiñadero de ponte en semejante postura al de alta tecnología, el cosplay del cagadero.

Me extraña que nadie haya citado la hermosa costumbre de algunos países de no tirar el papel a la taza, sino de tener una bonita papelera para ello.

verificación de la palabra: vateri.

No me lo invento, es una señal del universo.

pagb666 dijo... 12 enero, 2011 16:30

Todos tenemos miedo de que ocurra esto:

http://www.youtube.com/watch?v=HalD12wJ2_s

Fer dijo... 13 enero, 2011 12:48

Sí, la sordidez también da pie al romanticismo, jeje.
Siempre he pensado que una novia que no se tira pedos o no es capaz de depilarse delante de su pareja no es trigo limpio. Si ocultas algo tan natural y necesario como un pedo a tu ser amado que otras peores cosas estarás ocultándole.



SuperSantiEgo, en mi casa teníamos un desagüe de pena y mis padres hartos de tener que desatascar cada dos por tres empezaron a usar la papelera. Yo nací ya con esa costumbre arraigada en casa y siempre pensé que era lo normal. Es más, me sorprendía ir a casa de mis amigos y que no tuvieran.


Recuerdo la gran apoteósis el día que empezó a dejar de tragar agua y vino mi tío a intentar arreglar el desaguisado. Tras levantar el suelo de medio patio trasero encontramos el problema. Mis hermanas se habían hecho mujeres y habían decidido que la papelera del váter podía contener papeles llenos de derrapes pero no compresas llenas de sirope de fresa.
Conseguimos quitar el tapón, y con ayuda de una amigo sacamos la mierda acumulada metiéndola en una carretilla con una pala, y transportándola hasta el campo de un vecino que nos dijo que la usaría como abono. Recuerdo que de vez en cuando salían ñordos enteros y hacíamos broma intentando descifrar de quien eran.
Al final mi abuela en agradecdimiento nos invitó a merendar, atención, chocolate a la taza. Muy oportuno sin duda.
Mi amigo aún recuerda aquel día como uno de los más "diferentes" de su vida.

Anónimo dijo... 13 enero, 2011 14:01

En los E, E punto U, U también se estilan los váteres estilo inglés, y si a eso se le une el también gusto anglosajón por las moquetas (hasta en el baño, y de pelo largo), entenderéis que la experiencia que voy a relatar fuera cuando menos traumática.

Pasando un curso escolar en aquellas tierras, el protagonista de esta historia fue al baño, en casa de la familia en la que vivía, a hacer sus cosas, y al tirar de la cadena, el agua empezó a subir como de costumbre en dichos baños tipo anglosajón.
Con un nudo en la garganta nuestro protagonista observó cómo el agua rebasaba su habitual altura y seguía subiendo... esto no me puede estar ocurriendo, pensó él. Este baño tiene una moqueta de color rosado en la que un desbordamiento de este tipo causaría estragos, ¡y cómo le iba yo a explicar a mi anfitrión tamaño desaguisado!

Como es de esperar, el agua rebasó el borde de la taza y los mojones se despeñaron por dicho borde cual Indiana Jones y sus amigos en las cascadas de la peli de las Calaveras de Cristal.

La moqueta rosada nunca volvió a ser la misma.

COLCHONERO dijo... 13 enero, 2011 15:17

Me has llegado al alma, perdone señor, se le ha caido este cagarro de coña, lo siento sir, yo no tgabajo ese agticulo!!!

Il Gattopardo dijo... 14 enero, 2011 03:26

Me extrañaba que no apareciese una mención a (Selavo)Zizek en 'ente vlog'. Demasiados recuerdos vienen a mi mente cuando pienso en ñordos. Demasiados. Siempre he tenido una extraña relación con este 'simpatico' material de desecho. Sobre todo desde que a mi más tierna infancia me encontraron junto a mi vecino jugando con estos sólidos que habíamos dejado reposar en el orinal (imagino que la cara de mis padres al encontrarme lleno de mierda sería un poema)en la terraza de la casa en plena hora de la merienda. Tal vez lo confundiese con nocilla . Y ahora me digo, si el señor Fox es capaz de desvelarnos los entresijos de sus colonoscopias (cual viaje en al centro de la tierra -o fosa aséptica anal-) y Fer nos cuenta la capacidad sobrehumana de su mujer de generar marrones (es una de las mejores historias de amor que conozco, intenta vender la idea a , ¿por qué avergonzarse de mirar atrás cuando uno hace caca? ¿Cómo no hacerlo cuando uno ha visto películas gore en la que los truños atacan a sus dueños y les desgarran la cara? No es nada raro dentro de la cinematografía bizarra. Y si no, echen un vistazo a este post: http://alborbizarro.blogspot.com/2010/06/monsturd-2003.html

@sinestauta dijo... 14 enero, 2011 14:13

Buenas... quicir, ¡LAV IS IVOL!

Mxyzptlk es un buen nonvre oficial, yo le apodaría "chichec" o "chuche". En el fondo, todas sus ideacas son golosinas(la última es que Assange es el Joker de The Dark Knight).

Por cierto, es esloveno, por eso habla mucho de Milosevix

Kurnak dijo... 14 enero, 2011 17:54

Una puntualización: el retrete alemán no tiene la "bandeja" en la parte trasera, sino en la delantera y es enorme, cubriendo casi toda la taza. Luego al tirar de la cadena el agua empuja la Magna Obra hacia el agujero trasero. Al menos así era el que había en casa de mis ex-suegros en Lübeck.
Poco antes de ir allí por primera vez había leído acerca de los retretes antiguos alemanes y flipé en colores al verlo. Con semejante trono es imposible no fijarse en el ñordo. Eso sí, la primera vez que lo usas no hay forma de evitar pensar que acabarás plantando un pino recto que se restregará por tus posaderas.
Y sí, yo miro tanto para ver si es todo normal como para asegurarme que no quedan zurraspas tras descargar el agua.

SuperSantiEgo dijo... 14 enero, 2011 18:23

No sé a qué esperamos para reclamar que el bello arte de exonerar el vientre sea proclamado como patrimonio cultural intangible de la humanidad.

Otis B. Driftwood dijo... 14 enero, 2011 19:55

@Kurnak: creo que lo que vio ud. fue una excepción o variante artística del retrete clásico alemán, pero le aseguro que la mayoría de los que he visto (en distintas regiones y ciudades) tienen la bandeja detrás y el bujero delante. Una de las primeras consecuencias, de hecho, es que conviene mear sentado.

Pero como en el Norte-Norte no he estado, no sé si lo que ud. experimentó fue algo común por la Hansa, que todo puede ser.

Guillermo P. Mogorrón dijo... 15 enero, 2011 01:45

En mi familia esto es un tema estrella. Ya de pequeño abrí por error una puerta, y descubrí que mi señor abuelo cagaba en cuclillas sobre la taza, con sus zapatos y sus calcetines de ejecutivo puestos, agazapado cual pajarraco. Y mientras gritaba "¡Cierra, niño, cierra!", pensé que como cayese un torullo de los gordos, iba a salpicarle el culo como el mísmisimo Deep Impact.
Unos años después, y confirmando la teoría de que miramos nuestras mierdas como si de un chequeo médico ancestral se tratase, un mono cagó desde lo alto de un árbol, y bajó hasta el suelo para inspeccionar su obra a fondo, lo olió, lo tocó y juraría que le dio un tiento.
Pero la parte épica y trastornada de la familia es la competición entre mi padre y mi hermano por parir pitones enroscadas y llamarte para que las veas. Ahora ya se que mi hermano no podría jamas vivir ni en Inglaterra ni en en Alemania. En una por inundación, y en la otra por que contruiría un totem todas las mañanas que le haría caerse de lado.
Tenía que contarlo.

zoiberg dijo... 15 enero, 2011 15:20

yo solo hay una cosa que no comprendo.¿Por qué el olor de nuestra propia caca no causa ninguna molestia en nosotros y sin embargo el de las heces ajenas nos da arcadas?¿acaso no son mierdas pestilentes ambas?
Estoy segura de que existe una explicación cientifica para esto.
Por cierto yo siempre miro despues de soltar lastre,es un movimiento reflejo

supermon dijo... 15 enero, 2011 17:30

Qué poético es todo. Pero os falta un dato fundamental: ¿vosotros nunca habéis tenido que jiñar en el campo? La de anécdotas divertidas que se producen. Aún recuerdo un día en el que mi primo y yo compartíamos "la zona de detrás de los árboles" y lo veo haciendo extraños movimientos giratorios. El resultado: un -enorme- truño con forma de espiral, perfectamente trazado. Homérico. O el día que, acampados en el Circo de Gredos, un apañero agarró el rollo de papel higiénico mientras se alejaba, ufano, comentando: "he encontrao el mejor sitio". El sitio no era malo salvo por un detalle: estaba justo en la senda hacia las Cinco Lagunas, y mi amigo tuvo el infortunio de ser encontrado en tan aerodinámica posición por un enorme grupo de excursionistas, justo en el mejor momento.

Anónimo dijo... 16 enero, 2011 23:08

Hans Magnus Eizenberger os conmina a ver "Perras Rabiosas" de inmediato...

Kaká dijo... 17 enero, 2011 10:30

Esto os abrirá los ojos (u ojetes):

http://www.diariopopular.com.py/?q=node/82477

Nuria dijo... 17 enero, 2011 13:29

Yo ya ví hace tiempo una conferencia de este jran señor explicando su teoría de mierda. Todos deberíamos presionar para que se enseñara en los colegios. Es un deber para con nuestros descendientes.
Por cierto, palabra de verificación: "pyrante". Muy propio.

Joan dijo... 17 enero, 2011 14:16

Por cierto, no se olviden del refranero popular, sus canciones y demás motivos para el jolgorio:

- Señorita...
- ¿Caballero?
- En su portal cagar quiero.
- ¡Indecente!
- Cagaré de frente.
- ¡Descarado!
- Cagaré de lado.
- ¡Indecente y descarado!
- Señorita ya he cagado.

jajiru dijo... 17 enero, 2011 20:29

No puede faltar la Escala de heces de Bristol realizada por la muy británica universidad del mismo nombre.
http://en.wikipedia.org/wiki/Bristol_Stool_Scale
http://es.wikipedia.org/wiki/Escala_de_heces_de_Bristol
Dan ganas de clasificar la caca cada mañana.

karlonnen dijo... 23 enero, 2011 16:30

Precisamente es esta última frase la que me vino a la cabeza al hacer esta foto...

http://yfrog.com/gz2q4ej

Otis B. Driftwood dijo... 25 enero, 2011 13:05

Mike Bonales se hace eco:

http://www.20minutos.es/vineta/mike-bonales-conejo-frustrado/2086/0/en-el-wc/

Palabra de verificación: "maniasc" la "c" es por caca, naturalmente.

Okok dijo... 05 febrero, 2011 12:33

Jran post, señores.

Aportaré el recuerdo de una chica que conocía, que cuando le preguntamos porqué había roto con su novio dijo "Es que estábamos en el báter hablando, y cuando acabé de cagar me tiró la cadena sin dejarme ver mi mierda!"

La cara de ofensa que ponía y su suave acento brasileño al contarlo nos descojonó a todos!

Palabra de verificación: metory, como el metorito que no le dejaron ver a esa chica ;^)

HansHelm dijo... 01 julio, 2011 11:05

Acabo de ver esto: Zizek, dando una charla en pelotas en la cama:

http://www.youtube.com/watch?v=eCjnmgF91h0&feature=related

Si le sumamos sus amores con Lady Gaga no cabe duda, Mxyzptlk quiere convertirse en el filósofo sórdido por excelencia.

Anónimo dijo... 13 marzo, 2012 16:59

Creo que este es el hilo para comentaros una noticia que mezcla varios temas, creo, de vuestro interés:

- Deportista español bicampeón perseguido por la justicia deportiva anglosajona.
- Frikismo.
- Caca. En concreto una pelea de CACA que es la causa de la descalificación:

http://ramenparados.blogspot.com/2012/03/un-equipo-espanol-expulsado-del.html

Un saludo y perdonad, pero es que cuando leo "caca" siempre pienso en vosotros.

Toni.

posesodegerasa dijo... 02 septiembre, 2012 03:29

¡Exijo la inmediata concesión del Premio Nobel de Literatura para el autor de este artículo! No lloraba tanto de la risa desde que un profesor de la universidad se cayó de la tarima.

¡Gracias, Gran Espíritu, por haberme concedido encarnarme en un planeta donde hay gente sin tabúes!

Paco Fox dijo... 02 septiembre, 2012 09:06

¡Jracias, jracias! ¡Qué bonito es saber que la gente todavía lee artículos viejos y, encima, se ríe!

Josep dijo... 08 noviembre, 2013 18:51

Brillante artículo.

 
Subir