Vicisitud & Sordidez

114
“Está ocurriendo. Te lo estamos contando”.


En las anteriores entregas de la saga de terror ‘Satán es mi señor’ (a quienes lleguen de nuevas, les ruego que se las lean para entender mejor lo que viene a continuación) nos dedicamos a experimentar asombro y maravilla con los errores del pasado. A uno le viene a la cabeza aquello del “para no volver a repetirlo en el futuro”. El problema es que, en términos urbanísticos, hemos vuelto a adoptar al pasado, le hemos comprado cara ropa de bebé diseñada por Ágata Ruiz de la Prada, un caro carrito marca “Maclaren” y le hemos cambiado la leche del biberón por un cóctel de Clembuterol y Red Bull.

¿El ÉPICO resultado? De entre los muchos ejemplos que Esp-p-p-paña nos ofrece, sin duda alguna los desmesurados PAUs madrileños son el hit indiscutible. Si tienen el valor de seguirnos en esta peculiar guía turística, al final se les entregará un cuestionario en el que poder elegir, de entre ellos, cuál es el que mejor encarna los valores del satanismo urbanístico. La votación se hará en la encuesta que está en el menú lateral derecho, en la parte de arriba.

Sin embargo, antes de ir PAU por PAU me veo en el deber – por aquello de que siempre habrá un sector que me tache de “panfletario” y de “anormal” - y probablemente con razón – de explicar una serie de conceptos previos sobre por qué la propia esencia de los PAU es lo que viene siendo, concretamente, una puta mierda.

La culpa fue de Le Corbusier (cha-cha-chá)… y de otros

La historia del trazado de las ciudades es una historia de prueba y error. En muchos casos, hemos visto grandes proyectos urbanísticos, modernos y racionales para su momento, que han triunfado plenamente: el París de Haussman (plan de 1852), barrios como el Eixample en Barcelona (Trías, 1860) o Chamberí y Salamanca (1860, Castro) en Madrid. Sin embargo, es un inglés – no podía ser de otra forma – el que arranca la historia de la GRAN (no, que nadie espere encontrar mucha “jrandeza” en este post) oligofrenia urbanística del siglo XX.

El señor es Ebenezer Howard - una de las personas que menos ha hecho, junto a José María Aznar, por el buen nombre del bigotón - y, en 1898, va a parir la excepcional idea llamada “Garden city”. Su simpleza mental sedujo a mucha gente (no es algo nuevo: ideas más simples como el pánico a la sodomía son las que lograrán que el PP gane las próximas elecciones, aunque vaya a perpetuar las demencialidades que ahora el gobierno nos vende como “reforma laboral”). ¿Y en qué consistía la simpleza mental de Ebenezer Howard? Pues en algo que se puede enunciar así: “El que Londres, a día de hoy, dé asco, esté lleno de caca de caballo, sea inseguro, insalubre e incómodo es culpa de que… ¡Londres es una ciudad! Ergo, lo que hay que hacer es… ¡Desmantelar la ciudad e irnos a vivir todos a bonitas casas unifamiliares al campo!”

¡Sublime! Me recuerda a los que querían arreglar los problemas de aparcamiento en Vigo echando cemento y empezando todo de nuevo. Lo que ocurre es que lo que el señor Howard plantea NO es una ciudad, sino una puta urbanización. Y, en un blog freak como éste es algo que no podemos tolerar. No porque sea un tipo de urbanismo carísimo y antiecológico (más asfalto, más dificultades para el suministro de agua y electricidad…) sino porque habíamos quedado en que una gran ciudad es un sitio que multiplica las interacciones y en el que, por ello, un freak que se vista de Ryker o que luzca con orgullo una camiseta con los pensamientos de Sheldon Cooper podría tener una posibilidad de follar, por lo menos, igual a cero. En una urbanización, teniendo que necesitar un coche - ¡anatema freak! – para llegar a un centro comercial - ¡Allí no venden Trading cards! – allá por donde Peich perdió el bolígrafo, sus posibilidades de follar son, directamente, negativas. Lo cual, traducido, significa que, el día que tenga planificado machacársela, se hará un esguince de muñeca.

Pero, en esa época, sin Internez, los freaks no pudimos hacernos oír, así que la repugnante idea de ‘Garden City’ cuajó en el inconsciente colectivo. Sobre todo en el inconsciente anglosajón, tan individualista, triunfador y Lewishamiltoniano él. Pronto, gente como Frank Lloyd Wright se sumarían a la moda planteando “utopías” como “Una persona, un acre de tierra”, lo cual, en el mejor de los casos, nos llevaría a la maravillosa, alienada y psicodramática vida de ‘Mujeres desesperadas’. Pero no os hagáis ilusiones, putos freaks: nunca podrías tiraros a Gabrielle Solis o a Mike Delfino (aunque a mí, el que me pone, es Carlos Solís, pero esa es otra historia). Por cierto ¿He dicho ya que Frank Lloyd Wright, para forrarse a saco, construía sus casas con materiales de mierda? Sí, el señor era también dueño de la constructora, lo cual ha llevado a que los presupuestos de restauración de “obras maestras” como la Ennis House sean disparatados. Un genio. Genio del mal, claro.

‘Garden City’ plantó la semilla de la destrucción. Por semilla entiendo algo de lo que puede surgir un inmenso dildo anal con pinchos capaz de realizar 2.000 sodomías por segundo estando alimentado por una mera pila alcalina comprada en el Lidl. Y ese dildo, esa máquina perfecta de tatuar “Satán es mi señor” en el ojete, lo inventó nuestro suizo capillitas favorito: Le Corbusier. ¿El nombre de su terrorífica idea?

Ville radieuse.

(Mi ordenador ha hecho un amago de colgarse al teclear esas dos palabras. ¡Con lo feliz que era el pobre escribiendo cosas bellas como “Apichatpong”!).

¿Y qué carallo es eso de Ville Radieuse, se preguntarán usarcedes? Algo tan malignamente perfecto que se merece mi aplauso. En esencia, consiste en aplicar los principios de Garden City a altas densidades de población. Con esta imagen lo tendrán más claro.


“Nuestro veloz automóvil toma esta autovía elevada entre la majestad de los rascacielos: mientras nos acercamos, se ve la repetición contra el cielo de los veinticuatro rascacielos; a derecha e izquierda, en los alrededores, están los edificios municipales y, cerrando el espacio, los museos y los edificios de la universidad. Toda la ciudad es un parque”.

Un parque para chutarse, añadiría yo. ¿No les parece esa la definición de ciudad de un perturbado? ¿De veras alguien quiere vivir en una ciudad para ver “la repetición de los edificios desde su rápido coche”? ¿Queremos las calles reducidas al mínimo porque “las intersecciones son los enemigos del tráfico”? ¿Queremos salir a la calle para encontrar sólo césped, césped y más césped? ¿Dónde están las tiendas de cómics o una ludoteca en la que jugar al Carcasonne? ¿O un bareto español donde ver la F1 y jalear el momento en el que el Mierda intentó adelantar a Webber en Singapur? ¿Eh?

Sin embargo, la Ville Radieuse sedujo a muchos arquitectos, a los políticos y a las demás mentes simples que pueblan este mundo: era algo TAN simple, esquemático, fácil de entender, hacía que la vida pareciese TAN poco compleja (sólo tienes que pasear por el parque, ir en coche por circunvalaciones y, luego, meterte en esa casa que el Corbu llamaba “máquina de vivir”) que muchos abrazaron el concepto de Ville Radieuse como los descerebrados jalearon las pelis de Mel Gibson por retratar tiempos más simples y mejores en los que sólo necesitabas tu casa y tu arma para defender a tu familia ultracristiana. Y punto.

Entre el aplauso generalizado nadie pensó algo muy simple: Ville Radieuse lo que conseguía, en realidad, era armonizar lo peor de los dos mundos. Por una parte, no lograba la vida de ciudad que SÓLO se logra interactuando en la calle como espacio publico fundamental (diversidad en la oferta de servicios, viviendas y edificios de oficinas mezclados…) y, por otra, tampoco lograba la vida de suburbio pijo de “Garden City”.

Sí, señores, Le Corbusier acababa de inventar… ¡El poligonazo!

Y también había inventado otra cosa igual de importante: su pretensión de hacer un diseño unitario y autosuficiente implicaba el efectuar una gran construcción… ¡de golpe! Olvídense de un crecimiento natural que cree diversidad. Aquí, de lo que se trata, es de efectuar una gigantesca obra pública.

Sí, señores, Le Corbusier acababa de inventar… ¡El megapelotazo urbanístico!

Esa es la grandeza maléfica absoluta de Ville Radieuse: no sólo era la peor forma posible de planificar el crecimiento urbanístico sino que, además, gracias a lo seductora que era para los especuladores, se había garantizado su triunfo. Hasta el fin de los tiempos.

O, por lo menos, hasta el Madrid de hoy en día.


De Madrid al infierno

Con la ley de liberalización del suelo del PP se pretendió resolver el problema del precio de la vivienda, por aquello de que la oferta podría atender mejor la demanda. La experiencia ya nos ha demostrado lo que pasó: el aumento de construcción generó un movimiento especulativo y una burbuja cuya mierda, al estallar, nos estamos aún limpiando ahora. Principalmente desde el paro. Algún oligofrénico argumenta que el problema es que no “se liberalizó lo necesario”. No pasa nada: en dos años Mariano nos demostrará que, liberalizando aún más, nos lloverá otro poquito más de roña con hormigón. Pero no supone aún un mayor problema. Nos cogerá inmersos aún en nuestro proceso de limpieza. Desde el paro.

Lo importante de esa ley, en el caso de Madrid, es que doña Esperanza Aguirre, en una alianza ultraterrena con Le Corbusier, nos regaló un apoteósico revival cutrón cañí de Ville Radieuse (por supuesto, esperamos con impaciencia a que el jeque de Abu Dhabi edifique los planos originales de Le Corbusier, cuyos derechos ha adquirido: para que luego digan que el Islam no es LO peor).


Sí, ni siquiera Paul Rodgers logró evitar el desastre.

De la cantidad disparatada de PAUs que se construyeron se ha hablado mucho de lo desangelados que han quedado bastantes de ellos, con baja ocupación e inmensos descampados alrededor. Pero aquí no los vamos a evaluar en términos de especulación inmobiliaria.

Porque, sí, esto es un concurso: cual revista Micromanía vamos a valorar cinco PAUs madrileños en varias categorías. En la encuesta del menú derecho, podrán votar. Éstas son las siguientes:


Satanismo de la ubicación

¿Son sus accesos correctos? ¿Permite su grado de integración con la gran ciudad (calles, metro, autobús, accesos desde circunvalaciones) una vida que no sea un infierno? A mayor satanismo, mayor puntuación.

Satanismo del trazado

Dentro del PAU… ¿Cómo reaccionar una vez se sale a la calle? ¿Permite hacer algo que no sea sacar al perrins a hacer caca o endrogharse? ¿Se pueden comprar buenos tebeos?

Añadir insulto al dolor

¿Busca el PAU justificarse albergando “grandes obras maestras de la nueva arquitectura”? ¿Tiene que soportar el pobre residente a un grupo de estudiantes de arquitectura haciendo fotos a “maravillosos edificios” para, que acto seguido, regresen a sus casas en el barrio de La Latina?

Esta es la crónica de un viaje por los alrededores de la capital del Imperio, y de cómo lanavajaenelojo tuvo que sufrir en sus retinas algo parecido a su apodo cuando me hizo este reportaje fotográfico (saddest thing is, ya ha desarrollado una tremenda capacidad estética a la hora de encuadrar Satanes). Así pues, ladies and gentlemen, pasamos a la gran competición: ¿Cuál es el PAU madrileño más satánico? And the nominees are…

Las Tablas

La característica más notoria de este PAU es que, en vez de ser un desarrollo estrictamente residencial casi desde cero, se aprovecha de toda una serie de empresas que ya estaban allí, limitando con la M-40. Entre ellas, Telecinco, Globomedia y el descomunal mamotreto de Telefónica, en el que caben unos 14.000 trabajadores.



En un primer momento pensé “Hey, si se mezcla vivienda y empresa en el mismo sitio, igual tenemos un barrio más animado. Habrá gente en la calle con distintos horarios, podría florecer el sector servicios, parecer una ciudad…”. Error. Unos inmensos descampados con charcas cenagosas – y unos “parques” sin un árbol que dé una sombra decente – separan adecuadamente la zona de negocios de la residencial. Y lo que es más importante: ¿Creen que esos modernos edificios tienen suficientes plazas de parking para sus trabajadores? ¡Ni de coña! Hay unas poquitas para los jefazos y los demás trabajadores han decidido convertir el PAU de las Tablas en el gigantesco sitio en el que buscar aparcamiento a quince minutos del curro (si hay suerte). A día de hoy, toda persona que trabaje, en por ejemplo, Telefónica, necesita sus botas Wellington para atravesar los barrizales.

Existe metro, y la hora que consume yendo desde el centro siempre es preferible a los delirantes atascos de la M-30, M-40 y A-1 a las ocho de la mañana (¿se nota que he ido a currar ahí?). De todas formas, no está tan lejos y hay varias opciones para llegar, por lo que su puntuación en el satanismo de la ubicación no es muy elevada.

Respecto al trazado, se lleva más puntos, principalmente por su carácter de párking para las empresas y por sus descampados internos. Y por algo más: sus creativas soluciones a la hora de exterminar la vida en la calle. Véanlas y gocen.


En efecto, una de las características del urbanismo moderno que nace con Garden City y Ville Radieuse es que todo se va haciendo autista y autosuficiente. En vez de tener un gran Madrid interrelacionado, vamos teniendo pequeñas zonas separadas – como hablábamos de la mongólica y fallida experiencia de Canberra en el primer ‘Satán es mi señor’ – y grandes edificios que se vuelcan hacia el interior de la manzana. Y es que en la calle sólo hay gentuza, peligro y gente que te roba el carro anoche cuando dormías. Y, por supuesto, inmigrantes que quieren desvalijar tu casa. El resultado es que los edificios se diseñan con sus pilares y sus bajos despejados, siguiendo los preceptos de Le Corbusier, pero luego, a la que la realidad demuestra que eso es yonquismo… ¡Los tapiamos con hormigón! Y digo yo… ¿Tanto cuesta COPIAR las manzanas de toda la vida? Más de cien años después, Haussman, Trías o Cerdá aún están descojonándose, desde las alturas, de los edificios de Las Tablas.

No quiero despedirme de Las Tablas sin reconocerle que, aunque no haya grandes momentos de “añadir insulto al dolor”, sí que hay algún que otro adifisio que se lleva la calificación de “Satán de libro”. Y la nota final de ente PAU es…




San Chinarro

El otro de los tres PAU “pijos” – el de Montecarmelo, más anodino, y desocupado en un 70% no lo voy a comentar – nos regala con más puntuación en el “Añadir insulto al dolor” respecto al PAU de Las Tablas. En efecto, esta oda al “desde pequeñito quería hacer un edificio con el Lego” llena de dolor y regocijo el alma.


Como también lo llena esa gigantesca rotonda que le han calzado enfrente. ¡Si apenas hay tráfico que canalizar! Un dato: urbanísiticamente, se considera que el peor espacio público del París Central es la desmesurada e inhóspita plaza de La Concordia. Un desperdicio exagerado de asfalto que hipoteca toda la vida de la ciudad en uno de los puntos clave de París. Bien, pues… ¡La glorieta de San Chinarro es más grande! ¡Porque no tendremos ciudad, pero tenemos más cojones y más ganas de adorar a Satán! ¡Y porque esa sordidez de adifisio merece toda esa explanada des desde la que ser aplaudido y jaleado!

Feck, que es más grande que la puta Place de l’Etoile, donde el Arco de Triunfo… (fotos a la misma escala, se lo juro).


Otras joyas arquitectónicas de San Chinarro incluyen en ‘Edificio Celosía’: una especie de reformulación mongólica a la cubo de Rubik de las ‘Streets in the sky’. Por supuesto, con los bajos amurallados.

Sin embargo, San Chinarro tiene, curiosamente, un poco más de vidilla de calle que Las Tablas, a pesar de depender de su megacentro comercial. Feck, de hecho, intentando llegar a San Chinarro por el infierno de la A-1 (esa cosa en la que tienes que barrer la calzada más de lado a lado que Chumáquer en sus tiempos más cerdo) hablan de “Centro Comercial” en los paneles de salida. Señalizar que eso pueda ser un sitio para vivir no debió de pasar por las cabezas de esos señores. Por ello, consigue más puntos por accesos de mierda y desconexión de Madrid que Las Tablas.



PAU de Carabanchel

De entre todos los PAU, éste es el único que es una prolongación más o menos natural de la ciudad: no está separado por grandes circunvalaciones, así que, satanísticamente, tiene una mala puntuación. Sin embargo, hay que aplaudir el intento decidido para lograr que… ¡Esto no tenga vida de ciudad! La estrategia de carecer de bajos comerciales siempre es eficaz, pero está demasiado vista. Ergo, aquí es donde tiene que entrar en juego toda la creatividad arquitectónica posible a la hora de rendir culto a Satán. Y, en este aspecto, la nota del PAU de Carabanchel es altísima.

En primer lugar, tenemos amplias avenidas que podrían funcionar como zona comercial y de encuentro. ¡Anatema! Para arreglarlo, nada mejor que hacer que los edificios les tuerzan la vista. ¡Nada de mirar a la calle! La última moda es usar este tipo de enrejado que tiene todos los valores: difícil de limpiar, quita mucha luz y, a la vez, deja pasar toda la lluvia y la porquería. Satán sonríe.


Por supuesto, tampoco viene mal la opción “dura de cojones” de usar un buen hormigonazo soviético para “animar” la calle. Como decía Hans Magnus Enzensberger, toda conversación que se sostenga paseando por ahí debería terminar con un buen “¡A tomar por culo!”.




Ni que decir tiene que, cuanto más volcados estén los edificios hacia un patio interior y más se aíslen de la calle, menos vigilancia anónima habrá en esta última. ¿Receta para? Ya saben la respuesta: el clásico “Róbeme, vióleme y máteme, pero no necesariamente en ese orden”. Esto no me lo invento yo: TODOS los estudios sobre qué tipo de urbanismo evita la delincuencia coinciden en que la ciudad planteada a finales del XIX cumple perfectamente esa misión, mientras que la ciudad autista del Garden City (¿Alguien recuerda el asalto al chalet de José Luis Moreno?) o Ville Radieuse (un polígono sin yonquis en los soportales ni es polígono ni es ) son la panacea para la delincuencia. En este sentido… ¿Pasearían por aquí de noche? Si lo hacen, Satán quedará contento.


Y los arquitectos, que tanto se han aplicado en este PAU, también. Aquí tienen una de las soluciones más celebradas para no mirar a la calle: forrar un edificio normalito con… ¡bambú! Por supuesto, el bambú sólo dura cinco años, pasados los cuales, los vecinos tienen que rascarse el bolsillo para reemplazarlo, faltaría más.


Ni que decir tiene que, el apostar por grandes patios interiores desangelados y con estritsindeskai (o por ser este barrio, digamos indejkai) es un clásico que jamás falla.


Los desangelados parques a los que llevar a cagar al perro (y punto) tienen, por cierto, una adecuada vegetación: estos peligrosos árboles de desmesuradas espinas te recuerdan, cual bella metáfora, el calvario urbanístico al que se somete a la gente.


Evidentemente, me guardo lo mejor para el final. Y lo mejor no son homenajes a la estructura de hormigón (con sus chorretones buenos, buenos) de nuestro idola-tarado Park Hill…


¡Lo mejor es el momento en el que creen que el Satanismo se arregla tirando de colorines!


Lo siento, pero la caca, pintada de colores, sólo logra ser más visible. Por muy gay que quieras pintar a Satán, seguirá siendo gay, pero de los de ‘La ostra azul’: al final, toca lo que toca.

Para redondearlo, dar un dato sobre la profesión arquitectónica: como todo buen colectivo artístico, son seres humanos. Y los seres humanos nos dedicamos a copiar como cabrones todo aquello que es la moda del momento, muchas veces con muy poco sentido crítico. En publicidad, donde yo curro, a veces veo películas y pienso “¿De verdad hace falta ver otro plano de un niño haciendo un ángel en la nieve como en ‘Olvídate de mí’?”. Pues en arquitectura ocurre igual: si viene alguien de fuera – y no te cuento si tiene un premio Pritzker – se le deja hacer lo que sea. Aunque contravenga muchas disposiciones urbanísticas (a las que los arquitectos españoles sí tienen que obedecer) y aunque, aluego, se marque esta cosa:


Cosa que a la que, por cierto, le falla la calefacción, tiene las ventanas mal instaladas, y el techo metálico tiene la fea costumbre de caerse. By the way, el adifisio (o adefesio) en cuestión está en la “Calle del Patrimonio de la Humanidad”. Lo acabarán consiguiendo, si no acaban con la humanidad antes.

Pero, la coña principal está en el momento en el que se descubren los plagios:



¿De dónde venía la idea para el adifisio de bambú?


En este caso, por ejemplo, si vas a perpetrar un adifisio que parezca un grupo de contenedores portuarios, mucho mejor calzarlo en pleno mar, como si de un carguero se tratase.


Así pues, un aplauso para Carabanchel: podrían haber logrado algo muy poco satánico, pero han logrado estropearlo con grandes dosis de colorista y enajenada creatividad. Lo que, en otros tiempos, se hacía con patadas en los huevos como los bloques de Orcasitas, ahora se hace de una manera que asombra y maravilla.


PAU de Vallecas

Now we’re talking! El PAU más descomunal en extensión de todos (736 hectáreas, frente las 400 de San Chinarro) es un prodigio en todas sus puntuaciones satánicas. Por una parte, está allá por donde Peich perdió el bolígrafo y, a diferencia del PAU de Carabanchel, sí que es una orgía de circunvalaciones (M-40, M-45, M-50, A-3, M-31). Sin embargo, en pleno arranque de pundonor satánico, el PAU de Vallecas no busca excusas: en vez de intentar prolongar los núcleos urbanos de la zona, decide realizar trazados disparatados entre los que brilla, con luz propia, el del Bulevar de la Naturaleza: un gran avenida desierta que arranca en una gran rotonda ubicada en ningún sitio para acabar en otra rotonda ubicada en… ¡Sí, en ningún sitio! Por supuesto, el metro más cercano está en Congosto, a unos 20 minutos andando. Por descampados recomendables, por supuesto. Recomendamos hacer lo que una amiga nuestra, que fingía conversaciones telefónicas con el balcón más próximo para evitar ser atracada.

Pero no sólo de trazado disparatado vive este PAU: las maravillas arquitectónicas que nos ofrece su joya de la corona – el Bulevar de la naturaleza – hacen que celebremos la muerte del brutalismo duro de cojones y festejemos el advenimiento del nuevo perroflautismo pop ecosostenible. Porque cada generación tiene derecho a que Satán sea su señor y su vida sea un infierno de una forma diferente.

Para los que estáis apuntados en el grupo de Satán en Facebook (los que no, ya os estáis apuntando), estas imágenes puede que no os sorprendan. Pero, para mí, cada vez que las veo es como si fuese la primera. Son los famosos “árboles de aire”.




La idea es que “mientras los árboles que hay plantados crecen hasta conformar un bosque” (permítanme que ría y que la experiencia nos enseñe que eso jamás ocurrirá: si acaso, lo que hay ahora será el no va más de la frondosidad) estos “árboles de aire” desarrollarán todo el efecto termodinámico y de generación de oxígeno que haría un parque de verdad. Eso, señores, se llama cháchara de teletienda. Pero no hay que convencer a científicos – que se han descojonado, y mucho, de los susodichos árboles – sino a políticos, que son los que ponen la lana y los que, luego, enseñan sus “obras maestras de la arquitectura” llenos de orgullo provinciano.


Por supuesto, de los tres “árboles”, el depósito de cerveza/latas de spray para grafiteiros es el que gana de calle.

Los edificios circundantes nos ofrecen sus placeres sutiles: por una parte, por aquello de que no es un PAU pijo, vallan las casas con menos energía hormigonil. Colarse en ellas para chutarse no es complejo.



Como tampoco lo es el buscar un rincón absurdo para mear o hacer botellón. ¡Claro que sí! ¡Lo de las fachadas en perfecto ángulo recto con la calle, sin recovecos, en plan Chamberí, es una cosa burguesa de “higienismo facha”!

Sin embargo, hay algo bello en otros edificios: se han diseñado para que puedan tener bajos comerciales. Thing is: en esta zona del PAU hay un tremendo Mercadona y, hacia el este, un descomunal IKEA. Pequeños detalles sin importancia – como que la zona esté deshabitada – que para nada afectan al pequeño comercio…

Y es que, a los grandes planificadores les maravilla que la gente no se comporte como ellos esperaban. Claro que, si para Le Corbusier, teníamos que llegar a una revolución mecánica en la que cada ser humano fuese un ente estandarizado y fácilmente reproducible – como sus edificios en serie – para así llegar a la “armonía”, ¿Qué podemos esperar de sus discípulos? Hacer algo de golpe, decidiendo dónde tienen que estar los servicios suele ser la receta del desastre.

Así y todo, este espectacular PAU puede tener una dura competencia si, abandonados a los brazos del liberalismo económico decidimos que el único problema de la burbuja inmobiliaria era que no fuimos lo suficientemente liberales y especuladores y que, pese a que estos PAU están deshabitados y a medio hacer, tenemos que lanzarnos a realizar la urbanización de… ¡Valdecarros!

Una de las cosas que venden para que parezca buena idea es que, para edificarlo, habría que cargarse el poblado yonqui de Las Barranquillas. Pero se olvidan de un pequeño matiz. ¿Ven en el mapa ese camino que corre paralelo a la M-50? Es la antigua Cañada Real. Y las "casas" que allí hay son de este tipo:


Una vez más, recupero mi diálogo favorito de ‘Sin tetas no hay paraíso’: “- Jessi… ¿Y a qué se dedican? – Pues imagínate, Catalina, a nada bueno”.

Eso sí, la antigua Cañada Real sería del agrado de un fans del zoning como Le Corbusier: el 90% de la drogha de la Comunidad de Madrid se vende ahí. ¡A eso se le llama especialización! Y también “buena vecindad para el futuro PAU de Valdecarros”…


PAU El Quiñón (Seseña)

De acuerdo, nominalmente este PAU está en Castilla-La Mancha, pero está tan claramente pensado como ciudad dormitorio de Madrid, que ruego me permitan un poco de expansionismo imperialista.

Sin arquitectos de renombre que se lo embelleciesen, Paco el Pocero (al que, en ente vlog, habíamos hecho protagonizar la peli porno “Llave en mano, polla en el ano”) se lanzó a realizar una macrourbanización en medio de la nada y rodeado de todo tipo de sospechas contractuales. Sobre todo, sus trapis para el suministro del agua, lo cual explica la gran calidad de sus fuentes y jardines.



En ese sentido, por satanismo de la ubicación, es imposible superar la nota de este PAU. Además, el carril de incorporación a la A-4 es cortísimo sin justificación. ¿Es eso visión de futuro para un sito que aspira a alojar a más de 14.000 familias?


La nota para el satanismo del trazado también es alta. Cierto, toda una serie de litigios – nada que ver con la arquitectura – han logrado un efecto impresionante: bloques y bloques de viviendas desocupados, con las persianas echadas… ¡y con las calles valladas! Es como ver una ciudad en celofán, pendiente de estrenar. Aunque, qué quieren, me haría más ilusión quitarle el plástico a un dvd de ‘Troll 2’. Aunque esoo supusiese que luego tuviese que verme la peli en cuestión.


Sin embargo, la idea que tenía el Pocero sobre lo que debía ser un parque me parece más humana y vivible que casi cualquier otra cosa que he visto en los otros PAU, pero donde no hay gente…



Seseña falla a la hora de añadir insulto arquitectónico al dolor, pero Paco el Pocero logra suplir sus carencias arquitectónicas con buenas dosis de sordidez old school. Así, si bien nos maravilla entrar viendo el letrero de “Residencial Francisco Hernando”, la cosa mejora notoriamente cuando vemos que el parque lleva el nombre de su mujer - María Almudena - y que, decorando el PAU, hay una estatua de sus padres. Denme antes esta egolatría canónica que la de cualquier arquitecto plagiando a un estudio holandés.


Mientras lanavaja me hacía las fotos, lo cierto es que no sabíamos si sentir alucine, miedo o pena ante el desierto en el que estábamos. Tengo que confesar que sí que me hace cierta ilusión que proyectos de este tipo se vayan al carallo, sobre todo por aquello de demostrar que el modelo de crecimiento basado en el zoning y especular zonas residenciales es una puta mierda que convierte nuestra vida en un infierno. Al lado de Seseña, una población como Illescas demuestra que se pueden hacer las cosas de otra forma. Still, Illescas no puede presumir de inversiones tan creativas como las de Paco el Pocero: para promocionar su flota de jets privados decidió invertir en la producción cinematográfica; y el éxito que tuvo la fortuna de elegir fue...

...'Manolete'.




…Y ahora les toca votar a ustedes en la encuesta que aparece en el menú derecho, arriba del todo (no en comentarios): ¿Qué PAU madrileño les ha causado más asombro y maravilla? ¿Existirá otra competición así dentro de 100 años a la que llamen ‘Ville Radieuse 3: ni Bogaloo ni Paul Rodgers, te jodes’? ¿No habremos aprendido NADA? ¿Satán seguirá siendo nuestro señor?

Posiblemente…

Como bonus track, un momento infame para desanimar el posible trollismo: aquí estamos Paco y yo con un grupo de arquitectos. Estamos en su facultad dibujando con tiza, en el asfalto del parking, el Modulor más grande del mundo. Sí, aquella cosa que se inventó Le Corbusier para las proporciones (una de sus consecuencias más inmediatas fue una drástica bajada en la altura de los techos de los pisos).



Así que ahí estamos rindiendo pleitesía al Corbu. Porque lo de la coherencia está claro que no es lo nuestro. Y la sordidez sí: dibujábamos el Modulor como parte de una despedida de soltero. Sa-táááááááááááááááán.



PD: Mil gracias y un satánico abrazo a Carmen, Miguel Ángel y Antonio por toda la ayuda y documentación para hacer este post. Su santa paciencia arquitectónica para conmigo no es mesurable.

ACTUALIZADO: ¡Ganó Vallecas! Ahora que el Rayo anda en dire straits, necesitaba vencer en algo:


Publicar un comentario en la entrada

La navaja en el ojo dijo... 09 febrero, 2011 10:48

A mí, de Radieuse solo me gusta la Leffe y que nadie piense mal, es una cerveza... no van a hacer solo cosas malas los belgas.

Bio dijo... 09 febrero, 2011 11:02

Enooormee.

Creo que se os ha quedado un poco breve el post. ¿Para cuando la segunda parte del libro?

Paco Fox dijo... 09 febrero, 2011 11:03

Importante es aclarar que llevo en la penúltima foto un chubasquero tan chungo no por ataque estético, sino porque iba disfrazado de niña de instituto.

Pero esa es otra historia.

Risingson Carlos dijo... 09 febrero, 2011 11:06

Maravilloso comeback. Sin duda, Madrid es el infierno, y lo que realmente es alucinante (cosa que casi merece un estudio aparte) es la convicción de los residentes en estos bichos de que lo suyo es guay, genial, alucinante. Y creo que el PAU de Sanchinarro, que tanto me recuerda a los sueños de ciencia ficción (CONTEXTUALIZABLES en la ciencia ficción), y que me hacen pensar en el halcón milenario pasando por el hueco, es el mejor reflejo de sueños arquitectónicos destrozados por la realidad, que es muy puta ella.

Mandrake dijo... 09 febrero, 2011 11:13

Empieza a dar bastante grima este blog por las alusiones políticas sectarias innecesarias. Si os paga el psoe, paso de invitaros yo a más cañas. Si no os paga el psoe, hacéis el mayor de los ridículos.

Mojaos. Curraos una buena entrada sobre política. Algo coherente, desapasionado, inteligente... basado en hechos y no en sloganes baratos o críticas gratuitas.

Paco Fox dijo... 09 febrero, 2011 11:19

No nos paga el PPPSOE... ¡pero con gusto aceptaríamos su dinero! ¡Queremos dinero! ¡Y tetas! ¡Pero sobre todo dinero!

¡Y tetas!

Elperejil dijo... 09 febrero, 2011 11:20

Brillante. Ha valido la pena la espera. Eso sí, por largo que sea deja con ganas de más...

De entre lo expuesto, aunque he de reconocer que hay satanes más completos y profundos, me quedo con San Chinarro. La razón. Soy conductor novato y esa gigantesca rotonda me causa un terror-pánico más grande que los pasillos del hotel de "El Resplandor" todos juntos. Solo de pensar en acometer "eso" con el coche ya he mojado la silla de miedo.

Bio dijo... 09 febrero, 2011 11:20

Mandrake, que razón llevas.

La culpa de que los PAUS no estén a reventar de gente es del PSOE y de zapatero que destroza puestos de trabajo de la construcción cuando está visto que ésta sigue siendo muy necesaria. Habéis perdido un lector!!!<\Ironic mode>

Eso sí una entrada de política no vendría mal, pero algo poco serio: "Vicisitud y politiquez" ;-)

Paco Fox dijo... 09 febrero, 2011 11:27

Escribiré otra vez de política (que recuerdo que ya hice aquella Teoría de la Vicisitud Andaluza) cuando me termine de leer el libro de mi germano el Ciudadano Soberano.

Esto es, aproximadamente en 2017.

La navaja en el ojo dijo... 09 febrero, 2011 11:36

Perejli: no te daría miedo porque no hay ni un solo coche más. Eso sí, cuando eso esté habitado, dentro de unos treinta o cuarenta años, acojonará seguro... pero quizá ya se hayan inventado otros medios de transporte.

Tripolaris dijo... 09 febrero, 2011 11:43

Como me he reido con esta entrada.
Sin duda me quedo con San Chinarro, es mas voy a intentar que mi señora me lleve alli este fin de semana.

Nuria dijo... 09 febrero, 2011 11:56

Madrid no es el infierno. Sigue siendo unos de los mejores lugares del mundo para vivir, aunque hordas de politicastros asociados a arquitectos y urbanistas autocontemplativos se empeñen en joder. Eso sí, vamos por mal camino.
Habría sido interesante ver cómo evolucionaban los barrios de "hotelitos" que el franquismo desmanteló ladrillo a ladrillo por recordarle a la República y la iniciativa obrera. Lo poco que queda de ellos es zona de lujo. También es ahora zona de lujo otro experimento, semi fallido en su época: Ciudad Lineal. Contravendrían la ley que dice las casas espaciosas con jardín son incompatibles con la vida de barrio funcional.
Otro barrio antiguo interante es la Colonia Manzanares: también se ha convertido en un barrio cotizado ¡y fue en su día un realojo pobretón hecho con materiales de mierda! Son bloques sin comercios separados por jardines, pero lo suficientemente pequeños y cerca de una calle central con tiendas y mercado como para ser vivible. Esto demuestra que las peores ñordas del pasado son preferibles a estos engendros hiperguays.
De paso, como Chamberilera que también ha vivido en el Ensanche, afirmo que no son tan estupendos como se publicita, aún siendo muchos mejores que los barrios modernos. Les faltan jardines y plazas y plantitas y flores.
O eso me parece.

Nuria dijo... 09 febrero, 2011 12:03

Se me olvidaba lo principal: voto por Vallecas. ya sin PAU era un barrio cutre mal comunicado, ahora con ese espanto colgado ya se despeña por las simas de lo horrible.

Muy buen análisis. Espero con ansiedad los próximos (y merecidos) insultos al urbanismo modelno.

Vicisitud y Sordidez dijo... 09 febrero, 2011 12:32

Si quiere que reparta caña hacia los dos lados, no tengo problema: el PSOE tampoco hizo nada por detener la burbuja (a nadie le apetece ser el aguafiestas). Pero obviar que estos PAUs responden a causas administrativas es no haber entendido NADA de cómo funciona el urbanismo.

Madrid "Distrito Federal" es un infierno y, lo siento, un solo partido político es el responable. ¿Hubiesen hecho los otros lo mismo? Probablemente. Pero, gracias a los sobornos a Tamayo y la otra zorra nunca lo sabremos.

Still, políticas aparte, señor mandrake ¿Por qué PAU ha votado?

Vicisitud y Sordidez dijo... 09 febrero, 2011 12:36

Por cierto... ¡Emitan el voto en la encuesta que hay en la barra derecha del blog!

Z0MBI dijo... 09 febrero, 2011 12:43

Lo que me ha parecido, tras leer vuestro artículo, es que el autor del mismo (y algún que otro comentarista) peca un tanto de pijotismo. Lo digo sobre todo por los comentarios jocosos acerca de Vallecas, un barrio que siempre fue de lo más normal (tuvo sus yonkis en los ochenta, como TODOS los demás) y que cuando mejor estaban las cosas los ha recuperado, merced a las narcosalas que han instalado. Es fantástico comprobar como en barrios pijos de Pititas y Ridruejos, como Chamberí, lo de las narcosalas es ciencia ficción con tintes de terror. Por no hablar de el precio de sus pisos, que parece ser una suerte de escudo protector para que las Pititas no paseen por aceras cargadas de inmigrantes.

Otra cosa que no os vendría mal es una correccioncita ortotipográfica a los textos. A todas luces están por encima de la media internetera, por supuesto. Pero eso hace que resuenen aún más los ecos de las patadas tipográficas (y ortográficas).

Un cordial saludo y mordiscos infecciosos.

Raúl dijo... 09 febrero, 2011 12:46

Muy buen post, como casi siempre, pero contine, al menos que yo sea capaz de detectar, un error. El horrible PAU de Vallecas, por el que ya he votado, si dispone de metro. Concretamente de tres paradas de la línea 1 que se amplió desde Congosto con las estaciones de:
- La Gavia (don de el IKEA y la primera rotonda en medio de la NADA).
- Las Suertes, a mitad de PAU.
- Y Valdecarros que está ... ¡efectivamente! junto a la otra gran rotonda en medio de la NADA.
Corrígelo antes de que algún pepero te acuse de parcial y mentiroso ;D

Vicisitud y Sordidez dijo... 09 febrero, 2011 12:55

Zombi: como ya se comentó en las entregas anteriores, yo crecí en uno de estos polígonos, pero de Vigo.

En cuanto a las faltas ortotipográficas, señáleme, por favor, aunque sea una sola, ya que lo he repasado varias veces y me parece que no hay ninguna.

Antonio dijo... 09 febrero, 2011 13:06

Buenas.
El articulo ,me ha encantado. No tengo ni pajolera idea de arquitectura, arte o de cualquier forma de expresi´`on que busque elevar el conocimiento humano, pero como decían los Monty Python en el número del Papa ,Miguel Ángel y la Capilla Sixtina "no sé de arte, pero sé lo que no me gusta". Y esos PAU muestran de verdad, una ventana al urbanismo del Infierno desde Madrit.
Como nota anesdótica, al no poderse modificar en modo alguno elementos en la fachada, un amigo mio que vive en el de Vallecas (si,el bulevar de la "naturaleza",horrible burla) tuvo que comprar un aire acondicionado industrial para ponerlo en el tejado del edificio en cestión..con mayor consumo eléctrico, gastos de instalación..en fin.Una joya,hoyga. Ni un puto toldo dejan poner

En fin, felicidades por el artículo .Esperamos más y más.

Kyoya dijo... 09 febrero, 2011 13:27

Yo, como residente de vallecas (El Pozo), comprador en La Gavia y trabajador en el polígono de Vallecas, justo donde empieza el Ensanche, conozco bien este PAU, y la verdad, se merece todos mis votos.
Lo de los "arboles de aire" es para mear y no echar gota, y los edificios de colorines le dan ese toque terrorífico que nos da la alegría a mi novia y a mi cada vez que vamos a La Gavia.
o mejor, sus grandes avenidas de 4 carriles llenas de aparcamientos que gestionan eficazmente su trafico de 3 o 4 coches a la hora. Ademas con bonitas vistas al provecto de Central Park tan bonito que tiene, con esos descampados tan preciosos =D
Zombie, deberías tener un poco mas de sentido del humor, que lo primero que aprende un vallekano es saber reírse de tu propia mierda lo primero (y llevo mas de medio lustro viviendo en el barrio).

Kyoya dijo... 09 febrero, 2011 13:42
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kyoya dijo... 09 febrero, 2011 13:44

Lo que no comparto es el comentario de la señorita Nuria. Te invito que conozcas Vallecas para que digas que es un barrio cutre mal comunicado. Sobre cutre, no se si lo dices por que hasta hace poco gran parte del barrio conservaba muchas casas viejas al estilo de otros barrios de la época (que le daban su encanto, pero no es razón para llamarlo "cutre"), pero desde hace ya varios años, desde que decidieron plantarnos la Asamblea de Madrid, les entró la manía de ir recomponiendo el barrio para que luzca mas bonito a los ojos de sus señorías y te puedo decir de que es un buen sitio para vivir, con bastante vida además.
Los accesos en transporte publico son de los mejores, con muchas estaciones de la Linea1 y la linea de Cercanias de Alcalá que te ponen en Atocha o Sol en 6 y 15 minutos respectivamente. En coche tampoco lo tienes mas difícil, con buenos accesos desde la m30 y la m40, así como al avenida de La Albufera/ Ciudad de Barcelona que te lleva directamente al corazón de la capital. Ah, y miles de lineas de autobuses... ¿Mal comunicado?

Anónimo dijo... 09 febrero, 2011 14:06

Nuestros bisnietos se cagarán en el siglo XX. Y tendrán que pagar minolles para reparar estos desastres.

Por cierto, estaría bien que las fotos de google maps estén a la misma escala, sino es trampa...

Vicisitud y Sordidez dijo... 09 febrero, 2011 14:13

Están a la misma escala, haga la comprobación vd. mismo en Google Maps.

Mer dijo... 09 febrero, 2011 14:16

Madre mia!! hacía tiempo que no disfrutaba tanto leyendo algo en interné!!! qué poderío, qué sordidez!!! Ojiplática me hayo despues de leer las características de los queridos PAUS que nos rodean. Te recomiendo que te des una vueltecica también por el PAU 4 de Móstoles, donde nos quieren hacer volver a los orígenes viviendo en casas con corralas y contemplando lindezas y modernidades arquitectónicas a la par.

Enhorabuena por el post si señor!!!

Juan Luis Chulilla dijo... 09 febrero, 2011 15:17

Habéis cometido un fallo Jarrafal, que hace de menos el auténtico horror PAUsero: la falta de humanidad en el sentido biológico del término.

Efectivamente, hacéis breves menciones a que algunos PAUs no están terminados de vender (har, har!), pero algo más breve había retratado en su crudeza los efectos terminales y sin solución de los PAUs: fotografías de larga exposición por la noche, que permitieran ver cuántas ventanas de los edificios están iluminadas y cuántas no.

Aunque, ahora que lo pienso, echarle mucho tiempo por la noche en los descampados de esos paraísos es un deporte de riesgo.

Felicidades por el post.

P.S.: el captcha que me ha tocado es "opetas", lo que sin duda alguna demuestra el crecimiento de la inteligencia artificial de Google

Vicisitud y Sordidez dijo... 09 febrero, 2011 16:36

No sólo eso, Juan Luis: el buen diseño de ciudad exige que haya cierta densidad de población para su buen funcionamiento: el esquema de Ville Radieuse, dando primacía absoluta que "haya mucha luz" tira de amplísimas avenidas y espacios vacíos (de los que están llenos los PAUs) que también hacen mucho por aniquilar el posible atisbo de la vida de barrio.

Aunque llenasen San Chinarro, seguiría sin tener la densidad adecuada. There is no hope.

Espero que Valdecarros, tal cual lo plantean, nunca llegue a existir.

Juan Luis Chulilla dijo... 09 febrero, 2011 16:47

Toda la razón: en eso de los espacios vacíos, no he conocido cosa parecida a Brasilia. creo que sería imposible gritar "Satáng is my lord" en mitad de la avenida principal que no tengo gusto de recordar su nombre, porque tal es la distancia respecto a los edificios del gobierno que sería palpable como el sonido de tu grito muere en la nada sin producir ningún eco.

Con todo, paro con frecuencia por las Tablas por motivos no laborales, y su visión nocturna es como el escenario para el remake de "Omega man" hecho por George Lucas.

Si tenéis paciencia, envío afotos, y creo que un recorrido más amplio es completamente imprescindible. No por nada Satáng es el señor de la noche.

P.S.: el captcha es abidahsu, que suena a invocación japonesa.

Nuria dijo... 09 febrero, 2011 17:13

Ay, Kyoya, no se me ofenda, que no es mi intención faltarle a nadie.
Hay zonas de Vallecas que no están demasiado mal para ser un barrio moderno, pero Vallecas de metro Sierra de Guadalupe a metro Villa de Vallecas es cutre, no tiene nada que ver con lo de las casitas bajas, es cutre y pobre y ningún lugar del mundo debería serlo, sobre todo pobre. Sobre gustos se ha escrito mucho pero es casi todo tontería. Puente y alrededores es sólo feo, pero con muy buen comercio. Es una apreciación personal.
A mí me gusta la autocrítica, que es algo bastante frecuente en Madrid. Es la única forma de mejorar algo, por cierto.
Tener como opciones de acceso dos autovías y una calle no es lo mismo a estar comunicado por una sucesión de calles con el resto de la ciudad a la que se pertenece, o así lo veo yo. Ahora bien, el transporte público es excelente, eso es cierto.

Además, Zombi, Chamberí nunca ha sido un barrio de Pititas. Eso no significa que me guste, hace muchos años que me fui a vivir a otro sitio motu proprio, pero si mis abuelos vivían allí es porque eran curritos básicos. Comno Vallecas, es un distrito grande con muchas variables.

Con ello no quiero decir que me parezca despreciable ser rico, yo aspiro a ello (con escaso éxito) y aspiro también a que haya más comentarios jocosos en general en el universo mundo. Lamento enormemente no ser más ingeniosa y menos seria, pero una da de sí lo que da.

Zebollo dijo... 09 febrero, 2011 17:17

Sugiero el cambio
“Está ocurriendo. Te lo estamos contando” por
"Está ocurriendo. Te la estamos metiendo".

juan diez del corral dijo... 09 febrero, 2011 18:05

Pantástico, una vez más. Vais a conseguir que me haga de feisbü. Me guargo el voto no sea que me afisione y vaya luego a las municipales a hacer lo propio. En cuanto a la rotonda de San Chicharro eso está chupao, Perejil. La solución, como no podía ser de otro modo, es de un lewishamiltoniano tal que asín:
http://cascotesychascarrillos.blogspot.com/2008/01/la-madre-de-todas-las-rotondas.html
Besos infernales.

Palabro de verificación: hotylowi. Perfesto nombre para un PAU

Compartir con extraños dijo... 09 febrero, 2011 18:19

Lagrimilla! Que pedazo de articulo, una serie fantástica sobre la anti-arquitectura! clap, clap, clap!(aplausos).

Un hilo al respecto en el foro Burbuja.info:

Burbuja Económica > Foros > Burbuja Inmobiliaria > Ciudades del siglo XXI... ciudades para vivir con estilo.

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/93545-ciudades-del-siglo-xxi-ciudades-para-vivir-con-estilo.html

Anónimo dijo... 09 febrero, 2011 18:31

¿En serio hay una calle que se llama Patrimonio de la Humanidad? Más que nada porque así es como le ha dado a nuestros periolistos por llamar a todo aquello que la Unesco declara Patrimonio Mundial... lo de Humanidad no aparece nunca en ningún sitio. En fin...

grasas dijo... 09 febrero, 2011 19:34

En la carrera nos hablaron de las bondades de muchas iniciativas de principios de la década pasada: el metro ligero, las radiales, Don Quijote International Airport (¿veis el patrón?) y por supuesto de los PAUS de Madrid y la CAM. Se estaba pretendiendo meter medio millón de personas en los nuevos PAUS de la Villa y otro medio en los del resto de la CAM. En ese momento tuve una epifanía y vi que todo se iba a ir a tomar por culo. Cuando objeté que no sé de dónde íbamos a sacar la gente para meter una Zaragoza dentro de Madrid se me contestó que por supuesto que iba a haber gente y que se iba a vender todo. Como así ha sido.

Los PAUS van a quedar así de vacíos durante mucho tiempo porque no va a haber quien los llene (feck, cada vez hay menos gente). Serían un excelente monumento-ejemplo si hubiese alguien que los admirase o que tuviese que pasar por ahí. Tan solo sus pocos habitantes admirarán la lección pero ellos ya saben de qué va la vaina. Llenarlos de edificios de colorinchis es análogo al nuevo movimiento en los puertos y zonas logísticas; llenarlos de grúas y máquinas de colores a la Fisher Price no los mejora, los hace más ridículos.

Que este modelo urbanístico haya triunfado hila con los bajos costes de ejecución que supone a los ayuntamientos. Hay que reconocer que para los servicios urbanos este neosatanismo es mucho más racional y ventajoso. Basarse en eso para desarrollar tu ciudad sigue una lógica similar a amputarse uno mismo las manos para ahorrar dinero en guantes.

Mi voto está dividido entre Vallecas-Valdecarros y Poceria. Propongo para Poceria hacer una peregrinación al depósito de neumáticos que tiene al lado (cruzando la Radial). Eso sí, en llamas. Coincidiendo con el cumpleaños de El Pocero.

Anónimo dijo... 09 febrero, 2011 19:53

San Chinarro? San Tander? San...Tiago de Compostela?

esa ortografia por Feick...

santo varon Chinarro, sin duda, que diria el gran Tip...

Akrata Mondofriki dijo... 09 febrero, 2011 21:45

Horror de los Horrores el edificio multicolor de Carabanchel. Ni en Tirana, ciudad que ha hecho de ese tipo de aberraciones cromaticas seña de identidad, en un fallido intento de disimular el hormigonazo sovietico, se atreverian a perpetrar semejante atentado contra el ojo humano.

Sibarita dijo... 09 febrero, 2011 21:52

Muy buen post auque echo en falta una referencia al precio de los apartamentos (en leuros por m2)
Es un buen indicador satánico de lo vivible del lugar :)

Antonio dijo... 09 febrero, 2011 22:16

Tremendo, muchísimas gracias.

Anónimo dijo... 09 febrero, 2011 23:57

Me he descojonado un rato. En general un excelente texto. Felicidades.

Álex dijo... 10 febrero, 2011 00:12

Yo voto por Carabanchel por hacerlo tan mal teniéndolo fácil para hacerlo bien.

Por otro lado, la próxima vez que viaje de Madrid a Vijo, haga una paradita en Ponferrada, si no le supone mucha molestia, y dese una vuelta por el barrio de La Rosaleda (lo reconocerá desde varios kilómetros de distancia por poseer en un extremo la torre de Barad-Dur reconstruida -que no habitada-).

Illuminatus dijo... 10 febrero, 2011 00:29

Mis mas sinceras felicitaciones. Una vez más me regodeo en el vil placer de contemplar semejantes atrocidades de la arquitectura y el urbanismo. Debo decir que después de larguísimas horas de Sim City, ni siquiera mis más deliberadas abominaciones, ideadas a fin de hacerse invivibles, llegan a acercarse a estas monstruosidades salidas de las mejores intenciones.

Sinosuke dijo... 10 febrero, 2011 00:29

W.T.F.!!
O mejor K.M.N.!!

¡¡Joder!! Ya sabía que eran horribles los PPAus-wichz, pero vistos juntos...¡¡De peli de terror de Almodóvar y Vangelis!!

Soy arquitecto. He de decir que hay cierta culpa de estos desmadres criminales en la profesión, pero la mayor parte de la culpa no es de la misma. En el blog se señalan o se apunta hacia los grandes culpables: los políticos como mano ejecutora que son de los intereses bancarios y capitalistas, que son los que hacen que las ciudades sean infiernos inhumanos.
¡Y tengo pruebas! Si se miran los proyectos fin de carrera que se hacen en las Escuelas de arquitectura decentes (no en las basuras privadas de "títulos a 18.000!)se verá que los arquitectos hacen buenos proyectos que mejoran las ciudades y los paisajes (en palabras de cierta persona: "si se construyeran todos los pfc de alumnos de la Escuela, viviríamos en el país más hermoso del mundo"). Son las presiones de banqueros, constructoras, fabricantes de coches, emporios comerciales y demás los que hacen que las ciudades sean como son. Los arquitectos no dicen cómo tienen que ser las ciudades...¡es que no tienen voz ni voto! Como mucho, se les deja hacer un par de edificios "emblemáticos" para intentar dar "vidilla" a los barrio-engendros de hormigón-asfalto que ya están más que diseñados por personas ajenas a la arquitectura. Los edificios-estrella...pues son lo que son: horribles las más de las veces.
Y luego, pues mercenarios y tíos sin escrúpulos hay en todas partes. En la arquitectura no iba a ser menos, y ahí tenemos los Calatravas, Moneos, Zajas Jadíes y demás mentes criminales...

¡Ojalá las ciudades las construyeran los arquitectos!

Sobre los polígonos de hormigón, quiero aportar algún matiz. Muchos edificios han fracasado porque en ellos se ha metido a vivir "lo peor de cada casa", así sin más, sin proceso integratorio ni leches. En New York los edificios que rodean Central Park son rascacielos de lujo...y allí no hay problemas. Muchos de estos edificios si tuvieran habitantes con dinero serían sitios envidiables...ergo no es siempre la tipología el elemento criminal. Aunque es un acto suicida pretender negar la realidad a base de diseño (es decir, los soportales oscuros sólo valen para hacer el mal porque éste es el mundo en que vivimos, y no hacer caso a esta realidad es ser cómplice de lo que suceda). Los barrios de fabelas y chavolas de buena parte del mundo no son menos peligrosos que los polígonos de hormigón (y conste que no los estoy defendiendo, que los odio por muchos motivos) y obedecen a una lógica más cercana a la ciudad tradicional de callecitas y crecimiento orgánico. Es la miseria el principal culpable de las ciudades-infierno (que no dormitorio), y es el capitalismo el principal responsable de la miseria...ergo...

Anónimo dijo... 10 febrero, 2011 00:33

Fantástico resumen, con un toque de humor negro, pero diciendo grandes verdades.

Mis felicitaciones.

Sinosuke dijo... 10 febrero, 2011 00:34

continuo (m'cagüen en los 4.096 caracteres):

Una última cuestión. El Londres victoriano que tan bonito queda en las películas y que parece un paradigma de ciudad cosmopolita y habitable, era en su gran mayoría un sitio infecto e inhabitable. Aquí no había hormigón, ni diseño moderno, sino ciudad "tradicional" (sea lo que sea esto). No hay más que leer las novelas de Dickens, o los libros de Engels sobre las condiciones de vida de las clases obreras en el siglo XIX en las ciudades inglesas durante la Revolución Industrial (aplicables a ciudades francesas y alemanas también). Eran condiciones de vida infrahumanas propias de bestias. Como respuesta a esta realidad surgieron las utopías de las ciudades jardín, los espacios libres, el sol, el aire, el verde...La idea de ensanche tipo el de Barcelona es bonita hoy, y hoy se ve bien (a costa de otros barrios horribles). La ciudad de calles estrechas "tradicional" también puede ser un lugar horrible.
El Urbanismo no es algo sencillo, y depende de muchos factores, no sólo de diseño. Y es el Urbanismo el elemento clave en el diseño de ciudades. Los edificios son algo secundario.

Habría que hablar mucho al respecto, y me ha encantado este post (y los anteriores). Espero su continuación.

p.s.1. el edificio de los colorines es para dinamitarlo y mandarlo al mismo sitio que a la Estrella de la Muerte. Pero por dentro ¡es aún peor! No tiene tabiques rectos, y lo de los muebles está jodido-jodido.

p.s.2. seguro que el pobre Corbu está en el limbo meditando sobre el daño que hizo con sus propuestas urbanísticas.

p.s.3. el culpable es el Capital.
En palabras de la Bruja Avería:
"¡ Me gusta el Mal, me gusta el Capital!"

Anónimo dijo... 10 febrero, 2011 09:37

graaande amikouuu...say you satannnn....jajajajaja

Alex dijo... 10 febrero, 2011 09:43

Deberíais hacer otro de Ciudad Valdeluz, os ha faltado.

http://www.ciudadvaldeluz.com/

Anónimo dijo... 10 febrero, 2011 09:52

Grandísimo.

Por cierto, al parecer la "excusa" que se puso para no hacer más parking en el Telefónica de Las Tablas era "fomentar el uso del transporte público" y "seguir una iniciativa verde".

Vamos, una puta mierda que provoca que las aceras del PAU a 1Km a la redonda (o más) están abarrotadas de coches desde las 8:00 de la mañana.

aldeayeah dijo... 10 febrero, 2011 10:54

Residente de Las Tablas.

Lo mejor de todo es la maggggnífica iglesia hecha con un par de containers que man plantao frente a casa en un solar lleno de proto-lagos y proto-colinas... aunque para los PAAUs pijo-cristianos esto parece ser par of the course, he visto una igual en Montecarmelo.

Anónimo dijo... 10 febrero, 2011 11:15

simplemente cojonudo xd

Arquitonto dijo... 10 febrero, 2011 12:21

Os felicito. Me he reido mucho, lo cual es de agradecer.

Os perdono incluso que os metais con el más grande: F.LL.Wright.
;)

Vortex dijo... 10 febrero, 2011 13:03

¡Jrandísimo!

Ver toda esta colección de monstruosidades hace que las vistas que tengo al polígano de Berviche, la Hesperia Togüer (hablando de la torre de Barad-Dur, creo que esta se parece más), y los VPO diseñados por el iluminado del Bofill sean menos dolorosas.

Gracias. Mis dioptrías os lo agradecerán eternamente.

PD: al sr. Mandrake: haztelo mirar.

Tragamonedas dijo... 10 febrero, 2011 13:19

Joder que pechada de reír sólo con las puntuaciones que has repartido. Tienes toda la razón, en España hemos vivido el paroxismo de la degeneración de esa idea utópica funcionalista... que ya se probó errónea y catastrófica en los años ochenta en lugares como Estocolmo.

El "miljonprogrammet" de los años 70 consistió en desarrollar una serie de suburbios conectados de forma radial mediante el metro. El concepto "ABC" (Arbets Bostad Centrum o Centro de trabajo y vivienda) diseñaba suburbios en torno a una parada de metro, un supermercado y una oficina de correos.

Que buena y moderna idea no? Pues no. resulta que veinte años después todos esos barrios eran guetos asquerosos llenos de alcohólicos y depresivos. Nadie en su sano juicio y con el poder adquisitivo suficiente quiere vivir de esa forma. El movimiento al extrarradio se revertió y ahora hay ostias por conseguir piso en el centro.

Lo acojonante de todo esto es que España repita el mismo error treinta años después del error sueco! Pero claro... no hay dolor si en el camino se han forrado políticos, constructores y demás fauna corrupta que todo lo arrasa.

Excelente post!

Tragamonedas gratis dijo... 10 febrero, 2011 13:22

Por cierto, que el cabronazo de Le Corbusier quería coger Gamla Stan, la preciosa isla del centro de Estocolmo de callejuelas recoleta y edificios del siglo 17... y arrasarlo todo para construir rascacielos. Menos mal que alguien tuvo un poquito de sentido común y le mandaron a tomar viento fresco...

Anónimo dijo... 10 febrero, 2011 15:44

joder, esto es ridículo. como dice Sinosuke que haya miseria no depende de la arquitectura del barrio.
Desde mediados los 90 la mayoría de yonkos en vigo habitaban la zona vieja, por ejemplo.

Nuria dijo... 10 febrero, 2011 16:16

Por si a alguien le niteresa, una pequeña reflexión de gente que sabe: http://madridesperiferia.blogspot.com/2010/06/inciso-5.html
Me ha costado volver a encontrarlo porque tiene un tiempito, pero está bien.

Compartir con extraños dijo... 10 febrero, 2011 18:37

NOTICIA!

Los arquitectos reclaman derechos de autor sobre los edificios que construyen.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/09/andalucia_sevilla/1297257028.html

juan diez del corral dijo... 10 febrero, 2011 18:41

Me alegro mucho que, desatendiendo las quejas del gramático de por arriba, aún no hayáis corregido ese excelente “han lograrán” del párrafo más polémico político del post, oseasé, el de

“ideas más simples como el pánico a la sodomía son las que han lograrán que el PP gane las próximas elecciones, aunque vaya a perpetuar las demencialidades que ahora el gobierno nos vende como “reforma laboral”

Pero alegrías al margen convendría decir que también es una idea bastante simple la de vincular constantemente los horrorosos bloques de los arquitectos con el asunto de los yonquis y la seguridad.

Por decirlo en términos algo pedagógicos, no hay que olvidar que ciudad se decía polis y que polís no es sólo el grupo con que se dio a conocer el avispa, sino la pronunciación fidedigna de la palabra POLICE que no necesita mayor explicación.

Que la ciudad es un asunto policial es algo que jamás se dice en los manuales de urbanística, y de ahí el pequeño despiste de los urbanistas, ergo arquitectos, y probablemente de vuestros bienintencionados asesores o de vosotros mismos.

Hacer coincidir la ciudad de la policía (en Eppaña, ciudad de las policías, a saber, militar (verde y charol), Nacional (Azul con bandera), Astronómica (multicolor) y municipal (reflectante)) hacer coincidir, digo, la ciudad de las policías con la de los arquitectos puede ser un ejercicio que a veces sale bien, pero no siempre. Como bien acierta el anónimo de las 15:44 dos post más arriba (si es que no se mete alguien por medio mientras escribo esta nota) no siempre la policía tiene por qué condenar a los yonquis y navajeros a los bloques de hormigón o colorines, pues lo mismo le puede dar por dejarlos vivir en las vaguadas, los cascos viejos o incluso en trozos de ensanche.

Viajar por Estados Unidos suele ser al respecto muy instructivo. Cuando en ciertas ciudades te dicen que no pases de la calle 74 porque a partir de ahí tu vida no vale un centavo, y tú llegas hasta esa línea y ves que las calles y casas a siguen siendo prácticamente las mismas que veías hasta la 73, no pocas veces tienes tentación de cruzar. Si no queréis engrosar el listado de martires de la fé en la arquitectura que se ve por los ojos os recomiendo no hacerlo, pues no siempre la ciudad de las casas coincide con la de los planos de las comisarías.

Felicidades anyway.

Y el palabro gugeliano: AUNKIN

Vicisitud y Sordidez dijo... 10 febrero, 2011 18:46

Sinosuke: estuviera muy de acuerdo con bastantes de las cosas que usted dice.

La arquitectura no es, en absoluto, determinista: hay muchos factores extra que influyen en el éxito o fracaso de un barrio. Por ejemplo: pueble una zona con yonkis y choris y hay muy poco urbanismo que arregle eso.

Por ese motivo pienso, por ejemplo, que Niemeyer y Costa eran unos necios cuando pensaban que el diseños de Brasilia ib a configurar una nueva sociedad no clasista.

Dicho esto, creo que el urbanismo sí que puede ayudar mucho a la hora de definir inseguridad ciudadana, calidad de vida, etc. Eso es lo que hace que zonas como, por ejemplo, la plaza de Olavide en Madrid tengan una capacidad de regeneración mayor que otras (en los 80, Olavide era un importante picódromo).

Y, sí, Juan: no quiero crear una causa-efecto simplista (terminaría siendo como mi criticado Le Corbusier). Pero lo que es ya verdad inapelable es que una arquitectura autista, que huye de la calle, unida al zoning (que crea horarios homogéneos en la utilización de las calles, con sus consiguientes horas de desocupación) pone las cosas muuuucho más fáciles a la delincuencia que otros tipos de urbanismo.

PD: Jracias a usarced no tocaré el "han lograrán".

Alberto MdH dijo... 11 febrero, 2011 10:33

Eso de que los arquitectos no tienen culpa...

Ya se sabe que generalizar es malo, pero hay demasiados arquitectos que se creen el protagonista de "El manantial" (un libro claramente satánico) Sin ir más lejos, el colegio de arquitectos de Vigo, después de pasarse años dándoselas de divinos, se marcaron una mierda para su sede de edificio que llama la atención hasta en la metrópolis del feísmo. Los políticos son cómplices, claro, pero muchas de esas mierdas están firmadas por arquitectos de "prestigio" y reciben premios a cascoporro por parte de sus colegas.

Bio dijo... 11 febrero, 2011 12:33

Esto en la acojorotonda de San Chinarro sería una demostración de que SATÁN existe!!

http://failblog.org/2011/02/11/epic-fail-photos-classic-traffic-fail/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+failblog+%28The+FAIL+Blog+-+Fail+Pictures+%26+Videos+at+Failblog.ORG%29&utm_content=Google+Reader

Una pregunta. ¿Porque no aprovechamos esa rotonda para hacer un circuito tipo Nascar para la Fórmula 1?

Sal Duluoz dijo... 11 febrero, 2011 17:03

Como habéis cerrado los comentarios de la primera parte de "Satán es mi señor" copio aquí una imagen extremadamente sórdida y satánica de la Catedral de Higüey en República Dominicana, perpetrada por un aprendiz de "Lecorbu": terrible.

http://www.ueiis.com/imagenes/republica_dominicana/higuey_republica_dominicana_grande.jpg

pcongre dijo... 11 febrero, 2011 20:24

"barrios como el Eixample en Barcelona (Trías, 1860)"

No te refieres a "(Cerdà, 1860)"?
Pese a la Via Laietana y al resto de Vias Laietanas que propugnó, más vale el Eixample de Cerdà en mano que el de Rovira Trias volando... o que el Eixample actual, si me apuras.

http://ca.wikipedia.org/wiki/Pla_Cerd%C3%A0

http://ca.wikipedia.org/wiki/Fitxer:EixampleBCN-projecteRovira.jpg

JCM dijo... 11 febrero, 2011 20:32

Qué bien me lo he pasado otra vez!!
Soy arquitecto y en verdad os digo que es necesario que existan muchas manifestaciones como esta porque la arquitectura contemporánea y los arquitectos vivimos sumidos en una endogamia enfermiza y lo despachamos todo con "tu no entiendes", cuándo ¿de que coño hay que entender si se trata de habitar?
Seguid con próximas entregas para que poco a poco nos vayamos desenganchando del culto a Satán!!

Perro Harkonnen dijo... 11 febrero, 2011 22:42

Vamos a salirnos un poco del post arquitectónico (cojonudo por otra parte)y subámonos al delorean equipado con condensador de fluzo y viajemos en el tiempo hasta el post de las falacias lógicas;

envenenar el pozo:

Vicisitud.- "La culpa de la crisis la tiene el PP"
El pobre perro Harkonnen.- "Pero, llevamos 5 años comiéndonos el grueso de sus consecuencias y desde otros países no han tenido inconveniente en paliarlas en lo posible ¿Me quieres decir que el PSOE (que lleva 7 añazos gobernando)no ha podido hacer nada para evitarlo en lugar de repetir tu misma consigna?"

Respuesta deseable.- "Pues si, tienes razón estoy tocándole los bemoles a mis lectores y perdiéndolos sin venir a cuento"

Respuesta de vicisitud.- ?

Troncos, el blog me mola mucho pero estas salidas son completamente innecesarias, principalmente por que ni siquiera haces un chiste de ellas...

Muab´Dib dijo... 12 febrero, 2011 01:59

Harkonnen, ya solo por el nombre eres malo por definicion...
Si, a los que tocaba gobernar cuando se les encendio la bombillita de implantar el modelo de crecimiento economico basdo en el pelotazo del satanismo ladrilleril era a los del PP. Ahora ha pinchado y aun no se ha acabado de desinflar. Y el pato lo pagan los de siempre: la clase media y baja, al margen de su color; Pero, si hay que hablar de culpa politica: te jodes que indiscutiblemente es del PP.

MUTEN dijo... 12 febrero, 2011 11:16

Me parto con cada foto haciendo el satánico del artículo jajajajaja! Y el satánico gay, EPICO!

Anónimo dijo... 13 febrero, 2011 13:42

En la misma línea de este post, no estaría de más otro glosando otro gran disparate de estos años de desarrollismo tochero: la construcción de aeropuertos innecesarios. Tenemos una buena colección, me temo... habría que montar un concurso de ideas sobre posibles usos alternativos a semejantes disparates que estamos pagando entre todos.

La palabreja, kesomari... suena a primer ministro japponés...

Bardo dijo... 13 febrero, 2011 17:03

¡OMG! Se subieron ustedes en el autobús que lleva a las Puertas de Mordor y no se bajaron hasta cuatro paradas más allá.

Tremenda labor de investigación digna de un canal de divulgación, y de los de pasta. Me quito el sombrero virtual a la par que entono: "SATÁN ES MI SEÑOR"

Anónimo dijo... 13 febrero, 2011 20:21

SATÁN ES MI SEÑOR!! Grandioso.

hijo de onan dijo... 14 febrero, 2011 03:30

Formidable artículo muy superior a muchos que he visto en webs sobre arquitectura. En todo caso todo ese rollo podría resumirse perfectamente en algo que escuché decir a un viejo que había visitado la colosal t4 del aeropuerto de barajas: ¨es que los arquitectos viven en su puto propio mundo¨.

No era la frase exacta pero ponle a un le corbusier a diseñar tu casa y te la pondrá con baños separados a 20m de la cocina, cocina a 20m del comedor, habitaciones sin armarios o diseñadas de tal forma que a cojones no sea posible colocar un armario sin fastidiar todo su tinglado y su ¨concepto¨ o ¨el espacio¨ (esos deben tener las camisas y los calzoncillos metidos en cajas y bolsas del carrefour por toda la casa), camas en el medio de la habitación a 5m de la luz natural más próxima etc para que tener la impresión de que tu casa de 500 metros cuadrados es tan utilizable como un zulo de 50.

Dubitando, de dúbida dijo... 14 febrero, 2011 15:39

Un uso superior de la Internet, sí señor.

Y ahora, la duda que aflora...

Que te instalen unas instalaciones de Proxecto Home para instalar internos, y también para yonkos ambulantes, junto a un parque cojonudo (el Granell de Santiago) ¿chinga o no jode la arquitectura?

Antecedentes: zona calificada como de uso docente (guardería) "mutada" a equipamiento administrativo y sanitario dotación.
Por el medio la ubicación de una antena de telefonía, que con la guardería proyectada no podía ser.

Y lo mejor, la falta de publicidad.

Mientras cualquier mierda de acera a la que le ponen cuatro baldosas tienen un cartelón que cuesta el doble o el triple que la actuación en sí, esta alteración del proyecto urbanizador de la zona casi ni consta en el propio Concello, y digo esto porque si preguntas o te dan largas o directamente te sueltan el "no hay que ser alarmistas" y a otra cosa mariposa.

Resumiendo, y por enlazar con lo debería ser un comentario para esta entrada:

no satanizan voluntariamente, que sería lo condenante, satanizan porque no dan más de sí, y cosas como la segunda derivada de sus colonoscopias cerebrales (misma función en ellos) ni conciben siquiera que existan.

Por cierto, yo publico y me quedo descolonoscopizado ya. Ahora si quieren borrar lo dicho, sírvanse ustedes mismos.

Sinosuke dijo... 14 febrero, 2011 22:56

Pues sí. Es cierto lo que dice "visicitud y sordidez" de que fue un acto de ingenuidad por parte de Corbu o Niemeyer pensar que una nueva arquitectura por sí sola tiene el poder de crear un mudno mejor, sin clases. Una de las mayores falacias de Corbu es ese llamamiento final en su libro-manifiesto "Hacia una arquitectura", donde acaba soltando en tono apocalíptico "arquitectura o revolución"...aunque en este caso él intentaba vender su moto y presentarse como solución a la lucha social que se empezaba a manifestar y que desembocó en la II Guerra Mundial.Es decir, él no quería una revolución, sino evitarla mejorando lo justo las vidas de "las pobres gentes".

Que el urbanismo simplista moderno de le Corbusier es un desatre es sabido desde hace tiempo, y así se enseña en las Escuelas de Arquitectura. De hecho, ya fue criticado por muchos arquitectos contemporáneos suyos, que le mandaron a paseo. Es curioso que sean otros los que se apropiaron de las ideas urbanísticas de Le Corbu porque les venían bien, y estos otros no fueron en su mayoría arquitectos, sino los intereses financieros inmobiliarios.

En fin, que la arquitectura moderna ha cometido errores es sabido, y son estudiados y se intenta no repetirlos. Pero por desgracia los arquitectos no tienen poder para diseñar la ciudad. Las ciudades las diseñan los poderes económicos, y los buenos arquitectos intentan hacer lo que pueden con lo que se les deja hacer, en un trabajo ingrato que no se les suele agradecer. De los arquitectos estrella, esos que salen en las noticias, mejor no hablar. Esos te suelen plantar su "hormigonada" y listos. Y si no te la venden a ti, se la venden a un jeque y contentos. Son una desgracia para la arquitectura y para la ciudad...¡y la mayoría de la gente asocia la arquitectura exclusivamente con ellos! Y es una pena, porque la profesión no es eso. Los mejores sitios que nos ha legado la historia tenían un arquitecto detrás, alguien que lo diseñó. Es bueno que estén, es más, es necesario. Su labor consiste en hacer lo más humano y habitable posible el entorno donde vivimos. Y esta labor implica partirse la cara con los que tienen la pasta, que solo quieren el máximo rendimiento económico y les toca los cojones todo lo demás.

Antes de despedirme, quisiera romper una lanza en favor tanto de Le Corbu como de F.LL. Wright.
Ambos eran probablemente insoportables, tenían miles de defectos y se equivocaron en muchas cosas, sobre todo en las urbanísticas. Es normal, son seres humanos. Pero también hicieron muchas cosas positivas. En multitud de encuestas, los habitantes de las casas de Wright manifiestan estar muy felices viviendo en ellas, y las obras de Corbu supusieron un avance vital en muchos aspectos en la arquitectura. Además, se preocupó principalmente del tema de la vivienda y del alojamiento de las clases obreras, asunto que históricamente los "Arquitectos" ni se dignaban mirar (lo suyo era hacer palacios e iglesias).

Sinosuke dijo... 14 febrero, 2011 22:57

(continua)
Un último ejemplo acerca de que el éxito de una obra arquitectónica depende de muchos factores no controlables por el arquitecto. La Unidad de Habitación en Marsella, una de sus obras más famosas, está hoy en día habitada por gente "bien", "profesionales liberales" y eufemismos similares. Sus habitantes originales se han ido. Como además está en una calle buena, el edificio es un éxito, y sus habitantes contentos de vivir en una obra maestra de la arquitectura moderna.
Ahora viene el reverso tenebroso. El resto de Unidades de Habitación que Corbu levantó en otros sitios, como Firminy-Vert no son tan afortunadas..algunas de ellas son guetos y se caen a cachos. Al margen de que no eran todas iguales en su diseño, este diseño o el tipo de edificio no explica por sí sólo la disparidad en el éxito de estas obras.

Eso es todo. Creo que son más los puntos de vista que tenemos en común que en los que discrepamos. Ha sido un diálogo constructivo, y me parece muy, muy positivo que las personas den su opinión y valoración sobre el entorno en el que viven/vivimos porque ¡ES HORRIBLE! y a ver si entre todos conseguimos que deje de ser así, aunque para ello lo primero sería lograr que el urbanismo deje de ser una mercancía cuyo valor se trafica en €/m2, a mayor gloria de bancas y "botines"...
Seguid haciendo post sobre estos asuntos, que se hable del problema.
¡Un saludo!

p.s. cuanto más discreta y honesta es la arquitectura, mucho mejor es.

Sinosuke dijo... 14 febrero, 2011 23:06

Un último inciso:
Hay ejemplos de urbanismo moderno, del siglo XX, de gran calidad. La ciudad de Chandigarth es muy buena. Lo peor que tiene es el Capitolio, que fue obra exclusiva de Le Corbusier: es un sitio que ha fracasado. Pero la ciudad en sí es buena, y se vive con dignidad allí. Uno de sus mayores problemas, como en todas las ciudades en la zona, es el aumento de la población, que deja insuficientes todos los recursos y hace que se generen cinturones de chabolas...
En fin, que hay lugar a la esperanza y no hay razón para que nuestras ciudades sean feas. En los siglos pasados no tenían ningún "superpoder" que hayamos olvidado.

Y lo dejo aquí, que me enrrollo. !Lo bueno de los grandes temas es que se puede estar hablando de ellos horas!

Aloe dijo... 15 febrero, 2011 00:07

Al hilo de lo que dice el Hijo de Onan (su segundo nombre será, supongo, "No-te-preocupes-que-yo-controlo") la idea de Corbu sobre la colocación de la cocina en una vivienda unifamiliar era...
Hacerla diminuta y ponerla en lo más alto de la casa, con el prioritario objetivo de que los malos olores no molestaran al dueño, y en general no estorbase mucho.
A eso le llamaba "racionalidad", creo.

Evidentemente la irracionalidad no tiene nada que ver con bajar las escaleras con la sopa en equilibrio y enfriándose, ni subirlas cargando con la compra, y eso cada día veinte veces. En cambio la racionalidad no tiene que ver tampoco con dar metros, luz y comodidad al único espacio de la casa que se sabe va a ser un lugar de trabajo habitual.
El punto de vista del arquitecto ha tendido a ser el punto de vista del señorito, que ni madruga, ni limpia, ni se mancha las manos ni se roza con la purria: en las casas y en el urbanismo.

El Chone dijo... 15 febrero, 2011 02:08

Hace unos meses un colega me recomendó que leyera los post "satánicos". Le hice caso y me partí de risa. Luego leí alguno que otro, también con buen resultado. Así que hace 3 semanas me embarque en la cruzada personal de leerme TODOS los post de este blog desde el primero. Pues bien, acabo de terminar! Ya es coincidencia que fuera con otro Satán. Qué he conseguido? Pues a parte de enriquecer mi vocabulario y remarcar mis ojeras, reirme bastante. Y espero también haber conseguido una nominación para onvre del año 2011!!

Paco Fox dijo... 15 febrero, 2011 08:58

Joder, El Chone: eso que has hecho es nuestro sueño cada vez que publicamos un post.

Mike Rivers dijo... 15 febrero, 2011 14:02

Hola, es la primera vez que escribo en un sitio así y estoy un poco nervioso...Es broma, pero como estoy en los agradecimientos me he sentido aludido.

Para empezar hay que reconocer la calidad del post, un trabajo estupendo y muy divertido, y del que estoy totalmente de acuerdo.

Sólo me quería aportar un par de datos que conozco de primera mano para que sepais como funciona el mundo.

PAU de las Tablas: Conozco el estudio que hizo el trazado urbanístico y tengo constancia que el trazado lo hizo un delinenante del estudio al que le dio el visto bueno el Arquitecto que lo firma. También me consta que el criterio elegido para su trazado fue algo así como " Hay que hacer tantas parcelas para tal propiedad, tantas para esta otra y tantas para el ayuntamiento, lo demás me la pela" Así es la vida.

También me consta y esto es público y podeis comprobarlo, que el edificio de ese PAU donde está la sede de DRAGADOS tiene aproximadamente la mitad de su superficie destinada un uso comercial, uso que mágicamente se ha convertido en oficinas por la larga mano del tito floren (el del madri), si en las Tablas la edificabilidad comercial se repartió entre los propietarios del PAU y el tito consideró que su comercio sería oficinas. Por si alguien lo duda, eso no es legal.

Otra cosa, los PAUS, al menos los del norte, ya estaban planificados antes de la Espe, creo que incluso antes de Gallardón. No les tengo especial simpatía pero creo que se los encontraron hechos.
Un abrazo a todos y seguid así.

Mike Rivers dijo... 15 febrero, 2011 16:04

Por cierto, no he leido nigún comentario de como se genera un PAU, y me parece que es interesante que lo sepais así que os lo resumo.

Unos señores tienen unas tierras y se ponen de acuerdo para hacer unas perricas haciendo casas. Se reunen con sus abogados y el ayuntamiento y crean una junta de compensación. En esta junta aclaran la parte de pastel que le toca a cada uno y, junto con un arquitecto urbanista lo ponen en un papel. Si sólo hay un propietario la cosa es fácil pero si hay varios os podeis imaginar la complicación de poner de acuerdo a la gente con los dineros que van a tocar.

El caso es que la parte de pastel se mide en parcelas y metros cuadros de edificabilidad. Por supuesto de varios colores, o sea, viviendas, comercial, oficinas, etc. Según sean los jugadores quieren una cosa u otra (Por ejemplo podrían llegar a un acuerdo para que en un PAU se destine todo el uso comercial a una parcela concreta y el resto sea sólo vivienda ¿Os suena?) En general hay cierta libertad aunque hay una ley que lo regula. El negocio de los políticos está claro, ya que son los que dicen el tamaño de la tarta a repartir (La tierra es la misma pero son los que dicen si los edificios pueden tener 3,4 o 20 plantas) ¿Ya sabemos porque todos quieren la ficha de concejal de urbanismo?
De este modo la figura del arquitecto urbanista como os imaginais suele restringirse a dibujar los acuerdos a que llegan en la junta y a poner las calles como dice el ayuntamiento.

Un dato más, la urbanización del PAU la pagan los propietarios de las parcelas, si a eso le sumamos que los árboles son caros ¿Sabeis la consecuencia? Efectivamente, el bulevar de la naturaleza.

Amarok dijo... 15 febrero, 2011 17:09

En las afueras de mi pueblo iban a hacer el megapelotazo constructor, que gracias a la crisis está totalmente parado. COnstruyeron en sincrotón ALBA, para darle lustre, pero el resto está parado. Iban viviendas para 14500 almas. Teniendo en cuenta que el pueblo tiene 40000, se pueden imaginar la alegria que sentiamos todos al ver multiplicar la población en un 50%. Eso si, para separar la parte PAU del pueblo original, unos cuantos bloques en perpendicular de 12 plantas de altura, a modo de muro. Una joya que espero no veamos construida.

davidfmena dijo... 15 febrero, 2011 23:07

Para que quedara redondo-redondo, faltaria Valdeluz.
http://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_Valdeluz

Aunque el Teleoperador ya hablo de el...
http://elteleoperador.blogspot.com/2008/12/valdeluz.html

enrique dijo... 16 febrero, 2011 11:43

Yo soy un modesto pero entusiasta aficionado a la arquitectura.

Viví en el Pau de Carabanchel, en uno de los edificios que salen en vuestras fotos -uno tipo corrala con lamas blancas que se cayeron al primer envite del viento, cerca de la casa de bambú y del edificio ese tubular-.
Ahora vivo en el Pau de Vallecas. O sea, de Pau en Pau y de vicisitud en sordidez...
El viernes pasado tuve el placer de compartir visita guiada con mi amigo Juan Díez del Corral. Todavía nos dura el pasmo, que ya va contado Juan en su Blog.

También he escrito sobre el Pau vallecano, a saber:

http://magnisitineribus.blogspot.com/2009/04/vivir-en-vallecas.html

http://magnisitineribus.blogspot.com/2010/10/el-perfil-de-benedetta.html

Saludos.

padawan dijo... 16 febrero, 2011 17:45

palabra de verificación "LOCATONA"!!!!

A los PAU del norte de la línea 10 de metro hay que ponerles más puntos en lo de "Añadir insulto al dolor" por la estación de Tres Olivos... es impagable la sensación de ver llegar uno, dos, tres o cuatro trenes de seis vagones por cada uno de tres que sale del otro andén. El sardinismo que se siente en ese breve trayecto es algo que nunca se olvida.

Y otra cumbre del satanismo
http://www.cadenaser.com/espana/articulo/aeropuerto-castellon-contara-estatua-24-metros-homenaje-fabra/csrcsrpor/20101208csrcsrnac_5/Tes

Una estatua de 24 metros de Fabra, algo a la altura del sueño de Homer de tener un cuerpo de oro o del Nixon robot.

la reina del hielo dijo... 16 febrero, 2011 19:39

Felicitaros por este estupendo post. Lagrimitas que se me caen viendo cómo se menciona al Pocero (yo vengo a hablar de Toledo!). Vivo en Illescas y miedo me da el proyecto que tienen pensado para tropecientas mil viviendas cuando todos sabemos que no se van a vender.

Y miedo me da cómo se va a hacer en un pueblo donde todos los centros de salud se quedan pequeños nada más hacerlos (como las bibliotecas)y todos se inundan al mes de estar terminados.

Amén de las viviendas construidas en lechos de arroyos (Illescas tiene unos cuantos y todas las casas están proyectadas para hacerse en el lecho de los mismos)y de que habrá que tener coche o me temo que no se podrá ir a comprar el pan siquiera (ya las viviendas de protección oficial están hechas en el Señorío de Illescas, no cerca del núcleo urbano).

Sobre los PAUs madrileños, añadir como curiosidad que pagan mucho más IBI (y, por consiguiente, impuesto de basuras) que el resto de edificios del barrio porque son nuevos, así que la torta un pan.

Umi de Ithilien dijo... 16 febrero, 2011 21:28

En dos palabras jran-de
P.D. Palabra de verificación: cychuch

Anónimo dijo... 18 febrero, 2011 18:32

Increíble el post, mi enhorabuena. De siempre este tipo de espacios desangelados han sido algo que se me clava en el subconsciente como un terror primigenio. De ahí que los encuentre fascinantes en la ficción y escalofriantes en la realidad.

Ya de paso tres cosas aleatorias:
1) Que cansinos los comentaristas políticos. El post no va de eso, céntrense.
2) Es la primera vez en quince años que veo bien escrito/dicho "motu propRio" (en lugar de "de motu propio"). High-five a Nuria. :)
3) Palabra de verificación: libbid.

Javier dijo... 20 febrero, 2011 17:06

Como arquitecto solo echo de menos por esas desiertas avenidas el edificio de la aseguradora Crimson a todo trapo...

Hagaren dijo... 22 febrero, 2011 02:50

Como residente del PAU de Carabanchel sólo puedo decir una cosa: qué magníficos bastardos, me descubro ante ustedes por este artículo.

Ruth dijo... 22 febrero, 2011 17:34

Seguro que te encanta esto:

http://www.getpersonas.com/es/persona/33924

Muy buen blog, me han encantado estas entradas. Vivo en el barrio del pilar (en las colmenas) y mi padre tiene un negocio en el barrio de la concepción (en la super-colmenas) ambos en madrid. Sé de lo que hablas.

Un saludo

Moriarty dijo... 23 febrero, 2011 20:33

Le Corbusier tenía (entre otros) el muy francés defecto de confundir sus propias manías y las de su entorno cercano con los postulados de la racionalidad universal. Es una de las cosas que más contribuyen a hacerlo estomagante.

Saludos,

Moriarty

Otis B. Driftwood dijo... 25 febrero, 2011 08:55

Vengo un poco tarde, pero tenía que pincharles esto, sobre todo por el titular. Para cemento, la jeta de este caballero: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/24/suvivienda/1298568470.html

Anónimo dijo... 25 febrero, 2011 09:20

Venía a postear lo de la jeta del caballero, pero el señor Otis B. Driftwood se me ha adelantado. Es es-pec-ta-cu-lar: hormigón, soportales, mezcla entre corrala y streets-in-the-sky, ¡¡lo tiene TODO!!

El título del artículo tiene que ser irónico...

En 10 años tendremos que pasar tapándonos los ojos por algunos barrios

Anónimo dijo... 26 febrero, 2011 15:41

Yo también siempre me he preguntado ¿ Sirven para algo los arquitectos ?.

Investiga Parque Central en Caracas-Venezuela, el satanismo en estado puro.

Un saludo

Anónimo dijo... 03 marzo, 2011 12:52

Genial el blog, aquí tenéis un documental que habla de uno de esos experimentos fallidos del modelo del suizo capillitas....

http://trailers.apple.com/trailers/independent/thepruittlgoemyth/

Gabino dijo... 03 marzo, 2011 15:59

Gran Blog, fantástica prosa, y bien informados. La "cita" de Magnus, impagable.

Anónimo dijo... 07 marzo, 2011 18:25

Vuestra influencia se extiende como la peste y llega a las salas:

http://trailers.apple.com/trailers/independent/thepruittlgoemyth/

http://www.pruitt-igoe.com/

Ni la peli de Tintín ni na de na...

Vortex dijo... 09 marzo, 2011 18:17

¡Qué bonito!

Cuando veo estos vídeos de demoliciones antisatánicas me se saltan las lágrimas y vuelvo a tener fe en la raza humana.
¡Si hasta les veo alas de ángel a los operarios!

¡Gracias, Anónimo!

Anónimo dijo... 11 marzo, 2011 05:08

A Zombi: Quien piense que Chamberí es un barrio ajeno a lo narco, es que no estaba en los '80-'90 en la satánica "plaza" de la esquina de Rafael Calvo con Santa Engracia, u Olavide y aledaños.
Harto estoy de que se olviden los cuartos mundos, oye. Quizás no sea un barrio "popular-obrero" como en los '30s, pero quien tuvo retuvo. Que por algo se vota tanto a Falange. El 4World.
¿Es que se cree ud. que las "pititas" no votan al PSOE? Ah sí, también es verdad que siempre gana el PP en esa zona, sí. Una respuesta: monjas.

Anónimo dijo... 26 marzo, 2011 17:47

Esta mañana, durante mi paseo en bici por el anillo ciclista, en la zona que transcurre por Montecarmelo he preguntado a un aborígen: "¿Esto es Madrid?" y me ha respondido: "Si, claro", y le vuelvo a preguntar... "Perfecto, ¿cómo se va a la Puerta del Sol?", se queda un rato pensando y dice: "Bufff... eso queda muy lejos... mejor coje la M30".
Qué país.

Villarramblas dijo... 04 abril, 2011 10:12

Mi humilde aportación: un plan de 1960 para convertir Malasaña en centro de adoración satánica.

http://www.urbanity.es/foro/urbanismo-mad/12576-madrid-gran-via-diagonal-4.html

juan diez del corral dijo... 04 abril, 2011 13:08

Muy buena aportación, Villarramblas, sobre todo por los dibujillos satánicos. Esa mezcla de operación decimonónica o Haussmaniana pasada por la manías del Hauss Machine, oseasé, LC, tiene un puntazo. Sobre todo si tenemos en cuenta que se produce en pleno franquismo. Que la arquitectura franquista genuina no es la del Ministerio del Aire sino la de esos dibujillos, es algo que la mayor parte de los arquitectos aún no entiende. Ni creo que entenderán. Ay.
Muchas gracias.

villarramblas dijo... 14 abril, 2011 16:52

La iglesia, intentado erradicar el satanismo, como no podría ser de otra manera

http://www.youtube.com/watch?v=P70x5l9E--8

Anónimo dijo... 21 abril, 2011 19:26

A la plaza de la Concordia se le puede perdonar ser una explanada de adoquines pelaos con dos farolas y obelisco roñoso, y lo que ella quiera. Fue el sitio donde se ubicó la guillotina durante la Revolución. Satán Rules, dicen que dijo Maria Antonieta

Anónimo dijo... 14 junio, 2011 00:04

Me he leído en dos días las partes I, II, III y IV de Satán es Mi Señor. Genial.
Añadir tan sólo que lo único bueno que ha traído la crisis es que se aparque hasta dentro de un montón de años el super satán de Campamento. Sólo me da horror pensar en el contínuo que puede representar unir con hormigón Batán-Campamento-Cuatro Vientos. Y pegadito a la carretera.

En cuanto a satanes soviéticos, el mejor que conozco es Ptrzalka, en Bratislava: http://www.flickr.com/photos/everythingstops/314443248/

Y aunque Valladolid no es muy de hormigón, tenemos unas cuantas esculturas en rotondas que deberían abrir una categoría nueva en este blog, como el monumento al cine, http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.home.earthlink.net/~dennisoppenheim/images/DOF0007B.JPG&imgrefurl=http://www.skyscrapercity.com/showthread.php%3Ft%3D204969%26page%3D11&usg=__rcoHL1XJh3pb3u7tesJHtOTHqqM=&h=522&w=497&sz=97&hl=es&start=0&zoom=1&tbnid=Olz3LH1_4mxTYM:&tbnh=119&tbnw=114&ei=_Ij2Tcy7O8i28QO4grGPBw&prev=/search%3Fq%3Dmonumento%2Bal%2Bcine%2Bvalladolid%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN%26rls%3Dcom.microsoft:es:IE-SearchBox%26rlz%3D1I7GGLR_es%26biw%3D1020%26bih%3D547%26tbm%3Disch&um=1&itbs=1&iact=hc&vpx=461&vpy=58&dur=120&hovh=230&hovw=219&tx=102&ty=109&page=1&ndsp=15&ved=1t:429,r:2,s:0&biw=1020&bih=547

U-95 dijo... 02 octubre, 2011 15:01

Muy buen artículo, felicidades, aunque cómo dicen arriba el PAU de Vallecas ya tiene de hace tiempo 3 nuevas estaciones de la línea 1 de Metro, y todos los de Madrid (capital) tienen transporte público (Metro ó autobuses). He probado a ir por ellos de noche en los búhos de la EMT, y sí que se palpa la soledad cuando eres el único viajero del autobús, no ves a nadie por las calles, y nadie -ó casi- sube en las paradas de los PAUs, ó al menos así era antes.

Otra prueba de lo de desierto era que al principio la mitad de los trenes de la L1 se quedaban en Congosto y sólo el resto seguían más allá.

El PAU de Carabanchel es el que mejor conozco por pillarme cerca, y cómo no tengo ni idea de arquitectura al principio lo veía todo muy bonito y futurista. Ahora, no tanto.

@Padawan: casi toda la gente que va en el Metronorte lo coje en Alcobendas-San Sebastián de los Reyes. Lo que no explica quién -cómo en el Metrosur- tuvo la genial idea de una línea con trenes cortos y unas frecuencias de paso mediocres, aunque me lo imagino.

El comentario anterior tiene toda la razón, y de hecho lo que me aterra es pensar en los atascos en la N-V y sobre todo en la línea 10 del Metro, que ya va más que saturada en hora punta, el día que acaben edificando por fin y se acabe llenando (que llegará).

La "ciudad fantasma" de Seseña es algo que nunca he visitado, pero parece un escenario ideal para una película de terror, sobre todo una de género postapocalíptico. Me alegra que, cómo Valdeluz, los especuladores que la han promovido se hayan quedado con un palmo de narices.


Saludos.

Angel Menargues dijo... 02 noviembre, 2011 17:27

http://www.google.es/imgres?q=Wonne+Ickx+y+Jos%C3%A9+Castillo&um=1&hl=es&sa=N&biw=1152&bih=771&tbm=isch&tbnid=6tRsDDBAS5H8CM:&imgrefurl=http://arquitecturaaldia.blogspot.com/2010/02/arquitectura-moderna-mexicana-en-el.html&docid=zLy9kDzupkfqhM&imgurl=http://2.bp.blogspot.com/_tuPBO6FZx7A/S4Q7FjX1bAI/AAAAAAAAAb4/kLACKKon1Sg/s320/4322041187_3e38bee327_o.jpg&w=259&h=320&ei=226xTomwNoGR8gPDvuC1AQ&zoom=1

Mírate éste mejicano. Es satánico, darthvaderiano e increíble.

Anónimo dijo... 17 noviembre, 2011 19:21

Que conste que empecé leyendo estas entradas con cierta ilusión. Pero lo cierto es que a fuerza de repetirse aburres de cojones, y me terminaron pareciendo una gilipollez integral. Hablo como estudiante de quinto de arquitectura, pero no como un onanista nazi corbusierano, sino como un talibán que ha llegado a quinto en cinco años sin comer pollas y haciendo siempre lo que le sale de los cojones. En vista de tu grado de conocimientos y la profundidad de tu indagación supongo que tienes cierta cultura y/o inteligencia, al menos conoces la historia de la arquitectura del siglo pasado. Es fácil la crítica inmediata a estas figuras del Movimiento Moderno, nadie va a negar que los edificios de las fotos que muestras (convenientemente escogidas) son una puta mierda. Pero me pregunto que serían de las de por sí horribles ciudades actuales sin estos masones-mamones de Corbu, Aalto y su puta madre en bragas. El paradigma del urbanismo (en el XIX) antes de estos pimpollos era el inmundo Londres (por no hablar de cualquier otra ciudad mínimamente desarrollada de la época) de la Revolución Industrial, lo más parecido a lo que hoy sería vivir como un trabajador chino en una fábrica de balones Adidas. Al menos introdujeron nociones como la necesidad de iluminar o ventilar los edificios (y por edificios me refiero a las casas donde vivimos los pelaos mileuristas, es decir, lo que hoy sería la clase media-alta y en su momento media-baja, los palacetes siempre han sido cojonudos). Y sí, sus edificios son una puta mierda, pero hay que valorarlos como lo que son, experimentos fallidos que sentaron las bases de lo que hoy es la vivienda actual, higiénica, limpia y dotada de todos los servicios. Para que luego venga el marica hijoputa del Joaquín Torres y se las dé de cojonudo. Pues eso. Y decir que la arquitectura ramplona de ladrillo de medio pie y mortero monocapa también conforma barrios de mierda, pero sus arquitectos no son famosos y no es fácil personalizar las culpas. Los barrios que para ti, como para todo el mundo, son cojonudos, serán barrios céntricos e históricos de grandes ciudades, donde hace 80 años apestaba a mierda, las ratas corrían detrás de las gallinas y nadie quería vivir, y donde ahora un puto pisito se compra a 6000€/m2 (que vienen siendo 0,75 €/kg, no está mal, son más baratas las casas que las naranjas) Pero hombre, el urbanismo es una cosa de décadas, y sus plusvalías tardan en materializarse, probablemente muramos antes de ver florecer los nuevos PAUs y esas mierdas. Donde, por otra parte, los fallos de diseño son culpa de ciertas menudencias burocráticas como la Ley del Suelo, que establece las cesiones obligatorias para viales y espacios libres (que no parques), que son gratis y por tanto abundantes, y para equipamientos (caros y escasos), lo que les otorga sus característico aspecto de erial, o si me apuras, de estepa rusa salpicado de bloques de 8 plantas más ático retranqueado, con calles más anchas que la m-40. Ahí poco pintan los arquitectos, échale la culpa a la puta Espe y su cohorte de opus-monei liberales, y a Paco el pocero. Pido perdón por las acusaciones personales contra el autor del blog y por escribir sin párrafos.

Vicisitud y Sordidez dijo... 17 noviembre, 2011 19:52

Estimado Anónimo (aquí no nos comemos a nadie por usar un nick).

Comprendo muchos de los peros expuestos (¿Cree que un montador con background económico nohabría escrito esto sin la inestimable colaboruación de MUCHOS jrandes amigos arquitectos?). Pero hay que entender que, por extensos que puedan ser estos posts, no pueden cubrirlo TODO. ¿Que la arquitectura moderna creó múltoples avances en muchos campos? ¡Por supuesto! Llega con ver losmiles de aciertos en la distribución interna de las viviendas, por poner un ejemplo elemental.

Estos posts, sin embargo, van a criticar un aspecto concreto: la concepción de la ciudad. Y, por muchos balones que se puedan echar fuera (los arquitectos no son 100% responsables del proceso) no podemos obviar que muchas tesis del movimiento moderno triunfaron porque hallaron unos aliados inquebrantables en los especuladores urbanísticos (de la misma forma que la economía liberal triunfa apelando a lo más rastrero, egoísta y cabrón de todos nosotros). En una época acrítica con todo me parecía importante el poner en tela de jucio ciertas ideas. De ahí los posts. Y los PAU se merecían el suyo propio, aunque fuese (como siempre hago) plagiando las ideas de Jane Jacobs (con un poquito de Lefevbre a ratos).

Y no se preocupe por el Ad Hominem, es una falacia lógica tan usada que casi parece hasta de cortesía y buen gusto. (Lo de los párrafos NO lo perdono. ¡Al paredón!)

Anónimo dijo... 29 noviembre, 2011 02:51

Chapeau! He leído con casi tanto oplacer como estremecimiento esta cúmulo de descacharrantes sordideces satánicas. Para equilibrar el Universo, quisiera compartir unos cuantos links que quizá alguien aún no conozca:

- Horrores monumentales; indescriptible: http://especiales.libertaddigital.com/horrores-monumentales-fase-final/

- El grupo de Flickr de arquitectura brutalista (2191 fotos): http://www.flickr.com/groups/brutalism/pool/

- El grupo de Flickr de belleza del hormigón (11847 fotos): http://www.flickr.com/groups/75615412@N00/pool/

- Un artículo sobre LeCorbusier, arquitecto totalitario: http://www.scribd.com/doc/51304260/le-corbusier-totalitarista

Salu2 sórdidos

Inocente Pastorcillo dijo... 18 diciembre, 2011 19:16

Buenas tardes. Lo he leído todo. Maravilloso, gracias, gracias.


Ahora, una pequeña aportación personal. Por causas laborales he tenido que acompañar a delegaciones extranjeras a ver esos PAUs, y todos decían que qué bonito y que qué interesante.

A mí todo me parecía horroroso, desangelado y de pesadilla (de película de Antonioni, concretamente), y los bidonazos de Vallecas en especial, pero como no soy arquitecto, sonreía en varios idiomas, callaba y pensaba que era yo el equivocado. Gracias por reflotar mi autoestima y mi juicio estético.




P.S.: Tanto los bidonazos como la Casa de Bambú los han copypasteado en Shanghai, y los han propuesto como "modelo de buenas prácticas urbanísticas". Y los chinos se lo han creído. Satán ha abierto sucursal en Asia, y todo apunta a que le va a ir de maravilla.

P.S. 2: Palabra verificadora con nombre de medicamento para la aerofagia: BROFAM

Anónimo dijo... 16 abril, 2013 03:26

La mayoría de perpetradores satanistas han estudiado en escuelas públicas, son profesores de ellas y también suelen ser jurado en tribunales de esos pfcs tan maravillosos de los que hablas... yo estudio en una universidad de esas de 18.000 (no son 18.000 son más...) y en mi escuela se presentan los mismos pfcs teñidos de rosa, tipografías guay, medusas atómicas y enterprises que en cualquier otra escuela de arquitectura de este nuestro país... hay que pasar por el aro para aprobar qué se le va a jacer...

Por lo demás ningún problema, pero no me jodas, además de hacer arquitectura y sufrir el ya famoso lavado de cerebro de satán, pagamos...

El problema radica ahí, en la educación, pero bueno ese es otro tema... La pescadilla que se muerde la cola...

Felicidades por estos artículos ilustran perfectamente mi asombro desde que empecé arquitectura allá por el año 2006 cuando entré en la clase de INTRODUCCIÓN A LA ARQUITECTURA, deberían haberlo llamado de otro modo: INTRODUCCION AL SATANISMO jajaja... en serio cojonudo...

De todas formas, al menos en mi escuela, decir PAU es como nombrar al innombrable...

Anónimo dijo... 16 abril, 2013 05:39

Dejar la bandera para los partidos de fútbol y recuerda: nos jodemos todos...

mentecator dijo... 16 abril, 2013 15:52

Hijo de Onan, justo la T4 es un ejemplo de buena arquitectura, es un aeropuerto que cumple más que bien su función, de todos los aeropuertos en los que he estado ha sido el más completo en el que he estado y no creo que sea un buen ejemplo de Satanismo Arquitectónico... Con lo que sí que estoy de acuerdo es con la distancia abismal que existe entre la arquitectura y la ciudadanía y por tanto con la ciudad...

Si los edificios que diseñamos generaran ciudad la gente terminaría entendiendo y asimilando sus formas y aceptando su funcionalidad... Copiemos! No solo arquitectura, sino también ciudad!

 
Subir