Vicisitud & Sordidez

28
(Toca otro post de encargo. Esta vez, para el blog del Festival de Series de Canal+. ¿Demasiado idiosincrático para otra página, pero demasiado ligero para ente blog? Vosotros juzgaréis. Lo que sí es verdad es que este texto es el director's cut, con ciertas frases que he tenido que eliminar en la versión oficial. Por bestias.)

Hay una máxima en internet que dicta que cualquier entrada de un blog sobre Charlie Sheen ha de empezar recordando su verdadero e hispano nombre. Pero eso sería necesario sólo si habláramos de Sheen, el hombre. El hijo de actores con problemas. El intérprete televisivo de éxito. Sin embargo, aquí estamos tratando otra cosa totalmente distinta. Aquí vamos a escribir de Charlie Sheen, la leyenda.

Quien sea en realidad este señor y lo que piense sobre medicare, la situación de Oriente Próximo o la carrera de sus hermanos me da concretamente que igual. Lo importante es analizar por qué Charlie es un mito para todo aquel que se considere un hombre. O, mejor dicho, un onvre. Que quienes suelan seguir el blog en el que escribo saben que no es lo mismo. Es mejor.

El Charlie Sheen que conocemos hoy en día nació más o menos a principios de los noventa. Sólo que por aquel entonces era una estrella que no acababa de arrancar y con problemas personales. De esas que los guardianes de la moral disfrutan crucificando.

Ese chaval que no sabía que hacer con su vida y que, tras dejar su afición por el baseball, acabó en el cine gracias a los contactos de papuchi Martin, había sido una estrella emergente del Hollywood ochentero. En su gran oportunidad, “Wall Street”, había visto cómo la Academia había pasado de él y había nominado al Oscar al mejor actor a la ingente cantidad de gomina que utilizaba Michael Douglas, verdadera protagonista de la película de Oliver Stone. A partir de ahí, su carrera fue dando más tumbos que él mismo tras una noche de juerga. Lo intentó como héroe de acción en cosas como ‘Navy Seals’ y grandes cachondeos como ‘El principiante’. Pero ese, al igual que el baseball, tampoco era su verdadero destino.

En ese momento, entraron en juego dos hechos que forjaron la leyenda.

Primero, en 1991, Jim Abrahams descubrió por fin para lo que realmente valía el chaval: para hacer cine de cachondeo extremo. Para reírse de sí mismo y protagonizar una de las mejores parodias de todos los tiempos: ‘Hot Shots’. Por fin su vida tenía medio sentido. El otro medio lo empezó a descubrir gracias a la pasta ganada haciendo el tonto como absolutamente nadie más es capaz.

De esta manera, el verano de 1993 dio a conocer al mundo la otra vocación de Sheen: ser un inmenso putero. Claro que, dentro del hipócrita Hollywood, él era uno de los buenos. Ir de putas está feo, pero Charlie reconoce sus debilidades sin reservas. No como el mierda de Robert Downey Jr, que ahora se cabrea con Ricky Gervais si le recuerda que ha sido toda su vida un politoxicómano.

Cuando explotó el escándalo de Heidi Fleiss, la famosa proxeneta de Hollywood con demasiadas ganas de fama, Sheen fue el único famoso que no sólo reconoció abiertamente que era su cliente. Es que además admitió hermosos detalles como su gusto porque las pilinguis se disfrazaran de animadoras. Algo que hasta me parece inocentón, sobre todo teniendo en España guardianes de la moral directores de periódicos que no tienen cojones para reconocer con total naturalidad que le guste que se le meen encima. ¡Hay que llevar con orgullo las depravaciones! Si quieres tu bonita lluvia dorada, dilo con la cabeza bien alta. Si eres feliz, a mí me da igual lo que hagas con las sábanas. A menos que obligues a otra persona a lavar a mano la guarrería resultante, claro.

Por supuesto que la opinión pública no supo apreciar a un juerguista putero sincero y cachondo en su momento. Primero, tenía que condenarle al escarnio general. Y pasó una década desastrosa en la que cayó tan bajo no sólo como para trabajar con Albert Pyun, sino sobre todo para intentar dar imagen de señor serio acreditándose como ‘Charles’ Sheen. No. 'Charles' es el imbécil ese heredero del trono de Inglaterra que cree en la homeopatía y otras estupideces. Un putero estilo rock’n roll ha de llamarse Charlie. Entre película y película, nuestro héroe se dedicó a esa curiosa afición de liarse con actrices porno que le granjeó la reprobación de todo el mundo que nunca se liará con una actriz porno. La envidia, al igual que la burocracia o la posibilidad de que una bolsa de gas te reviente el recto durante una colonoscopia, es una constante mundial.

Menos mal que, con la llegada de los 2000, tocaba por fin que el mundo rescatara a esta inmensa figura. Tuvo que ser la televisión, esa que sí es capaz de dar segundas oportunidades a actores con un pasado que no gusta a la gente de bien. Sustituyendo a Michael J. Fox en Spin City, Charlie demostró que era un gran actor de comedia. Pero fue Chuck Lorre en ‘Dos hombres y medio’ el que se dio cuenta de que no sólo se trataba de un buen intérprete. El verdadero interés no estaba en que Charlie creara personajes. ¿Para qué, si él mismo es uno de los grandes personajes de la cultura popular de los últimos tiempos? El resultado: ocho temporadas fabricadas a su medida desembocando en convertirse en la estrella mejor pagada de la televisión. Y pudiendo así mantener lo que a todos nos preocupa de verdad: su capacidad para acostarse con actrices porno. Porque Charlie ha estado con Ginger Lynn y TÚ NO. Charlie se ha revolcado con Bree Olson mientras tú la llamabas ‘choni’ en un foro con una mano y tenías la otra en donde no debías. Feck: incluso se ha liado con Denise Richards, que no es actriz porno, pero que tiene las tetas exactamente igual de falsas que las profesionales del género.

No disfrutar de ‘Dos hombres y medio’ porque no te hace gracia es una opción vital que no comparto, pero que respeto. No disfrutarla porque te parece mal la figura de Sheen no sólo es de mojigato, sino de estar desactualizado. Sheen ya es parte de la historia del audiovisual. Es el más jrande. Y ahora tiene serie nueva. Se llama ‘Anger Management’ y la veré en el Festival de Series de Canal+. A pesar de su éxito en EEUU, cabe la posibilidad de que, sin el genio de Chuck Lorre detrás, sea mala. Pero qué puñetas importa. Nadie va a ver una bailarina de striptease para evaluar la calidad de la coreografía. Nosotros queremos a Charlie dando la nota. Siendo un tío chungo que exhibe con alegría su puterío y decadencia. Su mera presencia hace que cualquier producto audiovisual sea un 50% mejor. Por eso, Sheen es el ídolo de todos.

¿Estará mientras tanto su padre Martin orgulloso de a lo que ha llegado su hijo descarriado? Me importa un carajo. Él se hizo grande aguantando el rodaje de ‘Apocalypse Now’. Charlie, drogándose, yéndose de putas de lujo y molando más que todos nosotros juntos. Es un anatema para muchos, un nuevo héroe que invade la fortaleza del tiempo. Es leyenda.

Publicar un comentario en la entrada

Anónimo dijo... 16 octubre, 2012 19:09

El señor al que le gusta que le meen encima, ¿qué tiene de guardián de la moral? ¿cuándo se ha manifestado en contra de estas prácticas?

Vicisitud y Sordidez dijo... 16 octubre, 2012 19:14

Ese señor, entre otras muchas cosas, puso el grito en el cielo cuando una ministra ¡osó! llevar un traje con pantalón en presencia de su majestad. That said, en ente volg siempre hemos defendido su lluvia dorada con Exuperancia como algo que hizo entrar a EsP-P-PAña en la modernidad: después del cutrerío de Roldán enseñando su testículo con sordidez setentera... ¡por fin teníamos un escándalo de nivel británico!

mortiziia dijo... 16 octubre, 2012 21:45

Esto no tiene que ver, o sí, pero si no lo digo reviento: a Charlie Sheen se le está poniendo una cara de Richard Lewis que no puede con ella. Cada vez que sale su anuncio del coche-cagarruta solamente le falta decir que es un recovering alcoholic para completar la estampa. Jrandísimo.

Juls dijo... 16 octubre, 2012 21:46

Que jrande. Charlie Sheen I el grande.

Te has olvidado mencionar Scary Movie III y Scary Movie IV. 50% mejores que la I y la II.

Todas los homenajes que se hagan a este hombre nunca serán suficientes para reflejar su grandeza.

Vicisitud y Sordidez dijo... 16 octubre, 2012 21:48

No es que sus Scary Movies sean mejores que las dos primeras. ¡Es que la interpretación de Charlie pone en su justo lugar a la de Mel Gibson en esa basura de 'Señales'! ¡Qué diferencia entre el fascismo y los VALORES!

Calave dijo... 16 octubre, 2012 23:22

«Un comediante dice cosas graciosas, un cómico hace cosas graciosas». Charlie Sheen es un comediante y hace papeles cómicos, pero él no es un humorista, no tiene ese punto de genialidad que nos diga "El humor es mi vida". Él es sólo un gran actor. No digo que esté sobrevalorado, sólo que está considerado como lo que no es.

Dicho todo desde el tremendo respeto que siento por Charlie Sheen desde que vi por primera vez Hot Shots.

Ribus dijo... 17 octubre, 2012 04:08

Charlie es el más grande, en efecto. Adorable por hombres y mujeres como denominación de origen, igual que toda verdadera estrella.
Pero Mel Gibson también lo es, así como magnifica pelicula Señales; no sé a qué narices viene mezclar una cosa con la otra...
Charlie for ever. Todos soñamos con tener una casa (y una vida...), como la tuya en la mejor sit-com del milenio: Two and a half men.

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 10:14

Charlie Sheen es un grande porque es Carlos Estevez y sus raices están en Eh!Paña. Por eso, es épico a esos niveles. Esa sordidez sólo podía provenir de un lugar...

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 12:09

uff que te guste y te parezca gracioso me parece bien pero que sea tu ídolo... háztelo mirar. Todos merecemos algo mejor.

Adriano dijo... 17 octubre, 2012 12:33

Me gusta mucho Charlie, la que no me gusta tanto es su hermana Emily Sheen...

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 12:36

Ese señor, desde su "periódico", se permite "opinar" (en realidad intenta manipular) sobre como sobre como debe funcionar y comportarse este país, como por ejemplo, cuando manipula fotos de manifestaciones contra la derecha, para que parezca que haya menos gente de la que ha ido... o como cuando sigue manteniendo la teoría conspiranoica (pese a lo que haya dicho la justicia) de que el 11M fue cosa de ETA y ZP...

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 12:41

Charlie Seen es todo un ONVRE. Solo por tirarse a Denise Richards cuando estaba tremendamente buena ya merece mi más profunda admiración.

Karnaplosky dijo... 17 octubre, 2012 12:44

Su faceta como actor me da absolutamente igual pero la de putero me admira.

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 13:13

¿Nadie se ha fijado en que el vídeo contiene un mensaje subliminal?

Fijaros en la nuca de la chica cuando se acerca a Charlie al bajar del cochasso, lleva un tatuaje de la marca del anuncio. xDD

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 13:15

Charly Sheen lo unico que ha hecho bien en su vida es protagonizar Platoon, todo lo demas, no es para tanto.

Albareto dijo... 17 octubre, 2012 13:24

Un grande! De "Angry Management" he visto solo el primer episodio (o los dos primeros) y no me ha gustado mucho, lo que mola es el anuncio de Bavaria, no sé si lo han emitido en España:

http://www.youtube.com/watch?v=doIT1qtYKv8

Joyita.

Culonchi dijo... 17 octubre, 2012 14:13

En toda la historia yo creo que Galicia tiene el récord a la hora de ofrecernos grandes frikazos y de todos ellos probablemente Carlos Estévez (Charlie Sheen) sea el mayor mito de todos.

jasev dijo... 17 octubre, 2012 14:33

Un inciso sobre el padre, Martin: puede que él se hiciera grande aguantando el rodaje de "Apocalypse now", pero me sé de al menos una escena en la que estaba puesto hasta las cejas. Putero no sé, pero de lo otro ahí se puso fino.

Jorge deSaliceta dijo... 17 octubre, 2012 15:24

El padre es de mi pueblo, Salceda de Caselas, aquí somos todos así, nseriously.

Luis-Hito dijo... 17 octubre, 2012 16:05

Jasev me ha quitado el comentario de la boca o mejor, del teclado ;-)
En efecto, Martin Sheen también se metió lo suyo. La escena del bailecito y la rotura de espejo al comienzo de "Apocalypse Now" la hizo bajo el efecto de sustancias "de esas". El hombre estuvo a punto de perder la mano y todo.
Aunque ni punto de comparación con los colocones que se pilló Dennis Hopper en el rodaje de la misma película...

Aprovecho para mostrar mi indignación y cabreo sobre un asunto: metidos de lleno en elecciones gallegas, y siendo el voto emigrante de gran importancia, me parece indigno que nadie haya contado con los Sheen para ser incluidos como independientes en las listas de cualquier partido. Los niveles de jrandeza que alcanzaría nuestra campaña electoral son difíciles de describir. Y habría para todos, por cierto: a papi Martin me lo imagino en un partido de izquierdas por lo del compromiso social y tal, y al nene Charlie, convertido en un barón "bon vivant" del P.P.

Anónimo dijo... 17 octubre, 2012 16:13

Esta claro que es un encargo Sr. Fox, no brilla a la altura habitual. Aun asi se disfruta

alde dijo... 17 octubre, 2012 18:23

http://www.youtube.com/watch?v=9QS0q3mGPGg

Estoy bajo los efectos de una droga llamada Charlie Sheen.
Es imposible de conseguir - con sólo probarla una vez te morirías.
Tu cara se fundiría y tus hijos llorarían sobre tu cuerpo hecho trizas.
[Te encanta la fiesta]
¿Qué tiene de malo?
La última juerga que me corrí haría que Jagger y Richards parecieran en comparación niños de ojos caídos sin brazos.
Así son mis juergas.
Me he chutado papelas de 7 gramos, así me las gasto - WINNING!
Solo tengo una marcha: directa - EPIC WINNING!
[¿Eres bipolar?]
Soy bi-WINNING!
WIN aquí, WIN allá, WIN, WIN en todas partes.
Victoria absoluta.
Tengo una misión.
Vamos a ganar en todas partes, arreglar todos los problemas del mundo.
Soy una puta estrella del rock marciano - WINNING!
No me jodas, tío, tengo sangre de tigre - WINNING!
Si te prestase mi cerebro te pondrías en plan ¡Tío! ¡No puedo controlarlo!
WIN aquí, WIN allá, WIN WIN en todas partes.
[Tengo una lista. Ayúdame a ordenarla del WIN más épico a la total carencia de WIN]
[Alitas de pollo] WINNING!
[Chicle] WINNING!
[Fingir que estás mandando un mensaje para evitar a alguien] EPIC WINNING!
[Bailar a cámara lenta] WINNING!
[Despelotarse a cámara lenta] WINNING!
[Violar las reglas de la(s) Convención(es) de Ginebra] WEAK!
[Sangre de Adonis] WINNING!
[Amor violento] WINNING!
[Darle mimos a chicas necesitadas] EPIC WINNING!
[Dar a luz] WINNING!
[Colin Firth] WINNING!
[El bolso de Tinky Winky] Joder... WINNING!

Anónimo dijo... 18 octubre, 2012 00:33

Don Vicisitud, que la ética y las estética son cosas distintas. Yo soy mucho más partidario de mear en la cara que de llevar pantalón en presencia del Rey. Espera, no quería decir eso. Bueno. Da igual.

Anónimo dijo... 18 octubre, 2012 03:37

En Vicisitud y Sordidez
cada día
la prosa es más poesía.
Baby baby. :P

Palabra de verificación: laybye

Anónimo dijo... 18 octubre, 2012 10:40

Wiki:

On March 1, 2011, Sheen was concurrently living with pornographic actress Rachel Oberlin and model and graphic designer Natalie Kenly, whom he collectively nicknamed his "goddesses"


!!!
Me acabo de convertir en su fiel seguidor.

Anónimo dijo... 19 octubre, 2012 15:31

Parece que para ti la única manera de disfrutar de la vida es drogándose, alcoholizándose y acostándose con actrices porno, y ahí Charlie Sheen es "el más jrande". Disfrutar "a tope" te ha faltado decir. Tienes la misma mentalidad de un cani de 17 años. Qué pena me das.

Sórdido del nordeste dijo... 22 octubre, 2012 21:11

Hombre, la única, la única no... pero una GRAN, perdón JRAN manera de disfrutar de la vida -si uno puede pagársela- es justo esa que el anónimo anterior acaba de exponer, para qué engañarnos.

Y eso que a mí Charlie Sheen como actor cómico no me termina de convencer, pero como onvre, que al fin y al cabo es es algo mucho más importante, tiene toda mi admiración y mi respeto. ¡Vaya que si lo tiene !

Anónimo dijo... 21 noviembre, 2012 18:19

Investigando sobre unos tales American Dog, grupo que viene en diciembre de gira por EsPPPaña, me encuentro que tienen este tema!

Saludos de MyStereo

www.youtube.com/watch?v=JjGfdTWugbg

 
Subir