26 junio 2012

Como Fernando Alonso triunfó gracias a Satán



Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Todas las carreras que había presenciado en las que corría el Mierda siempre habían terminado con una desgracia para el piloto inglés mientras mi pura fijación, rabia y concentración para hacer el mal casi teñía mi grada de negro.

Gastronomía de calidad.
Sin embargo, uno siempre duda, y piensa que la alianza con el maligno terminará por acabarse. De hecho, todo empezó de forma extraña el viernes por la tarde cuando, intentando algo tan sencillo como pedir una horchata en Valencia (feck, el mítico Grabriel lo hacía en los baretos jebis y sigue vivo) y, sistemáticamente, fracasaba en el intento.

La mañana del domingo, agarrado a un árbol y vomitando en un alcorque, protagonizaba mi versión cutronga de 'Resacón en Valencia', echaba un ojo a las fotos del móvil para preguntarme qué carallo había pasado la noche del sábado. O sea, todo lo que ocurrió desde que me dijeron "Aquí no tenemos horchata" en plena Malvarrosa. Estaba claro, desde luego, que el ultrafollable Xabi Alonso – y la celebración etílica posterior - había logrado levantarme el ánimo después de haber presenciado en directo la Q2. Y es que Ferrari, cuando en una de esas decisiones dramáticas tan propias suyas (4 puntos) – y que tanto amamos, al igual que su estrategia de neumáticos de Canadá – cerró el paso de Fernando a la Q3, las esperanzas para el domingo se desvanecieron más rápido que el dinero extra que reclamaba Calatrava para sus satanes.

El alcohol es muy malo.

Igualmente, la autoritaria pole del Mierdecilla, flanqueado por el Mierda, me hacía dudar de mis poderes mágicos, tan bellamente demostrados en anteriores ediciones – principalmente, el pitstop lamentable delMierda en el 2009 y su hostiazo en Barcelona en el 2010. ¡Y eso que hasta me marqué una pequeña peregrinación satánica por Valencia para que nuestro señor me diese fuerzas para hacer el mal!




Sí, son notas musicales.

Así que el domingo, mientras me dirigía a la grada, me repetía que lo de guardar neumáticos nuevos está muy bien, que son 5 segundos más rápidos por cada relevo, que mira qué bien le fue a Raicoñen haciendo eso, que casi ganaba en Bahrein, que Fernando iba a ser un suicida en la primera vuelta y eso son muchos puntos de la liga fantástica, que más de un lector habría hecho un sacrificio de una rodaja de chope a mayor gloria de Satán nuestro señor y que, a lo mejor, en los chiringos del Circuit sí que habría horchata… Sin embargo, el pesimismo se imponía y pensaba que el aluvión de puntos generado por el equipo Marussia – antes llamado 'Fuck You Richard Branson' – iba a ser la única nota de color y halsión del GP valenciano. Por lo pronto, Timo Glock se llevaba 10 por su no comparecencia a los que sumar 3 por el motivo: por muchas vueltas que se le den a términos como "infección estomacal", todos sabemos traducirlos en nuestra mente: CACA. Por supuesto, Marussia se llevó 5 puntazos al dejar en evidencia ese maravilloso chit-te de la F1 patria llamado María de Villota: "María es nuestra probadora, NO nuestra piloto reserva. No puede correr en el lugar de Glock porque no tiene superlicencia". Sólo les faltó añadir un "pero agradecemos sobremanera el dinero que paga por ponerse nuestro mono y darle vidilla a su cuenta de Twitter".


El caso es que, vestido de Ferrari y sin horchata me dispuse a jalear una salida en la que Alonso consiguió remontar tres puestos y en la que nadie se ganó un mísero punto para la liga, salvo un puntito para Narain por su toque con Charles Pic (al final lograría otro más por un drive through por exceso de velocidad en el pitlane ¿soy yo el único que mala hostia en poner una sanción de ese tipo a un HRT?). Sin embargo, para mi gran felicidad y alborozo, sí que pude presenciar el ultraplástico trompo que Bruno Senna se marcó frente a la grada en la que yo estaba. Deslumbrante en su ejecución, se merece 3 puntos por su arrebato estético, aunque fue una pena que no se llevase a nadie puesto. Luego, descubrí la causa de dicho trompo, que no fue otra que un contacto con Kobayashi. Ignoro si el drive through de Bruno (1) significaba que la FIA le declaraba culpable del incidente, sin embargo, tras ver varias veces la repetición no me cabe la menor duda de que Kamui era enteramente responsable. 


¡Delante de mi tribuna!

Alonso 111- Massa 11
Está claro que el pobre japo, teniendo que vivir día a día junto con el exagerado hype de Sergio Pérez, está animándose a sobreactuar. Y todos tan agradecidos: 10 puntazos a los que sumar otros 10 por su tardía colisión con Felipe Massa, motivo por el cual la FIA le calzó una bella penalización. En otras carreras, con 21 puntos se ganaría holgadamente la Star of the Race. Pero ya sabéis que, en esta carrerón para la historia, NO era ese el caso. Still, os toca esperar y sufrir hasta el final para llegar a esa Star. Porque, como nos demostraron Aristóteles y Peter North, el postergar el placer siempre consigue los resultados más espectaculares. Sobre todo si te has hinchado a espárragos. O a horchata.


A la vuelta 12, el adelantamiento de Alonso a Hulkenberg – yo ya daba por sentado que esperaría a la primera parada – fue el primer toque de atención de que aquella iba a ser una carrera en la que estar de pie y al sol, olvidándose de las más básicas precauciones de cremitas solares y demás caralladas. Y así fue: cuando los que estaban delante, la gente se arremolinaba alrededor del único freak que tenía el live timing en su móvil – o sea, yo – para saber si Alonso los pasaría al retrasar su parada. Y así fue. Luego, llegaron los soberbios adelantamientos casi en curvas consecutivas a los que retrasaron su parada hasta ponerse cuarto. Y yo pensaba "¡Todo esto sin tener que molestarme en usar mis poderes parasubnormales para el mal!". Fue entonces cuando comencé a emplearme a fondo, poniendo gestos de concentración y cuernos satánicos que recordarían a la Superabuela con un ataque de oligofrenia intentando corear – sin éxito – los grandes éxitos de Barón Rojo. Después de unas vueltas haciendo el gilipollas, ya nadie se atrevía a preguntarme por el live timing. 


Jean-Eric Vergne (creo)
Y entonces Jean-Eric Vergne, superándome en gilipollez, protagonizó uno de los jrandes momentos de la carrera. Su adelantamiento a Kovalainen pasará a los anales de Gianna Michaels y Naomi Russell, aunque sea con la etiqueta de "eyaculador precoz": la forma en la que se abalanzó sobre el finlandés (10 puntos) sin esperar a rebasarle más allá de tres centímetros provocó no sólo una lógica sanción de la FIA (1 punto) y un complemento de estilo de 5 puntos – porque a todos nos gustan los culos generosos – sino lo que es más importante: el safety car (1 punto) con el que mis poderes para el mal volvieron a la carga.


El cambio de neumáticos de Hamilton volvió a ser ¡otra vez! digno de ser presentado y jaleado por José Luis Moreno a golpe de uh-uh-uh, metiéndole la mano por el culo al mecánico del gato en vez de a Rockefeller. Los 4 puntos llevan el x2 del factor mierda y un complemento de 5 puntos por pura contumacia. Mientras me enajenaba, una señora me decía "Pero tampoco hay que disfrutar tanto con la desgracia ajena. Es mejor que Alonso lo hubiese pasado en pista". Declaración a la que tuve que responder "Señora, la actitud correcta es que querer que gane tu equipo COMO SEA  y alegrarse del dolor ajeno". Mientras respondía, un mensaje de Paco al móvil exclamaba "¡¡¡Sigues teniendo los poderes de Mierda!!!".


El dream-team de la liga fantástica.
H
¡Jo!
abrá quien diga que, esta temporada, hubiese creído más en mis poderes si McLaren hubiese hecho bien el cambio, y, desde el punto de vista de "lo extraordinario", hubiesen tenido razón. Sin embargo, hubo más motivos para la alegría. Las numerosas vueltas dadas bajo el régimen de safety car nos trajeron de vuelta algo de lo que hizo que los 80 fuesen realmente Jrandes. No, no fueron los bigotones – lamentablemente – sino esos momentos en los que los motores se iban a tomar por saco. La gente religiosa en exceso – esto es, los que, cuando encuentran algo que no aciertan a explicar, llenan ese hueco con "Dios" – consideran un abandono por causas del motor, como pura "mala suerte". La realidad, como dijo Alain Prost, es que "todo ocurre por una causa física determinada". ¿Alguien puede decir que lo que hizo que Vettel y Grosjean volasen no tuvo que ver con sus posteriores abandonos por sobrecalentamiento del alternador?

Desde luego, así debió pensar toda mi grada – incluida la señora atemorizada por mi furia homicida – cuando se alzó al unísono para celebrar la rotura de motor del mierdecilla. A todos los que sacrificasteis una rodaja de chope a mayor gloria de Satán: JRACIAS.


Feeling the finger.
Ni que decir tiene, los 5 puntos de Red Bull tenían un +3 de componente psicodramático por la manera en que abandonó. Sabe todavía mejor después de que haya sospechas, muy serias, de que el señor Newey esté pasándose la normativa actual sobre los difusores soplados por donde Vergne se pasa el sentido común. Igualmente, Vettel se lleva 3 puntos por todo el teatro que mostró con sus guantes. Still, muy lejos de la gloria de Alonso en Singapur cuando imitó a Basil Fawlty después de que su coche le dejase tirado en la Q1.

Poco después, Grosjean tuvo el mismo destino (5 puntos para Lotus) pero menos gracia. Le doy, eso sí, 1 punto por el derrapazo que pegó en el reinicio de la carrera y que provocó que Alonso se lo merendase y también otro puntito por el toque que dio al asturiano. Dio un poco de penilla oír a Romain decir que "hubiese pasado a Alonso". Claro, con ese peacho velocidad punta del Lotus…

Vitaly is baaaaack.
Entremedias, un momento estelar de Vitaly nos recordó que, pese a tener pocas posibilidades de lucir su talento cipotístico con el Caterham, aprovecha como nadie las que se le presentan. Ahora que su equipo comienza a poder luchar de tú a tú con los Toro Rosso – en vez de estar en aquella aburrida tierra de nadie – Vitaly vengó la afrenta de Vergne a Kovalainen con un bellísimo ataque (10 puntos) a Ricciardo que lleva un complemento esteta de 6 puntos por… vuelo.


Y ahora sí, el momento que estabais esperando: la Star of the Race. Decía al principio del post que es, en cierta medida, reconfortante y feliz ver cómo regresan ciertas tradiciones. El ver a Ferrari cagándola es una de ellas – y, jei, aquí lo hicieron en la Q2 – la otra tradición es que, de cuando en vez, a muchos se les llena la boca hablando de "la madurez de Hamilton". Inevitablemente, cuando parece que ese rumor absurdo podría ser verdad – feck, apenas llevaba puntos este año en la liga fantástica – llega el Mierda y recuerda a esos necios lo equivocados que estaban.

Socialismo o muerte.
En las últimas vueltas, los neumáticos de su McLaren dijeron "basta" y, en vez de hacer lo lógico – esto es, lo que hizo Alonso en Canadá – que era dejarse adelantar en la manera en la que menos afectase a sus tiempos por vuelta, el Mierda comenzó a practicar una conducción defensiva que le hacía perder segundos y segundos en cada sector. El cuarto puesto era más que posible, pero un "maduro" Lewis, decidió sacar a Maldonado de la pista cuando estaba totalmente emparejado. Tal acción merecería un drive through, y eso fue, literalmente, lo que le terminó ocurriendo. Por lo pronto, 5x2 puntos para el Mierda por imbécil y un puntito por la forma tan ridi de tirar su volante, sin olvidar 5 puntos por cómo le provocó una herida a un mecánico durante el pit de mierda (¡se lo merecía!), pero NO fue él la Star of the Race.

¡Jo-o-o-o!
En efecto, el HINMENSO Maldonado nos dio a todos una sublime lección de socialismo bolivariano en estos tiempos de rendición mariquita al credo ultraliberal. Frente a la afrenta a la que le sometió el Mierda, Pastor hizo algo más bello que agachar la cabeza y volver a intentarlo en otra curva: por TERCERA vez desde que está en F1, decidió usar su coche para endiñar. Da lo mismo que uno también se autodestruya en el envite: lo importante es hacer justicia. Esto es, joder a los mierdas. Fue bello verle en Bélgica ir a dar a Hamilton en la Q2, fue casi mejor la forma en la que endiñó a Sergio Pérez este año en los libres de Mónaco. Pero esta acción en Valencia es la que convierte a Pastor en un piloto superior pletórico de VALORES. Sí, fue penalizado por la FIA (1) y perdió su décimo puesto. Pero ver al Mierda escarmentado contra el muro… eso… eso sólo lo consigue Satán y los poderes parasubnormales. 10x2 y 7 de estilazo Bolivariano. 28 puntos a los que sumar los 10 que le da la Star of the Race. Eso son 38 puntos para liderar la tabla clasificatoria con autoridad. Y toda una lección para el Mierda: con Pastor, bromas… las precisas.


Pastor y la seguridad vial.

La mejor postal turística de Valencia ever.

¡Greta Garbo ríe! ¡Alonso llora!
Y luego llegó el maravilloso final. Una mujer venezolana me preguntó en qué posición había quedado Pastor. Le respondí que, como perdió el alerón, quedó décimo en la tabla pero el primero en mi corazón. Grité un "¡Viva Venezuela!" y luego vitorée a un Alonso que estuvo ÉPICO. A los pocos minutos, cualquier rastro de cinismo e ironía había abandonado mi coraçao y, como todos los que estaban a mi alrededor, echamos una lagrimita cuando vimos a Alonso - ¡acompañado de Chumáquer! - llorar (3 puntos) durante el himno esPPPañol y durante esa todavía mejor sordidez que es el italiano.

Alonso gana el GP de Valencia gracias al poder de Satán from vicisitud y sordidez on Vimeo.


 Un señor con bigotón me dijo "Mucho mejor esto que lo de Barcelona 2006. Aquí, además, nos ahorramos a gentuza pitando el himno". Y le di la razón: defender las pitadas alegando que es "gente ejerciendo su libertad de expresión" es el clásico argumento de la derecha ultraliberal Randiana. Que viene a ser "todo acto es bueno porque expresa la libertad y albedrío del que lo realiza". Como ven una soplapollez que no oculta una realidad más sencilla aún: pita si quieres, pero no dejarás de ser, por encima de todo, un maleducado. Paco me dio la razón: "En el España-Francia, por mucho que los odie, las más elementales buenas maneras – y un verso como 'ciudadanos, a las armas' – me impidieron pitar la Marsellesa".
Hoy, Valencia, España es un país de puta madre. Con toreros.
Conforme volvía a la estación de tren, me daba cuenta de que JAMÁS volveré a ver algo tan jrande desde una grada, de que el poder de Satán no tiene fronteras, que nunca se puede sacrificar el suficiente chope y que, si uno se lo propone, al final logrará algo tan difícil como lograr tomarse una horchata en Valencia.


PS. de bonus track, algo que faltaba en el post:

Como ya sabéis, los resultados de pilotos, aquí. Los de escuderías aquí. Y la general, aquí. Y esta vez, tras tal tocho y tal muestra de superpoderes, sí que puedo pedir con alegría una invitación a unas cañas.

19 junio 2012

Cine Basura, fin de la segunda temporada: Karate Rock y concurso (¡ACTUALIZADO!)


Como siempre, pongo primero el enlace y la fecha, para que nadie diga que no encuentra la página: Viernes 22. 22:45 h en www.canalplus.es/cinebasura Y, para los abonados a Canal+ Xtra, la peli empieza a las 23:00 con nuestros comentarios en el dual. Una vez dicho esto:

ACTUALIZADO: El invitado será Victor Olid, autor de 'Malas pero divertidas' y conductor del programa de radio 'La Hora de Ving Rhames'. Y amigo. O sea: para pasar un fin de temporada relajado con alguien realmente experto en estas mierdas.

El viernes se acaba la segunda temporada de Cine Basura, y para celebrar el más importante evento no relacionado con el fútbol ni la prima de riesgo de todo junio, vamos a tener un programa especial.

En primer lugar, esta vez NO me pasearé con el mankini de Borat como el año pasado, lo cual es un anuncio que sin duda será recibido con regocijo por todo el mundo y me hará candidato al premio Nobel del Decoro.

En segundo lugar, y para cubrir la vergüenza de que sigo sin dejarme bigotón para presentar un capítulo, vamos a dar regalos. ¡Tebeos! ¡Una camiseta usada!  Por partes:

- Se otorgará un buen lote con
1 DVD con programa doble: “Holy virgin vs the evil dead” + “Corre corre que te como”
1 DVD con programa doble: “El planeta de los dinosaurios” + “Zontar, la cosa que llegó de Venus”
1 tebeo: Natty, de Melvil y Coberyran
1 tebeo: El bosque los suicidas, de El Torres y Gabriel Hernández
1 tebeo: Los buenos vecinos, de Holly Black y Ted Naifeh

Para ganarlo sólo tendréis que hacer una paja metafórica a nuestros egos con un artículo en internet comentando qué opináis de Cine Basura. No hace falta que os pongáis a escribir como locos. Porque ya lo estáis. A lo que me refiero es que valen escritos antiguos que tengáis publicados por ahí. Sólo tendréis que poner el enlace en la página de Facebook de Canal + Xtra: www.facebook.com/canalplusxtra

Para los que estén en directo comentando el programa, elegiremos la chorrada más simpática, que obtendrán una la camiseta de ‘Sensación de vivir’ USADA POR UNA MUJER que nos dejó Eme DJ el pasado programa.

En tercer lugar, toca... ¡invitado desconocido por ahora! El caso es que el famoso actor que iba a acudir ha pasado (y me ha jodido todo el texto que tenía escrito y el point del post). Porque para aceptar venir a esta cutrez hay que tener mucho valor. A la hora de escoger a quién llamar, siempre me ha dado mucho reparo poner a alguien en la tesitura de ir un viernes de madrugada a Tres Cantos para ver un mojón de película y, peor aún, escucharme a mí diciendo chorradas. Sobre todo si no es alguien no muy metido en este lesivo mundo de las pelis malas.

Así que desconozco totalmente por ahora si el povre onvre que vayan a compartir sofá y tortilla con nosotros, sea quien sea, es de ver pelis italianas chungas de finales de los 80. Porque lo que nosotros queremos es que venga gente que de verdad disfrute con esto.  El equipo siempre deja claro a los invitados que esto no es un programa de promoción del estreno de su peli o de su nuevo tebeo. Aquí no hay hormigas de peluche asesinables ni maléficos enanos pelirrojos. En Cine Basura hay lomo barato, tortilla, un enano canoso, un pope del frikismo y un sofá. Y muchos perturbados de mayor pata negra que el jamón que nos ponen delante comentando la jugada por internet.

Pero sea quien sea, espero que tenga el valor del Dovahkiin y los cojones de Jason Statham. Porque ‘Karate Rock’ es exactamente de ese tipo de película por la que antes me decía que me daba reparo invitar a gente al programa.

Un mojón sólo para fans curtidos del Cine Basura. Una película de Fabrizio De Angelis, desde YA conocido por mí como el Tarkovskiy del cine de mierda. Porque pocas cosas hemos emitido con menos trama. Es tan lamentable que ni siquiera tiene rock y casi no hay nada de karate.

La película es un clon de combate de un famoso clon de combate del mismo director conocido por todos los aficionados al Telecinco primigenio (y digo ‘primigenio’ pensando exclusivamente en Lovecraft): Karate Kimura. Efectivamente: una copia de la copia. Como cagar, comerse el mojón, volver a cagar y presentar el resultado para el cosumo ajeno.

Sí: va a ser una peli dura. Pero ese es el tipo de retos que nos gusta. Que somos una panda de perturbados. Despidamos juntos la temporada como se merece: con un mojón.

Y mañana o pasado, el invitado. Permaneced atentos.

18 junio 2012

Pataleo eurocopil

La "orgía de hotel" de un montador
Lo cierto es que este post debería haberse titulado "Lo que hice durante el mes y medio en el que desaparecí del mundo y hasta me perdí el ver en directo la primera victoria bolivariana en la F1". Y seguiría siendo un título más corto que, por ejemplo, el original de 'Moll Flanders', que no era otro que 'Las fortunas y desventuras de la famosa Moll Flanders. Quien nació en Newgate, viviendo una vida de constante variedad durante sesenta años, además de su infancia. Fue puta durante doce años, cinco veces esposa (incluso una vez de su hermano), doce años ladrona, ocho años convicta en Virginia, y finalmente rica. Vivió honestamente y murió penitente. Escrito de sus propios memorándums.' Eso sí, ese título tiene la ventaja de permitirte NO tener que leer el tochaco de novela que viene detrás. Aún me quedan unas cuantas reencarnaciones para tener el talento de Daniel Defoe.
Montando en la cafetería.

In a nutshell, lo que estuve haciendo fue montando un par de cortometrajes/mockumentaries para McDonalds para un carallo que han montado durante la Eurocopa que se llama Passion-Meter. En total casi unas cuarenta horas de material bruto que montar a saco mientras iba haciendo "turismo" por Europa. Siempre que por turismo entendamos "Hola, señor montador, ha llegado usted a Londres/Ibiza/Kiev, por favor enciérrese en las cuatro paredes del hotel y, con suerte, verá algo a la hora de la cena". Y tampoco me quejo, sobre todo cuando, un día, tuve la oportunidad de hacer la guía satánica de Robin Hood Gardens/Balfron Tower (y otros dos bloques de viviendas ÉPICOS que me guardo para futuras entregas). Por no hablar de bellos momentos como "esto es lo que entienden por una caña con tapa en Kiev"…


Por no hablar del excelso nivel de los videoclips ucranianos con los que desayunaba cada mañana…

No se puede ser más cool.

…o la belleza de lo que había frente a la insulsa ópera de Kiev…
Nos ganan por goleada.

…o, en Ibiza, este involuntario homenaje a Sammy Hagar – cuyo poderoso estilo vocal fue descrito por mi cuñao como "tan sutil como cagar y mear a la vez" – y su temazo 'Sittin' on Top of the World':
Así da gusto.

Los actores y el director.
El caso es que, durante el tremendo currazo que fue montar esto, por lo menos pensaba "al final, puedo enseñar estos cortos y decir que de algo valió estar fuera del mundo". Y así hubiera sido de no mediar esa figura tan habitual en publicidad llamada "el cliente con corbata". ¿El resultado? Pues que los montajes colgados en la web oficial – no editados/mutilados por mí – me producen cierto sonrojo (aunque, en honor de la verdad, al cliente, que es el que paga, le sonrojarían más los originales: juzguen usarcedes). Afortunadamente, cada vez más existe la opción del "Pues que la agencia y el director tengan su versión con la que ganar premios en festivales – que los ganarán – y nosotros la nuestra con la que McDonalds Italia e Inglaterra no vean la imagen de sus países retratada de forma… incómoda". Estas son, pues las versiones güenas  que, a manera de pataleo eurocopil cuelgo en ente vlog para que las disfruten las personas de bien, que saben aceptar y celebrar la Jrandeza sórdida del sur de Italia y del norte de Inglaterra. Un retrato de dos onvres – Lee y Romano – con los que aluciné en directo.






…Y, para tenerles interesados hasta los próximos post, dos datos: este fin de semana ya saben a qué me voy a Valencia y, right now, estoy montando un vídeo/guía satánica, con un protagonista que creo será de su agrado. Stay tuned.

08 junio 2012

Hay que salvar al cosmos de Ewan McGregor (y de los pocos escoceses que NO son feos)


¡Un colaborador que regresa! En septiembre del 2009, un amigo experto en sordidez escocesa aportó un post para Bigotón Watch que rápidamente fue promocionado al blog principal, sobre todo por tener la mejor primera frase que hemos publicado en nuestra historia. Casi tres años después, buscado todavía por el gobierno británico, sobrevive como lurker del blog a la espera de soltar mala baba. Si tenéis algún problema, y si le encontráis, probablemente niegue haber escrito aquí. Su nombre es... MARLOW.



Ver al soso de Ewan McGregor en pantalla es una experiencia que drena la fuerza vital de todos los demás seres humanos. Para los que éramos adolescentes en los años 80, reconocer esto causa una angustia existencial adicional porque esperábamos que fuéramos a perder nuestra Life Force - es decir, semen - a una vampiresa desnuda, guapísima y francesa (¡y del espacio!)


De hecho, hay un meme que dice el alma humana pesa 21 gramos (fuente de inspiración para una película bien intencionada - es decir, aburridísima - de Alejandro González Iñárritu), pero casi nadie sabe que el descubrimiento no viene solo de los experimentos macabros con ancianos agonizando en residencias geriátricas (y matando a unos pobres perros – crimen tan atroz que hasta podría romper el corazón del mismísimo Rey Stannis) que si hizo un medico depravado de origen - ¡por supuesto! - escocés, Duncan MacDougall, en 1907.

La confirmación solo llegó décadas después pesando a la gente del publico en cines donde proyectaron pelis del “cacho de pan” de Ewan (© Paco Fox, 2012). Los investigadores comprobaron que, cada vez que McGregor aparece en pantalla en bodrios como su remake de “La Sombra de la Noche,” o “La Lista” (única película posible sobre gente guapa montando orgias en Madrid que no tiene interés ninguno), el alma huye del cuerpo. Sin embargo, la naturaleza es sabia, y para protegernos de una muerte segura, las mentes de los seres más vulnerables son capaces de reprimir la memoria de las actuaciones tediosas de McGregor. Esto explica una conversación reciente con una compañera mía:

Amiga: “¿Acabo de ver una película genial: a ti te gusta Moulin Rouge?

Marlow: “Claro que no. Pero, como un servidor es bastante pervertido, disfrute viendo a La Kidman en ropa fetish - aunque en condiciones normales, y como toda mujer que ha sido pareja de Tom Cruise, no tiene sex appeal en absoluto.”

Amiga: “¿Pero qué te parece tu paisano Ewan McGregor?

Marlow: “¿Salió? Tuve que perder su cameo. Seguro que fui a mear en aquel momento.

Amiga: “Pero… ¡si es el protagonista!


Y no solo es un efecto biológico/psicológico, tiene efectos cuánticos sobre la fábrica de la misma realidad. Todo el mundo sabe que McGregor sale en dos pelis británicas sobre la clase obrera - es decir, pelis feas, llenas de tópicos y, por supuesto, muy condescendientes con la gente de clase obrera - “Brassed Off” y “Little Voice.” Pero nadie se acuerda que era también protagonista de “The Full Monty” y “Billy Elliott” (como dice el jran Joe Queenan, corroborado por el jran Paco Fox, las 4 no son simplemente películas con aspectos en común, son la misma película). Las apariciones de McGregor en “Billy Elliott” y “The Full Monty” alcanzaron niveles tan peligrosos de hastío que el Espacio-Tiempo activó sus sistemas de auto-defensa para borrar casi todo rastro de su participación en los dos títulos.


Esto significa que, para la percepción humana, el colmo de McGregorismo es su patepica (si, escribí "patepica") serie viajando en moto por Rusia y Mongolia con su amigo, el empalagoso actor fracasado Charley Boorman, en la cual durante 12 capítulos de una hora cada uno y que abarcan muchos meses de viaje, no les pasó ninguna experiencia ni microscópicamente interesante; no enseñaron ni un solo plano remotamente atractivo; y McGregor solo dice, cada 5 minutos, "El paisaje me recuerda mucho a Escocia" - da igual si estaba en el Desierto Gobi, la inmensas llanuras, La Tundra Siberiana, etc.

La carrera de McGregor en las pantallas es prueba del origen del cine como atracción de feria, porque McGregor es un monstruo de la naturaleza del tipo más raro jamás conocido: un escocés que no es feo. La lista completa es muy corta: solo hay que añadir Connery, Deborah Kerr, Moira Shearer, el muy pesado que decía “Brother” al final de cada frase suya en “Perdidos” y el pobre desgraciado que muere empalado por Jaime Lannister cuando defiende a Sean Bean en “Juego de Tronos”, pero que sufre un destino infinitamente más terrible en otro título: no solo aparece en la inefable “Valhalla Rising,” sino que encima es empalado – es decir, sodomizado - por un amigo feísmo y gordísimo (escocés de verdad y con dos cojones)…En un campo de barro…A camera lenta…Al estilo Tarkovsky. Trust me, not safe for work, or anywhere else. Seres valientes como Paco Fox y yo vemos tales filmes para que vosotros no tengáis que sufrir.

La lista de escoceses que sí son feos de verdad es algo más extensa: incluye todos los escoceses que han existido y van a existir. Los responsables, de “Los Simpson,” en un momento vergonzoso, demostraron su ignorancia absoluta sobre el país en un capitulo cuando Willy el jardinero presume de ser el hombre más feo de Glasgow. Mel Gibson, a cambio, recibió ataques totalmente injustificados cuando rodó “Braveheart,” con tipos absurdos insistiendo que no sería convincente como escocés. ¿Cómo que no, si es un violento y racista alcohólico con mullet?


No, el error de Gibson, y si merece nuestro oprobio por esto, era dar el papel de su mejor amigo al actor irlandés Brendan Gleeson cuando en Escocia sobra gente bruta, gorda, pelirroja y muy, pero muy, fea – básicamente la mitad femenina de la población. Los hombres son aún peores, como dice una amiga mía norteamericana después de un tour de caledonia: “País impresionante, pero todos los hombres tienen pinta de ser rechazados de los castings de “Bumfights” por ser demasiado feos.”
Patrocinado por Listerine
Sin embargo, hay una ley internacional poco conocida que exige que todo escocés que no sea feo tenga que salir en pelis ó programas de la tele incluso cuando son inútiles. Ahora entendéis porque Gerard Butler encuentra trabajo.

La homologa exacta de McGregor, sin embargo, es Kelly Macdonald, su novia underage en “Trainspotting” que, con sus casi 40 años sigue saliendo en producciones de los hermanos Coen o Martin Scorsese como chicas monas y ñoñas con voz de una Minnie Mouse nacida al norte del muro de Adriano. Como McGregor, La Macdonald beneficia de otro fenómeno de los escoceses que no son feos: la gente piensa que es guapa cuando sola es atractiva. Esto explica por qué, en todas sus películas sin excepción, siempre hay otros personajes diciendo “Es una mujer guapa” para establecer su “personaje”. En países con mujeres realmente espectaculares – España, Francia, Italia, por ejemplo – no existe tal necesidad en los guiones, hay que ser ciego y sordo para no darte cuenta que Sophie Marceau, Monica Belluci ó Elsa Pataky son guapas, no hace falta el jodido Bill Nighy repitiéndolo durante todo el metraje.

Los directores y actores británicos padecen otra enfermedad mental curiosa: su creencia que, a falta de mujeres atractivas, sus actrices pueden “comunicar” la belleza física y juventud que no poseen simplemente con su talento para la actuación. Incontables pelis británicas han sido desastres por la insistencia de dar papeles fundamentales de mujer sexy ó femme fatale a "tías" como Juliet Stevenson, ó Janet McTeer, ó Imelda Staunton, ó Zoe Wanamaker, ó Emma Thompson, ó Helena Bonham-Carter. Quizás con esta última, he sido un poco injusta. Las demás tienen talento pero son feas, mientras Helena ni tiene talento.

Menos mal que “Juego de Tronos” tiene Yankees al mando, porque productores ingleses nos regalarían escenas de sexo con Judi Dench desnuda como la reina Cersei, ó Glenda Jackson en pelotas como la Khaleesi.

Pero, volviendo a McGregor y Macdonald, la mejor prueba del talento de Danny Boyle es que hizo una peli buena con tres de las presencias menos interesantes de la historia del celuloide en el reparto – sí, estoy hablando de Johnny Lee Miller, también. Solo hay dos cosas vagamente interesantes a decir sobre Miller. La primera es que es nieto del viejo gruñón sin gracia ninguna que fue el “M” original de las pelis de 007, y cuyo único talento era sujetar bien su pipa mientras todo el público esperaba la llegada de “Q” – el viejo gruñón que si tenía mucha gracia, (el abuelo fue re-emplazado a finales de los 70 por otro viejo gruñón sin gracia ninguna pero que ni siquiera tuvo la habilidad con la pipa). La segunda cosa interesante de Miller nieto, es que – a pesar de ser inglés, y no tener gracias ninguna - puede fingir un perfecto acento de Edimburgo, eso sí, ligeramente amanerado. Sospecho que es poca consolación cada vez que piensa que Angelina Jolie le dejó por Billy Bob Thornton (parece mentira con su cara, pero Billy Bob NO es escocés).


Pero, cuidado: hay actores de otras nacionalidades con el toque de Medusa del McGregorismo. El jran Miguel Ángel Tejero identificó a Bill Pullman y Ashley Judd como amenazas cósmicas gemelas que también hay que tomar en serio. Y, como dice nuestro guía espiritual, el señor Vicisitud: “En el mundo de la sordidez, TODO encaja,” existe una peli deplorable sobre el personaje (por llamarlo de una forma) de Ewan McGregor obsesionado con el personaje (por llamarlo de una forma) de Ashley Judd. Es difícil describirla, pero para daros una idea, es como rodar una película sobre el color gris obsesionado con el color beige.



Seguro que habéis leído sobre la denuncia desestimada para frenar el arranque del LHC y, así salvar el mundo: http://www.publico.es/ciencias/64958/juicio-contra-el-lhc-para-salvar-el-mundo .


(Me encanta la frase “un misterioso filósofo de la ciencia.”)

Pues, seguro que no sabéis de la denuncia exitosa de Miguel Ángel y Marlow (misterioso filósofo de la sordidez) que si frenó un cataclismo que iba a destruir el multiverso. Descubrimos que el tándem de criminales Merchant-Ivory, iban a rodar una adaptación de la novela más aburrida de Virginia Woolf con McGregor, Macdonald, Pullman, Judd, Katie Holmes y Damian Lewis. Sabiendo que la primera bosteza en su estreno mundial iba a provocar una reacción en cadena, el juez aceptó nuestra causa y prohibió el filme, pero, por razones obvias, insistió en mantener el juicio bajo el secretismo más hermético.

Ya sabemos que poca gente se va a enterar que salvamos la existencia del cosmos del McGregorismo, pero si lo confesé a un ex compañero de clase en mi última visita a mi país natal. El muy imbécil no me prestó atención, porque quería tortúrame con:

Compañero de clase imbécil: “No lo vas a creer, pero sabes que tu y yo con 14 años jugamos el rugby contra el equipo del instituto Morrison’s Academy que incluyó la superestrella (sic) Ewan McGregor. ¡Y ganamos!

Marlow: “Yo no. Jamás jugué contra tal instituto en mi época en el equipo antes de darme cuenta que iba a acabar con la cara y el cerebro destrozados, y mi reputación destrozada dado que Vicisitud y Sordidez dice que todo deporte es gay, especialmente deportes de equipos. Tuve que estar enfermo aquel día.

Compañero imbécil: “Pero… ¡si tengo las fotos… y fuiste capitán aquel día… y hasta sales en una dando la mano a McGregor!

Q.E.D.

Una colaboración de: MARLOW. Que, por si no os habíais dado cuenta, es escocés.

Related Posts with Thumbnails