29 julio 2012

La liga fantástica de F1 veraniega: Alemania, Hugría y la choni-fiesta.

Alemania

CHONI: Tú no bebes mucho…
EL MIERDA: Pues, entonces, tráeme una copa.
(El MIERDA bebe la copa, invita a diez chonis a un hotel, regatea el precio de la suite para bajarla de 5.000 libras a 3.800 - ???!!! – y se deja fotografiar por The Sun, para regocijo de las masas).


El impresionante nivel de este diálogo nos hace pensar en una película que tuviese un 9,5 en el imdb y un fandom capaz de entrar en una sala de cine a disparar sobre los espectadores (o, lo que es peor aún, arrojar sobre las pobres masas ejemplares de 'La rebelión de Atlas', de Ayn Rand).

O tal vez no.

Lo que está claro es que nadie en su sano juicio podría pensar en un diálogo así. Y que sólo el Mierda y una choni terminal hubiesen logrado articularlo. Y, por ello, e alguna manera, merecen nuestro aplauso, o esputo, o respeto. Ahora mismo no sé cuál de esas opciones es la mejor. Pero sí que la apoteosis estética del Mierda (escándalo de prensa rosa (2), con complemento de estilo de 10 por chonismo disparatado) lo ponía en la pole position de este GP de Alemania. 12 puntos no se remontan así como así.

Y así, en efecto fue: ese gusto por señoras tan deleznables – en serio, casi todo lo que he visto en Magaluf las superaba – confirma al Mierda como un sordidazo aficionado a revolcarse en la mugre. Y eso, mal que me pese, creo que nos lo ha hecho a todos incómodamente cercano a la par que entrañable. Aunque, claro, Lewis tuvo que terminar de ganarse su primera Star of the race en la pista, porque sus rivales decidieron no ponérselo nada fácil.

Como debe ser.

En primer lugar, si de apoteosis estéticas estamos hablando, un aplauso, por favor para Fernando Alonso. Las nuevas entrevistas en el pódium, aparte de un hallazgo, permiten magnificar más todo lo que se dice – y aproximar más las cosas a la ingesta de alcohol, lo cual siempre es un acierto. En este caso concreto, POR FIN, pudimos disfrutar de esos extraños momentos en los que la F1 es metafórica: algo más que un deporte. A nadie – y menos a un troll profesional como Niki Lauda – se le escapaba el hecho simbólico del "Merkel, zorra, podrás hundirnos en la mierda, pero aún nos queda este pataleo". Por supuesto, la pregunta cayó: "Victoria en Alemania de un piloto español con coche italiano…". La réplica de Alonso, intentando quitar hierro político a la situación estuvo al mismo nivel que los momentos estelares de Paco Fox cuando decía que no era un consumidor contumaz de porno. ("No, si yo lo veía de joven, pero ahora apenas…" "¿Cuándo viste la última película?" "Ayer"). Así, Alonso se marcó un "No sé mucho de política" para añadir, a los pocos segundos un "se te olvida que el diseñador del coche es griego". 10 merecidos puntazos (y dos para Ferrari y su "Forza dei latini" de Domenicali).

La competencia principal del Mierda para su Star of the Race vino de Sebastian Vettel. Frigodedo, ansioso por ganar el GP de su país, demostró estar desquiciado desde los propios entrenamientos (sacando la mano – 1 – hasta a su compañero de equipo). Volvió a sacar mano – 1- en carrera y hasta a protagonizar un par de salidas de pista (2). Pero el momento de gloria vendría después: una vez Hamilton tuvo la "osadía" de desdoblarse – algo absolutamente legal, pero que no deja de tener 3 puntos de coña taurina para el Mierda – Vettel demostró lo que muchos sabíamos: que es un niñato que aún no ha conocido lo que es estar a las maduras. Que si Ferrari no la hubiese cagado en Abu Dhabi, ahora no le costaría a nadie juzgarlo como lo que realmente es: no un bicampeón y grande entre los grandes, sino uno de esos campeones circunstanciales que han tenido un pepinaco y a los que no hay que hacerles más caso que a los darnáis. Sea como fuere, el adelantamiento de Vettel a Button, totalmente por fuera de la pista - ¡y ni siquiera le había ganado la posición a Jenson! – se merece 3 puntos por el cipotismo de componella y no enmendalla a los que añadir 1 punto por la sanción de la FIA y 6 de estilo por gilipollez. Especialmente por esa explicación marca "el perro se comió mis deberes" que le dio a Niki Lauda. 14 puntos para Sebastian. ¿Suficientes para vencer al Mierda?

Pues no. Hamilton, después de su desdoblamiento, ya llevaba 15. Pero no hay que olvidar su impericia a la hora de pillar los restos de Massa que reventaron su neumático (2 puntos por el x2 del factor Mierda). Al final, 19 puntos a los que sumar 10 de Star of the Race para un Hamilton que nos estaba decepcionando en esta liga fantástica, pero que ya ha vuelto por sus fueros.

El cuarto en discordia en esta carrera sería, sin duda alguna, un Felipe Massa que decidió inmolar su alerón contra Ricciardo: 8 puntos que logró recortarle a un deslucido y apagado Maldonado, que no hizo nada en esta carrera, tal vez consciente de lo abusivo de su liderazgo en esta liga fantástica.

Las restantes migajas fueron para Grosjean (1 punto por su salida, con 2 de complemento de estilo), Button (1 punto por el plano de su neumático y 2 por su sobria aunque eficaz reprimenda a Vettel en el pódium), Vergne (1 punto por salida con otro por estilo), Rosberg (1 punto por la sanción de la FIA al bloquear en entrenamientos) y Kovalainen (1 por salida de pista).

Respecto a los equipos, Lotus se lleva 1 por la sanción a Grosjean por el cambio de la caja, y McLaren 2 por el seudoabandono del Mierda (una cosa cosmética preferible a terminar la carrera), Williams 4 por el pit de mierda practicado a Bruno Senna y, por supuesto, el Team of the Race es para…

Red Bull. 


Hasta el final de la carrera, sólo llevaban 2 puntos acumulados (1 por la penalización a Webber por cambio de caja y otro por el problema de KERS). Pero, conforme Vettel realizó su disparatado adelantamiento sobre Button, todos pudimos contemplar como la histeria, conspiranoia y debilidad mental de Helmut Marko se ha contagiado a todo el equipo.

Todo piloto tiene, hasta cierto punto, el derecho a que el exceso de adrenalina le lleve a hacer gilipolleces y nuble su entendimiento. Sin embargo… en un equipo lleno de señores que saben hacer la "o" con un canuto… ¿De verdad, en serio, nomejodas, que NADIE se dio cuenta de que Vettel debía devolver la posición? ¿Durante TRES vueltas? ¿Y con el precedente de que Vettel ganó su título mereced a una sanción corrupta que le calzaron a Alonso en Silverstone 2010? Pequeño flashback: Alonso le gana la posición a Kubica – por el INTERIOR y por DELANTE, cosa que Vettel no había logrado – y el polaco se abalanza sobre el Ferrari, sacándolo de pista. Alonso completa la maniobra y, durante dos vueltas, Ferrari abrasa telefónicamente a Charlie Whiting para saber si debe o no devolver la posición. Cuando, por fin, Whiting se decide, es muy tarde: Kubica ha abandonado y Alonso tiene que hacer un drive through ¡en pleno safety car! Ergo… ¿Qué carallo esperaban Red Bull? 10 puntos por el espectáculo bochornoso y por los posteriores espumarajos que Marko se dedicó a echar. Verle tan cabreado es más divertido que ver a Jeremy Clarkson quejarse de los resaltos en la vía. Feck, cada vez que conduzco y tengo que aminorar a 20 por hora para pasarlos, me digo "Me jode, pero me hace feliz que el gilipollas ese de Top Gear tenga que joderse más que yo. ¡Larga vida a la DGT!".

Y con estos 22 puntos para Red Bull pasamos a un GP con menos historia, pero tampoco ninguno esperábamos grandes cosas de Hungría sin lluvia…



Hungaroring,

La gran incógnita de este 2012, para mí, es el equipo Lotus (discretitos esta carrera: 2 puntos por el pit de mirdecilla a Grosjean). Dado que tiene dos pilotos prácticamente "debutantes" es muy difícil aventurar su auténtica calidad. Pero me da igual, cual aventurero que se mete en una sala del darnai sin saber si le pueden matar – y, lo que es peor, sin saber que dura casi 3 horas – yo doy mi hipótesis:

Los pilotos de Lotus son una puta mierda. Hala.

En 1990, el decadente equipo Williams comenzaba a dar signos de una mejoría que les haría ser casi campeones en el 91 y arrollar el 92 y el 93. De hecho ganaron dos carreras, pero a nadie se le ocurrió pensar que esas victorias tenían que ver con sus pilotazos: Thierry Boutsen y Riccardo Patrese. Más que nada, porque todo el mundo sabía lo que había y esos dos no engañaban a nadie: hacía falta un piloto "de verdad", así que ficharon a Mansell.

En Lotus, sin embargo, sí que pueden engañar. Sin embargo, soy de la opinión de que, con ese coche, Alguersuari lideraría el mundial: Raicoñen nunca fue para tanto y los años en barbecho lo han dejado atontado, y Grosjean… pues, cuando, en su día, lo vi intentando pasar por curva en Valencia 2009 no me morí de risa porque mi despolle lo tenía monopolizado Badoer. Y así se regalan las victorias al Mierda (o, mejor aún, si hubiese logrado colisionar con su compañero de equipo: la sosez que aconteció sólo aporta dos puntos al ice-cream man).

En el resto de la sosez de los pilotos, aplaudimos el afán de Maldonado por no manchar su estadística "una carrera, una sanción" y le damos 3 puntos (2 por el toque con Di Resta y 1 por el drive through). 2 para Karthikeyan y su eliminación, 2 para Pérez por sus salidas, 1 para Vettel y Vergne por una excursión fuera de pista y 1 para Glock por su trompo.

(Actualizado) Sin embargo, la Star of the Race sí que no pecó de sosería. El provocar un reinicio de la salida ¡por haberse equivocado de lugar! tiene 3 puntos de espectáculo cómico-taurino, con 5 puntos de estilo por originalidad (ahora mismo, no recuerdo una similar). Pero, luego, todo mejoró: en una demostración de por qué le llaman "el señor mayor", Schumi hizo "lo que se ha hecho siempre: apagar el motor, sólo para encontrarse con que Charlie Whitng hacía da una nueva vuelta de formación y él tenía que sufrir la ignominia de arrancar desde el pitlane. Otros 3 puntos que, además, volvían a tener 5 de estilo "añadir insulto al dolor" por ¡pasarse de velocidad en el carril de boxes y recibir un drive through! (1). No había ninguna necesidad de correr en boxes en aquel momento, pero cuando a uno se le calienta la cabeza... Al final, el ÉPICO botín del Kaiser se queda en 27 puntazos. Y, por ello, seguiremos deseándole una MUY tardía retirada.


Respecto a los equipos, se participó del soserío general: ya hablamos de los 2 de Lotus, Mercedes se llevó 5 por el enésimo abandono de Schumi y, la abusiva Star of the Race es, una vez más, para…

McLaren.

En esta ocasión, ni siquiera necesitaron el x2 del sabotaje al Mierda para ganar. Bastó con que empleasen todo su talento con Button. Sobre todo, en la estrategia de mierda. Le hacen parar tempraneramente y le realizan el MEJOR pitstop de toda la carrera (sólo 19,0 segundos en total) para… ¡Que salga detrás de Bruno Senna! Lo que es lo mismo que decir "hagamos lo que hagamos, saldrá con tráfico". Genial. Para redondearlo, en el siguiente pit, demostraron que ese efecto también podía lograrse con Alonso haciendo un pit de mierda (4). Todo un regalo a la Scudería en su modo "limitación de daños". 19 puntos para una intratable McLaren, que afronta el descanso veraniego de líder destacado.

Y, con esto, a esperar hasta septiembre. Y una cosa les digo para aplacar su espíritu: no teman por un posible título mundial del Mierda. Ese chico apagará su cerebro antes de que eso suceda, y esta vez no se lo está jugando contra Massa.

Ni contra sus chonis.

28 julio 2012

Mi verano sórdido, Parte 1 (es que soy fan del rock progresivo y hay que hacer varios movimientos): Aquópolis Now

Vicisitud y yo seguimos de vacaciones probablemente no muy bien merecidas. Así que, mientras me pienso si relatar mis experiencias por el norte de Espppaña con la sana intención de hacer un post vago veraniego, ha llegado nuestro colaborador Marlow precisamente con lo mismo. Así que él tiene prioridad por dos motivos: el primero, porque es escocés. El segundo, que se ha leído un tocho de libro analizando la obra de Emerson, Lake and Palmer desde el punto de vista de teoría musical, lo cual lo convierte en un titán de la autoflagelación.

Se trata del primer post de Marlow más centrado en nuestras tierras que en esas del norte que no sé muy bien si nadie querría como suyas. Sus dos anteriores ovras maentras se pueden leer aquí y aquí.

Os dejo con la primera parte de 'Mi verano sórdido: Aquópolis Now'...

Como todos los veranos, y acosados por nuestros hijos, mi mujer y yo aceptamos llevar a los tres matones al gran parque acuático de la Sierra de Madrid. Si no conocéis tal templo de diversión, os advierto: la primera vez que vas con niños es muy divertida, pero después de 10 años es un purgatorio: un calor agobiante. Los obligatorios chillidos constantes que siempre acompañan a los jóvenes españoles “pasándolo bien,” aún cuando es obvio que lo hacen simplemente por instinto de rebaño. Y, por supuesto, una “oferta gastronómica variada” que consiste en:

1) Perritos calientes. Y, para el colmo, los anuncian como “de Oscar Mayer.” Es decir, los muy sinvergüenzas presumen de que los van a sacar directamente del congelador al microondas unos pocos segundos después de tu pedido.
 2) Porciones de pizzas. Es ley infalible que cuando un local vende trozos de pizza los muy sinvergüenzas presumen de que las van a sacar directamente del congelador al microondas unos poco segundos después de tu pedido.
3) Hamburguesas. Sin más apodo. Es decir, unas hamburguesas tan atroces que ni los responsables de marketing pueden ponerles apellidos. Desde hace nueve años, mi mujer y yo llevamos merienda cuando vamos a Aquopolis. Me gusta, una vez dentro, leer y apreciar a mujeres ligeras de ropa. Dicho así, ir a Aquopolis no suena tan mal, pero, créanme, lo es.

Dato: no fue sacada Aquápolis
Pero mi gran afición es observar a los demás hombres y especular quienes son los muy guarros que sólo van al agua a mear. Son los hombres feos, de mediana edad, mucho pelo (sobre sus espaldas) que dicen a sus mujeres: “Cariño, me voy a refrescar los pies un poco” para luego meterse hasta la cintura y salir, con cara de alivio, un minuto después. 

La comida en si sería más que suficiente para matar al pobre Paco Fox, pero las bebidas podrían fácilmente causar una hecatombe mundial.

Me explico: está a la venta un brebaje granizado llamado “Happy Puppy”. Es un poco como la versión de las tiendas “Gran Bazar” Chinas (que antes eran tiendas de “todo por un Euro” que antes eran tiendas de “todo por 20 duros”) de los norteamericanos “Slush Puppies”. Una diferencia es que los Happy Puppies no tienen el simpático perrito barrigudo con cara entre lascivo y colgado como reclamo publicitario:


(Eso sí, los Happy Puppy tampoco tienen la falta de ortografía en inglés.)

Otra diferencia es que los Happy Puppy no tiene la inmensa gama de sabores de sus rivales yankees. Entre mis favoritos está, principalmente, el Root Beer. ¿Qué qué coño es esto? Ni mis amigos de EEUU tienen idea.
Y por supuesto, sus legendarias frutas azules: frambuesa, fresa y naranja. WTF?
Para un escocés que vive en España, no puede haber cosas más exóticas. ¿De dónde provienen? ¿Otro planeta?

Frambuesa                                        

Fresa                                                    



Naranja
Pero las grandes diferencias son que los Happy Puppy vienen en unas pajitas raras y caras (es que soy escocés y hay que lucir mi tacañería). De hecho, la primera vez vi a mis hijos con unas pensé: "¡Joder - han encontrado unos juguetes sexuales francamente depravados por el suelo!" Mi segunda reacción fue: “No. Sólo es parafernalia de drogas” (frase únicamente utilizada por policías veteranos ó ministros de gobiernos del PP).
Es la cosa multicolor a la derecha de la foto.

Los Happy Puppy tienen dos propiedades. 

1) Atraen a las avispas. Hace falta unos héroes como Garth Marenghi, Dean Lerner y Sanchez para salvarte en estos casos:
2) Saben aún más repelentes que los Slush Puppies, a pesar de no usar sabores extraterrestres en sus dos únicas variedades: fresa y limón. (Después de probarlos, sospecho sin embargo que ni usan limones ni fresas terrícolas en sus recetas). Y allí reside el peligro de provocar el Armagedón que da título a mi post. Dado que los Happy Puppy saben y huelen como armas químicas; que su propio nombre tiene connotaciones del bestialismo; que su mera existencia quita beneficios de una jran empresa norteamericana; y que sus pajitas existen, es solo cuestión de tiempo antes de que EEUU tenga otro presidente de ultraderechas buscando armas de destrucción masiva en un país fácil de vencer ligado al sexo y drogas y con gente más guapa que sus votantes. Y vendrá a por nosotros.

09 julio 2012

Ente onvre: Chuck Testa


Ya sé que llevo un tiempo que sólo escribo entradas de la serie ‘Ente onvre’. Pero, como ya dijimos una vez, en Vicisitud y Sordidez somos muy femeninos y también nos ajustamos a ciclos.

(Paco Fox se agacha para evitar los tomates, hortalizas y dildos lanzados por los lectores ante el mal gusto de la anterior frase)

Así que, tras Garringo y los Haldane, toca otro onvre. Un señor que me ha recordado a un viejo ídolo del blog, Mark Gormley. Otra muestra de la sordidez de la televisión local americana, ese inframundo que tenemos que empezar a imitar. ¡Creativos españoles, uníos en la sordidez! ¡Se acabó el hacer publicidad de calidad esperando ganar premios de mierda que sólo os importan a vosotros mismos! Fundíos el cerebro con un poco más de coca (si esas cantidades son posibles) y empezad a hacer mierda como los anuncios de televisiones locales. Pero no en plan ‘osea osea, soy súper irónico porque hago parodias de cosas cutres snif, snif’. No. Quiero que hagáis bazofias de verdad que nos hagan soñar, disfrutar y, en una sola expresión, desescrotarnos de la risa.

Cosas como Chuck Testa.

Agarraos el refajo:

Esta maravilla del audiovisual lleva rondando el mundo de los memes desde septiembre del año pasado. El que yo no lo haya conocido hasta ahora NO significa que empiece a tener más vida fuera de internet.
No.
Sigo sin follar. Lo que quiere decir es que ninguno de vosotros ha tenido el detalle de llamar mi atención sobre esta maravilla. De hecho, me siento como Chuck Testa: dándole nueva vida a un meme que ya estaba muerto.


Chuck es un onvre que nos emociona por varios motivos. El primero y esencial es porque se nota que es alguien que cree en su trabajo. Y ser un enamorado de la taxidermia te pone en la escala social sólo un paso por encima de ser aficionado al maquillaje de cadáveres. Mostradme a alguien que en su perfil de Meetic ponga ‘El mejor taxidermista de Torrelodones’ y yo os enseñaré un nuevo Héroe del no Follarás en la Vida ™. Y a un pilar moral de nuestra sociedad. O a un posible asesino sicópata. Que todo puede ser.

En segundo lugar, Chuck se llama Chuck. Vosotros pensaréis que llevar ese nombre es automáticamente una tirada extra de dado de veinte caras de carisma gracias a compartirlo con el Sr. Norris. Pero los que estamos más versados en el porno gay sabemos que se trata más bien de pseudónimo de actor cachas con barba gay-perman.

Y, por favor, lectoras: olvidad que he escrito esta última frase. Para siempre.

Pero Chuck Testa, con su lacónica personalidad, trasciende su nombre porno y se convierte en un señor fascinante con todas las de la ley. Y teniendo en cuenta que se mete con osos disecados en las camas de las mujeres, no sé lo que pensará la ley de sus aficiones secretas.


Porque otro aspecto importante de este video es la maravillosa creatividad que demostraron los realizadores y guionistas. Vieron a Chuck, probablemente con su gorro de piel, sus gafas estilo Mark Gormley y su taller lleno de tripas de animales y, en lugar de pensar ‘¡La matanza de Texas!’, llegaron a la feliz conclusión de que Testa tenía que interpretar a un cachondo. Un casting contra natura como el de Tom Hanks en ‘La hoguera de las vanidades’ que, sin embargo, funciona a la perfección. Chuck Testa se dedica a utilizar a su felices animales disecados para hacer feliz a una señora en su cama. Muchos cinéfilos perturbados habrían intentado ligar con la chica poniéndole una cabeza cortada de caballo bajo la almohada. Pero Chuck sabe que aparecer detrás de un gigantesco oso es el camino al paraíso. Chuck, el womanizer.

Lo mejor es que el éxito no se le ha subido a la cabeza. Chuck Testa, que es tan jrande que disecó a Chuck Norris con sólo echarle una mirada profunda, ha demostrado a lo largo de los últimos meses ser un gran tipo. Primero con un video de agradecimiento a los fans:

Y luego, siguiendo de cerca todos los comentarios que ha generado su anuncio. Incluso cuando se armó la grande en Youtube porque la gente no tiene vida y puntualizó que llevaba en la gorra un pin de las SS. Chuck pidió disculpas y dijo que era parte de un grupo que hace reconstrucciones de batallas de la II Guerra Mundial. ¡Otra actividad imán para las mujeres!

Ante la pregunta que le hicieron sobre su opinión de los memes que ha engendrado su frase de ‘Nope, It’s Chuck Testa’, el sólo ha podido añadir: “I hadn’t even heard the word, what do you call them? Mimes? Memes?”. Lo cual, traducido al español, significa: “¿LO QUÉ?”. Porque Chuck vive en su propio mundo de destripar cadáveres y bromear luego con ellos por el campo. O eso queremos creer. Porque este mundo necesita más Chuck Testas. En una cantidad moderada.

01 julio 2012

Mi vida. My life. My 'polígano'. (Guías turísticas satánicas 3: el polígono de Coia)



Podría reescribir mil veces el post de 'Satán es mi Señor', pero jamás tocaría la frase inicial: "Yo crecí en el polígano". Porque ahí se explican mil obsesiones y diarreas mentales: ese barrio vigués que es Coia me ha formado como sórdido y adorador de la arquitectura satánica, así que ya iba siendo hora de que mereciese su entrada en ente nuestro vlog.

En su momento, Dillinger publicó una excelsa guía turística de Vigo para sórdidos que molestó a más de un acomplejado - ¡no eran capaces de entender que aquel post era una celebración de Vigo como la más mejor de todas las ciudades gallegas! – pero que también provocó el aplauso de los sórdidos de pro que sabían que no hay nada más mediocre que conocer una ciudad visitando sus iglesias románicas. Sin embargo, aquella guía no comentaba nada de la barriada más grande de Vigo: el polígano de Coia. Y eso había que solucionarlo.


Acompañado de mi señor padre, y con mi señora madre manejando la cámara de vídeo, nos pusimos a patear esta apoteosis del urbanismo sesentero/setentero gallego: un delirio parido por el arquitecto Desiderio Pernas. Un señor que intentó emular a Mies Van der Rohe - su maestro en la escuela de Chicago – y terminó produciendo un cruce imposible entre el brutalismo inglés de 'tower blocks' y el caos del camiño de vacas gallego.



Ni que decir tiene, esta guía satánica no será lo de siempre. No puede serlo: cualquier atisbo de análisis y objetividad está condenado a desaparecer (como lo demuestra que el montaje sea casi más ovra de lanavajaenelojo que mía, incapaz de cribar). Aquí ya no se habla de camellos de forma genérica, sino de los señores que te decían todos los días "¡Eh, chaval!" cuando caminabas por entre los pilotis de la calle Redondela; aquí no se habla de la Iglesia genéricamente, sino de curas que le cedían sus instalaciones al PCE – mi amigo Rubén dio allí un mitin –y que organizaban protestas contra el ayuntamiento todos los días impares. Bienvenidos a un polígono en el que los autobuses son Vitrasas, los gusanos de tierra miden cientos de metros, los volcanes lanzan agua y la clínica de desintoxicación se llama "Alcampo".

Mi vida. My life. My polígano.
'Mi polígano', pintado con témperas a los 8 años.


Mapa de la ruta.


Si pasan por Vigo con coche y no se animan a ir aparcando por varios puntos del polígano para extasiarse ante su imposible belleza de brutalismo gallego, sólo pueden merecer mi esputo. Así de claro.


(DISCLAIMER: Si usted ha llegado a esta página sabe Peich de qué extraña forma y es hasta capaz de desconocer porque aquí le llamamos "ÉL" a Le Corbusier, o de dónde carallo viene eso de 'Satán', haría bien en leerse estos posts antes de continuar: 1, 2, 3, 4).

ACTUALIZACIÓN (7/2/2014): 


Mi señor padre recibió una llamada de la policía en la que fue informado de que la monja directora de la guardería Don Bosco había puesto una denuncia para que retirásemos su intervención en el vídeo. Está, desde luego, en su total derecho, y así hemos procedido. Pero eso no implica que no se nos quedase cara de asombro tanto a mí, como a mí señor padre, como al policía que tuvo que hacer la rockambolesca llamada. "No, si nosotros hemos visto el vídeo y nos parece que está muy bien. Nos hemos partido de risa".

Eso sí, para que no parezca que estamos viendo algo mutilado (o peor aún, una peli de terror de serie Z titulada 'The Attack of the Pixelated Nun', he decidido añadir unas cuantas secuencias descartadas en su día que sí que tienen cierto valor (especialmente la lucha de mi señor progenitor contra el raccord). Y, por supuesto, quiero destacar que nunca ha habido ningún afán denigratorio en las escenas de la guardería, antes bien al contrario. Allí recibí una educación tan moderna como el edificio de Desiderio Pernas en el que estaba y sigo estando muy orgulloso de ella. Pero la imagen de cada uno es de cada uno y nadie tiene por qué aguantar que un finstro con una camiseta de 'Satán es mi señor' te cuelgue en Youtube.

Disfruten del vídeo y que Satán sea con ustedes:

Related Posts with Thumbnails