26 diciembre 2012

¡Vota a los Onvres del Año 2012!

¡ACTUALIZADO CON EL GANADOR!
El segundo onvre del año ha sido, por una mayoría que nunca se había dado en la breve historia de estos premios, el Sr. D. Francesco Schettino. Tanta onvría era obvia. Ya desde que colocamos esa foto de putero extremo sabíamos que era uno de los grandes candidatos. Con gran alegría, he de decir que la medalla de bronce (porque recordamos que Cecilia Giménez es la de oro) ha sido para el andaluz Sánchez Gordillo, mi voto personal, redondeando un año espectacular para Andalucía del que hablará Vicisitud en su lista de películas de 2012.

****

En Vicisitud y Sordidez es tiempo de alegría, de descanso, de alcohol y de cachondearse del prójimo. Así que, una año más (que diría Mecano), nos disponemos a ofrecer nuestras nominaciones a segundo onvre o munhé del año.

¿Segundo? Por supuesto. Para el primer puesto no había color. Bueno: había unos colores extraños y difuminados que se han convertido en fenómeno mundial. Y nosotros nunca hemos sido de esos hipsters de la sordidez de osea osea, que qué pesado está ya este frikismo, que ya no está “in” hablar del Ecce Homo. Pues no. Cuando un fenómeno vicisitúdico trasciende fronteras, nosotros aplaudimos entrechocando las pollas con los muslos. La única forma realmente aceptable de jalear en cualquier cultura que se precie. Y que se dirija a la extinción.

Así que, una vez establecido que Cecilia Giménez es la MUNHÉ DEL AÑO, os ofrecemos, para que votéis, los candidatos a SEGUNDO onvre del año. Porque ha sido un 2012 con una cosecha espectacular.

1.- Francesco Schettino, capitán del Costa Concordia
Cuando creemos que nadie puede superar a un político valenciano a la hora de no admitir responsabilidad por nada, Francesco decidió, a principios de año, presentar su candidatura a ser presidente vitalicio del PP de la comunidad del oro, la seda, las rulas, la horchata y las naranjas.


Desafiando esa noción absurda - que nos vendió esa basura del ‘Titanic’ de Cameron - de que “el capitán es el último en abandonar el barco”, Schettino no sólo provocó el ultracutre hundimiento de su nave, sino que fue el primero en lanzarse al bote salvavidas, acompañado de las prostitutasbúlgaras con las que, en aquel momento, se dedicaba a no ejercer su trabajo.

A pesar de todo el oprobio, Francesco se fabricó excusas del calibre de “tropecé y me caí dentro del bote salvavidas”. ¡Desde “el niño resbaló en la bañera y se le metió el bote de gel por el culo” no se había visto nada mejor! Que, a día de hoy, se plantee recurrir su despido por improcedencia sólo demuestra que no habrá mejor sustituto para Camps.


2.- Stephan Feck
Hay iconos de este blog cuya fama se perdió en artículos poco leídos y, horror de los horrores, extrañamente cortos de los inicios de nuestra existencia. Una época en la que mirábamos un post de cuatro párrafos como un modelo al que aspirar. En aquel tiempo se asomó por aquí la explicación de por qué el logo principal de la página tanto en Feckbook como en el avatar personal de Vicisitud es ente onvre:
¡Arse!¡Girls!¡Drink!¡FECK!
“Feck” era la expresión favorita en del padre Jack Hackett (todo lo que se apellide Hackett es bueno), icono de la mejor serie de vicisitud de la historia de la televisión. Se trata de una variación irlandesa menos ofensiva de la fermosa palabra "fuck". Algo así como decir "cataplines" en lugar de "cojones", "ostras" en lugar de "hostias" y "Wert" en lugar de "hijoputa".

Durante años, si buscabas el término en Google imágenes, el resultado invariablemente un festín visual repulsivo de fotos de este señor que haría que tus ojos vomitaran por los lacrimales. Hasta que llegó Stephen Feck. Si hubiera sido un deportista maravilloso pentamedallista, lo habríamos odiado por apartar del olimpo de internet a nuestro icono del blog. Pero, feck: resultó que Feck ha pasado a la historia de los juegos Olímpicos tanto por su nombre como por haber perpetrado el peor clavado de todos los juegos de Londres:
Un bonito cero para entrar en el panteón de onvres del año.

Y por eso le queremos.


3.- Jordi Costa
Desde el primer día que tuve la desgracia de leer uno de sus atentados contra la gramática, el cerebro y el uso racional del diccionario, siempre tuve claro que Jordi Costa era lo peor a lo que te podías enfrentar a la hora de leer crítica cinematográfica.
Esos, sin embargo, eran los días previos a la aparición de Internez. Todos los aspirantes a crítico con un encefalograma tan plano como ampulosa era su redacción, poblaron las páginas del Film Affinity hasta hacernos pensar que Jordi, realmente, no era tan malo.

Pero también nos hicieron recordar otra cosa fundamental: Jordi era una anomalía que sólo podría haberse producido en la era previa a Internez. Cuando conseguir comprar libros sobre cine era harto difícil, Jordi se molestó en viajar y”expandir” los vastos saberes aprendidos en las obras que había comprado en el extranjero. Habrá quien le llame a eso plagio cutrón o a su recuperación de la subcultura unos “social studies” de segunda. Lo único claro es que, hoy en día, con prácticamente toda la información a un par de clics, Jordi no habría podido hacerse un hueco en la prensa de papel que entonces le acogió. No es de extrañar, pues, que este nuevo mundo le resulte hostil a todos los niveles. Y que no supiese encajar muy bien lo que, en otra época, sólo serían un par de cartas al director en Fotogramas.

El caso es que cuando, en el blog Cultureta Watch, se hizo escarnio de su crítica de ‘Eva’ (remitida por un lector, y no instada por nosotros), Jordi terminó estallando de una forma histéricamente fabulosa. Su verbo florido se empleó a fondo contra Paco en una apoteosis enajenada del Ad Hominem que no tenía desperdicio. (Siempre que disfrutes de las tertulias tipo ‘Sálvame’ en las que no se escamotea ni un gramo de mierda, claro):
Aquí Jordi Costa. Es una pena que nunca le cuentes a tus seguidores tu pasado como pelota de un servidor cuando querías medrar allí donde has medrado tan poco y de manera tan lamentable. Hay una cosa que me pregunto: ¿dónde te escoralizaron a ti, querubín? Dímelo para que nunca matricule a mis niños allí.
Hasta ahí, no estamos muy lejos de cierto trollismo poco original que se da marchamo de calidad por manejar información privilegiada. De hecho, su baa catadura moral hacía pensar en un trollis comunis que había suplantado su personalidad. Pero luego – y esto es lo que distingue a Jordi de un mamporrero del Film Affinity y lo que le hace merecedor de la nominación a Onvre del Año – vino la firma/apostilla de calidad que realmente nos emocionó:
Escolarizaron, quería decir. Que de rozarme contigo incluso se me erosiona el caudal léxico. Que pases un buen año.
¡Si te rozas con Paco se te erosiona el caudal léxico! Doy fe de fe, mientras rozaba su paquete con mi rodilla, intenté leer en alto una obra de Hans Magnus Enzensberger y comencé diciendo “Hoygan”. Jordi no sólo era un genio sino que… ¡¡¡Tenía razón!!!


4.- Bill Clinton
Nadie entendió nunca por qué Clinton fue pillado precisamente por una mamada de una becaria rolliza. ¡Por dios, que Kennedy se follaba a Marilyn! De nuestros gobernantes esperamos puterío de calidad. Por eso Don Juan Carlos es tan popular en este país. Y en este blog. A mí lo de ‘campechano’ me da igual. Aquí somos fans de la gran tradición borbónica de alimentar rumores de pichabravismo.

Pero volvamos a Clinton. Lo de la mamada fue la demostración de que el mundo es innormal y se cabrea más si un presidente se desahoga un poco que cuando invade un país con mentiras. Pero lo cierto es que dejaba a Bill en el lado opuesto de los valores y la onvría que defendemos en ente bloj. Sólo hemos tenido que esperar unos años para que Clinton renazca de sus cenizas y aspire al gran premio. Si un mierda como El Mierda se planta en fiesta con chonis inglesas, el ex presidente demuestra que es un onvre de bien actuando como haríamos todos en una gala de Mónaco, en ese pozo de inmundicia humana que merecería ser borrado del planeta si no fuera porque su circuito de F1 da halsión. ¿Se hizo fotos con todas esas ladillas sociales que atendían al acto? Quizá sí. Pero entre una y otra, sacó tiempo para mearse en el decoro y elegir rodearse de lo mejor de lo mejor. No: no estamos hablando de prohombres blanqueadores de dinero. Más bien con Brookly Lee y Tasha Reign. Esto es: se hizo una foto exactamente con quien yo elegiría para inmortalizar el momento: la reciente protagonista de “Adoración de culos femdom 10” y la estrella inmortal de “Aquí se corre la novia”.
La de la izquierda es talmente un travelo.
Un desastre de relaciones públicas que sólo merece que me levante, aplauda y me baje la cremallera a la espera de que “Adoración de culos femdom 10” se termine de bajar del torrent.


5.- Sánchez Gordillo
No entiendo por qué, en tiempos en los que los políticos, bien nunca dicen lo que realmente piensan, bien sólo sueltan sandeces y bilis, podemos criticar a una figura de onvría tan clara como Sánchez Gordillo, un señor que puede o no puede tener razón con sus acciones, pero que, al menos, ofrece espectáculo y halsión. La crítica a Gordillo es la misma que se dirige a Mourinho. A mí qué más me da si gana, si pierde o el contenido de lo que dice. Lo importante es que es un no bullshit man que dice exactamente lo que piensa y hace lo que él considera justo y necesario, incluido llevar un ridículo pañuelo palestino estilo anarka de marca a la toma de posesión de su cargo. Todo aquel que esté en contra de las chaquetas y corbatas y a favor de joder la etiqueta parlamentaria merece mi apoyo incondicional, pero si además se dedica a armarla atracando supermercados y prestándose a hablar en Intereconomía, pues mejor que mejor.

En su propio grupo no lo pueden ni ver, porque Valderas era un butanero y Sánchez Gordillo tiene ehjtudioh. Así que, como ya no le iban a dejar hablar en toda la legislatura, soltó este discurso en su juramento de diputado que merece que te sangren las manos de aplaudir y de la hemoglobina que te salpica al inflarle a hostias a Arenas y el resto de diputados que se reían:
Mis informaciones andaluzas me comunican que Sánchez Gordillo es, en realidad, un señor tímido que está en casa ahora con depresión porque los adictos al poder y a decir lo que conviene lo tienen puteado. Mostrémosle nuestro apoyo eligiéndole onvre del año.


6.- Fernando Alonso
Todos sabemos que Raikonnen es quien pone la sordidez en la fórmula 1. No sólo nos ha dado su  maravilloso ‘Leave me alone’, mucho mejor que el equivalente grito quejica de Michael Jackson en el ‘Bad’. Además, nos ha proporcionado el mayor éxito de la historia del blog en forma de video viral que ya nos han censurado en You Tube, claro, pero que todavía se puede encontrar en otras cuentas.


Pero él no es el nominado.

Porque la sorpresa la ha dado otro corredor mucho más cercano. ¿Por qué Alonso? ¿Qué ha hecho? ¿Es porque lleva unas patillas raras que no se unen con el pelo? No. Según informa Darren Heath, EL fotógrado de la Fórmula 1, Funando (que dirían Abba) no sólo se folla con strapon Jeff Stryker en carisma al frigodedo o cualquier otro piloto. Es que se folla a todo lo que se mueve en el circuito. Excepto los coches. Y porque el tubo de escape roza, que si no… Lean el extracto del blog de Heath y lloren por no ser ÉL:

Otros asuntos ciertamente más triviales – en el estilo puramente obsesivo machista de paddock de F1 – incrementan el aprecio de Fernando en el paddock. Nuestro héroe español no es sólo rápido en la pista, sino también veloz con las damas. Según se dice, se ha acostado con la mayoría de las atractivas muñequitas presentadoras de televisión que pululan por la cara pasarela de la Fórmula 1

Dejar a cantante canija: +10 puntos. Que la cantante canija se convierta en incono de Eurovisión: -2 puntos. Que te folles luego a todo lo que se menea: +100 puntos. Porque este rumor ha llegado una vez ha acabado la liga fantástica, que si no…


7.- Señor Terror / MC Revolver / Norman Vivas o como se llame.
Hay ensalzar a los nuevos valores del humor internetero. El autor de ‘Soy gótico’ y ‘Soy pijo’ puede que no llegue al nivel de Jon Lajoie, pero es una promesa mayor para el bien de la humanidad que cualquier medida económica de Islandia.

Con todo, lo que lo ha convertido en jrande no es la risa de sus parodias. Es el haber tenido los cojones de cachondearse del rap. Y, una vez recibido todo el troleo del mundo, el haber hecho esta defensa de hacer reír y de la necesidad de meterse con todo. Algo que, obviamente, nos ha llegado al corazón en ente bloj. Una página en la cual, no lo olvidemos, acabamos de publicar un video en el que incluso nos hemos reído de la necrofilia. Momento que casi me cuesta ser desheredado estas navidades.

Éste es el video original en el que tenía el arrojo de reírse del rap, una parroquia que, como ya he comprobado más de una vez en este mismo blog, tiene el mismo sentido de la autocrítica que un político catalán:
Y aquí, la respuesta:


8.- Pablo Álvarez Meana
Gestor público, para más señas. Es maravilloso ver cómo estos jóvenes neocons se exponen al cachondeo de internet y luego se extrañan de que la red, pozo de maldad y troleo, se cachondee de ellos, lanzando amenazas de denuncias a internautas por ‘atentados al honor’. Cuando el único atentado es el estético de esa chaqueta a cuadros que ni Jon Arburckle llevaría a una cita. O esa escenografía de edificios, bien satánicos, bien en ruinas. Cada año hay cientos de videos virales, pero éste es claramente el mejor porque Don Pablo se ha cabreado. Y, teniendo en cuenta las sandeces que suelta, joder: se lo merece.



9.- José Luis Garci
Si bien la mayor muestra de terrorismo audiovisual la protagonizó nuestro colaborador Marlow llamando a Radio 3 durante una entrevista a Vicisitud hablando de ‘Holmes & Watson: Madrid Days’ y, con todo su gargajo británico, asegurando que era de la BBC y que quería que Garci dirigiera la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Madrid, a quien nominamos es al propio José Luis. No sólo por haber hecho ese impresionante atentado al bolsillo del espectador que, en sus palabras, no era una comedia, ni un drama, ni un thriller, ni un tubo. Es, sobre todo, por el aftermath del hecho: haber tenido la misma sutileza de Sammy Hagar cantando mientras mea, caga y estornuda a la hora de trucar la taquilla para conseguir subvención.

Antes que nada, a todos los indocumentados que salten con una diatriba anti-subvención al cine, que sepan que lo destinado a dar de comer a un buen puñado de gente que se dedica a esto es UNA MIERDA comparada con todo el presupuesto de subvención de, por ejemplo, esa gigantesca broma que es el Museo Reina Sofía. Al cine, a fondo perdido, va muy poquito.

Dicho esto, lo de comprar taquilla para alcanzar cierta cifra con la que se premia cine que realmente ve la gente es algo que se lleva haciendo años y que todo el mundo en la industria sabe. Y está mal. Por eso, se realiza con sutileza. Se acuerda con uno o varios cines una compra de entradas que se van repartiendo a lo largo de varias semanas. Sólo que los encargados de esto en el tema de ‘Madrid Days’ unieron la mala suerte con lo que se suele llamar ‘sus santos cojones’: No sólo compraron todas las localidades en una misma semana, sino que fue con tan mala suerte para que fuera durante unos días muy flojos en taquilla (algo normal desde la preciosa subida del IVA del Ministro Anticristo Cuyo Nombre Suena a Rebutreo de Chorizo). Resultado: la peli se coló en el top 20, que es lo que reciben todos los periodistas. Unamos esto a la inquina que se le tiene INJUSTAMENTE a Garci… y la risa es el único resultado.

La tormenta de mierda (que dicen los angloparlantes) fue tal, que durante unos días un compañero de deportes del Plus estuvo intentando localizarle para que hablara de boxeo y el pobre onvre estaba más escondido que las carpetas de porno del ordenador del Papa. Sólo por pasar esta ordalía merece nuestra nominación. Y por hacer ‘Madrid Days’. Película mítica del año.


10.- Psy
¿Por qué nominar a onvre del año al tipo que ha osado desbancar a La Macarena en todas las listas futuras de peores canciones que llegaron a número uno? Muy sencillo: Porque ha desbancado a La Macarena en todas las listas futuras de peores canciones que llegaron a número uno. Si alguien tenía que sobrepasar a los dos pescaderos de Dos Hermanas, pues quién mejor que un gordo pijo de Corea que se cachondea de las pijas del barrio en el que nació.

Vale que el video no llega a los niveles maravillosos de atchonburikismo de nuestro amado nipón DJ Ozma, pero no podemos obviar que ha llevado la sordidez oriental a las masas. Y eso es de agradecer.

Como también lo es el haber destronado a Justin Bieber como protagonista del video más visto de You Tube. La humanidad es ahora un lugar mejor, y supongo que por eso Psy se reunió con Ban Ki Moon. Porque fue por eso, ¿no? ¿NO?


11.- Sara Carbonero
Pongámonos en situación: semifinales de la Eurocopa, España-Portugal. El partido tiene que decidirse en la lotería de los penaltis y, a la primera de cambio, ese sex symbol nacional que es Xabi Alonso va y falla. Los ánimos se caldean, Cesc Fábregas le insiste a Del Bosque que, pese a los órdenes en la lista, él quiere tirar el último penalti, y no el tercero. Ese gran onvre de buen talante y mejor bigotón que es Don Vicente, termina accediendo. Y la cosa se desmelena. No sólo le deja tirar a Sergio Ramos después de haber sido trending topic en Twitter tras su chute a las alturas sino que, además, en el cénit del despropósito, Del Bosque acepta que uno de los tiros a puerta decisivos lo efectúe… Pepe Reyna.
Y ahí es cuando todo comienza, paradójicamente, a desmelenarse.

Las principales cadenas de televisión proclaman al unísono: “Lo de Sergio Ramos, como chiste, está bien. ¡Pero lo de Reyna es una ofensa! ¡Ese calvo está bien como comic relief, pero España está cargándose la épica del futmbol!”. Sin emabrgo, Don Vicente, deseoso de mantener el buen ambiente en el vestuario, no cede. ¿La solución? Durante el penalti de Reyna, se usan imágenes de archivo para, merced a la magia del montaje, dar la impresión de que esa pena máxima la realizará un HÉROE. ¿Quién mejor, pues, que Andrés Iniesta?

Al final, la conspiración de las televisones termina saliendo bien. El pacto de silencio funciona y EsP-P-Paña pasa a la final con un chiste mesurado en el penalti a lo Panenka de Sergio Ramos. Pero había una JRAN MUNHÉ que no estaba dispuesta a seguir el juego de la mentira. Una bella periodista manchega que, al igual que Encarna Sánchez, estaba dispuesta a realizar un periodismo valiente dirigido a la verdad, aunque le costase el choteo mundial.

“¿Andrés, te hubiese gustado tirar tú uno de los penaltis?”. En ese momento de tensión, nuestro admirado Iniesta decidió, para nuestra desgracia, apuntarse al bando del mierdismo y el oscurantismo mintiendo. Ahí se demuestra el valor de las personas. Y Sara subió a nuestros altares. No les quepa duda de que, meses después, le preguntó a Iniesta en su boda si se había casado de penalti. Algún día terminará resplandeciendo la verdad.


Éstos son los nominados al segundo puesto. Voten en la columna de la derecha. Y a propósito: este es uno de los raros posts escritos entre Vicisitud y yo. Uno ha escrito sobre unos nominados, otro sobre el resto. Lo digo por lo de cierto candidato. Por si se aburre tanto como para llegar a este párrafo final, que sepa a quién debe dirigir su ira de Khan.

22 diciembre 2012

Respondemos a vuestras preguntas... ¡En video!

En este post vago, además de hablar de mis vicisitudes con las munheres, os pedíamos que nos hicierais preguntas. Y las hemos contestado. Un domingo tonto (porque todos los domingos son tan tontos como una paja en medio de los estudios para un examen de Teoría de la Comunicación), nos hemos reunido el Sr Vicisitud y yo para, en lugar de tener que pensar y escribir las respuestas, que La Navaja en el Ojo nos fuera leyendo lo que había en los comentarios. Nosotros nos hemos dedicado a decir la primera idiotez que se nos ha pasado por la cabeza.

El resultado: ¡41 minutazos hablando! Tómenselo como un podcast. O como una broma pesada. ¿Tendrá alguien los cojones de verlo entero?
Respuestas sórdidas.mts from Paco Fox on Vimeo.

16 diciembre 2012

Cine Basura: The End

Este viernes 21 a las 22:45 h. en www.canalplus.es/cinebasura, se emitirá ‘Mil Gritos Tiene la Noche’. Más o menos los que darán los aficionados a Cine Basura. Porque se acabó lo que se daba.


La noticia ha sido repentina como cada vez que sientes que te introducen a traición un tubo por la boca. Todos hemos tenido esa experiencia. Ahora mismo no sé si hundirme en la desesperación o experimentar el placer de hacerme trencitas en el pubis.

Una pena que me lo recortara la semana pasada.

Y acabo de darme cuenta de que esta última frase entra de lleno en el terreno de '"información de mí que NO queréis".

Viru y yo nos metimos en esto de hacer un programa guerrillero como un señor que se acuesta con Sasha Grey después de un mes de abstinencia: con pocas esperanzas de durar. Pero ha durado. Dos temporadas y media, lo cual no está nada mal para esta muestra de terrorismo audiovisual.

Claro que el objetivo principal era hacernos famosos y poder alcanzar el momento nerdvana definitivo. Efectivamente: ser lo suficientemente conocidos en el universo freak como para poder ligar con mujeres, estar a solas con una, gritarle “¡MELLON!”, que lo entienda y abra amistosamente las piernas.

Lamentablemente, ya no podrá ser. Sobre todo porque nos hemos dedicado a invitar casi siempre a onvres freaks en lugar de a chavalas de buen ver. De hecho, este último episodio tendrá de invitado, de manera casual, a Norberto Ramos del Val, director de ‘Summertime’. Película de ínfimo presupuesto que estoy seguro que rodó sólo para pasarse un par de semana en un chalet con dos chicas guapas en biquini. Lo cual le honra.
Tú sí que sabes, Norberto.
Así que celebremos las navidades con un último ataque de cine-colonoscopia nacional lleno de casquería, risas y la escena de kárate más atchonburike de la historia. Y JACK TAYLOR. Todo ello resume muy bien ‘Mil Gritos Tiene la Noche’, también conocida en EEUU como ‘Pieces’ y en mi casa cuando era joven como ‘¿Por qué hay una especie de vampiro en la portada del VHS y luego es de un asesino con un gorro?
La ilusión que me hacía ver esta portada en incontables libros baratos de ocultismo.
Una de las obras más populares de Juan Piquer Simón, ese al que muchos llaman ‘artesano del fantaterror’ y yo conozco como ‘mi puta infancia’. Que incluso vi ‘Viaje al centro de la tierra' en cines. Por no hablar de ‘Los nuevos extraterrestres’, que consiguió traspasar nuestras fronteras y convertirse en un referente mundial del cine-colonoscopia.

¿Es el final definitivo? Claro que no. Habrá algún especial. Y ya Viruete y yo nos las apañaremos para seguir diciendo sandeces de fondo de películas como sea.

Así que, vamos a ello. The Last Stand. The end of the world as we know it. El viernes 21, juntos de la mano hacia la extinción.


¡ACTUALIZADO!
Para irnos por todo lo alto, hemos confirmado la asistencia, junto con Norberto Ramos, de los dos bellezones de mujeres físicas que protagonizan su película: Alba Messa y Ana Rujas. Sí: esas dos de la foto. ¿Vendrán en bikini?¿Iré yo en bikini? ¡Sólo lo sabréis el jueves!

12 diciembre 2012

Los 14 temas más guarros de AC/DC


"Si no tienes discos de AC/DC, estás equivocado.
Si no te gusta AC/DC, eres imbécil"

Gustavo Adolfo Bécquer

Muchos podrán decirle a Angus y Malcolm Young que sus riffs de guitarra tienen menos variedad que la dieta de un freak con un Día en el portal de su casa. Y ellos les tocarán 'T.N.T.' y les preguntarán si alguien que no sea un disminuido psíquico podría cansarse de oír eso cien veces seguidas. Y la gente verá que tienen razón y volverán a su casa diciendo "un hogar en el que no esté el 'Let There Be Rock' ni es un hogar ni es ná".


Además, AC/DC tienen otro as en la manga – o, pensando en el artículo que vendrá a continuación, más bien debería decir un carallo dentro de unos calzoncillos sin lavar -  a la hora de aspirar a la más absoluta Jrandeza. Me refiero, claro está, a sus letras. Su celebración del sexo, droghas y rósandrós no es particularmente original ni diferente del comomolismo hiphopero. Sin embargo, la forma tan "ingeniosa" que tienen de hacerlo, con multitud de creativos dobles sentidos produce un grado de vicisitud, vergüenza ajena y placer culpable que en EsP-P-Paña no conocíamos desde los tiempos de esas Jrandes revistas protagonizadas por Juanito Navarro y Raúl Sender.

Tanto Bon Scott como Brian Johnson se dedicaron a mostrar su ingenio con versos que pedían ser enunciados bien con un movimiento de los dedos pulgar e índice extendidos –"¿lo pillas, lo pillas?" - bien con un picarón guiño en plan la 'Bim-bam-búm' de Aída. Todo un puente entre generaciones, desde luego.


Sórdidas y sórdidos del mundo, con todos usarcedes, las 14 – siempre 14 - canciones de AC/DC cuyas creativas e ingeniosas alusiones al follar sin observar unos mínimos de higiene les harán retorcerse de dolor y placer al unísono. Ser los más jrandes no se logra sin cierto sacrificio.


14. I Put My Finger On You
(1981, del 'For Those About to Rock')


En el mundo anglosajón, señalar con el dedo a una persona es considerado de pésima educación. Yo le he hecho en reuniones en Londres creando sumo espanto y revuelo con mi inconsciencia. De ahí las expresiones "put the finger on" o el "pointing fingers". Afortunadamente, estos australianos tós ciclaos tampoco están para sutilezas, así que deciden tomarse la expresión en su sentido más estrictamente literal y atacar al clítoris sin mayores delicadezas. Sí, como quien hace una traducción  a la 'From Lost to the River'. La cosa quedaría en un: "Desde luego que puse mi dedo sobre ti/ Es la llave que abre tu puerta/ He burlado tu seguridad (…) entrando por la puerta principal/ Lo sientes en tus tobillos, en tus rodillas, en tus muslos… ¿Me sientes?"

Pueden sentirse mal, si quieren.

13. Hard as a Rock
(1995, del 'Ballbreaker')


Estamos tan acostumbrados a la iconografía rockera del "Qué duro soy, y no como esas mariconadas de los cuarenta demenciales", que un título como 'Hard as a Rock' terminó pareciéndonos otra celebración más de la auténtica Caaaañaaaaa. Sin embargo, una visión no particularmente atenta a la letra de este late-day-classic de AC/DC, nos demuestra que la iconografía rockera manejada es más bien la del "a quien nos llame maricones, le inflamos a hostias y nos follamos a su hermana". En efecto, leer "Sus patatas calientes/ Te elevarán/ Su mal comportamiento/ te dejará firme y orgulloso/ Duro como una roca".

El rock no es lo único que se pone duro. A nuestra edad, tuvo que venir Brian Johnson a explicárnoslo.

12. Two's Up
 (1988, del 'Blow Up Your Video')


Con este tema, nos ponen las cosas un poco más difíciles, tirando alegremente de slang, y haciendo que la gente se pregunte "¿Qué cojones es eso de 'Two's Up'?". Lo que ocurre es que, en plena era de Google, uno puede teclear "Two's up" en el buscador de imágenes y decir "¡Ah, la muchacha ensartada cual pollo asado!". Habrá, lógicamente, quien replique "No, malpensado, hablan de un juego australiano que consiste en un palo con dos monedas y… (pausa incómoda)".



Al final, no hay mejor solución a la disputa que ver la letra: "I go, you go, she go, we go/ Two's up, it's a two's up/ Give me head, give me tails/ Give me doubled up and coming doubled over on the rails". Y, claro, un grupo con el nivel de sutileza de AC/DC nunca podría pensar en correrse con los verbos "come" y "go" o que "give head" jamás de los jamases ha significado comer mingas. A quien piense eso sólo puedo decirle que el dinero gastado por sus padres en veintitrés años de escolarización en el Opus Dei ha sido dinero bien invertido.

11. Crabsody in Blue
(1977, del 'Let There Be Rock')


De la misma forma que 'Falcon Crest' mejoró a 'Dinastía' y Sabrina a Samantha Fox, AC/DC entró a mano armada en el blues clásico y convirtió a sus maestros en aprendices. Donde Muddy Waters o Robert Johnson lloraban por la mujer perdida, Bon Scott entendía bien lo único que le podía dejar una mujer que le abandonase: ladillas.

'Crabsody in Blue', hilarante e ingenioso título que también supera y mejora a Gershwin, juega con el ¡nunca antes visto! doble sentido de "Crabs" (ladillas/ cangrejos) para, desde la primera estrofa, lograr proporcionarnos un desaforado dolor de genitales: "Se movieron hacia abajo/ Reptaron por los alrededores/ Andando de lado…" y lo remata con un "Gime me the blueeeees…". ¡Claro que sí! ¡Eso es la auténtica tristeza! ¡Eso es poder decir "me das dolor de huevos" con todas las de la ley!

Para quien quiera seguir leyendo la letra – siempre por su cuenta y riesgo – puedo avanzar epopeyas vinculadas a rascarse, ir al doctor, aplicar ungüento ("Blues ointment") y cuando, por fin, unos picores son sustituidos por otros, irse de putas para volver a iniciar el ciclo. Nietzsche nunca logró explicar tan bien lo del 'Eterno Retorno'.

10. Shot of Love
 (1990, del 'The Razor's Edge')


"¿Quieres suplicar?/ Echando un polvo y bombeando, logro que saltes/ Te garantizo ese "poquito" que necesitas/ Te aviso, "I'm coming for you"/ Disparo de amor, disparo de amor…". ¡Cuidado!

En la mejor tradición del "Arma del amor" de Kiss, Brian Johnson logra hacerlo todo más sucio y pegajoso. Y no era la única canción de 'The Razor's Edge' sobre eyacular jovialmente. Ya el primer single del disco hablaba de unas señoras muy amables que trataron muy bien a un agradecido Brian que les decía "Can I come again, please?" y es que había sido… Thunderstruck!

Todo un contraste con artit-tas como Bob Dylan, que tituló a uno de sus discos 'Shot of Love'… ¡y logró que nadie hiciese comentarios maliciosos! Y es que Bob camina en una fina línea que nunca le ha interesado a nuestros australianos favoritos.

Everybody wants some.

9. Sink the Pink
(1985, del 'Fly on the Wall')

En esta ocasión, AC/DC asume riesgos y juega sus metáforas en un terreno en el que es harto complicado sacar connotaciones sexuales como… el billar.


Not really.

La historia de una señora de rompe y rasga que llega pidiendo guerra a unos billares da pie a versos como "She wanna get a shot" (sí, de amor) y "hit the spot". Poner las bolas en la mesa – "rack 'em up" – cuando "the rack" son las tetas es, en términos futbolísticos, dejar la portería vacía. Y AC/DC siempre tiran a gol.

Por supuesto, Brian Jonhson quería que el significado tan oscuro de "sumergir lo rosa" fuese entendido en todo el mundo no angloparlante. La excelente realización del vídeo dejó las cosas bien claras. Como debe ser.



8. Beating Around the Bush
(1979, del 'Highway to Hell')


La feliz coincidencia de que "bush" signifique tanto "arbusto" como "potorro" es algo que el idioma inglés viene celebrando desde la Edad Media, con poemarios como 'The bird – otra forma de llamar a la minga – in the bush' (no llega al nivel de Almodóvar en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' con el "Mira el conejito como se come el nabo", pero no es plan de desetimar sordideces, vengan de donde vengan).

Necesitamos la versión cock rock YA.

Bon Scott decidió ser fiel a esa tradición de pájaros y arbustos y se marcó un "Yo estaba hablando de pájaros/ Y tú estabas hablando de abejas/ Y él estaba de rodillas/ 'Beating around the bush'". Esa expresión inglesa significa "Dar rodeos para decir las cosas". Pero está claro que eso de dar rodeos no suele hacerse de rodillas. Bon Scott, en definitiva, nos estaba cantando una bella oda a la exploración de moquetas que terminaba con un emotivo "Puedes masticar y puedes escupir".

Gracias por la sugerencia.


7.You Shook Me All Night Long
(1980, del 'Back in Black')


"Era una máquina rápida/ Mantenía su motor limpio…". TODA la canción follando y uno de los mayores éxitos de AC/DC en el segundo disco más vendido de la historia. A veces hay que tener fe en el género humano.

Sobre todo si, en un estadio, todos y todas corean "She told me to come/ But I was alredy there". Por fin, AC/DC habían logrado el sueño de emular a uno de su héroes: Chuck Berry cuando conseguía que todas las señoras cantasen 'My ding-a-ling'. Más de 20 años después de 'Back in Black', nuestro amado Gunther volvería a lograrlo con 'Ding Dong Song'. Pero esa es otra historia.



6. Heatseeker
(1988, del 'Blow Up Your Video')


Componer el riff de guitarra perfecto no sólo te da derecho a repetirlo las veces que haga falta (provocando sólo el cansancio entre los fans de Los Planetas, como Letizia Ortiz) sino que consigue que tu música sobreviva a todas las décadas.

En plenos 80, con el SIDA ocupando todos los titulares, AC/DC abordaron el tema de una forma frontal y comprometida. Que es lo mismo que decir "¡Los cojones voy a dejar de follar, te pones chubasquero y listo!".

'Gotta keep that serpent clean'

Como Antonio Lobato nos demostró en una de sus retransmisiones de más celebrada gaycidad, era imposible hablar de F1 sin pensar en follar: "¡Las gomas no van a aguantar!". Pues lo mismo decía Brian Johnson "I gotta keep those tyres burning/ I gotta keep that engine clean". Ahí, ahí, hay que cuidar el aparato con las gomas.

Igualmente, Brian nos recordaba que no todo era preservativo: ¿En qué forma podía justificar un verso como "I don't need no life preserver"? Muy sencillo, diciendo a continuación "Baja tu cabeza y chupa (get your head down and blow"). En ambos casos, con condón, o sin condón durante el sexo oral, el mensaje estaba claro: "Tienes que mantener limpia esa serpiente".


5. Given the Dog  a Bone
 (1980, del 'Back in Black')


"Darle un hueso al perro". No se engañen: si han dicho perro es porque así es la frase hecha en inglés. ¡Anda que no les hubiese gustado darle un hueso a la perra (bitch)! Pero los juegos de palabras ingeniosos son los juegos de palabras ingeniosos…

Por supuesto, ya desde el principio dejan claro que el perro es una perra: "Me está chupando hasta que me quedo sin munición". La chica no era una estrella de Playboy, pero le llevaría al cielo y le haría explotar en Marte: "Vuelve a usar su cabeza… Y yo sólo estoy dándole un hueso al perro".

Temazo, Brian, pero tengo que decir que, in the end, un perro es masculino. Lo cual, en un disco que es todo un sentido tributo al fallecido Bon Scott tampoco está tan mal. El mito sobre su bisexualidad es algo que hará que Internez siga activa forever.


4. Go Down
(1977, del 'Let There Be Rock')


Los ingleses se refieren a Australia como 'Down Under'. Bon Scott lo interiorizó para este temazo que abría el 'Let There Be Rock'. Lleno de romanticismo, hacía toda una declaración de amor hacia varias mujeres como Ruby o Mary ("Nadie lame ese palo tan bien como tú"). Y, por ellas, estaba dispuesto a…

…ir abajo.

¡Sin duda alguna la canción más bonita, bella y sentida sobre bajar al pilón jamás compuesta! "Frótalo/ Sigue igual de dulce y pegajoso", por supuesto la chica le corresponde igualmente: porque el pilón es patrimonio de la humanidad.

(de 'El empollón integrista': jran blog)
(Sugerencia para algún grupo cock rocker que quiera hacer una versión: griten sobre los acerados riff de Angus y Malcolm "¡¡Pi-lón!! ¡¡Pi-lón!!". ¡El éxito, la fama y groupies de todo sexo y condición están esperándoles!)

3. Let Me Put My Love Into You
(1980, del 'Back in Black')


¿Es 'Back in Black' su mejor disco por el nivelón de sus canciones o porque es el que más delirantemente trata SÓLO de follar? Aunque sólo sea por joder, me apunto a lo segundo.

Un pedazo de título como "Deja que ponga mi amor dentro de ti" le garantiza a este temazo un lugar en el podim. Pero la coplilla profundiza – anda, qué palabra más bien elegida – en su tema sin ningún miedo. Arranca diciendo que su maquinaria le permite conducir toda la noche (ay), y que ha destruido reputaciones con su artillería (ay, ay, ay…). Pero entonces llega el estribillo. Y el dolor. Cualquier ser humano se sobrecogería si Brian Johnson le dice que quiere poner todo su amor dentro de él o ella. Pero… ¿Qué sentiría si redondea esa frase no solo con un "babe" sino con un "déjame cortar tu tarta con mi cuchillo?


No, no me respondan. Esas cosas sólo se comparten con el señor del butano.


2. The Jack
(1976, del 'High Voltage')


Llegamos a la medalla de plata con uno de sus clásicos mayores. Y, créanme, vale mucho la pena que se vean el vídeo con toda la letra, porque me cuesta mucho seleccionar un solo verso.

En 'The Jack', un buen carroñero como Bon Scott, aborda una vez más, como en 'Crabsody in Blue', el hecho de que, en el juego del amor, uno puede encontrarse con múltiples y variadas "herencias recibidas". En este caso, usa la metáfora del poker para decir "Cómo iba yo a saber que ya la habían barajado antes/ Me dijo que nunca había tenido una escalera de color/ Pero ese tatuaje en su pierna me debería haber avisado/ de que tenía la carta que me derrotaría/ Tiene el comodín"

Evidentemente, ese "Jack" era una enfermedad venérea. Es lo que pasa cuando te dan las cartas "del fondo de la baraja".

That's life.


1. Big Balls
(1976, del 'Dirty Deeds Done Dirt Cheap')


Y aquí está la medalla de oro indiscutible. Si en la historia de la música existe un 'Tour de Force' sórdido, ese es 'Big Balls'.

Aprovechándose de que "Balls" significa tanto "pelotas" como "bailes", Bon Scott se lanza a un juego de dobles sentidos que lograría que Juanito Navarro se levantase del asiento con los ojos llenos de lágrimas, comenzase a aplaudir un 15 de septiembre y terminase un 16 de agosto. Lástima que Juanito Navarro no supiese inglés. Y que esté muerto. Y Bon Scott también.

En cualquier caso, la letra de 'Big Balls' es lo único que debería estar en su tumba. Momentos como "Si tu nombre está en la lista de invitados/ Con nadie lo pasarás mejor/ todo el mundo sabe que tengo 'Big Balls of fire" sólo pueden ser superados por "Tengo los cojones más grandes de todos". Por favor, tómense el tiempo para saborear esta joya del 'Double Entendre' y celebrar, hasta el fin de los tiempos, los cojones de Bon Scott. Nadie podrá tenerlos más grandes.

I'm ever upper class high society
God's gift to ballroom notoriety
I always fill my ballroom
The event is never small
The social pages say I've got
The biggest balls of all

CHORUS:
I've got big balls
I've got big balls
And they're such big balls
Dirty big balls
And he's got big balls
And she's got big balls
But we've got the biggest balls of them all

And my balls are always bouncing
My ballroom always full
And everybody cums and cums again
If your name is on the guest list
No one can take you higher
Everybody says I've got
Great balls of fire

(CHORUS)

Some balls are held for charity
And some for fancy dress
But when they're held for pleasure
They're the balls that I like best
My balls are always bouncing
To the left and to the right
It's my belief that my big balls
Should be held every night

CHORUS:
I've got big balls
I've got big balls
And they're such big balls
Dirty big balls
And he's got big balls
And she's got big balls
But we've got the biggest balls of them all

And I'm just itching to tell you about them
Oh we had such wonderful fun
Seafood cocktail, crabs, crayfish...

Ball sucker


Related Posts with Thumbnails