Vicisitud & Sordidez

79
Hace unos años escribí el primer post más o menos en serio de la historia del blog. Esto es, que hablaba de caca, pero en cantidades moderadas. Se trataba de una defensa de la compra de música producto de haberme emocionado de sobremanera al ver el gigantesco documental ‘Anvil: The Story of Anvil’ (featuring Anvil with songs by Anvil. Anvvvil.).

Tras posponerlo varios meses, toca otro similar. Esto es: nada de cine-colonoscopia, onanismo animal o mi lamentable vida amorosa. Ni caca. O al menos eso intentaré. El detonante esta vez ha sido triple. Por un lado, la batalla en la que me embarqué para explicar qué cojones había pasado con el estreno de ‘Cabin in the Woods’. Por otro, sendos artículos de supuestos gurús de la red 2.0 que me han cabreado un poquito.

Y es que veo muchísima desinformación en internet. Eso es normal: estamos hablando de un batiburrillo de miles de voces mundiales mezcladas con una cacofonía de maullidos de gatitos monos y la subgente que suelen visitar el foro 4Chan. Lo cual me recuerda que tengo otro post sobre pollas en mente… 

Sin embargo, que la opinión del comentarista común sea errónea no me enfada. Es normal. Otra cosa son los putos expertos.

Como muchos sabréis, los que se autoproclaman expertos, ya sea en economía, en vvvvvino o en vaginas masturbadoras en realidad tienden a no tener mayor idea de lo que escriben que un mono eligiendo frases al azar de libros de Paulo Coelho. En el audiovisual tiende a pasar lo mismo: ha surgido como pelotillas en el ombligo de un chaval de 15 años adicto al Starcraft una generación de popes descentrados, pero que arrastran a miles de seguidores. Estos acólitos están ahí precisamente porque gente como Enrique Dans o Hernán Casciari les dicen exactamente lo que quieren escuchar: que piratear es moralmente impecable y que la industria audiovisual está formada por oligofrénicos que se intercambian mocos mientras se sumergen de cabeza en bañeras de oro, con el dolor y traumatismo craneoecefálico consiguientes.

Enrique Dans enseñándonos cómo va a dejar el orto de los distribuidores españoles
La gente quiere justificar sus malas acciones. Nadie que no tenga una enfermedad mental se levanta por las mañanas, se retuerce el bigotillo curvo y dice “¡Qué grande es ser malvado! ¡Hoy voy a hacer cosas chungas y ser feliz!”. No. Ni siquiera Mourinho. Hasta un corrupto del PP se ha construido toda una filosofía para justificar sus acciones. Si no fuera así, todos nos sentiríamos fatal todo el día. Como yo. Pero lo mío es por ardor de estómago e irregularidad intestinal.

Caca.

Es justo eso lo que hace mal Nolan con sus Batman: mucho que todo es serio, sin humor y realista, y luego los malos son dominamundos genéricos que hacen cosas feas porque sí. Pero no nos desviemos.

Es normal hacer el mal pirateando. Es normal estar cabreado con la industria audiovisual por no tenerlo todo y tenerlo ya. Pero, por dios: relajaos. Freddie Mercury lo quería, pero porque estaba como pa morirse y venía de los 80. Nosotros podemos mirar los hechos, ver la realidad y seguir haciendo lo que queramos. Pero al menos sin intentar justificarnos y sabiendo lo que hay. Así que os voy a contar las cinco afirmaciones más normales de tele y cine que todo el mundo da por ciertas (y que son elevadas a dogmas por blogueros devenidos en supuestos expertos), pero que, en realidad, son un tanto más complejas:

1.- Las películas se estrenan tarde en España porque los distribuidores son dinosaurios imbéciles.


Empecemos por el que más me enfada… porque es el tema del que más sé. O eso creo yo. Que cuando le llamé la atención a Enrique Dans en su web por no querer esperar tres putas semanas para ver ‘Her’, lo único que me pudo contestar que él sabía más que yo y que sólo soy un obrero de andamio. Con todo el respeto a los obreros de andamio.

Esa última frase asquerosamente paternalista a pesar de querer indicar lo contrario no es mía. La dijo él. A mí no me miréis.

Es normal que la gente se enfade porque las películas puedan tardar meses en llegar a España. Nadie es paciente hoy en día, pues vivimos en la era de la inmediatez: si quiero una canción, la tengo. Si quiero porno, lo tengo. Si quiero un montadito de leche condensada con anchoa, mejor me interno en un ala psiquiátrica. A veces, muchas películas tardan en estrenarse (sobre todo en el caso de algunas grandes productoras de Hollywood) un poco porque sí o directamente porque saben que no van a hacer taquilla y la tiran en periodos flojos con más salas libres. Pero eso no es lo normal. Principalmente cuando hablamos, como era el caso de ‘Her’, de distribución independiente.

El espectador piensa que poner una película independiente en España viene a ser algo tal que así:

- Illo, productor americano bien forrado: me de usted una pinícula y repartimos 50/50- Perfecto. Te la mando por wetransfer y la semana que viene la tienes en salas. Los subtítulos te los bajas de aquí.- Vale. ¿Nos vamos de putas?- Perfecto.

Pues no. La cosita es mucho más complicada. Tanto que no sé por dónde empezar. Vamos a ver. Varios problemas:

- No sé si sois conscientes de que cada vez hay menos cines en España. Y que esto no es Estados Unidos: aquí hay que poner mucho cine americano y un buen puñado de películas de otros países que también tienen derecho a ser vistas. Vale. La pregunta es: ¿Dónde? Si un megaestreno copa las pocas salas que quedan, a ver en qué cine pones la tuya. 

¡Pues que se salten la ventana de cine y vaya directamente online! Por supuesto. En primer lugar, somos muchos los gilipollas que consideramos que la mejor forma de ver una peli es encerrado en una sala a oscuras sin que te molesten llamadas, whassups o solicitudes del Candy Crush. Además: el negocio online.

Ese tan boyante. 

Ese que da beneficios como para cubrir gastos y ya está. Vivimos en un país de piratas. Y aun así, son muchas las películas que llegan finalmente directas a este mercado. Compradas, claro está, más baratas que una puta de Desengaño. Porque…

- Las películas no se dan a un distribuidor que llega alegremente porque sí. Hay muchos compromisos. Uno es estrenar en un número determinado de salas. Que, como hemos visto, hay que buscar. Otro mucho más importante que es como unas palabras leídas de un Libro de los Muertos. El terror de los que se dedican al heroico curro de traer pelis a España:

El Mínimo Garantizado. Que no significa asegurar un tamaño adecuado de polla a la hora de ligar en un bar.

Ese chascarrillo ha sido tonto y facilón. Todo el mundo sabe lo que es El Mínimo Garantizado: son las tres primeras palabras de mi grimorio de mago de nivel 12.

Se trata de una cláusula que ponen los distribuidores internacionales o los productores por la cual la distribuidora local paga sí o sí o sí o sí un dinero determinado independientemente de lo que haga la película en taquilla. ¿Que sacas limpios 10.000 euros y tú has comprometido un mínimo de 50.000? Pues ya estás palmando 40.000. Más todo lo que te has gastado en promoción, distribución y doblaje. 

¿Que esto es una mierda y hay que cambiarlo? Pues quizá. Pero el mercado internacional es así. No es que España sea la hez. Tened en cuenta el otro lado. Las películas son muy caras. Y para financiarlas, necesitas dinero de todos los países posibles. Que no todo el mundo va a hacer un crowdfunding para poderle pagar a Bruce Willis el millón de dólares que pidió por Torrente 5 (sé la cifra que le pagaron al final al sórdido de Alec Baldwin, pero no la voy a decir para hacerme el interesante).

Ese mínimo garantizado suele ser prohibitivo para un país en el que todo el mundo se baja películas y la gente no va al cine porque, bien está en el paro, bien con sueldos de mierda, bien oseaosea que me lo veo mejor en un mkv en casa. ¿Qué pasa entonces? Que los distribuidores, que han visto a dos compañías quebrar el año pasado, esperan un tiempo a que baje el precio de la cinta. Claro que, a medida que pasan los meses, más gente se la piratea y menos posibilidades de sacar dinero en taquilla. Y así, hasta llegar a películas que asoman la cabeza por España más de un año después de su estreno en otros países y a menudo directamente en DVD. Otro mercado muerto hasta el punto de que varias majors de Hollywood han cerrado sus operaciones de distribución de formato físico en España y los amigos me miran mal cuando les regalo un bluray por su cumpleaños. Que se jodan. A mí me gusta tenerlos.

Por lo tanto, las películas generalmente se estrenan tarde no porque los distribuidores sean anormales, sino porque es difícil buscar el hueco y porque España es un país en el que es más difícil recuperar la inversión en la compra de los derechos que follarse a un puercoespín. 


2.- Las películas dan beneficios cuando duplican el resultado en taquilla.

Esa es una cuenta de la vieja que se aplica con alegría porque en algún momento de los inicios de internet las webs de cine necesitaban hablar de algo que no fueran fotos nebulosas de gente en el set de ‘La amenaza fantasma’. Así que empezaron a analizar la taquilla, algo que en 1978 no le importaba un pepino a nadie. Pero, claro: hacer las cuentas reales y saber qué ha dado beneficios y qué ha sido un desastre es casi imposible. 

Pero imposible. Lo más que pueden los periodistas es más o menos olisquear la verdad con este tipo de trucos que son menos fiables que una operación del doctor Nick Riviera.


De ahí que muchas películas consideradas fracasos no lo sean si se mira la contabilidad y otros supuesto éxitos lo sean menos. En parte porque las productoras nunca dan datos reales de lo que cuestan las películas DE VERDAD. Pero sobre todo porque el reparto en taquilla es más complejo que una simple multiplicación. Sobre todo si miramos Espppaña. De entrada, en este país casposo, tenemos un bonito IVA del 21%. Luego hay que darle a las entidades de gestión de derechos de autor. Y lo que queda, entre la distribuidora y las salas (y las primeras, a su vez, rindiendo cuentas a la productora) Así que aquí hay que repartir más que Hulk en la batalla de Nueva York.

¿Entonces sólo hay que tomar el porcentaje que se lleva la productora para saber si es rentable? Pues no. Porque las películas tienen gastos y se financian de decenas de maneras. Algunas incluso ya están amortizadas antes de estrenarse (como funcionaba a veces la Cannon en los 80 y algunos productores nacionales en los 90). Porque son demasiados factores en juego que hacen imposible hacer una cuenta fácil como la de 'duplicar taquilla': adelantos de derechos, merchandising, product placement, préstamos con intereses que pagar, retrasos en las liquidaciones y, sí: subvenciones...


3.- El cine Español está sobre subvencionado. Pagamos la entrada dos veces. A ver si aprenden de los americanos, que eso sí que es una industria.

Ésta es muy fácil. Ya lo dejó claro Álex de la Iglesia cuando era presidente de la Academia: el cine español recibe menos dinero en subvenciones que el puñetero Museo Reina Sofía. Y el cabroncete puso el ejemplo con toda su mala leche, porque somos muchos los que hemos ido solo una vez en toda nuestra vida a tal edificio (medio satánico) y no hemos vuelto debido al ataque de risa que nos han provocados obras como ver una silla de clase colgada de la pared o un cocodrilo con un gran lazo rojo.

Pero claro, no puede ser verdad. Seguro que exageraba. Pues nada tan fácil como ir a la página “¿Dónde van mis impuestos?” y comprobar que la partida de este año son 48,2 millones de euros. Muy por debajo de los 134 millones para museos. Que me parecen bien. Sobre todo en comparación con partidas de nombres tan curiosos como “Asesoramiento para la protección de los intereses nacionales”, con 204 milloncejos de nada, que apesta más que un avión Madrid-Bombay después de haber servido a mitad de vuelo almuerzo con curry.

Caca.

Pero, ¿por qué hay que subvencionar el cine o cualquier otro sector industrial? (si partimos del hecho de que la cultura es simplemente industria sin nada más, algo que no sólo pongo en duda, sino que además invito a relamer mi prepucio a todo el que lo afirme) Primero, una sorpresita: 

El cine americano está subvencionado.

Existen numerosos incentivos fiscales para rodar en tal o cual parte que son vitales para que la industria siga dominándonos mundialmente. Aunque, repitamos la pregunta: ¿Por qué?

Pues miren por dónde, resulta que Vicisitud, ahí donde lo ven con sus montajes de buenas comedias románticas, sus calzoncillos slips impolutos y su capacidad para hablar de Phil Collins mientras come un bocadillo de paté sin masticar, resulta que estudió economía. Y nos lo va a explicar:

"Decir que las subvenciones en la actividad económica son intrínsecamente negativas es un ejercicio de defensa del libre mercado para el que hasta Ayn Rand tendría que practicar severos calentamientos. Hace mucho tiempo que se constató no sólo que no existe el mercado de competencia perfecta sino que, además, el libre mercado tiene una tendencia intrínseca hacia el oligopolio (¿Alguno es tan alternativo como para hacer búsquedas en Yahoo o tan hipster como para utilizar irónicamente el Altavista?). Vamos, que conforme creces como empresa comienzas a tener tal ventaja por el uso de las economías de escala que te resulta realmente sencillo despedazar a tus oponentes. ¿La solución? Cualquiera que no sea un enajenado – esto es, defensor de las teorías económicas austriacas o profeta del advenimiento 2.0 – sabe que, mediante la intervención estatal, pueden solventarse dichos desequilibrios y repeler ciertas agresiones. Las fórmulas son muchas (aranceles, tipo de cambio…) y, sí, entre ellas está el subvencionar industrias de tu país para poder generar empleo y crecimiento económico. Y por supuesto, sé que esto esta gritando Neokeynesianismo (ideología en la que milito sin problemas), pero desde la crisis del 29 viene explicando mucho mejor el mundo que el desastre actual en el que vivimos. Y, también, no subvencionar una industria más débil que las extranjeras (que, además, están mil veces más subvencionadas) es una receta formidable para el paro y la contracción económica. Y no digamos si, además, le subes el IVA de golpe, jodiéndoles sus exiguos márgenes con un incremento del 17% de sus costes y ¡obligándoles a ingresarlo en las arcas del estado antes de que puedan cobrar lo que facturan! Eso ya no es ni liberalismo ni pollas: es ir a joder por joder y pedir luego a los internautas que critiquen a los actores que, en los Goya, abran la boca."

Así que la industria cultural, con su pago de impuestos directos o indirectos, de hecho es la que subvenciona al gobierno. Además, con 48 millones no da ni para una peli de Hollywood de las gordas. Feck: sólo ‘Planet 51’ costó aproximadamente eso. Bastante más que un éxito más reciente de animación como ‘Las aventuras de Tadeo Jones’, que según se dice (aunque ya saben lo que son estos datos), sólo costó 8 millones más publicidad. Así que hagan las cuentas y comprueben que lo que aportan las subvenciones a las películas nacionales (cuando las tienen, porque no paro de leer el grito oligofrénico de '¡No con mis impuestos!' aplicado a películas low cost sin subvención alguna) desde luego NO quiere decir que paguemos la entrada dos veces. Y hablando de Tadeo Jones...


4.- Las películas españolas son malas y están hechas por izquierdosos de la ceja que se creen artistas y no saben lo que es hacer cine comercial.

Como se reveló en los Goya cuando los productores agradecieron el premio al jefazo de Intereconomía, “Tadeo Jones” está financiada por gente cercana a la extrema derecha nacional. Obviamente. ¿Acaso no sabéis que para hacer pelis hace falta mucho dinero? ¿Y qué suele votar la gente con dinero? Ya lo sabéis. De hecho, tengo anécdota al respecto. Estaba Víctor García León, director de la muy bien recibida película ‘Vete de mí’, en vaya usted a saber dónde cuando alguien le increpó:

Los del cine español: rojos, maricones o hijos de puta
A lo que en un momento que habría hecho que Chris Hitchens se la machacara de admiración respondió:
Hombre, lo cierto es que tiene razón. Por lo menos una de las tres es verdad siempre”.

Pero abandonemos tópicos tan tontos como éste o el de ‘todas las películas españolas van de la guerra civil’ y centrémonos en uno más oligofrénico todavía: El cine español es una mierda.

Flash back a mi post sobre las falacias lógicas. Una muy común es la de la observación selectiva, que explica la Ley de Murphy. Esto es, que olvidamos los aciertos y recordamos los errores. Pues eso, pero a lo bestia y con ‘Los Amantes Pasajeros’. Si vas a ver un truño americano no sueles decir que todo el cine americano sea un mojón. Pero cada desastre patrio hace más daño al resto de la industria que un dildo de esparto tras una colonoscopia.

Por otra parte, no olvidemos el tema de los porcentajes. Cualquiera que no haya viajado a mercados de cine no es consciente la extraordinaria cantidad de películas que se producen en todo el mundo. Sólo que aquí nos llega una bonita selección. Por ejemplo, últimamente he visto una cantidad de cine francés que se consideraría poco saludable si no fuera porque la mayoría de las películas se las apañan siempre para meter al menos una mujer que hace que una violenta erección me atraviese la mandíbula y me alcance la base del cerebro. Pues a España llega un porcentaje pequeño. Y, aun así, amplio, gracias a las inmensas ayudas que tienen los gabachos a la distribución internacional (en serio: hay fórmulas en las que te dan dinero si las pelis te van mal en tu país). Obviamente, lo que se queda por el camino es una cantidad de medianías que nosotros no vemos pero ellos sí. ¿Van diciendo que su cine es un mojón? Pues claro que no. Hay pelis que les gustan más y otras que menos. Hay cintas de más presupuesto que permiten elementos de cine de género (cada vez menos en España, seamos sinceros, pero por motivos presupuestarios) y pelis más intimistas. Como en cualquier país. Sólo que en el nuestro tenemos la oportunidad de ver casi todo lo que se produce. Incluso ‘El caballero del antifaz’, ‘El Capitán Trueno’ o lo que sea que salga del guión en el que estoy trabajando.

Probablemente una abominación a los ojos de Yaveh.


5.- Netflix es como Spotify y la segunda venida de Nuestro Salvador el Monstruo del Espagueti Flotante.

Y terminamos con otra que me pilla cerca a nivel laboral y la más reciente por cierto artículo en el que el tal Hernán Casciari mintió con dos cojones y no tuvo la decencia de retractarse. Eso sí, me contestó que mi forma educada de escribir era para que todos pensáramos que yo llevaba bigote. Eso es un piropo, cojones ya.


Existe entre los dospuntoceritosesuarles la creencia en Netflix como una especie de panacea para todos los males de internet. Más o menos que es como Spotify: todo gratis desde el primer día con un fondo acojonante de contenidos.

Dejando a un lado el hecho de que Spotify o Deezer apenas dejan dinero en manos de los artistas, dos cosas: Una, que es mentira. No se parecen en nada. La otra, que defender eso es apoyar un modelo de monopolio, algo que me parece graciosísimo viniendo de los dospunteocero que se creen garantes de la libertad en el interné. De hecho, Netflix, esa compañía que para muchos tiene una aureola más grande que el hula hop de Galactus, se comporta como el nuevo rico del barrio impulsando hace sólo unos días el modelo de red en el que paga para que sus abonados tengan una mayor velocidad: esto es, fomentar internet en plan autopista de peaje. ¡Libertad e igualdad en internet amigos!

Uno de los errores más comunes es pensar que las series están completas en Netflix. Todas las temporadas. Pues no. A veces sí, a menudo no, y desde luego difícilmente con las de estreno. Depende de los acuerdos con las productoras, en muchas ocasiones majors, que son las que dictan aquí cómo se funciona. Y llevarles la contraria es como decirle a La Cosa que a ver si te deja clavarle un gancho en la espalda para ponerle un cuadrito.


Esto es, que en el tema de series la cosa funciona igual que en España. Sólo que aquí puede ser incluso mejor. En Estados Unidos, si quieres ver los estrenos de HBO o Showtime, más te vale abonarte a esos canales. Aquí puedes ver online en Yomvi canales premium con series de todos ellos. De hecho, en EEUU y en el Reino Unido, la gente suele estar abonada tanto a la televisión de pago como a la oferta online (como Netflix). Son servicios complementarios.

Muchas también creen que Netflix funciona como Spotify en el sentido de que, si sale el nuevo disco de Mike Oldfield que todos esperamos con erizamiento de escroto por el pánico de su vuelta a las canciones pop, lo tienes ese día instantáneamente. No. Con contadas excepciones (que también se han dado en Canal+ e incluso recuerdo un ejemplo de Nubeox), las pelis no se estrenan allí simultáneamente. También hay un periodo entre el estreno en salas y la tele. ¿Que, como comenté antes, la gente no quiere que exista esa ventana? Pues vale, pues me alegro. Que hagan ellos los planes de amortización de las películas, que son cosas muuuucho más caras de hacer que un disco. Pero aquí no se trata de hablar de cambiar el modelo, sino de lo que la gente cree cierto, pero que es mentira. Y se tiene una idea muy equivocada de lo que es Netflix.

Esto es, como decía claramente un señor en los comentarios del artículo anteriormente nombrado del chulete de Dans, “Es que TODAS las series y TODAS las películas, estrenadas el mismo día que en USA, no las ofrece ningún servicio legal del mundo” Y punto.


Básicamente todo se resume en una cosa: Jotío, lo quiero todo y lo quiero ya y gratis. Una cultura de la inmediatez infantiloide que se da de bruces con uno de mis postulados favoritos: La postergación del placer. No hay que devorarlo todo a la vez e inmediatamente. Crear y alimentar ilusiones es tan interesante como experimentar el hecho en sí. A menudo más. Hay que saber controlarse. Excepto cuando se abre una bolsa de patatas fritas. Misteriosamente, en ese momento se despendola todo autocontrol hasta que se ha acabado. Hasta que se ha acabado en el váter.

Caca.




Siga al autor de ESTO en Twitter:

Publicar un comentario en la entrada

Danda dijo... 27 febrero, 2014 17:59

Esta entrada del blog hay que, por un lado, imprimirla y enmarcarla, y por otro (siendo más realistas) guardarla en los Favoritos para pasarle el enlace a todos los que sigan creyéndose esas mentiras sobre el cine en España.

otropaco dijo... 27 febrero, 2014 18:00

Gran artículo...
No tenía ni idea de que era tan tan complicado el tema de la distribución...joder es una puta locura..ah y por cierto lo del netflix puedo decirlo de primera mano (lo he tenido en irlanda) y es una puta mierda

Ángel Codón Ramos dijo... 27 febrero, 2014 18:03

Joder, sí!!!!

Este es un escrito que me haría ir a la guerra...

Aloe dijo... 27 febrero, 2014 18:08

He quedado tan convencida que solo voy a ver en intenné series extranjeras. Que se perjudiquen los guiris y no la industria nacional. Ea

Anónimo dijo... 27 febrero, 2014 18:15

Menuda sarta de argumentos baratos y de argumentos de jardin de infancia. Ay que me lol.

Camerata Meiga dijo... 27 febrero, 2014 18:33

Hola Paco.
El tema me toca de cerca porque también curro en el mundillo. Se agradece que de cuando en cuando alguien explique cómo funciona por dentro.

Cuando leí la respuesta del cometrancas 2.0 consistente en "Se de la industria del cine mucho más que tú, porque soy un tío que lleva más de diez años estudiando la industria" me quedé de piedra por la combinación de soberbia e ignorancia. Por otro lado, que década tirada a la basura si tras tanto tiempo de estudio aún no conoce cómo funciona el tinglado...

Un abrazo

Paco Fox dijo... 27 febrero, 2014 18:38

Otropaco: El tema de la distribución es más complicado todavía. Cortado del post hay un párrafo entero sobre lo idóneo de cada momento de estreno: no es lo mismo España que Estados Unidos. De hecho, a veces se han estrenado películas antes en España que en el otro lado del Atlántico.

Risingson Carlos dijo... 27 febrero, 2014 19:12

Bravo. El problema de la percepción sobre la cultura casi lo mencionas en el punto 5 y 1: la cultura del yoyoyoyoyo. Si es un monopolio pero A MI me sale gratis, bien. Si se matan miles de gatitos para que me salga gratis pero lo veo gratis e inmediato, bien.

Hay otra percepción de cualquiera que trabaja en Lo Cultural, y es que son una panda de vividores que pillan pollos con el dinero de las subvenciones. Cuando ya les enseñas las cifras y matizan su opinión, te das cuenta de que hay un odio bestial en ESPAÑA contra un tipo de individuo: el que trabaja en lo que le gusta, o peor aún, el que trabaja en lo que te gusta a ti. Y luego viene lo de la cultura de los conciertos y cines gratuitos que hace que no se valore un carajo el producto, pero esto casi es otro tema.

Gracias, copio y pego en todo internet.

Risingson Carlos dijo... 27 febrero, 2014 19:15

Ah, si, otra puntualización: leyendo sobre opiniones acerca de la subida del IVA cultural, llegué a la conclusión de que hay bastante población que hasta prohibiría esa industria aunque fuese rentable. Esto es lo que consiguen los tiempos de crisis: nada de pensamiento crítico, sino aborregamiento y apoyo a lo opresor y me voy a por una birra, perdonad, que me embalo.

Shirokuri dijo... 27 febrero, 2014 19:25

¡PLAS, PLAS, PLAS!
Me he puesto un sombrero adrede, solo para quitármelo ante usarced.
Estoy harto de oír y leer a todo el mundo con gilipolleces como las que comentas, con el Netflix y con la inmediatez y con su puñetera madre. El problema con esa gente es que, aunque les llegara el artículo y lo leyeran, van a seguir igualmente en su carril.
Ahora, si en el cine la cosa ya está mal, ni te cuento como está en el mundo del manga y el anime. Eso es, directamente, para pegarse un tiro.
PD: Paco, no sé si recordarás esa iniciativa estúpida de hace un par de años llamada "Marzo negro" en la que gentuza de este tipo promovía no consumir (legalmente) nada de cultura durante todo un mes. ¡Pero si tampoco lo hacéis el resto de año!

Ramón Nogueras dijo... 27 febrero, 2014 19:43

Bravo. Tanto por el análisis como por el acertado comentario posterior de que lo que pasa es que aquí se odia a quien hace lo que le gusta en vez de estar tomando por saco en un curro que se odia. Estupenda entrada.

Paco Fox dijo... 27 febrero, 2014 19:48

¡Me uno a Ramón en el aplauso al comentario de Risingson!

Óscar dijo... 27 febrero, 2014 20:49

Paco, ¿para salir en Torrente 5 Bruce Willis no pediría un millón de euros en vez de un millón de pesetas? Lo digo porque le pega más ser un bastardo que un cachondo mental.

Javi Camino dijo... 27 febrero, 2014 21:02

Muy deacuerdo con todo salvo con lo de que las teorías neokeynesianas impiden que se generen oligopolios. Creo que es todo lo contrario. No hay más que ver el cine español, uno de los más oligárquicos que existen gracias a que las subvenciones siempre se la llevan los mismos. Todas las grandes productoras tienen reservada su parte de pastel. Quizás en un mundo idílico, donde las ayudas se repartieran sabiamente a quien realmente lo necesita y con la intención de que todo el mundo pudiera competir con las mismas condiciones podría ser como dices. Pero ése, por desgracia, no es el mundo en que vivimos. Y en España, con nuestro sistema político amiguetil, aún menos. Me parece más justo que alguien logre acaparar el mercado gracias a gestionar sus recursos privados de forma eficiente de forma eficiente a que lo consiga gracias a tener el beneplácito del gobierno para quedarse año tras año con parte de los fondos públicos.

Alberto MdH dijo... 27 febrero, 2014 21:05

¡Que espanto de entrada! ¡Llegar y encontrarse con la foto de ESans! ¿No sería más agradable incluir un primer plano de una colonoscopia?

En fin, por lo menos espero que el Glorioso Camarada y Educador del Pueblo no llame a su jefe para quejarse.

Anónimo dijo... 27 febrero, 2014 21:13

Están bien los puntos 1 y 2. Informativos y reveladores.
Ahora bien...
El 3 es para mear y no echar gota: se basa en la premisa de que el cine americano es lo que es porque tienen....incentivos fiscales. Venga ya. Luego ya nos metes sin disimulo el tema de lo malo que es el liberalismo (en un post sobre cine...), la derechona anti cine patrio (que tadeo jones tenga dinero del tio de intereconomia es para el autor del texto un argumento de peso para decirnos que lo del NO A LA GUERRA y los videos de actores dando su voto a ZP nunca existieron) y "falacias logicas" que en fin... No he podido leer lo demás porque he sentido el impulso de escribir esta critica.

Alberto MdH dijo... 27 febrero, 2014 21:20

Coñas aparte, realmente, lo que me toca los huevos del tema del pirateo es el tema de la entrada: el rollo mesiánico de los piratas. El descargar porque no quiero pagar es algo que puedo entender, pero que te suelten rollos de que hacen "difusión cultural" o del "nuevo modelo de negocio" o de que son la nueva vanguardia de la revolución proletaria, me carga pero bien (encima, los que hacen copia-y-pega de esos rollos, suelen ser unos brasas de cuidado)

Anónimo dijo... 27 febrero, 2014 22:12

Sobre el punto 4, no es sólo que los artistas del cine (del director al maquillador) sean rojeras en un 99,9%

Es que desde la industria del cine sólo he visto apoyos explícitos a la izquierda a mansalva. Porque Tadeo Jones no es propaganda, y sus creadores no hablaron de política.

En cambio, la práctica totalidad de las películas apañolas sí son propaganda progre. Infecta o maravillosa, según te guste. Los que cargáis paquete a la izquierda no lo notaréis, os parecerá "ser bienpensante" "es que tienen razón, somos los buenos" "la realidad es así", etc. Ninguna hay que sea propaganda de derechas. O sencillamente neutral sin retranca.

Os dejo con la canción de los de la ceja que querían defender a ZP "de los graves diagnósticos" (sic) allá cuando la crisis despuntaba.

http://youtu.be/qyR4w9RPKd8

No entiendo nada pero disfruto igual dijo... 27 febrero, 2014 22:41

Yo no tengo ni idea de como funciona eso de la distribución y como se financian las pelis. Tampoco me interesa demasiado. Prefiero no saber y ser un espectador inocente y feliz. Existe la leyenda urbana (o no tanto, porque hay ejemplos documentados) de que el cine es una estupenda manera de blanquear dinero. Me da igual.

Lo único que compruebo, perplejo, es que entre tanta crisis y tanta descarga... NUNCA SE HAN HECHO TANTAS PELIS COMO SE ESTÁN HACIENDO AHORA. Y esto basta con comprobarlo en boxofficemojo. Pelis producidas en 2013: 683. En el 2002, cuando no había crisis y las descargas estaban empezando... 479. La recaudación, sin embargo, por ahí anda, pero no hay una caída abismal. Me rindo. Hay que tener un premio Nobel o algo para entender como funciona ese negocio.

Jaime dijo... 27 febrero, 2014 22:57

Sólo voy a hacer dos comentarios:

- Sobre Netflix (tengo Netflix desde hace un par de años, en Irlanda). Está claro que merece MUCHO la pena por los 7€ que cuesta al mes. Pero no es la panacea ni mucho menos. Las novedades (que no sean producidas por Netflix o excepciones como Breaking Bad) son pocas y tardan su tiempo en salir. Casi nada tiene subtítulos (habitualmente, sólo en inglés, claro) y olvídate de doblajes. Y el catálogo varía, la mayor parte de las veces sin que se avise demasiado así que te puedes quedar sin ver cosas (me han quitado Father Ted, me cago en Feck)
Oye, es un servicio cojonudo y me encanta, pero tal y como está montado el tema de productoras, distribuidoras, ventanas, y demás, pues creo que es lo mejor a lo que se puede aspirar razonablemente. Es una propuesta de valor cojonuda (por 7 euros al mes tienes un catálogo muy grande donde hay mucho interesante)

- El problema general de cómo está montado el cine es muy muy complicado (como ha explicado Paco brillantemente), pero se está enfrentando a unos cambios tecnológicos de la leche, que no sabemos muy bien cómo van a terminar. Porque la verdad es que no es sólo que uno pueda tener disponibles (venga, va ilegalmente, caca) en cuestión de minutos las últimas novedades mundiales, a buena calidad, con subtítulos, etc Es que, ademas, tenemos cada vez mejores pantallas, el streaming de películas está ahí, la aceleración bestial de las películas, que parece que si no las ves 10m después de estrenadas, es que no te interesan...
En fin, que creo que este guirigay (que Paco se conoce muy bien, obviamente) es un galimatías enorme donde sabemos donde empezamos, pero no donde vamos a terminar, pero que obviamente cambiará radicalmente (está cambiando ya) muchas cosas... Oye, y como soy optimista, pues prefiero pensar que a la larga será para bien...
Traigo una cosa a colación de que estoy ahora mismo en Portland, Oregón de viaje (Hipster town, pero bien). Pasé hace un par de días por una tienda ENORME de vinilos, con un cartel que decía "¡Los vinilos nunca morirán!" Y, oye, no son lo que más interesa a mucha gente, con la conveniencia de los mp3ses y Spotifyes, pero si hay un mercado viable y tenemos más opciones, pues yo creo que sea bueno (aunque sea de manera irónica)

(Otra cosa es el "posyopienso de que ya mesmo y si no me enfado y estos son unos impresentables, que quieren que haga, soy la vanguardia de la sifilización y esto es todo principios analienables" que, claro, toca los güevos)

Paco Fox dijo... 27 febrero, 2014 23:02

Hola: Vamos contestando uno a uno:
Óscar: estoy tonto. Son dólares. A ver si lo corrijo. ¡Gracias por avisar!

Javi: Efectivamente, el cine español ha sufrido mucho mamoneo por los que dominaban las subvenciones en el pasado. Pero eso no es el tema del artículo. Las subvenciones son necesarias, pero bien hechas, siendo el peor ejemplo lo que ocurrió con la etapa de Pilar Miró, muy dañina para la imagen de nuestro cine. No hay que aspirar a un mundo idílico, porque en otros países se hace bien, como en Francia, tal y como comento de pasada en el post. Son muy poderosos, tienen una industria muy sana y, encima, dominan el mercado de venta internacional de cine europeo más allá del suyo propio.

Paco Fox dijo... 27 febrero, 2014 23:08

Seguimos:

Anónimo: si no lees todo, no puedo responderte, porque 'venga ya' no es una crítica que se pueda contestar.

Anónimo de las 22:12: Interesante lo que comentas, pero se parte de una premisa errónea. Ese dato del 99.9 no es real. Se le da mucha preponderancia a los actores y directores, pero se olvida gente como los productores (que nombro en el post), sin los cuales no hay película (y no me digas que Enrique Cerezo es precisamente de izquierdas), distribuidores (conozco, por ejemplo, a uno muy bueno y bastante buena gente que además me cae genial que es bastante de derechas e incluso creo que muy religioso) o, por supuesto, electricistas (los taxistas del cine), ayudantes de cámara... el audiovisual está lleno de cine, y no sólo los que salen delante de la pantalla o mueven la cámara. Están otras profesiones e, incluso, todos los que trabajan en televisiones. Yo formo tanta parte del audiovisual como el que hace el mismo trabajo que yo en 13TV. Y ni puta idea de su ideología, porque suponer que porque alguien es del Plus es de izquierdas o porque alguien es de la TDTParty es de derechas es erróneo: esto está lleno de currantes que son reflejo de la sociedad española.

Paco Fox dijo... 27 febrero, 2014 23:12

Seguimos:

No entiendo nada: Intedesante dato, pero incompleto. 683 serán las pelis estrenadas en EEUU, porque me parecen poquísimas. En todo el mundo se hace muchísimo cine. Pero muchísimo.
Puedo apotar una hipótesis: el acceso a las cámaras digitales. El número de producciones de bajísimo presupuesto se ha disparado. De hecho, la cantidad de películas llamadas 'low cost' en España este año ha sido brutal. PEro son lo que son: cosas que se hacen por amor, desde las vísceras y sin ninguna esperanza comercial. Básicamente, hoy en día no vale la pena hacer un corto porque, con una semana más de rodaje, te haces ya un largo.

Anónimo dijo... 27 febrero, 2014 23:54

Doy testimonio de un gran hombre llamado (ebhodaghespell@gmail.com.com) que me trajo a mi ex después de 1 año de divorcio en contacto con él hoy en día es capaz de resolver cualquier problema de la suya. que se especializan en de la siguiente manera: (1) hechizos para protegerse del peligro (2) hechizos mágicos (3) del mismo sexo Love Spell (4) los hechizos de sanación (5) hechizos de invisibilidad (6) Hechizo de riqueza y la fama (7) Hechizo para conseguir un buen trabajo (8) arrojado fuerte el amor y la relación (9) de hechizos para traer de vuelta a su ex (10) el VIH, el SIDA (11) SI QUIERE ADOPTAR UN NIÑO SIN CALLE (12) ¿QUIERES SER RICO O quieres para realizar rituales Él está teniendo grandes potencias y generous.You puede ponerse en contacto con él (ebhodaghespell@gmail.com.com) ser útil sin enfatizar juez hoy

Ángel Codón Ramos dijo... 28 febrero, 2014 00:03

Creo que lo que ha dicho Risingson Carlos es una reflexión genial.

En la misma línea recuerdo que hace tiempo le dije a un colega: "el jugador de baloncesto que no ha conseguido llegar arriba, mientras es joven, odia a los que llegan, porque le gustaría estar en su lugar. Lo mismo pasa con los futboleros, y así con todos los demás. Luego, cuando ya ha pasado el tiempo, es cuando empiezas a valorar lo que ha hecho esa gente, para bien o para mal".

Creo que el problema es que todo aquello que se hace de una forma más o menos creativa, o en un entorno que te gusta, siempre mantiene esa etiqueta del "pues no parece tan complicado", "yo podría hacer lo mismo", "no tiene mérito"... Por eso se mantiene esa sensación hasta el fin de los días, y es más fuerte cuanta más ignorancia se tiene sobre el tema.

Ángel Codón Ramos dijo... 28 febrero, 2014 00:07

Sobre los que se meten con el punto 3...

Deberían saber que, la "industria" del cine norteamericano migró de New York a Los Ángeles creando Hollywood precisamente para luchar contra el monopolio de Edison. Al huir de él y establecerse en una zona que les granjeaba libertad y buenos beneficios fiscales, se generó esa industria que, sobre todo, fue.

Alberto MdH dijo... 28 febrero, 2014 00:12

Este blo, puede presumir que el spam es tan psicodélico como el resto del contenido.

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 01:43

Conozco algo este tema. Estoy de acuerdo en gran medida con los apuntes que haces.

Con lo que no estoy de acuerdo es con tu conclusión final.

Culpar a la piratería de la precaria situación económica del sector es una respuesta poco realista. No diré, en tu caso, que manipuladora puesto que entiendo que hablas de forma totalmente independiente y no siguiendo los cánones de los lobbies.

Por un lado decir que la, mal llamada piratería (puesto que la auténtica piratería es una cosa muy distinta que descargarse algo) convive con nosotros desde que existe Internet (y mucho antes, aunque evidentemente por otras vías menos masivas).

Hace 8 años la gente se descargaba, si me apuras, más que ahora (dado que los gobiernos de turno siguiendo las instrucciones de la industria y entidades de gestión han ido criminalizando y dificultando el tema). Sin embargo fue la época donde el cine en formato doméstico más vendió. Fue la época dorada del DVD, por así decirlo.

Por otro lado existen estudios que demuestran que las descargas también fomentan las ventas. Y algunos países europeos que más venden también son de los que más descargan. Ya que, por cierto, no sólo se descarga en España (dato bastante importante).

En este sentido tenemos el ejemplo claro de las series TV. Si seguimos la pauta del pensamiento de: "una descarga una venta menos" nos daríamos de bruces con el absurdo de poner a la venta series ya vista en la TV.

Lo cierto es que los cines tienden a desaparecer por dos motivos, principalmente.

1) el factor más decisivo es la pobreza en España. En este tema no creo que deba profundizar más.

2) por una evolución natural (lo mismo que los videoclubes).

Y en este segundo punto los principales culpables son la propia industria del cine. Y es que es la propia industria la que ha ido introduciéndose cada vez más en más mercados (TV, PPV, Internet, Xbox Live, PSN, etc). Reduciendo, además, las ventanas de protección y estrenando casi de forma simultánea en todos ellos.

Hace años una película de cine tardaba años en pasar al vídeo. Y del vídeo a la TV tranquilamente una década. Esas ventanas y mercados acotados ya no existen.

Así pues, es la propia industria la que nos ofrece la misma película por 10 vías distintas. Es lógico que quien utilice una vía no pague nuevamente por otra.

Pero la conclusión final es que, la industria del cine sigue ganando millones. Por eso puede producir películas de 100 millones de dólares.

Distinto es que las empresas asociadas a su canales de distribución, como por ejemplo distribuidoras de vídeo, salas de cine, videoclubes, etc, vayan palmando por el camino. Pero esto es algo que se las trae floja ya que son sus simples intermediarios y éstos van cambiando según su conveniencia.

Bueno, esto es todo lo que quería comentar. Espero ofrecer un punto de vista distinto a la visión más conservadora e institucionalizada de la mal llamada piratería.

Saludos.

Sergio dijo... 28 febrero, 2014 01:44

Aquí se olvida que hemos estado todos pagando por ir al cine toda la vida de dios. No es que al cultura tenga que ser gratis, es que lo es.

Yo no tengo nada contra las subvenciones al cine, porque son cuatro duros y qué más da.

Lo que me choca es que se critique a la gente por una cosa y por la contraria:

- Por un lado, somos unos caprichosos que no pueden vivir sin las películas tan maravillosas que hace la industria.
- Pero por otro, con tal de no pagar vamos a dejar que se acaben las películas.

Y sobre si a la gente que tiene un trabajo de mierda le molesta que otros exijan subvenciones para seguir su vocación, pues es posible.

Pero no sé si el mejor modo de luchar contra esa insana envidia consiste en ridiculizar a esas personas por estar "tomando por saco en un curro que se odia"

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 02:45

Vaya puta mierda de artículo...

Si te parece me voy a dejar 9 pavos en una puta entrada de cine para que las pobres productoras, que son casi ONGs, de verdad de la buena, puedan seguir ganando millonadas por la cara.

Y el cine español es tan bazofia que ni pirateadas las queremos, deal with it.

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 07:08

lo de siempre, disculpe señor cliente, me viene mal adaptarme a los tiempos y me gustaria seguir haciendo las cosa de la forma que estoy acostumbrado hasta ahora, le importaria seguirme el juego?

raquetamalvadadetenis dijo... 28 febrero, 2014 08:53

Perdonad que conteste a los 3 últimos anónimos que me anteceden.

Señores, no sé cuál es su relación la vida real, esa en la que tienes que pagar impuestos, esa en la que un trabajador gana un sueldo, esa, en la que tienes que afrontar costes y desajustes, esa en la que tienes que elaborar un plan de financiación y estructuración de deudas, etc, etc, etc.

Señores, si hacer cine y vivir de ello fuera tan fácil como meterse en una web y darle a descargar, les puede asegurar que cualquier viviría de ello.

Si fueran capaces de reflexionar un poco sobre la situación entenderían que ni siquiera el modelo de cine industria yankee va a ser sostenible medio plazo; esto se lo pueden explicar dos money makers como Spielberg y Luces mejor que yo: http://screenrant.com/steven-spielberg-george-lucas-movie-industry-ticket-prices-discussion/

También, si se informaran un poco sobre el tema, verían que el proceso de realizar una película es bastante más complejo de lo que pueda aparentar.

Señores, yo descargo todo lo que puedo y más, pero al menos no soy hipócrita, descargo porque no me siento culpable porque no tengo la noción de estar haciéndolo mal, porque estamos tan acostumbrados al uso, que ya casi se podría decir que es norma, salvo que esto no es lenguaje, y es algo que afecta a gente de verdad que de seguir el modelo actual no podrá grabar una película ni con una DSLR;

Sí, con dos cojones, a lo Coronel Kurtz en Apocalipsis Now, la dualidad del guerrero y el hombre de paz conviviendo en el mismo ser, fuck yeah.

Es obvio que el entorno y el contexto socio-económico de la exhibición y consumición de contenidos audiovisuales ha cambiado y está cambiando; pero que una cosa cambie no implica necesariamente negar algunos de los motivos por los que está cambiando. Es como cuando los negacionistas del cambio climático dicen que el efecto invernadero es un proceso natural del ecosistema terrestre y que el clima es un fenómeno que históricamente lleva la temperatura del planeta a unos u otros grados.... Mis cojones treintaytres.

Imagínate que te pegan un tiro, y tu desangrándote vas al hospital pidiendo ayuda y en urgencias te dicen: ¿Illo, le importaría pues adaptarse a estar perdiendo un litro de sangre por minuto, o es que le viene mal que le peguen un tiro y nadie haga algo por ello?

Con esto pasa un poco lo mismo.

Señores, cada vez que uno se masturba, dios mata a un gatito, o sea, cada vez que no pagamos por algo, estamos impidiendo la disciplina de mercado. Sólo que descargar una peli, es más fácil y está socialmente mejor visto que robar un coche.
Deal with it.

raquetamalvadadetenis dijo... 28 febrero, 2014 08:54

Perdonad que conteste a los 3 últimos anónimos que me anteceden.

Señores, no sé cuál es su relación con la vida real, esa en la que hay que pagar impuestos, esa en la que un trabajador gana un sueldo (un empleador y un empleado), esa, en la que tienes que afrontar costes y desajustes, esa en la que tienes que elaborar un plan de financiación y estructuración de deudas, etc, etc, etc.

Señores, si hacer cine y vivir de ello fuera tan fácil como meterse en una web y darle a descargar, les puede asegurar que cualquier viviría de ello.

Si fueran capaces de reflexionar un poco sobre la situación entenderían que ni siquiera el modelo de cine industria yankee va a ser sostenible medio plazo; esto se lo pueden explicar dos money makers como Spielberg y Luces mejor que yo: http://screenrant.com/steven-spielberg-george-lucas-movie-industry-ticket-prices-discussion/

También, si se informaran un poco sobre el tema, verían que el proceso de realizar una película es bastante más complejo de lo que pueda aparentar.

Señores, yo descargo todo lo que puedo y más, pero al menos no soy hipócrita, descargo porque no me siento culpable porque no tengo la noción de estar haciéndolo mal, porque estamos tan acostumbrados al uso, que ya casi se podría decir que es norma, salvo que esto no es lenguaje, y es algo que afecta a gente de verdad que de seguir el modelo actual no podrá grabar una película ni con una DSLR;

Sí, con dos cojones, a lo Coronel Kurtz en Apocalipsis Now, la dualidad del guerrero y el hombre de paz conviviendo en el mismo ser, fuck yeah.

Es obvio que el entorno y el contexto socio-económico de la exhibición y consumición de contenidos audiovisuales ha cambiado y está cambiando; pero que una cosa cambie no implica necesariamente negar algunos de los motivos por los que está cambiando. Es como cuando los negacionistas del cambio climático dicen que el efecto invernadero es un proceso natural del ecosistema terrestre y que el clima es un fenómeno que históricamente lleva la temperatura del planeta a unos u otros grados.... Mis cojones treintaytres.

Imagínate que te pegan un tiro, y tu desangrándote vas al hospital pidiendo ayuda y en urgencias te dicen: ¿Illo, le importaría pues adaptarse a estar perdiendo un litro de sangre por minuto, o es que le viene mal que le peguen un tiro y nadie haga algo por ello?

Con esto pasa un poco lo mismo.

Señores, cada vez que uno se masturba, dios mata a un gatito, o sea, cada vez que no pagamos por algo, estamos impidiendo la disciplina de mercado. Sólo que descargar una peli, es más fácil y está socialmente mejor visto que robar un coche.
Deal with it.

entoatucasa dijo... 28 febrero, 2014 08:59

Pues de acuerdo con el punto de las productoras, y mucho, bueno, no solo las productoras. Si uno se fija en la mayoria de estrenos de hoy en dia hay un porcentaje bastante alto de peliculas de lo que llamo yo "bajo riesgo": Segundas partes, remakes, reboots, peliculas basadas en superheroes, etc. No me considero un experto, pero leyendo un poco uno se dda cuenta de que Hollywood esta intentando maximizar el beneficio, y no tendra eso relacion con la antidad de cines y con el heccho de ue la gente no se puede permitir ir tanto como antes? Pues para mi si.
Con respecto a Netflix, tambien de acuerdo, pero en parte. Lo de que se convierta en un monopolio es preocupante, pero el tener acceso a una (limitada) seleccion de peliculas y series y que los creadores se lleven algo (aunque sea poco, pero es algo) me parece bien y lo pago bien agusto. Lo que no se puede hacer es piratear, yo tambien quiero otras cosas que no puedo tener y no me dedico a robarlas porque no me apetece ahorrar.

PD: teclado anglosajon

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 09:19

Yo descargo, pero no me siento orgulloso ni busco enrevesadas excusas para justificar mi comportamiento.

Sé que está mal en el sentido de que a medio plazo este comportamiento va a impedir que se hagan más series y películas de esas que tanto nos gustan.

A veces me entran ganas de que pongan sanciones a cuatro usuarios, de que se marque algún límite, algún tipo de castigo.

Que no sea tan rematadamente fácil piratear, porque me conozco y sé que por voluntad propia me va a costar dejar de hacerlo.

Paco Fox dijo... 28 febrero, 2014 09:22

Sigamos contestando:
Alberto: ES EL MEJOR SPAM EVER

Anónimo de 01:43: No culpo a la piratería de la situación. Como se ve en otros puntos, hablo de los bajos sueldos, por ejemplo. Sólo ataco a los gurús del "todo gratis", que tal y como se explica en la presentación del post, inspiraron su redacción.

Respecto a lo de que la industria del cine sigue ganando millones, estamos hablando de las majors, un tema que, si lo repasas, prácticamente no he tocado en el post. No sólo palman empresas asociadas, sino también productoras que no son las grandes. O sea, casi todas.
Respecto a lo de 'se piratea-se compra más', es un tema del que no dispongo datos fiables, sino evidencia anecdótica en cuanto a música (yo soy de piratear mucho Y comprar mucho). En cuanto a distribución de cine, me consta por datos de las empresas (tanto distribuidoras, empresas online y paytv) que sí: hace daño a nivel general. Pero vamos, no es algo en lo que me quiera meter sin recabar más información. ¡Gracias por un comentario bien expuesto y razonado! ¡Quién lo diría en internet!

Sergio: no he entendido tu comentario, sorry.

A los otros anónimos: son acólitos del dospuntocerismo. Claramente casi en plan religión. Ya les ah contestado raquetamalvadadetenis.

Entoatucasa: Respecto a Netflix, pues claro. No digo que esté mal. Digo que no es lo que la gente cree y que en España también hay otras opciones.

Albertini dijo... 28 febrero, 2014 09:28

Buenas

Ayer hablando con un amigo del articulo, me di cuenta de que lo habíamos entendido de manera completamente diferente. Yo lo veía como una aclaración de lo que cuestan las cosas, y el como un ataque hacia la piratería.

En la conversación también se menciono el tema de la distribución del El Lobo de Wall Street, donde dos cadenas de cines se plantaron antes las condiciones de la distribuidora.

Paco Fox dijo... 28 febrero, 2014 09:35

Albertini: Interesante lo que comentas. El título y el artículo indican por todas partes su objetivo: aclarar conceptos que la gente entiende mal por buscar soluciones y opiniones sencillas. Supongo que colocar The Pirate Bay como primera ilustración es lo que predispone a la gente a entenderlo de otra manera. Qué imagen pillar para encabezar un post es siempre un tema más peliagudo de lo que se puede pensar.

Lo del Lobo de Wall Street es un tema que no tiene nada que ver con ninguno de los puntos del post,porque no me he metido a hablar de majors ni casi de salas. Pero sí: las salas llevan años sufriendo abusos por parte de las grandes de Hollywood.

Albertini dijo... 28 febrero, 2014 09:49

Así lo entendí yo, aclarar conceptos sobre la industria audiovisual.

Yo soy de los que piensan que la gente o al menos una mayoría no quiere todo gratis, pero lo quiere a un precio razonable. Este precio viene dado por el poder adquisitivo de los mismos, y en el caso de España, este va cuesta abajo y sin frenos.

Que seria lo ideal? Establecer un bajo impuesto a la cultura, y legislar de algún modo para que las distribuidoras no impongan condiciones leoninas a las salas.

Que pasa en España? IVA del 21%, ningún tipo de legislación, y el culpable de todo es la piratería, cuando realmente la gente no va al cine porque es muy caro.

Cual es el siguiente paso? Una Ley anti piratería muy dura que lo único que va a conseguir son bajas masivas de los proveedores de telecomunicaciones y la proliferación de servicios de cifrado de conexión como el VPN.

En romano paladino, para atrás como los putos cangrejos.

Como ayer indique en Twitter, me imagino al responsable de la negociación con España de NetFlix y Amazon acariciando un gato como el malo del inspector gadget, esperando a que todo salte por los aires para entrar como un elefante en una cacharrería imponiendo su propia ley.

Es cuestión de tiempo, es una

Albertini dijo... 28 febrero, 2014 09:52

Es cuestión de tiempo, es una burbuja, me ha cortado la ultima frase.



Juan dijo... 28 febrero, 2014 10:44

Excelente Paco, pero veo que sigues en tu cruzada de ilustrar a la gente que no ve más allá de sus propias narices, hace de su opinión y conclusión una calle de solo sentido para toda la población terrestre y quien va en dirección contraria está equivocado; Eres como un Will McAvoy en una misión de civilizar... lo incivilizable.

Entiéndeme, mis opiniones son como las tuyas, pero sinceramente, concluí hace bastante que no tenía esperanza, es una lucha contra la psicología humana y sus mecanismo de defensa, primero debes escribir un post sobre la "Ilusión del conocimiento" y como el cerebro evita que reconozcamos que somos unos simios sin puta idea de gran cosa en la vida y nos sintamos ignorantes e idiocidas.

Cuando la gente entienda por qué piensa lo que piensa, entonces quizá si estemos civilizando. Mientras tanto el cine Español es una mierda y lo quiero todo cuando me apetece y como a mí me gusta, cero opciones más.

UsuarioMierder dijo... 28 febrero, 2014 11:55

Es un tema apasionante. Aunque solo sea por la sensación (y realidad) de estar viviendo un "cambio de los tiempos". Un poco como asistir al paso del cine mudo al cine sonoro (cosa que jodió la carrera a mas de uno o una).
Yo descargo. Hago mal e iré al infierno (bueno, quizás antes debería ir a la prisión). Un punto interesante es donde pone la gente sus líneas rojas. Quiero decir que hay gente que encuentra una burrada descargarse pelis pero se descarga series de TV. O música. O se centra en un catálogo muy reducido, lo oldie, lo trash, lo raro, lo que nunca llegará por aquí. Y descarga sin pagar. Es decir, que mucho o poco, es "sensación" de acceder a contenidos sin "pagar" a inoculado a mas de dos o de tres. ¿Como salir de eso? Ni zorra. Pero temo que es un tema que puede ir a peor (mucho a peor si cosas como las impresoras 3D se imponen) antes que solucionarse.
p.d: Quizás la "solución" para España si sería "cerrar" el grifo de internet. Quizás la gente (los cuñaos) saldrían a la calle, con torchas y pedir explicaciones a los gobiernos (sean del color que sean) de una puñetera vez. UTOPÍAS, claro.

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 12:32

El anonimo de ayer dia 27 a las 18:45

Esta vez vamos a ir punto por punto. Vaya por delante que soy uno de esos, segun la corriente mayoritaria del bloj, acolitos 2.0. Btw and inbefore alguien me critique, trabajo en informatica donde tambien hay pirateria y tal, solo que aqui algun esfuerzo se hace por adaptarse (lease Steam, juegos indies y demas)

1. Mucha palabrareria para medio describir como es la infraestructura que hay en este negocio. Thanks for the info, pero es lo que muchos pensamos. Teneis muchos intermediarios, pero en lugar de aprovechar las nuevas tecnologicas (y no me refiero a la web, si no al abaratamiento de medios tecnologicos por ejemplo), para que cojones vamos a hacer un streamlining de los procesos. NO! Vade retro, Dans-tanas! Nosotros queremos mantener nuestra obsoleta estructura de negocio, con doscientos mil intermediarios inutiles que viven parasitando el negocio. Despues, no es que cada uno de los actores del sistema reciba menos pasta porque hay demasiado intermediario, si no que la gente no va al cine a ver nuestro HARTE!. Asi que lo que hay que hacer es como hacen las electricas. Nada de eliminar gorrones inutiles y sistemas obsoletos, lo que hay que hacer es que nos reintegren el diferencial entre lo que ganabamos y lo que ganamos, via impuestos, o via obligando a la gente a ir al cine. Con dos cojones. Y si hace falta promulgar leyes fascistas que pisan la interpretacion con mas sentido comun de la libertad de expresion y confidencialidad en Internet, pues se promulgan las leyes, que aqui todos somos muy progresistas hasta que me amenazan la cuenta corriente.

No me baso en otra cosa que no sea tu propia frase: "Que esto es una mierda y hay que cambiarlo? Pues quizá.". Enough said. Todo el parrafo se traduce en: "Puede que haya que cambiar esta mierda, pero paso de ello, mejor lo dejo como esta, y la culpa es de los piratones que se bajan mi pinicula".

2. LOL supremo, y refuerzo de lo anterior. Hay tantos intermediarios y tanta carga inutil que cuando una peli da beneficios, en realidad no sabeis si da beneficios o no. Quicirse aqui, y se desprende, que la gente del cine no sabe utilizar el Microsoft Excel, o una cosa que se llama... CONTABILIDAD. Sin embargo, nada de esto es un indicio de que es vuestro sector el que esta jodido y el que necesita una renovacion como el comer. Hay tanta gente que se lleva tajada que nadie se ha pensado que a lo mejor algunas de esas piezas del engranaje SOBRAN. NOOOORL! Autocritica CERO. La culpa es de los internautas y de los PIRATAS!. Pasen, que no hay nada que ver...

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 12:33

Continuo:

3. Argumento de jardin de infancia. "Tio, mis subvenciones son pequenyas, las del museo son superiores, son el DOBLE!". Conyo, espera, vamos a expandirlo. "las subvenciones del cine son pequenyas, mira lo que se gasta el estado en las jubilaciones. Si lo nuestro son 5 duros!!!!". Mira, esta de puta madre criticar a los criticos a base de simplificar e infantilizar el argumento que ellos usan, pero te pasas de frenada. A la inmensa mayoria de criticos de las subvenciones se la pela la cantidad absoluta, porque efectivamente son migajas sobre los presupuestos generales del estado. De lo que se queja la gente es los agujeros como boquetes del sistema de reparto, y de los pocos no, inexistentes controles sobre las ayudas. Esta de puta madre dar subvenciones a un director novel prometedor... UNA vez. No que se puedan hacer peliculas con el mero objetivo de cazar sistematicamente subvenciones. Y esto, como dirian en cierta serie, it is known. Si quieres rodarte tu fantasia automasturbatoria pensando que eres el nuevo Lars Von Trier, y quieres hacerte tu pelicula rollo finlandes/irani con una gota cayendo durante 90 minutos en un vaso de agua, haztela con TU dinero, pero es logico que a partir de determinado punto, las subvenciones exijan un control sobre a quien se dan, y el retorno de inversion que representan. Pero esto joderia vuestras pretensiones de hacer HARTE condicionados por la rentabilidad, que es el enemigo de la creatividad, sobre todo de la KREATIBIDAD de la mayor parte de creadores espanyoles que confunden, como he dicho, fantasias automasturbatorias con cine de autor. Si quieres buceamos en como funcionan las subvenciones en Francia, sus reglamentaciones, y vemos que a lo mejor estan legisladas y reglamentadas de una forma que no creo que sea excesivamente aceptada por los kreadores espanyoles.

Anyway, resulta que matematicamente (eso que se os da mal por lo visto en el punto 2), resulta que si dividimos las subvenciones en las pelis por los espectadores que van a ver esas pelis subvencionadas, efectivamente en la mayoria de los casos hemos pagado las jodidas entradas via impuestos, y todavia hay que volver a pagarlas. Es de lol. Y no se puede ni criticar el sistema, o somos RELIGIOSOS TALIBANES del 2.0!. Hay que joderse!!! En serio, teneis mucha cara cuando nos criticais por no ver delante de vuestras narices. Efectivamente a nosotros nos hace falta informacion. Vosotros es que no veis directamente mas alla de vuestras nominas.

4. Es una mierda para el espectador medio, eso si. Tienes razon en que se hace de todo, y hay cosas buenas y cosas malas. Por cierto, ya que hablas de aciertos y errores. Me puedes dar un % de las peliculas que podemos considerar aciertos sobre errores? O igual los intermediarios y como esta montado el negocio no os deja calcular tampoco el porcentaje de aciertos? O como el cine y su apreciacion es algo subjetivo si ponemos todas las peliculas del cine espanyol gratis y en un sistema como rotten tomatoes pero para observadores imparciales (extranjeros) igual nos damos de bruces con que no, con que fuera TAMBIEN piensan que el cine espanyol es una mierda? Cuantas pelis espanyolas de autor, que debieran ser cojonudas se terminan llevando a concursos extranjeros? Cuantas, ya no ganan precios, si no son calificadas positivamente? Porque claro, os escudais permanentemente en la subjetividad para establecer ningun tipo de baremo unico para tener algo de feedback para saber cuantas subvenciones dar y cuando. Again. Autocritica CERO en vuestro sector, y teneis/tienes los santos cojones de venir a decirnos que aqui los integristas y que no vemos mas alla de nuestras narices somos nosotros. Con un par.

Risingson Carlos dijo... 28 febrero, 2014 12:35

Hola amores, gracias por los peloteos anteriores. Estoy desgraciadamente de acuerdo con Juan: a pocos vas a convencer porque las ideas preconcebidas son muy fijas, y cualquier forma de dudar de ellas significa "los de la ceja que quieren vivir del cuento", sí o sí. Además: proteger nuestro cine es proteccionista, pero permitir el acceso y abuso de Hollywood de los canales de distribución es permitir la libertad del mercado. Y esto es así. Y no hay más que hablar. A mí ya me miran como un rojazo de subvenciones, y mira que llevo tiempo trabajando de informático...

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 12:43

Finalizo:

5. Como ya dije en la intro, el modelo online funciona. El cambio a microproducciones en el mercado de videojuegos FUNCIONA. Vease Steam en juegos de ordenador, veanse kickstarter o la cantidad de juegos indies que salen: eso si, tienes que currartelo y merecertelo, si tu juego es una mierda, dedicate a otra cosa. Otra cosa es que el modelo online en el cine no pueda funcionar porque los mayores parasitos que hay, que son las productoras y distribuidoras no hagan mas que poner palos en las ruedas al sistema. Desde que steam tiene ventas de juegos ultramegarebajadas la pirateria se ha comentado en el sector de los videojuegos infinitamente menos. Pero nada, no tomeis ejemplo. Y aunque netflix no es perfecto ni de lejos, resulta mil millones de veces mejor que las mierdas alternativas que los jerifaltes de vuestro sector ponen como alternativa pobre, para poder a continuacion gritar que no, que el online no funciona. Lo peor es que los que estais debajo os lo tragais. Eso si, again, de nuevo, n

En resumen: Enrique Dans se gusta infinito a si mismo cuando escribe, eso es evidente. Pero resulta, que ostia, a lo mejor tiene razon en algunas de las cosas que dice. Quien iba a decir que un tio que trabaja de profesor en una universidad de negocios pudiera tener algo que decir sobre el NEGOCIO del cine. Hay una cosa que es cierta: los beneficios que va a obtener vuestro sector han bajado y bajaran mas. Pero eso es ley de vida. Una vez que la gente puede tener acceso gratis al sistema, y que es MUY jodido eliminar ese factor, los precios van a tener que bajar, si o si, lo querais o no. Asi que purgad mecanismos superfluos en vuestro sistema, o acostumbraos a ganar la mitad. La vida es dura, tough luck.

Nimo_ dijo... 28 febrero, 2014 15:45

Paco querido, un pequeño detalle en el punto 5 (el de Netflix y Casciari).

Tal vez por ser español no hayas podido comprender el doble sentido del comentario de Casciari.

En argentino, ser bigote o tener bigote es una manera de tildarte de facho (facha en español peninsular), ya que una gran parte de militares y policías de la época del Proceso portaban un mostacho a la vez que con alegría procedían a la violación de los derechos humanos de los guerrilleros.

Así pues, que no te ha dirigido loa alguna, sino que te ha insultado.

Un abrazo desde el salvaje oeste argentino :p

miguel dijo... 28 febrero, 2014 15:54

Ya lo dije en otra parte y me gusta escuchar a Paco decir: "si partimos del hecho de que la cultura es simplemente industria sin nada más, algo que no sólo pongo en duda, sino que además invito a relamer mi prepucio a todo el que lo afirme".

El acceso a la cultura es uno de los factores más importantes en el mantenimiento y la perpetuación de las diferencias sociales. Hacer que mi acceso a la cultura dependa del disponible de mi bolsillo y se ensanche cuanto más hay dentro es el equivalente moderno a los títulos nobiliarios o las herencias. Genera compartimentos estancos.

Así es. No lo es todo, pero es un factor importante.

A lo mejor se puede pensar que ver todas las temporadas del equipo A en versión original no va a capacitarme para el mega trabajo de mi vida, pero más allá del burdo argumento es así.

Ese es el único motivo por el que celebro el hecho de que se pueda compartir mediante P2P. Entronca con el sentido constitucional original del derecho a la copia privada (copia del original para un uso privado, no del original-que-me-he-comprado-y-tengo-al-lado).

Entiendo que en ese mismo barco estaría la electricidad, el agua, las pensiones, la educación, la sanidad, alimentación, vivienda... y sé perfectamente que no parece que allí nadie se empeñe tanto en lo justo como en el caso de internet, el P2P y el intercambio de archivos, y sé que eso es sólo porque en el uso y administración de las redes de internet hay muchos intereses dispares y es peliagudo acotar algunos sin destripar otros, así que ahí están jugando a tirar de ambos lados de la cuerda hasta que unos tumben a los otros. En los otros casos tienen muy claro cómo proceder para seguir ganando. En internet todavía no.

La cultura debe retribuir a los creadores, pero sin hacer que el dinero se convierta en un medio de selección cultural.

pickman dijo... 28 febrero, 2014 16:27

Señoras y señores: a tenor del tema subvencionado o subvencionante, un detalle que no conviene pasar por alto. Cuando nuestro actual gobierno (dios le guarde muchos años) ha metido tijeretazos a las ayudas públicas al cine, se ha cebado sobre todo con las ayudas a proyecto y las ayudas a guión. Es decir, aquellas que van de suyo destinadas a quienes sueñan con planos fijos de 20 minutos, Cámaras de Oro en Cannes y seminarios en escuelas de cine.

En cambio, ¿qué otra categoría ha quedado prácticamente virgen de recortes? Pues las ayudas automáticas a la amortización. Se trata de la pasta que el estado destina al productor para así compensarle por posibles pérdidas a la hora de financiar y de estrenar la película. Eso, en teoría. En la práctica, se trata de la herencia más nefasta de la Ley Miró, por cuya causa muchas producciones nacionales, por no decir todas, presentan cuentas falseadas (para llegar al presupuesto mínimo que da derecho a recibir apoyo). En estas ayudas también está la raíz de que se hagan verdaderos timos de la estampita con las cifras de entradas vendidas, y de que exista una figura tan sonrojante como la del "estreno técnico": si el erario público sólo afloja cuando la cinta se ha estrenado, pues la proyectamos durante un solo día en el cine del centro parroquial de Fornicaciones del Arzobispo, y a llevar los papeles al ICAA.

Dada esta parrafada, ¿adivinan quiénes son los mayores beneficiarios de este tipo de subvenciones? Exacto: los productores. Chorizos de la talla de Enrique Cerezo o Gerardo Herrero, todos ellos señores de orden. ¿Saben qué filme se vio en el ojo del huracán (es un decir) por haber realizado estratagemas de lo más burdas para llevárselo muerto? Sí, está claro: Holmes & Watson: Madrid Days. Ese paradigma del cine progre y subvencionado.

pickman dijo... 28 febrero, 2014 16:30

Me apunta alguien que sabe mucho más que yo que las ayudas a la amortización no nacieron de la ley Miró, sino de una medida posterior durante el Aznarato. Escribir con las Furias subidas a la chepa, es lo que tiene.

Risingson Carlos dijo... 28 febrero, 2014 16:37

Anonimo: lo de Steam no te creas que es la panacea. Con tanta rebaja se está perdiendo el valor de los juegos también (que parece una tontería, pero que no lo es), no se cumple ni de lejos que el más mejor es el que más vende (es el mejor promocionado, y con "promoción" también incluyo esos infumables artículos de gente como RockPaperShotgun - hola Danda), y no hay cifras, en absoluto, de lo que ha aumentado Steam en la calidad de vida de los programadores.

Es decir: que aquí no sólo importas tú como cliente. Tú como comprador también tienes que pensar en la perpetuidad del negocio, cosa que Spotify ni de coña está haciendo aunque nos salga baratito baratito. Y aquí volvemos a lo que he dicho antes: al consumidor le da igual que se maten gatitos y niños somalíes cuando consume su música y sus películas, mientras sean inmediatas.

Donna Dasher dijo... 28 febrero, 2014 16:55

Ovación y vuelta al ruedo. Muchísimas gracias.

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 19:44

¿Alguien me puede pasar de nuevo el mail o dirección del de los hechizos?

Gracias

Anónimo dijo... 28 febrero, 2014 22:24

Gano 800 euros y tengo 2 hijos, no voy al cine porque es caro. Que no hay internet, vería las pelis en la 1, la sexta ....

Cuando ganaba 100.000 pesetas y costaba 400 iba 2 veces por semana.

Punto.Me encanta el cine pero ahora no puedo.

Saludos

成文 dijo... 01 marzo, 2014 08:28

Buenas, leyendo vuestros comentarios sigo sin entender cómo es posible que se vete el acceso a contenido de páginas de países cuya legislación antipiratería es más laxa (o inexistente). Me refiero al caso de China y que en el caso de las series las temporadas por norma son de 60 capítulos (y me quedo corto) y sólo los primeros se emiten en las televisiones para después pasar al formato on-line. ¿Alguíen me lo podría explicar?

Mado Goncan dijo... 01 marzo, 2014 16:39

Joder, tenéis la virtud de educar y hacer que me parta el culo.
Por otro lado, tengo un hijo de 3 años y uno de 2 meses. Quiero ver "3 bodas de mas" desde que salió. No puedo ir al cine. Estoy dispuesto a pagar algo razonable. No quiero verla pirateada. Todavía no he visto la película. Existe la tecnología suficiente. Alguien (o alguienes) se equivoca y pierde dinero. Punto.

Paco Fox dijo... 01 marzo, 2014 16:58

Gracias, Mado. Aquí el problema es que los sueldos son una mierda y las películas siguen costando mucho dinero. Puto capitalismo salvaje neocon...

Anónimo dijo... 01 marzo, 2014 17:09

@Rising Carlos:

Ya estamos con que no es la panacea. Verás, rebajas en los juegos han existido en todos los sitios menos aquí desde hace años. Antes de la proliferación de tiendas tipo Game y similares, en España sólo podías conseguir juegos en el Corte Inglés, donde las rebajas brillaban por su ausencia. En Game tampoco es que haya muchas, pero algo hay. Lo que es completamente absurdo es pretender vender un juego de dos años al precio que tenía de salida. Y hamijo, en UK o Norteamérica, rebajas similares (salvando la distancia) a las de Steam, las había. 3 meses después de estrenado un juego, estaba más barato. Seis meses más tarde, aún más, etc... Steam viene a hacer lo mismo, y a trasladar en el precio final al consumidor parte del ahorro de no tener stock físico que mover ni almacenar, que es un pico.

Si te parece que un juego por 10 euros es barato y permite poca pasta, quizás quieras hablar con el creador del Gunpoint, quien vendiendo el juego que hizo en Steam se forró de pasta. A 10 pavos, dudo mucho que un juego de EA cubra costes. Te dejo a ti averiguar cual es la diferencia entre ambos, problema que es el mismo que el de Spotify.

Pero nada, eso si, como se ha dicho en un comentario más arriba, que haya productores gorrones o "estrenos técnicos" (que creo que sé por donde va), no es un defecto del sector. Que va. El problema no es eso, SON LOS PIRATONES que quieren ver algo en casa.

Y again, cuando hablas de Netflix, Spotify o Steam, se sale por peteneras, diciendo que no es el modelo perfecto, que bajan los beneficios y blao blao blao. El caso es no moverse y que os lo den todo hecho. Yo quiero mis 3 prespiputas, mis 5 kilos de farlopa, y mis 3000 euros mensuales haciendo lo que a mi me de la gana. Y después los infantiloides son los talibanes 2.0 y el Dans. Hay que joderse. Es de LOL auténtico.

Miguel Vallés dijo... 01 marzo, 2014 17:34

Gran, gran artículo, maravillado me hallo.

aparatoeclectico dijo... 03 marzo, 2014 00:22

Estimado señor Fox. Ignoro si tiene usted un bigote tan lustroso como el mio o si puede sumar a su admiración por battiato la veneración por los discos chungos de Battisti, mas a partir de hoy, en mi nunca bien ponderada idolatría, acaba usted de ganarse el primer lugar del podio de ambas categorías.
Bravo. Su entrada bien lo merece.

historiasquenocontariaamimadre dijo... 03 marzo, 2014 12:38

Buenísimo el artículo y muy aclaratorio. La verdad es que muchas de esas ideas erróneas las compartía.
Lo que si es cierto, por desgracia, es que si la gente está tiesa y le pones al alcance de la mano las cosas, las van a coger, y que hay que pensarse mucho ir al cine, al precio que está para que luego te timen con una mierda de soberano calibro como la vida de walter mitty, o como se escriba.

Darthcoli (colibri) dijo... 03 marzo, 2014 16:57

1. No creo que nadie diga que la cosa sea sencilla. Pero igual si la industria cambia, por ejemplo, bajando los precios, la demanda aumenta y con ella la oferta de salas y el distribuir una película no es un problema. O las internacionales se bajan del carro con sus precios desproporcionados. Aquí hay un hecho. No se trata de que la gente quiera las cosas ya. Se trata que el entorno tecnológico, establece que ya se tienen las cosas ya. Si eso no es lo que haces, amigo, algo estas haciendo mal. ¿El que? Vale, aquí hay debate, sobre todo de nosotros, los viciados al starcraft sin tener ni puta idea. Pero el dicho dice: "hasta un reloj parado da la hora correcta dos veces al día y un puto ignorante alguna cosa sensata dirá".

2. Tres cuartos de lo mismo. Mas elementos que deberían cambiar.

3. Y los catalanes son unos agarrados y los inmigrantes quitan el trabajo a los españoles (exceptuando quiza, a los fabricante de pelotas de goma, pero seguro que son chinos)

4. El cine español es como el resto del cine, a veces una mierda y a veces genial. ¿Como la industria local? Tengo poco idea. Pero oye, si para entrar en la ECAM tienes que saber quien es montador de "olvídate de mí" y pagar un pastizal sin subvenciones ni becas ni na. (Si si, "olvidate de mi", porque ¿para que vas a saber, si por ejemplo no eres de españa, que el titulo de la peli original es "Eternal Sunshine of the Spotless Mind"???) pues a lo mejor sin resulta que la un porcentaje indeterminado (por ejemplo, la mayoria%) son una panda de pseudosnobs con mas dinero que talento. Pero mira, ley de la oferta y la demanda. Si la industria española esta plagada de actores malos y guionistas que confunden la mierda con la mantequilla cuando se hacen una tostada por la mañana su publico es igualmente digno. Que torrente 4 sea la peli mas taquillera es un buen ejemplo de ello.

Luego claro, añádele la especia política al plato, con la ceja y los maricones y las dos españas.

5. Tambien tenia su encanto viajar a las Américas en barco en un viaje de semanas llenas de riesgos. Pero cuando la gente pudo cruzar el charco comodamente sentado en unas horas, no pareció importarle a nadie. Y aun con menos riesgos, la gente si lo desea, puede elegir disfrutar del encanto de "la vieja manera". Nada es perfecto, ni creo que nadie quiera monopolios. Pero los modelos de empresas como netflix en este ejemplo, se acercan mas al presente tecnológico.

Pero al final, es lo de siempre. La culpa la tiene la realidad, que no se ha adaptado a nosotros.


Disfruto mas cuando no escribes "en serio".

Risingson Carlos dijo... 03 marzo, 2014 18:22

Iba a contestar al anónimo, pero me mola tantísimo el muñeco de paja que ha hecho en mi honor que casi me voy a masturbar pensando en éste de lo molón que es.

Llop de Ferro dijo... 03 marzo, 2014 18:33

Un post polémico, pero excelente para ver tener una visión más amplia del tema. Gracias tanto al autor como a las personas que lo han comentado (dejando de lado algún elemento descontrolado)

Poco a añadir al tema. Con el mercado saturado de productos, el gobierno ocupado en volvernos a los tiempos de la dictadura y el personal cobrando miserias, es difícil que la cosa se arregle.

Anónimo dijo... 04 marzo, 2014 10:03

Enhorabuena por el hilo Paco Fox, sólo quería decirte eso

Julián Yoplait dijo... 04 marzo, 2014 14:12

Interesante post. Yo estoy como Mado Goncan, que comenta un poco más arriba. Si no puedo ver una peli en el cine (sólo tengo uno cerca y casi sólo proyecta cine de hollywood) ni alquilarla en el videoclub (que cerró, el más cercano lo tengo a 8 km) y quiero verla en casa... puedo descargarme un mkv con calidad que quita el hipo sin pagar y en un periquete, pero... si quiero pagar… ¿qué hago? ¿dónde encuentro la peli y dónde la pago? ¿Descargo un mkv pirata y hago el pago en filmin o similar (no puedo ver lo de filmin en la TV) por ella? Sé que puedo comprar DVD con sus gastos de envío, pero son caros y ocupan.

Me gustaría poder descargar pelis y pagar a sus creadores por ellas.

(Por cierto, no tengo prisa. Me da igual ver los estrenos con un año de retraso, total, con todo lo que tengo pendiente por ver).

MonoFoca dijo... 05 marzo, 2014 18:34

Yo no soy ningún experto, pero quisiera expresar mi opinión aún a riesgo de que me den de collejas hasta en el cielo de la boca. Es sólo la opinión de un consumidor.

Primero, deberíamos definir en concreto qué es "piratear". Recordemos que el establecimiento del canon digital (canon por copia privada) era una tasa destinada a compensar a los autores por las supuestas copias que se podrían hacer de sus trabajos en el ámbito privado. Es decir, en el momento que te cobraban ese canon habías adquirido el derecho a copiar o usar las copias de otros usuarios. Si no lo hacías con ánimo de lucro no estaba tipificado como delito.

Por lo tanto, como yo he pagado ese canon y su I.V.A. soportado, he adquirido el derecho legal y moral a descargarme tooooooodo lo que me dé la gana siempre que lo haga sin ánimos de lucro. Si el Caco Sisante, Teddy Bautista y sus secuaces se han dedicado a crear empresas pantalla para robar ese dinero a los autores es un problema interno de ellos: si meten en su casa unos zorros a cuidarles las gallinas, que luego no me vengan a llorar después de tocarme los cojones cobrándome "por si acaso".

Porque el verdadero problema de la industria es ése, no hay negocio que sobreviva después de encabronar a sus clientes. Yo consumía originales convencido de que era necesario, después del canon no, se me quedaría cara de tonto.

Otra cosa es si las sociedades de gestión de derechos de autor me devuelven hasta el último céntimo pagado y Hacienda los impuestos soportados por ello. Ahí estaría dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva.

Israel dijo... 06 marzo, 2014 17:22

No tiene mucho que ver, solo tangencialmente, pero no puedo dejar de comentar una idea que creo imprescindible implemente Digital Plus:

Yo leo en VyS que la película en la que el padre de A dos metros bajo tierra toda el tambor es la hostia. Diez minutos después ya he olvidado el título, que además en castellano luego será algo así como "Dando al bombo fuera del fumbol" así que cuando llega el momento en el que Canal Plus Xtra o cualquiera de ellos la programa me la pierdo salvo casualidad cósmica.

Un botón, un plug in pra Firefox, un favorito del Plus: veo una película o serie mencionada en un blos y le doy, esta información llega al Plus y resulta que

- sabe en tiempo real los contenidos que demandan sus clientes

- cuando la emitan me programa el iPlus automaticamente y no me la pierdo. Se marcaría con algún símbolo pero yo sabría que si encuentro algo de lo que no tengo ni puta idea será porque en algún momento me interesó

El que el iPLus no programe contenidos que ya se anuncian para el 29 de marzo, sólo con siete días de antelación ya me parece antediluviano, pero esa es otra historia.

Anónimo dijo... 11 marzo, 2014 22:02

Gracias por apoyar el neokeynesianismo.Yo la verdad es que no entiendo como la gente puede estar en contra de el neokeynesianismo y sus soluciones bastante practicas.


https://www.youtube.com/watch?v=N4cRnxPXClc

https://www.youtube.com/watch?v=Abr_WFSbf4c

Vicisitud y Sordidez dijo... 12 marzo, 2014 00:37

Gracias, anónimo, por demostrarnos que los cerebors mononeuronales de los liberales no pueden vivir sin fabricar hombres de paja y demás falacias lógicas de tercera división.

Anónimo dijo... 12 marzo, 2014 08:04

De nada, siempre es un placer mostrar que el camino para salir de la crisis, es otra burbuja y mas inflación (cosa que eleva el precio de los productos) y no mas iva (cosa que eleva el precio de los productos, Y demostrar que nosotros los neokeynesianos podemos argumentar brillantes zoluziones...

Ricar Trikar dijo... 12 marzo, 2014 18:37

Gran artículo.Yo uso netflix y otros canales americanos con VPN, hoy han dicho que hasta 2016 no vienen porque somos un nido de piratas, pero aquí nadie entona el mea culpa. Todos son culpables de que seriesyonkis tenga 2 millones de visitas al mes y yomvi solo 25.000 abonados, ofreciendo las series de hbo netflix y showtime al día siguente que en USA.

Lucas Fernández Seivane dijo... 13 marzo, 2014 22:51

Ricar, te lo aclaro (he vivido en EEUU hasta septiembre y usaba Netflix y Amazon Video), y lo conté en facebook.

Netflix NO da los contenidos al día siguiente o simultáneamente. Eso sólo lo hace para contenidos propios (House of cards, Orange is the new black...), y lo que hace es soltarlos a lo bestia, normalmente en vacaciones, puentes (día del presidente, cuatro de julio,...). P.ej., la 2a de House of Cards salió el domingo de San Valentín a las 00:00, pa que la gente se "enfotase" (llenase hasta reventar).
Amazon hace lo de sacar semana a semana. Por ejemplo, yo tenía también el prime por lo de los envíos, y pq tenían cosas que no tenía Netflix, y cuando sacaron Alpha House y la empecé a ver por VPN sacaron 1 episodio, como una cadena, para que te quedaras con las ganas. También hicieron una cosa muy chula: hicieron como 10 o 12 pilotos, y los podías ver (creo que desde todo el mundo incluso) y votar los que más te molaban para hacerlos en plan serie.

Para el resto de contenidos, a veces no lo tienes o no tienes todas las temporadas (depende mucho de las productoras).

Para tener los contenidos a la vez de canales "standard" (basic cable o non-premium como AMC o FX) normalmente los tenías al día siguiente en Hulu (del cual tambían podríamos hablar, pq hay versión plus) o en las webs de los canales. Pero ojo, comprueban ip para ver que te conectas desde un proveedor de cable/satélite con subscripción (AMC, los del Breaking Bad, tuvieron una pelotera a cuenta de dineros y una de cable muy importante no dio la primera parte de la 5a temp).

Los Canales Premium (Starz, HBO, Showtime) Hay que pagarlos aparte del cable (y no, no vale tener sólo internet). Es decir, que la broma te sube a 100/150 USD como poco. Eso sí, HBO te da el HBOgo (y creo que Showtime uno similar) con el que con un userid y password puedes ver todas las series, telefilms y docus creo que hasta un día antes de que se emitan (por eso se colapsaron los servidores el domingo con el TrueBlood, con los cuñaos darnais viendo a los detectives texanos en luisiana). Los Contenidos de HBO originales hay muy pocos en Netflix (sobre todo miniseries como la de John Adams o The Corner y Documentales), mientras que por ejemplo documentales de la PBS hay a montón (pero esos los puedes ver casi todos gratis en su web). En cambio, series de estas que molan en la américa profunda, CSIxx, NCISxx y ahora todo lo de la BBC pues sí (pero ojo, lo de la BBC desde hace poco, hasta 2012 finales p.ej. enano rojo y blackadder lo tenía que ver en Amazon Vídeo).
Espero que el rollazo aclare algo.
Yomvi me parece un buen producto, y no sé si te ofrece la opción de comprarlo sólo, sin el plus. Si es así, y con el apoyo de una gran compañía, entre ellos y wuaki (que ya tienen bastante penetración) probablemente logren hacer más normalizado que la gente pague por contenidos (aunque sea poco)
Algunos enlaces
http://www.genbeta.com/web/que-ha-sido-de-los-grandes-proyectos-de-video-bajo-demanda-en-espana
http://www.netflixspain.es
http://www.hojaderouter.com/internet/futuro-netflix-espana/10726

P.S.: En España, y en EEUU, la gente se hace mucho mental wanking con las nuevas esperanzas blancas de la TV. La Serie más vista el año pasado, si no me falla la memoria, era NCIS (en España la daba la Sexta, con el título de Navy, Investigación Criminal), con más de 25 millones de audiencia semanal, y con picos de 30 y pico. Lo ve más gente joven que Glee. El show más visto de HBO es Juego de Tronos, con unos 5 millones cada episodio nuevo, y unos 15 contando online y repeticiones. "Girls", que supuestamente es la serie rompedora y de moda, la ve un millón de personas que la paguen en sus teles.

Paracosmos dijo... 15 marzo, 2014 14:17

Una duda que tengo sobre el loquierotodoyamismo… ¿De dónde coñies saca la gente tiempo para ver todo lo que rula por internet? Si quiero jugar a videojuegos, leer libros, leer mangas, ver animes y ver pelis no me dan horas en la semana para encima ver series de televisión de estreno. ¿La gente se descarga todo ilegalmente porque sí y luego acumula todo en el disco duro en plan síndrome de Diógenes digital? ¿De dónde saca la gente tanto tiempo libre para disfrutar del pirateo? ¿Es qué en España nadie trabaja? Bueno, esa última pregunta casi que me la respondo yo solo… efectivamente la gente en España no trabaja y por eso no quieren pagar por nada, porque no tienen dinero. ¡Todo gratis! ¡Todo gratis! ¡Y lo quiero ya!

Anónimo dijo... 28 marzo, 2014 12:31

Enrique Dans merece la misma credibilidad como interlocutor que un torero o un ganadero defenciendo la vigencia de las corridas de toros: están defendiendo lo que les da de comer.

Anónimo dijo... 05 diciembre, 2014 22:31

Por fin alguien hace referencia al montadito de leche condensada con anchoa... Tanto tiempo pensando que lo había soñado...

Anónimo dijo... 18 diciembre, 2014 07:45

Hola, me parecerìa interesante que comentases el sistema de reparto de las subvenciones y còmo estas llegan a los creadores, ya que es un tema sobre el que no se suele hablar con conocimiento. Recuerdo un vìdeo en YouTube en el que un director vasco se quejaba de còmo una productora le habìa "robado" su pelìcula, y me gustarìa saber màs sobre el tema. Un saludo

Paco Fox dijo... 18 diciembre, 2014 10:52

Lamentablemente, sé ALGO del sistema de subvenciones, pero no lo suficiente como para hacer otro artículo (nunca podría ganarme la vida como contertulio televisivo: no me gusta hablar de lo que no domino). Me constan malas artes en el pasado y que el presente es un desastre debido a que el gobierno se ha desentendido con esta industria. Sin embargo, la largada esa a la que te refieres, Tinieblas González, estaba llena de medias verdades, incorrecciones y victimismo. Me consta por gente cercana a la producción de su película. Lamentablemente, su torticero mensaje caló en un público y una época empeñados en demonizar a la industria audiovisual española.

Pero vamos, que de la producción no soy experto. De hecho, busco financiación para una peli. ¿Tienes suelto por ahí? :-)

Anónimo dijo... 15 enero, 2015 08:43

La ventana rota... sea gran ignorada...

Las subvenciones vienen de impuestos o (de credito), impuestos (de credito) que impiden el consumo o inversión a otros agentes economicos, por lo tanto "no se crea empleo", mas bien se transfiere...

 
Subir