Vicisitud & Sordidez

5

Decir que Manchester tiene un ligero problema de imagen de cara al turismo es como afirmar que Rodrigo Rato tiene pequeños litigios con Hacienda. Para los extranjeros, esta ciudad sólo evoca satanazos, chavs y, por supuesto droga. Sin embargo, a algunos aficionados musicales que ronden los treinta y pico, la palabra ‘Manchester’ no les evocará el término ‘droga’, sino el más acertado ‘MUCHA droga’.

Elegir las Midlands inglesas como destino turístico es algo tan depravado como montarse un maratón de la trilogía ‘The Human Centipede’ en un colegio de monjas. Pero nosotros no tenemos por qué ir al cinturón industrial y de hoodies de Inglaterra (Bueno, Vicisitud sí que lo haría, aunque le duela mucho que se hayan cargado el mejor satanazo drogainómano de Manchester: el Hulme Crescent). Sin embargo, hay gente que tiene que pasar sus días allí. Como algecireño criado en los 80, sé lo que es vivir en un pozo de inmundicia, urbanismo lamentable y soportales ambientados con el maravilloso aroma a meado y jeringuillas como moqueta.

Seguro que tampoco es un sitio tan malo como lo pinta la imaginería continental. Apuesto a que algún comentarista me suelta que no está tan mal, pero no dudéis que yo pasé por el eje Leeds-Bardford- Manchester en dirección a pillar un avión en Liverpool como el culo más apretado que un efebo heterosexual delante de una sacristía. Es que ni para mear paré.

Sea como fuere, hay un héroe que quiere hacer de Manchester un sitio mejor. Un onvre que, en plena campaña de “Los Vengaboys 2: La era de Ultrón”, demuestra que todos podemos ser superhéroes en la vida real aunque no tengamos grandes habilidades. ¿Cómo? Muy fácil:

Dibujando pollas.

Ah... si para el ayuntamiento de Manchester todo fuese tan fácil como el Photoshop...



Os presentamos a Wanksy, el mejor grafitero del mundo. Su nombre proviene, obviamente, de mezclar el del hasta ahora número uno de la disciplina, Banksy, con el término ‘wank’, esto es, ‘paja’ o ‘pajearse’. Sí: la sutileza no es lo de ente onvre, pero nadie ha dicho que lo sutil siempre tenga que ser el único valor positivo en esta vida. Aquí somos tanto de un chiste oscuro con referencias a términos científicos como de hablar de erecciones. Vamos, como los ingleses. Que siempre hemos dicho que tienen fama por su humor supuestamente irónico cuando en realidad son unos sordidazos aficionados a los chistes de caca y otras guarreridas como cualquier otro hijo de vecino.

My dick: VIP, Your dick: HIV
Lo que hace Wanksy no es contestación de revolución niñatil como la media de grafiteros burgueses que luchan contra la opresión en su teoría, pero más bien les impulsa lo que al resto de la humanidad a la hora de realizar cualquier expresión artística: intentar ser relevante en un grupo (de ahí esa obsesión con las firmas) y, por supuesto, follar. Hay que ser rebelde para impresionar a las chicas (o chicos o ambos). Ya sabéis: que se jodan las normas, tenemos que expresarnos, viva la revolución y por qué no me chupas la polla. Lo normal en la vida adolescente concienciada.

Nuestro onvre, sin embargo, pinta como VERDADERA concienciación social. Usa sus limitadas habilidades plásticas para denunciar los socavones de su absurda ciudad. Como la gente parece que se escandaliza mucho viendo pollas dibujadas en público en lugar de su lugar habitual en los urinarios públicos y apuntes de universidad, el consitorio de la ciudad se apresura siempre a arreglar los baches y grietas sobre los que Wanksy dibuja sus jloriosos pollones, que luego cuelga en twitter.

Gets the job done

Que ente onvre tiene razón es algo que podemos comprobar al leer algunas de las reacciones. Por supuesto, por parte de padres que invocan el usual “¡Es que nadie piensa en los niños!” con declaraciones como “¿Ha considerado esta persona, durante un solo segundo, cómo deben sentirse las familias con niños pequeños cuando se dan de bruces con estos símbolos obscenos mientras van hacia el colegio?”

Pues claro que sí. Se sentirán como si hubieran llegado ya al colegio, el lugar en el que yo he visto más pollas dibujadas a lo largo de mi vida. Sobre todo en los servicios de chichas. Qué hacía yo allí es un tema que dejaremos para otro post. Y para contárselo a mi psicólogo.



¿Cuál será la identidad secreta de Wanksy? ¿Tendremos una rueda de prensa en plan Tony Stark con el señor gritando “Sí: YO soy Wansy” con la correspondiente subida de música, aplausos de la prensa y él sacándose la chorra antes las cámaras? Ojalá. Mientras tanto, consideren esta nominación a Onvre del Año. Porque nosotros amamos el compromiso  y la denuncia social y las pollas. Al menos yo a la mía le tengo mucho cariño. La llamo ‘polla’ y la acaricio mucho. ¡Con una buena pisha quién necesita mascota!

Publicar un comentario en la entrada

juan spypblog dijo... 30 abril, 2015 12:04

Fuck the hole, qué güeno. El traslator dice que bache se dice pothole con lo que aún quedaría mejor. Fuck the pothole

Zangolotina Gutiérrez dijo... 30 abril, 2015 13:12

Se nota que el tío que manda el ayuntamiento a arreglar los socavones es un alma sensible y atormentada que sufre teniendo que destruir la obra de tan gran artista, y aunque cumple con su deber, su vena rebelde y enamorada del arte le impide destruir por completo la belleza de las creaciones de Wanksy; no las tapa del todo; siempre deja un pequeño rastro para que estas joyas no se pierdan :D

Marmitako dijo... 30 abril, 2015 13:59

Bueno, muy interesante pero lamento decirte que parece un simple imitador (aficionado) del auténtico maestro pollero, el ilustre Dr. P., que lleva años pintando magníficos falos por las tierras de castellón y aledaños. Sordidez de la buena… ¡A lo mejor va a haber que ponerles en contacto!

Info y algunos trabajos de Dr. P:

http://nosllopis.blogspot.com.es/search/label/Dr.Pene

https://www.facebook.com/pages/Dr-P/151223018311887



Niha dijo... 01 mayo, 2015 13:57

“¿Ha considerado esta persona, durante un solo segundo, cómo deben sentirse las familias con niños pequeños cuando se dan de bruces con estos símbolos obscenos mientras van hacia el colegio?”
¿Y cómo se sienten las familias con niños pequeños cuando se dan de bruces con los socavones? ¿O ancianitos y ancianitas? Está claro que este Onvre piensa en los demás.

P.D. Dime que te has inventado lo de la trilogía de ‘The Human Centipede’

Paco Fox dijo... 01 mayo, 2015 14:11

Uy, no. El trailer de la tercera parte salió hace un par de semanas.

 
Subir