Vicisitud & Sordidez

20
Obligatoria foto de mal gusto
Sabemos que cada vez que un menor comete un acto deplorable como asesinar, violar o meterse en Nuevas Generaciones del PP siempre sale gente que echa la culpa a los videojuegos. Porque si un niño juega a videojuegos y éstos son a menudo violentos, todo acto violento proviene de la influencia lúdica. Durante años hemos sabido que este es un falso silogismo. En primer lugar, es como decir que si un niño hace caca y ésta a menudo huele mal, todo lo que huele mal proviene de las deposiciones del chaval, incluyendo el fontanero que vino a arreglarte esa gotera y que venía a ser una mezcla impía de colillas mojadas, sudor, fabada y Varón Dandy.


En segundo lugar porque todos los niños juegan hoy en día a videojuegos. Por lo tanto sería como echarle la culpa de cualquier mala acción a cosas que un adolescente hace todos los días más de dos veces como comer, rascarse granos o masturbarse en el baño del colegio. Aunque esto último no lo diré muy alto, porque seguro que hay sectores del OPUS que consideran que hacerse pajas es el origen del peor mal de nuestro tiempo: escribir blogs.

Y, sin embargo, hemos estado indagando y hemos descubierto que los videojuegos sí que producen conductas erróneas y seres humanos deficientes en lo intelectual, en lo ético y encima con hemorroides. Nuestro equipo de investigación ha investigado las vidas de grandes tarados de nuestro tiempo y ha descubierto que hay una clara correlación entre lo que juegan o jugaban y su personalidad actual y actos impuros. Aquí está el resultado de nuestro sesudo y totalmente real estudio:

Nicolás Maduro

¿A qué jugaba?: Al ‘Dictator’. Obviamente.

¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: La cosa se explica con facilidad. Un joven Nicolás Maduro consiguió una vez en casa de unos amigos que habían vuelto de Europa con un Commodore jugar a este juego consistente en soltar edictos y tomar decisiones un poco como San Pancracio le da a entender con el fin de mantenerse en el poder. Resulta obvio que el joven, que ya contaba con un bigotón de 30 gramos de peso a pesar de tener sólo 6 años, manchó todo el interior de su chándal de emoción y descubrió su verdadera vocación. Se sabe que hoy en día basa todos sus discursos en partidas que echa al ‘Tropico 3’ en una versión descargada de The Pirate Bay que le regaló Kim Jong-Un escondida dentro del código de ‘Pyongyang Racer’.

Rodrigo Rato:

¿A qué jugaba?: A todo. Rato se pasó el Profanation. Rato se hizo el puente del Army Moves a la primera. Saltó de la nube del Sir Fred del tirón sin pasarse de frenada. Es un hecho poco conocido que fue uno de los Justicieros del Software en Microhobby bajo el seudónimo de Karina Flanagan. El secreto: nunca jugaba normalmente. Sólo usaba pokes de inmunidad y vidas infinitas.

¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Al estar acostumbrado a pasarse todo lo hecho en España sin recibir ningún daño crítico (incluso jugaba al rol con dados con todas las caras con el número 20), se creyó invulnerable. Por lo tanto, se ha pasado toda su vida haciendo concretamente lo que le salía del orto sin pensar en ninguna consecuencia. El cargador universal de código máquina, por lo tanto, le destrozó la vida y la de media España.

Carlos Fabra:

¿A qué jugaba?: Al ‘Sim City’, juego de estrategia en el que organizabas una ciudad y distribuías cómo se ocupaba EL SUELO.


¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Vamos. Sabéis a dónde va a parar esto. Se hizo amigo de un tal Juan Antonio Roca y ambos pasaban las tardes conectados con un primitivo módem y construyendo viviendas con el Sim City. Por supuesto, se frustraba por no poder desviar alguna comisión para poder construir ese aeropuerto que todos hemos aspirado a tener en el juego demasiado pronto y que llevaba a la ruina a las arcas de la ciudad.

Es conocido que llegó a contratar a un hacker que le parcheó la rutina de ‘Desastres Naturales’ para que en vez de tornados aleatorios aparecieran billetes de lotería. Y hablando de hackers…

Mariló Montero:

¿A qué jugaba?: Al ‘Hacker’, extraño juego inspirado en ‘Juegos de Guerra’ en el que te encontrabas accediendo a unos ordenadores secretos y no sabías qué había que hacer ni de qué se trataba.

Carátula honrada como pocas.
¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Al iniciarse ‘Hacker’, pedía una clave de entrada que no estaba en las instrucciones ni había manera de saber. Tras varios intentos, te dejaba entrar en el juego debido a ‘un error en el sistema de seguridad’. La joven Mariló Montero, que por aquellos entoces ya contaba con 43 años, se vio profundamente afectada por este hecho. “Tú escribe chorradas que eventualmente llegarás a algún lado”. Por culpa de ‘Hacker’ ahora tenemos que sufrir una plaga del periodismo que incluso Moisés diría que Yahveh se había pasado un poco de crueldad.

María Dolores (of) Cospedal:

¿A qué jugaba?: Typing maniac. Un pasatiempo de Facebook consistente en introducir palabras al azar a toda velocidad.

Simulación... Diferido...
¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Como una chica de bien estudiante de colegio de monjas, María Dolores de Cospedal no perdía el tiempo con videojuegos pudiendo alternar su ocio entre rezar, estudiar y calentar braguetas. No fue hasta muchos años después de su cumbre vital como Miss Feria Albacete y de ponerse el “De” antes de su apellido por intentar molar, que Mariado descubrió, inducida por la sucia influencia de su compañera Celia Villalobos, los juegos sociales del recién nacido Facebook. Allí se hizo experta en ese de pulsar palabras al azar. El resultado: la total incapacidad de articular un discurso coherente y la hilaridad para toda España. Otra víctima de la perniciosa influencia del ocio electrónico en prometedoras carreras políticas.

Benjamín Netanyahu

¿A qué jugaba?: Al Civilization, el mejor juego de la historia consistente en lograr la dominación mundial como si fueras Stavros Blofeld, el Doctor Maligno o One Direction.

¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Netanyahu no estudió teoría política. Según hemos sabido, todo lo aprendió jugando al Civilization 1, 2 y 3. Para cuando llegó al 4, ya lo dominaba tanto que en el nivel experto todas las animaciones de consejeros aparecían directamente con el culo en pompa. Del excelso juego de Sid Meier aprendió la importancia de la expansión con los asentamientos y usar los templos cuando le convenía, pero sobre todo, el ser el primero en tener un tanque y, a continuación, una buena arma nuclear para que nadie le rechiste después de haber conseguido réditos arrasando tribus de bárbaros.

Terrence Malick

¿A qué jugaba?: ‘Deus Ex Machina’, el juego más pretencioso de la historia del Spectrum y orgulloso de ello que explicaba cómo un ratón hacía que una máquina tuviera consciencia… no… era algo así como el desarrollo de un ser vivo… no… era algo como SUPUTAMADRE.


¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Tras hacer películas buenas pero aburridas como ‘Días del Cielo’, Malick pasó los años 80 jugando al ‘Deus Ex Machina’, lo cual le hizo ver la luz. El primer efecto pernicioso fue convertirse en fundamentalista religioso. Pero, más malo todavía, desde entonces decidió que tenía que crear la obra definitiva sobre la vida, el universo y todo lo demás. Pensó que si con 48K se puede explicar todo el cosmos, ¡qué no hacer en cine! Y vomitó al mundo ‘El Árbol de la Vida’ una película que, efectivamente, sólo requiere 48K de memoria para explicarse aunque se crea mucho más interesante. El resultado fue un holocausto: gente pidiendo que le devolvieran el dinero y, mucho peor, personas a la que le gusta la película y, por lo tanto, hacen que pierda mi fe en la humanidad.

Bárcenas

¿A qué jugaba?: Es obvio. Al ‘How To Be a Complete Bastard’, olvidado excepto por mí juego de Spectrum consistente en… bueno… es self-explanatory
¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Bueno…  es self-explanatory

Paco Fox:
¿A qué jugaba?: A The Sims, esa cosa consistente en controlar la vida de un monigote y ver cómo pasa sus horas deprimido por no tener el baño sucio, tener que currar, ir al excusado sin parar y no ligar.
¿Qué terribles secuelas le ha dejado?: Paco Fox se pasa las horas deprimido por no tener el baño sucio, tener que currar, ir al excusado sin parar y no ligar. Todo culpa de haber probado el diabólico juego cuando salió. Antes era un chaval feliz que cultivaba champiñones en la alfombrilla de su aseo, trabajaba con alegría y tampoco ligaba. Ahora es la piltrafilla que escribe en ente bloj. Avisados estáis.

Bonus Gamer para alimentar polémica:

Albert Rivera

¿A qué jugaba? Rivera era un gran fan del Altered Beast.
¿Qué terribles secuelas le ha dejado? Tanto jugar con monstruos cambiantes ha hecho que Rivera (cuyo apellido podría ser el nombre de un grupo flamenco: “Los de la Rivera”) sea siempre tenga una doble cara.
El Extraño Caso del doctor Rivera y Mr Hyde
De esta manera, presenta ideas como la legalización de la prostitución con el fin de poder avanzar en su scroll lateral de recaudar dinero, que es lo que le preocupa como neoliberal pro, pero luego, cuando llega el final boss de los votantes, se torna en la bestia heroica con más pelo que el mostacho de Nick Offerman y añade potencia a su ataque para convencer a todo el mundo de que su intención es proteger a un colectivo desfavorecido. Los videojuegos han convertido a Rivera en una bestia mutante según la ocasión y eso es un nuevo ejemplo de lo perniciosos que son. Menos mal que no ha necesitado sacar un “Los de la Rivera featuring Los Del Río sing Dale liberlismo a tu cuerpo Macarena y Enséñale a pescar” para sacar votos en Andalucía. Aunque eso habría tenido al menos gracia.

Este es el resultado de nuestra investigación. Así que ya sabéis. Cuidado con lo que jugáis. Abandonad la perniciosa playstation. No juguéis al Candy Crush, que vais a acabar con sobrepeso. Dedicaros a cosas más estimulantes como, no sé… escuchar metal satánico.
Oh, wait…

APÉNDICE:
Por si lo echáis en falta, Rajoy no jugaba a videojuegos. Sólo leía "Elige tu propia aventura", pero haciendo trampas para no tener que tomar decisión alguna. Como buen gallego. O no. O sí. 

Publicar un comentario en la entrada

Jose dijo... 21 abril, 2015 18:06

¿Albert Rivera? ¿Prostitución? No te van a caer hostias ni nada. Tú lo que tienes es envidia de vicisitud y su glorioso post de Ayn Rand.

Werwerf dijo... 21 abril, 2015 18:09

Lo de Rato y los dados de 20 caras con 20 no le hubiera funcionado con la "Llamada de Cthulu" ya que las tiradas de dados iban al revés: cuanto más bajo, mejor.

Es por joder, el articulo jrande!

Anónimo dijo... 21 abril, 2015 18:20

Solo puedo decir que chapó por el artículo. En breve en sus pantallas, la piratería es culpa de los que jugaban a ese juego de piratas llamado nosequé de la isla de un mono... Monkey Island ¿el mejor videojuego de la historia?

cachuete dijo... 21 abril, 2015 21:50

Mierda, soy como Albert Rivera, aaaahhhhhh cabrón, gggwise from you grave

Anónimo dijo... 21 abril, 2015 23:26

Pues no se como no liga PaCo ox con la cara de truhan que tiene...

Javier Lobo dijo... 22 abril, 2015 09:42

Lo del Altered Beast me ha dolido. Right in the feelings.

Windle Poons dijo... 22 abril, 2015 17:52

Y Strauss-Kahn jugaba al Larry Leisure Suit

Anónimo dijo... 24 abril, 2015 18:31

¿Nicolás Maduro dictador? Demasiado blando está siendo, con la oposición golpista que tiene.

El largo dijo... 27 abril, 2015 00:12

Yo diria Floriano al Monkey Island. Se quedó atrapado en la parte de los insultos y solo era capaz de hacer insultos mierda. Ahí se ha quedao y por eso solo se le ocurre lo de catalán y naranjito.

El largo dijo... 27 abril, 2015 01:05

otro bueno: Pastor Maldonado al Mario Kart. Solo Jugaba con Donkey Kong y Bowser y por eso ese estilo de conducción tan vistoso de ir endiñando a todo lo que tiene por delante.

Anónimo dijo... 29 abril, 2015 23:17

Bufffff, flojito, flojito, flojito... Ya sé que no todos los artículos pueden ser jloriosos, pero este destila tengoqueactualizarelblogynosemeocurrenadaconchispaísmo por todas partes...

Anónimo dijo... 20 junio, 2015 01:05

Que una persona de las millones se vuelva psicópata no nos hace haci :v

Anónimo dijo... 20 junio, 2015 01:06

Que una persona de las millones se haga psicópata no nos hace como el :v

Anónimo dijo... 03 julio, 2015 21:11

esto si es una estupidez pero cuanta ignorancia reunida en este post de subnormales este tema no es de interés y fue desmentido hace mucho perras

Paco Fox dijo... 04 julio, 2015 16:55

Tú...tú... ¿Sabes lo ques la ironía, no?

Shadow Marco dijo... 16 septiembre, 2015 00:11

O por maor de.. si el creador de los videojuegos debe estarse revolcando en su tumba ahora

Trastu dijo... 16 octubre, 2015 23:06

Joder ¿Soy el único liberal del clan sórdido? ¿Me haréis bulling los sórdidos de izquierdas? Se os quiere igual aunque os metáis con el pobre Albert.

Anónimo dijo... 18 abril, 2016 07:33

vaya mierda los juegos no son tan malos alguien te va hinchar a hostias algun
dia


FlipiN *X6Tence* dijo... 22 abril, 2016 21:54

https://www.youtube.com/watch?v=QT_5OIBUn_U Ve El Video Y Callate Idiota

Paco Fox dijo... 22 abril, 2016 23:50

Lee el artículo antes de comentar y cállate, subnormal.

 
Subir