Vicisitud & Sordidez

2
Plantar un árbol. Escribir un libro. Tener un hijo. Estas son por tradición las tres cosas que ha de hacer una persona para tener una vida plena. El por qué no está en la lista bañarse en una piscina de baked beans o escucharse toda la discografía de José Luis Perales es algo que no entiendo. Pero vayamos por partes:

Ya planté un árbol en el instituto. Supongo que la discriminación hacia los geranios, las zanahorias o los cardos borriqueros a la hora de continuar el ciclo vital de la tierra viene de cierto misticismo que emana de las plantas grandes. O será algo fálico. Yo qué sé. El caso es que: CHECK

No he escrito un libro. Sí que he hecho un par de capítulos de uno sobre videojuegos que está al salir. Pero lo he sustituido por hacer una peli. Creo que vale. Los tiempos avanzan. CHECK

Tener un hijo. Eso no puedo. Porque para tener un hijo hay que follar. Y por ahí estoy vendido. Así que necesito un nuevo objetivo vital. Por ejemplo, ayudar a organizar un festival de cine.

Ahí es donde me uno al grupo principal de creadores de la Cutre Con, en la que entro como co-organizador y, más importante, co-financiador este año. Vamos, que voy a perder más dinero aparte de lo ya gastado en la película de Cine Basura. Y de la hipoteca del piso. Y de mi afición a comprar bebidas chungas en supermercados chinos.

¿Por qué este año? La respuesta es sencilla: AMBICIÓN. Lo de esta edición no va a ser normal. El salto cualitativo con respecto a la anterior es brutal. Nivel Brigada Brutal con Capa del Holocausto y quedarnos con vuestras almas. ¿Cuáles son las novedades?

Pues, de entrada, viene gente. De Los Ángeles. El primero que anunciamos es una figura mítica. Este tío:
Si después de ver esta foto, no quieres venir a la Cutre Con, al menos te replantearás tu heterosexualidad. O tu homosexualidad. Quién sabe.
El jran Matt Hannon, conocido por su familia, la cual curiosamente no reniega de él, como Mathew Karedas. Os voy a explicar quién es este señor y por qué su presencia es más importante que haber invitado al mismísimo Tommy Wisseau.

Karedas y un negro fumado protagonizaron en 1991 ‘Samurai Cop’. Esta bazofia de bajo presupuesto está en el top 10 de las pelis de mierda más divertidas de la historia. Allí arriba con 'The Room', 'Troll 2', 'Plan 9 from Outer Space' o el vídeo porno casero que rodaste con tu novia para erotizaros hasta daros cuenta de que la flacidez de las can-nes no da tan bien en cámara como creíais.

Secuencias de acción maravillosas, Robert Z’Dar, humor cutre, el prota con una peluca de mujer, todo rodado a primera toma y los mejores planos de reacción nunca vistos en el cine:


Cuando se puso hace unas ediciones de la Cutre Con fue un éxito rotundo. Y, como la gente es maravillosa y el ser humano está de todas maneras condenado a la extinción, la película ha generado un culto global. Tanto que comenzó la búsqueda de su protagonista. En algún punto de la década pasada, se corrió el rumor de que Matt Hannon había muerto. El caso es que, en una jugada que ni Íker Jiménez, él lo quiso así. Karedas quería dejar atrás la vergüenza de su lamentable paso por el cine y aprovechó que una persona con su alias palmó para, simplemente, no desmentirlo.

Claro que la fama de la película seguía creciendo. Y un buen día, Karedas apareció en Youtube aclarando que estaba vivo. A partir de ahí, comenzó la cuenta atrás más importante desde aquella que marcaba cuándo Natalie Portman sería ya mayor de edad. La cuenta atrás para ‘Samurai Cop 2’.
Pelo de ONVRE. Seguro que huele a Varón Dandy. Sin echárselo,
Karedas había estado trabajando como entrenador deportivo en Los Ángeles con bastante éxito y hasta había sido guardaespaldas de Stallone. Viviendo su vida placentera, comiendo sus yerbajos (por aquello de ser vegano) y haciendo sus abdominales. Pero tenía que volver del retiro por un motivo:

EL CACHONDEO.

Por lo tanto, se prestó a hacer la secuela. Para la que volvieron a llamar a su compañero de reparto y, atención, a Tommy Wisseau:

Así que, una vez rodada la segunda parte más esperada del año, sólo un festival del mundo tenía que hacer la premiere y traer a su protagonista: La Cutre Con. Pero lo importante es que los grandes proyectos, como el sexo oral, requieren que, cuando te pones, ya mejor lo haces bien y hasta el fondo. Y tras llegar al acuerdo (gracias a las hábiles negociaciones de Pedro J. Mérida) para proyectarla legalmente en un cine del centro (eso cuesta dinero), sólo faltaba que la presentara el propio protagonista. Puede que los que no hayáis visto la primera parte no seáis fans. Pero en cuanto os la traguéis (porque será una sesión doble con ambas películas), sólo querréis alabar y orar ante esta estrella de la caspa.

Ese primer día de inauguración, el jueves 28 de enero, además de los dos Samurai Cop, se emitirá “Turbo Kid”, una de mis películas favoritas de este año y con cuyos directores estuve de cachondeo el pasado Sitges. Se trata de seguir la corriente iniciada el año pasado de proyectar alguna película buena pero que se adecue al espíritu del festival y que se disfrute mejor con un cine lleno de freaks que en tu casa o con dos amigos en una sala medio vacía. “Turbo Kid” es un homenaje al cine chungo ochentero post apocalíptico con el gore más divertido que he visto desde el primer Peter Jackson. Hecha con tres pesetas, pero mucho HAMOR. Y con Michael Ironside, que ya da tirada de +10 de carisma.

A partir de ahí, serán tres días más de proyecciones. Algunas de pago como éstas por ir de legales. Y porque hay otro invitado cojonudo que anunciaremos más adelantes y al que también hay que pagarle el avión desde los EEUU y los bocatas de tortilla. Sólo diré que está relacionado con mi productora favorita de todos los tiempos. Por supuesto, seguiremos teniendo las sesiones de siempre: Cine Basura en Directo con una película que responde a la temática de esta edición (Policías Casposos), que hemos pillado… ¡sin verla! Lo mismo hasta no es tan mala. Ya nos encargaremos Oso y yo de hacerla divertida. También estará el habitual maratón del sábado gratuito en el Distrito de Arganzuela con una selección de mierda de la buena. Y más sorpresas que podréis ir descubriendo en la web del festival y en el foro de Feckbook: https://www.facebook.com/events/1050463205016242/

Así que reservaos el último fin de semana de enero. De hecho, venid a Madrid los que no seáis de aquí. La programación vale la pena. Los invitados son la leche. Y yo estoy dispuesto a firmar el pecho de todo el que me lo pida. La Cutre Con es YA el mejor festival de cine chungo del mundo. Ya mi vida tiene más sentido. Bueno, no mucho. En el fondo lo hago como por el mismo motivo que Karedas: el cachondeo.
Siga al autor de ESTO en Twitter:

Publicar un comentario en la entrada

Tirs dijo... 20 noviembre, 2015 15:07

No puedo creerlo.

Pacofóx, ¿tú también eres adicto al JiaoDuBao? ¿En serio?

Iba a poner algún comentario sabroso, pero es que me he quedado sin palabras.

Por cierto: ¿lata roja o lata dorada? (si quieres saber la diferencia, te la cuento).

Juan Carlos dijo... 22 noviembre, 2015 21:42

Llevas a Karedas cuando en la peli sale Kayden Kross.

Ya te vale.

 
Subir