Post fresquito veraniego: Las mejores versiones de ABBA (Parte 1)


Todos lo pensáis, ¿verdad? No, no tenéis por qué negarlo ahora. Tantos cachondeos con ABBA, tanto salir de puntillas aquí y allá. Detallitos sin importancia en un par de post, pero suficientes para generar la pregunta que os ronda la cabeza, en busca de una auténtica y sórdida respuesta que aplaque vuestra malsana curiosidad.

¿Por qué a veces soy así de flipada?

¡Ay, no calla, que era la otra!

¿Por qué no escribes ningún post sobre ABBA? 


Bueno, pues aquí tenéis vuestra ansiada respuesta. Como sordidetes que sois, ya sabéis que ABBA puede y debe ocupar un rincón en vuestro corazoncito porque… bueno, porque son la leche en vinagre, principalmente.

Como este post no va de su historia (para eso sí que necesitaría un post ÉPICO de los buenos), nos centraremos en cosas divertidas y que siempre son pozo de contento y mina de pasatiempos: las versiones.

Al ser ABBA un súper grupo que mueve dimensiones con el orto y destruye la capa de ozono con su laca, es lógico que muchos artistas hayan intentado tocar el borde de sus vestiduras de lentejuelas con el glande. Lo que suele ocurrir cuando se intenta llegar a semejantes cotas de grandeza, es que a veces te acercas al original, y otras… también, pero por otro orificio. Por eso las versiones pueden ser de muchos tipos, pero todas dan placer.

Are you ready?

Pasemos ahora a comentar un puñado de versiones que, desde luego, no son todas las que están. En esta entrega nos centraremos en los más famosos chingles. ¡Disfrutemos de ABBA y de los que quisieron homenajearlos como merecen!

Dancing Queen

La canción favorita de Frida, el temazo que hizo a ABBA número 1 en las listas de éxito de Estados Unidos. Sin embargo, el dato que aporta calidad a la canción es que ABBA fue el único grupo pop invitado a una gala musical para celebrar la boda del rey Carlos Gustavo y Silvia Sommerlath, y ¿qué lugar mejor para presentar tu último chigle que lo está petando? Lo malo fue que la prensa monárquica de la época los puso a caer de un burro por el tema y el título de la canción elegida. Sí, amigos, Dancing Queen es una canción perfecta para lo que sea, incluso para trolear a la realeza.

 Finalmente, los suecos se desdijeron de semejante troleo; incluso Frida se hizo súper amiga de la
muerte de la reina de Suecia, con la que se ha ido a esquiar más de una vez. ¡Pero no desesperéis! A pesar de que este tema tiene versiones para parar un carro (la de Glow para ABBA Metal es muy buena), me decanto por la de Beat Crusaders, que aporta gamberrismo y cachondeo del bueno.
  


Take a chance on me

Uno de los mayores temas de ese peaso de disco que es The Album. Cómo será de buena la cosa que se llama EL disco. Junto con The visitors, es sin duda lo mejorcito y más redondo del grupo. Además, el videoclip es de los más icónicos de su carrera, y anda que no ha habido cachondeo con la pantalla dividida en cuatro y los cantantes mirando arriba y abajo como si fueran la tribu de los Brady.

 Esta es otra canción que siempre se ha versionado mucho, pero yo me quedo con dos versiones antagónicas que tienen mucho valor. 

Los horóscopos de Durango recrean el tema de ABBA con una sutileza que raya en lo etéreo. No hay más que escuchar esa especie de chunda chunda midi que llevan de fondo, y la ingenuidad de la letra en versos como “Aquí voy a estar lista para ti. Solo piensa en mí”, o Si tú quieres, pruébame, hacen este temazo sideral digno de ser interpretado en los mejores salones de baile de la aristocracia británica o en la plaza de tu pueblo durante las fiestas, interpretada por la orquesta Aventura. Y en ambos casos resulta igualmente sublime.



En el documental ABBA: Super Troupers, entrevistan a Benny (el barbudo primigenio del grupo), y le dicen que la estética de ABBA fue una inspiración para las Drag Queens. Él se muestra indignado y exclama “¡No parecíamos travestis!”.

 Mira, Benny, hijo mido, sí. Vuestra ropa era divertida, extravagante y original. ¡No pasa nada! Además de ser uno de los mejores grupos de la historia del pop, os convertisteis en icono gay y base de grandes filmes como Priscilla, reina del desierto (que tiene un diálogo MARAVILLOSO sobre Agnetha y la caca. VALORS). ¿Quién podía encarnar mejor todo eso que Erasure? Este grupo tiene más de una versión de ABBA, pero me quedo con esta por ser la más excesiva. Benny, tranquilo, hermoso, que tu onvría está a salvo.
Nosotros nos quedamos con la parte divertida



Mamma mia
No hay nada más icónico que los trajezucos de Agnetha y Frida con ese fondo blanco nuclear que salía barato, esos planos donde se alterna el fondo difuminado, esa coreografía bailada así como con desgana, pero con convicción, las posturitas ante la cámara… el futuro sello de identidad de ABBA, vamos. Este tema fue la entrada triunfal de los suecos en Australia.  A las pocas horas de la emisión del videoclip, los singles se agotaron, una cosa llevó a la otra… y ahí comenzó la bella historia de amor entre cuatro suecos y millones de australianos.


 Ahora bien, ¿podría un grupo como los Nikis chotearse de esta magna obra? ¡Jo, que sí! Ponemos guitarreo, cantamos con la voz esa como de punky pero pijo, y cambiamos la letra para contar una historia de mafiosos sicilianos. Si además metemos la expresión “Mozzarella a go-gó”, ya es que ni te cuento, oyes.

 




Super Trouper
Mucha gente cree que esta es una ñoña canción de amor, aunque nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que Super Trouper es… ¡Un secreto homenaje a Glasgow!


Sí, esa ciudad que mezcla la belleza de edificios antiguos ennegrecidos con la vicisitud que provocan los satanazos que han granjeado a sus perpetradores premios de arquitectura. La ciudad que vio nacer a  Mark Knopfler y vio jugar al fútbol a Gordon Ramsay. La de mayor población de ese maravilloso lugar que es Escocia. La conexión con ABBA es como una colisión de soles. Por ello no es de extrañar que la canción comience con semejante verso de amor a una ciudad que tanto ha aportado al mundo: “I was sick and tired of everything when I called you last night from Glasgow”.

Poesía pura…

El grupo Camera Obscura es también de esa ciudad. Y decidieron que el mejor modo de hacer un homenaje digno era interpretando la canción como si todo diera pena, desgana, hastío vital y perpetuas ganas de adolecer. Quicir, expresaron la verdadera esencia de Glasgow.


Pero como mucha gente sabe, la desidia y la pena pueden dar paso a la ira y a la ida de olla. Eso es precisamente lo que hicieron los Pollos sin cabeza (Headless Chicken). Ojo que esta da dolor de ídem: es marciana, descerebrada y punky. De nuevo, la esencia de Glasgow, pero de otro modo.


I have a dream

Manda narices que nuestros amados suecos se partieran los cuernos intentando hacer un disco que triunfara en las discotecas y que las dos únicas baladas del mismo se convirtieran en éxitos mucho mayores que el resto de temas. Voulez-vous fue un fiasco en ese sentido, pero nos dio canciones de lo más curioso y dos moñeces como pianos: Chiquitita y I have a dream. La duda es: ¿se puede hacer una versión más ñoña de una de las canciones más ñoñas de ABBA?

 ¡Claro que sí! Sólo tienes que poner a una boy band haciendo gorgoritos en un decorado dosmilero que parece el decorado de un videoclip de verdad, pero en obras; rodeas a los apuestos cantantes de niños con el disfraz de indigente que idearía una señora del barrio de Salamanca y, eso sí, miradita intensa y morritos. Y bombillitas, y arreglos de cascabeles para crear ambiente navideño. Voilá! Cutrerío sublime en estado puro.

Definición gráfica de Westlife buscando referentes musicales

The winner takes it all

De nuevo, manda narices que un disco como Super Trouper, extraño y arriesgado, plagado de solos de Frida, tuviera su mayor éxito en un solo de Agnetha, que además es su canción favorita. The winner takes it all ostentó el título de perfecta canción pop hasta que se lo quitó One, de U2. Que es como decir que la tortilla de patatas de tu madre era la mejor hasta que Dabiz Muñoz le quitó el título con otra hecha de cáscaras de piojo, por ejemplo.
 La letra fue escrita por Björn, ya ex marido de la Reina de ABBA, que tuvo que interpretar un precioso tema de estructura muy sencilla, pero que expresaba el vacío y la desesperación de la persona a la que ella misma había dejado.


¿Quién podría expresar la épica y la tragedia de este culebrón? ¿Quién interpretaría todo el drama contenido en los lacrimógenos versos del tema? ¿Quién sería capaz de transmitir la sensibilidad y la dulzura de este maravilloso reflejo del desamor?

¡Pues Pimpinela, claro! ¡Qué listos sois, leche!


Money, money, money

Una de las pocas canciones malrolleras de toda la discografía de los súper suecos. Lasse Halström, director de casi todos los vídeos de ABBA y de su película, decía que esa canción formaba una combinación perfecta con su videoclip. Yo no podría decir si eso es del todo cierto, pero sí debo admitir que lo de llevar puestos unos kimonos con brillos en un decorado negro con focos de colores que parpadean solo porque mola es pura y dura ACTITUD.

 Al igual que el cine, la música también tiene sus clones de combate, y ABBA no es una excepción. En los años setenta, muchos grupos y solistas versionaban canciones famosas en sus propios idiomas. De hecho, el grupo con el que Benny (el de las barbas que no era travesti) comenzó en la música era los Hep Stars, que versionaban canciones de los Beatles o los Rolling Stones, por ejemplo.
Así que, ¿qué hay más guay que una munhé haciendo un clon de combate con su propia versión EN FINLANDÉS? Una versión colonoscópica donde encima murmuran: ¡Rahaa, rahaa, rahaa! 
Inserte su chiste fónico aquí



El segundo en discordia es todo un sórdido francés. Plastic Bertrand era un ser de los abismos que empezó haciendo punk y que terminó participando en el festival de Eurovisión de 1987. Como su nivel de horterismo iba en aumento, decidió versionar el tema de ABBA con una canción que trata sobre que a los mentirosos les crece la nariz, aunque esos versos del principio que dicen “¿Qué tienes en el bolsillo, Pinocho? ¿No es un trozo de brioche?”, indican más bien que Plastic Bertrand habla de ese bello refrán que dice que los señores con nariz grande tienen las manos grandes. 

Y los pies grandes. 

¡Y ya, so guarros!

 SOS
Este temazo sideral se articula sobre tres ejes: la parte de balada ñoña, el subidón del piano y el final del estribillo con guitarreo. Y un videoclip con caleidoscopios, que siempre aporta calidad y molonez.



Portishead, por su parte, hacen una auténtica genialidad: cogen todo lo anterior, lo mandan a paseo y se centran en la letra. Una vez hecho eso, la solista empieza a cantar así como susurrando y todo da mucho mal rollo y mucha grima. El resultado solo puede ser glorioso.


Chiquitita

Cuando era muy pequeña, una vecina ponía el single de Chiquitita todos los días. Desde mi casa se oía perfectamente, y creo que ese machaque 24/7 fue lo que hizo nacer en mí la curiosidad que, años más tarde, me llevó a idolatrar a mi grupo favorito. De todas formas, hubiera sido muy interesante ver la letra de un tema que en origen iba a llamarse In the arms of Rosalita. Una pena…

 Toda canción que no se llame In the arms of Rosalita solo puede mejorar de una manera: no necesitas cantantes, no necesitas letra, ni guitarra, ni MOÑECO de nieve. Solo necesitas un elemento que sea capaz de suplir todo eso y elevarlo. Y todos sabéis a qué arcano instrumento malvado me refiero.

¡Gaitas!


Voulez-Vous

Uno de los chingles de ABBA por antonomasia. Discotequero, con guiños a la futura universalidad del Italo disco, al poner el estribillo en francés (y recordemos la clara influencia de las Labelle con su Voulez-vous coucher avec moi ce soir?) y con una intro de casiotone y guitarra que flipas en colores. ABBA estaba cocinando la fórmula del éxito.


Curiosamente, una cantante neerlandesa llamada Judith Nijland, tradujo el tema completo al francés y
lo convirtió en ¡una pieza de jazz! La idea no es mala, porque en el fondo la canción no deja de ser de
ligoteo entre dos amantes que ya han estado juntos otras veces; pero el matiz cambia. En lugar de ligar en una discoteca con el suelo de colores y pantalones brillantes, la versión de Nijland nos invita a hacer lo mismo en un bar de hotel o un club de jazz, con una copa en la mano y fumándonos un cígar con boquilla. Puede que sea más atractivo, pero, como muchas modas actuales, resulta tan contenido y poco excesivo que no divierte tanto como el original.



Gimme! Gimme! Gimme!

Bueno, bueno, bueno, qué temazo más enorme y qué videoclip más desaprovechado tenemos entre manos. Esta canción suele aparecer en los recopilatorios como parte de Voulez-vous, aunque en realidad apareció como extra en un recopilatorio. La energía y la molonidad de esta cansión se explican mejor en palabras de Joaquín Reyes/Madonna:

“Qué cancionzaca, ¿eh? Bueno, es que cogí el sampler de ABBA. Con buen pijo bien se jode, ¿no sabes?”
Para versionar este tema suele haber tres alternativas, aparte de algún clon de combate brasileño. La primera y principal es convertirla en un himno del METAL, la mayoría con la variante de agudo heavy, y otras, como la de Beseech, con un señor que canta muy grave y da mucho, mucho miedo.

La segunda variante es la versión discotequera. De entre ellas, la que se lleva la palma es la de Mutine, que deciden, más que utilizarlas para una discoteca como la de Fiebre del sábado noche, convertirlo en banda sonora de fondo para una terracita de Ibiza con gente que toma  gintonics de flores de la pasión con sobao pasiego y se adorna el pelo con conchas de ostras del Pacífico.



 Y la tercera es la más curiosa de todas con diferencia. Nils Landgren podría, por su nombre, haber hecho una versión que sonara a Schlager o cualquier otra cosa gloriosa, pero se unió a Funky unit para hacer una versión digna de las Destiny’s Child en plena competición de gorgoritos. ABBA’s in da Hood!


Waterloo

El broche de oro de todos los conciertos de ABBA. La canción que les hizo ganar el festival de Eurovisión de 1974 en Brighton. La guitarra estrellada de Björn, las chorreras, los plataformones, el arreglo de saxofón, la letra con motivo histórico metido con calzador. Todo en esta canción es tan jlorioso, que emociona.

 Para versionar esta canción con propiedad, solo puedes hacer dos cosas: o la adaptas tal cual, como hizo la bella mallorquina Margaluz, con una letra que lo intenta pero que ni se acerca:

 O pasas de todo y te lo tomas a coña cebollera tal y como hicieron BANANARAMA. Yo siempre
pensé que es videoclip de su versión de Venus parecía una fiesta de despedida de soltera. La confirmación llegó cuando el de Waterloo iba de la boda en sí pispa. Jolgorio, petardismo ilustrado y horterismo desinhibido con toques de canción Bond. ¿Puede haber un tributo mejor?

 Y hasta aquí la primera parte de esta lista desquiciada. Para haceros la espera más ligera y relajada, dejo una versión de Fernando con… ¡Una caja de música! Porque siempre se puede inculcar a ABBA a martillazos lobotómicos desde la niñez.


¡Más versiones sórdidas en la segunda entrega!



Siga al autor de ESTO en Twitter:

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Que sordidos son todos los covers en duranguense, te entran unas ganas locas de invadir la Sierra Madre Occidental

Me esperaba el Gimme gimme de Yngwie Malsteem, o alguna de los A-Teens. Su super Trouper me mola hasta más que el original.

Por $DEITY! Un post con la historia de ABBA, incluido partes +18 !!!

Coño! La de Pimpinela me ha llegado muy dentro...

Alguien se ha dado cuenta de que I Have a Dream es la misma canción que durante un tiempo adaptaron para los anuncios de quesitos El Caserio?

Todo encaja como un puzzle infinito.

Por cierto, yo pensando cuanto se tardaría en hablar del disco tributo del heavy aleman (discazo, todos los temas buenos) a Abba y veo que poco.

Besotes

La de Gimme Gimme se presta más a una versión más lenta y depresiva dada la letra...
https://www.youtube.com/watch?v=3mudeZ089sA

¡¡Aplausos, soberbio todo!!
ABBA (que no entiendo por qué toman la A de AnniFrid cuando todas las personas de bien le decimos FRIDA) es la perfección musical. Impresionantes los covers, hay de todo como en botica, solo faltaron el prog y el metal pero fijo que vienen en la segunda parte (el A Metal Tribute to ABBA es fuente inagotable de alegría, y como talibán de Therion que soy creo que su versión de Summernight City se ha ganado la presencia en el recuento)

¿Has probado a pronunciar FBBA o ABBF?
No, en sueco tampoco.

Durante años oculté mi devoción a ABBA en defensa de mi onvria mal entendida. Nunca mais..

Ya va para diez años, pero este repaso a la biografía y discografía de ABBA aún me hace picar y releerlo. Por el paso del tiempo, muchos links a vídeos están caídos. http://www.areopago.es/index.php?option=com_content&view=article&id=220:abba&catid=22&Itemid=55

Ciertamente, son buenas versiones ambas.La verdad es que en un primer momento preferí algunas menos conocidas o más curiosas. Pero vuestras aportaciones son geniales más que nada porque completais. Eso es bien.

La de El Caserío no me la sabía y ahora mismo solo quiero encontrar ese inquietante documento!! Yo conocía la de Rita Irasema, pero no fui capaz de encontrarla para ponerla en el post.

Tienes razón, es una versión muy buena y muy interesante. La mencioné en el artículo y no la puse porque no me parecía bien meter tantas versiones de un mismo tema. Es lo malo de tener que elegir, supongo. Pero lo bueno es que entre todos aportamos cosicas nuevas de bien.

Lo he devorado y reconozco que está muy bien. Yo encontré una biografía de Frida (toda la razón para Jocho) que me dejó anonadada. Aparte de que hay otras muchas webs que hablan de casi todo. Esta está curiosa. ¡Gracias!

".....la voz esa como de punky pero pijo" ¿Es que hay punkies de otra clase?

No puedo ser el único que canta Chiquitita con la letra de Bailar Pegados

(Chiquitita sabes muy bien)
Bailar pegados es baila.aa.aar
como baila el mar. ^^ Con los delfines ^^
Corazón con corazón
un solo salón
con dos bailarines...
(bis)

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget