mayo 2013


Para muchas personas, que en su terruño haya producido a alguien excepcional es sinónimo de "hecho diferencial que merece la independencia y pleitesía por parte de todos los que le rodean". Si yo pensase así tendría bien claro que, sólo por haber sido Vigo y sus alrededores la patria de Karina Falagán, mereceríamos una subvención consistente en el 82% de la recaudación de los impuestos de todo el planeta. Y constituirnos en un nuevo país llamado La Atlántida. Con el dinero, más que merecido, de los bolsillos de todos esos extranjeros, nos convertiríamos en una isla llena de bares de alterne donde todo el mundo tendría que ir en tanga y pamela por la calle.


Y luego moriría Karina y La Atlántida se hundiría en el océano.

Justo ahí. 
Eso es lo que ha pasado (bueno, salvo detalles como lo de la independencia, pero es que toda esa fabulación son cosas menores ante la vida y milagros de Karina).

Mucha gente, ajena a la demencialidad que rige cada paso del día a día gallego, me ha preguntado "¿Pero quién es esa señora?". Y, la verdad, uno no sabría por dónde empezara glosar la vida y milagros de la Munhé que montó la primera barra americana de EsP-P-Paña para terminar siendo una de las militantes más ilustres e incómodas que el PP jamás conociere (nadie tenía huevos de echarla porque ellas sí que LITERALMENTE podía "tirar de la manta"). Sólo puedo decirles "créanme si les digo que se hallan ante la más gigantesca Munhé que el mundo jamás conociere. Que hoy es uno de los días más negros en la historia de la sordidez. Y que, desde el puticlub del cielo, Karina sería MUY feliz si usted le dedica un instante de su día a rendirle un merecido homenaje.


Éstas son algunas de las formas en las que podrían, y deberían, rendirle tributo.

1. Cómprese una cafetera marca 'Cona'

Hay marcas – como el vino 'Follador' – que no tienen huevos de comercializarse en EsP-P-Paña. Sin embargo, no se puede dejar de aplaudir el arrojo de la marca inglesa 'Cona' ("coño" en gallego) de apostar porque una celebérrima madame fuese su spokeswoman en Galicia. La imagen de Karina posando con la cafetera al lado de su íntimo amigo Manuel Fraga marcó ética y estéticamente mi infancia. cada letra escrita en ente vlog es sólo un intento, vano de recrear la magia de ese momento que reunía pamelas, fraguismo, puterío y conas en un instante irrepetible. No conservo esa foto, pero esta otra tampoco la desmerece en cool:

J-R-A-N-D-E-S

2. Tóquense con una canción de Julio Iglesias, un discurso de Fraga y un libro de Severo Ochoa (las tres cosas, sin excepción)

Para Karina, que ponía compulsivamente música de Yulio en su bar de la playa de Samil Jonathan, éstos eran los tres hombres que quería llevarse al catre como fuese. Yo comprendo que, si bien es fácil tocarse con 'Soy un truhán, soy un señor', el bañador de Fraga en Palomares pone la cosa más cuesta arriba. ¡Pero vale la pena el esfuerzo! Recuerden, si no, esa inmortal frase de Karina sobre Don Manuel: "Un hombre que hace el amor bien también tiene que saber gobernar bien". Sabiduría.

Don Manuel I  'O Fistfucker'.

Por supuesto, para la fabulación de cada uno dejo el por qué Karina decía de nuestro ilustre premio Nobel Severo Ochoa, "Ay, filliño, tiene una marcha…".

Practíquenlo todos los días.
Acepto, por supuesto, que alguien vaya al servicio del hospital Severo Ochoa a tocarse. Karina lo hubiese hecho, y luego hubiese violado a don Severo en su despacho, onvre ya.

3. Preparen un café con leche como Peich manda

La única vez que mi señor padre se tomó un café con leche en el bar que Karina tenía en la vighesa playa de Samil, el Jonathan Livingstone Seagull, comúnmente conocido como 'El Yónatan', vio como enta Munhé, ataviada con una de sus pamelas, le decía al señor de al lado "¿Queres o café con leite?". Acto seguido, se sacó una teta y la metió en el café.

Hay otros bares playeros, pero no cuentan.

Guardiola no diría "Valors". Pero yo sí, sin duda. Munheres, hagan lo propio (pueden esperar a que el café no esté muy caliente, eso sí).

4. Peregrinen al los baños de Jonathan

Conforme se acerca el calor van teniendo una buena excusa para una visita a Vigo. Desde el centro, y pasando por el polígono de Coia pueden y deben seguir todo recto hasta la playa de Samil – inmortalizada por Siniestro Total en una versión de los Ramones  que aplasta a la original – para visitar el Jonathan. Allí, nuestro amigo y antiguo colaborador Panadero tuvo un encuentro místico con Karina camino del váter. En el oscuro pasillo, la Falagán lo miró de arriba abajo y le dijo "¿Vas al baño de hombres o al de mujeres?". Valors, again.

Jonathan Forever.
Así pues, vayan al Jonathan, pidan un café con leche - ¡ni se les ocurra ir a los baños sin consumir, que Karina ya se lió a hostias con unas que osaron hacer eso! – y no duden en entrar al baño que, en teoría, no les corresponde. Es lo que Karina hubiese querido.


5. Hagan castillos de arena reivindicativos con sus hijos

Por sus santos ovarios, enta Munhé se apropió de una buena parte del arenal de Samil para, con sus pamelas y escotes de vértigo, organizar concursos infantiles de castillos de arena. Lo jrande del asunto – y lo que deben hacer todos aquellos de ustedes que tengan progenie – es que, en un momento dado, juzgó que su concurso era tan importante para la infancia, que los propios reyes de EsP-P-Paña debían patrocinarlo. Así que, en sus infructuosas gestiones (en vano) para lograrlo, terminó convirtiendo el concurso en una plataforma para cagarse en los representantes de la casa real.

El fin de la monarquía comenzó aquí.
Hagan lo propio: un concurso de castillos de arena con pancartas antimonárquicas y garantizo cobertura de todos los medios ante lo cósmico del atchonburike.

Todo por los niños.

6. Hagan photobombing en iglesias y procesiones llevando la camiseta del Celtiña

Ahora que, en esta última jornada de liga, salvo milagro, el Celtiña va a descender, a una personificación absoluta de la ciudad como Karina, le hubiese gustado que hiciesen todo lo posible para ayudar al Club.


A ella le gustaba mucho ir a las multitudinarias procesiones del Cristo de la Victoria en Vigo rodeada de niños, a veces con bufanda del Celta, siempre con su pamela, y casi detener los pasos procesionales para hacerse fotos ante el Cristo con toda la chavalería. ¡Hagan lo propio!

¡Polo Selta! ¡Polos vigheses!

7. Darle una hostia a un diputado

Mi principal crítica al 15-M es que no ha aprendido nada de la historia – las asambleas NO sirven para NADA, por ejemplo – y, poco a poco, sus militantes terminan desengañándose. Los "escraches informativos" no han funcionado – salvo para que les llamen etarras sin fundamento alguno – así que los 15emeros bien harían en aprender de una Munhé con muchísima vida – no hay político, embajador o militar que no se hubiese follado – que sabe de primera mano las lecciones de la historia.

Así, cuando una diputada socialista osó insultarla, Karina se comportó como haría toda persona de bien con sentido del saber estar: entró como una exhalación en el Parlamanto gallego y le calzó una sonora hostia.

"Una mezcla entre Mata-Hari y Urtain" (Paco Umbral)
Y todos, independientemente de nuestra tendencia política, aplaudimos mucho. Aprendan de Karina y tan vez así se detendrá alguna privatización hospitalaria.

8. Pongan una bandera de Vigo a media asta en su balcón

Como dije al principio, sólo cuando alguien excepcional como Karina decide proclamarse "alcaldesa del atlántico" puede uno sentir que su mísero terruño vale para algo. La Falagán se fue del PP por pura mediocridad de gente como Marianiño o Aznar a los que consideraba malos folladores. Pero también porque esa disciplina de partido se le hacía muy estrecha. Durante un tiempo, Karina se planteó fundar el partido 'Galicia unida, nunca vencida', pero creo que se conformó pensando que toda la ciudad no era más que un altar a su persona.

Cambios en el calendario vighés: los años serán antes y después de Karina

Y tenía razón: razón de más para esa bandera a media asta.


9. Lleven pamela a todos los sitios

Haciendo pilates, comprando figuras de Warhammer, dando una conferencia sobre la catarsis del ego en el epígono de la praxis, follando con Julio Iglesias, en un concierto de Slayer, en su funeral…

Haciendo campaña por el PP, también.


10. Pero, por encima de todo, vivan por y para los VALORES.

Es lo que Karina hubiese querido, y es lo que debemos darle. Si hay que hacer una huelga de hambre para que Rajoy le meta más caña a los etarras, pues de hace, pero con erotismo festivo:

Luciendo los plátanos que no se iba a comer.
Si hay que cerrarle la boca a Paco Umbral diciéndole "mis chicas salieron corriendo de tu habitación diciendo que ni de coña follarían con tamaño pedante", pues se hace. Y si hay que reconciliarse con él, se le dice "Paquiño, tenemos que firmar la pipa de la paz".

A falta de foto con Umbral, una con Alaska.
Si hay que aparcar las convicciones políticas porque follar está por encima de todas las cosas, pues también se hace. Viendo esta foto uno recuerda la inmortal frase "Joer, esa tía tiene más morbo que hacerle un beso negro a Txiqui Benegas".

Erotic nightmares.

Hagan hoy algo de todo esto por ella, no solo le hubiese gustado... ¡es que se lo hubiese exigido! Meanwhile, en Italia, su amiga Sofía Loren – con la que compartía cumpleaños: cada año se regalaban respectivamente una cafetera Cona y un libro de recetas de pasta – derrama lágrimas por Karina.

Y la Atlántida se hunde en ellas.


 



Me incomoda cuando tengo que quedar con gente con hijos y resultan ser de esos que me miran mal si empiezo a soltar palabrotas. Me molesta más que un preservativo de esparto. De hecho, prefiero asistir a un concierto íntegro de Pitingo haciendo versiones de Muchachito Bombo Infierno antes que tener que aguantar la mirada reprobatoria de una madre (siempre es la madre) cuando empiezo a ser yo mismo delante de su niño, que probablemente ya sepa el 30% de las salvajadas que suelo soltar y cuando alcance los 12 años será capaz de enseñarme alguna nueva relacionada con cierta práctica sexual aprendida en E-hentai.org.

Y es que los niños empiezan a aprender este tipo de términos con dos años y llegan a dominar esta disciplina dialéctica con los primeros pasos de la tontería… quiero decir, de la adolescencia. Y eso está bien. Las palabrotas son una parte importante del lenguaje. De hecho, son como la pizca de canela en un capuchino. Como el bigote en un actor porno. Como el último toque que te das tú mismo cuando tu pareja te está haciendo una paja. Lo que diferencia lo bueno de lo cojonudo.

En español, la gente con palos metidos firmemente en el orto, suele decir que términos como ‘Coño’ o ‘Mierda’ son ‘Palabras Malsonantes’. Lo cual es una pollada. Dejadme que os diga qué es una palabra malsonante: ‘Gefühl’. Que significa ‘sentimiento’ en alemán y ‘movimiento intestinal’ en el resto del mundo. De hecho, cualquier palabra en ese idioma sería válida. Como decía ese meme de Facebook: “Hay que decir mucho “Te quiero”, porque la vida es hermosa, pero hay que decirlo en alemán para recordar que también es oscura y aterradora”.

Así que el término correcto sería ‘Palabras Cuyo Sentido es Reprobable’.

Y eso sería otra idiotez, claro.

El coño es una parte del cuerpo que a mí personalmente no me ha hecho nada nunca (con la excepción de una candidiasis, pero no le culpo). Y la mierda es algo básico en el proceso ese que todos hacemos de vivir. Y así con todas. Picha, joder, hijoputa, Vahina Giocante… Porque generalmente lo que se consideran ‘Palabras Malsonantes’ son aquellas que tienen connotaciones sexuales. Y el sexo, por mucho que las iglesias lleven siglos intentando decir lo contrario, es algo bueno. Sobre todo para los que pueden practicarlo asiduamente. Cabrones hijos de puta. Cómo os odio.

Porque todo esto de las palabras tabús, por supuesto, tiene orígenes religiosos. De hecho, una de las formas de decir ‘palabrota’ en inglés es ‘profanity’. Del latín ‘Profanus’. Esto es, ‘impío’, ‘no consagrado’ y, más literalmente, ‘de fuera del templo’. Por lo tanto, si decir palabrotas te distingue como alguien ‘de fuera del templo’, cualquier persona de bien debe aspirar a decir todas las salvajadas que le apetezca cada día como orgullo de no tener nada que ver con la religión.

Pero claro: alguna madre puede decir que si el niño dice esas cosas delante de otra gente, quedan como malos padres. Porque, para ellos, un niño palabrotero no tiene disciplina.

Vamos: que todo se resume en el muy cateto e inglés “Qué dirán”.

Por supuesto, eso es una convención absurda con la que hay que romper. ¿Por qué el decir estas palabras es lo peor que puede hacer un niño, mientras que el mismo padre que finge tener un pasmo cuando las escucha deja que el chaval de los cojones se ponga a gritar y dar patadas?  El enano interrumpiendo una conversación o tirándote la comida encima mola, porque, ya sabéis: los niños son así. Pero claro: decir una simple palabra que describe una parte del cuerpo o un acto sexual no es permisible. Aunque sea exactamente igual de propio de los chavales, fruto de su desarrollo lingüístico normal y, esto, a ver… ¡no te está jodiendo con sus gritos tu cena romántica en la mesa de al lado del restaurante!

Y es que hay que decirlo ya: las palabrotas no hacen daño a nadie. Al contrario que los gritos de los niños o un pedo tirado justo a tu vera en el metro, que causan molestia física real, las palabras son sólo palabras. Sentirse ofendido por una serie de sonidos que no atentan a la integridad de tu tímpano es de débiles mentales. No existen datos científicos que demuestren que una palabra por sí misma cause daño de verdad. Un insulto sí que pude degenerar en cinco dientes menos, pero, cuidado: la culpa no fue de la palabra, sino de que el oyente no es lo suficientemente inteligente como para, si te dicen ‘Hijoputa’, hacer lo que haría cualquier persona inteligente. Parar y decir:

- “¿Y qué?”

De todas maneras, los estudios científicos revelan que la mayor parte de los usos de palabras tabú no se realizan con cabreo de por medio, sino que son innocuas o, incluso, positivas.

Positivas porque una buena palabrota metida adecuadamente en un chiste hace que la gente se ría más. Y conseguir que alguien se ría es lo mejor a lo que se puede aspirar en esta vida. Pero lo gracioso es que existe otro caso en el que un buen ‘Mecagontó’ tiene consecuencias positivas en quien lo dice.

Un estudio de 2009 demostró que soltar tacos cuando te das un golpe o estás en una situación de dolor ayuda a aliviar el sufrimiento. En él, varias personas metieron sus manos en agua helada. Los que se cagaron en toda su puta madre aguantaron mucho más que los que no dijeron palabrotas. Pero curiosamente escuché en un podcast de confianza una salvedad que no he podido contrastar, pero que dejo caer porque sirve para llenar un párrafo más: parece ser que la cosa funciona sólo si eres una persona que no dice demasiadas palabrotas. Así que es mejor moderarse y guardar las más sacrílegas para ese momento romántico en el que te estás haciendo una paja y se te rompe el frenillo. Entonces viene la mar de apañado mentar a todo el santoral. Y no te preocupes: esa retahíla de palabras no significará que nuestra civilización esté a punto de irse por un retrete. Para eso ya nos vale la existencia de Gandía Shore. Y ni siquiera: estos programas son sólo el equivalente moderno de los freak show victorianos en los que nos mostraban al hombre elefante para que nos sintiéramos afortunados de NO ser él. Sólo que, en lugar de deformidades físicas, ahora se exhiben las mentales.


Pero no nos desviemos del tema: Los estudios demuestran que nuestra cultura no está empeorando. No somos más palabroteros que hace años. Y si lo fueramos… ¿qué pasa? Nada. Una vez se escucha una palabra, se almacena en la memoria con su significado y connotaciones y en ningún caso quiere decir que implique empezar a leer ‘Crepúsculo’ o que nos volvamos tan gilipollas que todo degenere en el futuro en una idiocracia. Eso es imposible porque, viendo a los miembros de nuestro gobierno (poco dados a las palabrotas en público y probables defensores de una supuesta pulcritud en el lenguaje), estoy seguro de que los tiempos profetizados por ‘Idiocracia’ ya han llegado.


El idioma existe, además de para trolear, para comunicarse. Y las palabras consideradas tabú son más eficaces a la hora de comunicar emociones fuertes de cabreo o frustración. Por lo tanto, no solo es imbécil ocultárselas a los niños para evitar el horror insondable de que acaben hablando como Rod y Tod. Es que además les estamos robando una útil herramienta para que dejen salir sus emociones. Que luego se quedan dentro y todo ello conduce a que se conviertan en resentidos, amargados o, peor todavía, chulos de Intereconomía. Porque las palabrotas promueven la cohesión social al ser utilizadas como humor y, sobre todo, ironía, sarcasmo y, en definitiva, saber descojonarse de uno mismo. Que es la cota de sabiduría mayor que puede alcanzar el ser humano.

Así que, como dijo George Carlin en un vídeo que los imbéciles de Youtube tienen censurado por rendirse ante los mediocres defensores de la moral, lo mejor que puedes hacer en un medio de comunicación es decir las siete palabras mágicas. Yo añadiría un uso más: enseñárselas a vuestros hijos. Mierda, pis, joder, coño, chupapollas, hijoputa y, sobre todo, TETAS.


Sí: hace tiempo que no publico nada y sólo estoy echando mano de colaboradores. Pero me gusta que ente bloj sea algo más que el vehículo para las polladas del Sr. Vicisitud y mías: más gente tiene derecho a escribir sus propias gilipolleces. Y, qué coño: hay que continuar con el interesantísimo artículo que nuestro loco escocés Marlow comenzó en esta primera parte, revelando datos de El Señor de los Anillos que ni yo (que fui a los tres estrenos disfrazado de Frodo y para uno llegué a comprar 335 entradas) conocía. A ello:

2.- Stuart Townsend y otras munheres.
Si podemos criticar a Peter Jackson por un fallo en su magistral versión del “Señor de los Anillos,” es que sus personajes femeninos no son nada sexys. (Bueno, esto y la caracterización de los elfos. Es que, repito, Hugo Weaving es feo, inútil, y - lo que es aún peor e imperdonable-  se parece mucho a uno de mis cuñados escoceses. Hay que verle en “Cloud Atlas” - es menos feo cuando sale maquillado como un horrible demonio pagano que con su cara normal. Un caso ejemplar del síndrome conocido como “Meat Loaf mutando de bestia a príncipe azul aun mas repulsivo en el videoclip de “I Would do Anything for Love”.)


La primera vez que fui a ver “La Comunidad del Anillo” (doblada) fue con mi esposa y nuestra sobrina, que tendría como 14 años por entonces. Pasé las tres horas soportando el horror de, por un lado, mi media naranja diciendo “¡Que buenooor está!” cada vez que  Viggo Mortensen aparecía, y, por otro lado, la tortura de mi sobrina exclamando “¡Uy – que guapo… y limpio!” cada vez que aparecía Orlando Bloom.

¿Y para mi? Nada. Que sí, que Liv Tyler sale muy guapa y etérea, pero no me pone. Y no empecéis con Cate Blanchett. Aparte de ser la causante de un interrogatorio de 15 minutos por parte de mis dos acompañantes que no conocían el libro (“¿Es mala?” “A que es mala…” “Nos lo puedes decir, se ve que ella es mala”) y de ser buena actriz, tampoco me pone. De hecho, es el tipo de munher que sólo los viejos gays de la generación de Antonio Gala describen como “sexys” en un noble, pero aún así destinado al fracaso, intento de charlar sobre tías con los superficiales e insensibles machos heteros.

La segunda vez que fui a ver la primera peli fue en V.O. con un amigo norteamericano gay muy extrovertido, y fue aún peor: no solo contaba en voz alta sus fantasías lascivias sobre “Viagra” Mortensen, “Legover-las,” Sean “I wouldn’t mind Bean in his pants,” Elijah “I’d give him” Wood, para consternación de la familia numerosa de Opus Dei sentada detrás de nosotros con ganas de disfrutar de una peli familiar basada en un novela Católica, sino que además insistía en preguntarme todo el rato si, de verdad, no me apetecería un noche loca con cada uno de ellos.

Tolkien tiene parte de la culpa: es bastante obvio que las chicas le interesaban poco. Y con "poco" quiero decir "absolutamente nada". Pero esto no era obstáculo para John Boorman en su “reimagining” del “Señor de los Anillos”. Quería tener a Raquel Welch y Helen Mirren en pelotas haciendo guarradas comparables a las de Skin Diamond todo el rato. I’d pay to see that.


Jackson muy fácilmente podría haber hecho un casting hot, pero algo raro pasó durante la preproducción, digno del “Pueblo de los Malditos”.

Me explico:

2.1.- Las Galadriels:
Originalmente, Jackson quería fichar al icono de los mundos lesbianos y bdsm Lucy Lawless (¿Es su nombre de verdad? Para mí que es un seudónimo porno) como Galadriel.
La otrora guerrera princesa Xena y actual nada convincente esposa del nada convincente John Hannah que son los dos únicos actores mas o menos conocidos de la absurda, y nada convincente serie “Spartacus”, tuvo reuniones con Jackson en Nueva Zelanda pero, de repente y de forma inesperada, se quedó embarazada y perdió la oportunidad. Volveremos a este tema.

Otra vez, Jackson convocó audiciones. Y se presentó para una prueba todo un icono de los mundos gays y ñoños, una superestrella de la canción, una figura del cine quizás mas famosa por su celebre papel como teniente del ejercito en “Street Fighter: the Movie” – Miss Kylie Minogue.
¿Alguna vez te han hecho un tacto rectal?
El problema era claro: como Kylie es tan pequeñita, Jackson tendría que tener a Peter Dinklage, Verne Troyer y Kenny Baker haciendo de Legolas, Aragorn y Boromir en las escenas de Lothlorien, y esto limitaba sus opciones. Como ultimo recurso, había que dar al papel a la única otra actriz Australiana disponible, Blanchett.

Y pasó a pensar en…

2.2.- Las Arwen
Da miedo, da mucho miedo, pero Helena Bonham Carter, quizás mas famosa por su papel de la Novia de Frankenstein (sin maquillaje ni efectos especiales en el filme de Branagh), quería hacer de Arwen.
Recordemos: Kenneth Branagh dejó a Emma Thompson para estar con la Bonham-Carter
Habeis leído bien – quería hacer de Arwen, no de Gollum, un papel mas acorde con sus cualidades físicas.

Jackson tuvo que ir al grano y dar a Bonham-Carter the bad news – que no podía hacer de Arwen porque Arwen es guapa y ella es fea. Muy fea. Tan fea que hasta se parece mucho a otro de los cuñados escoceses de Marlow. Tan fea que por entonces, solo su novio, Kenneth Branagh, un señor que creía que Emma Thompson era atractiva,  le daba papeles. Pero ella argumentó que, según una teoría inglesa (no aceptada por el resto del mundo), las buenas actrices británicas pueden comunicar la idea de la belleza con su talento. La respuesta de Jackson fue demoledora: que este concepto británico es una gillipollez, y que, de todas formas, Bonham-Carter tampoco es buena actriz.

Enseguida llamó a Liv Tyler. Bala Esquivada numero 2.

Los imbéciles suelen decir que Tim Burton es “raro” por su peinado y por sus sosas películas Disney Gothic. Pero nosotros sabemos que Tim Burton es raro porque dejó a Lisa Marie, seria candidata para el titulo munher mas sexy del mundo, para la ex de Branagh, Helena Gollum-Carthorse.


2.3.- Las Eowyns:
Kate Winslet fue la primera que rechazó hacer de Eowyn, por lo cual Alison Doody…
…una guapa actriz irlandesa, quizás mas famosa por ser la única mujer protagonista que realmente está buena en toda la filmografía de Steven Spielberg cuando hizo de mala de la tercera Indiana Jones, y por haber hecho su debut en el cine en la mejor entrega de la serie 007 (“Panorama para Matar", que también tiene el mejor Bond, Roger Moore, y la escena mas memorable de la saga)

A Doody le ofrecieron el papel de Eowyn, y lo aceptó. Pero, de forma repentina y inesperada, se quedó embarazada y tuvo que dejar el proyecto.

Pero Jackson no tardó mucho en pensar en una substituta. Una estrella mucho más grande y con un historial en el cine fantástico solo comparable al mischmischischimo Schir Schon Connery . Si, después de su paso triunfal en ropa fetish por “Los Vengadores” (al lado de Connery vestido, en sus propias palabras, como Oscho de Pelusche); después de llegar al cumbre de su carrera como Poison Ivy en “Batman y Robin” y después de inspirar con sus enormes pies mil pajas de Quentin Tarantino, Uma Thurman iba a ser Eowyn.
Pero, de forma repentina y inesperada,  quedó embarazada y tuvo que dejar el proyecto.

¿Qué demonios estaba haciendo Jackson con todas esas actrices guapas? ¿Hay niños ya adolescentes y gordos, feos, bajitos y peludos creciendo en hogares de actrices en todo el mundo de habla de inglesa? ¿Y son ellos los únicos raros que salen en los Talkback de Ain’t it Cool para defender al “King Kong “de Jackson?

No lo se, pero la inolvidable Miranda Otto, (¿ó era Emily Mortimer? - siempre las confundo) cogió el papel.

Jackson todavía quería incluir a Kate Winslet en el proyecto, y, en una de sus ideas mas curiosas, le ofreció la posibilidad de hacer de la Boca de Sauron en el Retorno del Rey. Su concepto era representarla como una mujer bonita, dulce y sofisticada, en parte para enfatizar en las tentaciones a las que Aragorn estaba enfrentando en aquel momento. Pero decidió al final que seria mejor dar el papel a un feo y sórdido Bruce Spence. No notamos la diferencia.

Pero en su decisión mas radical y polémica, y que casi hundió la trilogía antes de comenzarla, Jackson dio el papel crucial de Aragorn a la desconocida y andrógina actriz jovencísima Stuart Townsend. Personalmente, aplaudo la valentía de Jackson, pero todo el mundo se daba cuenta que no daba la talla como el Montaraz y futuro rey, a pesar de su ridícula barba.
Townsend fue destituida a los pocos días – sin compensación – pero dada su versatilidad y buen olfato, su carrera ha florecido desde entonces: era el eternamente joven, andrógino y sexualmente ambiguo Dorian Gay en el clásico “La Liga de Hombres Extraordinarios” (con Sean Connery). Y bordó el papel del eternamente joven, andrógino y sexualmente ambiguo vampiro Lestat en la magnifica “Reina de los Condenados”.

Bala Esquivada Numero 3

3.- Los Gimlis:
Warwick Davis hizo una audición para Gimli,  pero el humorista escoces Billy Connolly fue el primero que Jackson quería para hacer del enano. De hecho, the Big Yin, como se conoce en su Glasgow natal, va a hacer del rey enano Dain en algunas de las docenas de películas de “The Hobbit” que Jackson tiene preparadas para contarnos una historia que “trata de la codicia”.

El muy querido cómico y músico Bill Bailey, un hombre que dice, con razón, que parece medio Troll, también hizo una prueba. Si no conocéis a Bailey, aquí está en acción versionando (y mejorando) Metallica:

Pero Jackson cambió de idea y decidió que tíos graciosos como Connolly y Bailey, con barbas reales y capaces de acentos escoceses genuinos, carecían de la sobriedad y las demás virtudes necesarias para Gimli, que pasa toda la trilogía soltando pedos y eructos, siendo dwarf-tossed, mientras habla en un absurdo acento pseudo-escocés y llevando una barba postiza ridícula.

No, para Gimli, PJ quería a un actor de verdad. No sé qué pasó con este plan, porque dio el papel a John Rhys-Davies, un lunático larger than life que grita mucho, y Timothy Spall, que sí es un actor de verdad, era solo su segunda opción.

4.- Los Bobbits (copyright Sean Connery):

4.-1.- Frodo y Sam:
Jake Gyllenhall y Dominic Monaghan hicieron pruebas para el papel de Frodo. Menos mal que el primero no salió elegido, pues ya hemos tenido suficientes comentarios homófobos sobre la gaycidad de la trilogía sin tener que soportar el gag “Brokeback MountDoom” todos estos años.

Aunque, si hubiera salido victorioso el candidato numero 2 para hacer de Sam, dudo que hubiera existido en el mundo persona alguna que hubiera querido leer un subtexto homoerótico en sus escenas con Frodo.

Step forward el hombre que era el Sam Gamgee de banquillo en caso que Sean Astin no pudiera ganar suficiente peso: Johnny Vegas.



¡¡¡¡¡¡¡NOOOOOOORRRRRR!!!!!!!!!

Atraigo solo a las mujeres “alimentadoras.” Y estoy muy feliz encerrado en sus pisos y que me alimentan con sus hamburguesas licuadas.”

Con esta cita, a nadie le sorprende que la carrera de Vegas en el cine sea autobiográfica, con títulos como “Vida Sexual de los hombres patata” y “El Virgen de Liverpool”.

Bala Esquivada Numero 4.

4.2.- Bilbo:

Dado su predilección para los Escoceses, y para los dementes interpretes de “Dr Who,” era inevitable que Jackson pensaría en Sylvester McCoy para un papel importante en su magnum opus.

Marlow creció con McCoy siendo una estrella de la hora infantil de la televisión británica a principios de los 70. Lo cual lo explica todo.

McCoy no solo es ex seminarista como Tom Baker. Y no solo es aún peor actor que Tom Baker.  Es aún mas perturbado que Baker. Que no es poco.

De verdad, con su catolicismo, locura y sordidez (no en el sentido bueno de la palabra), y su fiel equipo de Ken Campbell y el enano David Rappaport, parece que McCoy era jefe de una secta depravada que controlaba la educación de una generación de niños británicos. Algo así como los Legionarios de Cristo a lo escocés. El clímax – nunca mejor dicho - de sus apariciones en directo era meter hurones vivos en sus calzoncillos.

Creo que esta selección de videos habla por su misma:

Exhibit B

Exhibit C (McCoy canalizando al hermano Calatrava. Inserción del video desactivada para proteger a la humanidad):

¿Qué demonios pensaba Jackson cuando contrató a McCoy – ¡pagándole! - durante 6 meses para ser el suplente de Sir Ian “mejor-que-Holm--imposible” si algo pasara con el venerable actor sinceramente perfecto para el papel mientras rodaron las escenas de Bilbo?

¿Qué demonios piensa Jackson ahora contratando a McCoy para hacer de Radagast en las cientos de pelis de “The Hobbit” nos tiene preparadas para contar una historia que trata de la codicia?

Y nuestros niños están en peligro aquí, ahora, porque hay unos locos infiltrados que han invitado a el inefable McCoy a la península nuestra:


Menos mal que a Sir Ian Holm no le pasó nada. Prueba científica que Illuvatar existe.

Bala esquivada numero 5.

Sigan atentos para la tercera y última parte con Los Beatles (esta vez sí), Bakshi y otras sordideces...

Primera colaboración en el blog de El Ciudadano Soberano, mítico pensador de la izquierda, coautor de La Teoría de la Vicisitud Andaluza y aficionado a Alf en sus ratos libres. Mi hermano nos descubre en este artículo el submundo del idioma andalú, algo que descubrió un hilarante día que recibió un mail que él pensó que estaba escrito por un alumno que había mandado demasiados whassups a lo largo de su vida. El texto venía firmado así:

"Zalú i ar kudio,
Huan Porrah
Andaluzía-Western Mediterranean"

La risa es que se trataba de un tal Juan Porras, que firmaba de esta manera tan divertida. A partir de ahí le esperaban sorpresas... Vamos a ello:


Grandes misterios de nuestro tiempo como la existencia de vida extraterrestre, el monstruo del Lago Ness, el Inglés Sin Esfuerzo o la faja que anuncia Intereconomía, capaz de reducir dos tallas al instante, palidecen ante lo que realmente preocupa a estudiosos de todo el planeta:

¿Existe el andalú?

Sí. El andalú. O quizá lo más correcto: er idioma andalú. Porque señores, ya va siendo hora que los andaluces sigamos el fructífero sendero abierto por tantos nacionalistas en Europa, cuyo Manual de Independentismo Para Torpes exige que lo primero y más necesario es tener tu propio idioma-Féber.

Lamentablemente, no podemos dar una respuesta definitiva a la cuestión, porque tenemos cosas más importantes que hacer como recrear la hexalogía de la Guerra de las Galaxias con tampones. Pero sí que sabemos que existe una Sociedad para el estudio del Andalú (o der andalú –que quede claro que lo de “der” no es que los alemanes hayan cambiado el lander de Mallorca por el de Burguillos). La Sociedad (denominada por los entendidos por sus iniciales, ZEA –no confundir con una nueva marca española de automóviles) se reunió en Xiklana (Chiclana para los profanos en esta lengua) en noviembre de 2012. La presentación de las actas comienza con el siguiente párrafo:

“Este libro de pre-Actas supone que ya nos hemos situado en la
sexta ocasión que celebramos la Hunta d’ehkritoreh en andalú -
Hunta d’ehcritorê en andalú - Hunta d’ehkritoreh en andalúh -
Hunta d’eqqritorê n’andalú / Reunión de escritores-as en andaluz /
Meeting of Andalusian Writers.”

Esto NO es broma. Existe. Verbatim. Azín ehcrito.

Llama la atención los problemas gramáticos y sintácticos de este primer párrafo, achacables, probablemente, a la disculpable falta de destreza en castellano de los escritores en andalú. Algo así como si las actas de escritores noruegos se publicaran en castellano. Es realmente divertido comprobar que se termina diréctamente poniéndolo en inglés para que la gente se entere realmente de lo que está leyendo. Pero lo que realmente nos fascina es la repetición de la frase en varias supuestas modalidades… ¿a qué se debe? ¿Discusiones sobre la grafía? ¿Partidarios irredentos de la vetusta “q” que se niegan a ceder bajo el empuje de moen-na y atrevida “K”? Seguiremos informando de este apasionante debate morfológico. Pero volvamos sin dilación a los resultados del encuentro.

En la inauguración de la Hunta, el presentador del encuentro hace todo un canto al “zer andalú”. El ponente señala que llegar tarde es algo propio de la cultura der andalú y disculpa le que la mayoría de la gente no hubiera asistido a la inauguración, ya que “se habían tenido que levantar temprano”. Conclusión: Los andaluces que tuvieron que coger las maletas de la migración y trabajar de sol a sol o aquellos que se quedaron en los cortijos, y no podían llegar tarde porque podían comprometer el mendrugo que recibían, no eran verdaderos andaluces. Eran traidores al verdadero volkgeist o espíritu andalú, que se resume en un chiste moranquista y en el “eskakeo der curro”. No se puede pedir más. Ni Durán Lleida lo hubiera expresado mejor.

Sabemos que no nos creéis. Queréis zentil-lo en vuestras can-nes masacradas por las salchichas del día ahora que no podéis permitiros Oscar Mayer. VIVIR la vicisitud. Azín que…:


Pero lo mejor estaba por venir. El Presidente para el Etudio der Andalú intervine. El acento no parece muy del sur, pero güeno… Un móvil pagado por el oprezor estao castellano suena en el peor momento. El presidente da paso al gran experto, al chamán der andalú. Ojo, un onvre que, siguiendo la tradición de Alfredo Landa en ‘Manolo La Nuit’, nos aconseja en otro video de youtube que el inglés no es útil. Que a las suecas lo que les pone es el andalú que sabe decir adecuadamente ‘Oh, no darling, no admito recomendaciones plis’. Este señor es un verdadero oráculo de nuestro tiempo. Como sé que no os lo creéis, pinchad aquí:

Este genio de nuestro tiempo nos hace la comparación del año: el andalú eh… eh… como un tor… quizir, como un rebaño de ovejas:


Ya no zemoh sólo vagos y maleantes. Ahora zemoh ovejas. Quizá, gracias a este tipo de educación, de la variedad que bala diciendo ‘Weeeeert’. Observemos cómo el espíritu del reabaño andalú se enriquece.

Cuando pensábamos que los andaluces habíamos quedado al margen del triunfal regreso del fascismo a Europa en forma de patrioterismo particularista, tenemos muestras de que esto no es así, de que sufrimos unos padres fundadores preocupados porque tengamos un idioma propio. No nos los merecemos. No, en serio: No nos lo merecemos. Ya tenemos que sufrir el programa de los niños contando chistes de Juan y Medio.

Pero, qué cojones: por otra parte, tener a estos mártires de la (orto)grafía en nómina abre todo un mundo nuevo de diversión. Es imprescindible comenzar a potenciar a cualquier autor que escriba en la sagrada y vilipendiada lengua andaluza. Debemos ayudar a los patriotas de Hunta en tal empeño. Se acabó esto de García Lorca, Aleixandre, Juan Ramón Jiménez o Pedro Salinas. A partir de ahora sólo autores que escriban en andalú y que sean conformes al ideal andalú. Los españoles nos odian y por eso han machacado a nuestra lengua. Basta ya de colonialismo españó. Y como no todo es criticar, aquí van algunas propuestas para que el andalú reine en Andalucía como debe ser. Arsa.

1. Comisariado por el andalú. Se creará un comisariado para la difusión del andalú en donde se contratará a todos los familiares o amiguetes que siempre hayan abogado por el andalú como única lengua. Se retirarían todos los letreros en castellano, si no fuera porque para eso hay que levantarse temprano, y por ahí no pasamos. Eso sí: se ordenará la quema de libros en ese idioma colonialista y colonoscópico, porque una buena fogata nos hermanará con el subyugado pueblo valensiá. Eleh.

2. El comisariado impulsará en los colegios la realización de dictados sorpresa en andalú para que los niños lo escriban con corrección. Se contratarán a los graciosos oficiales de Canal Sur para tal empeño. Manu Sánchez hará el papel del Inspector Chalmers. Arriquitáun.

3. Cualquier estudiante que no pronuncie en andalú o que escriba una palabra en el idioma oprezó, será obligado a dar clases de sardana con la camiseta del barça en la puerta del colegio. En un acto de misericordia, al profesor sólo se le empalará. Ole.

4. Los letreros seguirán sin cambiarse al llegar al cuarto punto. Joé. Ya se pondrán mañana.

5. La historia de Andalucía se enseñará con la versión verdadera. Andalucía fue un estado propio y una nación desde la época de la Atlántida. Tal ciudad fue la Antigua capital de Andalucía, pero los viles castellanos la hundieron en el mar cuando le compraron a los chinos la pólvora. Nosotros la inventamos siglos antes, pero que no se le encontró utilidad alguna relacionada con la fermentación del fino, por lo que se abandonó la fórmula. Por eso en Andalucía hay tantos apellidos japoneses, enemigos tradicionales de los chinos, pues vinieron a luchar con los andaluces en su Guerra de liberación nacional en la época de Abderamán III o IV (cualquiera vale). Con doh cohoneh.

6. Se castigará con la incineración de su negocio a cualquiera que rotule en el vil idioma –y ésta será la forma de denominarlo- opresor castellano. En el caso de que las ventas caigan porque nadie se entere de lo que pone (debido a los problemas de escolarización en el andalú estándar que pronto solucionaremos), ya le rezaremos a la Virgen del Rocío. Quillo.

7. El pañuelo palestino pasa a ser prenda de vestimenta obligatoria. Enviaremos una delegación a ese país para enseñar a los niños a hablar en andalú y cantar como Tico, el de la Vuelta al Mundo de Willy Fogg.

8. Se solicitará la anexión de Extremadura, preferentemente la zona jamonera, el Algarve y parte de Albacete (tampoco hay que abusar, que eso lleva trabajo). El norte de Almería se lo damos a los murcianos, a ver si así ganan la suficiente personalidad como para ser objeto de chistes de los pérfidos centralistas. Sohoíosporculo.

9. Finalmente se creará la Real Academía del Andalú que detectará las palabras que se parezcan demasiado al estado oprezó y las convertirá a nuestro idioma estandarizado. Su presidente, como todos podréis imaginar, será Chiquito de la Calzada. Ehander.

Obviamente, tendremos que trabajar a fondo en normalizar a esos herejes de Andalucía occidental obcecados en decirlo todo con la ‘A’. Porque nuestro mayor enemigo no es el Estado Oprezó, sino esos malditos que insisten de deshomogeneizar nuestra hermoza lengua desde dentro.

¡Disidentes!


¡Ya está aquí! Durante años, una petición de los que jugabais a la liga fantástica era que Lobato pudiese ser elegido en los equipos. Temporada tras temporada, la respuesta era la misma: NO había dinero en el mundo que pudiese comprar a un personaje tan maravilloso y ciclado. Ganar la liga sin él sería imposible.

PERO…

No podíamos desligar años y años de maravillosa iconografía Lobatiana del placer de disfrutar sórdidamente de la F1. Era la hora de darle a ese JRAN apóstol del Alonsismo que es nuestro calvo asturiano favorito el homenaje que justamente se merecía. Con todos ustedes…

¡El Lobato drinking game!

MATERIAL:

24 tarjetas (descarguen las imágenes para imprimir en alta resolución en LINK1 y LINK2)


1 tablero (opcional) LINK para descargar a alta resolución.


De dos a 24 jugadores.

INSTRUCCIONES:

Imprimir las tarjetas. Idealmente, ir a un Workcenter o sitio similar y hacerlo en color sobre cartulina (pueden juntar los dos de las tarjetas en un A3 para que salga más barato). Si se quiere economizar más – aunque Lobato se merece la inversión – lo pueden hacer en folios cutrérrimos y blanco y negro. Incluso, si se vive en la indigencia, se pueden escribir las frases en papelitos. Eso sí, para no desairarnos ni a nosotros ni al curro que nos hemos pegado, EXIGIMOS que el boli con el que escriban las frases sea de publicidad de Cristasol como mínimo.

Opcionalmente, se puede imprimir el tablero (plastificarlo para que le pueda caer hasta coñac encima tampoco es una mala idea).

Enviado por @guillermoF1. ¡Pero qué bello luce!

Las reglas varían según la complejidad que cada uno quiera darle al juego (los drinking games se caracterizan por ir perdiendo, paulatinamente, la capacidad de seguir reglas complicadas). Las opciones serían, de más fácil a más difícil, las siguientes.

NIVEL TIRADO

Cada jugador recibe tres cartas (se barajan y luego se reparten boca abajo). Se coloca una en medio de la mesa. Cada vez que Lobato diga una frase que esté en alguna de las tarjetas, el jugador que la tenga echará un trago. Si dice una frase que esté en la tarjeta de en medio de la mesa, beberán todos.

Según el etilismo de los participantes, elegirán si hay que echar un sorbo, o un chupito, o una caña… Incluso, aceptamos no usar alcohol SI Y SOLO SI la alternantiva es hacerlo con Irn Bru o, mejor aún, pelar una gamba, sucarla en un vaso de leche y comérsela.

Igualmente, según el etilismo de los participantes, se deja libertad para el elegir el número de cartas por jugador.


 NIVEL CABRÓN

Mismas reglas que en el nivel tirado pero, cuando los jugadores reciban la tercera tarjeta, ésta NO supondrá beber cuando Lobato diga la frase que está en ella, sino que podrán elegir qué participante debe beber en ese momento. No me quiero imaginar qué pasará si a alguien le toca la carta de "Ayayayayayay/Uyuyuyuyuy…".

NIVEL ROLEMASTER

En este caso, jugamos con tablero. Aparte de las tres cartas por jugador, se pondrán seis en las distintas categorías del tablero. Se barajan y se colocan, boca abajo, sin mirarlas, una en cada casilla. Una vez situadas todas, se les da la vuelta. Las categorías son: "Todos beben" "Beben los onvres" "Beben las munheres" "Das de beber al de al lado" (que es lo mismo que "todos beben" pero con un gozoso componente de gaycidad) "Todos votan a quién tiene que beber" (que, en esencia, es una forma de lograr que la señora de Paco Fox se taje vilmente) y "Beben los fans de Hamilton" (Por "fan" se entiende todo aquel que, en un momento de su vida, haya osado cometer el desliz de decir "Pero hay que reconocer que el Mierda es un pilotazo").


Por supuesto, todo el mundo es libre de alterar las reglas como le venga en gana (como usar el factor Mierda: doble de alcohol cada vez que un lance del juego implique a Hamilton, o usar alcoholes según país, en plan cerveza e trigo para Hockenheim, champagne para Mónaco, Lambrusco para Monza... Ni que decir tiene, habría que apartar una botella de vodka para los lances del juego que impliquen a Kimi). Y siéntanse libres de sugerirnos frases para cuando les apetezca que hagamos un Expansion Pack con doce nuevas tarjetas.

¡Porque el adecuado frikismo de juegos de mesa no puede vivir sin el Expansion Pack!

Y ahora, comenzando –no podía ser menos – por el inminente Gran Premio de EsP-P-Paña… ¡demuestren al mundo que sólo se puede disfrutar de la F1 debidamente alcoholizado!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget