Los hechos conocidos que en realidad son mentira, parte 6

Procrastinación. Una palabra que suena a procedimiento médico. El significado de este vocablo, al que sólo le falta toga y una orgía a lo Calígula para sonar más a latín, es un concepto muy querido y odiado por estudiantes de todo el mundo y gente que está sólo un peldaño por debajo en reconocimiento social: blogueros que escriben gratis. En los primeros tiempos de tener la posibilidad de crear fácilmente tu propia web muchos nos lanzamos como Rivera a un pastel de azúcar glasé con ganas de actualizar nuestros blogs con un equivocado frenesí (equivocado porque pensamos que nos traería fama, mujeres, dinero y mujeres). Pero luego llegaron las redes sociales, los hilos de twitter y los grandes medios comprando promoción y llenando todo de click baits. A menudo con artículos mediocres escritos por gente que sí empezaron en la blogosfera y cambiaron de bando en un vano intento de ganar dinero para comer dedicándose a lo que les gustaba y de conocer mujeres.

Resultado: cada vez cuesta más trabajo actualizar. Porque para posts chorras ya está Facebook o El Español. Y, ya que te pones, quieres hacerlo lo mejor posible para distinguirte de los artículos patrocinados en tu muro compartido por sospechosos perfiles de famosos a los que tus amigos les han dado ‘Like’.

¿Todo esto a qué viene? Efectivamente: a que no puede existir un artículo de Vicisitud y Sordidez sin una introducción absurdamente larga y que no tenga nada que ver con el resto. Porque yo soy como los últimos de filipinas y me mantengo firme en mi deber y sorprendido por haber sido absurdamente preseleccionado para los Oscars. Así que aquí os dejo con un artículo postergado durante más de dos años: una nueva secuela de los hechos conocidos por todos que, en realidad, son mentira. Antes de que Adam Ruins Everything me los pise todos:

La quiropráctica no es lo mismo que la fisioterapia

Ésta seguro que os suena, porque viene a ser lo mismo que pasaba con la homeopatía, aunque con una diferencia crucial que comentaré más adelante porque en la era de internet todo escrito debe abstenerse de hacer spoilers.

Hace un buen puñado de años escribí el primer artículo de esta serie al comprobar que la totalidad de la gente que me rodeaba pensaba que la homeopatía era lo mismo que los remedios herbales, cuando en realidad se trataba de una completa estupidez basada en ideas full retarded. Pues lo mismo con esto. Es normal que te duela la espalda y que tu padre te diga: “Niño, ve a un quiropráctico”. Para la mayoría de la gente, ‘quiropráctico’ es sinónimo de ‘fisioterapeuta’, del mismo modo que ‘Donald Trump’ es sinónimo de ‘Racista’ o ‘Alexadra Daddario’ es lo mismo que ‘Diosa de la belleza en la tierra’.
Vicisitud y Sordidez tampoco sería fiel a sí misma sin una foto de la Daddario
Sin embargo, la quiropráctica nace de la misma fuente que la homeopatía. Esto es, el siglo XIX (está bien: la otra es de finales del XVIII, pero como esto está lleno de sapientines, pues aclarado queda). Esto es, tiempos en los que esto de curar funcionaba como un ejecutivo de Columbia: a base de ocurrencias. Un buen señor con todas sus buenas intenciones se inventó, tras mucho pensar sentado en el retrete, que el cuerpo tiene una esencia espiritual (ya empezamos) que se podía manipular con imanes (el equivalente antediluviano a la física cuántica en el vocabulario de los magufos). Tal esencia iba por el sistema nervioso porque... por ahí mismo y queda más bonito que decir “por el intestino delgado”. Así que pensó que las enfermedades se producían por bloqueos de energía en la columna vertebral.

A mí no me miréis. Yo no tengo tanta imaginación para inventarme estas polladas.

Por lo tanto, lo que había que hacer era toquetear la columna y así todo fluiría como litros de cartojal en la feria de Málaga. Ahora estaréis pensando que la columna es el segundo lugar del cuerpo que menos os gustaría que os manipularan sin saber qué se está haciendo. Y ahí está el problema. Si bien mover una vértebra no bien alineada no te va a curar una úlcera o la eyaculación precoz (para eso sólo sirve una foto de Esperanza Aguirre), sí que puede hacerte pupita que te deje bien jodido. Vamos, como todo tratamiento, pero con la crucial diferencia de que con el quiropráctico te estás poniendo en peligro por absolutamente nada.

Pero ahora viene la diferencia crucial con la homeopatía: la quiropráctica se ha diluído (See what I did there?) y roto en varias ramas. Incluso ha evolucionado y adoptado conocimientos de anatomía modernos. Los hay que siguen como en el XIX y los hay que mezclan chorradas espirituales con fisioterapia. A éstos les digo con respeto: MADURAD, COÑO, Y DEJAD DE CREER EN POLLADAS

Luego están los reformadores, que dicen que lo que se propugnaba en los inicios era una idiotez y básicamente hacen fisioterapia. A éstos les digo con respeto: ¿PARA QUÉ COJONES TE LLAMAS QUIROPRÁCTICO? Para eso, diplómate en fisioterapia. Es un sinsentido como ser arquitecto y llamarte ‘Mago de los ladrillos’ o ser programador informático y llamarte ‘Seductor Follador’.

La endogamia no implica necesariamente hijos con problemas de aprendizaje

A todos nos ha ocurrido: tenemos una prima que está buenísima, pero no podemos follárnosla. Primero porque no se deja. Y segundo, porque entonces miramos a los borbones y comprendemos que hacer cosas feas en familia da como resultado gente con problemas cognitivos a la hora de firmar papeles.
O directamente tontas
El cine nos ha enseñado además que si vas a sitios remotos, probablemente acabes teniendo competiciones de banjo con el hijo de Cletus y que acabes siendo violado sin piedad.
Luego me iré con unos amigos marroquíes, que hay una burra muy sexy

Sin embargo, esto no es del todo exacto. Engendrar con parientes cercanos lo que aumenta es la posibilidad de perpetuar enfermedades hereditarias, con el consiguiente empobrecimiento de las comunidades endogámicas, pero no necesariamente retrasos mentales. En la India, por ejemplo, se dan numerosos casos de enfermedades neuromotrices o diabetes debido al repugnante sistema de castas. Repugnante porque todo lo que prohíba follar con quien se quiera me parace espantoso. Hay que follar más. Por favor. Mi número de teléfono es...

Crujir los dedos no causa artritis

Hay mucha gente a la que le da grima escuchar un crujido de dedos. Yo puedo hacerlos indefinidamente y a voluntad con los de los pies y sin necesidad de usar las manos. Es muy importante saber hacer cosas con los pies, puesto que nos acerca más que ninguna otra cosa a parecernos al mono Clyde, modelo aspiracional de todos nosotros:
El actor más infravalorado de los 70 al lado de un señor que dirigió unas cuantas pelis
No es raro escuchar a gente que te avise sobre el peligro de crujir las articulaciones y cómo puede acabar en artritis del mismo modo que hacerte pajas culmina en ceguera. Es sabiduría popular.

Pues no. Los nudillos tienen un lubricante con un nombre que causa el terror de forever alones del mundo: el sinovia.

Por favor, matadme por este chiste antes de que transmita mis deficiencias genéticas.

Cuando crujes los nudillos, el fluído tiene que rellenar espacio que dejan los huesos que has separado. Esto hace que baje la presión del líquido y varios gases forman burbujas. Al explotar, pues eso: CRACK. Esto se suele identificar con la artrítis, pero no tiene nada que ver, dado que esta enfermedad se produce cuando el sistema inmunológico ataca las articulaciones inflamándolas.

Esto sí: como todo en esta vida, desde beber demasiado vino o leer VozPópuli, es mejor tomarse el jueguecito con calma, porque quizá pasarse crujuendo demasiado podría dañar las articulaciones. A lo mejor. No hay datos concluyentes que yo haya encontrado. Lo mejor para calmar la tendencia a no estarse quieto es comprarse un spinner. Así además te sientes más joven y la gente en el metro no se sentará a tu lado ante el temor de que seas un señor con síndrome de Peter Pan o, directamente, un retrasado.

La tortura no funciona

Vamos a meternos en camisa de once varas. Bueno, no, que no estamos en un tebeo de los Golfos Apandadores. Más bien en pijamas naranjas guantanameros. Todos los que vimos series en los pasados 10 años sabemos de lo que se trata: Jack Bauer tiene que salvar al presidente, a su novia o su colección de condones de colores usados. Yo qué sé. Nunca fui muy fan de ‘24’ a pesar de ser una ficción que entendía que el derechismo bien entendido favorece la acción (¡pareado intencional!). Pero esto de la realidad tiene la manía de no ser muy cinematográfica tanto por defecto como... por defecto también (lo de la presidencia de Trump lo pones en un guión y nadie se lo cree).

Cuando te torturan eres capaz de decir que mataste a Manolete, disparaste sobre Kennedy y le diste la luz verde a la producción de Alatriste condensando todos los libros en dos horas de peli. Pero la realidad es que las confesiones conseguidas por tortura no son fiables. Es mejor obtenerlas sin retorcerle los huevos a nadie. Ofreciendo cosas: beneficios para la familia, buen rollo y una caja con todos los discos de Abba. Porque sólo las malas personas odian Abba y eso es un hecho indiscutible.

Como siempre os comento, no creáis lo que leeis de cualquiera, sobre todo en un blog llamado ‘Vicisitud y Sordidez’. Investigad por vuestra cuenta, puesto que así asimilaréis la información mejor, con más matices y sin chistes de caca. Pero como esto de torturar es algo muy feo a no ser que sea consentido, incluya penetración con strapon y palabra de seguridad (la mía es ‘Endoscopia’, aunque seriamente creo que debo cambiarla), os voy a decir la fuente de este apartado: el “Senate Intelligence Committee report on CIA torture”. Vamos, la página de wikipedia que la resume, que no estoy yo como para comprarme y leer un libraco sobre estas cosas feas teniendo pendiente todavía ‘Tres Enanos y Pico’ de Ángel Sanchidrián.

Depilarse el potorro no es más limpio, sino todo lo contrario

Como blogger censura, voy a poner la imagen de mi otro conejo favorito

Ésta no es una creencia tan extendida: la mayoría de la gente lo hace por ideal de belleza. Esto es: por haberlo visto en el porno. Tomar este subgénero como guía estética es como basar tu vida en los cuadros de Ronnie Cutrone. Pero no entremos en el tema de creerse que el porno es algo real. Vamos a lo que importa a gente obsesiva compulsiva:

Infecciones.

Al igual que lo de cortarse innecesariamente trozos de prepucio (algo que se hace por imposición religiosa activa o imbuida en tradición social) aunque la gente diga que es ‘por higiene’ en realidad es por moda. Sin embargo, según la Asociación Estadounidense de Medicina, un 59% de las mujeres dice hacerlo por motivos de limpieza.

No, joer, no. Ese pelo está ahí por algo. En el caso de Ruth Gabriel en ‘Días Contados’, para aterrorizarme en mis pesadillas durante más de una década. Pero tengas cortinilla anasagasti púbica o potorro afro, el vello púbico es una barrera contra infecciones. Que lo que hay ahí es una zona húmeda. Mucho más en el caso de que Idris Elba te diga ‘¿Hola, qué tal preciosa?’. Quitarse el vello no tiene beneficios para la salud a no ser que sea evitar pillar piojos. Cosa que no he visto en mi vida, pero ahora mismo me voy al baño a potar, puesto que la imagen me acompañará también en mis pesadillas junto a haber visto ‘Días Contados’.
Yonkarrismo Chick
Afeitárselo, sin embargo, es harina de otro costal. Aumenta la posibilidad de infecciones con bacterias o virus. Por no hablar de pelos enquistados y la consiguiente posibilidad de problemas que te dan un poco que igual en otra parte del cuerpo, pero que NO quieres tener en zona húmeda. Recordemos, además, que dicha área mojadita está muy cerquita del ojal. La posibilidad de que la porquerida anal pase a las partes de diversión está ahí, y QUIERES tener algún tipo de protección.

Qué maravilla de diseño, los seres humanos. Entre esas dos áreas deberíamos tener also así como el Abismo de Helm, pero la evolución nos ha hecho contentarnos con unos pelos que inteligentemente no quiere eliminar. Quien diga que un dios nos hizo así del tirón es que cree firmemente en un ser todopoderoso tarado con ganas de cachondeo y trolear a sus inferiores. Algo que habría apoyado hace años en este blog, pero ahora que existe Trump President, me lo estoy pensando.

Edison no inventó la bombilla

Ésta es muy simple: Para que nos entendamos, Edison era más un Menahem Golan que un Sam Firstenberg.... si Menahen hubiera firmado todas las películas que se hacían en la Cannon y hubiera ocultado a los verdaderos creadores. Vamos: que era un productor con un gran plantel de curritos creativos a los que soplarles las ideas y que ya ellos se lo curraran. Era, sobre todo, era empresario que comercializaba cosas a precios razonables.

En el caso de la bombilla, se trata de uno de esos inventos que no salen de la nada.

Esto es: TODOS.

La imagen del inventor loco al que se le ocurre una genialidad suele ser falsa. Lo normal es experimentar sobre descubrimientos anteriores o incluso que se producen en paralelo. Que se lo digan a los Lumiere y… bueno: a Edison. Y Wordsworth Donisthorpe. Y Louis Le Prince. Y William Kennedy Laurie Dickson, que es al pobre al que Edison le robó la idea del Kinetoscopio.  Pero ese es otro tema. El caso que nos ocupa es que la bombilla, quizá el invento más famoso del americano chungo, no es invento suyo. Ya había bombillas primitivas a principios del XIX (se podría decir que el concepto es del mismísimo Volta, aunque la primera lámpara eléctrica hay que apuntársela a un tal Humphry Davy y la primera bombilla a un relojero llamado Heinrich Göbel). Edison lo que hizo fue investigar más sobre los avances de los anteriores setenta años según investigaciones recientes de los señores Woodward y Evans (a los que les compró la patente para que no le tocaran los mondongos) o, sobre todo, Joseph Swan, al que no conoce nadie porque no le dedicaron un episodio de Los Simpsons en el que Homer hace el idiota (o sea, otra vez: todos).

De todo se puede sacar una referencia en los Simpsons. DE TODO.

Lo que sí hizo Edison fue crear, asociándose con Swan cuando vio que no había manera de robarle la patente, una bombilla comercialmente viable. Vamos: que inventó un filamento que duraba más que los demás (y otras mejoras más, que ya estoy escuchando a los calculines escribir en los comentarios). O, conociendo su historia, vaya usted a saber si le pilló la idea a alguien de su estudio.

Las posturas de yoga no son milenarias

Si esto de poner posturas curiosas y mantenerlas un rato mientras se escucha sitar se lleva haciendo desde casi el inicio de la historia, es porque ha de ser bueno por cojones, ¿no? Pues no. Bueno es, pero no porque sea milenario.

Las filosofías yogui (no hacer chiste obvio… no hacer chiste obvio) se originaron hace cuatro mil o cinco mil años. Pero las posturas no. En textos antiguos se recogen algunas, pero son pocas y referidas a meditación sentado o tumbado. Nada de saludos al sol, el árbol, el perrito o cualquiera de todos esos nombres que parecen posturas sexuales más divertidas que hacer estiramientos glorificados. El yoga como ejercicio apenas es más viejo que la Guerra de la Independencia Española.

¿Cómo se popularizó en Occidente? Pues muy muy hacia el oeste. Concretamente en la cuna de todas las modas chorras: Hollywood. Fue Indra Devi, una letona muy echá palante, que se fue a la India por gusto (hay gente para todo y con estómago potente) y aprendió filosofía yoga y ejercicios que llevaban eleborándose desde hacía bastantes décadas. Con todo esto, fundó una academia para actores buscando sentirse más interesantes. Greta Garbo fue una de sus alumnas. Y lo que es bueno para la Garbo era bueno para el mundo. Por lo tanto, aquello empezó a crecer y hasta hoy hemos llegado: con personas que me dicen que me meta en yoga para eliminar el estrés aproximadamente una vez por semana desde hace una década. Yo lo haría, pero soy más de no follar. Pero imaginármelo muy muy fuerte, que debe de ser lo mismo. Espero.

Eso no quiere decir que las posturas de yoga sean inútiles. Son buen ejercicio para estirar los músculos y realmente ayudan a relajarse si se hacen bien y se controla la respiración como cualquier otro tipo de deporte. Pero no digáis que es bueno porque es milenario. Nada es bueno por ser viejo. Excepto Chiquito de la Calzada. Él es mejor que cualquier otra persona, cosa o postura sexual.

La Gran Muralla China no se ve desde el espacio

Ésta es de esas leyendas urbanas que está tan extendida que no me puedo creer que todavía no la haya publicado en esta serie. Quizá sea porque no es muy divertida de rebatir. Simplemente no se vé. Punto. Ya. Es una leyenda urbana que data de antes de la exploración espacial.

Bueno, no. Hay un detalle gracioso asociado. ¿Sabéis qué es lo más fácil de ver desde la Estación Internacional, aparte de algunos puentes y carreteras largos y las pirámides si miras bien? Amijos, hay una construcción humana que se ve de puta madre. Es fea de cojones. Está en Esppppaña. Han hecho una serie sobre ella.

Efectivamente: Es EL MAR DE PLÁSTICOS DE ALMERÍA. Lo primero que contemplarán los extraterrestres será posiblemente lo más feo que he visto en mi vida. Preparaos para nuestra destrucción total. Con razón.
Ahí en medio fui a una boda. Comprended mi depresión.
Siga al autor de ESTO en Twitter:



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Que bien me lo he pasado y encima he aprendido cosas!!!!!!!!!! Suscribo totalmente lo de que para odiar Abba hay que ser mala persona y eso lo sabe todo el mundo!

Creo que Cava Baja tiene preparado un artículo sobre ellos... Es MUY fan. MUCHO.

Siempre he odiado Abba, cuanto más le gustaba a mi hermana más los odiaba yo. Soy muy mal persona

Pues vamos ahora con un hecho poco conocido que es cierto. Saltando de enlace en enlace cual ardilla de árbol en árbol en los pretéritamente fecundos campos de Ejjjpaña… ¿Por dónde iba? Sí, Edison, Cannon, bigotones, una pinícula italiana polifachosa que, os lo juro, está distribuida por Pollanet Squad.

http://web.tiscali.it/polizieschi/film/poliziaincrimina.htm

Esperemos que el próximo artículo al respecto te haga cambiar de opinión. Pero avanzo una cosa: Frida trabajó con PIL COLLINS. Eso es maravilloso

Hay gente que canta enseguida y otra que es capaz de aguantar lo que le echen, vamos que yo he visto hacerle bastinado a un tío (consensuadamente) y parar por no romperle los pies no porque al sujeto le importara mucho.
Sobre todo es difícil lo de hacer cantar a alguien cuando lo que diga puede perjudicarle, vease lo de Marta del Castillo.

Si no importa cómo quede al final el sujeto a torturar se pueden hacer tales barbaridades que no creo que nadie pueda resistirlo.
Es más, creo que una descripción detallada de lo que vas a hacer si no te dice la verdad puede ser más efectivo que empezar machacando desde el principio.
Creo que si le dices algo como "Mira, te vamos a hacer un montón de preguntas sin tocarte un pelo. Conocemos algunas de las respuestas, así que si nos mientes una sola vez o te contradices, te va a pasar esto, esto y esto".
Como el "esto, esto y esto" que se me ocurre es demasiado fuerte, mejor dejo a vuestra imaginación lo depravado que puedo ser. Eso sí, siempre intentar que quede con vida para que sepa que deberá vivir con las secuelas.

Meterse con ese nido infecto de "liberales" que es VozPopuli le da un plus al artículo

Lo del yoga tiene aún otro punto bizarro en su origen. Cuando se investigó de donde salieron las posturas más famosas, no aparecen primero en manuales de yoga sino en los de gimnasia escandinavos.
Por lo visto un grupo de culturistas escandinavos hicieron furor por la India y los movimientos nacionalistas indios rebautizaron sus teorías.
De ahí que los monitores de yoga no tengan aspectos de yogui/yonki. Realmente están haciendo culturismo de principios del siglo XX.
Articulo de la BBC sobre el tema: http://www.bbc.co.uk/programmes/articles/40brQdJ61GQZkwL3CPl3RVP/whats-behind-the-five-popular-yoga-poses-loved-by-the-world

Que gran verdad la de las primas...

respecto a lo de crujirse los dedos, espero que esto pueda iluminaros: http://francis.naukas.com/2009/10/02/2009-ig-nobel-medicina-un-articulo-tecnico-corto-gracias-a-60-anos-crujiendo-los-propios-nudillos-de-solo-una-mano/

¿osteopatia es magufada?

Sí. Todas estas cosas de manipulación basadas en prometer curar cosas no relacionadas con los músculos son magufadas. Si te duele la espalda, la rodilla o la pantorrilla, ve a un fisioterapeuta. Quiropractia y osteopatía son pseudociencias.

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget