Tiempo de Culto Podcast: Tertulia de café de sábado

O más bien "Tertulia de té verde chino que me hace mear como loco en teoría para hablar de ñoñería y Spielberg, pero que se fue de las manos espectacularmente".

Como he dicho en varias presentaciones de mis participaciones en TdC, lo que me fascina del formato de los Podcasts es que aquellos que suelen ir mejor son los que se basan en el complejo plan y estructura de RAJAR SIN PARAR DE LO QUE SEA. Es natural que, por lo tanto, quisiéramos llevar el experimento al extremo. Y así ha nacido el episodio Seinfeld. El episodio que no va de nada.

Tras el éxito de descargas de un anterior programa que no compartí en V&S el cual, en teoría, iba de recuerdos universitarios pero que se iba de madre constantemente a otros temas, decidimos quedar ayer para empezar a hablar sin tener nada preparado ni saber exactamente en qué echaríamos tres horas. Sólo buscamos una base laxa: la ñoñería. En parte por mi obsesión por lo hard-ñoño, la música que me gusta por la que siempre he sido objeto de burla y los ataques que está recibiendo Spielberg últimamente por la comunidad fan para la que el cinismo y lo oscuro son los únicos valores realmente respetables. Sí: los darnáis han vuelto.

Pero pronto se abandonó eso y empezamos a divagar. Durante tres horas. Codón y yo contábamos en la aventura con la conexión por Skype con Natalia Van Humbeeck, que es una podcaster cuyos conocimientos fistros y personalidad así en general me han fascinado mucho recientemente. La pobre se encontró a dos tarados que no paraban de divagar, pero me asegura que se lo pasó bien mientras huía despavorida ante tanta concentración de innormalidad. Espero que vosotros también lo encontréis curioso. ¡Podcasting experimental!


Siga al autor de ESTO en Twitter:


Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

Viva el moderarse en las opiniones, y viva saber más y más de lo que a uno le gusta para poder perder la moderación con alegría. Gracias por hablar de cosas en las que has puesto un mínimo de pensamiento.

Codón...bueno, se sabe rodear de grandes. De Natalia sospecho que sabe sobre cosas varias también, pero queda en sospecha por ahora.

Cuñadismo y ranciedad, pero muuuuucho.

En el mercadona encuentras el agua. Donde esta la esencia de vainilla, el coco rallado....

¿Cómo se puede hablar durante tres horas de ñoños, intensos y Spielberg y no mencionar a Dawson Leary? Os lo perdono por defender una vez más a PIL, pero que no vuelva a pasar.

P.D.: Me ha costado dos sesiones largas de plancha, pero he llegado hasta el final. Ya veo que alguien más ha sido igual de valiente y te ha respondido a lo del agua de azahar, Paco.

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget